Sunteți pe pagina 1din 6

Índice de Miller

La mayoría de los metales y las aleaciones comunes cristalizan en las celdas más simples como son las

cúbicas: la centrada en el cuerpo o en las caras y solo algunos metales son tetragonales o hexagonales

y muy pocos son de algún otro tipo.

A continuación se estudiará la forma de identificar las direcciones y los planos en las celdas cristalinas.

Cálculo de direcciones cristalográficas en celdas cúbicas.

Los índices de Miller son índices de dirección que se definen como los componentes del vector de dirección, reducidos a mínimos enteros.

Se representan por tres números enteros: u, v, w entre corchetes, separados sin comas, y en caso de que haya un número negativo se denota con una línea sobre el índice: [u v w]

negativo se denota con una línea sobre el índice: [u v w] Los pasos a seguir

Los pasos a seguir son los siguientes:

1. Elegir el origen de coordenadas.

2. Restar las coordenadas para obtener la longitud en las tres coordenadas.

Destino Origen

3. Estos tres números se multiplican o dividen por un factor común para eliminar fracciones, y además

se simplifican.

4. Finalmente, se escriben los tres números, juntos los índices enteros dentro de corchetes, sin separar

por comas y poniendo los negativos indicados por una línea sobre ese índice: [u v w]

Veamos algún plano, por ejemplo, la dirección de la figura siguiente:

  x y z
 

x

y

z

Destino:

1

1

1/2

Origen:

0

0

0

Resta:

1

1

1/2

Dirección:

 

[2 2 1]

Otro ejemplo es el siguiente:

  x   y z
 

x

 

y

z

Destino:

1

 

0

0

Origen:

0

 

1

0

Resta:

1

 

-1

0

Dirección:

 

[1 1 0]

 

Realizando ahora un ejercicio al revés; dibujar la dirección [0 3 1].

 

x

y

z

Dirección

0

3

1

Cortes

0

1

-1/3

Elegir el origen de coordenadas y representar estos contes en la celdilla:

de coordenadas y representar estos contes en la celdilla: Índices de Miller de planos cristalográficos en

Índices de Miller de planos cristalográficos en celdas cúbicas

Los pasos a seguir son los siguientes:

1. Elegir bien el origen de coordenadas. Si el plano pasa por el origen elegido, se traza otro plano paralelo con una adecuada traslación dentro de la celdilla unidad, o se escoge un nuevo origen en otro vértice de esa celdilla o de otra celdilla unidad.

2. El plano cristalográfico o bien corta, o bien es paralelo a cada uno de los tres ejes. La longitud de los segmentos de los ejes se determina en función de los parámetros de red h, k y l.

3. Se escriben los números inversos de estos valores. Un plano paralelo a un eje se considera que lo corta en el infinito y, por lo tanto, el índice es cero.

4. Estos tres números se multiplican o dividen por un factor común para eliminar fracciones.

Veamos algún plano, por ejemplo el de la figura siguiente:

  x   y z
 

x

 

y

z

Destino:

 

-1

 

Origen:

0

 

-1

 

0

Resta:

1

 

-1

 

0

Dirección:

 

(0 1 0)

 

Veamos otro ejemplo, en la figura siguiente:

  x   y z
 

x

 

y

z

Destino:

-1

 

1

-1/2

Origen:

-1

 

1

-2

Resta:

-1

 

1

-2

Dirección:

 

(1 1 2)

 

Realizaremos ahora un ejemplo al revés; dibujar el plano (0 3 1) Seguiremos ahora los pasos al revés x

y

z

Plano

0

3

1

Elegir el origen de coordenadas Representar estos cortes en la celdilla

Inverso

1/3

-1

estos cortes en la celdilla Inverso 1/3 -1 Defectos en las estructuras cristalinas A veces es

Defectos en las estructuras cristalinas

A veces es muy difícil que los átomos se ordenen para formar un sólido cristalino, especialmente si los átomos tienen diferentes propiedades, ya sea solo de tamaño. Los sólidos no-cristalinos también se llaman amorfos. Especialmente es difícil el formar cristales de hidrocarburo por lo complejo que resulta el ordenamiento de las diferentes moléculas. Algunos sólidos no pueden cristalizar por no darles tiempo, por enfriarlos bruscamente.

Un sólido amorfo es el vidrio de ventana. Mientras que enfriándolo lentamente es posible que los átomos de Na, Si y O se ordenen y se forme un cristal. Lo mismo puede ser el caso con los minerales por su mayor complejidad de diferentes átomos y la direccionalidad del enlace covalente que los cohesiona.

Luego no es difícil imaginarse que un cristal metálico no esté perfectamente cristalino si no que contenga defectos. Los defectos o imperfecciones se pueden considerar como una parte integral de la estructura de la materia y se pueden clasificar de acuerdo a su geometría como se aprecia en la tabla II.

de acuerdo a su geometría como se aprecia en la tabla II. Defectos puntuales El más

Defectos puntuales

El más simple es la vacancia que involucra la ausencia de un átomo centro del metal (Fig. 13 a y b) tales defectos pueden ser consecuencia de un empaquetamiento imperfecto durante la cristalización original o pueden resultar de vibraciones térmicas de los átomos a temperaturas elevadas.

Defectos de Schottky

Se presentan en compuestos que deben mantener un balance de carga. Involucran vacancias de pares de iones de cargas opuestas (c). Tanto los defectos de Shottky como las vacancias facilitan la difusión atómica.

Defectos intersticiales

Se trata de que un átomo extra pueda ser alojado dentro de una estructura cristalina produciendo distorsión atómica (d)

Defectos de Frenkel

Un ion es desplazado en la red a un sitio intersticial (e). Las estructuras compactas tienen menos intersticiales y defectos de Frenkel, que vacancias y defectos de Schottky porque se necesita una energía adicional para forzar a los átomos hacia las intersticios.

Defectos lineales El tipo más común de defecto lineal dentro de un cristal es una

Defectos lineales

El tipo más común de defecto lineal dentro de un cristal es una dislocación de borde. La mitad superior del cristal contiene ocho celdillas unitarias al igual que la mitad inferior, cuando se cuentan a lo largo del eje x. La distinción importante en que las ocho celdillas de la parte superior están comprimidas en el mismo espacio que es ocupado por siete celdillas en la mitad inferior del cristal. Esto crea un medio plano extra en la parte superior y constituye una dislocación de borde.

Los planos atómicos más cercanos a la dislocación sufren la mayor cantidad de distorsión. La dislocación se considera positiva si el medio plano se encuentra en la parte superior (1) y negativa si se encuentra en la parte inferior del cristal (T)

si se encuentra en la parte inferior del cristal (T) Defectos de superficie Las imperfecciones cristalinas

Defectos de superficie

Las imperfecciones cristalinas pueden extenderse en dos dimensiones. Como una frontera. La frontera más obvia es la superficie externa. A pesar que podemos visualizar una superficie simplemente como la terminación de la estructura cristalina, debemos apreciar el hecho de que los átomos en la superficie no son del todo comparables a los átomos dentro del cristal. Los átomos en la superficie tienen vecinos, sólo en un lado como se ve en la Fig. 16, por lo tanto, estos átomos tienen energía más alta que los internos.

Defectos de volumen Se pueden presentar como inclusiones de material extraño, como restos de escoria

Defectos de volumen

Se pueden presentar como inclusiones de material extraño, como restos de escoria atrapada por el metal, o huecos o poros producidos por burbujas de gas que no pueden escapar a la superficie durante la solidificación.

metal, o huecos o poros producidos por burbujas de gas que no pueden escapar a la