Sunteți pe pagina 1din 6

LA BOLSA DE VALORES

La Bolsa de Valores es aquella organización privada que ofrece a sus miembros,


en consonancia con los mandatos de sus clientes, las facilidades necesarias para
que puedan, entre otras cosas, introducir órdenes, realizar negociaciones de
compra venta de acciones, como ser las acciones de sociedades o compañías
anónimas, bonos públicos, privados, títulos de participación, certificados y una
amplia variedad de instrumentos de inversión.

Las negociaciones de valores en los diversos mercados bursátiles que estas


organizaciones llevan a cabo se hacen tomando unos precios conocidos y
determinados en tiempo real, siempre en torno a un clima de máxima seguridad y
confianza para los inversionistas, porque el mecanismo de cualquier transacción
que se haga se encuentra debidamente regulado con antelación, lo que claro,
garantiza esta seguridad que mencionábamos.

Una de las funciones de las Bolsas de Valores es la de fortalecer el mercado de


capitales e impulsar tanto el desarrollo financiero como económico de la parte del
mundo en la cual se hallen establecidas. Muchas de ellas, incluso, existen desde
hace varias décadas, en tanto, las primeras entidades de este tipo fueron creadas
durante los primeros años del siglo XVII.
Actores que participan activamente en las operaciones de las Bolsas
Son tres los actores que participan activamente en las operaciones de las Bolsas
de Valores: demandantes de capital (empresas, organismos públicos o privados y
otros entes), los oferentes de capital (ahorristas, inversionistas) y los
intermediarios.

El agente de bolsa es la persona jurídica autorizada a asesorar o efectuar


inversiones y transacciones
La negociación de valores en la bolsa se hace entonces a través de los miembros,
conocidos popularmente como corredores, sociedades de corretaje de valores,
casas de bolsa, agentes, comisionistas.
El agente de bolsa o casa de bolsa o bien corredor de bolsa es la persona jurídica
que tras un acuerdo previo está autorizado para asesorar o efectuar en nombre de
empresas, tanto inversiones como transacciones en la bolsa de valores que
corresponda.
Es condición sine quanom que estos agentes efectúen un examen de capacidad y
asimismo demuestren ante el organismo competente su solvencia para poder
operar conformes.

Para poder acceder a la cotización de sus valores en la Bolsa de Valores, las


empresas deberán primero hacer públicos sus estados financieros porque será a
través de estos que se podrán determinar los indicadores que permiten saber la
situación financiera de una determinada compañía.

La regulación de las Bolsas de Valores corre a cuenta del Estado Nacional.

Otras funciones que despliegan en el mercado bursátil


Otras funciones que puede desempeñar una Bolsa de Valores: poner en contacto
a las empresas o entidades del estado necesitadas de recursos con los ahorristas
que tienen voluntad de invertir, conferir liquidez a la inversión, permitiendo
convertir sus acciones en dinero, certificar precios en el mercado, favorecer a la
asignación eficiente de recursos y contribuir a la valoración de activos financieros.

Los métodos de pronóstico, base del funcionamiento


En la actualidad, las Bolsas de Valores funcionan a través de los que se conoce
como métodos de pronóstico que son los que les permiten a las empresas como a
los inversores disponer de una idea acabada y certera respecto de cómo será el
comportamiento del mercado a futuro, y entonces a sabiendas de ellos tomar las
mejores decisiones que permitan maximizar los beneficios.
Datos históricos y matemáticos son la base de estos métodos.

Hoy casi todas las bolsas de valores utilizan estos métodos, ahora bien, debemos
marcar que si bien son bastante certeros y acertados en sus pronósticos
presentan una deficiencia en la predicción de aquellas situaciones o fenómenos
económicos que saben alterar de manera notable el estado económico y que
como tales no son sencillos de pronosticar.

En tanto, las técnicas que estos aplican son de dos tipos, por un lado las
cualitativas que están comprendidas por las opiniones y el conocimiento de los
expertos en la materia, y por su parte las cuantitativas están constituidas por los
datos estadísticos que relevan tiempos pasados.

Origen del término


La denominación de Bolsa surge en la ciudad de Brujas hace varios siglos atrás,
donde una familia aristocrática de apellido Van Der Buërse solía realizar en un
edificio de su propiedad reuniones de índole comercial y mercantil. El escudo que
representaba a esta familia constaba de la imagen de tres bolsas de piel,
entonces, eso sumado a que realizaban importantes operaciones de tipo mercantil
es que se tomó el término de Buërse para denominar justamente a los lugares en
los que se realizaban transacciones de productos o de valores.
Las primeras bolsas de valores formales aparecieron primero en Bélgica, en el
siglo XV, y en el siglo XVII en la ciudad de Ámsterdam, siendo esta última la más
antigua que existe a la fecha.

Dow Jones es un índice bursátil compuesto por 30 de las acciones más


significativas, de todas las industrias, salvo transporte y servicios públicos, que
cotizan en la Bolsa de Valores de Nueva York y el Nasdaq.

Aunque no es el índice oficial de la Bolsa de Nueva York, ya que éste es el NYSE


Composite, sí es el más conocido y empleado para monitorear dicho mercado, el
más importante del mundo.

Virtualmente Dow Jones podría ser cualquiera de los índices de la firma que lleva
el mismo nombre, pero al que se refieren cuando se menciona que bajó o subió
el Dow Jones, o simplemente el Dow, es al índice Dow Jones Industrial Average
(DJIA) que fue ideado por Charles Dow en 1896, lo que lo hace el índice más
antiguo usado a nivel mundial para reflejar un valor promedio de acciones de
compañías públicas en un mercado de valores.

En sus inicios medía el desempeño de 12 empresas, todas ellas industriales,


hacia 1920 incorporó 8 empresas más, para finalmente llegar a las 30 actuales en
1928. Desde que el índice comenzó a utilizarse a las acciones que lo conforman
se les ha llamado blue chips o fichas azules, en analogía al juego de póker, donde
las fichas azules son las que tienen el valor más alto. El nombre refleja la calidad
de las empresas que conforman el índice, cuyas capitalizaciones de mercado
suelen estar dentro de las más altas del mundo, aunque éste no es un requisito
para conformar el listado.

El índice es de propiedad de la firma Dow Jones & Company Inc. (adquirida en


2007 por el gigante mediático News Corp.), que publica el diario financiero y
empresarial Wall Street Journal, cuyos editores son quienes se encargan de
realizar modificaciones a la composición del índice.

¿Cómo calcular el índice bursátil Dow Jones?

Para realizar esta operación se deben de sumar los precios de las acciones de
todas las 30 empresas, para a continuación dividir este total entre un divisor
variable que se modifica periódicamente.

A continuación puedes ver un gráfico con la evolución del índice americano desde
el año 1896, cuando se encontraba al rededor de los 30 puntos, hasta el 2015,
año en el que ha superado los 18.000 puntos. Es decir, si hubieramos invertido
30$ en el Dow Jones en el año 1896, ahora tendríamos 18.000$.
INTRODUCCIÓN

Esta investigación trata de proporcionar información acerca de la Bolsa de Valores


sin detenerse a realizar juicios de que si está bien o no; sin lugar a dudas, el
camino que tiene que seguir una empresa cualquiera para llegar a su meta es
estar en armonía con aquellos que rigen el mercado mundial, entendiéndose por
armonía como el actuar de las empresas por proporcionar bienes y servicios a la
altura de su competencia.

La Bolsa de Valores crea un parámetro para comparar y analizar la situación de


una empresa con respecto a su competencia, para ello existen los Índices
Financieros, se pretende además orientar de una manera muy amplia acerca del
significado de términos muy propios del Mercado Bursátil e identificar los
principales términos utilizados.

Con el presente documento se espera orientar a estudiantes universitarios o a


todo aquel que se interese en conocer que es la Bolsa de Valores y su interesante
comportamiento.
CONCLUSIÓN
La bolsa como entidad privada, es la meta a la que toda empresa que tiene un
plan estratégico de crecimiento debe llegar.

Las bolsas de valores son importantes teniendo en cuenta que se tiene contacto
directo con los inversionistas o las personas que tienen la intención y capacidad
de inversión suficiente para desarrollar proyectos y negocios, o refinanciar deudas;
esto nos da la oportunidad de darnos a conocer en el mercado y llevar a cabo
nuestras ideas.

Es útil el contacto de nuestra empresa con la bolsa para establecer el valor real y
comercial de nuestra empresa.

Amplia el portafolio de inversión existentes al público, brindándoles la oportunidad


de diversificarlas, obteniendo rendimientos acordes a los riesgos que estén
dispuestos a asumir.

La bolsa de valores se podría interpretar como un juego financiero, donde


podemos adquirir altas cantidades de dinero haciendo uso de nuestras
habilidades, pero también podemos quedar arruinados de un momento a otro.