Sunteți pe pagina 1din 5

El Origen de la Vida

Cecilia Rodriguez Villamil y Sofía Nicola


Profesor: Miguel Pastorino
Desde que el hombre ha sido consciente de su entorno, ha tenido la necesidad de responder a
las interrogantes que se le presentan, ya sea para comprender la naturaleza y el origen del universo. Al
intentar de responder a las preguntas el hombre adoptó diferentes puntos de vista que se pueden
distinguir como científico, filosófico y teológico. Sin embargo, cuando el individuo intenta manifestar
su opinión acerca de temas trascendentales como la creación del universo; resulta en una disputa
consecuencia de el traspase inadvertido de los límites que existen entre estas disciplinas. Por
consiguiente, es por esta razón que ha lo largo de la historia la ciencia y la religión han dado lugar a
disputas sobre la prominencia y veracidad de estas áreas. (Ciencia y Religión: dos visiones del Mundo
pág 226-225)

Dicho esto, hay que clarificar que estas son dos perspectivas que perciben diferente el mundo:
La ciencia trata de comprender la naturaleza del mundo material que nos rodea, como ha llegado a ser
como lo conocemos y que leyes lo rigen. Por otro lado, la religión se relaciona con lo que trasciende
del mundo material. (Ciencia y Religión: dos visiones del Mundo, Agustin Udias Vallina pág13).

La ciencia no ha estado siempre involucrada en temas que conciernen a la sociedad como se


la podría considerar en la actualidad. El enfoque en la cual las respuestas ante la incertidumbre son
planteadas varía dependiendo del contexto y el desarrollo tanto del humano como la tecnología; es asi
pues que el conflicto ciencia- religión no siempre existió. En realidad, la primera visión del hombre
corresponde a una visión mágica que correspondía a la práctica de la magia para regular las
manifestaciones de la naturaleza fruto del desconocimiento y la amenaza que representaba. Luego
aparecieron los relatos mitológicos que tratan de dar respuestas enraizadas, el cual el hombre refleja
preguntas significativas sobre el mundo que los rodea y su origen. Fue recién en la antigua Grecia que
la concepción mitológica se deja de lado para dar protagonismo a una concepsión puramente racional
utilizando las matemáticas y sus derivadas como fundamento.

En la actualidad, sin embargo, la ciencia esta involucrada en diversas teorías acerca el origen
del universo siendo el Big Bang unas de las principales hipótesis. Esta teoría sustentada por Stephen
Hawkin estata que el universo pudo haber sido creado por las leyes de la física.Esta teoría surgió de la
observación del alejamiento a gran velocidad de otras galaxias respecto a la nuestra en todas
direcciones, como si hubieran sido repelidas por una antigua fuerza explosiva. Antes del big bang,
según los científicos, la inmensidad del universo observable, incluida toda su materia y radiación,
estaba comprimida en una masa densa y caliente a tan solo unos pocos milímetros de distancia. Este
estado casi incomprensible se especula que existió tan sólo una fracción del primer segundo de
tiempo. Los defensores del big bang sugieren que hace unos 10.000 o 20.000 millones de años, una
onda expansiva masiva permitió que toda la energía y materia conocidas del universo (incluso el
espacio y el tiempo) surgieran a partir de algún tipo de energía desconocido. La teoría mantiene que,
tras el big bang, el universo se expandió con una velocidad incomprensible desde su origen. (National
Geographic, 2010)

Sin embargo los científicos no concuerdan con la finitud o final del universo. Es decir,
algunas expresan que el universo tendrá una muerte caliente ya que si el universo continua en
expansión y como consecuencia de la fuerza de la gravedad o gravitatoria que atrae a los planetas
entre si, el movimiento expansivo se desacelerará hasta anularse. A partir de este momento se
producirá una contracción del Universo hasta su colapso gravitatorio Gran Implosión,
desapareciendo entonces en la nada pudiéndose generar otro Big Bang a partir de la liberación de
enrgía producida por la implosión. Por otro lado muchos científicos afirman que el universo continúa
en expansión y a consecuencia de esto podría tener un fin frío ya que a medida que se expande pierde
energía.
Esta teoría coincide a grandes rasgos con las pruebas experimentales. Los que aceptan el Big
Bang, predicen que existe un campo uniforme de radiación residual que baña el universo; esta
radiación de fondo de microondas se ha observado.
La teoriá predice correctamente la abundancia de los elementos químicos más ligeros
(especialmente del helio y del deuterio, isótopo del hidrógeno) que explica como formados en las
reacciones nucleares de los primeros minutos de existencia del universo. Por último Las
observaciones muestran un mayor número de galaxias activas a grandes distancias (lo que, debido a la
velocidad finita de la luz, corresponde a los primeros tiempos de la historia del universo). La teoría
del Big Bang haría esperables tales signos de evolución cósmica, mientras que en la teoriá del estado
estacionario, el universo tendría siempre el mismo aspecto.

Toda teoría tiene sus debilidades, el Big Bang a pesar de ser muy respaldado por la
comunidad científica el hecho en sí no puede ser comprobado empíricamente a pesar de haber
encontrado fundamentos que pueden estar correlacionados con este evento, las pruebas no son
suficientes ya que las probabilidades son ínfimas. Es decir, tanto el hidrógeno como el carbono son
elementos esenciales para la vida y su sustentabilidad; por lo tanto la probabilidad de que la fuerza
gravitatoria creara un campo para que el hidrogeno y consiguientemente formara agua, o que el
carbono estuviera equilibrado lo suficiente con el oxígeno para no ser consumido; demuestran que la
probabilidad de que ocurriera es muy pequeña.
Sin mencionar que para que el Big Bang ocurriera se tendrían que dar algunas condiciones
esenciales. la densidad media de materia en el universo al principio tuvo que ser de 1 en 1060 de la
llamada “densidad crítica”, que separa los universos abiertos de los cerrados. Si la densidad es menor
de lo que es en esta cantidad, el universo se expandiría demasiado rápido como para que las galaxias y
las estrellas llegaran a formarse
En tercer lugar, tiene que haber una cantidad de orden increib́ lemente precisa en el Big Bang.
Sabemos que el universo avanza desde un estado de orden a otro de creciente desorden (esta es la
Segunda Ley de la Termodinámica), y, de hecho, se necesita mucho orden en un principio para que el
universo sea capaz de producir galaxias y estrellas, . Por lo Sir Roger Penrose, catedrático emérito de
matemáticas en Oxford argumenta es la cantidad de orden que hacía falta para que nosotros
estuviéramos aquí. (Holder, 2007)

Aunque el principal precursor de este argumento es Stephen Hawking no es correcto dar un


salto y asumir que esta teoría desacredita a la existencia de Dios ya que las pruebas no son suficientes
para anular las demás hipótesis que pueden existir o existirán debido a que no hay una verdad
absoluta en este contexto.

Por otro lado se encuentra las teoría religiosas que en cierto modo difieren significativamente
con las teorías científicas. Estas teorías coinciden en que hay una fuerza trascendental y metafísica
señalada como “Dios” que dio origen al universo.

El mundo viene "de arriba" explica que el origen de la vida fue producto de un ser inteligente,
Dios. Por tanto, no viene "de abajo", sino "de arriba" por eso su nombre, viene de los divino. Y la
explicación de su orden interno, del surgimiento de estructuras y de sus mismas leyes, es que ha sido
pensado por un ser inteligente. A Benedicto XVI le gusta pensar en la misma "entraña matemática"
del mundo. Galileo dijo que la naturaleza tiene entraña matemática, pero ese orden maravilloso
merece una explicación, esa explicación era Dios.

Y el argumento del origen de la vida humana. La primera teoría explica que si el mundo lo ha
hecho Dios, el hombre puede ser, como defiende el mensaje bíblico, "imagen de Dios". Es persona a
imagen de las personas divinas. Un ser inteligente y libre, capaz de bien y de amor, y que se realiza
amando, a imagen de las personas divinas, nos crearon pensando en lo que veían en nosotros.. La
explicación radical de la singularidad de la conciencia humana vendría de Dios.

Otra teoría existentes es que sea el mundo mismo Dios o, por lo menos divino. Aunque, de
entrada, puede parecer sorprendente, esta postura está bastante extendida. La defienden algunos
panteísmos antiguos o los panteísmos orientales. Y es también la postura insinuada por algunos
importantes científicos modernos, por ejemplo, el premio Nóbel de física Schrödinger o el propio
Einstein. Lo característico de esta postura es transmitir al universo la característica más importante
que se puede hallar en él, la conciencia humana. Dice que aunque no sea una persona, dan al todo una
cierta conciencia o, por lo menos, lo consideran con una cierta lógica global como el fundamento de
todas las conciencias. Al todo, se le puede llamar "Dios", aunque, generalmente, no piensan en un ser
personal. Es más algo que alguien, es la manera de llamar a todo aquello que no encuentran
explicación lógica y que pareciera tener un pienso.
Si el mundo mismo es Dios o una especie de todo divino, todo es parte de lo mismo. Todo es
divino o emanación unida a lo divino. Entonces, el ser humano sólo puede ser un chispazo transitorio
del todo. Una parte que se ha separado temporalmente y que manifiesta temporalmente una
conciencia personal, pero que está llamada a unirse y fundirse en el Todo, como defienden los
panteísmos orientales (se aprecia en la tradición budista o hinduista). No puede haber una identidad
personal fuerte, sino transitoria. Por eso, es frecuente encontrarse en estas posturas con la creencia en
la reencarnación o trasmigración de las "almas".

Los cristianos vemos el mundo desde el punto de vista religioso y el científico, según los dos
libros que se nos han dado para leer: el de la naturaleza y el de la fe. Los vemos compatibles, aunque
no conozcamos todos los detalles. Y nos maravillamos de su belleza, del amor creador de Dios.

La catequesis sobre la creación es proporcionar la luz con la que hay que mirar el mundo. Es hablar
del otro libro, que permite levantar la mirada y ver la "maravilla" del relato científico, además de
explicar el sentido de la vida humana en el mundo creado por Dios. Con su verdad, su belleza, su
amor y su justicia. Con el valor eterno de cada persona. También con el valor de la naturaleza, llena
de azar y necesidad, y de maravillosas dimensiones creadas por Dios y reflejo de Dios. Con un
despliegue formidable y asombroso que nos llena de admiración y de devoción. (Lorda Luis, 2011)

Opinión de Cecilia Rodriguez Villamil:

En conclusión el origen del universo en mi opinión surge de un creador, Dios, quien fue quien
planeo todo desde los comienzos sería muy perfecto y complejo para que haya sido al azar, si o si
tuvo que haber alguien detrás que lo pensó para después creerlo y convertirlo en lo que es hoy. No es
posible que por el aza hayamos llegado hasta donde estamos hoy en día, seria mucha “suerte”. No
tendría un sentido y para mí siempre hay un sentido para todo y por qué si no me cierra. Diciendo
esto, no estoy diciendo que las otras teorías de la ciencia estén mal, al contrario, sino más bien se
complementan. Las teoría científicas explican el cómo se desarrolló el universo porque tiene como
afirmas sus teorías pero no da respuesta a cómo surge, como de la vida pasamos a la vida y es ahí
donde entra Dios, donde los que creemos damos explicación. Es por esto que creo que se
complementan, porque lo que una no puede explicar, lo resuelve la otra. La ciencia es un área
omnicomprensivas, no da posibilidades a otras teorías pero creo yo que lo que hace la religión no es
tirar su idea abajo sino la termina de descifrar.

Opinión de Sofía Nicola:

En conclusión, la disputa entre ciencia y religión sobre el origen del universo no debería
existir. No solo porque las disciplinas planteadas abarcan diferentes perspectivas de cómo se percibe
el mundo, sino porque las teorías del asunto en el cual se discute no son más que meras
especulaciones. Ninguna de las dos áreas de conocimiento tienen la certeza ni la obviedad acerca del
origen del universo, por lo que ninguna puede descalificar a la otra. Por lo tanto, ambas se encuentran
en equidad de condiciones: actúa a partir de especulaciones y probabilidades; ninguna teniendo
suficientes pruebas para desacreditar a la otra. Por lo que a pesar de que estas se desacrediten
mutuamente en temas como el origen del universo, estas áreas deberían subsistir sin traspasar los
límites que el área plantea.
Bibliografía

Holder, R. (2007, abril). Ha sido diseñado el Universo? (J. Alonso, Trans.) Uk: Faraday
Institute for Science and Religion.
Lorda Luis, J. (2011). Grupo ciencia, Razón y Fe. Retrieved from s tres explicaciones sobre el
origen y la evolución del universo: https://www.unav.edu/web/ciencia-razon-y-
fe/las-tres-explicaciones-sobre-el-origen-y-la-evolucion-del-universo
National Geographic. (2010, setiembre 5). National Geographic. Retrieved from El origen del
Universo: https://www.nationalgeographic.es/espacio/el-origen-del-universo