Sunteți pe pagina 1din 8

Política comercial aplicada en Nicaragua en los últimos 3 años

En este contexto internacional, los objetivos de la política comercial de


Nicaragua durante 2015 estuvieron enfocados en el crecimiento y
diversificación de la oferta exportable nacional con mayor valor agregado;
facilitación del comercio; acceso a mercados mediante las negociaciones de
nuevos acuerdos comerciales; y el aprovechamiento de los Tratados de Libre
Comercio (TLC) vigentes. Cabe destacar que se iniciaron: las negociaciones
para la firma de un TLC entre Centroamérica y Corea del Sur; y el proceso
de preparación para establecer negociaciones bilaterales con Perú. Además
se avanzó en el proceso de adhesión a la Asociación Latinoamericana de
Integración y, en el marco de la Integración Económica Centroamericana, se
aprobaron iniciativas para la facilitación del comercio.

El déficit de cuenta corriente fue 1,045.2 millones de dólares, equivalente


a 8.2% del PIB, producto de un saldo negativo de la balanza de bienes (-
US$2,741.2 millones) e ingreso primario (-US$341.6 millones), que a su
vez fue parcialmente contrarrestado por superávits en el balance de
servicios (US$489.2 millones) e ingreso secundario (US$1,548.4 millones). El
déficit en cuenta corriente fue financiado por los movimientos de la cuenta de
capital y financiera, sobresaliendo los préstamos y donaciones al sector público
e inversión extranjera directa.

El déficit en el balance de bienes se explicó por una reducción en los


volúmenes exportados de mercancías (-6.5%) y menores precios contratados
(-1.5%). Ambos efectos derivaron en una contracción interanual de 8.0% en el
valor total exportado de mercancías en el año, siendo oro, azúcar y maní, los
productos más afectados. Asimismo, las exportaciones de bienes de zona franca
se redujeron 5.4%, Igualmente, las importaciones fob de mercancías,
experimentaron una reducción de 0.3% como resultado de la contracción de la
factura petrolera de 32.3%, que fue contrarrestado por el incremento en las
importaciones de bienes de consumo, equipos de transporte y materiales de
construcción

Los objetivos de la política comercial durante 2015 continuaron enfocados


en el crecimiento y diversificación de la oferta exportable nacional con mayor
valor agregado, facilitación del comercio, acceso a mercados mediante las
negociaciones de nuevos acuerdos comerciales y el aprovechamiento de
los Tratados de Libre Comercio (TLC) vigentes. Asimismo, otro de los
objetivos priorizados de la política comercial fue el abastecimiento de bienes
de consumo básicos para la población a precios razonables.

Durante el año se destacaron las siguientes acciones de comercio


relacionadas con el crecimiento y diversificación de la oferta exportable:

1- Finalización de una propuesta de Marca de Exportación, consensuada


con gremios y sectores productivos que incluye instrumentos de
seguimiento y evaluación, con el objetivo de promocionar los atributos
y características de los productos nicaragüenses en los mercados
internacionales.
2- Continuación del fortalecimiento del Sistema Nacional de la Calidad,
para la mejora de la calidad e inocuidad de los productos nacionales.
3- Acompañamiento técnico a empresas para implementar Programa de
Producción más Limpia y Sistema de Gestión Ambiental.
4- Elaboración de diversos estudios enfocados en la diversificación de
la oferta exportable con mayor valor agregado.

Con relación a las acciones dirigidas para la facilitación de comercio, se


destacaron las siguientes: avance en el establecimiento de la ventanilla única de
comercio exterior de Nicaragua (VUCEN); inicio de la creación del sistema de
información estadística industrial; y elaboración de una propuesta de
programa de fomento al desarrollo del sector de las tecnologías de la
información y la comunicación (TIC), con énfasis en Micro, Pequeña y
Mediana Empresa (MIPYME).

Los productos con potencial exportador son principalmente: café, azúcar,


productos pesqueros, jugos y néctares, calzado de cuero y productos de
plásticos.

En el marco de la Integración Económica Centroamericana, se aprobaron las


siguientes iniciativas: Estrategia Regional de Facilitación de Comercio; Hoja
de Ruta para avanzar en la Unión Aduanera Centroamericana; y algunas
medidas para facilitar el comercio a corto plazo.

Finalmente, y en cumplimiento con el mandato del Gobierno de mantener


el abastecimiento de bienes de consumo básico para la población a precios
razonables, se continuó manteniendo la salvaguardia especial de importación
con arancel de cero por ciento, para productos como: aceites, harina de
trigo, pastas alimenticias, sardinas enlatadas, preparaciones alimenticias
elaboradas a base de avena y cebada, artículos de aseo personal, láminas
de zinc, entre otros.

Se aperturaron 88 contingentes arancelarios de exportación e importación


y se resolvieron cuatro obstáculos al comercio relacionados con productos
lácteos, cebolla y cumplimiento con normativas regionales, presentados por
los agentes económicos y derivados del intercambio comercial con
Centroamérica.

En el año 2016 la política comercial permitio consolidar los mercados existentes


y aperturar nuevos destinos para los productos nicaragüenses. Cabe señalar que
en 2016 el valor exportado hacia los países con los cuales Nicaragua tiene
Tratado de Libre Comercio (TLC), totalizó 1,918.3 millones de dólares, lo que
representó el 86.2% del valor total exportado, superior a lo alcanzado en 2015
(80.0% del valor total).

La política comercial durante el año estuvo concentrada en las negociaciones


del TLC entre Centroamérica y Corea del Sur, el cual brindará oportunidades de
mercado para los productos agrícolas, agroprocesados y productos del mar.
Igualmente, se fortalecieron las relaciones bilaterales con Ecuador, al firmarse
un acuerdo de alcance parcial (5 julio 2016) bajo el marco de la Asociación
Latinoamericana de Integración (ALADI), lo que permitirá extender la lista de
productos para el intercambio entre ambos países. En lo referente al
aprovechamiento de los TLC vigentes, se continuó con el cumplimiento del
proceso de desgravación arancelaria según lo establecido en cada TLC.

El déficit comercial de mercancía fue el principal componente que contribuyó


con el déficit de cuenta corriente del país. En 2016, el déficit comercial ascendió
a 3,227.6 millones de dólares. Este resultado se derivó de una reducción en el
valor exportado y de un crecimiento moderado en las compras de la economía
al exterior. Así, el valor de las exportaciones fob totalizó 2,226.4 millones de
dólares en 2016. Este desempeño fue determinado por la combinación de
menores volúmenes transados (-4.2%) y precios (-3.9%).

A nivel sectorial, las exportaciones de minería registraron un crecimiento de 12.6


por ciento (US$41.7 millones adicionales), impulsadas por el aumento
de las ventas de oro y plata. En tanto, las exportaciones de productos
agropecuarios, pesqueros y de manufactura experimentaron contracciones,
siendo los productos de manufactura los que registraron la mayor reducción.
Las exportaciones de los productos de manufactura reflejaron una contracción
de 14.0%.

Asimismo, las exportaciones de productos agropecuarios finalizaron a la baja en


4.8 por ciento (US$35.1 millones menos), como resultado de menores
exportaciones de maní, frijol, ganado en pie y ajonjolí. Finalmente, las
exportaciones de productos pesqueros fueron menores en 22.7 por ciento
con relación a 2015 (US$31.4 millones menos), debido a menores ventas de
langosta, camarón y pescado fresco.

En lo que respecta a mercados, los cinco principales destinos que captaron


el 68.9 por ciento del valor exportado en 2016 fueron: Estados Unidos (42.4%),
El Salvador (11.3%), Costa Rica (6.1%), Venezuela (5.1%) y Guatemala (4.0%).
La política comercial ha permitido consolidar los mercados existentes y
aperturar nuevos destinos para los productos nicaragüenses. Cabe señalar que
en 2016 el valor exportado hacia los países con los cuales Nicaragua tiene
Tratado de Libre Comercio (TLC), totalizó 1,918.3 millones de dólares.

La política comercial durante el año estuvo concentrada en las negociaciones


del TLC entre Centroamérica y Corea del Sur, el cual brindará
oportunidades de mercado para los productos agrícolas, agroprocesados y
productos del mar. Igualmente, se fortalecieron las relaciones bilaterales
con Ecuador, al firmarse un acuerdo de alcance parcial (5 julio 2016) bajo
el marco de la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI), se continuó
con el cumplimiento del proceso de desgravación arancelaria según lo
establecido en cada TLC.

El valor de la factura petrolera ascendió a 690.0 millones de dólares en 2016,


reflejando una reducción interanual de 11.2 por ciento, a pesar del aumento en
los precios del petróleo durante el segundo semestre. El menor costo de la
factura obedeció principalmente a un menor precio contratado de petróleo (-
20.9% interanual) y de combustibles (-13.9% interanual).

Las importaciones de bienes intermedios se contrajeron 3.7 por ciento durante


2016, explicado por menores importaciones de bienes para la agricultura
y para la industria, mientras las compras de materiales de construcción
registraron un incremento de 0.9 por ciento (18.1% en 2015).

Las adquisiciones de bienes de capital finalizaron el año con una reducción de


2.0 por ciento, como resultado principalmente de menores adquisiciones para la
industria (-6.1%), a pesar del crecimiento en las importaciones de equipo de
transporte (+3.8%). La caída en valor de las importaciones para industria fue
producto de menores importaciones de maquinaria y herramientas industriales.

Finalmente, como resultado del aumento del ingreso disponible de los hogares,
las importaciones de bienes de consumo fueron las más dinámicas del
año al registrar un incremento interanual de 6.9 por ciento. Las
importaciones de bienes de consumo finalizaron en 2,277.8 millones de
dólares. El dinamismo fue impulsado por las importaciones de bienes no
duraderos al totalizar 1,840.5 millones de dólares y experimentar un aumento
interanual de 7.8 por ciento, principalmente por productos alimenticios y
farmacéuticos. Cabe señalar que en los bienes duraderos, los aparatos
electrodomésticos experimentaron un importante dinamismo al crecer 6.8 por
ciento y sumar 187.5 millones de dólares.

En el año 2017 de acuerdo al banco central Nicaragua registró en el primer


semestre de este año un déficit comercial de US$1,281.9 millones, un 2.8%
mayor al registrado en el mismo período de 2017 (US$1,246.9 millones. De
enero a junio pasado, la brecha comercial se incrementó en US$35 millones
respecto al déficit del mismo período de 2017, precisó el banco emisor del
Estado en un informe sobre comercio exterior de mercancías.

El año 2017 se caracterizó por una importante recuperación del sector


exportador, principalmente en mercancías. Este resultado fue impulsado
especialmente por mayores volúmenes exportados y una moderación del
consumo que incidió en un menor dinamismo de las importaciones no
petroleras.

El menor déficit comercial de mercancías fue uno de los elementos que más
contribuyó a la mejora del déficit de cuenta corriente. En 2017, el déficit
comercial ascendió a 3,113.1 millones de dólares, registrando una
reducción de 3.5 por ciento con respecto a 2016. Este resultado se derivó
principalmente del dinamismo exportador en el sector manufactura y
agropecuario, junto con la desaceleración en las importaciones de bienes
de consumo y reducción de los bienes de capital.

Así, el valor de las exportaciones fob totalizó 2,548.3 millones de dólares en


2017, situándose 14.5 por ciento por arriba del valor alcanzado en 2016
(US$2,226.4 millones). Este dinamismo fue impulsado tanto por mayor
volumen exportado como por una recuperación de los precios de exportación.
A nivel sectorial, las exportaciones de los productos de manufactura fueron las
que lideraron el desempeño, seguidas de los productos agropecuarios y
pesqueros. En cambio, los productos de minería registraron una baja en sus
ingresos con respecto a 2016. Así, las exportaciones de los productos de
manufactura ascendieron a 1,234.2 millones de dólares con una tasa de
crecimiento de 17.4 por ciento con respecto a 2016. Las exportaciones del
sector fueron impulsadas por el buen desempeño de las ventas de los
productos alimenticios, específicamente: carne (US$507.8 millones) y
azúcar (US$174.4 millones), entre otros.

De igual manera, las exportaciones agropecuarias finalizaron el año con 862.7


millones de dólares, experimentando un crecimiento en sus ingresos de
24.0 por ciento con respecto a 2016, impulsadas por el dinamismo de las
exportaciones de café (US$510.0 millones), maní (US$113.1 millones), y
frijoles (US$74.0 millones). Asimismo, las exportaciones de productos
pesqueros se situaron en 113.0 millones de dólares con un crecimiento anual
de 5.5 por ciento, estimuladas por mayores ventas de camarón y pescado
fresco. Finalmente, las exportaciones de minería registraron ingresos por un
monto de 338.3 millones de dólares, menores en 9.1 por ciento respecto a
los ingresos alcanzados en 2016, como resultado de menores volúmenes
exportados de oro y plata.

En lo que respecta a mercados, los cinco principales destinos que


captaron 64.4 por ciento del valor exportado en 2017 fueron: Estados
Unidos (39.7%), El Salvador (10.4%), Costa Rica (5.5%), Venezuela (4.6%) y
Guatemala (4.1%). En este sentido, la política comercial siguió encaminada
hacia la consolidación de los mercados existentes y apertura de nuevos
destinos para los productos nicaragüenses. Cabe señalar que en 2017 el valor
exportado hacia los mercados de destinos con los cuales Nicaragua tiene
Tratado de Libre Comercio, totalizTLC, 2,171.4 millones de dólares, lo que
representó 85.2 por ciento del valor total exportado.

Los objetivos de la política comercial durante 2017 siguieron concentrados en


la continuidad del proceso de las negociaciones de TLC entre Centroamérica y
corea del Sur, para fortalecer los lazos comerciales y obtener más
oportunidades de mercados para los productos de Nicaragua. Este acuerdo
permitirá exportar a Corea del Sur productos como: carnes, frutas, café y
mariscos, y por otra parte, los países de la región tendrán acceso a
diversas tecnologías, así como a vehículos, acero, aluminio y llantas, entre
otros. La firma del tratado se espera para febrero 2018 y después deberá ser
aprobado por la Asamblea Nacional de cada uno de los países miembros,
para su posterior entrada en vigencia. Cabe señalar que los acuerdos que se
encuentran en proceso de negociaciones son: el acuerdo de alcance
parcial con Colombia y la incorporación de Nicaragua a ALADI, en los cuales
aún están pendiente las negociaciones con Colombia y Paraguay, para
finalizar el proceso de incorporación plena. Con relación al aprovechamiento
de los TLC vigentes, se continuó con el cumplimiento del proceso de En
tanto, las compras de la economía en términos cif ascendieron a 6,092.3
millones de dólares en 2017, y registraron un aumento anual de 3.5 por ciento,
mientras que en términos fob totalizaron 5,661.4 millones de dólares,
equivalente a un crecimiento de 3.8 por ciento. Las importaciones no petroleras
finalizaron con un aumento de 0.2 por ciento interanual, inducidas por una
desaceleración de las importaciones de los bienes de consumo y menores
requerimientos de bienes de capital.

El valor de la factura petrolera ascendió a 884.1 millones de dólares en 2017,


mostrando un aumento anual de 28.1 por ciento. El aumento en el costo
de la factura obedeció principalmente a mayores precios contratados de
petróleo (31.2% anual) y de combustibles6/ (26.9% anual). Cabe señalar
que la economía demandó 11.5 millones de barriles de petróleo y
combustibles en el año, lo cual representó un aumento interanual de 2.2
por ciento.

Las importaciones de bienes intermedios finalizaron el año con un aumento


anual en valor de 3.9 por ciento, derivado de mayores importaciones de
bienes para la agricultura y para la industria, mientras las compras de
materiales de construcción registraron una reducción de 0.7 por ciento (0.9%
en 2016).

Las importaciones de bienes de consumo, como resultado de la


desaceleración del consumo doméstico, fueron menos dinámicas que en
2016 al crecer 1.0 por ciento en el año (6.9% en 2016). Así, las
importaciones de bienes de consumo finalizaron en 2,301.5 millones de
dólares (US$2,277.8 millones en 2016), como resultado de un crecimiento
interanual de 2.3 por ciento en los bienes no duraderos y una reducción de
4.1 por ciento en la demanda de bienes duraderos. Las compras en bienes
de consumo no duraderos totalizaron 1,882.2 millones de dólares,
impulsadas principalmente por las compras de medicinas y productos
farmacéuticos, y productos alimenticios.

Finalmente la adquisición de bienes de capital cerraron con una reducción de


5.2 por ciento, como resultado de menores adquisiciones destinadas a la
agricultura (-7.4%), equipo de transporte (-6.8%) y para la industria (-3.7%).

El valor de exportación del régimen de zona franca finalizó en 2,638.1 millones


de dólares, superior en 1.0 por ciento con respecto a 2016. Del valor total, 59.5
por ciento correspondió a exportaciones de bienes, las cuales totalizaron
1,570.4 millones de dólares y se registraron en la balanza de bienes de
acuerdo a la Sexta Edición del Manual de Balanza de Pagos. El 40.5 por
ciento restante correspondió a exportaciones por servicios de manufactura,
las que totalizaron 1,067.7 millones de dólares y se registraron en la balanza
de servicios.

Las exportaciones de textiles (US$1,524.0 millones) se consolidaron como


las más significativas del sector, al aumentar 44.5 millones de dólares
(3.0%) en el año y representar 57.8 por ciento del valor exportado. Cabe
señalar que esta dinámica estuvo asociada a mayores exportaciones hacia
Estados Unidos, el cual continúa siendo el principal destino de los productos
textiles.
En tanto, las exportaciones de productos de tabaco(US$201.9 millones)
finalizaron con un incremento 30.5 millones de dólares y representaron 7.7
por ciento del valor total exportado. Por su parte, los productos pesqueros
aumentaron 13.1 millones de dólares, reflejando un crecimiento de 13.9 por
ciento una participación de 4.1 por ciento en el valor exportado.

En dirección contraria, las exportaciones de arneses (US$593.3 millones)


registraron una baja de 10.5 por ciento anual pero representaron 22.5 por
ciento del valor exportado de zona franca. La reducción fue derivada de
menores ventas al mercado mexicano, pese al aumento de las ventas a otros
mercado como Estados Unidos.

El resto de productos del sector registraron un buen desempeño, al crecer en


conjunto 3.3 por ciento y representar 8.0 por ciento del valor total exportado.

Los principales mercados de destino del sector de zona franca continuaron


siendo Estados Unidos y México. Las exportaciones hacia Estados Unidos
ascendieron a 2,008.9 millones de dólares (76.2% del total exportado),
mientras que las ventas hacia México totalizaron 232.9 millones de dólares
(8.8% del total exportado).

Finalmente, las importaciones de zona franca totalizaron 1,643.9 millones de


dólares en el año, registrando un aumento de 2.2 por ciento respecto al 2016
(US$1,608.3 millones). Del total de importaciones 57.9 por ciento
corresponde a importaciones de bienes y 42.1 por ciento a importaciones de
servicios de manufactura, este último se registra en la balanza de servicios,
según el MBP6.

Al cierre del primer semestre de 2018, el valor de las exportaciones de


mercancías totalizó US$1,404.6 millones. En tanto, la disminución interanual
de 0.6% registrada en las importaciones estuvo asociada a bajas en las
importaciones de los bienes de capital (-13.5%), bienes intermedios (-2.8%) y
bienes de consumo (-0.2%), a pesar del incremento de 20.9% observado en la
factura petrolera al cierre de junio.

Las importaciones de mercancías generales totalizaron US$2,686.4 millones


durante el primer semestre de este año, un 0.6% menos en relación a 2017
(US$2,702.6 millones). Nicaragua tuvo un crecimiento del producto interno
bruto (PIB) de 4.9% en 2017, con una inflación de 5.68%, según el Banco
Central.

2018

Banco Central de Nicaragua (BCN) publicó el 22 de enero de 2018 el Informe


de Comercio Exterior, correspondiente al periodo enero-noviembre.

Durante el período enero-noviembre, el déficit comercial de mercancías registró


un crecimiento de 0.8 por ciento, totalizando 2,952.9 millones de dólares, lo cual
significó un incremento de 22.1 millones de dólares con relación al déficit
observado durante el mismo período de 2016 (US$2,930.8 millones).
Las exportaciones de mercancías FOB registraron un crecimiento del 8.5 por
ciento con relación a 2016, derivado de mayores exportaciones de productos
agropecuarios (23.2%), pesqueros (8.2%) y manufactura (4.3%).

Por su parte, las importaciones de mercancías CIF registraron un crecimiento de


3.6 por ciento a noviembre y totalizaron 5,581.1 millones de dólares. Este repunte
de las importaciones se registró durante los últimos dos meses, luego del
comportamiento desacelerado que se observó durante el resto del año. Lo
anterior es resultado del aumento observado en la factura petrolera (23.4%),
bienes intermedios (4.8%) y la recuperación en los bienes de consumo (1.8%);
aunque se reportaron menores compras en bienes de capital (-4.5%).

Finalmente, las exportaciones brutas de Zona Franca acumuladas a noviembre


– que incluyen las mercancías de empresas bajo modalidad full package (FP)
más las exportaciones totales de las empresas Cut, Make and Trim (CMT) –
totalizaron 2,449.3 millones de dólares, lo cual representó un incremento de 0.2
por ciento en relación a igual período de 2016 (US$ 2,2445 millones).

La actividad comercial en Nicaragua creció un 7.6% en 2017, lo que representa


un total de 2,184 millones de dólares en ventas, informo la Cámara de Comercio
y servicios de Nicaragua (CCSN).

El Gobierno calculaba, antes de la crisis sociopolítica que atraviesa Nicaragua


desde el 18 de abril, que la economía del país crecería en 2018 entre un 4.5%
y un 5%. Pero ya actualizó su proyección y ahora estima que la economía
crecerá entre 0.5% y 1.5%.

https://www.bcn.gob.ni/divulgacion_prensa/notas/2018/noticia.php?nota=654