Sunteți pe pagina 1din 5

CERTIFICADOS FINANCIEROS

Es uno de los tipos de captaciones más populares que puede realizar una entidad financiera.
Como con los depósitos a plazo fijo (que son básicamente lo mismo salvo por el nombre), la
entidad financiera capta un recurso o ahorro por un tiempo determinado y se compromete
pagar una tasa de interés periódicamente (generalmente al mes) y a vencimiento del plazo o
el certificado, se reintegra el principal o el monto inicial de la inversión. Los certificados
financieros o depósitos a plazo fijo generalmente son por periodos de 30, 60, 90, 180 y hasta
360 días, aunque se puede negociar otros periodos si se desea. Según lo que se decida hacer
con los intereses, hay dos tipos de certificados: los que pagan los intereses directamente a
una cuenta del titular cada mes y aquellos en los que los intereses se suman al monto inicial,
de modo que los intereses se capitalizan o se reinvierten.

También puede haber certificados con redención anticipada (es decir, que pueden ser
cancelados previo a la fecha de vencimiento sin una penalidad). En República Dominicana
la banca múltiple o comercial puede ofrecer certificados financieros en moneda local o en
moneda extranjera. Es una buena idea para los usuarios considerar este tipo de alternativas
de inversión, pues podrían sacar un rendimiento hasta 5 veces el que están recibiendo en una
simple cuenta o libreta de ahorro.

Características:

 Pueden ser personales o comerciales.


 Los intereses generados por sus certificados pueden ser capitalizados o acreditados en su
Cuenta de Ahorros o Corriente, lo cual le permite disponer de inmediato de sus fondos.
 Sus Certificados Financieros pueden servirle de garantía para tomar un préstamo con una
mínima tasa de intermediación.
 Tasa negociable.
 Vigencia de 30, 60, 90, 180 días y un año.
Requisitos:

 Completar y firmar formulario "Conozca su Cliente".


 Copia de cédula de identidad.
 Pasaporte, en caso de ser extranjero.
 Monto mínimo para apertura $10,000.00.
 En caso de compañías deberán depositar los documentos legales correspondientes.

CEDULAS HIPOTECARIAS:

Las cédulas hipotecarias son valores que ofrecen una rentabilidad fija, y que son emitidos
por entidades financieras. Es decir, la persona que contrata una cédula hipotecaria recibe una
rentabilidad a cambio del dinero que ha invertido en este tipo de valores.

Las cédulas hipotecarias se emiten con la garantía de la cartera de préstamos hipotecarios de


la entidad financiera. Es decir, las cédulas están garantizadas con el conjunto de préstamos
hipotecarios que tiene la entidad financiera. De este modo, solo pueden ser emitidas por
entidades de crédito oficial, cajas de ahorro y sociedades de crédito hipotecario.

Dicho de otra manera, quién adquiere una de estos bonos se asegura su cobro mediante
las propiedades inmuebles gravadas con hipoteca del mismo banco.

Características:

 Las cédulas tienen un plazo aproximado de entre 1 y 3 años. Según su garantía,


existen dos tipos de cédulas

 Cédulas hipotecarias con garantía especial: se emiten con la garantía de uno o varios
préstamos hipotecarios en concreto, que deben estar identificados.
Quienes pueden emitir cédulas hipotecarias

Únicamente podrán emitir cédulas hipotecarias los bancos, las mutualistas,


cooperativas de ahorro y crédito y sociedades financieras, legalmente
constituidos, que se encuentren bajo el control y vigilancia de la
Superintendencia de Bancos.

Contenido de la Cédula Hipotecaria

Las Cédulas Hipotecarias serán impresas y se expresará en ellas claramente:

o El nombre de la institución financiera emisora.


o El valor nominal de la cédula
o La serie a la que pertenece
o El número de orden que le corresponde
o El tipo de interés
o La fecha de emisión
o La normas a la que habrá de ceñirse su amortización
o La referencia del bien inmueble que respalda el crédito y de la
hipoteca, con los datos respectivos

Vencimiento mínimo y máximo

No podrán emitirse Cédulas Hipotecarias con vencimiento inferior a un año ni superior a


treinta años; y, éstas deberán ser negociadas a través del mercado bursátil del país.
Tipos de cédulas hipotecarias

Podemos encontrar diferentes tipos de cédulas hipotecarias, teniendo en cuenta que


podemos denominarlas como cédulas hipotecarias con garantía especial o cédulas
hipotecarias con garantía global.

Cédulas hipotecarias con garantía especial

Nos encontramos con aquellas que son emitidas por las entidades financieras con el respaldo
de uno o varios préstamos hipotecarios que van siendo otorgados a su favor antes de la
emisión, estas cédulas hipotecarias deben identificarse, y deben señalar su importe, cada uno
de los créditos que la respaldan y también aquellos inmuebles que queden como garantía de
los créditos.

Cédulas con garantía global

Son aquellas que quedan garantizadas por créditos hipotecarios en los que el titular es la
propia entidad financiera emisora. Estos créditos no pueden ni deben estar afectados por
otra emisión de cédulas con garantía especial es decir estos créditos hipotecarios son todos
los del banco emisor menos aquellos que vienen a respaldar a otras cédulas con garantía
especial.

Ventajas de invertir en cédulas hipotecarias

Las principales ventajas que proporciona invertir en cédulas hipotecarias son:

 Amortización: las cédulas pueden amortizarse en un periodo entre 1 y 3 años.


 Liquidez: se trata de un producto financiero y de inversión con gran liquidez.
 Seguridad: las cédulas hipotecarias conllevan un riesgo limitado.
 Comisiones: la mayoría de las entidades financieras no cobran comisiones al inversor
al invertir en cédulas hipotecarias.

Desventajas de invertir en cédulas hipotecarias

Entre las principales desventajas que existen al invertir en cédulas hipotecarias se encuentran:

 Riesgos: los mayores riesgos para este tipo de productos están asociado al riesgo de
subidas de los tipos de interés o a una posible inflación que haga perder una parte de
la inversión.
 Rentabilidad: se suele emitir a tipo fijo con cupo anual, aunque también existen
emisiones a tipo variable.