Sunteți pe pagina 1din 8

ANÁLISIS JURISPRUDENCIAL DEL

EXPEDIENTE N° 00645-2013-PA-TC – LIMA.

El análisis de una sentencia implica atender a las razones que fundamentan una
determinada decisión en el Derecho, lo cual nos permite detectar sus puntos
fuertes y débiles, así como calificarla como una decisión correcta o incorrecta,
según se base en razones suficientes y adecuadas.
El propósito de este trabajo es analizar la argumentación jurídica contenida en la
sentencia recaída en el Expediente 0645-2013-PA/TC expedida por el Tribunal
Constitucional del Perú el pasado 04 de junio de 2015, y suscrita por seis
magistrados, a propósito del recurso de agravio constitucional presentado por la
señora Victoria Catalina Castañeda Arizaga contra la sentencia de la Séptima
Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Lima en la controversia que
mantiene contra la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria
(SUNAT).

1. PRETENSIÓN:
La pretensión planteada por la señora Victoria Catalina Castañeda Arizaga en
su demanda de amparo era que se declare inaplicable la medida cautelar
interpuesta por la SUNAT, que fue ordenada mediante resoluciones recaídas en
el Expediente Coactivo N.° 0230060337590, referente al bloqueo de cuenta
bancaria N° 4551-7080-4359-8021 en el Banco Continental.

2. ANÁLISIS DE LOS HECHOS RELEVANTES:


Tomando los datos de información que nos provee la sentencia, hemos
elaborado el siguiente esquema de sucesión de hechos:

 Victoria Catalina Castañeda Arizaga, el cinco de enero del dos mil diez,
interpone demanda de amparo contra el ejecutor, el auxiliar coactivo y la
Intendencia Regional de la Superintendencia Nacional de Administración
Tributaria (SUNAT); refiriendo que se están trasgrediendo los derechos:
a la vida, a la igualdad ante la ley, al debido proceso, a la tutela
jurisdiccional efectiva y a la defensa.

 Victoria Catalina Castañeda Arizaga, manifestó que poseía y administraba


un pequeño negocio de artículos de seguridad, que estuvo vigente
durante cinco años, consiguiendo adeudar a la SUNAT por lo que decidió
acogerse al RESIT (Reactivación a través del sinceramiento de las

1
deudas tributarias), y que al momento que se disponía a cumplir con el
pago de la deuda, se le fue denegado, procediendo la SUNAT en requerir
se le retenga la cuenta bancaria N° 4551-7080-4359-8021 del Banco
Continental, cuenta en donde se venía depositando a la demandante su
remuneración y haberes por el trabajo que desempeñaba como docente
de educación física, por lo que la demanda se siente afecta y refiere que
es un actuar ilegal, ya que esa cuenta continúe sus haberes y que estos
pertenecen a bienes inembargables.

 En ese sentido la señora Victoria Catalina Castañeda Arizaga informa que


se trabaja como docente de educación física en la Municipalidad Distrital
de Lince, recibiendo una remuneración en la cuenta N° 4551-7080-4359-
8021 del Banco Continental; de igual forma manifiesta que es el único
trabajo que realiza, y que, por ende, es su única fuente de ingreso para
poder subsistir.

 La SUNAT al contestar la demanda de amparo, señala que la cobranza


coactiva, se ha realizado de acuerdo a lo que estipula el código tributario
y el reglamento de la cobranza coactiva, que bajo ninguna circunstancia
se ha vulnerado derechos, ya que todo lo dispuesto se rige a lo que
nuestra constitución estipula.

 Por otro lado, la SUNAT señala que Victoria Catalina Castañeda Arizaga
no ha podido demostrar que la cuenta embargada sea destinada a
depósitos de su remuneración, es más esta superintendencia refiere que
es una cuenta correspondiente a la cuarta categoría de rentas.

 Al llegar la demanda a el Sexto Juzgado Constitucional de Lima, se


analizan los hechos y fallan declarando infundada la demanda de amparo,
ya que según el criterio del sexto juzgado las resoluciones coactivas
contienen la suficiente fundamentación y por lo tanto no se ha dañado
ningún derecho, ni tampoco se actuado con arbitrariedad.

 Que la demanda se transfiere a la Séptima Sala Civil de la Corte Superior


de Justicia de Lima; y que de igual manera esta instancia confirma la
sentencia emitida por el Sexto Juzgado Constitucional de Lima, en donde
se incorpora fundamentos que diferencian la “relación laboral” existente
entre la Municipalidad de Lince y la recurrente Victoria Catalina
Castañeda Arizaga,

 La Séptima Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Lima, da a


conocer que el vínculo que existe es producto de un contrato civil por lo
que recibe honorarios; por lo tanto, no se podría hablar de bienes
inembargables puesto que la normativa textualiza que los bienes inafectos
a embargo son las remuneraciones y pensiones, que razonablemente
nacen dentro de un contrato laboral, no civil.

2
3. ARGUMENTACIÓN EXPUESTA EN LA SENTENCIA:

Dentro de la sentencia se aprecia los aportes de los magistrados que en efecto


delimitan el contenido de su análisis jurídico.
Es así que se tiene la opinión del magistrado HURVIOLA HANI, quien por ese
entonces era presidente del Tribunal Constitucional:
Refería que el Estado no solo debe garantizar el derecho de acceder a un puesto
de trabajo o a proteger al trabajador frente al despido arbitrario, sino que,
además, debe resguardar la libertad de las personas de elegir la actividad en la
que trabajaran porque de ello depende su subsistencia, es por ello que el Estado
se encuentra obligado a proteger tanto al trabajador dependiente como a la
persona que realiza actividades económicas por cuenta propia.
Ahora bien, la determinación de la base imponible del impuesto, o la liquidación
o pago del mismo es para efectos del impuesto a la renta y por ello resulta válido
diferenciar las ganancias provenientes de relaciones laborales (quinta categoría)
de las que tienen origen en actividades independientes (cuarta categoría), en
atención a que estas últimas ameritan ser tratadas de manera diferente, Sin
embargo no existe justificación constitucionalmente válida para solamente
proteger a quienes perciben rentas de carácter laboral-dependiente y excluir de
tal protección a quienes decidan emprender actividades que generan rentas de
trabajo por cuenta propia, asumiendo el riesgo de generar ingresos o no.
En por ello, que no se puede negar el carácter de inembargable (en determinada
proporción) a los honorarios profesionales percibidos por la demandante,
importa, en la práctica, salvaguardar, sin mayor fundamento, la intangibilidad de
un mínimo inembargable únicamente a quienes decidan realizar actividades por
cuenta ajena y no al resto, a pesar que la mayor parte de la población
económicamente activa no se encuentra inmersa en una relación de carácter
laboral.
Por otro lado, se tiene el valioso aporte de la magistrada MARIANELLA
NARVÁEZ quien refiere:
Que se ha mostrado el cese de la agresión (por haberse levantado las medidas
cautelares), considero que es de aplicación el segundo párrafo del artículo 1 del
Código Procesal Constitucional, pues existen suficientes elementos de juicio que
justifican un análisis de fondo sobre si se puede o no embargar una cuenta
bancaria de aquellos honorarios que se podrían identificar como “remuneración”
en sentido amplio. Conforme aparece en el expediente la demandante alega que
la SUNAT ordenó el embargo de retención bancaria electrónica y que, como
consecuencia de ello, el Banco Continental bloqueó la cuenta de aquella, la
misma que, conforme lo acredita con copias de los respectivos recibos por
honorarios (S/. 800.00 soles mensuales), servía para que la Municipalidad
Distrital de Lince le deposite la retribución económica por los servicios que
prestaba como de docente de educación física. En ese sentido, teniendo en

3
cuenta que la solución del caso concreto por parte del Tribunal Constitucional
obedece a los específicos supuestos de tal caso, debe entenderse que la
equiparación de inembargabilidad de los ingresos que provengan de una
remuneración laboral o de una contraprestación civil procederá, en este último
supuesto: A) cuando la respectiva cuenta bancaria contenga una
contraprestación que desde un punto de vista general pueda entenderse como
“remuneración”, es decir, como un monto que sirva para cubrir sus necesidades
básicas y que según lo establecido en el artículo 648, inciso 6 del Código
Procesal Civil, será inembargable, en todos los casos, cuando sea igual o menor
a 5 Unidades de Referencia Procesal (URP) y, en los casos que excedan las 5
URP, sólo hasta una tercera parte de dicho exceso; y B) cuando la
“remuneración” que provenga del respectivo contrato de prestación de servicios
sea depositada con una periodicidad razonable (mensual, quincenal, etc.),
similar a las que operan con la remuneración que proviene de un contrato de
naturaleza laboral.
Finalmente se aprecia el aporte del magistrado ESPINOZA-SALDAÑA
BARRERA, quien difiere con los otros magistrados, sin embargo, es importante
tomar en cuenta la perspectiva en que aborda el caso como lo manifiesta en el
siguiente extremo:
El objetivo del proceso constitucional es que se declare inaplicable la medida de
bloqueo de la cuenta N.° 4551-7080-4359-8021 del Banco Continental, en la cual
depositarían los haberes y las remuneraciones por los servicios que presta la
actora en su calidad de docente de Educación Física, los cuales constituyen su
único ingreso.
El bloqueo trabado sobre la cuenta del Banco Continental era la consecuencia
del incumplimiento de tres mandatos de la SUNAT, resoluciones coactivas que
tienen naturaleza cautelar. Entonces, en tanto y en cuanto estas medidas de la
SUNAT no hubieran sido levantadas, se mantenía el perjuicio alegado. Si estas
medidas son levantadas, cesaría entonces el presunto perjuicio a los derechos
de la recurrente.
Debe evaluarse que para que una resolución coactiva tenga naturaleza cautelar
se requiere que confluyan al menos dos elementos: a) peligro en la demora; b)
verosimilitud en el derecho invocado. En ese sentido, y en este caso en concreto,
busca asegurarse que la deudora pueda cumplir con sus obligaciones tributarias.
En lo expuesto en el punto anterior, el peligro en la demora está referido al peligro
de daño (peligro procesal) al derecho esgrimido en el proceso judicial (o al
procedimiento coactivo, como el presente caso) derivado del retardo que
conlleva el reconocimiento judicial de un derecho reclamado. Dicho derecho,
ante un peligro inminente o irreparable, debe ser protegido de manera inmediata,
a fin de evitar que, en caso de obtenerse una sentencia favorable, esta no pueda
ser cumplida. Por otro lado, la verisimilitud en el derecho implica que quien afirma
una situación jurídica pasible de ser cautelada, debe acreditar la apariencia de
la pretensión reclamada, a diferencia de la sentencia favorable sobre el fondo, la
cual se basa en la certeza de tal pretensión.

4
Conforme se aprecia de autos, en el Expediente Coactivo N.° 0230060337590
se han dictado las siguientes resoluciones coactivas con carácter de medidas
cautelares: – Resolución Coactiva N.º 0230070363831, de fecha 05 de julio de
2007, con la que se trabó retención bancaria electrónica. Luego con Resolución
Coactiva Nº 0230070674088, de fecha 16 de abril de 2010, se ordena la
reducción del monto embargado. Finalmente, con Resolución Coactiva Nº
0230070975118, de fecha 15 de noviembre de 2011, se ordena el levantamiento
del embargo. – Resolución Coactiva N.º 0230070478808, de fecha 15 de
setiembre de 2008, con la que se trabó retención bancaria electrónica. Luego
con Resolución Coactiva Nº 0230070674090, de fecha 16 de abril de 2010, se
ordena la reducción del monto embargado. Finalmente, con Resolución Coactiva
Nº 0230070975128, de fecha 15 de noviembre de 2011, se ordena el
levantamiento del embargo. – Resolución Coactiva N.º 0230070589913, de
fecha 28 de agosto de 2009, en virtud de la cual se traba embargo en forma de
intervención en información. El objeto de dicha medida es únicamente recabar
información y verificar directamente el movimiento económico y la situación
patrimonial del deudor tributario. – Resolución Coactiva N.º 0230070594998, de
fecha 14 de setiembre de 2009, con la que se trabó retención bancaria
electrónica. Luego con Resolución Coactiva Nº 0230070674092, de fecha 16 de
abril de 2010, se ordena la reducción del monto embargado. Finalmente, con
Resolución Coactiva Nº 0230070975134, de fecha 15 de noviembre de 2011, se
ordena el levantamiento del embargo.
La recurrente indicó que en este caso se están vulnerando sus derechos de
defensa, al trabajo, a la vida, y de igualdad, en virtud de que se han trabado
medidas cautelares contra su cuenta del Banco Continental Nº 4551-7080-4359-
8021, donde la Municipalidad de Lince le deposita las contraprestaciones por el
pago de sus servicios prestados. 9. Ahora bien, y como se puede apreciar de lo
anteriormente anotado en este mismo texto, la Resolución Coactiva N.º
0230070589913, traba embargo de intervención en información, motivo por el
cual no tiene la exigibilidad de las otras tres que acabo de mencionar. En efecto,
las Resoluciones Coactivas que tienen naturaleza cautelar y que afectan la
cuenta bancaria en mención son las: 0230070363831, 0230070478808 y
0230070594998. Estas medidas, como también se puede apreciar, ya han sido
levantadas con fecha 11 de noviembre de 2011. Por ende, la presunta
vulneración a sus derechos constitucionales ha cesado. El recurso de agravio
entonces debió ser declarada improcedente. Sobre la naturaleza jurídica del
pago efectuado a la demandante.
De otro lado, y a pesar que no existe vulneración a los derechos fundamentales
invocados en tanto que las medidas cautelares han sido levantadas, considero
necesario pronunciarme sobre una afirmación que hacen los colegas de la
mayoría, vinculada a precisar cuál es la naturaleza del pago que se le ha venido
efectuando a la recurrente por parte de la Municipalidad de Lince. Dicho con
otras palabras, el debate acerca de es decir si tiene naturaleza de remuneración.
Conforme lo ha sostenido este Tribunal en reiterada jurisprudencia, las medidas
cautelares no pueden afectar las remuneraciones que perciban los afectos. En

5
efecto, la sentencia 02044-2009-AA/TC, ha indicado: “En igual sentido el
embargo en forma de retención no podría afectar la subsistencia del deudor
tributario si es que éste recae sobre una cuenta bancaria donde se abona su
remuneración o pensión. Para ello, debe observarse lo dispuesto en el artículo
648, inciso 6 del Código Procesal Civil, conforme al cual las remuneraciones y
pensiones sólo pueden ser embargadas si exceden de cinco Unidades de
Referencia Procesal y únicamente hasta una tercera parte de tal exceso.
Por ese motivo, el artículo 648, inciso 6 del Código Procesal Civil establece un
límite para los embargos que recaigan sobre remuneraciones y pensiones: por
ello su ámbito de aplicación está referido a los contratos de naturaleza laboral.
Ahora bien, en el presente caso, la recurrente tiene un contrato de naturaleza
civil, esto es, un contrato de prestación de servicios, conforme se aprecia del
certificado y la constancia que le ha proporcionado la Municipalidad de Lince.
Asimismo, debo hacer notar que no es objeto del presente proceso de amparo
dilucidar si el contrato de locación de servicios ha sido desnaturalizado, lo cual
además debería cumplir con los supuestos que este Tribunal ha determinado en
reiterada jurisprudencia. No debe perderse de vista que, la demanda ha sido
planteada para que se levanten las medidas cautelares trabadas en su cuenta
del Banco Continental Nº 4551-7080-4359-8021, controversia sobre la cual ya
me he pronunciado en los apartados anteriores de este mismo texto que ya
hemos resuelto en los fundamentos precedentes. Es pues en mérito a lo
expuesto (aquí se embargaba una cuenta de banco en función a tres mandatos
de la SUNAT que al momento de interponerse el recurso de agravio ya no
existían) que considero que ya habría una sustracción de materia, y, por ende,
debería declararse improcedente la demanda.
Finalmente, también precisa el magistrado que no encuentra cimientos en los
cuales los demás magistrados dan forma a la interpretación de la remuneración.

4. CONCLUSIONES:

 En base a todo lo narrado el Tribunal Constitucional declaró Fundada la


demanda interpuesta por Victoria Catalina Castañeda Arizaga contra la
SUNAT con motivo del embargo de sus cuentas bancarias donde le
depositaban sus honorarios en razón de una relación civil de locación de
servicios con la Municipalidad de Lince.

 Asimismo, si bien las medidas cautelares de embargo ya habían sido


levantadas con posterioridad a la fecha de interposición de la demanda,
el Tribunal Constitucional declaró fundada la demanda en atención a los
hechos del caso, en aplicación de lo dispuesto en el artículo 1 del Código
Procesal Constitucional.

6
 Contrario al criterio aplicado por la SUNAT y el Tribunal Fiscal, el Tribunal
Constitucional determinó que, si bien existe un trato diferenciado a nivel
tributario entre las remuneraciones de carácter laboral y los honorarios de
origen civil, el Código Civil, reconoce que los haberes recibidos en virtud
de contratos de prestación de servicios tienen carácter remunerativo.

 En tal sentido, el Tribunal Constitucional recalco que el objeto del artículo


648, inciso 6, del Código Procesal Civil es permitir la existencia de una
cantidad inembargable para asegurar que toda persona pueda tener un
mínimo de ingresos para cubrir sus necesidades básicas, muy aparte de
que sus ingresos provengan de una remuneración laboral o de una
contraprestación civil.

 Que estarían cometiendo un acto anticonstitucional y hasta


discriminatorio, todas aquellas personas que den una interpretación que
permita el embargo total de los ingresos de quienes no se encuentran en
una relación laboral, afectando el derecho a la igualdad ante la ley que
garantiza la Constitución, en este caso, la igualdad que merecen todos los
trabajadores a no ser embargados más allá del límite legal.

 Finalmente el Tribunal Constitucional sentó las bases para que sin


perjudicar lo que refieran las normas tributarias y laborales sobre la
diferencia entre los conceptos de remuneración y honorarios, sólo a la luz
de la interpretación y aplicación del artículo 648º, inciso 6, del Código
Procesal Civil, debe entenderse el término remuneración en el sentido
amplio del Código Civil; por lo que no son embargables las
remuneraciones de los deudores, sean estas producto de un contrato de
naturaleza laboral o de un contrato de prestación de servicios regido por
el Código Civil, claro está salvo las limitaciones establecidas en la misma
norma, que generaran sus propios límites.

5. COMENTARIO:

En base a todo lo narrado en el caso, a criterio personal considero que la decisión


tomada por el Tribunal constitucional ha sido la más adecuada y consecuente,
ya que bajo ninguna razón se puede vulnerar los derecho de las personas, ni de
un trabajador, ni tampoco imponer medidas desproporcionadas; que si bien el
caso se construye por causa de una infracción que no fue pagada, siendo
meritorio que se le imponga una medida cautelar de embargo sobre su cuenta
bancaria N° 4551-7080-4359-8021 en Banco Continental.
La SUNAT no tomo en consideración, ni realizo análisis profundo respecto a la
función que tenía la cuenta que procedían a bloquear, que como mencionaba la
recurrente Victoria Catalina Castañeda Arizaga, dicha cuenta servía como medio
para que efectúen sus remuneraciones provenientes de la relación de prestación
7
de servicios que tenía con la municipalidad de lince; manteniéndose la SUNAT
en la posición de que las retribuciones que percibe un trabajador independiente
no pueden ser asumidas como remuneración ya que en la norma laboral y
tributaria lo avalan, y hacinándose en la interpretación del Artículo 648, numeral
6 del Código Procesal Civil ,que concebían como correcta, manifestaban que el
embargo que estaban realizando era completamente legal ya que el numeral 6,
mencionaba remuneraciones y pensiones, y lo que se encontraba en la cuenta
embargada era meramente una retribución producto probablemente de un
contrato de locación de servicios que como se sabe es de naturaleza civil; y así
le daban la razón el juzgado constitucional de lima y la sala superior civil de lima.
Sin embargo es muy importante ser muy acucioso al interpretar una norma, ya
que toda normativa tiene una razón de ser, un bien jurídico al que protege y un
derecho que ampara, en ese sentido el Articulo 648, numeral 6 del Código
Procesal Civil, fue creado con el objetivo de evitar el desamparo económico de
todo aquella persona , a modo de que este cuente con los recursos suficientes
para subsistir, es por ello que se elabora en este articulado un listado de bienes
inembargables para que bajo ninguna circunstancia sean sujetos de algún
perjuicio; en ese sentido se aprecia que el espíritu del Articulo 648, numeral 6
del Código Procesal Civil trasciende la diferencia entre la remuneración y la
contraprestación por servicios u honorarios, ya que trazar divergencias entre
ambas conceptos sería inconstitucional, no habría igualdad ante la ley, es más
se estaría desprotegiendo a la parte más vulnerables, que son los trabajadores
independientes que no tienen seguridad económica y que probablemente el
único medio del cual perciben haberes es justamente el desarrollo de estas
actividades por cuenta propia.
Es más, si examinamos más fondo como acertadamente lo hace el tribunal
constitucional, podemos encontrar los artículos 1759° y 2001° del Código Civil,
que refuerzan el criterio tomado por el tribunal ya que en dichos articulados
reconocen la igualdad para ciertos casos entre la remuneración y
contraprestación.
Es bueno aclarar sin embargo que el tribunal constitucional bajo mi perspectiva
no pretende intervenir en el campo laboral o tributario, ya que como también es
sabido estas ramas del derecho manejan normativa y definiciones propias de su
especialidad, lo que el Tribunal Constitucional no pretende afectar en su ejercicio
jurisprudencia, muy por el contrario, pretende enarbolar el sentido constitucional
de la igualdad ante la ley y a la protección de la persona humana.
Finalmente, sin duda alguna, por lo resuelto en la presente sentencia es claro
evidenciar que es de mucha ayuda para todos los jueces y la SUNAT, puesto
que marca la línea para poder entender el sentido de la Remuneración y aplicar
el criterio constitucional en futuras controversias que puedan suscitarse.