Sunteți pe pagina 1din 4

Características generales del estilo barroco

1- Es un arte exagerado

Los artistas barrocos jugaban con el desequilibrio y trataban de impresionar


a quienes observaban con formas efectistas y dinámicas. La distorsión de las
formas clásicas, los contrastes de luces y sombras lo distinguen.

El barroco fue un movimiento que se contrapuso al arte del Renacimiento y


al Clasicismo. Su carácter exagerado se refleja en su arquitectura que tenía
un exceso de adornos. Por ejemplo, La Basílica de San Pedro de Roma
diseñada por Gian Lorenzo Bernini.

2- Es de carácter realista

El arte barroco se vio influenciado por la época de las guerras religiosas en


Europa. A menudo, resulta chocante o hasta grotesco. Se prepondera la
representación realista de la vida, que a veces contradecía a la religión. Se
desarrolló en una época de penuria económica, el hombre se enfrenta a la
cruda realidad.

Su carácter realista estaba basado en famosos pasajes de la Biblia y


mostraba a sus héroes como humanos.

Por ejemplo, el pintor italiano Caravaggio, uno de los máximos exponentes


de la pintura barroca, pintó la Muerte de la Virgen María o Morte Della
Vergine. Esta pintura, que hoy está expuesta en el Louvre de París, causó
controversia ya que no se sabe si María subió al cielo o no como su hijo. Este
lienzo responde a esa pregunta de una manera muy humana.

3- Es de tipo sincrético
Las expresiones culturales barrocas fueron sincréticas, en el sentido de que
cada expresión artística estuvo ligada a las otras.

La arquitectura estuvo muy ligada a la pintura y la escultura. O la música, la


danza y el teatro, cuya convergencia creó la ópera. En otras épocas, las
características de cada tipo de arte eran más independientes unas de otras.

4- Influencia de los descubrimientos científicos y


geográficos

Galileo Galilei perfeccionó el telescopio y René Descartes desarrolló el


racionalismo. Estos descubrimientos rompieron la idea del mundo que tenía
el hombre común. Por eso, el barroco expresa el sentimiento de miedo ante
lo nuevo, de confusión y de sospecha.

Estos sentimientos se reflejan en la música, que está llena de sentimiento y


dramatismo. Por ejemplo, la composición Pasiones de Johann Sebastian
Bach o las obras de Shakespeare.

Este “peso emocional” se nota mucho en las esculturas, por ejemplo,


El David de Bernini. Aunque dista mucho del David clásico. Bernini muestra
a David realizando una acción, su rostro refleja esfuerzo y su figura
movimiento, mientras que el arte clásico buscaba representar lo eterno.

En consecuencia, el arte barroco tiene un débil contenido lógico y hace


confundir lo verdadero y lo falso, el principio y el fin, lo claro y lo oscuro. Es
un tipo de arte pedante y artificioso, sarcástico y polémico.

5- Tenía un fin propagandístico

El absolutismo, la iglesia y la burguesía utilizaron el arte barroca para


promover sus ideas. Como respuesta, los artistas barrocos se dividieron en
aquellos que trabajaban para la iglesia o para un monarca y en los que
querían ser independientes.

Como consecuencia, los temas tratados por cada artista eran diferentes. La
iglesia por su parte quería promover su doctrina y mostrar que la
contrareforma estaba dando frutos y que la Iglesia Católica no había sido
vencida.

En esta línea, los monarcas quería demostrar que su poder era absoluto.
Gracias a los cuales se desarrolló la pintura, más que nada el género de
retrato.

Por último estaban los artistas independientes, quienes en su mayoría


vivieron en los Países Bajos y Alemania. Sus obras mostraban el día a día de
la burguesía. Por ejemplo, obras de Johannes Vermeer como Muchacha
leyendo una carta o La joven de la perla.

Gracias a la “política cultural” de estos grupos de poder, la época del Barroco


disfrutó de un auge del mecenazgo eclesiástico, monárquico y
aristocrático. El arte se hizo popular y se crearon muchas escuelas artísticas
como por ejemplo la Académie Royale d’Art en París en 1648 y la Akademie
der Künste de Berlín en 1696.

6- El tenebrismo

Es el contraste de luces y sombras gracias a la iluminación. A pesar de que


este concepto se aplica mayormente a la pintura barroca, se puede decir el
teatro barroco, la escultura y otros géneros de representación visual
estuvieron influenciados por este juego con la iluminación.

Esta técnica ayudaba a resaltar el dramatismo de las obras y creaba una


ilusión óptica de un cambio de humor en los hombres pintados o en los
rostros de las esculturas.
7- Carencia de un punto central en sus composiciones

A diferencia del arte renacentista, que señala al espectador como el punto


principal de la obra, el arte barroco estaba compuesto por muchos
componentes el cual cada uno representa una historia.

Por ejemplo, según la arquitectura clásica al construir un templo o cualquier


edificación, se distinguía el altar o las columnas, que eran más bellas que el
resto de la edificación y eran su centro.

En cambio, el estilo barroco invitaba a crear una edificación llena de detalles:


en el suelo, las paredes, las ventanas. Lo mismo aplica a la pintura o a la
música.

Desde el punto de vista filosófico, la falta de un punto central reflejaba las


ideas rotas de los europeos, que entendieron que Europa no era el centro del
Mundo y que el Vaticano no era el señor de Europa.

En la pintura, la falta de enfoque se reflejaba en la ausencia de líneas claras.


Si se compara con el arte renacentista, cuyas lineas y perspectivas indicaban
lo primordial y lo secundario, el barroco prestaba atención a la historia en la
obra y al proceso de creación de la misma. Se centra en los sentimientos que
transmite y otros factores.