Sunteți pe pagina 1din 8

PROYECTO

ESCOLAR
DE
FERIA DE
EDUCACIÓN
2018
ESCUELA: N° 3 “Marcos Sastre”
AÑO: 5° “A” y “B”
DOCENTES: Costa, Anabella Soledad
Godoy, Estela

1
“EL BOSTEZO”
Fundamentación:

Para comenzar, queremos citar unas palabras de Diego Golombek, las cuales abren el
Diseño Curricular en el área de Ciencias Naturales:

"Podemos pensar en la ciencia como en una manera de mirar el mundo, una forma de
dar explicaciones naturales a los fenómenos naturales, por el gusto de entender, de
sacudir a la naturaleza a preguntazos y quedar pipones de asombro y de curiosidad. Y
en esta definición no son necesarios los microscopios electrónicos o los aceleradores
de partículas: está al alcance de todos los que se atrevan a preguntarse los porqués
que fueron abandonando desde la infancia (porque romper el autito para ver qué tiene
adentro es una actitud absolutamente científica). Finalmente, la ciencia es una actitud;
gramáticamente sería más interesante considerarla un verbo y no un sustantivo: un
hacer cosas, preguntas, experimentos."

Nos moviliza esta participación en la Feria de Educación, eso de “sacudir a la


naturaleza a preguntazos y quedar pipones de asombro y curiosidad”. Y siendo que la
Feria tiene como carácter principal poner a los alumnos en contacto con situaciones
que le permitan aplicar el método experimental, para comprobar los resultados de los
procesos planteados; los docentes los incentivamos y estimulamos en su capacidad
creadora e investigadora. Procuramos por medio de la puesta en práctica de los
conocimientos adquiridos a través de la enseñanza diaria, que los mismos se afiancen,
ya que los nuevos escenarios sociales demandan de la escuela una función renovada
que permite generar más oportunidades de aprendizaje a todos los niños y niñas.
Con los alumnos como protagonistas y poniendo el acento en el desarrollo del
pensamiento científico, la comprensión del mundo y el disfrute del conocimiento, se
tratará de enseñar a mirar el mundo con lentes de científicos.
En este caso, mientras los alumnos aprendían sobre el sistema respiratorio como
parte de la nutrición, surgió la problemática del bostezo. La investigación nos llevó por
diferentes rumbos, hasta decidirnos hacia dónde encuadrarla, teniendo en cuenta que
ambos grupos de alumnos son intensos, pasionales, combativos. El hecho de darnos
cuenta al investigar que el bostezo es utilizado como técnica para la relajación tanto en
teatro como en la práctica de yoga, nos motivó como docentes a aprovechar esto para
que nuestros alumnos consigan relajarse cuando lo necesiten.

ÁREA: Ciencias Naturales

EJE: Los organismos: Diversidad, unidad, interrelaciones y cambios.

CONTENIDO: Órganos que forman parte del sistema respiratorio y las


transformaciones que en ellos ocurre.

CONTENIDOS INTERRELACIONADOS:
Lengua: Análisis de textos expositivos sobre lo investigado.
Matemática: Tabulación de resultados de encuesta, estadísticas, gráficos.

2
PREGUNTA PROBLEMA
“¿Cuáles son las consecuencias de bostezar en los alumnos de Segundo Ciclo que
concurren a la escuela Marcos Sastre en el turno mañana?”

HIPÓTESIS
*Tendremos menos sueño.
*Nos sentiremos menos cansados.
*Nos sentiremos mejor, más relajados.

OBJETIVO GENERAL
*Identificar el/los efecto/s en nuestro organismo al bostezar, específicamente la
utilización del mismo para relajarnos.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS
*Conocer qué sucede en nuestro organismo cuando bostezamos.
*Determinar si el bostezo es un acto voluntario.
*Analizar el bostezo como técnica de relajación.

ACTIVIDADES
1- Ver y analizar videos:
*¿Por qué bostezamos?
https://youtu.be/UD9v8GFf3eM
https://youtu.be/_qXZLj4qEHk
https://youtu.be/I-G0hbwjCUE

2- Análisis del término EMPATÍA.

3- Análisis de textos expositivos:


*7 cosas que le pasan a tu cuerpo cuando bostezas
http://www.salud180.com/salud-dia-dia/7-cosas-que-le-pasan-tu-cuerpo-
cuando-bostezas
* La Técnica del Bostezo (fragmentos de una página de canto).
* La importancia del bostezo. Artículo periodístico. Autora Gabriela Agueira.

4- Formulación de hipótesis.

5- Investigación. Búsqueda de información.


*Distintas técnicas de relajación.
*¿Qué sucede en nuestro cuerpo al bostezar?
*¿En qué momentos bostezamos?
*¿Por qué en ocasiones es contagioso el bostezo?

6- Experiencias mientras miramos videos de gente bostezando:


*N°1: Ver videos de gente bostezando, y contar la cantidad de veces que se
nos produce un bostezo.
*N°2: Ver videos de gente bostezando mientras respiramos sólo por la nariz, y
contar la cantidad de veces que se nos produce un bostezo.
*N°3: Utilizar la provocación voluntaria del bostezo para obtener relajación
luego del recreo o de la clase de Ed Física.
*N°4: Utilizar la provocación voluntaria del bostezo al anochecer en sus casas
para observar si logran reducir su cansancio y sentirse con bienestar por unos
momentos.

3
7- Visita de Profesional Instructor de Yoga y Actor.

8- Encuesta a alumnos de 4° y 6° año de la Escuela Marcos Sastre del Turno


Mañana. Tabulación de datos. Construcción de gráficos.
1)- ¿En qué momento del día bostezas más?
*al despertar
*a mitad del día
*al anochecer
2)- ¿Alguna vez provocaste voluntariamente un bostezo?
*si
*no
*no sabe/no contesta
3)- ¿Qué sucede después de bostezar?
*se siente menos cansado/con menos sueño
*se siente con el mismo cansancio y sueño
*se siente mejor, más relajado

9- Elaboración de la conclusión.

4
7 COSAS QUE LE PASAN A TU CUERPO CUANDO BOSTEZAS

A pesar de que el bostezo es una de las funciones que nuestro cuerpo realiza de
manera involuntaria y que disfrutamos mucho, incluso desde que estamos en el vientre
materno, aún no hay un estudio contundente que nos explique qué es lo que motiva un
bostezo. Sin embargo, existen algunas pistas que nos indican que pasa en el cuerpo
cuando bostezamos.
Lo que sabemos a ciencia cierta es que el bostezo es contagioso y que lo hacen
mamíferos y reptiles por igual. Se han propuesto algunas razones como fatiga o falta
de oxígeno, sin embargo, la duda no ha quedado resuelta. Por el momento te decimos
algunas reacciones que ocurren en nuestro cuerpo cuando bostezamos.
1. Disminuye tu temperatura corporal. Un estudio encabezado por Adrew Gallup
en la Universidad de Princenton asegura que al bostezar, se expanden y contraen las
paredes del seno maxilar (pómulos), las cuales bombean aire para enfriar tu cerebro,
es por ello que bostezamos tanto en épocas calurosas.
El estudio de Gallup publicado en la revista Medical Hypotheses señala que lo
que ocurre en tu cuerpo al bostezar es que la temperatura corporal disminuye por un
pequeño lapso de tiempo.
2. Signo de vínculo emocional y empatía. Otro estudio del Museo de Historia
Natural de Pisa, Italia, señala que los bostezos ocurren por empatía. Con aquellas
personas con las que tenemos fuertes vínculos emocionales podemos desatar una
cadena de bostezos, aunque este puede surgir incluso, cuando estamos leyendo al
respecto, mirando un video o una fotografía con gente bostezando.
3. El bostezo nos relaja. Algunos expertos piensan que el bostezo actúa como un
mecanismo de relajación natural. Es común bostezar después de una situación
estresante y es el preámbulo del sueño. El bostezo no siempre está vinculado al
aburrimiento o a la falta de atención.
4. Te ayuda a oxigenarte. Cuando tenemos cansancio o extrema relajación
respiramos con menor intensidad, lo que provoca un intercambio menor de oxígeno o
un exceso de dióxido de carbono en nuestro cuerpo, el bostezar nos ayuda a tomar
aire profundamente y compensar la falta de oxígeno.
5. Incrementa tu presión arterial. Tras un bostezo, se incrementa la presión
arterial y la frecuencia cardíaca más de un 25%.
6. Es un intenso gasto de energía. Muchas partes de tu cuerpo entran en acción
cuando bostezas y tus músculos reaccionan de manera intensa, en primer lugar, tu
boca se abre y la mandíbula cae y permite que una enorme cantidad de aire entre a
tus pulmones, los músculos abdominales se flexionan, y el diafragma es empujado
hacia abajo.
7. Bostezo por problemas de salud. Sabemos que el bostezo es natural, pero si
bostezas excesivamente, al grado de generarte incomodidad y sobre todo cuando has
descansado lo suficiente, tu cuerpo podría estar enviándote algunas señales sobre tu
salud cómo: falta de células rojas en la sangre o una capacidad pulmonar deficiente.

5
La técnica del bostezo

La verdad es esta: El canto es relajación, es calma, es paz; pero la realidad


es que mucha gente canta con demasiado esfuerzo, apretando los músculos de
la cara, poniendo la boca de una forma no natural al cantar, haciendo que se
noten las venas del cuello por la tensión.
El canto necesita una relajación total de tu cuerpo.
Si estiras el cuello al cantar o se te notan las venas del cuello, o ap rietas los
músculo de la cara es que no estás cantando bien, estás tensionando tu cuerpo
donde no debe estarlo.
Si tensas tu cuerpo, tu voz saldrá chata, fea, sin color porque no tendrá una
buena colocación.
Hoy te enseñaré cómo ganar una voz más bonita, más rica en armónicos,
más agradable con una sencilla pero PODEROSA técnica: la técnica del
bostezo.
El bostezo.
¿Qué es lo que sucede cuando bostezas?
Bueno, bosteza para descubrirlo. Inténtalo.
¿No te salió?
Basta con que levantes el paladar blando y bajes la parte de atrás de la
lengua haciendo una gran cueva en el fondo de tu garganta tal como cuando te
ponen una paleta de doctor para examinar tus amígdalas. Inténtalo.
El bostezo tiene como 2 momentos.
En la primera el paladar se va arriba hasta casi hacerte botar algunas
lagrimitas, mientras que en la segunda el bostezo se completa haciéndote poner
la garganta bien abajo.
Bien, ahora que lo sabes hagamos un ejercicio para saber cómo funciona en
el canto.
La técnica del bostezo en el canto.
Esta vez ve al espejo y provócate otro bostezo más, pero sin que llegue al
segundo momento, solo deja que se abra bien la boca por dentro... hasta el
punto en que desaparece la campanilla o úvula.
Inténtalo. Si no te salió, inténtalo de nuevo.
La idea es que cuando cantes mantengas esa posición, la misma del bostezo
en actitud relajada. La misma sin llegar al segundo momento en el que el
bostezo se completa.
Vamos inténtalo de nuevo.
El bostezo es relajación y resonancia.

6
La importancia del bostezo
por Gabriela Agueira | 27 de febrero de 2018

Cuanto más bostezo, más placentero me resultan sus efectos. Una vez que
comienzo a bostezar, puedo seguir haciéndolo durante varios minutos. El efecto es tan
relajante como una siesta reparadora de 30 minutos. Bostezar es una función
fisiológica involuntaria (aunque ciertamente es posible provocarla voluntariamente) que
posee varios beneficios para nuestro organismo, sin embargo, no deja de
sorprenderme la manera en que, culturalmente, se nos transmiten ciertos criterios,
preceptos, creencias y prejuicios acerca de nuestras funciones fisiológicas, todas ellas
tan sumamente imprescindibles para el equilibrio y salud de nuestro organismo.

En mis clases tanto grupales como particulares, me gusta observar cómo las
personas reaccionan cuando me escuchan decir que en el espacio de práctica pueden
resarcirse por todos los años que llevan conteniendo el bostezo y que “busquen” el
bostezo bueno: aquél que te deja con una rica sensación de bienestar en el cuerpo.
Suelo pedirles que se olviden de lo aprendido: en nuestro espacio bostezar no es
signo de mala educación sino por lo contrario, una magnífica señal de que ciertas
tensiones comienzan a aflojarse, que vamos bajando de la mente al cuerpo y que
vamos dando espacio para que el aire pueda habitarnos, recorrernos y llenarnos.

Existen varias teorías sobre las funciones fisiológicas del bostezo y a


continuación comentaremos algunas:

 El bostezo induce la liberación de la prostaglandina PGD2, que reduce la


propensión a dormirse.
 El bostezo relaja la faringe y la laringe y estira los músculos del rostro.
 La gran inspiración que acompaña al bostezo, activa la circulación linfática lo
que bien podría ser una función inmunitaria.
 El bostezo produce una desconexión auditiva y muchas veces visual,
momentánea del ambiente, lo cual permite reducir los estímulos que llegan al cerebro.
 El bostezo produce una excelente oxigenación del organismo y se entiende
que es producido por una señal que alerta de una cantidad excesiva de dióxido de
carbono en la sangre.
 La hipótesis más reciente señala que el bostezo tiene la función de enfriar el
cerebro, función que se llevaría a cabo a través de los senos nasales.
 El bostezo produce lagrimación que limpia nuestros ojos.
 Se cree así mismo que el bostezo está provocado por la acción de ciertos
neurotransmisores como la serotonina y la dopamina, relacionados con la inhibición
de la ira, la agresividad, el sueño, el apetito, la regulación de la temperatura, el sueño
y el humor. Se cree que, cuanto más de estas sustancias son segregadas en el
cerebro, mayor la frecuencia del bostezo.

Posiblemente el bostezo tenga todas estas funciones y algunas más.

Considero que, para que el bostezo cumpla debidamente con todas sus funciones
fisiológicas ha de ser real. Quiero decir que no vale reprimirlo, ni acortar su duración.
¿Has visto alguna vez a un perro, a un gato o a un bebé humano cubrirse el rostro
para no enseñar su boca al bostezar? No tienes por qué hacerlo delante de tu jefe, ni
en pleno metro ni en la cola del banco si no quieres.
Comienza por liberarte de ataduras limitantes (creencias, prejuicios, preceptos) en
tu propio hogar. Date el permiso de bostezar con amplitud, sin cubrirte rostro ni boca.
Bosteza con sonido, porque sólo bostezando con plenitud podrás sentir todos sus
efectos.

7
Cuando te encuentres en alguna situación en la cual sientes que “no puedes o no
debes” bostezar, busca una oportunidad para aislarte (el baño suele ser la salvación) y
busca bostezar de manera deliberada, hasta que sientas que te has quedado bien a
gusto.
Esto último es, a mi entender, imprescindible ya que sólo con un buen bostezo, el
diafragma se relajará de manera adecuada. Y una vez que el diafragma puede llevar
a cabo su función libre de tensión, entonces todo nuestro sistema se armoniza: la
respiración fluye y se vuelve más profunda, el movimiento del diafragma masajea los
órganos abdominales, descongestionándolos; el movimiento libre del diafragma
provoca un adecuado masaje cardíaco y con él se restablece la libre circulación
sanguínea en todo el organismo. Como si todo esto no fuera motivo suficiente como
para desterrar de una vez esa norma de “civilización” y “buenos modales” que es el
reprimir el bostezo, he aquí la guinda del pastel:

Para bostezar de manera voluntaria, haz lo siguiente:


 Ya sea de pie o sentado/a (con la columna erguida), toma una inspiración larga
por la boca.
 Al tiempo que inhalas, mueve la mandíbula hacia un lado y hacia el otro.
 Si no sale a la primera, continúa intentándolo hasta que surja con plenitud.
 Busca tantos bostezos como necesites hasta sentir que has conseguido
el bostezo bueno.