Sunteți pe pagina 1din 22

LA FLORA

Y
LA FAUNA
La flora y la fauna representan los componentes vivos o bióticosde la
naturaleza, los cuales, unidos a los componentes no vivos o abióticos,
como el suelo, el agua, el aire, etc., conforman el medio natural. Entre la
flora y la fauna existe una dependencia muy estrecha, basada en leyes
naturales que rigen la estructura y funciones de las asociaciones de seres
vivos
Flora

Esquema simplificado de la flora de una isla.

Flora es el término que se refiere al conjunto de


especies vegetales que nacen de forma natural o
cultivada por las personas que pueblan una región
determinada (por ejemplo un continente, clima,
sierra, etc.), la descripción de éstas, su abundancia,
los períodos de floración, etc. Varía de acuerdo con
el clima, de selva baja a selva alta. Es el conjunto de
especies vegetales que se pueden encontrar en una
región geográfica, que son propias de un periodo
geológico o que habitan en un ecosistema determinado. La flora atiende al número
de especies mientras que la vegetación hace referencia a la distribución de las
especies y a la importancia relativa, por número de individuos y tamaño, de cada
una de ellas. Por tanto, la flora, según el clima y otros factores ambientales,
determina la vegetación. La geobotánica o fitogeografía se ocupa del estudio de la
distribución geográfica de las especies vegetales; el estudio fitogeográfico referido
a la sistemática de las formaciones vegetales se conoce como florística. Desde los
tiempos prehistóricos la flora ha venido siendo utilizada por las personas sirviendo
cada vez más para el sustento humano y el mantenimiento de un ecosistema
favorable. Los bosques ocupan aproximadamente el 25% de la superficie terrestre.
Entre los productos de la flora se cuentan: la materia prima, tal como madera,
semillas, hojas, cortezas, caucho, frutas y alimentos.

El término flora, procedente del latín, alude a Flora, diosa romana de las flores,
jardines y de la primavera.
Clases de flora
Las plantas están agrupadas en floras que se fundamentan en regiones, períodos,
medio ambientes especiales o climas. Las regiones pueden ser hábitats
geográficamente distintos, como montañas o llanuras. Pueden referirse a la vida
vegetal de una era histórica como la flora fósil y pueden estar subdivididas en
medio ambientes especiales:

 Flora nativa. La flora autóctona de una zona.

 Flora agrícola y de jardín. Las plantas que son cultivadas por los humanos.

 Flora arvense o de la maleza. Esta clasificación fue aplicada tradicionalmente a


las plantas que se consideraban indeseables y se estudiaban para su control o
erradicación. En la actualidad esta denominación se usa con menos frecuencia
como categorización de la vida vegetal, ya que se incluyen tres tipos diferentes de
plantas: las especies de malas hierbas, especies invasoras (que pueden o no ser
malas hierbas) y especies autóctonas e introducidas no del tipo maleza
agrícolamente indeseables. Se ha probado que muchas plantas nativas que antes
se consideraban malas hierbas son beneficiosas e incluso necesarias en diversos
ecosistemas.
Tratados sobre flora
Tradicionalmente, las floras son tratadas en libros, pero en la actualidad se
publican en CD-ROM o páginas web. La zona que cubre una flora puede estar
definida tanto geográfica como políticamente. Normalmente las floras requieren
conocimientos botánicos especializados para poder utilizarlas con eficacia.

Una flora contiene con frecuencia claves de diagnóstico. Estas son claves
dicotómicas que requieren el examen repetido de una planta por parte del usuario
para decidir cuál de las dos alternativas dadas se ajusta con más exactitud a la
planta. Estos seres le dan refugio y alimento a la fauna.
Flora de la República Dominicana
La flora de la República Dominicana es muy rica, presenta extraordinaria variedad
de géneros y especies. Las partes bajas y húmedas están cubiertas de bosques
tropicales. En las zonas secas de poca altura surge la estepa o el matorral y en
cortas extensiones falta la vegetación.
La isla de La Española, junto a las demás islas de las Antillas Mayores, forma parte
de uno de los principales centros de diversidad florística en el mundo. Nuestra isla
posee una densidad de especie de 0.064, la cual es mayor que la de Cuba (0.052),
Madagascar (0.010) y Australia (0.005).

Según cálculos preliminares, se estima que la isla posee alrededor de 5,600


especies de plantas vasculares, de las cuales aproximadamente 1,800 son
endémicas. Las familias representadas por mayor número de especies en La
Española son Poaceae (Graminae), Orchidaceae, Cyperaceae, Fabaceae,
Euphorbiaceae, Rubiaceae, Myrtaceae, Melastomataceae y Asteraceae
(Compositae).

En las porciones menos húmedas de la sierra Central creen extensos bosques de


pinos y, donde aparecen amplias sabanas. En las regiones costeras mas húmedas
se extiende una zona de manglares paralela al litoral.
Especies endémicas
Las especies endémicas alcanzan el 36%, que es el segundo porcentaje más alto
en las Antillas, después de Cuba. La isla no posee familias endémicas pero si más
de 35 géneros.

Muchas de las especies endémicas se encuentra amenazadas o en peligro de


extinción; las más susceptibles son aquellas cuya distribución está restringida a
áreas reducidas y críticas. Algunas de las que se encuentran amenazadas de
extinción son:

Pereskia quisqueyana (Cactaceae), presente en Bayahibe.


Es un arbusto de hasta 6 m de altura, con el tronco revestido por numerosos
grupos de espinas que brotan de un mismo lugar llamados areolas. Las hojas son
elípticas de color verde brilloso cuando son nuevas. Las flores brotan de la parte
terminal de las ramas, son muy vistosas con pétalos rosados.

Salvia montecristina (Lamiaceae), en el Morro de Montecristi.


Son generalmente hierbas, perennes o anuales, raramente suculentas, pero
también plantas arbustivas o sufruticosas, y más infrecuentemente enredaderas e
incluso árboles (por ejemplo la teca, Tectona grandis, especie arbórea frondosa de
hasta 30 m de altura).
Acacia cocuyo (Mimosaceae), en la Sierra Martín García.
Son árboles o arbustos, rara vez hierbas, de follaje grácil por sus hojas bipinnadas,
raramente pinadas o reducidas a filodios. En muchos casos son espinosos y de
aspecto muy particular por las pequeñas flores agregadas en cabezuelas o espigas
que, a su vez, suelen formar racimos espiciformes densos o grandes panojas. Las
flores son actinomorfas. La corola tiene prefloración valvar, a menudo es de
pétalos soldados y tubulosa. El cáliz es valvar o, en algunos grupos, imbricado, con
los sépalos siempre soldados. El androceo está formado por 4, 8, 10 o numerosos
estambres, los cuales superan la altura de la corola. Los filamentos estaminales
están libres o soldaods entre sí. El polen es generalmente compuesto. EL óvulo es
anátropo. La semilla presenta embrión recto y el tegumento presenta una "línea
fisural" (pleurogram en inglés botánico —de pleuro, lado, lateral y gramma, línea, o
sea 'línea lateral') con forma de anillo o herradura. El hilo es apical o subapical,
pequeño.1

Goetzea ekmanii (Goetzeaceae), en la orilla del río Cumayasa.


es un género de plantas fanerógamas perteneciente a la subfamilia Gaetzeoideae,
incluida en la familia de las solanáceas. Comprende cuatro especies descritas y de
estas, solo 2 aceptadas.
Reinhardtia paiewonskiana (Palmae), en Sierra de Bahoruco.
Son palmas completamente inermes, enanas de tamaño mediano; con tallos
delgados, solitarios o en colonias; plantas monoicas.

Pseudophoenix ekmanii (Palmae), en Oviedo.


es una palma que sólo se encuentra en el Parque nacional Jaragua, en el suroeste
de la República Dominicana (isla La Española).2 Su distribución incluye
poblaciones de tierra firme (al sur de la península de Barahona) y en la isla Beata.
Su nombre común es cacheo3 de Oviedo, siendo Oviedo el pueblo que se
encuentra más cerca de su zona de mayor distribución, un lugar conocido como
Sabana de Algodón. En algunas publicaciones también se le ha llamado "cacheo
de Ekman",45 por el destacado botánico sueco de quien toma su nombre
específico.
Especies nativas
Las especies de este grupo son el maíz la piña, el guayacán, la ceiba, la caoba
(árbol nacional), el guayabo, la guáyiga, la guanábana y el tabaco.
Especies introducidas
A este grupo también llamado flora exótica, encontramos el mango, el café, la caña
de azúcar, el cacao, el plátano, el guineo, los cítricos frutales como el limón,
naranja, toronja, entre otros y una gran cantidad de hortalizas como la zanahoria,
la lechuga y el repollo.
Vegetación
La vegetación es sumamente variada. Los principales tipos de vegetación que
podemos encontrar son el bosque húmedo tropical y subtropical, el bosque seco
subtropical, el monte espinoso y las sabanas.

El Bosque húmedo
La alta pluviometría que se registra en este medio geográfico (más de 1,000
milímetros anuales) propicia la existencia de especies arbóreas de hoja ancha
como el capá, la palma real, el ébano y el cedro. En las áreas montañosas
encontramos especies de coníferas como el pino (pinus occidentalis). En las zonas
bajas encontramos bosques de manglares.
Entre toda la vegetación, los manglares se hacen esenciales para el equilibrio
natural de los ecosistemas

El Bosque seco subtropical


Esta vegetación se desarrolla en áreas con precipitaciones moderadas o bajas y
una elevada evapotranspiración. En el bosque seco subtropical encontramos
especies de plantas xerófilas de hojas pequeñas como el guayacán, cambrón,
baitoa y el candelón. En las áreas que se ubican dentro del bosque húmedo y seco
se encuentran especies como la cana y la caoba.

El Monte seco Monte espinoso seco.


En estas zonas semiáridas se destacan especies como el cactus. Este tipo de
vegetación es muy frecuente en la cuenca baja del Yague del Norte y la Llanura de
Azua. En las áreas donde no se han podido desarrollar especies arbóreas o donde
se ha destruido el bosque existente, podemos encontrar las sabanas. Están
conformadas por especies herbáceas. Se destacan las gramíneas y el pajón.
En definitiva, la flora y la fauna dominicana se caracterizan por ser inmensamente
ricas en variedad y especies. Sus parques nacionales y reservas encandilan a los
turistas ya que el paisaje es espectacular y mágico durante todo el año gracias al
clima tropical de República Dominicana.
Flora nacional Unas 1,300 especies en
peligro de extinción en Republica
Dominicana.
La flora de República Dominicana se históricamente para la elaboración de
encuentra actualmente en “peligro mabí.
crítico”. Según cuenta en La Mamajuana (o damajuana), bebida
declaraciones a Metro el director del reconocida internacionalmente como
Jardín Botánico Nacional, Ricardo marca país dominicana, también
Guarionex García, “alrededor de pudiera perecer ante el negativo
1,300 especies de nuestra flora tienen impacto humano en la naturaleza.
algún grado de amenaza o peligro de Uno de sus principales insumos, la
extinción, de alrededor de 6,100 canelilla, presenta altas
especies que tenemos”. probabilidades de desaparecer.
A juicio de este especialista en “Otra especie en peligro crítico es el
Ciencias Biológicas, “en no más de melón de breña, una planta, similar al
10 años, sino se toman medidas, cactus, utilizada para tratar problemas
algunas de estas especies podrían renales (de los riñones). La gente lo
desaparecer del planeta porque son extrae de las poblaciones silvestres
producciones silvestres endémicas de para venderlo en las botánicas y en
nuestra isla. Todo eso mueve a los mercados. Nadie la reproduce,
preocupación”. solamente la extraen”, subraya
Entre estas especies amenazadas García, quien además cita “una ley en
García menciona el cacheo biología que establece que las
(Pseudophoenix), usado riquezas silvestres no resisten las
prácticas comerciales”.
Descontrol en los aeropuertos para evitar las
plantas introducidas
A García también le inquieta el descontrol en los aeropuertos que facilita la
introducción de especies extranjeras que, en su opinión, vienen a desplazar la flora
local y no aportan nada a la fauna de este país.

La fauna tiene que interactuar con la flora, porque se alimenta de ella, porque la
usa como refugio; hay un entramado. Cuando llegan esas plantas exóticas que
encuentran condiciones propicias, muchas de ellas muy agresivas, desplazan la
fauna y la flora nuestras. Y muchas de ellas tienen un impacto económico, porque
para controlarlas, el agricultor, el ganadero, tiene que gastar mucho dinero, dando
mantenimiento a esa invasora” se queja García.
Fauna

Esquema simplificado de la fauna de una isla - todas sus especies animales.

La fauna es el conjunto de especies animales que habitan en una región


geográfica, que son propias de un período geológico. Esta depende tanto de
factores abióticos como de factores bióticos. Entre éstos sobresalen las relaciones
posibles de competencia o de depredación entre las especies. Los animales suelen
ser sensibles a las perturbaciones que alteran su hábitat; por ello, un cambio en la
fauna de un ecosistema indica una alteración en uno o varios de los factores de
este

.
Fauna silvestre o salvaje
Se habla de diferentes tipos de fauna de acuerdo al origen geográfico de donde
provienen las especies que habitan un ecosistema o biótopo.

La fauna silvestre autóctona, nativa o indígena está formada por todos los
animales que pertenecen naturalmente al ambiente que habitan.

La fauna silvestre exótica, alóctona, foránea o introducida está formada por todos
los animales silvestres que no pertenecen naturalmente al medio que habitan, sino
que han sido incorporados a él por acción voluntaria o involuntaria o voluntaria del
hombre. A este tipo de fauna en la actualidad se la denomina fauna contaminante.
Fauna doméstica
La fauna doméstica, o fauna sometida
a domesticación, está constituida por
las especies domésticas propiamente
dichas, es decir, aquellas especies
sometidas al dominio del hombre, que
se habitúan a vivir bajo este dominio sin
necesidad de estar encerradas o
sujetas y que en este estado se
reproducen indefinidamente, teniendo
este dominio como objetivo la explotación de la capacidad de diversos animales de
producir trabajo, carne, lana, pieles, plumas, huevos, compañía y otros productos y
servicios (el caballo, el buey, la oveja, la cabra, el gato, el perro, la gallina, el cerdo,
la llama). En la fauna salvaje se encuentran muchos tipos de animales como el
Jaguar.
Características
La fauna es el término que se utiliza para designar al conjunto de especies
animales que pueblan una región geográfica determinada y que llegaron a allí
como consecuencia de uno de los varios períodos geológicos que se produjeron a
lo largo de historia del planeta tierra.

Aunque en realidad y como consecuencia que los animales suelen ser muy
sensibles a las variaciones o perturbaciones que pueda sufrir su hábitat, su
distribución espacial dependerá en mucho de factores como la temperatura, la
presencia o no de agua y la posibilidad de la existencia de relaciones de
competencia con otras especies o la presencia de depredadores.

La Zoogeografía es la disciplina que se encarga de estudiar y analizar estas


cuestiones que marcábamos más arriba y la que nos dice que si se produce
una importante alteración en la fauna de un ecosistema determinado será
porque claramente algunos de los factores que mencionamos tuvieron que
ver con ese desenlace.

Existen diferentes tipos de fauna dependiendo del origen geográfico del cual
provienen las diversas especies. La fauna silvestre autóctona o nativa está
conformada por todos aquellos animales que pertenecen naturalmente al
mundo que habitan y la fauna silvestre exótica está conformada por todos
los animales silvestres que no pertenecen a ese hábitat, sin embargo, la
acción voluntaria e involuntaria del hombre ha provocado que sí lo hagan.

También, cada rincón del planeta ostenta su respectiva fauna doméstica que
obviamente está integrada por aquellos animales que han sido domesticados
por el hombre para que lo acompañen en su vida, como puede ser el caso de
las típicas mascotas, gatos, perros, canarios, conejos y otros tantos un poco
menos convencionales a gusto de los propietarios o en su defecto aquellos
que poseen una utilidad en orden a producir trabajo, bienes o servicios. En
este último caso podemos incluir al caballo, el buey, el cerdo, la cabra, la
vaca, entre otros.

Y finalmente en un país o región nos podemos encontrar con el grupo de animales


cuya domesticación permanece en proceso. El caso más característico de este
grupo es el de los animales que han sido criados bajo el régimen que se sigue en
los zoológicos y que como muchos habrán podido ver en algunas de sus visitas a
estos lugares, su condición es de semi cautividad, es decir, por un lado se les
recrea lo mejor posible su hábitat para que lo hagan propio y se los mantiene
aislados de la gente a través de jaulas y por el otro, personal especializado se
ocupa de entrenarlos para reducir sus características salvajes.
Fauna Dominicana
Las Antillas se caracterizan por tener una alta diversidad biológica, destacándose
la Hispaniola por contener la mayor diversidad de las especies de las islas.

Teoría de las Islas Flotantes

Mediante la teoría de las islas flotantes se establece que una de las posibles vías
de llegadas de animales a nuestra isla procedentes desde los continentes se pudo
haber producido por el desprendimiento y posterior desplazamiento de grandes
pedazos de tierra que al quedar libres se mantenían a la deriva arrastrados a
grandes distancias por las corrientes marinas. En estas islas flotantes quedaban
atrapadas diferentes especies de animales y vegetales que soportaban y lograban
sobrevivir llegando y colonizando nuevas tierras.

Estas especies pioneras inician un proceso de naturalización, después de ocupar


los nuevos hábitat, libres de enemigos naturales, sufren un largo proceso de
adaptación a sus nuevos ambientes. A través de este largo proceso dan origen a la
fauna tal como y como hoy la conocemos.
Distribución de la Fauna en la Isla Hispaniola
La distribución geográfica de las diferentes especies de nuestra fauna es amplia.
Esta amplitud se refleja más en las aves, mamíferos voladores e insectos gracias a
su capacidad de volar, lo que les permite desplazarse grandes distancias.

Por el contrario, los anfibios por características propias del grupo tienen una
distribución restringida a lugares específicos.

En relación a los peces, aquellos que se encuentran en cuerpos de aguas


interiores, como ríos y lagos, que no tienen conexión con otros ríos o con el mar,
tienen distribución limitada.

Estudios realizados demuestran que la mayor parte de las especies de aves,


mamíferos y cerca de la mitad de los anfibios y reptiles son compartidos entre las
dos repúblicas (Dominicana y Haití).

Otros grupos de nuestra fauna están bien restringidos a zonas específicas y


presentan un alto grado de endemismo, tal es el caso de los diplópodos (milpiés)
los cuales se encuentran bajo la hojarasca y piedras; así también los moluscos que
al igual que los primeros se pueden encontrar en zonas muy húmedas y aunque
está distribuidos en todo el país, se encuentran en sitios específicos.
Especies Nativas y Endémicas
Las especies nativas son aquellas que se encuentran de manera natural en
nuestro territorio pero que también existen en otras partes del mundo.

Estas especies, por lo general son muy territoriales, esto es, que sólo por alguna
causa muy poderosa abandonan su hábitat. Cuando estas especies sólo se
encuentran en nuestros territorio y en ninguna otra parte más se dice que la
especie es endémica.

El endemismo de una especie se puede presentar a nivel de un lugar particular.


También se da el caso del endemismo regional que como las avecillas conocidas
como barran coolíes sólo existen en las islas del caribe.

La Fauna endémica de la isla Hispaniola está constituida por especies que se


encuentran exclusivamente en territorios de Haití y la República Dominicana
incluyendo sus islas y cayos adyacentes.

Clases Peces
Según los estudios realizados por biólogos extranjeros y dominicanos, se calcula
que un tercio de las especies de aguas interiores son endémicas, siendo ente
endemismo, por una parte, a nivel de la isla y por la otra a nivel de la República
Dominicana.

Como ejemplo de peces exclusivamente dominicanos tenemos Limia


sulphurophila, en el Lago Enriquillo, y la especie de agua dulce Poecilia elegans
las cuales existen únicamente en República Dominicana.

Clase Anfibia
Este es el grupo que hasta el momento presenta el mayor nivel de endemismo de
todos los grupos. Con excepción de la Rana Toro, Rana catesbeina, y el Maco
pempén, Bufo Marinus, que son especies introducidas, el resto de las especies de
anfibios existen exclusivamente en la isla o territorio dominicano.
Clase Reptiles
Los reptiles son más resistentes a soportar condiciones adversas en la naturaleza
que los anfibios y por esta razón pueden desplazarse con mayor facilidad. A pesar
de esto presentan también, aunque no como los anfibios, un alto grado de
endemismo.

De este grupo, las culebras y lagartos son los que presentan mayor nivel de
endemismo. Tenemos el caso de la culebra Alsophis anomalus y el lagarto
Diploglossus anelpistus.

La especie boa de la Hispaniola, Epicrates striatus, forma parte de nuestros


reptiles y está seriamente amenazada. El temor de gran parte de la población
hacia estos animales hace que sean perseguidos.

Clase Aves
Por su capacidad de volar, las aves son el grupo de nuestra fauna que presenta un
menor grado de endemismo. Esto básicamente se debe a que éstas se desplazan
grandes distancias y son los animales que más migran del reino animal.

Por estas características, más de la mitad de las aves que se encuentran en


nuestro territorio son migratorias y se les puede ver en nuestro país desde octubre
hasta marzo.

La cigua palmera, Dulus dominicus, es nuestra ave nacional y es endémica de la


Isla Hispaniola.

Clase Mamíferos
A la llegada de los españoles a Quisqueya sólo existían en nuestro territorio
pequeños mamíferos. Los murciélagos son los únicos mamíferos voladores que
existen en la isla y como mamíferos terrestres están los solenodontes y las jutías.

El resto de mamíferos presentes en la isla se considera que han sido introducidos


de manera accidental o con algún propósito específico.

Especies Introducidas y Especies en Peligro de Extinción


Especies introducidas
Los seres humanos han introducido en nuevos hábitat de todo el mundo
numerosas especies, que han afectado a la fauna endémica, ya por depredación
ejercida sobre ésta(perros, gatos, hurones) o por competir con ella por el alimento
y el espacio(conejos, ratas, ratones).

Muchas de las introducciones son deliberadas, otras accidentales, pero ambas


facilitadas por la movilidad del hombre.

La mayoría de estas especies introducidas en un nuevo lugar no logran establecer


y adaptarse, por esta razón terminan por morir, pero aquellas especies que logran
sobrevivir, de alguna manera alteran el equilibrio del ecosistema, ya que influyen
sobre el medio ambiente donde establecen.

En la Hispaniola, hasta la llegada de los españoles no existían animales


depredadores mayores con excepción de los halcones y lechuzas. Tampoco
existían los animales herbívoros como vacas, chivos, caballos, etc. Es con la
llegada de éstos, en el siglo XIII, que son introducidos de manera intencional o por
accidente, las primeras especies animales y vegetales exóticas.

De todos los animales introducidos, una parte se logró escapar de las manos del
ser humano y se introdujo en nuestro medio silvestre, donde compiten por espacio
y alimento, además de depredar los animales de nuestra fauna nativa.

Otras especies introducidas se han convertido en agentes transmisores de


enfermedades para el ser humano.

La invasión de especies introducidas siempre tiene un impacto considerable sobre


las especies endémicas nuestras, causando la disminución de las mismas; estos
animales han llegado hasta las islas y cayos adyacentes y han causado serios
problemas a la fauna de estos lugares, tal es el caso del perro asilvestrado en la
isla de Alto Velo, perteneciente el área del Parque Nacional Jaragua, en el
suroeste del país, el cual mata las iguanas y destruye los huevos de los bubíes.

Un caso importante ha sido la disminución de las poblaciones del solenodonte y la


jutía, ambas especies son endémicas de la isla. Su disminución se debe a los
ataques a que han sido sometidas ambas especies por los perros y hurones, los
cuales se han convertido en dos serios enemigos naturales.

Otro caso que merece mucha atención es el de un gran lagarto verde introducido
desde Cuba, el Anolis porca tus. Este lagarto ha estado desplazando a nuestros
lagartos nativos, tales como Anolis clorocianus y Anolis cibotes.
Especies en Peligro de Extinción
El manatí es uno de nuestros Otra forma de alteración de los
mamíferos marinos que por la caza hábitat se debe a los cambios
indiscriminada se encuentra en grave sucesivos producidos por el hombre
peligro de extinción. al talar e incendiar un bosque. Las
especies que requieren de este
La destrucción del hábitat es hoy la hábitat disminuyen al desaparecer su
mayor amenaza para las hogar natural. Tal es el caso de las
supervivencias de las especies en aves de rapiña como el guaraguao, el
peligro. halcón, etc., que requieren de
bosques densos como hábitat.
Los hábitats pueden verse afectados
de muchas formas; En la naturaleza las extinciones de
especies son parte del proceso
La invasión del hábitat por el hombre, evolutivo. Antes del ser humano todas
en muchos casos, se hace las extinciones fueron causadas por
prácticamente imperceptible por la procesos naturales. Si se estima que
manera lenta con que se hace y la existencia de una especie de
cuyos efectos no son fáciles de vertebrados es de cinco millones de
percibir. años, entonces se puede decir, que
cada siglo se extinguieron 900
El desarrollo y explotación de la tierra, especies.
frecuentemente causan la
fragmentación del hábitat. En la República Dominicana especies
de diferentes grupos están en estado
Los animales en hábitat aislados son de amenaza. Esta amenaza, sin
más vulnerables a las actividades duda, tiene sus causas
humanas, como son el uso de fundamentales en la alteración de los
plaguicidas en la agricultura, la ecosistemas. Hoy la República
contaminación de la atmósfera, el Dominicana tiene menos del 14% de
ruido, etc. su territorio con vegetación boscosa,
una gran cantidad de ríos y arroyos
Una charca o un arroyo pueden ser el
han desaparecidos o disminuido su
único aporte de agua para los seres
caudal.
que viven en su entorno, si éste es
alterado por contaminación o es
usado para el regadío, una gran parte
o todos los animales podrán ser
severamente afectados.