Sunteți pe pagina 1din 3

FUNCIÓN DEL ÁREA DE TALENTO HUMANO

La gestión del talento humano es la responsable de la dimensión humana en la


organización, esto incluye:

 Contratar personas que cumplan con las competencias necesarias para ejercer un
cargo.
 Capacitar a los empleados.
 Proporcionar los mecanismos y ambientes necesarios que propicien la motivación
y la productividad en la organización.

El departamento de Recursos Humanos no debe considerarse simplemente como un


departamento adicional dentro de la empresa, limitado a contratar personas y pagarles el
salario correspondiente. Este departamento constituye una pieza clave dentro de la
organización, ya que es el responsable de la gestión de las personas en todo el vasto
sentido de la palabra gestión, incluyendo detalles que podrían parecer tan diminutos e
insignificantes, pero que posee un gran valor para la captación y retención de las
personas, las cuales son más que meros recursos para la consecución de objetivos
organizacionales, son el eje motor para llevar a cabo todas las acciones estratégicas
definidas.

Las funciones que se desarrollan en el departamento de recursos humanos varían de una


empresa a otra, dependiendo de la dimensión y de la actividad a la que se dedique la
entidad.

En las empresas pequeñas, las funciones de este departamento se ejecutan en pocas


secciones y, con frecuencia, algunas tareas son encomendadas a otras empresas, como
consultorías, asesorías, gestorías, etc.

En las grandes empresas, el departamento de recursos humanos puede ser muy


complejo, y dividirse en secciones que se encargan de actividades diferentes.
¿Cuáles son las funciones del área de Talento Humanos?

Selección: Mediante la cual se eligen aquellas


personas que poseen las competencias definidas
como críticas y necesarias para el puesto a
desempeñar, el cual debe encontrarse claramente
definido y detallado de antemano, especificando los conocimientos, capacidades y
habilidades requeridas para el mismo, y de cara a obtener resultados satisfactorios para
el logro de los objetivos propuestos.

Formación: Es de vital importancia que la empresa cuente con un


programa de adiestramiento/entrenamiento, a través del cual se
fortalezcan las competencias de las personas, para de esta
manera ir forjando y al mismo tiempo creando el talento en la
organización, mediante el aprendizaje continuo.

Desarrollo profesional: Constituye una de las funciones


de mayor importancia dentro de la gestión del talento,
pues a través de la misma se establecen planes de
carreras que permiten desarrollar el potencial de las
personas según las competencias que las mismas poseen, llevando a cabo un seguimiento
continuo e individualizado, que proporciona un crecimiento profesional y laboral del
empleado, lo cual sin duda se traducirá en un mayor compromiso por parte del
empleado, y por ende, un mejor y mayor aporte del mismo a la empresa.
Evaluación del desempeño: La evaluación es uno de los
elementos claves de todo proceso de seguimiento continuo. A
través de esta función se verifica el desarrollo de las competencias
del personal, identificando las debilidades y oportunidades a
desarrollar en el mismo mediante retroalimentación efectiva que
permita tomar acciones y descubrir oportunidades de mejora que serán desarrolladas por
los programas de formación y desarrollo.

Compensación: Existe una nueva visión sobre cómo retribuir a


un colaborador por su trabajo en la empresa. Las nuevas
tendencias contemplan la implementación de una variante
porcentual a modo de retribución por los logros y objetivos
cumplidos. De esta forma, se busca incentivar al colaborador a
desempeñar una mejor labor.