Sunteți pe pagina 1din 7

FORMULA DE EULER PARA COLUMNAS LARGAS O MUY ESBELTAS

En el año 1757, el gran matemático suizo Leonhard Euler realizo un análisis teórico de la carga
crítica para columnas esbeltas basada en la ecuación diferencial de la elástica
EI (d 2 y / dx 2 )  M . Ahora se sabe que este análisis solamente es válido hasta que los
esfuerzos alcanzan el límite de proporcionalidad. En tiempo de Euler no se habían establecido
los conceptos de esfuerzo, ni de límite de proporcionalidad, por lo que el no tuvo en cuenta la
existencia de un límite superior de la carga critica. En la sección 11-4 se considera este límite
superior.

La figura 11-3 muestra la línea eje de una columna en equilibrio bajo la acción de la carga crítica
P. Se supone que la columna tiene los extremos articulados (mediante rotulas, o pasadores) de
manera que no pueden tener desplazamientos laterales. La deflexión máxima δ es lo
suficientemente pequeña para que no exista diferencia apreciable entre la longitud inicial de la
columna y su proyección sobre un eje vertical. En estas condiciones, la pendiente dy/dx es
pequeña y se puede aplicar la ecuación diferencial aproximada de la elástica de una viga:

d2y
EI  M  P( y )   Py …… (a)
dx 2

El momento M es positivo en la figura 11-3 al pandear la columna en el sentido indicado (basta


girar la figura 90º en sentido contrario al del reloj), por lo que al ser la y negativa, ha de ir
precedida del signo menos. Si la columna se pandeara en sentido contrario, es decir, en la
dirección de y positiva, el momento flexionante sería negativo, de acuerdo con el criterio de
signos adoptado en la sección 4-2 para los momentos y por tanto, habría que poner también el
signo menos.

La ecuación (a) no se puede integrar directamente, como se hacía en la sección 6-2, ya que allí
M solamente era función de x . Sin embargo, presentamos dos métodos para resolverla.
Conociendo algo de dinámica nos damos cuenta que la ecuación (a) es semejante a la ecuación
de un cuerpo que vibra simplemente:

d 2x
m  kx
dt 2
Para la cual una solución general es:

 k   k 
x  C1sen  t   C2 cos  t 
 m  m
P

O Y

y
L/2

L/2

P
Figura 11-3

De aquí, por analogía, la solución de la ecuación (a) viene dada por

 P   P 
y  C1sen  x   C2 cos  x  (b)
 EI   EI 

Al aplicar las condiciones de frontera para x  0, y  0 , lo que da C2  0 ; para x  L, y  0 ,


de la que se obtiene

 P 
0  C1sen  L 
 EI 

Ecuación de condición que se cumple para C1  0 , en cuyo caso no existe flexión en la


columna, o para

P
L  n (n  0,1, 2,3,....)
EI
De donde

EI  2
P  n2 (c)
L2
Si se carece de conocimientos de ecuaciones diferenciales podemos resolver la ecuación (a)
escribiéndola en la forma
d  dy 
EI     Py
dx  dx 

Que, después de multiplicar 2dy para obtener diferenciales exactas da por integración:

2
 dy 
EI     Py 2  C1 (d)
 dx 

Ahora, de acuerdo con la figura 11-3 para dy/dx = 0 , y =δ, sustituyendo en (d) da C1  P 2
por lo que la ecuación (d) se transforma en
2
 dy 
EI    P( 2  y 2 )
 dx 
O sea,

dy P
  2  y2
dx EI
Separando variables

dy P
 dx
 2  y2 EI

Cuya integración da

y P
sen1 x  C2
 EI

P1 P2 P3

figura 11.4 Efecto de n en la carga critica


P1 P2 P3
Para hallar C2 se aplica la condición y  0 para x  0 , de donde C2 =0. Así, pues,

y P  P 
sen1 x o y   sen  x
 EI  EI  (e)
 

Lo que indica que la forma de la elástica es senoidal. Haciendo y  0 para x  L en esta


última ecuación se obtiene

 P 
sen  L 0
 EI 

O bien,

P
L  n (n  0,1, 2,3,.....)
EI
De donde

EI  2
P  n2 (f)
L2
Que coincide con el valor obtenido en la ecuación (c).

El valor n  0 no tiene sentido, ya que seria P  0 . Para los demás valores de n la columna se
pandea en la forma indicada en la figura 11-4. De estas posibles soluciones, la más importante
es la (a). Las otras soluciones ocurren para cargas mayores, pero solo posibles físicamente si la
columna tiene sujeciones laterales en el punto medio o en los tercios del largo respectivamente,
que la obliguen a tomar precisamente esta forma. La carga critica, para una columna articulada
en sus extremos, es

EI  2
P (11-1)
L2

Para columnas con otras condiciones de sujeción en sus extremos se puede expresar la carga
crítica en función de la correspondiente a (11-1), que se considera como un caso fundamental.
Así, por ejemplo, en la columna doblemente empotrada de la figura 11-5 (a), por simetría, los
puntos de inflexión están en los cuartos del largo, y como el momento flexionarte es nulo en
estos diagramas de cuerpo libre de la figura 11-5b indican que la mitad central de la columna
doblemente empotrada equivalente a una columna articulada en sus extremos, de longitud
Le  L / 2 . Introduciendo en la ecuación (11-1) esta longitud equivalente, la carga crítica que se
obtiene para este tipo de columna es:

EI  2 EI  2 EI  2
P  2
 4 (11-2)
Le 2 L L2
 
2
La columna doblemente empotrada es, pues, cuatro veces más resistente que la doblemente
articulada.

P P

L/4
P

P
L/2
L Le
P

P
L/4

P P

figura 11-5. Columna doblemente empotrada y diagrama de cuerpo libre

La figura 11-5a, permite determinar también la carga crítica para una columna empotrada en un
extremo y libre en el otro (tipo mástil). Las cargas críticas en este tipo, figura 11-5b, y en la
doblemente empotrada, figura 11-5a, son iguales, pero teniendo en cuenta que esta última es
cuatro veces más larga que la primera. En otras palabras, en la ecuación (11-2) hay que poner
una longitud L, igual a cuatro veces la longitud real de la columna tipo mástil, con lo que la carga
crítica para este tipo de columna viene dada por:

4 EI  2 4 EI  2 1 EI  2
P   11-3
 4L  4 L2
2
Le 2
P

Le=0.7L

figura 11-6 Columna empotrada en un extremo y articulada en el otro

que es una cuarta parte de la correspondiente al caso fundamental, doblemente articulada.

Otro tipo de columna que suele presentarse es la empotrada en un extremo y articulada en el


otro, como se indica en la figura 11-6. El punto de inflexión aparece, como puede demostrarse,
a 0.7L del extremo articulado, por lo que introduciendo en la ecuación (11-1) del caso
fundamental una longitud Le  0.7 Le , da como valor de carga critica

EI  2 EI  2 2 EI  2
P   (muy aproximadamente) (11-4)
Le 2 (0.7 L) 2 L2

El efecto de la condición de sujeción de los extremos en la carga crítica se puede hacer intervenir
en la fórmula de la carga crítica para el caso fundamental de columna doblemente articulada de
dos formas. Multiplicándola por un factor N que depende de las condiciones de sujeción como
se resume en la tabla que viene a continuación o mejor sustituyendo la longitud L de la ecuación
(11-1) por los valores tabulados de la longitud modificada o efectiva, es decir.

EI  2 EI  2
PN 
L2 Le 2
CONDICIONES DE SUJECION N = coeficiente para Le  longitud efectiva
multiplicar por Pcrit del caso
fundamental
Ambos extremos 4 1
empotrados L
2
Un extremo empotrado y el 2 0.7L
otro articulado
Ambos extremos articulados 1 L
Un extremo empotrado y el 1 2L
otro libre 4