Sunteți pe pagina 1din 3

Ensayo de:

“Comportamiento psicológico del mexicano, desde la óptica del marketing”


por
Adolfo Rafael Rodríguez Santoyo
Germán Rodríguez Frías
Eduardo Barrera Arias

INTRODUCCIÓN

México es una nación llena de colores y tradiciones que inundan de orgullo por dicha
herencia. Y, hasta nuestros días, en esta nación la población se mantiene pluricultural;
misma que continua ampliando sus horizontes con pensamientos más frescos e
innovadores. Sin embargo, en muchas ocasiones surgen diversos rasgos o
comportamientos que reflejan los individuos hacia ciertos estímulos o como simple
respuestas, y es ahí donde brotan conductas curiosas que son influenciados por
costumbres, contexto social y la misma variable psicológica que se desprende de todo lo
anterior.

DESARROLLO

La sociedad Mexicana goza de una población mestiza, y de alguna manera, esas


diferencias se han ido marcado con otras, como sería: de la tajante clasificación con las
minorias, llenas de marginación social y en contraste, la privilegiada, que está basada en
lujos e influencia; desprendiendo de esta comparativa, el autor nos delimita en dos
vertientes que es el “oprimido” y el “opresor”, un contexto bastante popular que hasta
nuestros días que es notorio con el conformismo e indiferencia ante problemas de índole
social e incluso, de seguridad o ambientalista, en donde hemos permanecido pasivos y,
como se menciona, simplemente llegamos a actuar como un “obediente afiliativo”.

Con la llegada de las TIC’s y la globalización, la modernidad nos ha invadido en pasos


acelerados y, contra corriente, ha venido impactándose con la cultura del país, como hemos
visto con la gran cantidad de migraciones, hasta en la muerte de lenguas madre de México,
por misma opresión y de alguna manera, aceptación social.

Particularmente, se nos desprenden apartados para lograr entender específicamente de


diversos aspectos en la sociedad Mexicana, los cuales son:

• La familia: En el que rasgos machistas de antaño hacen su aparición, donde aparecen


cotidianamente títulos o tareas ya asignadas por género, y parecen seguir tomando un rol
importante e inquebrantable en los núcleos familiares. Se tocan puntos para retomar de la
sumisión en matrimonios (que puede ser de ambas partes) en donde las parejas
permanecen juntas por simples miedos, moral y hasta violencia prolongada.

En comparativa con Estados Unidos, México resulta vistosamente más afecta a respetar a
la familia como conjunto, que al al individio con derechos personales. Un aspecto digno de
análisis, si recolectamos datos respecto al abuso familiar o en temas más sensibles y que
continúan afectando a nuestra sociedad de manera alarmante como son los feminicidios.

• La mujer: Es conocido el grado de sumisión con el que se mantenía a las mujeres desde
épocas antinguas, en los que, hasta que se se hizo posible el voto, fueron posible distintas
libertades sociales, oportunidades de trabajo y se despojó como minoría.

La imagen de la mujer Mexicana como estereotipo ha sido “trazado psicológicamente” por el


autor con aspectos de carácter de abnegación, religión, tradición, etc. En el que, como
anteriormente se menciona, con la llegada de la modernidad, comienza a chocar con otro
cliché de mujer liberalista, ambiciosa y desobligada.

• Los jóvenes: Es un sector de población bastante peculiar del que probablemente (todavía)
forme parte, puesto que, la línea de características descritas me resultan familiares, donde
nos encontramos en un punto de crítica y descontento en el que, los de menor edad critican
con constancia haciendo uso de sus “armas”, que son los simplemente las redes sociales.
El entorno del adolescente o joven adulto promedio suele ser el apoyar causas sociales sin
dejar su zona de confort.

• Clases sociales y castas: Como se menciona al principio, hasta nuestros días se sigue
devaluando a la clase desprotegida o indígena, que continua teniendo un margen de
esterotipos y falta de apoyo.

• Clase media: Con poca responsabilidad social, el centrarse en su propia promoción, con
intereses de competencia y simulación.

CONCLUSIÓN

Intenta recopilar la opinión sobre el particular comportamiento del mexicano en diversos


aspectos sociales, psicológicos, personales y en su contexto social. En algún punto resultan
familiares diversas posturas, pero es importante considerarle como guía práctica en ciertas
situaciones en el que se deban evaluar comportamientos o se necesite un apoyo para
comprender personalidades o actitudes cotidianas, porque, aunque algunas comparativas
son exageradas, en situaciones actuales aún llevan esa esencia tradicionalista.

BIBLIOGRAFÍA

Rodríguez, A., Rodríguez G., & Barrera, E. (2011). Comportamiento psicológico del
mexicano, desde la óptica del marketing. México: Antología.