Sunteți pe pagina 1din 30

El psicólogo educacional según la percepción

de los directores de centros educativos de


Lima metropolitana
David Álvarez Flores
Universidad de Lima
Recibido: 28 de noviembre del 2010 / Aprobado: 28 de abril del 2011

El propósito del presente estudio fue analizar la percepción que tienen los
directores de las organizaciones educativas de Lima metropolitana respecto a
las actividades que desempeña el psicólogo educativo, así como su preparación
académico-profesional. La investigación, de carácter descriptivo, empleó un
diseño transeccional comparativo. La muestra, conformada por 151 participantes,
fue seleccionada mediante muestreo probabilístico polietápico. Se construyó
el “Cuestionario del rol del psicólogo educativo”. Los resultados demuestran
que el instrumento tiene validez de contenido y confiabilidad mediante el Alpha
de Cronbach. Los directivos de las instituciones educativas consideran que las
actividades del psicólogo educativo se concentran en las áreas de detección,
evaluación-diagnóstico e intervención. Se percibe a los psicólogos como altamente
preparados para realizar sus funciones. Los psicólogos que laboran en centros
educativos de gestión privada son percibidos con mejor formación profesional.
percepción del psicólogo / rol del psicólogo educativo / preparación del psicólogo

School principals’ perception of educational psychologists in metropolitan


Lima
The purpose of this research was to analyze the perception school principals in
metropolitan Lima have of the activities and academic-professional training of
educational psychologists. The sample comprised of 151 participants was selected
by a probabilistic multi-step screening procedure. A “Questionnaire of the role
of the educational psychologist” was constructed which was tested for validity
and reliability. The activities of educational psychologists are focused on areas
of detection, evaluation, diagnosis and intervention. The analysis showed that
psychologists are perceived as being highly trained to perform their tasks and
psychologists working in the private sector were perceived as having a better
professional training.
perception of psychologists / role of educational psychologist / training of psychologists

Correo electrónico: dalvarez@ulima.edu.pe

Persona 14, enero-diciembre del 2011, ISSN 1560-6139, pp. 41-70


David Álvarez Flores

Introducción Una profesión debe estar conectada


directamente con la realidad y para tal
En el Perú, la formación de los psicó-
efecto debe conocer cuáles son las ex-
logos profesionales se realiza desde
pectativas que muestran los usuarios.
hace más de cuarenta años. Desde sus
En el caso de la Psicología Educativa
inicios, la Psicología, como ciencia y
en nuestro país no se ha indagado so-
como profesión, ha mostrado una cons-
bre las expectativas que muestran los
tante preocupación orientada a la eva-
directivos acerca del desempeño de los
luación, intervención, docencia e inves-
psicólogos que trabajan en sus organi-
tigación de temas de diversa índole y
zaciones educativas.
en diferentes poblaciones; pero mostró
poco interés en conocer e interpretar las La situación planteada condujo a
reacciones que genera su ejercicio pro- proponer una investigación que permi-
fesional entre los usuarios de los servi- ta conocer las funciones y actividades
cios que brinda. que realiza el psicólogo educacional en
las organizaciones educativas de Lima
La Psicología Educativa es una de
metropolitana, la concordancia de es-
las especialidades más antiguas de la
tas con las establecidas en la Ley del
Psicología en el Perú y las de mayor
Trabajo del Psicólogo y su reglamento,
interés para los psicólogos. Así, Giove
la preparación académico-profesional
(citado por Alarcón, 1992), analizando
para desempeñar esas funciones, las ex-
la situación laboral del psicólogo cole-
pectativas y el nivel de satisfacción de
giado peruano destaca, entre otros as-
los directivos de dichas organizaciones
pectos, que 45% de los profesionales se
con respecto a una serie de resultados
dedican a la psicología educativa. Este
del trabajo del profesional.
interés podría explicarse por la forma-
ción que brindan las universidades. En Los beneficiarios de la presente in-
este sentido, Anicama (1999) reporta vestigación serían las facultades de Psi-
que el 75% de las universidades pe- cología de las distintas universidades
ruanas brindan especialidades desde el que forman psicólogos educacionales,
pregrado, encontrándose que las áreas los internos de Psicología, los psicólo-
educativa (31,25%) y clínica (25%) son gos profesionales y las propias organi-
las que tienen mayor demanda. zaciones educativas.
Hasta el año 2006 se han creado 36 Los resultados pueden permitir a las
programas de Psicología, de los cuales facultades de Psicología contrastar la
36% se concentran en Lima y 33% en formación que vienen brindando a sus
el norte del país. En cuanto al tipo de estudiantes y los requerimientos de las
gestión, 11% son públicas y 89% priva- organizaciones educativas en cuanto a
das (Asamblea Nacional de Rectores, la identificación, la promoción, el de-
2006). sarrollo y la rehabilitación de las fun-

42
El psicólogo educacional según la percepción de los directores de centros educativos

ciones psicológicas que aseguren un nes. Es­tos proce­sos podemos realizar-


adecuado desarrollo humano de todos los de manera adecuada utilizando la
los participantes en el ámbito educati- información que poseemos sobre ellos,
vo. Igualmente, podrían utilizarse para así como nuestro conocimiento previo
proponer cambios en sus programas de de las personas. Esa información pro-
estudio y adecuarlos a las exigencias cede de procesos perceptivos prácti-
sociales y los cambios tecnológicos. camente automáticos o inconscientes,
Los alumnos que se incorporan a como la impresión causada por la apa-
la práctica preprofesional conocerían riencia física, la forma de hablar y los
las expectativas que se espera de ellos gestos, entre otros aspectos.
en su entrenamiento laboral. Esto les La percepción social hace referencia
permitirá prepararse en las competen- a un proceso activo en el que elabora-
cias que las organizaciones educativas mos juicios sobre las características de
exigen a sus practicantes y obtener un otras personas, basados en estructuras
mayor provecho de su entrenamiento. mentales de quien percibe, así como de
Asimismo, los psicólogos profesio- su sistema afectivo-actitudinal.
nales en ejercicio podrían proponer es- La percepción de las personas com-
trategias para anticiparse en la solución prende dos procesos. El primero rela-
de problemas que enfrentan las organi-
cionado con la selección, interpretación
zaciones educativas.
y resumen de la inmensa cantidad de
Las propias organizaciones educati­ información que recibimos de las per-
vas podrían conocer las posibilidades sonas con quienes interactuamos; el
profesionales que brindan los psicólo- segundo, orientado a trascender la in-
gos educativos y, mediante diferentes formación obtenida, con la finalidad de
canales, plantear sus requerimientos predecir acontecimientos futuros.
organizacionales a las diversas insti-
Vinculado a la percepción social
tuciones involucradas en la formación
debemos considerar el concepto de rol.
y el ejercicio profesional del psicólogo
educativo. Este designa un conjunto de patrones de
comportamiento esperados atribuidos a
alguien que ocupa una posición dada en
Percepción social y expectativas
una unidad social (Robbins & Judge,
de rol
2009). En la medida en que nos desen-
En los ámbitos laboral y social se pre- volvemos o actuamos en diferentes uni-
sentan una serie de situaciones que dades sociales tenemos que asumir una
nece­sitan ser explicadas; así como bus- variedad de roles, muchos de los cuales
car las causas de los comportamientos pueden ser compatibles, conflictivos o
pasados y presentes, y hacer prediccio- complementarios.

43
David Álvarez Flores

Dentro de este aspecto debe con- promover el desarrollo humano como la


siderarse el concepto de expectati- inclusión social, en un marco de equi-
vas de rol, que hace referencia a la dad y respeto a la diversidad y a los de-
forma en que los demás creen que rechos fundamentales de las personas.
alguien debe actuar en una situación Debe involucrarse en llevar a cabo un
dada, la cual está determinada en nuevo tipo de intervención e investiga-
gran parte por el rol definido en el ción relacionada con la comprensión de
contexto en que se actúa. las influencias mutuas entre los agentes
educativos y socializadores (padres,
comunicadores, medios y tecnología
Estudios realizados en el extranjero
de la comunicación) y los sujetos de la
El tema del rol del psicólogo educativo educación, en relación con las prácticas
ha sido abordado desde hace más de dos socioeducativas, los aprendizajes y los
décadas en diferentes realidades. valores que se promueven en determi-
El psicólogo educativo tiene como nados contextos escolarizados y no
objeto la intervención en el compor- escolarizados (Díaz, Hernández, Rigo,
tamiento humano en situaciones edu- Secada & Delgado, 2006).
cativas, desarrollando las capacidades Por otra parte, la imagen de la Psico-
educativas en las personas, grupos y logía y de los psicólogos ha mejorado a
organizaciones en el sentido más am- lo largo del tiempo, existiendo una ma-
plio (Sanz, Fernández, Campos, Pereto yor identificación de los roles y tareas
& González, 1991). Interviene en los que desempeñan. Se observan sesgos
ámbitos personal, familiar, organiza- evidentes y estereotipos clásicos como
cional, institucional, sociocomunitario el solapamiento entre Psicología y Psi-
y educativo en general; con los educan- quiatría y el desconocimiento de nue-
dos (receptores) y con los agentes parti- vos campos de intervención. Las áreas
cipantes en el proceso educativo. clínica y educativa son las que mayor
Entre las funciones que realiza se contacto entablan con la población (Be-
mencionan: la intervención ante nece­ renguer & Quintanilla, 1994) y, en ter-
sidades educativas de los alumnos, cer lugar, la psicología del trabajo (Be-
funciones ligadas a la orientación, ase- renguer & Quintanilla, 2005).
soramiento profesional y vocacional, Las competencias profesionales del
funciones preventivas, intervención en psicólogo más valoradas por los exper-
la mejora del acto educativo, formación tos son las relacionadas con la orienta-
y asesoramiento familiar, intervención ción a docentes, directivos de escuelas
socioeducativa, investigación y do- y pares, la evaluación del aprendizaje,
cencia (Colodrón, 2004). Su actuación la redacción de informes psicológicos
debe orientarse hacia su capacidad de y el conocimiento de teorías del apren-

44
El psicólogo educacional según la percepción de los directores de centros educativos

dizaje. También resultaron importantes el diseño y desarrollo de programas, es-


el trabajo con poblaciones de bajos re- pecialmente de prevención, a través de
cursos, las intervenciones psicológicas la capacitación de los maestros, padres
en situaciones de crisis y con niños y de familia y para-profesionales y el ase-
adolescentes. Los expertos considera- soramiento a quienes lo soliciten. Asi-
ron que el psicólogo promedio tiene un mismo, desarrolla su actividad profe-
buen manejo de tratamiento con niños sional en las siguientes áreas: detección,
y adolescentes y la aplicación de bate- evaluación y diagnóstico; tratamiento
rías de tests; asimismo, perciben pe- y orientación; desarrollo, prevención,
ricia en la orientación a docentes y la investigación, asesoramiento y planifi-
evaluación del aprendizaje. Se encontró cación (Tapia & Ugarriza, 1985). Otras
una discrepancia en la autopercepción funciones del psicólogo educativo son:
de los psicólogos sobre su alta compe- detección de problemas, desarrollo de
tencia en el conocimiento de teorías del programas de instrucción destinados a
aprendizaje, la orientación psicológica a producir los cambios conductuales ne-
padres y las intervenciones psicológicas cesarios, rehabilitación, investigación,
con los adolescentes; los expertos con- planeación y prevención, y orientación
vocacional. El ámbito de acción inclu-
sideraban un desempeño muy inferior
ye escuelas, instituciones educativas no
al percibido por los propios psicólogos
escolares y escenarios naturales donde
que se dedican a las tareas de orienta-
se realiza una actividad no institucio-
ción educativa (Castro, 2004).
nal, como fábricas, centros sociales y
hogares (Benites, 1985).
Estudios realizados en el Perú
Como una ciencia aplicada, el rol
En nuestro país encontramos algunos del psicólogo educacional debe refle-
planteamientos en la definición de fun- jarse en la educación misma o realidad
ciones y actividades que realiza el psi- educativa concreta, aplicando los cono-
cólogo educativo (Tapia, 1975; Tapia & cimientos de la ciencia psicológica para
Ugarriza, 1985; Benites, 1985; Montes, desarrollar el proceso de enseñanza-
1992). aprendizaje como su meta principal.
El psicólogo educativo tiene como La optimización del proceso ense-
función primordial optimizar el de- ñanza-aprendizaje conllevará la inte-
sarrollo potencial de los niños, ado- gración del educando, los docentes, las
lescentes y adultos. Su labor, desde la organizaciones educativas, los progra-
perspectiva de sus necesidades profe- mas de estudio, las políticas educativas
sionales, responde a tres dimensiones y el escenario socioeconómico y políti-
bien definidas: la intervención directa co que ejercen influencia sobre los com-
en la solución de problemas concretos, ponentes. El compromiso del psicólogo

45
David Álvarez Flores

educativo con su rol conllevará a un tra- de la profesión de psicólogo en todo el


bajo multidisciplinario (Montes, 1992). territorio de la República.
Entre los dispositivos legales que Un aspecto importante en este tema
norman el ejercicio profesional del psi- es la relación que debe existir entre las
cólogo se encuentran la Ley del Trabajo funciones y actividades establecidas
del Psicólogo, el decreto supremo que en los dispositivos legales vigentes y la
reglamenta esta ley y el decreto ley que formación académica que brindan las
crea el Colegio de Psicólogos del Perú. facultades de Psicología en el país.
Mediante la Ley 28369, Ley del Tra- Al analizar los planes de estudio de
bajo del Psicólogo, se regula el trabajo y las principales facultades que forman
la carrera del psicólogo que presta ser- psicólogos en el país encontramos que
vicios en los sectores público y privado. estos incluyen un conjunto integra-
do de asignaturas relacionadas con el
Según este dispositivo, su actividad
diagnóstico, la intervención, la investi­
se orienta a la identificación, la promo-
gación, la prevención, la planificación
ción, el desarrollo y la rehabilitación
educativa, la producción tecnológica y
de las funciones psicológicas que ase-
la promoción.
guren un adecuado desarrollo humano
de todas las personas en los ámbitos Estos planes de estudio garantiza-
educativo, de salud, laboral, sociocul- rían, de alguna manera, que los egre-
tural, económico, recreativo y político. sados cuenten con el bagaje necesario
Asimismo, señala las funciones que el para abordar todas las funcio­nes seña-
ejercicio profesional del psicólogo de- ladas por las normas lega­les y las situa-
sarrolla en diferentes especialidades. ciones del quehacer ­profesional.
Igualmente, dispone que el psicólogo
participa en el desarrollo nacional me- Objetivos
diante la solución de problemas de su La presente investigación se propuso
competencia en los distintos sectores de los siguientes objetivos:
la actividad nacional. a. Analizar la percepción que tienen
Mediante el Decreto Supremo 007- los directivos de las organizaciones
2007-SA se reglamentó la referida ley, educativas de Lima metropolitana
que dispone el ámbito de competencia sobre las funciones que realizan los
y los requisitos para el ejercicio de la psicólogos educacionales.
profesión, entre otros aspectos. b. Analizar la percepción de los direc-
Estos dispositivos complementan el tores de centros educativos sobre la
Decreto Ley 23019 que crea el Colegio formación teórico-práctica del psi-
de Psicólogos del Perú, como entidad cólogo educacional para ejercer sus
autónoma con carácter representativo funciones.

46
El psicólogo educacional según la percepción de los directores de centros educativos

c. Comparar las percepciones de los tana que cuentan con una población de
directores de organizaciones educa- 500 alumnos como mínimo, de acuerdo
tivas de Lima metropolitana, según con los datos proporcionados por la pá-
el tipo de gestión, en relación con las gina web del Ministerio de Educación
actividades que realizan los psicólo- al mes de agosto del 2008.
gos educativos. La población de esta investigación
d. Comparar las percepciones de los fue de 1363 directivos de centros edu-
directores de organizaciones educa- cativos, 759 provenientes de colegios
tivas de Lima metropolitana, según estatales y 604 de colegios de gestión
el tipo de gestión, en relación con la privada (tabla 1). La muestra final es-
preparación de los psicólogos edu- tuvo conformada por 151 directores de
cativos. centros educativos, 71 de colegios esta-
tales y 80 de colegios de gestión priva-
Método da. La muestra se obtuvo aplicando un
procedimiento de muestreo probabilís-
tico, asumiendo un nivel de confianza
Método y diseño
de 95% y valores para p = q = 50%, con
La presente investigación corresponde un margen de error de ± 6,4% para los
a un estudio descriptivo. El diseño em- resultados totales del estudio.
pleado es no experimental transeccio-
nal (Hernández, Fernández & Baptista, Instrumento
2010). Igualmente, se considera un di-
Para efectos de lograr los objetivos se
seño comparativo, teniendo en cuenta
creó el “Cuestionario del rol del psi-
que se buscó recolectar información
cólogo educativo”, que consideró los
sobre la percepción de los directores de
aportes de investigadores que habían
los centros educativos de las diferentes
abordado el tema (Tapia, 1975; Tapia &
Unidades de Gestión Educativa Local
Ugarriza, 1985; Benites, 1985; Suárez,
(UGEL) con respecto al quehacer y pre-
1991; Sanz et al., 1991; Alarcón, 1992;
paración del psicólogo educacional y
Montes, 1992; Campos, 1995; Martínez
luego compararlos según el tipo de ges-
& Guzmán, 2003; Castro, 2004;
tión (Sánchez & Reyes, 2006).
Colodrón, 2004; Ley 28369, Ley del
Trabajo del Psicólogo, 2004; Álvarez
Participantes
& González, 2006; Hernández, 2008;
El universo de investigación estuvo Garaigordobil, 2009).
conformado por los directivos de los El instrumento está constituido por
centros educativos de Lima metropoli- cuatro partes:

47
David Álvarez Flores

Tabla 1
Población y muestra de organizaciones educativas de Lima metropolitana
con más de 500 alumnos según UGEL y tipo de gestión

Población Muestra
Estatal Privado Total Estatal Privado Total
153 67 220 7 14 21
UGEL 1
11,23% 4,91% 16,14% 4,64% 9,27% 13,91%
120 74 194 2 5 7
UGEL 2
8,80% 5,43% 14,23% 1,32% 3,31% 4,63%
71 121 192 31 22 53
UGEL 3
5,21% 8,88% 14,09% 20,53% 14,57% 35,10%
114 35 149 1 9 10
UGEL 4
8,36% 2,57% 10,93% 0,66% 5,96% 6,62%
115 54 169 5 4 9
UGEL 5
8,44% 3,96% 12,40% 3,31% 2,65% 5,96%

107 156 263 13 18 31


UGEL 6
7,85% 11,45% 19,30% 8,60% 11,92% 20,52%

79 97 176 12 8 20
UGEL 7
5,80% 7,11% 12,91% 7,95% 5,30% 13,25%

759 604 1363 71 80 151


 Total
55,68% 44,31% 99,99% 47,01% 52,98% 99,99%

Fuente: Ministerio de Educación (agosto del 2008).


Elaboración propia.

a. Datos relativos a la organización frecuentemente, a veces y nunca, y


educativa.- Comprende la informa- su respectiva calificación de 1 a 4.
ción referida al nivel de instrucción Las actividades inherentes al
que se imparte, la ubicación geográ- quehacer profesional fueron catego-
fica, la población estudiantil y do­ rizadas de la manera siguiente:
cen­te y los servicios con que cuenta. –– Detección.- Determi­na la califi­
Consta de 10 ítems. ca­
ción de las potencialidades,
b. Escala de actividades profesionales los recursos, los problemas y el
que realiza el psicólogo educativo, repertorio de comportamientos a
(EAPE).- Indaga sobre la frecuencia promover, construir, modificar,
de las actividades que realiza el psi- mantener, optimizar, recuperar y
cólogo en una escala tipo Likert, que rehabilitar en los niveles personal
considera como categorías: siempre, y educativo (2 ítems).

48
El psicólogo educacional según la percepción de los directores de centros educativos

–– Evaluación y diagnóstico.- Pro­ adecuado a las normas, focaliza-


ceso de acopio de información do en acciones orientadas al lo-
relativa a repertorios comporta- gro del bienestar y la mejora de la
mentales, cognoscitivos, emocio- calidad de vida (3 ítems).
nales y sociales de las personas c. Escala de preparación académica
para identificar, rotular o catego- del psicólogo educativo (EPPE).-
rizar ese repertorio (13 ítems). Indaga sobre el nivel de preparación
–– Intervención.- Proceso activo del académica y profesional del psicó-
psicólogo que consiste en la apli- logo para realizar las actividades
cación de técnicas y comprende incluidas en la Escala de actividades
las etapas de evaluación, diag- profesionales que realiza el psicó-
nóstico y tratamiento (11 ítems). logo educativo. La escala de tipo
–– Prevención.- Acciones de protec­ Likert considera cuatro grados: al-
ción dirigidas a conservar la sa- tamente preparado, preparado, par-
lud psicosocial de la población cialmente preparado y no cuenta con
que permiten anticipar, enfrentar preparación; la calificación asigna
y disminuir los efectos de una si- valores de 1 a 4, respectivamente.
tuación problemática (5 ítems). d. Escala de percepción del psicólogo
–– Investigación.- Busca conocer y educativo (EPG).- Busca conocer, a
explicar las variables relaciona- través de 15 ítems, la percepción que
das con la conducta de los acto- tienen los directores sobre algunas
res que participan en el proceso características del psicólogo tales
educativo (2 ítems). como formación teórica, práctica,
colaboración con otros profesiona-
–– Planificación educativa.- Re­la­
les, interés por actualizar sus cono-
cionada con el diseño y el desa-
cimientos, habilidad en el manejo de
rrollo de programas educativos y
problemas, ingenio, productividad,
sistemas de evaluación (5 ítems).
adecuación a la tecnología, contri-
–– Producción tecnológica.- Par­ bución al desarrollo profesional e
ticipación en la elaboración de importancia en la organización.
materiales psicológicos, pruebas
Igualmente, medidas median-
psicológicas, textos y guías de
te una escala tipo Likert de cinco
trabajo (3 ítems).
grados: muy buena, buena, regular,
–– Promoción.- Proceso de difusión mala y muy mala; la calificación
y concientización del comporta­ asigna valores de 1 a 5, respectiva-
miento psicosocial adaptado y mente.

49
David Álvarez Flores

Procedimiento analizó la percepción global y se realizó


el análisis complementario.
El instrumento se aplicó entre los me-
ses de noviembre y diciembre del 2009.
El Grupo de Opinión Pública de la Resultados
Universidad de Lima coordinó con el
di­rector del centro educativo seleccio- Análisis psicométrico
nado concertando una reunión para la
El instrumento se sometió a un proceso
aplicación de la encuesta. En cada caso
de validez de contenido, utilizando el
se explicó a los participantes los objeti- coeficiente V (Aiken, 1980, 1985), ob-
vos y alcances de la investigación, así teniéndose puntuaciones que fluctúan
como el procedimiento de aplicación entre 0.72 y 0.98, lo que permitió acep-
de la encuesta, cuya duración fue de tar todos los ítems originales con las
aproximadamente 30 minutos. correcciones realizadas por los jueces.
En todo momento se respetaron los El análisis de confiabilidad se rea-
principios éticos del caso: el consenti­ lizó utilizando el Alpha de Cronbach.
miento informado, la participación vo­ Los resultados de la confiabilidad en la
luntaria y la confidencialidad de los da- Escala de actividades profesionales que
tos obtenidos. realiza el psicólogo educativo (EAPE)
muestran un valor de 0.96. Los resulta-
Análisis de datos dos reportan que en la Escala de prepa-
ración académica del psicólogo educa-
Los datos fueron procesados utilizando
tivo (EPPE) se obtuvo un valor de 0.96
el programa estadístico SPSS. El aná­
y en la Escala de percepción del psicó-
lisis estadístico se realizó en varias fa-
logo educativo (EPG) un valor de 0.92.
ses. En la primera se consideró el aná-
Estos resultados, de acuerdo con lo pro-
lisis psicométrico del instrumento aten-
puesto por Marín (1986), Muñiz (1996),
diendo la propuesta de Marín (1986).
Anastasi & Urbina (1998) y Martínez
Se realizó la validez de contenido y
(2006), permiten considerar que el ins-
la confiabilidad mediante el Alpha de trumento es confiable, cumpliendo con
Cronbach. En la segunda se realizó el los requerimientos psicométricos bási-
análisis descriptivo de los resultados cos para este instrumento.
de las actividades y preparación del
psicólogo educativo considerando a la
Análisis descriptivos
muestra total según el tipo de gestión
y la UGEL. En la tercera se realizó la En relación con el tipo de gestión de las
comparación teniendo en cuenta el tipo organizaciones educativas, participaron
de gestión educativa. Finalmente, se 41% de gestión pública y 53% de ges-

50
El psicólogo educacional según la percepción de los directores de centros educativos

tión privada. Del total, solo 10% cuenta Actividades que realizan los
con servicio médico, 6,5% con servi- psicólogos educativos en los colegios
cio odontológico, 31% con servicio de Los directores de centros educativos
enfer­mería, y casi las dos terceras par- perciben que el nivel de realización de
tes, 74%, con servicio psicológico. Cabe las actividades que los psicólogos edu-
destacar que 91% de los colegios cuenta cativos realizan con mayor frecuencia
con el servicio de tutoría. Sobre el parti- se ubica en 45%. Estas se encuentran
cular, la Directiva Nº 001-2007-VMGP/ relacionadas, en mayor medida, con
DITOE (Normas para el desarrollo de las funciones de detección (79%) y
las acciones de tutoría y orientación evaluación-diagnóstico (51%) y, en me-
educativa en las direcciones regionales nor medida, con la intervención (49%).
de educación, unidades de gestión edu- Se percibe que entre las dos primeras
cativa local e instituciones educativas) se encuentran la identificación de pro-
dispone la obligatoriedad de los colegios blemas de conducta/emocionales y de
de contar con este servicio. aprendizaje; el diagnóstico de proble-
En cuanto al número de psicólogos mas emocionales, la redacción de in-
escolares que laboran se encontró que formes psicológicos, la evaluación de
69% de los colegios cuentan con entre personalidad, el diagnóstico vocacio-
1 y 3 psicólogos titulados; en tanto que nal, la evaluación de la inteligencia y la
30% de colegios cuentan con más de evaluación de habilidades sociales y de
tres psicólogos. hábitos de estudio. Entre las activida-

Gráfico 1
Percepción de actividades que realizan los psicólogos educativos
(porcentajes)
79 77
80
71
65 68
70

60 56 55
51 49 51
48
50 44 45

40 35
32
29
30 23
21
20

10

Siempre/frec. A veces/nunca

51
David Álvarez Flores

des más frecuentes de la intervención para la comunidad y la intervención


se encuentran la asesoría psicológica, psicológica en poblaciones de bajos re-
la orientación psicológica a los padres, cursos económicos.
la intervención en programas de orien-
Nivel de preparación del psicólogo
tación vocacional y el tratamiento de
educativo
alumnos con problemas escolares.
Asimismo, perciben que las funcio- Los directores de los diferentes centros
nes de investigación (23%), promoción educativos perciben el nivel de prepa-
(29%), producción tecnológica (32%), ración profesional de los psicólogos
planificación educativa (35%) y preven- educativos como muy preparados/pre-
ción (44%) son las menos abordadas por parados (66%) para las actividades que
los psicólogos educativos, en las cuales realizan.
se encuentran actividades que nunca La percepción de preparación en
realizan. Así, entre estas se hallan la la función de detección es alta (86%),
evaluación neurológica, la estimulación destacando su dominio para la identifi-
temprana, la terapia con niños y adoles- cación de problemas de conducta y de
centes. En la función de prevención a problemas de aprendizaje. Asimismo,
veces/nunca se realizan los programas en la función de evaluación-diagnóstico
de prevención de problemas de alimen- (70%) y de intervención (70%) enfatiza
tación y de adicciones; en la función su destreza en la redacción de informes
de investigación la ejecución de activi- psicológicos, el diagnóstico de proble-
dades de investigación en general y en mas emocionales/conductuales, la eva-
estudios de características de alumnos, luación de la inteligencia y de la perso-
profesores, comunidad y otras variables nalidad, el diagnóstico vocacional y de
sociales. En la función de planificación las habilidades sociales, y el diagnósti-
educativa no participa en actividades co de hábitos de estudio; igualmente, en
de elaboración de diseños de evalua- la asesoría psicológica y la orientación
ción, elaboración de materiales educa- a los padres, los programas de orienta-
tivos, elaboración del plan curricular y ción vocacional, dinámicas grupales y
programas de capacitación docente. En tratamiento a los alumnos con proble-
cuanto a la función de producción tec- mas escolares. Pero también se perci-
nológica el psicólogo educativo a veces/ be como poco preparado para realizar
nunca participa en la construcción de actividades de diagnóstico neurológi-
instrumentos de evaluación, la produc- co, educación especial e intervención
ción de textos y la producción de mate- en estimulación temprana y educación
rial educativo. En la función de promo- ­especial.
ción se aprecia escasa participación en La percepción de preparación para
el diseño de programas de prevención ejercer la función de prevención (67%)

52
El psicólogo educacional según la percepción de los directores de centros educativos

Gráfico 2
Percepción de preparación de los psicólogos educativos
(porcentajes)

90
86
80
70 70 67 66
70
61
60 55 54
46 54
50 45 46
39
40 34
30 30 33
30
20 14
10
0

Preparado No preparado

basa su dominio en la elaboración de Comparación de colegios de gestión


programas para prevenir problemas psi- pública y privada

cosociales, de drogodependencia y de En relación con la percepción según el


prevención del bullying. La preparación tipo de gestión educativa, estatal o pri-
en la función de promoción (61%) se ve vada, se encuentran diferencias tanto
reflejada en su habilidad para realizar en la ejecución de funciones como en la
las presentaciones para el público. La preparación para su realización.
percepción de su preparación en plani-
Los directores de centros educativos
ficación educativa (55%) e investigación
de gestión estatal consideran que los
(54%) se evidencia en la elaboración de
psicólogos educativos realizan frecuen-
programas educativos, capacitación do­
temente el 37% del total de las activida-
cente y estudio de características de
des propuestas.
alumnos, docentes, comunidad, clima y
variables sociales; pero se percibe como La detección (69%), intervención
falto de preparación en la elaboración (42%), prevención (42%) y evalua-
de diseños de evaluación. Finalmente, ción y diagnóstico son las funciones
en la producción tecnológica (46%) se que reciben una atención mayoritaria
le considera como poco preparado para en la identificación de problemas de
la producción de textos y material edu- ­conducta/emocionales y de aprendiza-
cativo. je, redacción de informes psicológicos,

53
David Álvarez Flores

Tabla 2
Actividades realizadas por el psicólogo educativo según tipo de gestión
(porcentajes)

Público Privado
Siempre Nunca Siempre Nunca
Detección 69 31 88 12
Evaluación y diagnóstico 40 60 61 39
Intervención 42 58 56 44
Prevención 42 58 46 54
Investigación 13 87 32 68
Planificación educativa 25 75 43 57
Producción tecnológica 23 77 33 67
Promoción 22 78 35 65
Total 37 63 52 48

diagnóstico de problemas emociona- relacionan especialmente con elabora-


les/conductuales, y evaluación de per- ción de programas para prevenir tras-
sonalidad, inteligencia y habilidades tornos alimenticios y adicciones, acti-
sociales. Asimismo, asesoría psicoló- vidades de investigación, participación
gica, orientación a padres de familia, en la elaboración del plan curricular,
programas de orientación vocacional elaboración de materiales educativos y
y tratamiento de niños con problemas participación en diseños de evaluación,
escolares. Consideran que existen acti- capacitación docente, producción de
vidades donde el psicólogo tiene poca textos y material educativo, interven-
participación, como en la evaluación de ción en poblaciones de bajos recursos y
educación especial, neurológica, en el programas de prevención para la comu-
diagnóstico de dificultades de aprendi- nidad.
zaje en matemática, lectura y lenguaje. En los colegios de gestión privada
De igual manera, en la intervención en los directores perciben que los psicólo-
educación especial, estimulación tem- gos educativos realizan de manera per-
prana y en terapia con niños y adoles- manente 52% del total de las activida-
centes. des propuestas.
Se percibe que tiene poca partici- Las funciones de detección (88%),
pación en las funciones de prevención, evaluación-diagnóstico (61%) e inter-
planificación educativa (25%), pro- vención (56%) logran captar la mayor
ducción tecnológica (23%), promoción atención. Estas funciones se encuentran
(22%) e investigación (13%). Estas se relacionadas con la identificación y el

54
El psicólogo educacional según la percepción de los directores de centros educativos

diagnóstico de problemas conductuales la comunidad, la producción de textos


y emocionales, la redacción de infor- y la producción de material educativo,
mes psicológicos, la asesoría psicoló- y, especialmente, en investigación de
gica, la evaluación de la inteligencia y los elementos integrantes del proceso
la evaluación de la personalidad. Entre educativo.
tanto, se presentan actividades que nun- Los directores de centros educati-
ca se realizan, tales como la evaluación vos de gestión estatal consideran que
en aspectos neurológicos y de educa- la preparación del psicólogo educativo
ción especial, así como la intervención en esas organizaciones se encuentra
en educación especial y estimulación en un nivel promedio (54%), destacan-
temprana. do su preparación en las funciones de
detección (78%), intervención (60%),
Las funciones de prevención (46%),
evaluación-diagnóstico (59%) y pre-
planificación educativa (43%), promo-
vención (57%). Se reconoce su pericia
ción, producción tecnológica e investi­
en la identificación de problemas de
gación se encuentran conectadas con
conducta/emocionales y de aprendiza-
la elaboración de programas para pre-
je, redacción de informes psicológicos,
venir problemas sociales y prevención diagnóstico de problemas emocionales/
del ­bullying. Igualmente, nunca partici- conductuales, evaluación de personali-
pa en intervenciones en poblaciones de dad, inteligencia y habilidades sociales,
bajos recursos económicos y en el di- programas de prevención de adicciones
seño de programas de prevención para y problemas alimenticios.

Tabla 3
Preparación del psicólogo educativo según tipo de gestión (porcentajes)

Público Privado
Preparado No preparado Preparado No preparado
Detección 78 22 88 12
Evaluación y diagnóst. 59 41 79 21
Intervención 60 40 78 22
Prevención 57 43 76 24
Investigación 37 63 69 31
Planificación educativa 25 75 70 30
Producción tecnológica 38 62 57 43
Promoción 43 57 67 43
Total 54 46 75 25

55
David Álvarez Flores

Se percibe baja preparación en las bajos recursos económicos y en el di-


funciones de promoción (43%), produc- seño de programas de prevención para
ción tecnológica (38%), investigación la comunidad, producción de textos y
(37%) y planificación educativa (25%), de material educativo y, especialmen-
especialmente para actividades de in- te, en investigación de los participantes
vestigación en el conocimiento de los del proceso educativo. A fin de apreciar
actores que participan en el proceso las diferencias entre las actividades y la
educativo, programas educativos, par- preparación académico-profesional del
ticipación en la elaboración del plan psi­cólogo educativo se obtuvo la media
curricular, elaboración de materiales de cada una de ellas realizadas según el
educativos y participación en diseños tipo de gestión en la que presta servi-
de evaluación, planificación y ejecución cios el psicólogo educativo. Al compa-
de capacitación docente, producción de rarlas encontramos diferencias a favor
textos y material educativo, interven- de los psicólogos que prestan servicios
ción en poblaciones de bajos recursos en las organizaciones privadas en todos
y programas de prevención para la co­ los factores.
munidad.
Esta percepción contrasta con la que Percepción global del psicólogo
tienen los directores de centros de ges- educativo
tión privada sobre la preparación de los Los directores de los colegios de Lima
psicólogos educativos, pues consideran metropolitana muestran una buena
que tienen una buena preparación (75%) percepción del psicólogo educativo,
para desempeñar todas las funciones considerando que su trabajo es muy
del entorno educativo. Merece destacar importante/importante (97%) dentro
su preparación en la detección de pro- de la organización educativa que diri-
blemas emocionales y de aprendizaje, gen. Esta percepción puede basarse en
evaluación de inteligencia, personali- la percepción de la formación teórica
dad, habilidades sociales, diagnóstico que posee (89%), la productividad en el
de hábitos de estudio y redacción de in- trabajo (89%), la contribución al cono-
formes psicológicos. También en la ase- cimiento de las condiciones especiales
soría psicológica, orientación a padres del educando (87%), la habilidad en
de familia, programas de orientación el manejo de problemas (82%), la for-
vocacional, programas de prevención mación práctica y la colaboración con
en drogodependencia, problemas de ali- otros profesionales (81%), el interés por
mentación y adicciones. Sin embargo, actualizarse (80%), y su contribución al
percibe menor preparación para partici- conocimiento de las características de
par en intervenciones en poblaciones de los educandos.

56
El psicólogo educacional según la percepción de los directores de centros educativos

En cambio, muestran una percep- cimientos y la habilidad en el manejo


ción media en su contribución a la me- de problemas (93%), la colaboración
jora en los planes curriculares (55%), con otros profesionales y su interés
en la producción de material educativo por adecuarse a la tecnología (90%), su
(53%) y en la elaboración de programas contribución al conocimiento de las ca-
y nuevos métodos de enseñanza (50%). racterísticas psicológicas del educando
(89%) y la productividad en su trabajo.
Percepción global del psicólogo La percepción más baja se encuentra en
educativo según tipo de gestión su contribución a la elaboración de me-
joras en los planes curriculares (50%),
La percepción de los directores de co-
a la producción de material educativo
legios públicos hacia los psicólogos
(46%) y a la elaboración de programas
educativos es alta (94%), al parecer, se
y nuevos métodos de enseñanza (44%).
basan en la percepción de su formación
teórica (80%), su habilidad en el manejo Por otro lado, se obtuvo la media de
de problemas, su contribución al cono- percepción del psicólogo educativo para
cimiento de las condiciones especiales cada uno de los factores considerados en
del educando (70%), su formación prác- esta escala según el tipo de gestión en la
tica, las sugerencias de nuevas ideas en que presta servicios el psicólogo educa-
el trabajo, su productividad en el traba- tivo. Al comparar las medias de percep-
jo (69%), el trabajo en equipo con otros ción según tipo de gestión encontramos
profesionales (68%) y su preocupación que los psicólogos de centros educati-
por actualizar sus conocimientos (66%). vos privados obtienen mayor promedio
En tanto que la percepción regular/mala en todos los factores excepto en contri-
se presenta en su contribución a la pro- bución a la producción de pruebas psi-
ducción de material educativo (72%), a cológicas y la importancia del trabajo
la mejora de planes curriculares (69%) del psicólogo en el centro educativo. Si
y a la elaboración de programas y nue- bien no existen diferencias estadísticas
vos métodos de enseñanza (69%). significativas, los puntajes medios son
mayores que los de los psicólogos que
Los psicólogos que laboran en cole-
trabajan en organizaciones estatales.
gios de gestión privada son percibidos
de manera más positiva que los de co-
legios públicos. Así, se observa que el Análisis complementario
porcentaje de percepción fluctúa entre Asimismo, con la finalidad de identifi-
50 y 96, siendo los factores más des- car las áreas más destacadas de las es-
tacados su formación teórica (96%) y calas correspondientes a las actividades
su práctica (93%), junto con la preocu- (EAPE) y la preparación para ejercer
pación por la actualización de cono- las mismas (EPPE) se procedió a cal-

57
David Álvarez Flores

Tabla 4
Comparación de medias de la frecuencia de realización de actividades y nivel de
preparación del psicólogo educativo según áreas

Frecuencia Preparación
Actividad r
N= 151 N= 151
Detección 1.81 1.91 .526**
Evaluación y diagnóstico 2.29 2.08 .805**

Intervención 2.51 2.26 .781**

Prevención 2.59 2.29 .656**

Investigación 3.09 2.66 .747**

Planificación educativa 2.87 2.59 .804**

Producción 3.07 2.78 .793**


Promoción 3.00 2.57 .710**

** Significativa al nivel 0.01 (bilateral).

cular la media de los factores de cada medida en que la observación de la eje-


área, según se aprecia en la tabla 4. cución de una actividad realizada con
En relación con las actividades que mayor frecuencia sería percibida como
realiza el psicólogo educativo se apre- que se cuenta con mayor preparación.
cia que los directores consideran que
la detección es la actividad que realiza Discusión
frecuentemente; mientras que las acti-
El rol del psicólogo educativo en Lima
vidades de evaluación, intervención,
metropolitana abordado en la presente
prevención, planificación, investiga-
ción, producción y promoción son las investigación ha sido estudiado espo-
actividades que a veces se realizan. rádicamente en nuestro medio (Tapia,
1975; Tapia & Ugarriza, 1985; Benites,
Las correlaciones encontradas en-
1985 & Montes, 1992), a pesar de ser
tre la frecuencia de realización de las
una de las especialidades de mayor pre-
actividades y la preparación del psicó-
logo educativo fluctúan entre media y ferencia entre los estudiantes y profe-
alta. Se aprecia que las actividades que sionales (Anicama, 1999 , Giove, 1989,
realiza con mayor frecuencia obtienen Ponce, 1991).
coeficientes más altos y, de manera in- Entre los roles que el psicólogo de-
versa, las menos frecuentes son más ba- sempeña se encuentra la investigación,
jos. Esta situación sería explicable en la la que abarcó una gran temática, entre

58
El psicólogo educacional según la percepción de los directores de centros educativos

ella los estudios de desarrollo de fun- El instrumento, denominado “Cuestio-


ciones cognitivas, los estudios psicomé- nario del rol del psicólogo educativo”,
tricos, las dificultades de aprendizaje, cuenta con validez de contenido y con-
los desór­denes de conducta, las técni- fiabilidad de cada una de las escalas que
cas de intervención y de instrucción, y la conforman.
el desa­rrollo de programas educativos Los resultados muestran que entre
(Alarcón, 1992). Una omisión impor- las funciones que siempre/frecuente-
tante en esta tarea ha sido el estudio mente realiza el psicólogo educativo
relacionado con las funciones, la pre- se encuentran las relacionadas con la
paración y las expectativas sobre el tra- detección, evaluación-diagnóstico y la
bajo del propio psicólogo educativo en intervención. Entre las actividades que
nuestra sociedad. destacan cobra mayor importancia la
En este sentido, los objetivos del identificación y el diagnóstico de pro-
pre­sente trabajo fueron analizar la per- blemas emocionales de los estudiantes,
cepción que tienen los directivos de la asesoría psicológica, la identifica-
las organizaciones educativas de Lima ción de los problemas de aprendizaje,
metropolitana sobre las funciones que la redacción de informes psicológicos,
realizan los psicólogos educacionales el diagnóstico vocacional, la orienta-
así como su formación teórico-práctica ción psicológica a padres de familia, la
para realizarlas en esas instituciones, evaluación de personalidad y la inter-
las comparaciones según el tipo de ges- vención en programas de orientación
tión y la percepción global del psicólo- vocacional. Estos resultados coinciden
go educativo. con las propuestas y hallazgos realiza-
Coincidiendo con Tapia y Ugarriza dos por Tapia (1975), Tapia y Ugarriza
(1985), la identidad del psicólogo edu- (1985), Benites (1985), Campos (1995),
cativo se define por su rol o conjunto de Luna (2003) y Castro (2004).
tareas, funciones o responsabilidades Las actividades incluidas en estas
y expectativas que constituyen el perfil áreas se encuentran orientadas en el
profesional. Este perfil debe determinar- tradicional modelo clínico-asistencial.
se teniendo en cuenta la problemática Este modelo parte del supuesto de que
educativa que le plantea la sociedad y los desajustes cognitivos, emocionales,
las exigencias de la organización en que conductuales, de rendimiento académi-
labora en los diferentes niveles de inter- co y los aspectos vocacionales de los
vención en el sistema educativo. educandos tienen base neuro-bio-psico-
El cumplimiento de esos objetivos lógica. El tratamiento prescrito lo hace
llevó a la elaboración de un instrumento el psicólogo educativo, quien realiza la
que permita conocer la percepción de los evaluación mediante pruebas psicológi­
directores de organizaciones educativas. cas, diagnostica, predice y propone la

59
David Álvarez Flores

intervención. Este modelo es indivi- ma, motivación del alumno para crear
dualizado, externo y realizado en un desequilibrios de esquemas, estilos y
espacio y tiempo concretos. La meta es estrategias de aprendizaje del alumno,
lograr la rehabilitación de las discapaci- significado de lo que se aprende, forma-
dades o carencias. El papel de experto ción de autoestima, y metacognición.
del psicólogo cobra un rol preponde- Finalmente, entre las variables contex-
rante en este modelo, orientando en se- tuales debemos mencionar la práctica/
siones periódicas al alumno; la relación uso en la situación del aprendizaje, la
con el docente es de especialista que disposición/preparación de materiales y
propone las prescripciones para actuar. recursos de enseñanza, los estilos, mo-
Entre las desventajas que se plantea delos y expectativas del profesor, trata-
a este modelo se menciona que es ca- miento de procesos de grupo por parte
suístico: lo fundamental es el diagnós- del profesor en relación con el grupo de
tico y el modelo remedial desarticula la aprendizaje (Barca, 1998).
acción orientadora de las variables del No se pueden soslayar las activida-
contexto del educando (Vélaz de Me- des que nunca realiza el psicólogo edu-
drano, 1998). cativo, que ascienden al 55% de las ac-
Este enfoque tiene como debilidad tividades planteadas en el instrumento.
el hecho de dejar de lado a los otros Se incluyen las funciones de evaluación
elementos participantes en el proce- y diagnóstico (evaluación neurológica,
so educativo, tales como las variables dificultades de aprendizaje en matemá-
externas, internas y contextuales del tica, educación especial); intervención
aprendizaje. Entre las variables exter- (educación especial, estimulación tem-
nas podemos considerar la cultura, la prana, terapia con niños y adolescen-
planificación del proceso enseñanza- tes); prevención (programas en el cam-
aprendizaje, la provisión al alumno de po de la drogodependencia y trastornos
técnicas y estrategias de aprendizaje, de alimentación); investigación (estu-
la estructuración y organización que dio de las características de alumnos,
relaciona los contenidos y las tareas de docentes, comunidad, clima escolar y
aprendizaje y la disposición motivacio- variables psicosociales); planificación
nal, que depende básicamente de agen- educativa (elaboración de materiales,
tes externos al sujeto que aprende. Den- participación en los diseños de evalua-
tro de las variables internas/cognitivas ción y del plan curricular); producción
mencionaremos la utilización de meca- tecnológica (instrumentos de evalua-
nismos cognitivos básicos, esquemas ción y textos); y promoción (progra-
de conocimientos previos y existentes, mas de prevención para la comunidad
creación de nuevos esquemas, actividad e intervención en poblaciones de bajos
intrapsíquica y zona de desarrollo próxi- recursos).

60
El psicólogo educacional según la percepción de los directores de centros educativos

La ausencia de participación en es- y emocionales de los alumnos, y aseso-


tas funciones y actividades tiene varias ría psicológica, actividades que coin-
explicaciones. Los casos de evaluación ciden con los hallazgos reportados por
e intervención pueden explicarse por la Castro (2004). Las distintas evaluacio-
percepción de los directores hacia los nes realizadas por el psicólogo pueden
psicólogos educativos de falta de prepa- explicarse como la utilización de prue-
ración académico-profesional, el eleva- bas psicológicas que representan una
do número de atenciones que debe rea- función altamente distintiva, enraizada
lizar el profesional a los alumnos con en la psicología académica y que mar-
otras dificultades y las disposiciones de ca un rol clave del psicólogo educativo
transferencia de estos casos al psicólo- (Farell, 2009). Este hallazgo coincide,
go clínico y al neurólogo al presentarse de alguna manera, con las representa-
este tipo de casos. ciones sociales de profesores de educa-
La escasa participación en activida- ción básica regular, quienes lo conside-
des de investigación puede explicarse ran como un profesional que favorece el
considerando algunos factores, tales desarrollo humano, interesándose por
como la falta de una política de incen- la persona y su convivencia con la co-
tivos a la investigación en psicología lectividad (Orellana et al., 2008).
educativa, el nivel de entrenamiento, la Sin embargo, debe considerarse que
carencia de una publicación que oriente no se encuentran preparados para rea-
y consolide los resultados de investiga- lizar evaluaciones diagnósticas de tipo
ciones realizadas en el área, el elevado neurológico, en educación especial ni
número de casos que atender en la or- en intervención terapéutica e investiga-
ganización educativa, que van en des- ción en estos casos, como se indicó an-
medro de otras actividades, entre otros. teriormente. Merece atención especial
La preparación profesional con que la percepción sobre la carencia de pre-
cuenta el psicólogo educacional para paración en actividades de producción
realizar las diferentes actividades pro- tecnológica en lo relacionado con la
puestas en el instrumento es bien valo- producción de textos y materiales edu-
rada por los directores de las organiza- cativos dirigidos a los educandos. Esta
ciones educativas en la mayor parte de situación pareciera ser endémica en la
las funciones propuestas. Debe desta- medida en que el psicólogo no se ha in-
carse, especialmente, sus competencias volucrado en estas funciones, motivado
en las áreas de detección, evaluación y por su adhesión al modelo clínico-asis-
diagnóstico e intervención. Debe resal- tencial y la limitación de estas tareas al
tarse su trabajo en tareas de redacción personal docente.
de informes psicológicos, identificación Asimismo, podemos esbozar otra
y diagnóstico de problemas de conducta explicación a esta percepción sobre su

61
David Álvarez Flores

preparación. Las organizaciones educa- e intervención en educación especial;


tivas, como cualquier otra organización, realización de terapias; elaboración de
cuentan con una visión, misión, valores, programas para prevenir adicciones
políticas, normas, procedimientos, estilo (videojuegos, internet); actividades de
de liderazgo y cultura, entre otros aspec- prevención (elaboración de programas
tos. Estos elementos organizacionales para prevenir problemas psicosociales
orientan las funciones y actividades que –violencia familiar, pandillas juveniles,
asignan los directores de las organiza- enfermedades de trasmisión sexual–,
ciones educativas al psicólogo que se in- programas para prevenir problemas
corpora y permanece en ellas. de drogodependencia, elaboración de
De otro lado, es conocido que en programas para evitar el bullying); ac-
tividades de producción tecnológica
nuestro medio existen organizaciones
(construcción de instrumentos de eva-
educativas cuyos directivos restringen
luación); y actividades de promoción
el ejercicio de las funciones del psicólo-
(intervención psicológica en pobla-
go educativo a actividades relacionadas
ciones de bajos recursos económicos
con la evaluación-diagnóstico y algunos
y diseño de programas de prevención
aspectos de la intervención, dejando de
para la comunidad). La ausencia de di-
lado la investigación, la planificación
ferencias entre ambos tipos de gestión
educativa, la tecnología educativa y la
se podría explicar por el bajo nivel de
promoción.
involucramiento del psicólogo en esas
Este sesgo en la asignación de funcio- actividades y la sobrecarga de activida-
nes y actividades lleva a que el psicólogo des de detección y evaluación.
educativo no refleje en la práctica su pre-
Los directores de los colegios de
paración académica, lo que se traduce en
Lima metropolitana muestran una bue-
las expectativas que los directores vuel-
na percepción del psicólogo educativo,
can hacia los psicólogos, fenómeno co- otorgándole una alta importancia de su
nocido como la profecía autocumplida. trabajo en la organización educativa que
Con la finalidad de comparar la per- dirige. Asimismo, muestran una buena
cepción de los directores de organiza- percepción focalizada en relación con
ciones educativas sobre los psicólogos su habilidad en el manejo de proble-
que prestan servicios en instituciones mas, preocupación por una permanen-
públicas y privadas, se calculó la me- te actualización de sus conocimientos
dia de todos los ítems. La comparación y métodos de trabajo, contribución al
permitió encontrar diferencias a favor conocimiento de las características psi-
de los psicólogos que prestan servi- cológicas del educando, e interés por
cios en las organizaciones privadas en adecuarse a la cambiante tecnología y
todos los ítems excepto en: evaluación productividad en el trabajo. En cam-

62
El psicólogo educacional según la percepción de los directores de centros educativos

bio, le reconocen entre regular y mala por debajo del puntaje medio de las ac-
su contribución a las mejoras en los tividades que realiza y que su función
planes curriculares y a la producción podría exigirle usualmente en el ejer-
de material educativo y elaboración de cicio profesional. Estas discrepancias
­programas. percibidas por los directores de centros
Se obtuvo la media de la percepción educativos coinciden con las encontra-
global del psicólogo educativo para das por Castro (2004).
cada uno de los factores considerados Esta situación tiene una implican-
en la escala según el tipo de gestión en cia en la formación y entrenamiento
la que presta servicios. La comparación del psicólogo educativo, donde tienen
permite hallar que los psicólogos de responsabilidad las facultades de Psi-
centros educativos privados obtienen cología, el Colegio de Psicólogos del
mayor promedio en todos los factores Perú y el propio profesional. Si bien se
excepto en la contribución a la produc- tiene una buena percepción acerca de
ción de pruebas psicológicas y la im- su formación teórica y práctica, esta
portancia del trabajo del psicólogo en debe continuar luego de su egreso de la
universidad. Estas instituciones tienen
el centro educativo. No se encuentran
responsabilidad no solo en la formación
diferencias entre ambos grupos en la
profesional sino también en la forma-
contribución a la producción de pruebas
ción continua que permanentemente
psicológicas en razón de que ninguna
deben ejecutar a fin de que el psicólogo
aborda esa actividad como tarea central
educativo se mantenga actualizado de
en su desempeño.
manera integral.
Asimismo, no se encuentra diferen-
La tarea del psicólogo en el siglo
cia en la importancia de su trabajo en
XXI se enmarca dentro de un conjunto
el colegio toda vez que son altamente de características, tales como encon-
valorados en la percepción de los direc- trarse inmerso en la sociedad del cono-
tores de los centros educativos. cimiento; la penetración de los medios
Se analizó la percepción de los di- de comunicación y de la tecnología de
rectores de colegios acerca de las acti- la información y la comunicación; la
vidades que realiza el psicólogo educa- abundancia y el fácil acceso a la in-
tivo y su correspondiente preparación formación; el avance de la ciencia y la
teórico-práctica. En todas las áreas se tecnología; las nuevas aproximaciones
encuentran diferencias significativas teóricas; los cambios sociales perma-
excepto en el área de detección. En las nentes, entre otras. Estas característi-
actividades propuestas en el instrumen- cas deben llevar al psicólogo educativo
to, el puntaje medio de la preparación a tomar conciencia de su rol dentro de
del psicólogo educativo se encuentra las organizaciones educativas. El psi-

63
David Álvarez Flores

cólogo debe estar atento y avizorar los tos costos económicos para las familias
cambios que se presentarán en el centro y la comunidad, al tener que abordar el
escolar y en los sistemas educativo, em- aspecto preventivo, y, complementa-
presarial y social. Debe sintonizar con riamente, lograr ampliar la cobertura
las exigencias y demandas sociales y a una mayor población implicada en el
empresariales para lograr la integración proceso educativo.
sociedad-empresa-educación.
Si bien las facultades de psicología
Coincidiendo con Banz (2010), se vienen cumpliendo con la adecuada for-
encuentra una serie de acciones por mación de profesionales, de acuerdo con
realizar dirigidas a modificar su orien- sus planes de estudio, queda pendiente
tación profesional, pasando de lo indivi- la tarea de promocionar ante la comu-
dual a lo sistémico, de lo remedial a lo nidad académica y educativa la versa-
preventivo, del trabajo individual al tra- tilidad de funciones y actividades que
bajo en equipo, del enfoque psicológi-
puede abordar el psicólogo educativo
co al enfoque psicoeducativo. Es decir,
por su preparación integral alcanzada.
debe pasar de la atención individual a
Igualmente, recurriendo a una variedad
los procesos que se desarrollen en la or-
de estrategias, debe incentivarse la in-
ganización, considerando las demandas
vestigación para aportar conocimientos
institucionales y sociales. El enfoque
sobre los componentes del proceso edu-
preventivo incluye a estudiantes, padres
de familia, profesores, autoridades, cativo. Asimismo, debe considerarse el
personal administrativo. Asimismo, la aspecto educativo dentro de la relación
tarea del psicólogo de intervención se universidad-empresa como una alianza
orienta a la planificación y aplicación que permitirá la sinergia, con lo cual se
de una serie de propuestas dirigidas a obtendrán múltiples beneficios en los
las políticas educativas, análisis, eva- niveles individual, profesional y social.
luación y desarrollo de sistemas; y par- Finalmente, se considera que es con-
ticipación en los aspectos formativos veniente continuar la línea de esta in-
del currículo, formación y desarrollo de vestigación donde puedan participar los
equipos multidisciplinarios. La partici- otros elementos comprometidos en el
pación en equipo conlleva la actuación sistema, tales como la formación acadé-
horizontal del psicólogo acometiendo mica del psicólogo, el plan de estudios
tareas acordadas en conjunto. El trabajo aprobado, la participación de los docen-
del psicólogo se orientará en las situa- tes, los propios psicólogos educativos,
ciones educativas y en las interacciones las facultades de psicología y el Colegio
que se produzcan en ellas. Este enfoque de Psicólogos del Perú, para tener así
tiene además como ventaja evitar los al- una visión integral de su rol.

64
El psicólogo educacional según la percepción de los directores de centros educativos

Conclusiones educación especial y diagnóstico de


aprendizaje de matemática, e inter-
Actividades del psicólogo educativo
vención en educación especial).

• Los directivos de las organizaciones


Comparación según tipo de gestión
educativas consideran que de todas
las actividades que se espera que • Los directores de colegios de gestión
realice el psicólogo educativo, en la pública perciben que las actividades
práctica realiza siempre menos del que siempre realizan los psicólogos
50% en promedio, destacando la de- educativos se encuentran por deba-
tección, la evaluación-diagnóstico y jo de las expectativas en todas las
la intervención. funciones, excepto en la detección,
• Las funciones que el psicólogo edu- donde superan las expectativas plan-
cativo realiza “a veces/nunca” se teadas en el instrumento.
concentran en las áreas de produc- • Los directores de los centros educa-
ción tecnológica, la promoción, la tivos de gestión privada consideran
investigación, así como en la evalua- que las funciones que realizan los
ción (diagnóstico de dificultades en psicólogos educativos siempre y fre-
el aprendizaje de matemática, eva- cuentemente se encuentran dentro
luación de pacientes con dificultades de las expectativas planteadas y las
de origen neurológico y diagnóstico superan en las funciones relaciona-
sobre educación especial). das con detección, evaluación, inter-
vención y prevención. En tanto que
Preparación del psicólogo educativo están por debajo de las expectativas
• La percepción de los directores de la ejecución de actividades de pre-
colegios considera que los psicólo- vención, investigación, producción
gos educativos se encuentran prepa- tecnológica, promoción y planifica-
rados para realizar actividades rela- ción educativa.
cionadas con las áreas de detección, • Los directores de centros educati-
evaluación e intervención. vos de gestión estatal perciben que
• Los directores de colegios perciben los psicólogos cuentan con mediana
que los psicólogos educativos no preparación. Se reconoce una for-
cuentan con preparación o están poco mación superior a lo esperado en las
preparados para abordar las áreas de funciones de detección, evaluación-
promoción, producción tecnológica, diagnóstico, intervención y preven-
planificación educativa, investiga- ción. En tanto que se aprecia baja
ción y evaluación (neurológica, de preparación en las funciones investi-

65
David Álvarez Flores

gación, producción tecnológica, pro- en todas las características propues-


moción y planificación educativa. tas a favor de las de gestión priva-
• Los directores de centros educativos da, excepto en su contribución a la
de gestión privada perciben que los producción de pruebas psicológicas
psicólogos educativos cuentan con y la importancia del profesional en
alta preparación para todas las fun- el colegio.
ciones que realizan.
Referencias
Percepción global del psicólogo Aiken, L. (1980). Content validity and
• Los directores de los colegios de reability of single ítems or question-
gestión pública y de gestión privada naire. Educational and Psychologi-
consideran que el trabajo de psicólo- cal Measurement, 40, 955-959.
go educativo es muy importante en
Aiken, L. (1985). Three coeficients for
su organización.
analyzing the reliability and validity
• Los directores de los colegios con- of rating. Educational and Psycho-
sideran que las fortalezas de los psi- logical Measurement, 45, 131-142.
cólogos educativos se encuentran en
su formación teórica, su formación Alarcón, R. (1968). Panorama de la psi-
práctica, su habilidad en el manejo cología en el Perú. Lima: Universi-
de problemas, su colaboración con dad Nacional Mayor de San Marcos.
otros profesionales, su interés por Alarcón, R., Infante, J., Ponce, C., &
adecuarse a la tecnología y su pro- Bibolini, A. (Eds.). (1975). La inves­
ductividad en el trabajo. tigación psicológica en el Perú. Me-
• Los directores de los colegios consi- morias del Primer Congreso Perua-
deran que las debilidades de los psi- no de Psicología.
cólogos educativos se encuentran en
Alarcón, R. (1991). Métodos y diseños
la producción de material educativo
de investigación del comportamien-
y pruebas psicológicas, la mejora de
to. Lima: Universidad Peruana Ca-
planes curriculares, la elaboración
yetano Heredia, Fondo Editorial.
de programas y nuevos métodos de
enseñanza, la investigación de las Alarcón, R. (1992). La psicología edu-
características psicológicas del edu- cativa en el Perú: Pasado y presente.
cando y la actualización de conoci- Revista Intercontinental de Psicolo-
mientos. gía y Educación, 5 (1), 99-123.
• Comparando las percepciones de Alonso, M., & Eagly, A. (1999). Psico­
los directores de colegios públicos logía en las Américas. Caracas: So-
y privados se encuentran diferencias ciedad Interamericana de Psicología.

66
El psicólogo educacional según la percepción de los directores de centros educativos

Álvarez Pérez, L., & González Castro, educación. Papeles del Psicólogo,
P. (2006). Los nuevos retos de la psi- 71, 1-5.
cología escolar: La orientación. Pa-
Benites, L. (1985). Psicología educati-
peles del Psicólogo, 27 (3), 185-191.
va: Un enfoque conductual. Revista
Anastasi, A., & Urbina, S. (1998). Tests de Psicología (ACAE), 1, 33-39.
psicológicos. México D. F.: Prentice
Benites, L. (2007). Formación acadé-
Hall.
mica y regulación profesional de la
Arancibia, V.; Herrera, P., & Strasser, Psicología en el Perú. Nuevos para-
S. (1999). Psicología de la educa- digmas. Colegio de Psicólogos del
ción. México D. F.: Alfaomega. Perú, 1 (1), 96-110.
Asamblea Nacional de Rectores (2006). Berenguer, G., & Quintanilla, I. (1994).
La carrera de Psicología en el La imagen de la Psicología y los psi-
Perú. Documento preparado por el cólogos en el Estado español. Pape-
Grupo de Trabajo de la Carrera de les del Psicólogo, 58, 41-68.
­Psicología.
Buela-Casal, G., Teva, I., Sierra, J. C.,
Ausbel, D., Novak, J., & Hanesian, H. Bretón-López, J., Agudelo, D., Ber-
(1989). Psicología educativa: Un múdez, M. P., & Gil Roales-Nieto, J.
punto de vista cognoscitivo. México (2005). La imagen de la Psicología
D. F.: Trillas. como profesión sanitaria entre la po-
Ávila, A.; Caro, I., Orlinsky, D., Rodrí- blación general. Papeles del Psicó-
guez, S., Coscollá, A., & Alonso, logo, 26, 30-38.
M. (2002). Percepción del desarrollo Buela-Casal, G., Bretón, J., Teva, I.,
profesional del psicoterapeuta en Es- Gil, J., Sierra, J. C., Agudelo, D., &
paña. International Journal of Psy- Bermúdez, D. (2005). Imagen de la
chology and Psychological Therapy, Psicología como profesión sanitaria
2 (002), 199-218. entre profesores universitarios de
Banz, C. El rol del psicólogo educacio- Psicología y Medicina. Papeles del
nal en tiempos de reforma: Desde Psicólogo, 26 (091), 4-15.
el clínico en la escuela al mediador Buela-Casal, G., Bretón-López, J., Agu-
de la institución. Obtenido el 17 de delo, D., Bermúdez, M. P., Sierra, J.
febrero del 2010 de <scribd.com/ C., Teva, I., & Gil Roales-Nieto, J.
doc/7011025/El-rol-del-p-educacio- (2005). La imagen de la Psicología
nal-en-los-tiempos-de-reforma>. como profesión sanitaria en psicólo-
Barca Lozano, A. (1998). Relaciones gos españoles. Papeles del Psicólo-
y aportaciones de la Psicología a la go, 26 (091), 16-23.

67
David Álvarez Flores

Campos, F. (1995). El rol del psicólogo Farrel, P. (2009). El papel en desarrollo


en la educación. Papeles del Psicó- de los psicólogos escolares y educa-
logo, 63. tivos en el apoyo a niños, escuelas y
Castro, S. A. (2004). Las competencias familias. Papeles del Psicólogo, 30
profesionales del psicólogo y las ne- (1), 74-85.
cesidades de perfiles profesionales Fernández, A. (1998). Desarrollo actual
en los diferentes ámbitos laborales. de la intervención del psicólogo edu-
Interdisciplinaria, 21 (2), 117-152. cativo en España. Papeles del Psicó-
Chévere, K., & Serrano, I. (2006). Per- logo, 71.
cepción del psicólogo industrial/ Garaigordobil, M. (2009). Papel del psi­
organizacional en la Legislatura de cólogo en los centros educativos.
Puerto Rico. Ponencia presentada en Obtenido el 17 de febrero del 2010
la 54.ª Convención Anual de Psico- de <www.infocop.es/view>.
logía de Puerto Rico.
Good, T., & Brophy, J. (1996). Psicolo-
Colodrón, M. F. (2004). Rol del psicó- gía educativa contemporánea. Mé-
logo de la educación. Obtenido el 17 xico D. F.: McGraw-Hill.
de febrero del 2010 de <www.cop.es/
Hernández, P. (2008). Los campos de
colegiados/M-02744>.
acción del psicólogo educativo. Re-
Decreto Supremo 007-2007-SA (6 de vista Psicología Científica. Obteni-
agosto del 2007). Reglamento de la do el 15 de enero del 2010 de <http://
Ley 28369. El Peruano. www.psicologiacientifica.com/bv/
Díaz, F., Hernández, G., Rigo, M. A., psicologia-321-1-los-campos-de-ac-
Saad, E., & Delgado, G. (enero- cion-del-psicologo-educativo.html>.
marzo del 2006). Retos actuales en Hernández, R.; Fernández Carrobles,
la formación y práctica profesional C., & Baptista, P. (2010). Metodolo-
del psicólogo educativo. Revista de gía de la in­ves­tigación. México D.
Educación Superior, Vol. XXXV, F.: McGraw-Hill.
137 (1), 11-24.
Kerlinger, F., & Lee, H. (2002). Inves-
Durán González, L., Hernández Rin- tigación del comportamiento. Méto-
cón, M., & Becerra Aponte, J. dos de investigación en Ciencias So-
(1995). La formación del psicólogo ciales. México D. F.: McGraw-Hill.
y su papel en la atención primaria de
la salud. Salud Pública de México, León, J., Barriga, S., Gómez, T., Gon-
37 (005), 462-471. zález, B., Medina, S. C., & Cantero,
F. (1998). Psicología social. Madrid:
McGraw-Hill.

68
El psicólogo educacional según la percepción de los directores de centros educativos

Lerner, R. (1990). Psicología y educa- el psicólogo en profesores de edu-


ción escolar. Revista de Psicología cación básica pública y privada de
(Pontificia Universidad Católica del Lima (costa) y provincias (sierra y
Perú), II, 1 y 2, 113-125. selva). Revista de Investigación en
Psicología, 11 (2), 41-54.
Ley 28368 (29 de octubre del 2004). Ley
de Trabajo del Psicólogo. El ­Peruano. Robbins, S., & Judge, T. (2009). Com-
portamiento organizacional. Méxi-
Martínez, E. & Guzmán, C. (2003). Per-
co D. F.: Pearson Educación.
fil profesional del psicólogo educati-
vo. Subdirección de regulación para Rojas de Escalona, B. (2006). La psico-
la formación de recursos humanos logía educativa en la formación del
para la salud 1-11. Obtenido el 12 de educador del nuevo milenio. Revista
enero del 2010 de <http://salud.gob. de Investigación, 60, 03-118.
mx/dirgrss/srfrhs12.html>.
Sánchez, H., & Reyes, C. (2006). Me-
Meza, A. (1990). Breve panorama de la todología y diseños en la investiga-
psicología educacional en el Perú. ción científica. Lima: Visión Uni-
Revista de Psicología (Pontificia versitaria.
Universidad Católica del Perú), 1,
Sanz, L., Fernández, A., Campos, F.,
41-70.
Pereto, M., & González, P. (1991). El
Mikusinski, E., Carugno, O., & Nassif, rol del psicólogo educativo. Papeles
M. (1976). La imagen del psicólogo del Psicólogo, 51.
clínico y del psiquiatra en la Argen-
Santrock, J. (2002). Psicología de la
tina. Revista Latinoamericana de
edu­cación. México D. F.: McGraw-
Psicología, 8 (003), 363-374.
Hill.
Montes, I. (1992). Problemas y perspec-
Suárez Fernández, J. (1991). El psicólo-
tivas de la investigación psicoeduca-
go escolar y el modelo de la inter­
cional en el Perú. Revista de Psicolo-
ven­ción indirecta. Psicothema, 2,
gía (Pontificia Universidad Católica
401-408.
del Perú), X, 1 y 2, 170-186.
Tapia, V. (1975). La psicología educa-
Muñiz, J. (Coord.). (1996). Psicometría.
cional como profesión en el Perú. En
Madrid: Universitas.
Alarcón, R. et al. (Eds.). La investi-
Orellana, O., García, L., Alvites, J., gación psicológica en el Perú (pp.
Salazar, M., Sotelo, L., Sotelo, N., 285-291). Lima: Sociedad Peruana
Malaver, C., Yánac, E., Chávez, H., de Psicología.
Orellana, D., & Rivera, J. (2008).
Tapia, V., & Ugarriza, N. (1985). Eva-
Representaciones sociales sobre
luación del ejercicio profesional de

69
David Álvarez Flores

la psicología educativa en el Perú. ca: Concepto, modelos, programas


Revista de Psicología (ACAE), 1, y evaluación. Málaga: Aljibe.
99-123.
Woolfolk, A. (2006). Psicología educa-
Vélaz de Medrano, C. (1998). Orienta- tiva (6.ª ed.). México D. F.: Prentice
ción e intervención psicopedagógi- Hall.

70