Sunteți pe pagina 1din 5

S. G.

de Calidad, Innovación y Salud Pública


Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales

REQUISITOS SANITARIOS DE LOS SERVICIOS BIOCIDAS


QUE APLICAN EN ANDALUCÍA

A continuación se exponen los requisitos sanitarios, recogidos en las


diferentes normas aplicables en el territorio andaluz:

Servicios biocidas

En el transporte:
Decreto 60/2012, de 13 de marzo, por el que se regulan los Establecimientos y
Servicios Biocidas de Andalucía y la estructura y funcionamiento del Registro Oficial
de Establecimientos y Servicios Biocidas de Andalucía.

• Los vehículos destinados al transporte de los equipos y productos


para efectuar los tratamientos deberán disponer de separación física
de la cabina de conducción, así como de medios para evitar derrames
y para realizar un transporte seguro de los mismos (art. 7.4).

En la utilización de biocidas, en general:


Real Decreto 3349/1983, de 20 de noviembre), por el que se aprueba la
Reglamentación Técnico Sanitaria para la fabricación, comercialización y utilización
de plaguicidas. (BOE nº 20, 24/01/1984).

• Los usuarios de plaguicidas serán responsables de que en su


manipulación y aplicación se cumplan las condiciones de utilización
de los mismo que figuren en las etiquetas de sus envases y,
particularmente, de que se respeten los plazos de seguridad
correspondientes (art 10.3.1)
• Queda prohibido (art 10.3.3) :
- La utilización como plaguicidas de productos ó sustancias no
inscritos en los Registros Oficiales correspondientes.
- La utilización de los plaguicidas inscritos en los Registros Oficiales
correspondientes en aplicaciones, condiciones ó técnicas de
aplicación distintas de las autorizadas.
- La aplicación de cualquier tipo de plaguicida sobre elementos
preparados para consumo inmediato ni en las superficies sobre los
que éstos se preparen ó hayan de servirse ó consumirse.
S. G. de Calidad, Innovación y Salud Pública
Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales

Real Decreto 1054/2002, de 11 de octubre, por el que se regula el proceso de


evaluación para el registro, autorización y comercialización de biocidas (BOE nº
247, 15/10/2002)

• Los biocidas deberán utilizarse de la forma adecuada, conforme a lo


especificado en la etiqueta y en la resolución de autorización o
registro. (art. 3.7)
• Dicha utilización llevará consigo la aplicación de las medidas
apropiadas físicas, biológicas químicas o de otro tipo que limiten al
mínimo necesario el uso de biocidas. (art. 3.7)
• Su uso se realizará conforme a lo dispuesto en las normas relativas a
la protección de los trabajadores. (art. 3.7)
• El personal de las empresas de servicios biocidas deberán superar los
cursos o pruebas de formación que reglamentariamente se
determinen. (art. 29)

Real Decreto 830/2010, de 25 de junio, por el que se establece la normativa


reguladora de la capacitación para realizar tratamientos de biocidas (BOE nº 170,
14/07/2010)

• En sus actuaciones, el Responsable Técnico del servicio biocida


tendrá en consideración las estrategias del Control Integrado de
Plagas y seguirá los principios de Buenas Prácticas en los planes de
desinfección, desinsectación y Desratización descritos en la norma
UNE 171210 (art. 5.2)

En la utilización de biocidas muy tóxicos o que generen gases


clasificados como tales:
Real Decreto 830/2010, de 25 de junio, por el que se establece la normativa
reguladora de la capacitación para realizar tratamientos biocidas.
Decreto 161/2007, de 5 de junio por el que se establece la regulación de la
expedición del carné para las actividades relacionadas con la utilización de
productos fitosanitarios y biocidas. (BOJA nº 122, 21/06/2007)

• Los tratamientos con estos productos requieren de una capacitación


especial para todo el personal que participa en los tratamientos,
además de la que se obtiene para la aplicación de biocidas en
general.
• El personal que aplique o sea responsable de la aplicación de
productos biocidas, que sean muy tóxicos o generen gases
clasificados como tales, de acuerdo con lo dispuesto en la normativa
vigente sobre productos químicos peligrosos, sólo estará habilitado
por dicha capacitación para la aplicación o manipulación de estos
S. G. de Calidad, Innovación y Salud Pública
Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales

productos, cuando su actividad se lleve a cabo desde una entidad


profesional de servicios biocidas, debidamente autorizada y
registrada a tal efecto, con la que debe mantener una vinculación
contractual. (art. 2.d, Decreto 161/2007)

Real Decreto 3349/1983, de 20 de noviembre, por el que se aprueba la


Reglamentación Técnico sanitaria para la fabricación, comercialización y utilización
de plaguicidas (BOE nº 20, 24/01/1984)

• En cualquier caso, los operarios en número mínimo de dos,


efectuarán la aplicación en ausencia de otras personas y advirtiendo
mediante señales ó letreros ostensibles del peligro de entrada en las
áreas ó recintos tratados, así como en los contiguos en que puedan
existir riesgos, hasta que se haya eliminado ó desaparecido el
peligro. (art. 10.3.4)

En la utilización de biocidas tóxicos o que generen gases clasificados como


tales:

• Los tratamientos con estos productos requieren, en su caso, de una


capacitación específica para el personal que participa en los
tratamientos, además de la que se obtiene para la aplicación de
biocidas en general.
• En cualquier caso, los operarios, en número mínimo de dos,
efectuarán la aplicación en ausencia de otras personas y advirtiendo
mediante señales ó letreros ostensibles del peligro de entrada en las
áreas ó recintos tratados, así como en los contiguos en que puedan
existir riesgos, hasta que se haya eliminado ó desaparecido el
peligro. Estas mismas limitaciones afectan igualmente a las
aplicaciones de los plaguicidas de uso ambiental clasificados en la
categoría de tóxicos. (art. 10.3.4)

En la realización de tratamientos:
Decreto 60/2012, de 13 de marzo, por el que se regulan los Establecimientos y
Servicios Biocidas de Andalucía y la estructura y funcionamiento del Registro Oficial
de Establecimientos y Servicios Biocidas de Andalucía.

• En el tratamiento de instalaciones por los servicios biocidas, no se


podrán almacenar biocidas en dichas instalaciones, a excepción del
intervalo de tiempo en que se esté realizando la aplicación de los
mismos, y siempre que se cumpla lo establecido en los artículos 7.2 y
7.3 del Decreto 60/2012 (art. 4.1).
• No obstante, se podrán almacenar biocidas para tratamiento
continuado, en las instalaciones a tratar, siempre que se cumplan las
siguientes condiciones (art. 4.2):
S. G. de Calidad, Innovación y Salud Pública
Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales

a) Que la persona titular de la instalación lo autorice expresamente,


indicando en la autorización la cantidad máxima a almacenar prevista y
la naturaleza y peligrosidad de los biocidas.
b) El almacenamiento cumpla lo dispuesto en los artículos 7.2 y 7.3 del
citado decreto.
c) El volumen total de productos biocidas almacenados no supere los 300
litros o kilos.
d) La persona titular de la instalación mantenga in situ las fichas de datos
de seguridad de los productos almacenados.
e) No se almacenen biocidas muy tóxicos, tóxicos, inflamables, explosivos
o comburentes o clases y categorías de peligrosidad equivalentes
establecidas en el Reglamento (CE) 1272/2008, del Parlamento
Europeo y del Consejo, de 16 de diciembre de 2008, de clasificación,
etiquetado y envasado de sustancias y mezclas y por el que se
modifican y derogan las Directivas 67/548/CEE y 1999/45/CE y se
modifica el Reglamento (CE) nº 1907/2006, de 18 de diciembre.

Decreto 8/1995, de 24 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de


Desinfección, Desinsectación y Desratización Sanitarias (BOJA nº 5, 08/01/2008)

Para tratamientos de desinfección, desratización y desinsectación


sanitarias:
• Los servicios biocidas que realicen tratamientos de desinsectación y
desratización, con carácter previo a la elección del método a seguir
para la eliminación de las poblaciones nocivas, efectuarán una
diagnosis de la situación. Este diagnóstico, quedará recogido en un
documento, de acuerdo con el modelo del Anexo I del Decreto
8/1995. (art. 6)
• En los tratamientos de desinsectación y desratización, en base a la
citada diagnosis, se procederá a la realización de las actividades
necesarias para el control directo de las poblaciones nocivas,
debiendo seleccionar, de manera prioritaria, las técnicas de lucha
biológica y de ordenamiento del medio. (art. 7)
• Cuando la desinsectación se realice en espacios abiertos, mediante la
utilización de vehículos aéreos, se deberán adoptar las medias
oportunas para evitar la dispersión, sobre asentamientos humanos,
de aquellos productos que puedan perjudicar, directa o
indirectamente a la salud de las personas. (art. 9)
• En tratamientos de desratización: Las estaciones permanentes de
cebos rodenticidas deben estar perfectamente identificadas, con
etiquetas con las mismas indicaciones que las de los productos que
contengan y, cuando se instalen en lugares de pública concurrencia,
diseñadas de tal forma que impidan la manipulación de los productos
por personas ajenas a las autorizadas. (art. 10)
S. G. de Calidad, Innovación y Salud Pública
Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales

• Los servicios biocidas que realicen tratamientos de desinfección,


desinsectación y desratización, expedirán un documento acreditativo
del tratamiento efectuado, según el modelo recogido en el Anexo II
del Decreto citado.(art. 12 y art. 19)

• Cuando los servicios biocidas editen los referidos modelos oficiales,


éstos podrán integrarse en talonarios con hojas, debidamente
numeradas, en las que se contengan ambos o uno solo de los
mismos, a criterio de la empresa que los edite, y deberán
diligenciarse, previa acreditación del Registro Oficial de
Establecimientos y Servicios Biocidas de Andalucía, por los Delegados
Provinciales de la Consejería de Salud o Directores de Distritos
Sanitarios en quienes deleguen. (art. 13.2)