Sunteți pe pagina 1din 7

SISTEMAS ELIPSOIDALES DE REFERENCIA

Como la definición matemática del geoide presenta gran complejidad, así como su
definición, la superficie de la Tierra puede representarse con mucha aproximación
mediante un elipsoide de revolución, definiéndose este sistema con:

• Superficie de referencia: dimensiones (semiejes a, b).

 Semieje ecuatorial (a) o semieje mayor: Longitud del semieje


correspondiente al ecuador, desde el centro de masas de la Tierra hasta
la superficie terrestre.
 Semieje polar (b) o semieje menor: Longitud del semieje desde el centro de
masas de la Tierra hasta uno de los polos. El elipsoide se genera por la
revolución de una elipse alrededor de éste.

• Ejes o líneas de referencia en la superficie.

 Sentidos de medida.
SISTEMAS DE COORDENADAS

Disponiendo de un modelo preciso para definir la forma de la Tierra, podemos


establecer ya un sistema de codificar cada una de las posiciones sobre su superficie
y asignar a estas las correspondientes coordenadas. Puesto que la superficie de
referencia que consideramos es un elipsoide, lo más lógico es recurrir a los
elementos de la geometría esférica y utilizar estos para definir el sistema de
referencia. De ellos derivan los conceptos de latitud y longitud, empleados para
establecer las coordenadas geográficas de un punto.
No obstante, la geometría plana resulta mucho más intuitiva y práctica que la
geometría esférica para realizar ciertas tareas, y a raíz de esto surgen
las proyecciones cartográficas, que tratan de situar los elementos de la superficie
del elipsoide sobre una superficie plana, y que son los que se emplean para la
creación de cartografía. Al aplicar una proyección cartográfica, las coordenadas
resultantes son ya coordenadas cartesianas.
Ambas formas de expresar la posición de un punto son utilizadas en la actualidad,
y las veremos con detalle en esta sección.

COORDENADAS GEOGRÁFICAS

• Latitud geográfica (φ): ángulo medido sobre el plano meridiano que contiene al
punto entre el plano ecuatorial y la normal al elipsoide en P.

• Longitud geográfica (λ): ángulo medido sobre el plano ecuatorial entre el meridiano
origen y el plano meridiano que pasa por P.

El elipsoide de revolución que mejor se adapte al geoide en la zona con un punto


donde ambos coinciden o bien la normal a ambos es la solución adoptada,
constituyendo el concepto de Sistema Geodésico de Referencia. A lo largo de la
historia diversos elipsoides se han utilizado para definir el Sistema de Referencia de
cada país, de tal forma que se define aquel que mejor se ajuste al geoide. En
geodesia existirán dos Datum: horizontal y el vertical, que es la superficie de
referencia respecto a la que se definen las altitudes. En este caso, lo más normal
es que sea el geoide.

EL DATUM GEODÉSICO

Cuando se trabaja con un elipsoide general, este, como se ha dicho, se sitúa de tal
modo que tanto la posición de su centro de gravedad como su plano ecuatorial
coincidan con los terrestres. Por el contrario, cuando el elipsoide es local, estas
propiedades no han de cumplirse necesariamente, y el elipsoide a solas resulta
insuficiente ya que carecemos de información sobre su posicionamiento con
respecto a la superficie terrestre.
Surge así el concepto de datum, que es el conjunto formado por una superficie de
referencia (el elipsoide) y un punto en el que «enlazar» este al geoide. Este punto
se denomina punto astronómico fundamental (para su cálculo se emplean métodos
astronómicos), o simplemente punto fundamental, y en él el elipsoide es tangente
al geoide. La altura geoidal en este punto es, como cabe esperar, igual a cero. La
vertical al geoide y al elipsoide son idénticas en el punto fundamental.
Para un mismo elipsoide pueden utilizarse distintos puntos fundamentales, que
darán lugar a distintos datum y a distintas coordenadas para un mismo punto.
EL EUROPEAN DATUM 1950 (ED50)

Hayford propuso en 1924 en la Asamblea Internacional de Geodesia y Geofísica


(Madrid) un Elipsoide Internacional de Referencia, con a = 6378388 y α = 1/297.

Este elipsoide fue utilizado ampliamente por la mayoría de países, no siendo


perfeccionado hasta 1964, donde la Unión Astronómica Internacional en Hamburgo
estableció unos nuevos valores de a = 6378160 y α = 1/298,25. En la orientación de
este sistema se estipula:

• El eje menor del elipsoide de referencia es paralelo a la dirección definida por el


origen internacional convencional (O.I.C.) para el movimiento del polo.

• El meridiano de referencia es paralelo al meridiano cero adoptado por el BIH para


las longitudes (Greenwich).
En España se adoptó en 1970 el Sistema ED50 como sistema oficial, sustituyendo
al antiguo con elipsoide de Struve y datum Madrid (Observatorio del Retiro),
tomando como parámetros del elipsoide de Hayford los definidos en 1924 (a =
6378388 y α = 1/297).

El World Geodetic System 1984 (WGS84)

Desde 1987, el GPS utiliza el World Geodetic System WGS-84, que es un sistema
de referencia Sistema Geodésico de referencia Conceptos Básicos terrestre único
para referenciar las posiciones y vectores. Se estableció este sistema utilizando
observaciones Doppler al sistema de satélites de navegación NNSS o Transit, de
tal forma que se adaptara lo mejor posible a toda la Tierra.

Se define como un sistema cartesiano geocéntrico del siguiente modo:

 Origen, centro de masas de la Tierra, incluyendo océanos y atmósfera.


 Eje Z paralelo a la dirección del polo CIO o polo medio definido por el BIH,
época 1984.0 con una precisión de 0,005".
 El eje X la intersección del meridiano origen, Greenwich, y el plano que pasa
por el origen y es perpendicular al eje Z, el meridiano de referencia coincide
con el meridiano cero del BIH en la época 1984.0 con una precisión de
0,005". Realmente el meridiano origen se define como el IERS Reference
Meridian (IRM).
 El eje Y ortogonal a los anteriores, pasando por el origen.
 Terna rectangular dextrosum.

Si añadimos las diferencias tecnológicas y metodológicas que también existían en


el proceso de recogida y procesado de datos, es fácil comprender que tengamos
una larga serie de elipsoides, cada uno de los cuales ha sido empleado de forma
regular en un país o grupo de países, o incluso a escala continental, pero no a nivel
global.
La tabla muestra algunos de los elipsoides de uso más extendido en diversas partes
del mundo, con sus correspondientes parámetros.

La necesidad de trabajar con un elipsoide global para todo el planeta es más


reciente, pero ya desde hace casi un siglo se hace patente que debe realizarse un
esfuerzo por homogeneizar el uso de elipsoides, de tal modo que pueda trabajarse
con una referencia internacional que facilite el uso de cartografía en las distintas
zonas del planeta. Como consecuencia de esto, surgen los primeros
elipsoides generales (en contraste con los elipsoides locales), los cuales, además
de buscar un ajuste óptimo, han de cumplir las siguientes características:

 El centro de gravedad terrestre y el del elipsoide deben coincidir.

 El plano ecuatorial terrestre y el del elipsoide deben coincidir.