Sunteți pe pagina 1din 4

Álvaro

Flores González
HISTORIA DE LA MÚSICA TEATRAL
Noviembre 2018 4º Historia y Ciencias de la Música
alvaro.floresg@estudiante.uam.es

LOS BUFOS DE F. ARDERÍUS

a) Explicar cómo se promocionaba F. Arderíus entre su público y el tipo de obras


con las que se puede vincular.

Observando los carteles publicitarios de su compañía, se puede decir que


Francisco Arderíus utilizaba el humor como elemento central en la promoción de sus
representaciones. En uno de los carteles, Arderíus establece un símil entre su papel
como promotor y una especie de médico o curandero que vende un producto milagroso.
En el otro cartel mezcla el idioma italiano y el castellano como si se tratase de una
compañía italiana. Incluso también utiliza en este cartel la polémica y la provocación,
por ejemplo, cuando dice: “zarzueli original original”. Por otro lado, Francisco Arderíus
fue un exitoso empresario teatral y contaba con una importante red de contactos en la
prensa y la política de la época. Tuvo, asimismo su propia editorial, un teatro y un
semanario.

A Francisco Arderíus se le puede vincular de forma general con la ópera bufa, ya


que se inspira en el modelo de Offenbach y lo importa a España. Pero dentro de este
género, los tipos de obras vinculados al empresario son muy variados, incluyendo por
ejemplo zarzuela, revista, comedias de magia, opereta e incluso ópera fastuosa. Las
obras asociadas a Arderíus son obras cortas con números conectados entre sí y de
carácter cómico, donde se puede entrever que su finalidad principal es el
entretenimiento de los asistentes.

b) Explicar qué relación tiene esta obra con F. Arderius

El Congreso Doméstico, escrita por Calisto Navarro con música de Miguel


Blanco es una obra administrada por la galería de los Bufos Arderius. Esto significa que
es la empresa de Arderíus la que, además de editar el libreto es también quien gestiona

1
los derechos de los autores. También, esta empresa sería quien se encargase de los
aspectos relacionados con la promoción de la obra, así como con los relacionados con
cuestiones artísticas tales como la escenificación o el vestuario. Se podría decir que
Francisco Arderíus fue lo que en la actualidad se conoce como productor, pero también
fue editor y promotor.

El libreto y la música no fueron creados por Francisco Arderíus, pero él fue impulsor de
la creación de esta obra.

c) Contextualizar la obra desde estos cuatro puntos de vista:

Función social de la música

La obra El Congreso Doméstico tiene como funciones principales el


entretenimiento del público por un lado y el lucro económico de la empresa productora
por otro. En su contenido y todo lo que la rodea no se observa ninguna motivación
moralizante ni en cierto modo política, aunque en el texto sí se parodia el mundo de la
política y se puede inferir de ello una crítica hacia este ámbito. Se trata sin duda de una
obra comercial donde no ha intervenido ningún tipo de patronazgo. La producción de F.
Arderíus es totalmente privada y costeada por su empresa. En un cartel de promoción de
la temporada de 1877, diseñado con un estilo italiano, se pueden leer las palabras “Sin
subenzione”. Aunque en el cartel no aparece esta obra en particular, éste refleja el
modelo que seguía F. Arderíus en sus producciones.

La compañía de Arderíus era numerosa. Constaba de actores, cantantes, coristas,


escenógrafos, compositores y libretistas entre otros. Además, Arderíus tenía su propio
teatro donde organizaba temporadas enteras de representaciones. Se puede deducir el
gran éxito que tenían las obras atendiendo al dinero que era necesario para mantener
todo este entramado empresarial. Se pueden observar los precios en reales de las
temporadas en los carteles, donde se encuentran desde las entradas más baratas a las
más exclusivas.

2
Contexto cultural

Desde el punto de vista del contexto cultural, la producción de esta obra se


inscribe en el marco de la cultura erudita, ya que su difusión se realiza a través de la
tradición escrita tanto en el libreto como en la música. Cabe destacar en este aspecto
que muchos de los libretos y músicas de las obras representadas por los Bufos de
Arderíus fueron plagiadas de los autores franceses Offenbach y Charles Lecocq. Si la
transmisión de estas obras hubiera sido de manera oral habría sido difícil su plagio, pero
sobre todo no se podría haber comprobado.

La recepción de esta obra se produce fundamentalmente en el ámbito popular o de


masas. El Congreso Doméstico trata temas cotidianos, terrenales e incluso cercanos al
vicio como pueden ser la infidelidad, la relación entre amos y sirvientes o la política. Su
propio nombre ya nos indica que se trata de algo “casero”. También la forma de hablar
de los personajes se encuentra adaptada en los diálogos a las particularidades de la clase
social y de la región a la que pertenecen. Todo esto hace suponer que la obra iba
dirigida a un público mayoritario y popular, sin embargo los espectáculos de Arderíus
también se representaban ante la aristocracia madrileña, por lo que se podría decir que
su recepción se produce tanto en el ámbito popular como en el erudito.

Participación musical

La participación musical de la obra es más bien escasa (menos que en la zarzuela) ya


que de un total de veintiséis páginas de texto prácticamente sólo cuatro de ellas
contienen música. Se trata de una música principalmente cantada. En el libreto se indica
con la palabra “Música” aquellas partes en las que la voz es cantada y no declamada.
Estás partes con música se asemejan a arias en el sentido de que la acción no avanza
sino el personaje o los personajes en cuestión muestran unos sentimientos ante lo que
está aconteciendo.

3
Las obras de Arderíus eran variadas en sus números y a veces los actos se terminaban
con galops o cancanes. Sin embargo, en el libreto no se observa ninguna indicación al
respecto.

Aunque la participación musical sea pequeña, El Congreso Doméstico es una obra de


teatro musical, ya que su música está prevista en el libreto y ha de aparecer
necesariamente en la representación

Función de la música

En El Congreso Doméstico la música parece tener una función estructural. En la obra


sólo hay un acto, y la música aparece al inicio y al final a modo de apertura y cierre de
la representación. El acto único a su vez se divide en escenas, pero no parece que la
música tenga una función estructural en este caso. Se podría decir que en estos
momentos entre escenas la música tiene una función emotiva, tal como se comentaba en
el apartado de participación musical, ya que en esos momentos los actores cantan para
hacer explícitos los sentimientos que están atravesando.

Por otro lado, se trata de música no incidental. No hay acotaciones en el libreto que
describan un tipo de música para un determinado momento. La música está determinada
por la partitura, aunque para la realización de este ejercicio no se ha encontrado esta.