Sunteți pe pagina 1din 10

Proverbios 24

1 No envidies ni busques
la amistad de los malvados,
2 pues sólo piensan en la violencia
y sólo hablan de matar.
Podemos relacionarlo con un salmo:
Salmos 73:3-9 (TLA)
pues me llené de envidia al ver cómo progresan los orgullosos y los malvados.
¡Tan llenos están de salud que no les preocupa nada!
No tienen los problemas de todos; no sufren como los demás.
Se adornan con su orgullo y exhiben su violencia,
¡Tan gordos están que los ojos se les saltan! ¡En la cara se les ven sus malos
pensamientos!
Hablan mal de la gente; ¡de todo el mundo se burlan! Tan grande es su orgullo que
sólo hablan de violencia.
Con sus palabras ofenden a Dios y a todo el mundo.

¿quien alguna vez no se ha molestado por estas cosas?


Por ejemplo:
● Hay niños o adolescentes que en el colegio se esfuerzan por tener buenas
notas y reciben significativos regalos o incluso no reciben. Por otro lado hay
niños o adolescentes que no aprovechan sus estudios obteniendo bajas notas
y se les premia con buenos regalos.
● Hay jóvenes que tienen el deseo de superarse siendo de baja condición
económica por lo cual estudian y teabajan pero por necesidades tienen que
abandonar. Por otro lado hay jóvenes que tienen todos los privilegios en casa
hasta de estudiar en los mejores lugares pero llegan a abandonar sus estudios
porque simplemente se aaburren.
El Espíritu Santo por intermedio de Salomón se enfrento con este tema en estos
versiculos. Nos dice que no tengamos envidia de los malvados.

¿por que?
Porque llegara el día en que tendrán que rendir cuentas.

Uno puede sentirse mal viendo que se priva de muchas cosas tratando de agradar a
Dios mientras que otros se deleitan sin control. Pero ellos tarde o temprano rendirán
cuentas, si no es aqui, después de la muerte.

Salmos 73:17-20 (TLA)


Entonces fui al santuario de Dios, y fue allí donde entendí cómo terminarán los
malvados:
Dios los ha puesto en peligro, y van hacia su propia desgracia.
En un abrir y cerrar de ojos terminarán por ser destruidos; el terror acabará con ellos.
Cuando Dios entre en acción, hará que sean olvidados como se olvida una pesadilla.
Podemos caer en estos pensamientos pero al relacionarnos con Dios el nos hace
entender que el mismo se ocupará de ellos algún día.

Hoy en día hay muchas injusticias, lamentablemente no podemos hacer mucho al


respecto.
Los seres humanos a lo largo de la historia han tratado de mejorar y/o equiparar la
situación en todo el mundo pero esto no se ha logrado porque aun vemos un gran
contraste. Algunos países mejoran su calidad de vida pero otros se tornan mas
precarios.
¿cual es la razón?
Es que el problema esta en en corazón humano. Esto es lo que necesita ser cambiado
y el único que puede hacerlo es Dios.

Por mas que veamos como los malvados prosperan mientras que nosotros no,
seremos mas felices reconociendo y entendiendo que Dios nos ha colocado en un
lugar especifico aqui en la tierra con un propósito. Debemos confiar en Dios,
aprender a ver las cosas desde el punto de vista de Dios.
Dios a lo largo de la Biblia nos hace entender y comprender esto con ejemplos de
hombres como Cain quien siendo el primogénito y dando lo mejor a su parecer a Dios
no obedeció el consejo de Dios y mato a su hermano como consecuencia, como Lot
que prefirió vivir en Sodoma, en donde prospero pero llego el día en que deseo no
haber llegado allí, reconociendo que había cometido un gran error.
“No todo lo que brilla es oro”
“Lento pero seguro”

3 Construye tu casa
con sabiduría y entendimiento,
4 y llena sus cuartos de conocimiento
que es el más bello tesoro.
La mayoría de las personas como nosotros que viven por aqui, un pueblo nuevo,
comenzaron adquiriendo un lote, luego algunos poco a poco construyeron su casa de
material noble, y otros están dando los acabados interiores. Todo esto lo están
haciendo con mucho esfuerzo. Es un placer visual tanto para el dueño de la casa
como para el que la visita poder ver que la casa este adornada y amoblada.
La palabra de Dios dice que estamos temporalmente en este mundo por tanto
estamos en una carpa, haciendo mención de que no debemos preocuparnos tanto por
lo material. Pero también nos dice que debemos edificar nuestra casa de esta forma:
● Una casa llena de conocimiento de la Palabra de Dios.
● Un hogar de sabiduria (reconociendo que la sabiduria proviene de Dios).
El conocimiento acompañado de la sabiduria de Dios hará que nuestro hogar tenga
una belleza agradable tanto para nosotros que somos los integrantes como para los
que lo visitan.
Para esto debemos comenzar por acumular en nuestras mentes y en nuestros
corazones todos estos preciosos acabados considerando que somos templo del
Espíritu Santo.
2 Timoteo 2:15 (TLA)
Haz todo lo posible por ganarte la aprobación de Dios. Así, Dios te aprobará como un
trabajador que no tiene de qué avergonzarse, y que enseña correctamente el mensaje
verdadero.

Hay muchos que se denominan a si mismos cristianos, e incluso puede que estén
formalmente vinculados a una iglesia, pero sus vidas e ignorancia espiritual se
parecen a unas humildes casas casi vacías que son una descripción de la miseria.
En la porción de 2 Timoteo vemos que para ganarnos la aprobación de Dios, al
margen de la salvación que Dios mismo nos regala debemos esforzarnos por
presentarnos ante El aprobados ¿como? Lo hemos venido estudiando en 2 Pedro
1:3-8.

5 Más vale maña que fuerza;


más vale el saber que el poder.
6 Quien quiera pelear,
primero debe pensar;
quien quiera ganar,
debe saber escuchar.
Hoy en día tenemos muchos recursos a nuestra disposición. Tenemos personas
cercanas para poder pedirles consejo y además tenemos la Palabra de Dios a nuestra
entera disposición.
La Palabra de Dios no se estudia o abre al azar en un momento de necesidad, eso no
es correcto. Algunos la usan como una ruleta en el sentido que necesitan tomar una
decisión y abren un versículo al azar. Debemos enterarnos y apreciar lo que la
Palabra de Dios quiere decirnos en su totalidad tanto en momentos de angustia como
en momentos de gozo. El Espíritu de Dios a través del tiempo ha tratado con diversos
personajes como Abraham, Moisés, Josue, etc. Los cuales no son tan distintos a
nosotros. Así como también los profetas y discípulos llegan a ser nuestros
consejeros en este camino.
Tenemos todo esto a nuestra disposición y Dios nos lo concede porque quiere que
seamos sabios en cualquier circunstancia, pero depende de cada uno usarlo como
previsión o afrontar las circunstancias independientemente.

7 El necio nunca llegará a ser sabio.


Cuando está ante el juez,
ni siquiera abre la boca,
pues no sabe qué decir.
El hombre débil piensa que la sabiduría está demasiado elevada para él, por tanto, no
se esforzará por ella.

Santiago 1:5-6 (TLA)


Si alguno de ustedes no tiene sabiduría, pídasela a Dios. Él se la da a todos en
abundancia, sin echarles nada en cara.
Eso sí, debe pedirla con la seguridad de que Dios se la dará. Porque los que dudan
son como las olas del mar, que el viento lleva de un lado a otro.
Cuando necesitamos sabiduría, podemos orar a Dios y el suplirá abundantemente
nuestras necesidades de sabiduría.
La sabiduría de Dios está a nuestra disposición para guiar nuestras decisiones.
Necedad es no comprender esto o no depender de Dios para ello, creyendo que uno
solo puede arrreglárselas.

8 El que sólo piensa en la maldad


se gana el título de malvado.
9 El que sólo piensa en pecar
se gana el título de necio.
¡Y nadie los aguanta!
Pensar hacer el mal puede ser tan perverso como hacerlo, ya que lo que pensemos
determinará nuestras acciones.
Si no se supervisan, los malos deseos nos conducirán a pecar.
Dios quiere vidas puras, libres de pecado y pensar en el mal destruye la pureza aun
cuando no se efectúe la mala acción.
Quizás se diga: "Entonces, ¿mejor continúo y lo hago porque ya lo pensé?"
No. Habremos pecado con nuestra actitud, pero aún no hemos dañado a otros.
Detengámonos en ese camino (impidamos dañar a otros) y pidamos a Dios que nos
perdone y nos cambie el rumbo.

10 Quien se rinde ante un problema,


no demuestra fuerza ni carácter.
Aqui tenemos algo muy importante. Muchas veces se puede pensar que los
problemas vienen sin motivo pero:

¿cree que se formaría el caracter espiritual si todo va bien, si no pasamos


dificultades, si vivimos en comodidad por siempre en esta tierra?

Pues no, Dios quiere que crezcamos espiritualmente en caracter y por eso permite las
dificultades. Es en esos momentos en los que le demostramos a El y a nosotros
mismos la fortaleza espiritual que tenemos.
Consuela saber que muchos hombres de Dios en la Biblia cuando llego la hora de la
prueba, dieron media vuelta y huyeron.
● (1 Reyes 18-19:4) Elías demostró tanto valor en en monte Carmelo pero al
saber que Jezabel le perseguía con la intención de matarlo, huyó por el
desierto hasta que llego a Beerseba. Allí dejó a su criado y continuo su camino
por el desierto hasta que llego a un enebro y dijo “Señor, quitarme la vida” (1
Reyes 19:4).
● (1 Samuel 19) Cuando David fue perseguido por el rey Saúl no tuvo ningún
momento de paz. Llego a decir que estaba siendo perseguido como una perdiz
por las montañas, y cualquier día le atraparian y le darían muerte. En esa
situación estaba muy desanimado.
Pero en esos momentos ellos se dieron cuenta que Dios les daría la fortaleza que
necesitaban.
2 corintios 12:9 (TLA)
pero Dios me ha contestado: <<Mi amor es todo lo que necesitas. Mi poder se
muestra en la debilidad.>> Por eso, prefiero sentirme orgulloso de mi debilidad, para
que el poder de Cristo se muestre en mí.
Isaías 40:29 (TLA)
Dios les da nuevas fuerzas a los débiles y cansados.

Dios quiere que nos revistamos de su armadura (Efesios 6:10-20) para poder afrontar
las dificultades. De no hacerlo seremos presa fácil de la cobardía.
Joel 3:10 (TLA)
¡Conviertan sus herramientas en armas de guerra! ¡Conviertan a los más cobardes en
hombres de valor!

11 Haz cuanto puedas por salvar


a los que van camino a la muerte,
12 porque Dios todo lo sabe
y no podrás alegar ignorancia.
¡Si no lo haces, recibirás tu merecido!
Cierto hombre dijo en una ocasión, que él se sentía responsable por el suicidio de un
ser querido y creía que debería haber hecho algo por él. Bueno, pensamos que lo
tenía que haber hecho, pero no lo hizo. Una persona puede sentir un gran
remordimiento por haber desaprovechado la ocasión de hacer algo en un momento
en que debería haberlo hecho.

Dios es Aquel que sopesa, que examina con atención los corazones. En esos casos
en los cuales sabemos que no hemos hecho algo que deberíamos haber hecho, lo
único que nos queda es dirigirnos al Señor diciéndole: "Señor, perdóname. He
fracasado. Vengo a ti para que me fortalezcas y me ayudes". Y el Señor escuchará
esa clase de oración. El puede librar a una persona de sentirse abrumada por el dolor
y la culpa de su fracaso.

Acerquémonos a aquellas personas que necesitan nuestra ayuda.


Hay alguien a quien podríamos ayudar, y lo sabemos. Hay alguien a quién podriamos
dar testimonio de Cristo y podríamos ser el único o la única a quien esa persona
escuchara.

13 ¡Una delicia al paladar


es la dulce miel del panal!
Cómela, jovencito;
¡saboréala!
14 Quiera Dios que en la sabiduría
halles esa misma dulzura.
Si la encuentras, tendrás buen futuro
y tus deseos se verán cumplidos.
Somos impulsados al estudio de la sabiduría considerando su placer a la vez que su
provecho.
Todos los hombres saborean las cosas que son dulces al paladar pero muchos no se
complacen en las cosas que son dulces para el alma purificada, y lo que nos hace
sabios para la salvación.

Mateo 13:44-46 (TLA)


>>Con el reino de Dios pasa lo mismo que con un tesoro escondido en un terreno.
Cuando alguien lo encuentra, lo vuelve a esconder; y después va muy alegre a vender
todo lo que tiene para comprar el terreno y quedarse con el tesoro.
>>El reino de Dios también se parece a un comerciante que compra joyas finas.
Cuando encuentra una joya muy valiosa, vende todo lo que tiene, y va y la compra.

El reino de los cielos es mas valioso que cualquier cosa que podamos tener, de modo
que una persona debe estar dispuesta a dar todo lo que tiene para obtenerlo.
El hombre que descubrió el tesoro en el campo tropezó con el por accidente, pero
notó su valor.
El mercader buscaba diligentemente la perla elegida; cuando la halló vendió todo lo
que tenia para comprarla.

Colosenses 3:1-2 (TLA)


Dios les dio nueva vida, pues los resucitó juntamente con Cristo. Por eso, dediquen
toda su vida a hacer lo que a Dios le agrada. Piensen en las cosas del cielo, donde
Cristo gobierna a la derecha de Dios. No piensen en las cosas de este mundo.

15 No tiendas trampas al hombre honrado


ni destruyas la casa donde vive.
16 No importa cuántas veces caiga,
siempre se levantará.
En cambio, el malvado cae
y no vuelve a levantarse.
En la Biblia el siete es el número que representa a algo completo. Quiere decir que el
ser humano continúa cayendo.
Pero la persona justa se levantará otra vez.
¿Conoce usted alguna persona así? ¿Una persona que continúa levantándose?
Bueno, tenemos el caso de Simón Pedro. Pero esta porcion continúa diciendo que los
malvados caerán en el mal. Ese fue el caso de Judas. Este proverbio ilustra
perfectamente a esos dos discípulos del Señor.

Pedro era un hombre que estaba constantemente cayendo. Podemos decir que
fracasó cuando intentó caminar sobre el agua. El caminó sobre el agua para dirigirse
hacia Jesús, pero cuando apartó sus ojos de Jesús y miró a aquellas olas agitadas,
comenzó a hundirse. Pero recordemos que el Señor lo rescató y el regresó
caminando hacia el bote con Jesús. Pero Pedro verdaderamente fracasó aquella
noche en que Jesús fue arrestado. El negó conocer a Jesús tres veces. Una y otra vez
Pedro le falló al Señor. Pero siempre se levantó y continuó con su Señor.

Cierto hombre dijo en una ocasión: "Sabe usted, he fracasado tantas veces que hasta
tengo vergüenza de ir al Señor y decirle a Él nuevamente que he fracasado y que
quiero comenzar de nuevo".
Puede que nos sintamos avergonzados, pero el Señor no lo está. Él está dispuesto a
ayudarnos para comenzar una vez más".
Este hombre dijo: "¿Cuántas veces puede un hombre fracasar y ser restaurado
nuevamente?" Bueno, no lo sabemos. Nosotros hemos fracasado muchas veces,
pero todavía nos acercamos a Él.

Y creemos, que eso es lo importante que nosotros regresemos a nuestro Padre


celestial y le digamos a Él que hemos tropezado y que nos hemos ensuciado
nuevamente y pedirle que Él nos ayude a regresar una vez más al servicio de Él.

17 No te burles de tu enemigo
cuando lo veas fracasar,
ni te alegres de su desgracia;
18 si Dios te ve,
no aprobará tu conducta
y se enojará contigo.
No podemos negar que cuando algo malo le ha sucedido a alguien que no nos
agrada, o que consideramos un adversario, hemos experimentado cierta satisfacción,
la hayamos expresado o no. Porque la naturaleza humana reacciona de esa manera.

Dios nos dice que no debemos alegrarnos de la desgracia del enemigo. Esa actitud
nuestra no resuelve el problema.
¿Por qué?
Si nos alegramos de la caída de un enemigo, el Señor podría entonces comenzar a
prosperar a esa persona. En ese caso, nos sentiríamos abatidos.
Así que hay al menos una razón práctica para no alegrarse del mal que haya caído
sobre un enemigo.

19 No te enojes con los malvados


ni les tengas envidia,
20 pues no tendrán un final feliz;
¡su vida será una lámpara apagada!
Si hemos estado atentos podemos ver que esta porción se repite en los versiculos 1 y
2.
Entonces, por qué se repite. Bueno, el propósito es mostrarnos lo importante que es.

¿Ha observado usted que algunas de las parábolas y ciertos milagros de nuestro
Señor aparecen repetidos en el relato Bíblico? Por ejemplo, la alimentación de los
5.000 quedó registrada en los 4 evangelios. Cada uno de los autores de los
Evangelios añadió detalles que son peculiares a ese Evangelio. Y el citado milagro
fue considerado de tal importancia que fue registrado para nosotros cuatro veces. Y
la enseñanza de este proverbio necesita ser repetida debido a su importancia.
¿por que es importante?
Porque como seres humanos fácilmente podemos caer en la envidia o el pesar que
causa ver que el malvado prospere.

21 Querido jovencito,
obedece a Dios y al rey,
y no te juntes con gente rebelde,
22 pues tal vez Dios los castigue
cuando tú menos lo esperes,
¡y quién sabe qué puede pasar
Como creyentes y como ciudadanos, henos de ser leales a Dios y a las autoridades
civiles que Dios ha puesto sobre nosotros.

Romanos 13:1-2 (TLA)


Sólo Dios puede darle autoridad a una persona, y es él quien les ha dado poder a los
gobernantes que tenemos. Por lo tanto, debemos obedecer a las autoridades del
gobieno. Quien no obedece a los gobernantes, se está oponiendo a lo que Dios
ordena. Y quien se oponga será castigado.

Puede ocurrir que las autoridades den leyes en contra de Dios, en ese caso.
Hechos 4:19 (TLA)
Pero Pedro y Juan les respondieron: -Dígannos, entonces: ¿debemos obedecerlos a
ustedes antes que a Dios?

Los que se rebelan contra la autoridad de Dios o la del gobierno legítimamente


establecido, han de esperar el furor de ambos.

Aquí hay algo interesante que dice: …. Y no te juntes con gente rebelde…
Puede entenderse que no debemos juntarnos en huelga o en protesta porque eso no
le agrada a Dios. Si las leyes están dadas y no trasgreden lo que Dios dice pues no
hay razón de ello. Y si trasgreden la lealtad a Dios no incita la rebelión masiva.

23 La siguiente es otra lista de dichos:


Todo juez debe ser justo
y no favorecer a nadie.
24 Si declara inocente al culpable,
merece que todo el mundo
lo maldiga y lo desprecie.
25 Si condena al culpable,
es bien visto y alabado.
No es bueno hacer distinción de personas en un juicio.

Esto es algo muy importante y necesario para tener en cuenta en la vida diaria por
parte de las personas que se desempeñan en la gestión pública.
Los que desempeñan cargos directivos, que están en una posición de autoridad,
necesitan recordar esta norma. No debería existir ningún sistema de privilegios para
personas favoritas, sino que la administración de justicia tendría que ser igual para
todos.

Hoy en día existe mucho de estas injusticias. Los hombres malvados son elogiados.
Con frecuencia el malvado es llamado justo y el culpable declarado inocente. Es una
de las peores cosas que podría ocurrir.

26 Una respuesta sincera


es tan dulce como un beso.
La gente a menudo piensa que su deber es esconder la verdad para no herir a un
amigo. Pero el que da una respuesta sincera es un verdadero amigo.

27 Si piensas construir tu casa,


atiende primero a tus negocios,
y no desatiendas a tu familia.
Debemos hacer las cosas en el orden apropiado.
Si un agricultor construye su casa en la primavera, pierde la temporada de plantar y
pasa un año sin alimentos.
Si un hombre de negocios invierte su dinero en una casa mientras su negocio lucha
por crecer, puede perder ambos.
Es posible trabajar duro y aun así perderlo todo si el tiempo es inapropiado o si los
recursos para llevarlo a cabo no están en su debido lugar (no están disponibles por
invertir en otras cosas).

Hay que dar prioridad a lo mas importante antes de ocuparnos en lo accesorio.

28 No des falso testimonio


ni mientas en contra de tu amigo.
29 Nunca pienses en la venganza,
¡abandona esa idea!
Lucas 6:31 (TLA)
Traten a los demás como les gustaría que los demás los trataran a ustedes.

Es agradable tener una relación armoniosa con un amigo porque demostramos


amistad tratándolo como nos gustaría que el nos trate. Seria desperdiciar la amistad
calumniando a nuestro amigo, eso se llama traición. Y al hacer eso, la base de la
amistad que es la confianza se desmorona.

Romanos 12:19 (TLA)


Queridos hermanos, no busquen la venganza, sino dejen que Dios se encargue de
castigar a los malvados. Pues en la Biblia Dios dice: <<A mí me toca vengarme. Yo le
daré a cada cual su merecido.>>

Cuando alguna persona nos hiere profundamente, en lugar de reaccionar como se


merece, debemos ser amistosos.
¿Por que?
● El perdón puede romper un ciclo de represalias y guiar a una mutua
reconciliación.
● Puede lograr que el enemigo se averguence y cambie de conducta.
● Si devolvemos mal por mal nos hiere tanto a nosotros como a nuestro
enemigo.
la venganza es la forma de actuar del mundo pero no es la de Dios.

30 En cierta ocasión pasé


por el campo y por la viña
de un tipo tonto y perezoso.
31 Por todos lados vi espinas.
El terreno estaba lleno de hierba,
y la cerca de piedras, derribada.
32 Lo que vi jamás se me olvidó,
y de allí saqué una lección:
33 Si te duermes un poco
y te tomas la siesta,
y si tomas un descansito
y te cruzas de brazos...
34 acabarás en la más terrible pobreza.
Un hombre puede tener muchos conocimientos y otras cualidades buenas, pero si es
perezoso, descubrirá que esa disposición sería el mayor obstáculo y desventaja que
podra tener en la vida.

Esa pereza, ese desgano pueden ser una indicación de una vida que se está viviendo
fuera de la voluntad de Dios, Dios tiene un propósito para Sus hijos, y por Su Espíritu
puede imprimirles una fuerza renovadora que les impulse a vivir una vida de acción,
de lucha apasionada por alcanzar las metas del propósito de Dios.
Si sientes esa sensación de apatía, e incluso dudas de que la vida merezca la pena
ser vivida, te invitamos a acudir a Dios, para examinar cuál es su situación ante El.
Quizás la pregunta clave para que usted se formule sea:
¿Tengo yo una relación personal con Dios?

Nuestra alma es como una viña que cada uno de nosotros tiene el deber de cultivar y
proteger. Con buenas labores se puede mejorar grandemente, arrancando los cardos
y espinos de las pasiones desordenadas y reparando el vallado de la vigilancia contra
las tentaciones del enemigo.
Cuando el alma se halla falta del necesario cultivo y de la oportuna defensa, ello se
debe a la pereza espiritual de la persona, lo cual es una tremenda insensatez.