Sunteți pe pagina 1din 9

LIBRES

Salmos 126:1-3 Cuando Jehová hiciere volver la cautividad de Sion, Seremos como los que
sueñan. V.2 Entonces nuestra boca se llenará de risa, Y nuestra lengua de alabanza; Entonces
dirán entre las naciones: Grandes cosas ha hecho Jehová con éstos. V.3 Grandes cosas ha hecho
Jehová con nosotros; Estaremos alegres.

¿Cuántos pueden decir “estoy alegre”? La razón de la alegría en la vida de alguien que ha
conocido al Señor Jesús, es la libertad que ha experimentado, a muchos de los que estamos aquí
cuando recién llegamos a Cristo una de las cosas que nos dijeron fue “oye te miras distinto, te
miras diferente, ya no hablas igual, algo ha pasado contigo, ¿A dónde estás yendo?, ¿Qué estas
comiendo?, ¿Qué estás leyendo? algo tienes” si, efectivamente algo sucedió en nosotros, cuando
conocimos a Jesús, Él vino a nuestra vida y nos llenó con su presencia y su amor, y fue evidente
el cambio en nosotros porque cuando estábamos sin Él nuestras cautividades nos mantenían
amargados, desmotivados, sin anhelos, sin sueños que perseguir, sin fe, tristes, sin propósito. El
mundo que no conoce a Jesús no vive, sobrevive como puede, están vacíos sin Dios, ya que Dios
es el único capaz de llenarlo todo, Dios no deja vacíos, Dios hace dos cosas cuando viene a nuestra
vida, Él es un Dios de llenura y Él es un Dios de orden, entonces Él nos da plenitud y pone orden
en nuestra vida, cuando alguien no conoce a Dios, es decir, cuando alguien no experimenta una
relación con Dios, aunque probablemente tenga una religión, con todo y eso en su interior habrá
vacíos, y nadie puede vivir con plenitud si tiene vacíos, el ser humano no está hecho para tener
vacíos, los vacíos en la vida solo Dios los puede llenar.

Una de las bases de nuestra vida son los sueños, un fundamento para la vida son los sueños, diga
conmigo “sueños“, los anhelos, los sueños, las esperanzas, lo que se espera, tiene que estar vivo
y fresco en la vida de un hijo de Dios para tener plenitud, una vida con vacíos es una vida esclava
y un esclavo no tiene sueños, y quien no tiene sueños ni propósito, no está viviendo con plenitud,
estará sobreviviendo solamente, la Biblia dice “el justo por su fe vivirá” ¿Qué es la fe? “certeza
de lo que se espera, es certeza de lo que viene, de lo que no es, de lo que se espera” de eso vas a
vivir, entonces el justo vive por esperanza, no importa que tan bien o mal estén las cosas, si las
cosas están bien esperamos que estén mejor, si están mal esperamos que mejoren, esa es la
esperanza que nos hace levantarnos, trabajar, vivir, es la fuerza que nos impulsa a mirar a
nuestros hijos, nuestro negocio, quien no tiene esto, es porque vive en cautiverio y quien vive en
cautiverio no puede soñar, no puede sonreír, no puede vivir con alegría, cuando alguien vive en
prisiones de amarguras, de resentimientos, de fracasos, de sueños rotos, del “yo quise”, “yo lo
intente”, esos calabozos incapacitan a la gente para soñar y alegrarse, dice este pasaje “cuando
Jehová hiciere volver la cautividad seremos como los que sueñan” los sueños son la base de la
vida, di conmigo “LOS SUEÑOS SON LA BASE DE LA VIDA” y no me refiero a la vida bilógica, me
refiero a la plenitud de la vida, al sabor de la vida, por eso la biblia dice “el que ya no es esclavo,
el que vuelve de la cautividad, empieza a hacer como los que sueñan”

¿Cómo es alguien que sueña?, dice ”entonces nuestra boca se llenara de risa, nuestra lengua de
alabanza” la alabanza está en la boca y en el corazón de aquella gente que puede ver cosas
buenas aunque los demás vean todo mal, la alabanza está en el corazón y la actitud de aquella
gente que puede adorar a Dios aunque la higuera no florezca, aunque no haya vacas en los
corrales, no importa la situación dentro de su corazón siempre hay una canción de gratitud, hay
una canción de alabanza, porque aunque todo por fuera este en escases, él no está escaso acá
dentro, aunque todo mundo este afligido y aterrado por lo que sucede, en su corazón hay
esperanza, hay quietud, hay plenitud, hay gozo, hay alabanza. Sigue diciendo “Entonces dirán
entre las naciones, grandes cosa ha hecho el Señor con estos” “grandes cosas ha hecho el señor
con estos de comunidad de Dos centro”.

“estaremos alegres” esta es una peculiaridad que existe en la gente que vive en las alas de un
sueño, esta alegre, está contenta, tiene satisfacción, por el contrario, te vas a dar cuenta que
cuando alguien deja de soñar es alguien que deja hablar bien, es alguien que deja de sonreír, es
alguien que se vuelve amargado, triste, alguien que empieza a tener una pesadez en su carácter y
temperamento, ¿Por qué? Porque la base de la vida son los sueños, sobre todo, la base de la vida
de un justo son los sueños, lo repito “el justo por su fe vivirá” ¿Qué es la fe? la fe son anhelos,
son sueños que queremos mirar hechos realidad, a diferencia de los animales, cuando Dios soplo
aliento de vida en nosotros, juntamente con ese aliento, nos dio la capacidad de soñar, la
capacidad proyectar, la capacidad de mirar adelante, pero no podemos esperar grandes cosas de
Dios si nosotros no soñamos juntamente con Dios, o si dejamos de soñar, hoy quiero despertar
en ti una vez más la iniciativa en ti de soñar, probablemente me puedas dar muchas razones por
las que dejaste de soñar, por las que abandonaste tus sueños, por los cuales dejaste de creer,
pero yo deseo que Él Espíritu Santo te conceda volver a soñar aquellos sueños que en un tiempo
te mantenían con ánimo, con propósito.

DIOS HARÁ TAN GRANDES COSAS EN TU VIDA COMO TUS SUEÑOS SEAN GRANDES, como tus
sueños permanezcan grandes, un cautivo no puede soñar, ese es el principio, una persona que
viva presa, detrás de una reja, no puede soñar, peor si tiene cadena perpetua, el único sueño es
salir, pero quiero decirte algo muy importante el 90% de la gente que vive en una prisión física,
que está detrás de una reja físicamente hablando, (imagen 1) antes de estar en una prisión
estuvo en un calabozo de prisiones internas, antes de llegar a ser preso en una cárcel física, fue
preso de una emoción descontrolada y por eso mato, fue preso de la pornografía y por eso violo,
fue preso de la avaricia y por eso robo, fue preso de indisciplinas, fue esclavo de pensamientos
deshonestos, y todo ello que nadie veía y que estaba dentro de él, lo llevo a actuar a hechos y
obras que lo llevaron a estar detrás de una cárcel física cuando lo agarro la autoridad, muchos de
los que mataron antes de asesinar, fueron presos de un temperamento descontrolado, de la furia,
¿Cuántos han matado por ira? Pregúntenle a los que mataron, si alguno de ellos cuando mataron
cantaron el himno nacional o las mañanitas, o un canto de adoración, no, todos ellos estaban
llenos de enojo cuando mataron, o muchos de ellos estaban prisioneros del alcohol, o de la
droga, de cosas que nadie veía, a lo que voy, es que primero fueron presos de algo que les
cautivo el alma, aunque vivían sin cadenas aparentes pero internamente estaban cautivos, tu
puedes ver a muchos caminar libre por la calle, pero tú no sabes cuántos de ellos en los próximos
5 años llegaran a estar en una prisión física, porque ya por dentro andan atados a algo malo,
¿Cuántos ahora caminan atados a la pornografía, a la lujuria? No hay un foco que se encienda y
nos diga que alguien está atado a la pornografía, generalmente esas cosas se hacen en la
oscuridad, en lo oculto, en el anonimato, hasta que viola a un niño, se dan cuanta que estaba
atado a la pornografía o a la lujuria, y entonces ahora si va detrás de unas rejas físicas, pero ya
tenía muchos años preso.

Muchos de los que estamos aquí probablemente no hemos matado a nadie físicamente, (imagen
2) pero tal vez con su carácter descontrolado estés asesinando poco a poco la relación con tu
esposa, tu inestabilidad y desorden en tus horarios y trabajo estén matando tu relación
matrimonial, su relación con sus hijo, hay gente que vive presa de algo que está dañando su
relación con los demás, para esa gente la vida ya no es un sueño, la vida es una pesadilla, pero la
biblia nos enseña que cuando venimos a Jesús, Él quita la cautividad y podemos empezar a soñar
con una vida mejor, el problema es que muchas veces nos volvemos a encadenar estando ya
libres, Jesús dijo “conoceréis la verdad y la verdad les hará libres” ¿Quién es la verdad? Jesús, pero
el que tú y yo seamos cristianos, vengamos a la iglesia, no implica que tengas disciplina, que
tengas buenos hábitos, ¿Cómo es eso de volvernos a esclavizar? No tienes que probablemente
volver a emborracharte para decir que te volviste a esclavizar, no tienes que volver a ser
dependiente de la pornografía para pensar que volviste a tus cadenas, con el simple hecho de
abrazar un mal hábito, mira hay malos hábitos que no son pecado, es más que ni siquiera se ven
como pecado, pero cuando en tu vida abrazas un mal hábito o un hábito pecaminoso, realmente
lo que está sucediendo es que te estas convirtiendo automáticamente en esclavo de aquello que
impedirá que los sueños de Dios en tu vida se cumplan, los malos hábitos son los peores
enemigos que impiden que las cosas grandes de Dios se cumplan en tu vida. Los cristianos ya no
fumamos, yo espero que así sea en todos, ya no tomamos, ya no nos drogamos, pero hay otros
malos hábitos que a veces siendo ya libres, pueden echar a perder los sueños de Dios en tu
familia, en tus hijos, en tu trabajo, en tu grupo de amistad, en tus discípulos. Un ejemplo es el mal
hábito de dejar las benditas cosas importantes para después, es decir, LA POSTERGACIÓN digan
conmigo “postergación” sabes que tienes que hablar con alguien y tú dices “en dos días hablo”
sabes que tienes que ir a orar por alguien y dices “la próxima semana voy a ir a orar” y cuando
vas, ya murió, demasiado tarde fuiste, sabes que tienes que hablar con tus hijos y dices “luego lo
hago” y cuando quieres es demasiado tarde, “voy a tratar este problema” y lo postergamos,
porque no nos hicimos tiempo, cuando queremos hacer algo ya no podemos hacer nada, cada vez
que postergamos algo, estamos formando una lesión de incapacidad en tu voluntad para
responder a los grandes desafíos de la vida, pequeñas cositas que vas dejando para después van
lesionando tu voluntad, van debilitando tu voluntad, un mal hábito no es solamente fumar,
drogarse, la postergación es uno de los peores malos hábitos, y cuando nosotros dejamos las
cosas para después, lo que está sucediendo es que estamos formando una voluntad débil, a esa
voluntad débil te vas a acostumbrar muy fácilmente, y esa voluntad débil nunca podrá contestar
de una manera fuerte a los desafíos de la vida.

La biblia dice que la palabra que tu escuchas domingo a domingo es mana del cielo, es alimento
de Dios, y el mana era un alimento que caía del cielo y cuando caía se tenía que comer
inmediatamente, no se podía dejar para otro día porque se echaba a perder, cuando una palabra
de Dios viene a tu vida, cuando escuchas una orden de Dios que llega a tu corazón no es para
que la obedezcas mañana, se debe obedecer hoy, esa palabra es mana del cielo, y es para hoy,
cuando una instrucción la escuchas y viene a tu corazón no digas “mañana lo hago”, lo tienes que
hacer en el momento que la recibes, de niño en la clase de escuela dominical se me enseño a
obedecer con el plan TIA , ¿Qué es eso? Es la manera correcta de obedecer a Dios, el plan TIA
dice que a Dios le debemos obedecer Totalmente, Inmediatamente y Alegremente, sino es de esta
tres formas no es verdadera obediencia, una obediencia a medias, o postergada no es mas que
desobediencia, mañana tu obediencia no es obediencia para Dios, si en algún área de tu vida Dios
te habla hoy no esperes hasta la próxima semana para obedecer, no esperes al próximo mes.

Usted ha conocido a Dios, entonces usted es libre para soñar, si eres libre entonces muéstrame
tus sueños, usted debe tener sueños, si usted no tiene sueños significa que no es libre o que
habiendo sido libre usted decidió encadenarse otra vez, porque los sueños que tú tienes, hablan
de la libertad que tú tienes en Cristo Jesús, tu y yo tenemos que vivir soñando, una buena manera
de guardar que nuestros hijos caigan en cautiverio, es dándoles sueños de Dios para su vida, es
sembrándoles semillas de futuro, de visión, de sueños en su vida personal, en su vida ministerial,
nuestros hijos necesitan un sueño más trascendentes que el medio ambiente que los rodea, la
situación es muy mala, hablando terrenalmente, por eso, los sueños de nuestros hijos deben ser
suficientemente fuertes, porque cuando nuestros hijos están metidos en un sueño, el mismo
sueño los va a llevar a luchar, ellos van a decir “no, no, no, tengo que lograrlo, tengo que
levantarme, esto no es el final, aquí no llegan mis limites, lo voy a lograr, tengo un sueño que es
mas grande que lo que estoy pasando” la misma visión y sueños que tengan es sus vidas los va a
empujar a que ellos tengan disciplinas y que sean librados de malos hábitos, démosle a nuestro
hijos sueños que en momentos de debilidad los inspiren a seguir adelante, el deseo de ver
alcanzado ese sueño, ese logro es lo único que podrá competir con un mal hábito en su vida en
un determinado momento, porque todo sueño tiene oposición y la oposición de un sueño son los
malos hábitos en la vida, la flojera, las indisciplinas, la postergación, luego lo hago, después,
cuando usted y yo no inspiramos a nuestros hijos a ser algo grande, nuestros hijos serán
víctimas de malos hábitos en la vida, porque TODO SUEÑO EN LA VIDA SIEMPRE VA A
COMPETIR CON UN MAL HÁBITO, lo puede decir conmigo “todo sueño en la vida siempre va a
competir con un mal hábito”, todo gran sueño en la vida va a competir con un mal hábito, por ello
cuando inspiramos a nuestros hijos para que sueñen estaremos librándolos de malos hábitos,
por eso que importante es tener sueños…

Proverbio 29: 18 sin visión el pueblo se desenfrena…

¿Por qué se desenfreno el pueblo? Porque no hubo sueños, porque no hubo visión, no hubo
inspiración, la gente sin visión no tiene nada que hacer en la vida, no tiene propósito, alguien
que no tiene sueños, es como un carro sin frenos, tarde que temprano van a accidentarse, así es
la vida de muchos jóvenes y de muchos adultos también, no tienen dirección, solo avanzan, están
sin frenos, y la biblia dice “un pueblo, una sociedad, una familia, un individuo, sin visión es como
un carro sin freno, tarde o temprano terminara chocado” el desenfreno, los vicios, los malos
hábitos, son el resultado de una vida sin propósito, sin control, los sueños nos mantienen bien
direccionados, cuando una familia, cuando una iglesia, cuando un individuo, no tiene visión,
sobrevive sin freno, sobrevive sin esperanza, sobrevive sin propósito, sobrevive sin satisfacción, a
todo le tira y a nada le pega, busca de todo y nada le satisface, espera la noche para dormir, y
después espera el día porque no puede dormir, llega el día y está más cansado, la gente sin visión
es gente peligrosa porque es gente suicida, la gente sin sueños no le toma aprecio a la vida, eso
pasa con lo muchachitos de 15 o 16 años que no tienen un propósito definido, no tienen el
estímulo de sus padres para perseguir un sueño, no saben para que viven, no hay nada que les
diga a ellos su propósito en esta tierra, cuando no tienen sentido de propósito, para ellos la vida
no tiene valor, y por esos a pesar de saber del peligro que corren el estar en una organización
criminal, terminan enrolándose en una y al poco tiempo terminan en un ataúd, ¿Sabe por qué lo
hacen? Porque no le tienen valor a la vida, son suicidas, porque no tienen sueños, pero eso no
ocurre solo con los adolescentes, hay gente adulta que vive como muerto en vida, no podemos
vivir sin un sueño que perseguir, de manera que cuando usted en el proceso pierde sueños, usted
tiene que buscar otro nuevo, que lo impulse a levantarse al día siguiente, no importa lo que hay
sucedido en tu vida, probablemente ese sueño que tenías se perdió, pero si tu corazón sigue
latiendo significa que debes seguir adelante, que hay algo más por hacer en esta tierra, no es el
final para ti, se te acabo un sueño, tienes que buscarte otro que te ayude a levantarte.

Hebreos 11:1 Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.

Usted y yo debemos vivir como justos con fe, ¿Cuántos tienen fe?... dice “el justo por la fe vivirá”
tú tienes que vivir por fe, entonces tenemos que vivir esperando alcanzar algo, esperando
concretar algo, esperando terminar algo, para mantenerte vivo y con propósito en esta tierra, por
eso es, QUE LO QUE TE LEVANTE NO SEA EL DESPERTADOR, QUE LO QUE TE LEVANTE SEA EL
SUEÑO QUE DIOS TE DIO, que al despertarte puedas decir “hoy Dios va a hacer algo, hoy voy a ver
la mano de Dios, hoy voy a poner aunque sea un ladrillo en el sueño que Dios me dio, hoy me voy
a cercar a lo que Dios me prometió, hoy voy a ver un avance en mi economía, un avance en mi
familia, me estoy acercando a lo que Dios dijo que haría en mi”, cuando hay un sueño de Dios en
tu corazón, eso te va a levantar, eso te va a animar, ahora, no importa lo que esté en contra tuya,
no importa lo que haya sucedido, no importa lo que estés pasando, no importa tus
circunstancias, pase lo que pase, una cosa debe suceder, no abandones los sueños de Dios, hay
una razón, no abandones los sueños de Dios, no es por ti, no abandones lo sueños de Dios por lo
que tú vas a perder, que ya es mucho, no abandones los sueños de Dios porque miles de
personas están vinculados a ese sueño que tu tienes, tu piensas que se trata de ti, cuando sueltas
un sueño, pero Dios no piensa solamente en uno, Dios siempre piensa en generaciones, tu
puedes decir “yo suelto mi grupo de amistad”, tu miras que solo tu grupo se está cancelando,
Dios no está mirando que se pierde un grupo, Dios está viendo muchísimos grupos y redes
perderse en tu grupo, porque las redes salen de un grupo multiplicado, tú piensas que solo se
trata de ti cuando sueltas el sueño de terminar tu academia, pero Dios está viendo las multitudes
de personas que no serán bendecidas por ti, tu dices “es que yo tengo mis razones” ninguna razón
es más importante que los resultados de mantenerse firme, cuando tú decides soltar el sueño de
Dios, de buscar y abrazar sus caminos, probablemente piensas que solo tú lo soltaste, tu puedes
decir “yo ya no voy a ir a la iglesia, yo ya no quiero nada de Dios, pero ustedes hijos si quieren
sigan yendo, tu viejo sigue yendo” piensas que solo se trata de ti, y sueltas el sueño de Dios,
porque la salvación es personal, pero no dudes que cuando sueltas la fe, al rato tu marido
también, al rato tus hijos también, y como consecuencia tus nietos y bisnietos serán personas que
no busquen de Dios, serán ateos o idolatras, pensaste que solo eras tú, pero eran los miles que
venían atrás de ti.

Tienes que mantener vivo los sueños de Dios, para mantener vivos a cientos que dependen de
tu sueño, cuando alguien no suelta un sueño de Dios ese sueño traerá vida a miles de personas
que depende de tu sueño, José fue uno que soñó y a pesar de las dificultades no soltó los sueños
de Dios, el sueño de uno trajo vida a naciones enteras, el sueño de uno reservo a Israel de no
morir de hambre y a muchas naciones más, NO EXISTE NINGUNA JUSTIFICACIÓN VÁLIDA PARA
SOLTAR LOS SUEÑOS DE DIOS, necesitamos seguir aferrados al sueño de Dios, tú no sabes a
cuanta gente va a bendecir tu grupo de amistad, no sabes cuantas multitudes serán bendecidas
por tu vida, nos sabes a cuanta gente vas a restaurar. Hay factores que son potencialmente
agresivos para destruir un sueño de Dios en tu vida, tenemos que entender que todos los sueños
tienen un precio que pagarse, y todos los sueños tienen oposición, y es difícil continuar cuando
todo lo que pasa en la vida es exactamente contrario al sueño que Dios te dio, parece que todo
te dice que debes soltar ese sueño, pero cuando las cosas se ponen contrarias, escucha bien esto,
no te olvides que cuando las cosas se ponen contrarias, la mayoría de ellas no sirven sino para
llevarte a otro nivel, ustedes han visto los papalotes, los papalotes no vuelan a favor del viento,
siempre vuelan en contra del viento, entre mas oposición tenga, mas suben, tiene que haber
viento contrario para elevarse, de igual forma cuando haya viento contrario al sueño que Dios te
dio, no se te olvide, prepárate que Dios está a punto de elevarte a nuevas alturas, aférrate al
sueño, ánclate en tu sueño, na bajes la guardia.

Hay cosas que pueden esclavizarnos para dejar de seguir soñando y descuidar los sueños de
Dios, una de esas cosas es LA INDISCIPLINA Y LA FALTA DE ESFUERZO, diga conmigo “la
indisciplina y la falta de esfuerzo” la mayoría de las veces los sueños quedan inconclusos, no por la
cantidad de problemas contrarios a ellos, los sueños no se pierden por los enemigos y problemas
que pueden tener como oposición, no, la mayoría de los sueños no se alcanzan simplemente por
la falta de esfuerzo para alcanzarlos, por lo tanto, el único culpable de las derrotas en tu vida eres
tú, el único culpable de las derrotas en mi vida soy yo. Esta es la base que Dios le dice a Josué:

Josué 1:7 Solamente esfuérzate y sé muy valiente…

¿Por qué le dijo “muy”? Dios no gasta palabras por gastar, le dijo “muy”, porque se refería a una
valentía no común, no ordinaria, porque a veces van a venir situaciones que van a pelear en
contra del sueño de Dios en tu vida, pero tu esfuerzo y tu valentía, no la de tus líderes, no la del
pastor, tu esfuerzo y tu valentía te van a llevar a la cima de ese sueño que Dios te ha dado. La
mayoría de las veces un sueño no se logra por flojera, por indisciplina. “hay es que se me vinieron
una cantidad de problemas” no, no, no, no son los problemas, los problemas los tienen todos,
hasta los que no tienen propósito en la vida tienen problemas, pero un sueño se convierte en
pesadilla cuando no hay esfuerzo, disciplina, cuando no hay valentía. Yo puedo estar soñando con
tener una casa pero si no estoy disciplinado en ahorrar, simplemente no lo voy a lograr, yo puedo
soñar con bajar de peso pero si no soy muy valiente y disciplinado para decirle no a la coca cola,
no a las carnitas, pues está muy bonito el deseo, pero no lo podre alcanzar.

El otro mal hábito es LA PEREZA, la flojera, diga conmigo “pereza” hay cristianos que ya no están
esclavizados al alcohol, ni a la droga pero que están esclavizados a la flojera, y son cristianos pero
son flojos, les hablas a las 11 am, y la hermana apenas se está quitándose las lagañas, aunque el
marido se fue temprano a trabajar, ella sigue en su segundo sueño, la flojera y las drogas son
igual de dañinas, crean hábitos perniciosos, espero que usted no se haya casado con alguien así,
o si tu novio o novia son así, cuidado, porque no importa cuántos sueños bonitos tengas, si tú eres
flojo no los vas a alcanzar, dile a tu vecino “¿no te estarán hablando?” y tu contéstale “¿te sabían
algo?” hay quienes sueñan con una economía mejor, pero si no les gusta trabajar, ¿Cómo podrá
alcanzar ese sueño? Las personas flojas son personas ociosas, ¿Por qué hay hombres que miran
horas y horas y horas pornografía? Porque tienen mucho tiempo de ociosidad, y si tienen mucho
tiempo de ociosidad es que pueden desperdiciarlo de esa manera, generalmente la gente metida
en un vicio, es gente ociosa, una persona así no puede soñar con tener una familia porque está
atado a la pornografía y está atado porque tiene mucho tiempo y tiene mucho tiempo porque no
trabaja y no trabaja porque es flojo, una persona floja, ociosa, no puede soñar con tener o
alcanzar algo en esta vida, encontré un pensamiento que dice así:

¿Quién soy?
Soy tu compañía constante, soy tu mejor ayudante o tu más pesada carga, te impulsare hacia
adelante o te arrastrare al fracaso, estoy a tus ordenes por completo, soy fácil de manejar pero
debes ser firme, soy el que engrandece y el que sirve a los grandes hombres, a los que son un
fracaso yo también los he hecho fracasar, puedes usarme para triunfar o puedes usarme para tu
ruina, tómame, entréname, se firme conmigo y te ayudare, se flexible conmigo y te destruiré,
¿Quién soy? Soy tu hábito, tus costumbres.

LA VIDA ES LA SUMA DE HÁBITOS QUE TENEMOS, y aunque usted no crea, los hábitos que hoy
tiene, lo convertirán en lo que usted será mañana, ¿Cuánta gente viene y le dice “Padre úsame
para tu gloria, padre prospérame” y Dios le dice “si hijo, pero hay una condición; SOLAMENTE
UNA PERSONA CON BUENOS HÁBITOS PUEDE SER USADA PARA CONSTRUIR UN SUEÑO y tu
eres flojo, cobardón, no eres esforzado, ve y obedece Josué 1:7 y luego regresas” no hay un
sueño que se pueda construir sin una base de hábitos nuevos.

Los malos hábitos usted no tiene que buscarlos, estos vienen solos, ya están integrados en la
naturaleza en la carne. Los malos hábitos no son malos en si mismos, sino que son dañinos, por
las innumerables cosas que dejaras de alcanzar por culpa de la presencia de ellos en tu vida, ya
un mal hábito es malo en sí mismo, pero lo más malo, son todas las puertas que se te van a cerrar
por ese mal hábito, por ejemplo la impuntualidad, por ejemplo el desorden, por ejemplo el decir
mentiras, por ejemplo la exageración, yo me pregunto ¿Cuál es tu primer hábito del día tuyo?
¿Lavarte los dientes? Espero que si ¿ir al baño? ¿Cuál es tu primer hábito?.... tu primer hábito
debería ser; levantarte, porque hay gente que le suena el despertador y siguen dormidos,
entonces el primer buen habito de disciplina es levantarte cuando tú te pusiste una orden en el
despertador, eso es disciplina y entonces empiezas el día con un buen hábito. UN MAL HÁBITO
NO SE MATA, NO SE DESTRUYE, UN MAL HÁBITO SE SUSTITUYE POR OTRO MEJOR, el problema
es que nuestra mente funciona a veces en forma negativa, por ejemplo, te pones a dieta, y ahí
estas “no voy a comer grasa, no voy a comer grasa” ¿Qué es lo que más se te viene a la mente?
Los tacos de carnitas, ese foquito que les ponen que las hace ver doraditas, con un chile serrano y
unas tortillas a mano y una coquita bien fría, porque todo el tiempo estas “no voy a comer grasa,
no voy a comer grasa” ¿Qué estas pensando? en grasa, nuestra mente funciona al revés, lo mismo
pasa cuando ayunas, vas y te acercas a la cocina a ver qué hay de comer, pero dices “estoy
ayunando” te quitas de ahí, al poco rato vas y abres el ferri “que rica se ve la leche, con ese pan
que está en la mesa, hay pero que hago aquí, estoy ayunando” y te la pasas pensando en comida,
¿Así podremos vencer?..., tenemos que sustituir ese pensamiento, no se trata de decir “no lo voy
a hacer”, esta como aquel que piensa “no voy a cometer adulterio, no voy a cometer adulterio” y
ven pasar “no Dios mío dije que no voy a adulterar” ¿en que está pensando? En sexo, en sexo, en
sexo, y termina en adulterio, tu no vas a matar ese pensamiento pensando mas en ese
pensamiento, sino sustituyéndolo, en lugar de estar pensando en no hacer lo malo, debemos
ocupar nuestra mente de algo mejor, por eso dice la biblia “todo lo justo, todo lo bueno, todo lo
amables, si hay algo de buen nombre, si hay alguna virtud, en esto pensad”, en lugar de enfocarte
en no cometer adulterio, deberíamos enfocarnos en cosas justas, buenas, amables, orar 15
minutos mas, leer la palabra de Dios, servir en algún ministerio de la iglesia, de esto habla el
siguiente texto.

Romanos 8:6 Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y
paz.

Cuando te ocupas del Espíritu automáticamente matas la carne, pero que tal, tú estás pensando
en cosas de la carne, en no hacerlas, en no hacerlas, eso es estar caminando para hacer eso que
piensas, “no voy a emborracharme, no voy a emborracharme” ese pensamiento te va a llevar a
emborracharte, los malos hábitos no se eliminan, se sustituyen, pero para eso necesitas la ayuda
del Espíritu Santo, necesitas vivir en el Espíritu, ocuparte del Espíritu.

La fe que tú tienes por la palabra recibida es una fe que vive hacia adelante, no es una fe que vive
por lo que sucedió atrás, la fe que tu tienes siempre mirara hacia lo que esta adelante, vive por lo
que viene por delante, muchos de ustedes ya no están soñando igual que en un principio, muchos
de ustedes algo les llevo su sueño, como cuando viene un rio y se lleva las casas, y se llevó todo lo
que encontró en su paso, porque probablemente algo arraso con ese sueño, dice el profeta Isaías,
“aunque el enemigo viene como un rio”, y a veces así vino el enemigo contigo, probablemente
algo destruyo tus sueños, ¿Qué fue lo que se ha llevado tus sueños?. Cuando observamos que un
grupo de amistad deja de crecer, lo preocupante no son los números, lo preocupante es que eso
nos dice que los líderes han dejado de soñar, cuando a un líder le da lo mismo alcanzar 2, 3 o
uno, o ninguno, ese líder ya no sueña con el propósito por el que fue llamado, cuando veo caras
tristes, sin ganas, eso me dice que esa persona ha dejado de soñar, ha dejado de tener esperanza
de algo mejor, ¿Qué fue lo que te quito la habilidad de soñar? Ponte de pie, quiero que hagas
este ejercicio quisiera que recordaras los sueños que tenías cuando eras niño, cuando eras una
niña, quisiera que recordaras los sueños que tuviste cuando eras niño o eras niña, ¿Qué paso con
ellos? De la misma forma piensa en los sueños que Dios te dio cuando le conociste, y cuando te
llamo a servirle, ¿son los mismos? probablemente él te dio el sueño de transformar tu hogar, te
dio el sueño de un gran ministerio, probablemente Él te dio el sueño de un llamado, esos sueños
que Dios te dio, mi pregunta es ¿Tienen aún la misma intensidad en tu vida, son los mismos? O
¿ya se murieron? y la evidencia de si estas soñando o no, son los resultados, es tu entusiasmo,
¿Qué fue lo que se llevó tu sueño?, no sé, quizás un fracaso, una perdida, alguna relación rota,
probablemente tus malos hábitos, mi pregunta es ¿Acaso esas cosas son mas grandes que el
sueño que Dios te dio?, me pregunto ¿Acaso algo tiene más precio que la libertad que Dios te dio
para seguir soñando?, hay alguien al que Dios le está hablando y le esta diciendo “no permitas
que cosas tan baratas te roben lo más fino que es el sueño que yo te he dado”, hoy es el
momento de volver a tomar nuestra libertad de poder soñar, de poder abrazar un sueño, Dios te
está diciendo “no permitas que algo tan barato destruya las grandes cosas que yo he soñado para
ti”, algunos de ustedes cuando recibieron su llamado recibieron un sueño de un grupo de
amistad extraordinario, recibieron el sueño de multitudes, algunos recibieron el sueño de ver a
toda su familia rendida a Jesús, pero hoy ese sueño parece estar muriendo, hoy es el día de
volver a retomar tus sueños.

Cierra tus ojos Hay sueños que Dios te entrego en el inicio de tu infancia, hay otros sueños que
Dios entrego en el inicio de tu vida espiritual y hay sueños que Dios entrego en el inicio de tu
llamado y hay sueños que Dios entregara hoy a tu vida, Dios te dice “no dejes de soñar, no
permitas que cosas tan baratas te quiten tu habilidad de soñar”. No hay mejor día para morir que
el día en que sabes que el sueño que Dios te dio lo lograste alcanzar y el resultado de ese sueño lo
llevas como una corona a Dios, no te puedes ir de esta tierra sin haber alcanzado los sueños que
Dios te dio, no renuncies a ellos, la mejor ofrenda que le puedes llevar a Dios son el haber
cumplido con los sueños, si han sido los malos hábitos los que han hecho que esos sueños se
hayan apagado en tu vida, hoy es el tiempo de que sean encendidos una vez más en tu vida.