Sunteți pe pagina 1din 18

1.

FUNDAMENTO TEORICO

1.1. DEFINICIÓN

Las columnas son elementos utilizados para resistir básicamente solicitaciones de


compresión axial aunque, por lo general, ésta actúa en combinación con corte,
flexión o torsión ya que en las estructuras de concreto armado, la continuidad del
sistema genera momentos flectores en todos sus elementos.

1.2. LA FALLA EN COLUMNAS

Las columnas llegan a la falla debido a tres casos: por fluencia inicial del acero en
la cara de tensión, por aplastamiento del concreto en la cara en compresión o por
pandeo.

1.3. CENTROIDE PLÁSTICO

El punto en la sección de columna donde la fuerza axial actúa produciendo en toda


la sección deformaciones iguales se denomina centroide plástico de la sección. Se
determina de la siguiente manera:


𝐴𝑔 0.85 𝑓 ′ 𝑐 2 + 𝐴′ 𝑠 𝑓𝑦 𝑑1 + 𝐴𝑠2 𝑓𝑦 𝑑2
𝑦𝑜 =
𝐴𝑔 0.85 𝑓 ′ 𝑐 + 𝐴′ 𝑠 𝑓𝑦 + 𝐴𝑠2 𝑓𝑦

Figura 1: Centroide plástico

1.4. ANÁLISIS Y DISEÑO DE COLUMNAS CORTAS DE CONCRETO ARMADO


1.4.1. Análisis de columnas cortas sometidas a compresión pura

La resistencia de columnas cortas de concreto armado sometidas a compresión


pura está dada por la expresión.

𝑃𝑛 = 𝐴𝑠𝑡 𝑓𝑦 + 0.85(𝐴𝑔 − 𝐴𝑠𝑡) 𝑓 ′ 𝑐 … … … … (1)

Sin embargo, el código del ACI reconoce que no existe columna real sometida a
carga con excentricidad nula. En versiones anteriores, 1963 y 197 1, se definió
excentricidades accidentales o excentricidades mínimas que debían ser
consideradas en el diseño de cualquier columna para tomar en cuenta este efecto.

A partir de 1977, el concepto de excentricidad accidental se suprimió y se reemplazó


por otro mecanismo cuyo objetivo también era tomar en cuenta el hecho que no
existen columnas con carga axial totalmente centrada. Este consistía en reducir la
resistencia definida por la ecuación (1), transformándola en:

- Si el refuerzo transversal está constituido por espirales:


𝑃𝑛 = 0.85[0.85 𝑓 ′ 𝑐 (𝐴𝑔 − 𝐴𝑠𝑡) + 𝑓𝑦 𝐴𝑠𝑡] … … … … (2)

- Si el refuerzo transversal está constituido por estribos:


𝑃𝑛 = 0.80[0.85 𝑓 ′ 𝑐 (𝐴𝑔 − 𝐴𝑠𝑡) + 𝑓𝑦 𝐴𝑠𝑡] … … … … (3)

Donde:

Ast: Área del refuerzo de la sección.

Ag: Área de la sección bruta de concreto.

Los factores 0.85 y 0.80 son equivalentes a excentricidades de aproximadamente,


5% y 10% del lado para columnas con espiral y con estribos, respectivamente.

Los valores de P no podrán ser mayores que ∅𝑃𝑛 tanto para columnas sometidas a
compresión pura como para columnas a flexo-compresión.
1.4.2. Análisis de columnas cortas sometidas a flexo-compresión

Una columna sometida a flexo-compresión puede considerarse como el resultado


de la acción de una carga axial excéntrica o como el resultado de la acción de una
carga axial y un momento flector. Ambas condiciones de carga son equivalentes y
serán empleadas indistintamente para el análisis de columnas cortas sometidas a
flexo-compresión.

Para el análisis, la excentricidad de la carga axial se tomará respecto al centro


plástico. Este punto se caracteriza porque tiene la propiedad de que una carga
aplicada sobre él produce deformaciones uniformes en toda la sección. En
secciones simétricas el centro plástico coincide con el centroide de la sección bruta
y en secciones asimétricas coincide con el centroide de la sección transformada.
Conforme la carga axial se aleja del centro plástico, la distribución de deformaciones
se modifica, como se muestra en la Figura 2.

Figura 2: Variación de la distribución de deformaciones en la sección de


acuerdo a la ubicación de la carga axial
Una columna con una distribución determinada de refuerzo y dimensiones definidas
tiene infinitas combinaciones de carga axial y momento flector que ocasionan su
falla o lo que es equivalente, las cargas axiales que ocasionan el colapso varían
dependiendo de la excentricidad con que son aplicadas. Al igual que las secciones
sometidas a flexión pura, las columnas pueden presentar falla por compresión, por
tensión, o falla balanceada. Sin embargo, a diferencia de ellas, una columna puede
presentar cualquiera de los tres tipos de falla dependiendo de la excentricidad de la
carga axial que actúa sobre ella. Si ésta es pequeña, la falla será por compresión;
si la excentricidad es mayor, la falla será por tensión. Además, cada sección tiene
una excentricidad única, denominada excentricidad balanceada que ocasiona la
falla balanceada de la sección.

Puesto que cada columna puede presentar tres tipos de falla distintos, cada una
cuenta con tres juegos de ecuaciones que definen su resistencia, ya sea en términos
de carga axial y momento resistente, o en términos de carga axial resistente para
una determinada excentricidad. El procedimiento para determinar estas ecuaciones
es sencillo. En esta sección se le presentará aplicado a un caso en particular: una
columna de sección rectangular con refuerzo dispuesto simétricamente.

Para determinar la ecuación que corresponde a la condición de falla por compresión,


se asume un diagrama de deformaciones como el mostrado en la Figura 3(a), el
cual genera los esfuerzos internos mostrados. La capacidad resistente del elemento
estará dada por la resultante de las fuerzas desarrolladas en el acero y el concreto.
Por lo tanto:

𝑃𝑛 = 0.85 𝑓 ′ 𝑐 𝑏 𝑎 + 𝐴′ 𝑠 𝑓 ′ 𝑠 − 𝐴𝑠 𝑓𝑠 … … … … (4)

ℎ 𝑎 ℎ ℎ
𝑀𝑛 = 0.85 𝑓 ′ 𝑐 𝑏 𝑎 ( − ) + 𝐴′ 𝑠 𝑓 ′ 𝑠 ( − 𝑑′) + 𝐴𝑠 𝑓𝑠 (𝑑 − ) … … … … (5)
2 2 2 2

Los esfuerzos en el acero en compresión y en tensión se determinan por semejanza


de triángulos:

0.003(𝑐 − 𝑑 ′ ) 6117(𝑐 − 𝑑 ′ )
𝑓 ′𝑠 = 𝐸𝑠 = ≤ 𝑓𝑦 … … … … (6)
𝑐 𝑐
0.003(𝑑 − 𝑐) 6117(𝑑 − 𝑐)
𝑓𝑠 = 𝐸𝑠 = … … … … (7)
𝑐 𝑐

Whitney propuso la siguiente expresión aproximada para determinar la resistencia


a la compresión de una columna que falla en compresión:

𝐴′ 𝑠 𝑓𝑦 𝑏 ℎ 𝑓′𝑐
𝑃𝑛 = 𝑒 + … … … … (8)
( ) + 0.5 (3 ℎ2 𝑒) + 1.18
𝑑 − 𝑑′ 𝑑

Esta expresión es válida para secciones con refuerzo simétrico dispuesto en una
capa paralela al eje alrededor del cual se produce la flexión.

Cuando la falla es balanceada, el refuerzo en tensión alcanza el esfuerzo de fluencia


y simultáneamente, el concreto llega a una deformación unitaria de 0.003. La
deformación en la sección es como se muestra en la Figura 3(b). En este caso, la
resistencia de la columna será:

Figura 3: Tipos de fallas de columnas sometidas a flexo-compresión

𝑃𝑛𝑏 = 0.85 𝑓 ′ 𝑐 𝑏 𝑎𝑏 + 𝐴′ 𝑠 𝑓 ′ 𝑠 − 𝐴𝑠 𝑓𝑠 … … … … (9)

ℎ 𝑎𝑏 ℎ ℎ
𝑀𝑛𝑏 = 0.85 𝑓 ′ 𝑐 𝑏 𝑎𝑏 ( − ) + 𝐴′ 𝑠 𝑓 ′ 𝑠 ( − 𝑑′) + 𝐴𝑠 𝑓𝑠 (𝑑 − ) … … … … (10)
2 2 2 2

Donde:

6117
𝑎𝑏 = 𝛽1 𝑑 … … … … (11)
9117 + 𝑓𝑦
La excentricidad balanceada de la sección estará dada por:

𝑀𝑛𝑏
𝑒𝑏 = … … … … (12)
𝑃𝑛𝑏

Whitney propuso las siguientes expresiones simplificadas para la determinación de


la excentricidad balanceada de una sección:

- Sección rectangular ........................................................ 𝑒𝑏 = ℎ(0.20 + 0.77 𝜌𝑡 𝑚)


- Sección circular .............................................................. 𝑒𝑏 = ℎ(0.24 + 0.39 𝜌𝑡 𝑚)

Donde:

𝐴𝑠𝑡
𝜌𝑡 = … … … … (13)
𝑏𝑑

𝑓𝑦
𝑚= … … … … (14)
0.85 𝑓′𝑐

Si la columna falla por tracción, el acero en tensión alcanzará el esfuerzo de


fluencia, la carga última será menor que P, y la excentricidad de la carga será mayor
que la excentricidad balanceada. La deformación en la sección será la mostrada en
la Figura 3(c) y su resistencia estará dada por:

𝑃𝑛 = 0.85 𝑓 ′ 𝑐 𝑏 𝑎 + 𝐴′ 𝑠 𝑓 ′ 𝑠 − 𝐴𝑠 𝑓𝑦 … … … … (15)

ℎ 𝑎 ℎ ℎ
𝑀𝑛 = 0.85 𝑓 ′ 𝑐 𝑏 𝑎 ( − ) + 𝐴′ 𝑠 𝑓 ′ 𝑠 ( − 𝑑′) + 𝐴𝑠 𝑓𝑦 (𝑑 − ) … … … … (16)
2 2 2 2

La resistencia nominal de una columna que falla por tensión se puede determinar
aproximadamente a través de la siguiente expresión, propuesta por el código del
ACI de 1963:

2

𝑒′ 𝑒′ 𝑑′ 𝑒′
𝑃𝑛 = 0.85 𝑓 𝑐 𝑏 𝑑 [(−𝜌 + 1 − ) + √(1 − ) + 2𝜌𝑚′ (1 − ) + 2𝜌 ]
𝑑 𝑑 𝑑 𝑑

Donde:


𝑚′ = 𝑚 − 1 y 𝑒′ = 𝑒 + 𝑑 − 2. La expresión anterior es válida para secciones

simétricas.
La representación gráfica de las combinaciones carga axial-momento flector que
generan la falla de una sección se denomina diagrama de interacción. En la Figura
4 se muestra un diagrama típico de una sección rectangular con refuerzo simétrico.

Figura 4: Diagrama de interacción de una sección rectangular con refuerzo simétrico

El punto A corresponde a la carga axial de rotura teórica cuando la sección no está


sometida a flexión. En la sección se indicó que el código del ACI recomienda tomar
un porcentaje de esta carga como resistencia de la sección. La recta BC responde
a esta limitación. El punto D de la curva representa la combinación de carga y
momento que define la condición balanceada.

Las combinaciones carga axial-momento contenidas en el tramo CD generan fallas


por compresión, mientras que en el tramo DE, las fallas son por tensión. El punto E
del diagrama de interacción representa un estado de flexión pura en el elemento. El
comportamiento en este caso es similar al de una viga.

En tomo al diagrama presentado en la Figura 4, se puede observar que:

1. La máxima carga axial que puede soportar una columna corresponde a la


combinación carga axial-momento flector en la cual el momento es nulo.
2. El máximo momento flector que puede soportar una columna no corresponde
al estado de flexión pura.
3. Cada carga axial se combina sólo con un momento flector para producir la
falla mientras que cada momento flector puede combinarse con dos cargas
axiales para lograr el mismo efecto.
4. Todos los puntos dentro del diagrama de interacción, como el punto F,
representan combinaciones carga axial-momento flector que pueden ser
resistidas por la sección. Los puntos fuera del diagrama, como el punto G,
son combinaciones que ocasionan la falla.
5. Una recta que une el origen con un punto sobre el diagrama de interacción
puede interpretarse como la historia de carga de una sección con carga
excéntrica fija que es incrementada hasta la rotura.

El diagrama de interacción representa todas las combinaciones de falla y por ende


constituye una descripción completa de la capacidad resistente de una sección.

Figura 5: Distribución de deformaciones unitarias en una sección

Se considera una sección controlada por compresión cuando la deformación por


tracción en el acero 𝜀𝑠 es igual o menor que la que corresponde al límite elástico del
acero fy en el momento que el concreto llega a una deformación 𝜀𝑐 = 0.003. Se
puede tomar 𝜀𝑠 = 0.002 para acero grado 60 o para refuerzo de pretensado.
Se considera una sección controlada por tracción cuando 𝜀𝑡 ≥ 0.005. Para
secciones con cargas axiales menores de 0.1 𝑓 ′ 𝑐 𝐴𝑔 𝜀𝑡 no se tomará menor de
0.004.

Las secciones con deformaciones unitarias entre 𝜀𝑡 = 0.002 y 𝜀𝑡 = 0.005 son de


transición y en ellas se puede variar el factor Ø entre los límites indicados para
compresión, Ø = 0.7 para elementos con refuerzo en espiral y ∅ = 0.65 para otros
elementos en compresión, o Ø = 0.9 para los elementos controlados por tracción.

Figura 6: Variación del factor Ø de reducción de resistencia

𝐶
Interpolación en 𝑑 :
𝑡

𝐶
Refuerzo en espiral ∅ = 0.37 + 0.2
𝑑𝑡

𝐶
Refuerzo de estribos ∅ = 0.23 + 0.25 𝑑𝑡

Los diagramas de interacción pueden expresarse en términos de esfuerzos. de


modo que no dependan de las dimensiones de la sección. Estas curvas son
especialmente útiles para el diseño de columnas. En el apéndice C se incluyen
algunos de estos diagramas.
1.4.3. Diseño de columnas cartas de concreto armado

Para estimar, en principio, las dimensiones de la sección, se suele emplear


expresiones como las siguientes:

- Para columnas con estribos:


𝑃𝑢
𝐴𝑔 ≥ … … … … (17)
0.45(𝑓 ′ 𝑐
+ 𝑓𝑦 𝜌𝑡 )

𝑃
𝐴𝑔 ≥ … … … … (18)
0.45 𝑓′𝑐

- Para columnas con refuerzo en espiral:


𝑃𝑢
𝐴𝑔 ≥ … … … … (19)
0.55(𝑓 ′ 𝑐
+ 𝑓𝑦 𝜌𝑡 )

𝑃
𝐴𝑔 ≥ … … … … (20)
0.55 𝑓′𝑐

Donde:

𝐴𝑠𝑡
𝜌𝑡 =
𝐴𝑔

A partir del área estimada, se definen las dimensiones de la sección del elemento,
las cuales suelen ser múltiplos de 5 cm. Si la columna está sometida a momentos
flectores elevados, el área estimada a través de las expresiones (17) y (19) puede
resultar insuficiente.

Si la columna estuviera sometida a compresión pura, el área de acero se


determinaría directamente a través de la expresión (1) o (2). Se escogen las varillas
y se distribuye el refuerzo.

Si la columna está sometida a flexo-compresión, se emplean los diagramas de


interacción presentados en el apéndice C. Es necesario definir una distribución de
refuerzo para escoger el diagrama de interacción a utilizar. Se evalúan las cargas
𝑃𝑢 𝑒
Pu y Mu, y se calcula y . Con el primer valor se ingresa al diagrama por el eje
𝑓′ 𝑐 𝑏 ℎ ℎ
𝑒
vertical y se ubica, sobre la recta ℎ correspondiente, el punto que corresponde a la

condición de carga analizada. De acuerdo a la distribución de los diagramas para


diferentes cuantías de refuerzo, se estima una cuantía para dicho punto. Para
optimizar el diseño, se puede repetir el proceso con otras distribuciones de refuerzo,
evaluando las cuantías en cada caso. Finalmente se elige la sección más eficiente,
es decir, la que requiera menos refuerzo. De ser preciso, se reconsidera las
dimensiones de la sección transversal.

Limitaciones del refuerzo en miembros a compresión

El código del ACI recomienda una cuantía mínima y una cuantía máxima de refuerzo
que se debe utilizar en columnas, de acuerdo a algunos criterios que se presentan
a continuación.

El refuerzo longitudinal de una columna le provee resistencia a la flexión y reduce


los efectos de creep y contracción del concreto bajo cargas sostenidas. Los ensayos
han demostrado que estos efectos tienden a transferir la carga del concreto al
refuerzo con el consiguiente incremento del esfuerzo en el acero. Esta transferencia
se acentúa conforme la cuantía disminuye y cuando ésta es muy pequeña, el acero
entra en fluencia bajo cargas de servicio. Por ello, el código recomienda un área de
refuerzo longitudinal de, por lo menos, 0.01 veces el área de la sección bruta de la
columna.

En términos prácticos, la cantidad de acero está limitada por cuestiones


constructivas ya que, si la columna cuenta con demasiado refuerzo, el vaciado del
concreto se vuelve un proceso muy difícil. Las columnas con cuantías altas sugieren
que es conveniente reconsiderar las dimensiones de la sección transversal. El
código sugiere, como máximo, un área de acero equivalente a 0.08 veces el área
de la sección de la columna. Sin embargo, en la práctica, rara vez se excede 0.06
por las dificultades que se presentan durante su armado.

Las columnas con estribos rectangulares y circulares requieren, como mínimo,


cuatro varillas longitudinales. Si se emplea refuerzo transversal espiral son
necesarias, por lo menos, seis barras longitudinales. Las columnas que tengan
secciones diferentes requieren de, por lo menos, una varilla en cada esquina. En la
Figura 7 se muestran algunas distribuciones de acero longitudinal.
Figura 7: Distribuciones típicas de acero longitudinal

1.5. DETALLES DEL DISEÑO DE COLUMNA

El refuerzo transversal en columnas deberá satisfacer los requerimientos expuestos


en esta sección (ACI-7.10). Si las columnas están sometidas a torsión y corte,
además de flexo - compresión, el refuerzo transversal deberá ser diseñado para
soportar estos esfuerzos.

1.5.1. Columnas con estribos

Todas las varillas del refuerzo longitudinal deberán apoyarse en estribos. Si el


refuerzo longitudinal está compuesto por varillas menores que la #lo, los estribos
serán de denominación #3 o mayor. Por el contrario, si el acero longitudinal es de
diámetro mayor, los estribos serán #4 o mayores. También se emplean mallas de
alambre electrosoldado de sección equivalente.

El espaciamiento vertical de los estribos, S, deberá cumplir:

𝑆 ≤ 16𝑑 𝑏 𝑙𝑜𝑛𝑔𝑖𝑡𝑢𝑑𝑖𝑛𝑎𝑙
𝑆 ≤ 48𝑑 𝑏 𝑒𝑠𝑡𝑟𝑖𝑏𝑜

𝑆 ≤ 𝑚𝑒𝑛𝑜𝑟 𝑑𝑖𝑚𝑒𝑛𝑠𝑖ó𝑛 𝑑𝑒 𝑙𝑎 𝑠𝑒𝑐𝑐𝑖ó𝑛 𝑡𝑟𝑎𝑛𝑠𝑣𝑒𝑟𝑠𝑎𝑙 𝑑𝑒 𝑙𝑎 𝑐𝑜𝑙𝑢𝑚𝑛𝑎

Los estribos se distribuirán como se muestra en la figura 10.9. En zonas no sísmicas


los ganchos de los estribos pueden ser de 90º (ties) y los estribos de zonas sísmicas
(hoops) tienen que tener forzosamente ganchos de 135º. Las varillas longitudinales
deberán contar, alternadamente con estribos que doblen alrededor de ellas. Si la
distancia libre entre varillas es mayor de 15 cm, todas las varillas deberán tener
estribos que las apoyen.

Los estribos intermedios se pueden reemplazar por amarres cruzados (cross-ties)


con ganchos de 90º en un extremo y de 135º en el otro. Estos amarres se colocarán
alternando sus extremos verticalmente.

Figura 8: Características de los estribos de columnas.

Si las varillas longitudinales son distribuidas circularmente son necesarios estribos


circulares completos, para lo cual los extremos se empalmarán con empalmes ≥
48𝑑𝑏 𝑜 ≥ 30 𝑐𝑚 paraestribos corrugados o ≥ 72𝑑𝑏 𝑜 ≥ 30 𝑐𝑚 para barras lisas o
corrugados con recubrimiento epóxico o alternativamente para estas últimas
empalme de 48𝑑𝑏 con ganchos en los extremos, que anclan en el núcleo.

Los estribos se distribuirán verticalmente sobre la zapata o la losa del nivel inferior,
𝑠
a partir de 2, hasta una distancia similar por debajo del refuerzo horizontal más bajo

del elemento superior, viga o losa (ver Figura 9). Si a la columna llegan vigas o
consolas en cuatro direcciones, los estribos terminarán a no menos de 7.5 cm del
refuerzo horizontal más bajo del elemento menos peraltado.

Cuando se colocan pernos en la parte superior de las columnas o pedestales, se


colocarán estribos adicionales que rodeen por lo menos 4 fierros de la columna o
pedestal, en los 12.5 cm superiores consistentes por lo menos en 2 estribos # 4 o 3
estribos # 3.

1.5.2. Columnas con refuerzo en espiral

El refuerzo en espiral consiste en varillas o alambres lisos de tamaño adecuado


para su manipuleo y puesta en obra. Su diámetro será mayor o igual que 318" y su
esfuerzo de fluencia, menor que 4200 kg/cm2. La distancia libre entre espirales
sucesivos será mayor que 2.5 cm, menor que 7.5 cm y mayor que 1 1/3 el tamaño
del agregado grueso. Además, el paso de la espiral será menor que un sexto del
diámetro del núcleo de concreto.

Figura 9: Distribución de estribos en columnas

La hélice debe ser capaz de proveer una resistencia mayor que la resistencia última
de la columna. Para ello, el código recomienda:
𝑓 ′ 𝑐 𝐴𝑔
𝜌𝑠 ≥ 0.45 ( − 1) … … … … (21)
𝑓𝑦 𝐴𝑐

El anclaje del refuerzo en espiral se garantiza proveyendo una vuelta y media


adicional a ambos extremos de la espiral. Los empalmes traslapados para fierro
corrugado tendrán una longitud igual a 48 veces el diámetro del alambre o varilla de
la espiral.

Si el fierro es liso la longitud será de 72 diámetros o de 48 diámetros si se colocan


ganchos en los extremos del empalme. Los ganchos pueden ser de 90º a 135º.

Para barras corrugadas con recubrimiento epóxico rigen iguales reglamentaciones


que para fierro liso.

En todo caso la longitud de empalme será por lo menos de 30 cm. Es posible utilizar
empalmes mecánicos o soldados.

El refuerzo en espiral se colocará a partir del borde superior de la zapata o de la


losa del nivel inferior hasta el refuerzo horizontal más bajo del elemento superior.
Su anclaje será de una vuelta y media. Si no existen vigas o consolas en todos los
lados de la columna, se colocarán estribos en todo el peralte de la viga, losa o panel.
Este refuerzo servirá para encerrar no sólo el refuerzo longitudinal de la columna
sino las barras provenientes de las vigas ancladas en ella. Si la columna tiene
capitel, la hélice se extenderá hasta que el diámetro del capitel sea el doble que el
de la columna, como se muestra en la Figura 10.

Figura 10: Distribución del refuerzo transversal en espiral en columnas


Si la hélice tiene un paso mayor al indicado en esta sección, se le considerará como
una serie de estribos circulares con espaciamiento igual al paso de la hélice y la
columna será una columna con estribos y no con refuerzo en espiral.

1.5.3. Cambios de sección en columnas

En ocasiones, las dimensiones de las columnas en los pisos inferiores de una


edificación son mayores que en los pisos superiores ya que están sometidas a
mayores cargas. Cuando se presenten estos cambios de sección es conveniente
tener en cuenta algunos criterios para el detallado del elemento. El código del ACI
da algunas recomendaciones al respecto, las cuales se muestran en la Figura 9.

El refuerzo longitudinal sobre tramo inclinado y debajo de él debe ser paralelo al eje
de la columna. El acero longitudinal doblado se apoyará en estribos diseñados para
resistir una vez y media la componente horizontal del tramo inclinado. El acero será
doblado antes ser colocado en el encofrado. Si las caras de la columna, antes y
después del cambio de sección, estén a más de 7.5 cm., una de la otra, no deberá
usarse refuerzo doblado, sino bastones empalmados con el refuerzo longitudinal.

1.5.4. Empalme del refuerzo longitudinal de columnas

El código da recomendaciones adicionales para ellas, para los casos de columnas


que no soportan cargas sísmicas.

Si el esfuerzo en las barras en tracción no supera 0.5fy, se empleará empalme clase


B si más de la mitad de las barras son empalmadas en una sección y empalme
clase A si la mitad o menos son empalmadas y los empalmes están desfasados una
longitud 𝑙𝑑 . Si el esfuerzo en las barras supera 0.5fy, se utilizará necesariamente
empalmes clase B.

Si a lo largo del empalme se proveen estribos cuya área efectiva es mayor que
0.0015hs, donde h es la dimensión de la sección de la columna perpendicular a los
brazos del estribo considerado y S su espaciamiento, la longitud del empalme se
podrá reducir multiplicándola por 0.83. En ningún caso, ésta se reducirá a menos
de 30 cm.
En columnas con refuerzo transversal en espiral, la longitud de empalme podrá
reducirse por 0.75. En ningún caso se tomará menor que 30 cm.

Figura 11: Cambio de sección transversal en columnas de concreto armado

1.5.5. Transmisión de cargas a través de los pisos

El ACI indica que cuando la resistencia a la compresión del concreto de la columna


es mayor que 1.4 veces la del concreto de las vigas y losas del piso se deberán
considerar las siguientes normas:

a) Se colocará en el piso concreto de la resistencia que corresponde a la


columna en un área que se extienda 60 cm más allá de la cara de la columna
e integrándolo con el concreto del piso.
b) La resistencia de la columna a través del piso se basará en la resistencia
menor del concreto del piso con fierros verticales adicionales y el refuerzo de
estribos o espirales que se necesite.
c) En columnas soportadas por vigas de aproximadamente igual peralte, en los
4 lados, o por losas macizas, se podrá tomar como f’c el nudo el 75% del f’c
la columna más el 35% del f’c del piso, pero teniendo en cuenta que
𝑓 ′ 𝑐 𝑐𝑜𝑙𝑢𝑚𝑛𝑎
≤ 2.5
𝑓 ′ 𝑐 𝑝𝑖𝑠𝑜
Bibliografia (arréglalo tipo APA)

Libro diseño de concreto armado icg peru

Diseño de estructuras de concreto harmsen

Artur Nilson diseño de estructuras de concreto

Libro de Blasco

Estructura de concreto reforzadp park and paulay