Sunteți pe pagina 1din 2

Importancia de ejecutar de manera periódica un análisis a los estados financieros.

El análisis financiero abre un campo de opciones a quienes emprenden y aún a aquellos ya


establecidos como empresa. Sirviéndole como herramienta a la hora de elegir los rumbos
del negocio cuando, conjugando de manera asertiva los distintos rubros financieros, pueden
definir estrategias tanto internas como externas del manejo económico empresarial.
En ese sentido, se hace necesario elaborar el análisis financiero.
Este tipo de acciones no se limita a grandes empresas, todo lo contrario, es de vital
importancia para quienes están iniciando o bien para quienes ya están pero que aún se
manejan como PyME. Por lo que, ya sea que busque asistencia de algún consultor(a)
financiero o bien por cuenta propia adquiriendo uno de los sistemas electrónicos, tome en
cuenta la importancia de hacer el análisis financiero a su empresa para tomar decisiones
asertivas y basadas en elementos cuánticos que le proveen de una realidad latente en la
empresa.
En resumen, hay que realizar un reconocimiento a la importancia del análisis de estados
financieros en la toma de decisiones de cualquier empresa, comenzando por ubicar los
conceptos que son necesarios de forma básica, para posteriormente considerar la opción de
llevar a cabo los métodos mencionados y poder a través de ellos ubicar las áreas de
oportunidad y de amenaza con la certidumbre de que las decisiones serán con el fin de
maximizar los recursos monetarios.

Los directivos de cualquier empresa deben enjuiciar periódicamente los resultados de su


gestión, punto de partida para tomar numerosas decisiones en el proceso de administrar los
eventos de la entidad, de manera que sean consecuentes con las tendencias de
comportamiento en el futuro y que puedan predecir su situación económica y financiera
(capacidad de obtener utilidades y capacidad de pago).

La contabilidad es una ciencia ya que se basa en un conjunto de principios métodos y


procedimientos. Es un proceso que identifica, registra, clasifica y resume todas las
operaciones desarrolladas por la empresa, lo que permite medir e informar los resultados
económico-financieros con vistas a la toma de decisiones.

La información contable es, por tanto, un instrumento poderoso de la administración. El uso


inteligente de esta información probablemente solo pueda lograse si los encargados de
tomar decisiones en el negocio comprenden los aspectos esenciales del proceso contable,
que termina con un producto final, los estados financieros y el análisis de dichos estados,
que permite conocer la realidad que subyace tras esa información.
De lo expresado se deduce que la elaboración de los estados financieros básicos, estados de
situación (balance general) y de resultados, no constituyen un fin en si mismos; todo lo
contrario, marca el comienzo de la etapa analítica.

Para analizar los estados financieros es necesario conocer y aplicar un conjunto de técnicas.
Estas técnicas deben ser dominadas no solo por contadores y financistas, sino también por
los demás directivos, principalmente los gerentes generales, administradores o directores,
estos no tienen que saber construir la contabilidad si lo sabe mejor; pero sí como analizarla.
Es imprescindible establecer el origen de los orígenes; de lo contrario, no se podría revertir
un efecto indeseado. Es conocido que atacando los efectos solo se puede detener el avance
de un problema. Solamente atacando la causa original se erradica. De esta forma y
partiendo de los estados financieros, aplicando técnicas y a través de una secuencia lógica
de pensamiento, mediante la relación causa – efecto se logra detectar la causa de las causas
y construir la descripción de la realidad actual de una organización empresarial.
Esto sin duda, generaría una gran ventaja a CIAMB, permitiendo realizar presupuestos
basados en los datos (actualizados) que se generan por interpretar y analizar de manera
constante los estados financieros.