Sunteți pe pagina 1din 10

PLANEACIÓN HACIA EL DESARROLLO SOCIAL

“Trabajo Final del Primer Parcial de la Materia de


Planeación hacia el Desarrollo Social”

ALUMNA: Mayra Berenice Barajas Rocha

DOCENTE: LIC. Jesús Guillermo Castillo Fonseca

9 de Junio del 2018


INTRODUCCIÓN

En el presente trabajo se habla sobre la Planeación, por lo que en primer lugar


veremos el significado, en el cual podremos encontrar diferentes conceptos que nos
definen que la Planeación es proyectar un futuro deseado y los medios efectivos
para conseguirlo y la cual es utilizada por el hombre sabio como un instrumento
para manejar a las personas para generar los efectos deseados. Teniendo claro el
concepto de la planeación, mencionamos también los tipos de planeación que
existen, y las características que cada uno de ellos posee para poder lograr los
objetivos planteados, para de esta manera poder elegir el tipo de planeación con el
que se va a trabajar según las necesidades del proyecto que se va a realizar. Por
último se encuentra una opinión personal de la importancia de la Planeación en el
quehacer de un Trabajador Social.
Principios y Criterios básicos de la Planeación

Planeación.

“Planeación es la aplicación racional de la mente humana en la toma de decisiones


anticipatoria, con la base en el conocimiento previo de la realidad, para controlar las
acciones presentes y prever sus consecuencias futuras, encausadas a lo largo de
un objetivo plenamente deseado satisfactorio.” (Bernard, 1991)

La planeación es la determinación de lo que va a hacerse, incluye decisiones de


importancia, como el establecimiento de políticas, objetivos, redacción de
programas, definición de métodos específicos, procedimientos y el establecimiento
de las células de trabajo y otras más. (Giral, 1980)

De ésta manera, la planeación es una disciplina prescriptiva que trata de identificar


acciones a través de una secuencia sistemática de toma de decisiones y para
generar los efectos que se espera de ellas, o sea, para proyectar un futuro deseado
y los medios efectivos para lograrlo. (Ponce)

En otras palabras la planeación es proyectar un futuro deseado y los medios


efectivos para conseguirlo. Es un instrumento que usa el hombre sabio; mas cuando
lo manejan personas que no lo son, a menudo es conveniente en un ritual
incongruente que proporciona, por un rato, paz a la conciencia, pero no en el futuro
buscado. (Martinez)
Principios de la Planeación.

En la planeación se cumplen varios principios, 84 el primero es el de la


consubstancialidad, porque en cualquier organización humana la planeación es
consubstancial e inherente a la gerencia y privativa de ella, de aquí que sea el
encargado de la administración pública al que le corresponda establecer los
objetivos de su gestión y determinar la forma de alcanzarlos.

También debe satisfacer los principios de universalidad, racionalidad, previsión y


unidad, lo que significa respectivamente que la planeación debe abarcar todas las
fases del proceso económico y social; que para aprovechar al máximo los recursos
con que se cuenta, los planes y programas deben elaborarse con base, tanto en el
análisis y diagnóstico del pasado y del presente como en la proyección de las
tendencias observadas, seleccionando las alternativas de acción de acuerdo con
conocimientos científicos y un razonamiento sistemático; que de acuerdo con la idea
primordial de modificar la realidad, deben preverse las consecuencias que producirá
la aplicación de lo planeado; y que asimismo, todos los planes, programas y
proyectos deben estar coordinados entre sí, con el objetivo de formar un todo
orgánico y compatible.

Por último, la planeación debe cumplir el principio de continuidad que se refiere a


que la planeación es un proceso permanente porque así lo es la necesidad de
obtener el máximo rendimiento de recursos siempre escasos; lo que cambia es la
forma de obtenerlos y el destino que se les dé. Cuando se ha cumplido un plan y
los programas que lo integran, debe estar ya preparado el siguiente, modificando o
complementando al anterior, y así se prosigue indefinidamente. (Bonifaz, 2003, pág.
28)
Fases de la planeación

La organización y aplicación del sistema que se estudia se efectúa en cuatro etapas:


formulación, ejecución, control y evaluación, para asegurarla congruencia entre las
actividades cotidianas y los objetivos previstos en el plan y en los programas a
mediano y corto plazo, y para evitar desviaciones en la realización de lo proyectado.

Formulación

La formulación es el conjunto de actividades encauzadas a precisar los principales


objetivos del proyecto de desarrollo, la estrategia general para realizarlo, y las
políticas y lineamientos que han de seguirse para lograrlo. En esta etapa se
elaboran los instrumentos normativos a mediano plazo: el Plan Nacional y los
programas a mediano plazo que de él se desprenden. Comienza con la preparación
de diagnósticos económicos y sociales de carácter global, sectorial, institucional y
regional; con base en ellos se definen las necesidades urgentes que deben ser
satisfechas así como los objetivos del desarrollo, y se disponen las medidas
procedentes para cumplirlos.

Ejecución

La ejecución es el conjunto de actividades que se realizan para convertir las


estrategias señaladas en los programas a mediano plazo en metas a corto plazo.
En esta etapa se precisan las acciones para lograr los objetivos, se eligen los
instrumentos de política económica y social que han de emplearse, se desprenden
de los programas a mediano plazo los programas anuales, se determina a los
responsables de llevarlos a la práctica, se precisan los plazos para cumplirlos, y se
les asignan recursos.
Control

El control consiste en un conjunto de actividades encaminadas a vigilar que la


ejecución de las acciones corresponda a la normatividad que las rige y a lo
establecido en el plan y en los programas de él derivados. Esta etapa constituye un
mecanismo a la vez preventivo y correctivo que sigue el curso del proceso de
planeación desde la formulación de los programas hasta la ejecución de las
acciones realizadas para darles cumplimiento; esto permite la oportuna detección
de desviaciones, ineficiencias, o incongruencias, así como su pronta corrección.

Evaluación

La evaluación es el conjunto de actividades encauzadas a valorar la pertinencia del


funcionamiento del Sistema Nacional de Planeación, así como la integración y
compatibilidad de sus componentes en un lapso determinado. La evaluación tiene
dos aspectos: uno normativo-administrativo, y otro económico-social. El primero se
refiere a determinar la idoneidad operativa de los componentes del sistema respecto
a las normas que los rigen, y el segundo a examinar cuantitativa y cualitativamente
los resultados de la ejecución del plan y los programas. (Bonifaz, Planeación,
Programacon y Presupuestación, 2003)
Tipologías de la Planeación

Existen tres tipos de planeación: 1) Estratégica, 2) Táctica y 3) Operativa.

La planeación estratégica es responsabilidad del nivel directivo más alto de la


organización, requiere establecer objetivos y metas claros con el fin de lograrlos
durante periodos específicos de tiempo. Los objetivos y metas deben ser
desarrollados en el contexto del futuro estado deseado y ser realistas, medibles y
alcanzables. La planeación estratégica es de largo plazo y da respuesta a la
pregunta de qué debe hacer la organización en este plazo para lograr las metas
organizacionales. Los planes estratégicos se centran en temas amplios y duraderos
que aseguran la efectividad de la organización y su supervivencia durante muchos
años.

La planeación táctica se lleva a cabo en las diferentes áreas que dependen del
nivel directivo. Es el proceso que toma en cuenta los recursos de la organización
para realizar la planeación estratégica. En este sentido, la planeación táctica parte
de los lineamientos sugeridos por la planeación estratégica y se refiere a las
cuestiones concernientes a cada una de las principales áreas de la organización.
La planeación táctica debe concentrarse en lo que debe hacerse en el mediano
plazo a fin de ayudar a la organización a que logre sus objetivos a largo plazo.

La planeación operativa consiste de actividades muy detalladas que deben


ejecutar los últimos niveles jerárquicos de la organización, por lo general, determina
las actividades que debe desarrollar el elemento humano. Se rige de acuerdo a los
lineamientos establecidos por la planeación táctica y su función consiste en la
formulación y asignación de actividades más detalladas. Los planes operativos son
a corto plazo y se refieren a cada una de las unidades en que se divide un área de
nivel medio de la organización. La planificación operativa convierte los conceptos
generales del plan táctico en cifras claras, en pasos concretos y en objetivos
evaluables a corto plazo. La planificación operativa demanda una aplicación de
recursos que sea eficiente y efectiva en costos en la solución de problemas y
consecución de los objetivos establecidos. (CONAPO, 2011)
Bibliografía

Bernard, T. (1991). Planeación Estratégica. Colombia.

Bonifaz, D. B. (2003). Planeación, Programación y Presupuestación. México.

Bonifaz, D. B. (2003). Planeación, Programacon y Presupuestación. México.

CONAPO. (2011). La Planeación Demofráfica. México.

Giral, L. N. (1980). La Planeacion Educativa en la Ingeniería. Cuadernos de Planeacion Universitaria


UNAM.

Martinez, J. H. (s.f.). Lecturas Selectas de Administración. ECASA.

Ponce, A. R. (s.f.). Administración de Empresas.

Opinión personal
La planeación es una parte fundamental en el quehacer profesional de los
Trabajadores Sociales, ya que una de las funciones de nosotros es el crear, diseñar
y ejecutar Proyectos y Programas Sociales, los cuales deben ser debidamente
planeados para que de esta manera puedan dar los resultados favorables.

Para poder elegir el tipo de planeación que vamos a utilizar debemos tomar en
cuenta el diagnostico, el tiempo en el que queramos que se vean los resultados del
proyecto o programa, y sobre todo el impacto que queremos provocar en la
población, de esta manera podremos elegir el mejor tipo de planeación de acuerdo
a las características del trabajo que vallamos a realizar, pues no tendremos
resultados favorables si usamos el mismo tipo de planeación para todos los
proyectos o programas.

Por lo tanto considero que la planeación es parte fundamental en el quehacer de los


profesionales de Trabajo Social pues de ella dependen los resultados de nuestro
trabajo.