Sunteți pe pagina 1din 146

Héctor David Gatica

TIEMPO
DE REGRESO

2015

1
Diagramación
CARLOS PAIGES

© Copyright 2016. Héctor David Gatica


Email: hectordavidgatica@hotmail.com

IMPRESO EN ARGENTINA

2
TIEMPO DE REGRESO

Para volver, primero hay que arriesgarse a partir.


Solo el hijo pródigo regresa. OCTAVIO PAZ

3
4
E - MAIL

David, TIEMPO DE REGRESO es una maravilla.


Seguís por el camino de EL VIAJE. Pero claro este
impulso empezó hace cuanta.

Todo lo hecho te hizo llegar a esta hechura; mas no


te tranquilices ni lo des por terminado, esto NO TIE-
NE FIN.

Me pareció percibir, cuando me dejabas el borra-


dor, alguna duda en vos respecto de publicar ahora
NUESTRA DIMENSION, de la tercera parte.

5
Estos siete cantos son un estupendo auto interroga-
torio sobre la hondura de la búsqueda y enseña a
indagarse.

No te olvides que el citado Nikos también nos ad-


vertía que «El tiempo no es un campo que se mide
por codos, no es un mar que se mide por millas; es
el latido de un corazón», y además declaraba: «Mi
alma entera es un grito y toda mi obra es el comenta-
rio sobre ese grito».

No dejes de parir estas preñeces.

RAMON NAVARRO

6
LETANIAS A LA CENIZA
DE LA VIDA Y DE LA MUERTE

Cálido Despertar de las Madrugadas Invernales


ruega por nosotros.

Rastro del Fuego


ruega por nosotros.

Final del Incendio


ruega por nosotros.

Memoria de la Leña
ruega por nosotros.

Cómplice del Humo


ruega por nosotros.

Paloma Volcánica en Vuelo


ruega por nosotros.

7
Edad Encanecida
ruega por nosotros.

Imposición Cuaresmal
ruega por nosotros.

Ceniza
Mortaja del Tiempo
ruega por nosotros.

Ceniza
Metáfora de la Nada
ruega por nosotros.

Ceniza
Ultimo destino de las Cartas de Amor
ruega por nosotros.

Ayúdame, oh virgen centinela del fuego,


a preservar mi corazón
bajo tus altares grises
para resguardar su brasa.

Cuando quiera volver por sus relámpagos


bastará con atizarte
y daré lumbre y calor a una danza de latidos
habrá un grito por el dolor del mundo

8
un gesto por las promesas de la vida.

Cenizas protegiendo mis fuegos


en gris custodia.

9
NOCTURNO A SU MANO

Si bien se puede compartir la vida con alguien


¿Quién ha de compartir con nosotros la muerte?
- JOSEPH BRODSKY -

Ayer le dije adiós


un adiós sin retorno.

Caía el crepúsculo como un párpado cansado.

No la veré mañana
no la veré después.

Estaba quieta casi como ida


estaba ida
y me movió su mano
no me creyeron
me creyeron quizás
porque yo les contaba
como trepó a mi asombro.

Se parecía a un gesto diminuto y enorme.

10
-los gestos no se miden
el gesto de te dejo
porque dejo este pueblo de las calles de tierra
y las tardes regadas.

Parado frente a su partida


me incliné sobre el latido de su nombre
y la vida ya no estaba.

Era el último adiós


el que nunca se sabe
yéndose para siempre
de su pueblo de las calles regadas.

Como no me creyeron
me creyeron quizás
yo también me alejé
y me fui por la calle del adiós de su mano.

11
HOSANNA A LA LLUVIA*

!Oh rumor de la lluvia en la tierra y los tejados!


!Oh el canto de la lluvia! –PAUL VERLAINE-

«Algunos sienten la lluvia. Otros solo se mojan»

Esta mañana llueve


sobre el canto del ave
y el color perfumado de la flor.

Nunca llueve sobre las cosas secas.

Y cuando penetra el alma


cuando así nos riega no sé
la evocación de algo muy lejano y querido
se nos pinta de niebla.

Ay la finísima garúa que nos ducha


con sus cabellos de ángel
que acaricia
que besa
que nos fertiliza la ternura.

12
La pena es
que no siempre nos llueve
aunque llueva.

Nunca llueve sobre la muerte.

* Mención de Honor por el poema «Hosanna a la lluvia». En


Cartagena, España, a 28 de Noviembre de 2014. 11 Certamen
de Poesía «Versos y Agua».

13
PARARRAYOS DE LA POESIA

Dijo Lucía Carmona mirando El Famatina


quiero nevar poesía.

A orillas del Salado


escribió Alfonso Nassif:
«Hay que matar la muerte
pulsando una guitarra».

Meditaba el Hugo Rivella


al pie del San Bernardo:
«Si es posible la muerte
es posible el final».

Pasando el Puente Carretero


allá en la Banda
me preguntaba Felipe Rojas
sintiéndose morir
y yo le contestaba.
No sé porque llorábamos.

14
Somos buscadores de la poesía
aportadores de palabras
sabiendo que no siempre la poesía nace de ellas
si bien las necesita
a veces
que es hasta donde llegamos nosotros
los arriesgados pobladores de la palabra
y ahí llega la poesía
se instala
y relampaguea
también aparece
en el llanto musical de la aurora
cuando nace un niño.

Vivimos cosechando palabras


las escogemos
las conectamos entre sí
que es como se atrae
el rayo de la poesía.
¡Cuidado! Por ahí
fallan las antenas
con riesgo de muerte del poeta.

Cómo quisiera que mis palabras


llamadas por sus antenas
caigan sobre sus corazones
fulminadas por el rayo de la poesía.

15
GRITO DE ADVERTENCIA

«Después dijo Dios: He aquí que yo os doy toda planta


portadora de semilla sobre la superficie de toda la tierra, y todo
árbol en que hay fruto de árbol con semilla, para que os sirva de
alimento. Y a todos los animales de la tierra, y a todas las aves del
cielo, y a todo lo que se mueve sobre la tierra, que tiene en sí
aliento de vida, les doy para alimento toda hierba verde. Y así fue.
Vio Dios todo cuanto había hecho, y he aquí que estaba muy bien.
Y hubo tarde y hubo mañana. Día sexto». Gén. 1 29-31

Y las selvas
que por milenios
las contuvo la tierra
acallarán sus pájaros.

Selvas que ya no existirán


contaminados el canto y el vuelo
terminal las poblaciones de los sueños del hombre
sin animales en los campos
que ilustren el movimiento de la vida
desterrado el corazón de las colmenas
y se dirá
fueron ríos de nacimientos estos
ahora cauces de muerte
verdeaban las costas del pasado
y los niños
corrían por los parques.

16
Oh, qué pena
hoy solo juegan rondas electrónicas
y los hombres
que cultivaban religiosamente la tierra
depositan sus días en los bancos.

17
LITURGIA DE LAS CAMPANAS*

A la memoria de mi amigo poeta


de Campanas, Abelardo Angel

En el poema «El Rabdomante»de Ariel Ferraro hay un epí-


grafe de Henry Michauc que dice. «El pastor de agua silba a un
manantial y he aquí que éste, brotando de su lecho, se adelanta
siguiéndolo».
Y a continuación el poeta llanisto, refiriéndose a ese busca-
dor de agua bajo tierra denuncia: « El rabdomante / va gritando
palabras forestales de miedo / como si por el ojo de la llave del
mundo / divisara la muerte sedienta de la tierra».-ARIEL
FERRARO-Ceremonial para arqueòlogos ebrios-

Y su voz como voz de muchas aguas. - Apoc. 1. 18-

¿Qué tienen, oh Dios mío,


las campanas del cura?
¿Son de oro esas campanas?
Más parecen de agua
hay en ellas
rumorear de acequia entre las viñas
¡y furia torrencial de creciente serrana!

¿Qué tienen
que trasmiten miedo cuando rezan?
Un miedo religiosamente contagiante.

18
Acarician con ruegos de agua
¡y golpean con maldición de socavón!

En el país del nogueral


donde las nueces cantan
y el peral y los ciruelos
maduran sus azúcares
se hincan los huertos
y sus ofrendas frutales
de manzanas y duraznos
son oros dulces, perfumados y redondos.

Qué tienen
Que sacan agua de las piedras
como cuando «Moisés, tocándolas,
las volvía manantial».

Qué tienen las campanas del cura


pastor de agua
pastor del alma del agua
llamando a misa de agua.

Qué tienen, oh Dios mìo,


que al soltarlas en vuelo
sus campanas el cura
en vez de ir a la iglesia
el pueblo va a la plaza.

19
Suenan medicinales y fragantes
como el viento en las quebradas
como gorjeos al alborear
en veranos olorosos a hierba y cordillera.

En el santuario de la siembra y las cosechas


desde torres de nieve
las campanas del cura
creyentes y profanas
¡amenazan con volverse un símbolo
de la lucha por el agua en peligro!

Hay que tener cuidado con su llamado


santo para algunos
y el raudal de sus sones
diabólicos para otros
no sea que se vuelvan
tañidos de agua
y golpe a golpe
gota a gota
¡terminen horadando
y pulverizando
la ambición mineral
del imperio del oro!

*LARGO DRAMA RIOJANO:


1- Y llegaron los «conquistadores» descuartizando al Caci-

20
que Coronilla atando sus miembros a cuatro potros y arrastrándolo
por el valle de Antinaco, Las «encomiendas», haciendo trabajar al
aborigen hasta aniquilarlo, trasladando tribus enteras a lejanísimas
regiones que no eran su hábitat, en la maloca, cazando indios como
animales «para que vengan a levantar templos y cultivar huer-
tas», ellos, los civilizados empuñando las armas y matando a nues-
tros «bárbaros», que con notable espíritu creador, dejaron el suelo
y la piedra sembrados de bellísimas cerámicas y petroglifos .Estos
y otros atropellos denunciamos en la Cantata Riojana
2- Esta vez los que llegaron fueron los civilizados coroneles
de mitre avanzando sobre la montonera, quemando ranchos y ase-
sinando a Facundo Quiroga y el Chacho Peñaloza.-»Oda a los cau-
dillos», de la Cantata Riojana-
3- Ahora les tocó a los ferrocarriles ingleses exterminando
nuestros bosques – que el aborigen veneraba, cuidaba y protegía
su deidad la Zapan Zucum, llamaba tacu al algarrobo y se alimen-
taba de sus vainas tan dulces, elaborando el patay, la aloja – Lo
cual procuré reflejar en el cuento «La Herencia de las Hachas»
del libro «Los Fundadores del Olvido» y en poemas del libro «Me-
moria de los llanos».
4- La caza indiscriminada dio por tierra con nuestra riquísi-
ma fauna, colaborando otras provincias para negociar carne, cue-
ros y pelage.
5- Otra vez los coroneles y capitanes y cabos, esta vez de
Videla y Cía, allanando ciudades, encarcelando, torturando, exiliando,
dejando miles sin trabajo, desaparecidos y asesinando a los curas
de Chamical y al obispo Angelelli, enriqueciendo así la nómina de
nuestros mártires. Cconsignado en el libro «Los Días Insólitos».
6- Desde adentro también, con el IMTI ( Instituto del Mini-
fundio y las Tierras Indivisas) , expropiando y quitando miles de
hectáreas a los puesteros de los llanos – Denunciado en el poema
«Tu grito», del libro «País Desvelado y el cuento «El Rastro del
Guanaco» de Los Fundadores del Olvido.
7- Las avionetas asesinas de tormentas venidas de otras
provincias, por largos años denunciadas cientos de veces por los

21
habitantes de los llanos, que van perdiendo campos y hacienda y
que han sido tratados de ignorantes, sin averiguar jamás la verdad
De mi parte, como hombre de los llanos, lo hice público en un
cuento que habla de este drama en el libro «El canto del canario».
Doy estos datos personales de algo de una larga lucha, en
donde adopté como posición en mi literatura, no sólo la descripción
de personajes, paisaje, flora, fauna autóctonos, quedándome en el
relato. Traté de ir más allá, denunciando injusticias, atropellos y
arbitrariedades.
8- Y ahora el avance de las mineras multinacionales. A cada
amenaza el cura Omar Quinteros hace sonar las campanas
parroquiales y un grupo de vecinos acude de inmediato, de día y de
noche, con frío o con calor, para no dejar subir al Famatina los
camiones de la Barrik Gold con su megaminería a cielo abierto,
Estos defensores de la vida que da el agua, liderados por valientes
mujeres – que en La Rioja las hubo a lo largo de su historia - son
encabezadas por Marcela Crabbe.
Gracias a esta lucha heroica, MIDIAS es la tercera empre-
sa minera que renuncia en su intento de subir a explotar el Famatina.

22
PARABOLA DE LA VUELTA A CASA

Al cumplir ochenta años

Los barcos no fueron construídos


para quedarse en el puerto. SUSAN JEFERS

22. Pronto traed aquí la ropa, la primera, y vestidlo con ella; traed
un anillo para su mano y calzado para sus pies; 23 y traed el novillo
cebado, matadlo y comamos y hagamos fiesta; 24 porque este hijo
mío estaba muerto y ha vuelto a la vida, estaba perdido y ha sido
hallado. LUC. 14 22-24

Bien que podrían agasajarme


ahora que me encuentro de regreso
a la casa del delirio.

-¿A tu edad?

La edad es una mentira


no hay edad
si no me creen
pregúntenle a mis años
que andan en estos menesteres del regreso
para partir nuevamente.

La edad es solo un dato


para el registro de la muerte

23
la elección es lo que cuenta
ella informa a la vida.

No anden averiguando los años que tengo


ni calculando cuantos me restan
ni si voy o vengo.

Pregunten solamente
si es que estoy.

24
MESTER DE MIS PIES

El mester de juglaría me trajo en sus juglares


alforjas repletas de poesía oral y «un mendrugo
de pan», de ahí este empeño mío de andar y andar
pueblos compartiendo el pan de la palabra.

El mester de clerecía con sus voces religiosas


motivo mis Himnos Farisaicos.

El mester de mis pies, estos cantos:

Canto primero: HOY ESTOY QUIETO

Hoy no necesito los pies para caminar


no me hacen falta.
Más adelante hablaré
de cuánto los necesito

¡Lo que importa es el incendio


La pasión de salir!

Hoy estoy quieto


y ya lo ven
he salido a buscarlos.

25
Canto segundo: MIS PIES AHORA

Mis pies convocan las distancias


sus plantas
son como horizontes de palabras.

Los retiro del descanso cada día


para entrar en el alba
hora en que comienzan a invadirle
los primeros rumores
al paisaje del sueño.

Aman el movimiento
estar quietos los enferma
por eso
tengo que cuidarlos como cuidar un ave
el ala de un ave
su vuelo
su canto.

Cuántos de mis poemas


nacieron de mis pies
de manera que si a ustedes logran llegarles
sentirán como que caminan.

Si lloran
es porque mis pies, lastimados, sangraban.

26
Si ríen
andaban jugando.

Ustedes me entienden
tengo que cuidar mis pies
para poder hablarles.

Canto tercero:: EL CAMINANTE

Si ensamblara los caminos que recorrí


el polvo de La distancia bañaría mis pies
y un vuelo matutino
aletearía en ellos
temblando como un pichón
caído de su nido.

Si juntara lo que anduve


sería mía el alba
y tendría tanta espera
tanto perfume a madrugada.

Si sumara …Oh, no
soy incorregible
el que persigue no llegar jamás
para seguir caminando..

27
NEGACION DE LA FLOR

«Yo le pido a Dios rezando


que mi mama no se muera
que viva dentro ´e mi rancho
como estampita siquiera».
Chacarera santiagueña.

Cuánto no dio por ellas sus flores tan amadas.


Al verlo inválido se dijeron
ese así no nos sirve
no lo reconocemos como a nuestro padre
mejor llevémoslo a un geriátrico.

Hoy está de viaje la tarde


tanta agonía
y de regreso en coche la hipocresía.

¿Ha visto usted como en un velorio


se llora y se ríe?
Es grato reunirse aún cuando duela
recibir el abrazo fraterno de la condolencia
encuentros de vecinos, amigos, familiares
que solo se dan cuando hay velorio.

28
La muerte que se ahoga en sollozos funerarios
la vida defendiéndose con una sonrisa.
Pues que en un velorio no todo es dolor
como tampoco en una fiesta
hay solamente alegría.

Ya es hora de soldar la luz


con la sombra del silencio.

Terminemos
que algo habrá después para repartir
entre los deudos más compungidos
y no olvidar en el reparto
esto que todos saben y les duele y callan:
Que a este entierro le faltó
un ademán de tierra
un puñado de adiós
o quizás, arrepentida,
la flor.de una lágrima negada
en el jardín prohibido del llanto.

29
HIMNO DE MI PREOCUPACION

Afuera es gris
toda la tarde se ha quedado quieta.
Ni Dios está asomado a la ventana.
Si algo
alguien
un perro tal vez
cruza la calle
será el dueño de todo.
-
- Juan Miguel Bustos -

Tengo que llevar a Macarena a la escuela


como todos los días.
Eso me preocupa.
Antes,
me apura vestirme de sol naciente
o de nube visitante
inventando la inmensa alegría diaria
que desparrama la luz por el mundo.
.
Tras un derrumbe
28 mineros chilenos
permanecen muchos metros bajo tierra.

Tengo que llevar a Macarena a la escuela


- eso me preocupa-
como todos los días

30
para que avance también ella hacia la luz
en la sonrisa de la señorita
o que sufra la sombra de una mala nota.

Japón es asolado por el tsunami


y hay fuga de energía atómica.

Tengo que llevar a Macarena a la escuela


-eso me preocupa-
como todos los días
y que Dios venga y se ponga a tono conmigo
que en mí ríe o llora
odia o ama
porque lo que pasa en la traslación de sus esferas
antes ha rodado en mi universo
y el planeta existe y se ilumina
si mis ojos lo ven
o se oscurece
si el cielo de mi alma se ha nublado.

En Libia mataron al Coronel Muammar Kaddafi.


Gobernó 42 años.

Tengo que llevar a Macarena.


Como todos los días.

Me preocupa..

31
VISITACION DE LA MUSICA

Hemos sido llamados al concierto de este


mundo para tocar de la mejor manera
posible nuestro instrumento.
RABINDRANAT TAGORE.

La música
con sus alas de notas
ha venido a visitarme.

Rondó por mis oídos


y no ha podido entrar.

Buscaba hospedarse en el instrumento de la palabra


y me ha encontrado sordo y mudo.

Las palabras negadas a la música


también lo están para la poesía
de ahí que ciertos versos
emitan solamente ruidos
y eso
eso no es poesía.

32
FABULA DEL MILAGRO DE UN BESO

No hay inyecciones para la traición


ni pastillas para curar la mentira.

Deja al médico
los pesares de tu cuerpo
así te puedas ocupar
del dolor de tus almohadas.

Hoy no vayas al facultativo


él no tiene receta
para curar la herida
de las trampas que le haces a la vida.

Quizás el remedio que necesitas hoy


sea tan sólo… el milagro de un beso.

33
PRIMEROS Y ULTIMOS
SINTOMAS DEL DESAFINADO

Días en que te sientes


como que estás vencido
decepcionado hasta de tu sombra
lo mejor tuyo no es más que un gran fracaso.

Incapaz de todo enfrentamiento


los problemas menores
son olas enormes de un mar embravecido
que te voltean
te ahogan
por nada tambaleas
y hasta sientes alivio diciéndote
¡Suerte que la muerte existe!.

Hay días a los cuales


dan ganas de atarlos
porque ladran
tiran tarascones
te muerden como perros.
.
34
En verdad que son días
como todos los días.
El que está mal
es ese instrumento que sos:
Estás desafinado.

35
VUELO DE REPTIL

Todos queremos un hijo inteligente,


sin embargo, la inteligencia me ha hecho perder la vida.
Ahora quiero un niño ignorante y estúpido..
Sin tormentas será ministro. SU TONG-PO (l036-1101)

Tienes que entenderlo


ellos legislan sus bolsillos
en tanto que la misión de un cóndor
es empollar alturas.

Te licenciaste de ave
para dar cielo a tus palabras.

De tan lejanos que están


pueden confundir
escamas por plumas
y ordenar
creyendo que es un sapo en vuelo
el descenso de un águila.

Tienes que entenderlo


ellos están arriba
por eso de tan altos
te tapan con sus vómitos legales.

36
MADRIGAL DEL PAJARO Y LA AURORA

Contaba el poeta Edgar Morisoli que un amanecer, estando


en el interior de La Pampa junto a un fogón con un lugareño, al
sentir cantar la diuca comentó: Escuche, canta la diuca , señal de
que está por llegar el día. A lo cual el pampeano le corrigió: No, mi
amigo poeta, la diuca no canta PORQUE está por llegar el día; la
diuca canta PARA que venga el día.

Dijo el pájaro a la aurora:


De tu parto matinal nació mi canto.

Mira que ser


nada menos que el presagio de la luz.

Deja para mí
mantener en vuelo el canto
y sigue, aurora,
trayendo pájaros
que anuncien al mundo
el despertar de cada nuevo día.

37
INFORME DE UN ENFERMO TERMINAL

No te animas informarte a vos mismo


miedo de no ser capaz de aguantarlo.

Esquivas avisarte que estás agotado


y no es por la fuente de tu inspiración clausurada
lo que tanto temes.
Va más allá.

La vida tuya era el manantial que te colmaba;


eso es lo que más te duele:
Tu vida se ha secado.

No quieres enterarte
que vives
y que no vives.

38
UN PROLOGO AL GENESIS

Y creó Dios al hombre a imagen suya,


A imagen de Dios lo creó, varón y mujer
Los creó. Gén. 1. 27

Y los días se echaron a caminar. Y ellos,


Los días, nos hicieron. Y así fuimos nacidos
nosotros, los hijos de los días, los averigua-
dores, los buscadores de la vida.
- Génesis según los mayas -

Ocurrió antes que Salomón


nos regalara el Cantar de los Cantares:
«Tu seno es un tazón torneado…
Los cercos de tus muslos
son como ajorcas-
Tu ombligo
es como el halo de la luna.
Y es tu vientre
como una parva de trigo
rodeada de azucenas.
Tus pechos
son como cabritos mellizos».
Como digo, ocurrió antes:
lo sorprendieron escondido tras unos helechos
haciendo versos
por eso empezaron a llamarlo Poeta

39
que quiere decir Creador
y como eran tiempos bíblicos
en que se podía hablar
mano a mano con Dios
enterado Dios
se comunicó con el poeta
y le pidió un prólogo
para su libro universal de la Creación
inmenso libro de millares de páginas
donde el brillo en vuelo de una estrella
es una página luminosa
otra página
un gusano arrastrándose:
Todo magnánimo..

Tus creaciones son perfectas, Señor,


le respondió el poeta,
saldrías perdiendo con un prólogo mío
aunque hay algo
que sí te podría prologar:
Tu página del Hombre,
que me parece fue la más descuidada
la más mal escrita
y a la vez la mejor.

Sostenemos gran combate


a lo largo de la vida

40
tras la perfección
que como Dios nos hiciste faltar.

Quisiera felicitarte, Creador,


y agradecértelo
porque por corregir esa imperfección humana
también a nosotros nos hiciste CREADORES
dioses del Verbo..

41
EN

A la amistad de Nidia de Carrión *

En el rocío que humedece la noche


en el vuelo de un pájaro saliendo de su canto
en la brisa que aletea el aroma de una flor
en la sombra del árbol de tu casa
en los cabellos de mi madre anciana
y en el juego de los niños a la hora que sea.

* Esa noche se presentaba la Cantata Riojana y el «Negro»


Nicolás Carrión debía participar. Su esposa, Nidia (Lucy para los
suyos), operada recientemente del corazón se hallaba grave.
- Y que hago Lucy ?
- A tu amigo David no le podés fallar.
Y el músico asistió y cantó.
Días después ella partió llevándose mi amistad, la música mara-
villosa de su hijo Víctor y el amor del Negro Carrión.

42
PRELUDIO DE UN ABORTO CREATIVO

Qué extraño
creer que es sed
beber y darse cuenta que no es sed
al menos
que no es sed de agua
comer
y no ser imperio de comida
hacer mil cosas y
siempre la misma desazón.

Hay un no sé qué adentro


como un volcán que presiona por salir.
Te están llamando a crear algo.
Aquí es donde comienza
- dolor de parto y gozo de alumbramiento-.
Está por nacer lo que venía gestándose.

43
Ahora
si a esa extraña sed que no es de agua
y esa hambre que es otra hambre
no la atiendes
le temes
la espantas
sin dudas en ese mismo instante
algo abortó en tu vida.

44
AMOR EN CRECIMIENTO

I
No discuten
no pelean
todo es entendimiento y armonía:
Se aman.

II
Discuten
se pelean
ahora les parece que han dejado de amarse
al menos
que no se quieren como antes.

III
Uno de los dos se aleja del cariño
el que se queda
siente que algo echa de menos
que le falta
que esa falta no falta cuando están juntos
aunque se peleen y discutan.

45
IV
Será nomás que se aman
como ayer cuando no peleaban
como hoy cuando discuten
como siempre
más que nunca.

46
RESPONSO POR LA SOMBRA DEL ARBOL

Cuantas gentes corren tras la riqueza sin tomar reposo.


Toda la noche hacen sus cuentas, por el día galopan.
La vida pasan en un anhelo constante, lleno de fatigas.
Y no saben que sobre el techo de sus casas el cielo es azul.
TAI KU FU ( Siglo XIII)

No sé si los miraba antes


aunque pasaba por ahí todas las tardes;
esa mala costumbre de andar arrastrando los ojos.

Comencé a descubrirlos
cuando vi que una vereda en construcción
avanzaba peligrosamente hacia su corpulencia
con amenazas de cemento.

Eran tres árboles


eternos en su altura.

Alzados en su estampa de pirámide


me llamaban con sus campanas verdes
y mis ojos volaron al fin
hacia los cielos de su espíritu vegetal.

47
Estaba asistiendo a una basílica de ramas
donde el viento en lo alto de sus torres
leía una epístola a las nubes.

Pasé esta tarde sin levantar los ojos


ninguna ceremonia forestal
los llamaba a elevarse-
Otra vez miraban hacia el suelo
donde aquellos tres árboles
inmortales en su grandeza
agonizaban sobre un responso de sombras
y donde, muy cándida,
lucía la vereda
sin amenazar ya a nadie
por eso
me animé a pasear el cansancio de la ciudad
por sobre su espalda de baldosa.

48
CELEBRACION DE
LA PALABRA POETICA

Si el poeta no grita su furia en el crepúsculo


podrá morirse ya
y nadie nunca lo habrá de recordar
porque el recuerdo libera de la muerte al desahuciado
Lo llena de eternidad hasta el olvido.
HUGO FRANCISCO RIVELLA

En el principio el Verbo era (…)


Y el Verbo era Dios –Juan 1. 1 ´-
Y el Verbo se hizo carne
Y puso su morada entre nosotros –Juan 1. 14

Ante el templo del Verbo


me persigno y entro
para escuchar la celebración de la palabra poética
con libro de cuerpo presente.

Licenciados los presentadores


licenciada la autora
que habló de su inspiración
después pidió a un amigo
leyera sus p o e s í a s.
Nosotros muy atentos.

Y como nunca falta un desubicado


algo imprevisto
vino a distraerme:
49
Una criatura al parecer perdida
intentó correr entre los fieles de la poesía
tropezó y cayó
se lastimó la cara
sangraba pobrecita
sangraba y lloraba.

Nadie se acercó a consolarla


menos, levantarla.

No sé si alguien se dio cuenta:


Era la poesía.

Sentí mi alma como cansada


salí y me fui
y ahí quedó la pobre poesía
en el piso
sangrando y llorando.

Y a mi qué me importaba
si ella no estaba en programa.

Quién la manda también


ir adonde nadie la invitó.

50
OTOÑO DE TUS PASOS

Es triste que ya queden pocos días delante


Es triste haber dejado tantos días atrás.
LU KI (261-308)

¡Qué país el de tu vida de entonces!


Florecían tus piecesitos desnudos
ensayando el perfume de los primeros pasos
reías entre cánticos y rondas
Con el pico cortaba la rama
con la rama cortaba la flor.
Ay, ay, ay cuando veré a mi amor. *
y te alegraba oír que te nombraban
buscándote.

No puedes recordarlo ahora


solo sabes que era domingo
y te buscaban
eso es
¿Por qué te nombraban?

Hoy tus pasos se han calzado de otoño


Y cual hojas secas

51
caen
y caen
y caen
como pregunta sin respuesta.

* Ronda infantil.

52
SANTUARIO DE LA FUERZA

Esa brisa trae más furia que un ciclón;


con su mano suave y fresca
me derriba el cansancio.

Esa música mata;


me sangran mil recuerdos.

A ese perfume tan delicado no lo aguanto;


se me desmaya la ilusión aquella.

¿Dónde está la fuerza?


¿En el golpe?
¿En la caricia?

Por último
¿Qué pasará
si hoy me encuentro conmigo?

Me temo a mí mismo
porque quizás ahora
cuando mis fuerzas están debilitadas
pegue más fuerte.

53
CONJURO DE LA PALABRA

r.

Esa palabra no me sirve


busquemos otra
que me ayude a olvidar.

Tampoco sé que es lo que quiero


necesito decirlo para saberlo.

Nombrar sin miedo


es otra forma de olvidar
que también para olvidar se nombra.

54
BODAS DE PLATA DE LA CANTATA
RIOJANA (2010)

Carta a Ramón Navarro.

¿Dónde comenzó todo, Ramón?


Porque por lo que yo recuerdo
armaba puentes
sobre la amistad de tu hermano.
El andaba preocupado
por la salud de los ríos de la Costa
y de aquel viejo nogal
hasta aquel día del Tinkunaco
en el que a él con su niño
se los llevaron las aguas de un amanecer.

Vino después desde los llanos


el poeta de Serenata de Greda y la Música Secreta
Ariel Ferraro.

55
con él soltábamos palomas de sal
desde Sierra de Las Minas.
Una tonada compusieron ustedes
Elegía a la Victoria Romero
tiempo en el que al poeta llanisto
con sus Antepasados del Insomnio
se lo llevó un exilio de luciérnagas
cuando la gran peste verde
asolaba el país del sur.

Una noche
hubo un encuentro en La Quebrada
-casa del plástico Mario Aciar-
de cerámica, canto y fuego
y en incendio de lágrimas
nos quemó tu voz
en la zamba De Chepes al Sur.

A tu hermano
el de la muerte caudalosa
y al poeta rabdomante de los Arqueólogos Ebrios
se vino a sumar
el autor de La Ciudad de los Naranjos
Ricardo Mercado Luna

56
que en ese libro escrito en la cárcel
nos regaló una flor de azahar
cuyo aroma se convirtió
en el alcalde mayor de los riojanos.

Y un nuevo alzamiento
sacudió a La Rioja
esta vez de poesía y música
que tanto nos marcó a los dos.

A partir de ese día


trasnochados y múltiples
fuimos desvelando pueblos
con tu hijo
El Rioja Trío
Pancho Cabral
Luis Chazarreta
Colacho Brizuela
Chito Zeballos.

Veinticinco años han pasado y desde entonces


cada día
La Cantata Riojana es más riojana.

57
Mañana alguien dirá,
señalando tu guitarra y mis versos:
Esos que van allá
por las calles del canto
son hermanos
nacieron ambos de una flor de azahar.

En Bs. As. dando un recital poético musical a escritores


y poetas de Gente de Letras.

58
PROVOCACION A LA VIDA

Solo la vida producía dolor. En la muerte


no había sufrimiento.
–JACK LONDON -

Si alguien sabe adonde estoy


Avíseme.

No me puedo encontrar
ando buscándome.

Debo estar en algún lado


cargado de distancia
y de un poco de miedo.

Dónde será que estoy


si estoy tan lejos.

Me perdí de puro tonto


bien estaba donde estaba
sin tener que preocuparme
por nada ni nadie
la comida a horario
la cama tendida
la hora de estar bien
la de ponerme al día

59
con mi cuota de angustia
momento de ir por Dios.

Y justo ahora se me da por buscarme


por eso me he perdido.

Estaba tan a gusto


con esta paz diaria, semanal, mensual.
Con esta paz terminal.

Es tan cómoda la muerte...

¡Y se me da por provocar la vida!

60
PARODIA DEL SER

Una cosa es parecerse


y otra ser.

¿Quién nos manda transitar el día


rifando nuestro corzo
y exponiéndonos a lo que no somos?

Con estas epidemias de creerse


y en tanta fiesta de la mentira
es peligroso contagiarse
y andar con la voz desenfundada
para nada.

61
EXEGESIS DE LA FUNDACION

Fundarse es la palabra
con la que hay que tatuarse el alma
la que le da sentido a estar alerta
a tender la mirada sobre el rastro
de lo que perseguimos
para hundirle nuestros cuchillos ávidos.

Fundar horizontes
para estar siempre en ala.

A la vida hay que fundarla


al amor hay que fundarlo
yo me tengo que fundar
como una ciudad
con casas y veredas.

Me opongo a ser fundado


quiero ser las plazas
los paseos
el monolito
la música del ciego.

62
Fundarse es la palabra
con que marcarle a fuego
el cuero del anca
al caballo de la existencia.

Cuando Dios me trajo al mundo


me dijo
te doy la vida
vos te encargas de ella
yo no soy tu niñera
no cargues a mi cuenta
el ancho de tus calles.

63
EPIFANIA DEL CANTO

Mientras pueda cantar


alguien va a tener que escucharme.
- CHICO BUARQUE -

Vino volando y golpeó contra mi pecho


con alas y todo.

Era la epifanía del canto.

Cuando la vi caer y quedar quieta


creí que había muerto
la alcé
sentí que aun temblaba
fue en ese instante
me trasvasó su vuelo
me entregó su canto.

Desde ese momento


fui un canto
alcé vuelo
me estrellé contra tu pecho
caí
sangré
me alzaste
y entré en ti.

64
SEGUNDA PARTE

65
66
ESTOY DE VUELTA

Si el horizonte es luz y el rumbo un beso


no es que no vuelva porque me he olvidado
es que perdí el camino de regreso.
- J. MANUEL SERRAT -

Admiro el paisaje casi lujurioso de aguas y ver-


des de ciertas regiones, y nada más. En cambio, lo
árido siempre me llevó a la reflexión y a la poesía.
Gozo de su compañía y soledad y he intentado, en
repetidas oportunidades, captar su voz sedienta de
profundidades, su mirada de infinitud, hincándome
ante el coraje existencial de sus pobladores, mis her-
manos de paisaje.
Creo no haberme equivocado cuando en algún
poema dejé dicho que «todo mi tiempo lo he dedi-
cado a ser árbol» y que «conozco al tacto las creen-
cias del viento».
Posiblemente lo que haya estado intentando a
lo largo de mi vida sea la trasmutación de la poesía
que late en los llanos riojanos, como una flor silves-
tre escondida entre arbustos, para pasarla a la pala-
bra con la vibración del árido. .
En esta segunda parte, quizás con otro regis-
tro, vuelvo a los personajes de los cuales me ocupé
hace medio siglo. Será nomás que es TIEMPO DE
REGRESO.

67
PEDRO BERON CAVANDO POESÍA

Vi a Pedro Berón engrasando la roldana


remojando el noque
y colocándose el taparrabos.

-¿Qué está por hacer, amigo Pedro? - Le pregunté.

-Bajar al fondo del pozo


para darle una cava.

-¿Y eso por qué?

-Cuando un pozo no se usa, me contestó


no sin cierta picardía tan propia de él,
los palos que le caen
la basura
sapos
víboras
toda esa inmundicia
esa mierda amontonada
lo va tapando
el pozo está embancado
como agotado

68
se ha secado parece
no sale agua de los vertederos.
¿Me comprende?

-Me doy cuenta, Pedro


porque el pozo de mi poesía
también tiene tapadas las vertientes
y está necesitando una cava.
¿Podría darme una mano?

-La única poesía que conozco


es la que encuentro en el agua
en lo hondo de los pozos que yo cavo.
Va a tener que nombrarme
pocero de su poesía.

-Los cientos de pozos que usted cabó


ya lo han nombrado poeta del agua.

-¿Sabía usted que desde un pozo profundo


aunque sea de día
pueden verse las estrellas?

-Nunca bajé a un pozo.

-Baje al fondo de usted entonces


tan al fondo

69
que pueda ver las estrellas de su cielo
yo le tiro el noque
y espero arriba para recogerlo
una vez que saquemos
víboras y sapos muertos
cuando ya no tenga culebras
enroscadas en los nacimientos de sus palabras
y empiecen a llorar los vertederos
en el pozo de su corazón
antes que se ahogue en poesía
pégueme el grito:
¡Señor, se le va el caballo!
Y yo lo levanto con la soga.

-¿Y entonces, Pedro?

- Entonces
y sólo entonces
nos sentaremos a beber
del agua de su poesía
con gustito a tierra
como las enaguas de mi mujer.

70
ALABANZAS A LA CUCHARA SONORA
Y MUSICAL DE VICENTE LLANOS

Vicente Llanos andaba rasguñando ochenta y algo más


cuando tomaba sopa
hacía sonar la boca.

No me parecía mala educación


para mi sonaba
como la música salvaje del viento
entre las ramas del otoño.

Defecto hubiera sido


que no hiciera sonar la boca
defecto hubiera sido parecerse
y Vicente Llanos era
no le quepa duda.

Vicente un hachero que vivía en un rancho


el golpe del hacha era el que sonaba en su boca.
La cuchara estaba llena de su rancho
de los ronquidos de su mujer
por eso tomaba sonoramente la sopa.

71
Decirle no haga ruido con la boca Vicente
no sea mal educado
hubiera sido como ordenarle
no revolee más el hacha
y él vivía del hacha
de la sopa gorda que le daba el hacha.

En la mesa mezquina de su infancia


no le enseñaron
como se toma civilizadamente la sopa
se tumbaba el plato enlozado con las dos manos
hasta secarlo.

Rancho, hacha, mujer roncadora


cuchara sonora
no había diferencia.

Y como lo quería yo a Vicente


por sobre todo
le quería el ruido que hacía con la boca
tomando sopa gorda de puchero.

72
A LA RISA CALCINADA DEL
CARBONERO DON LUIS FERNANDEZ

¿Cuánto vale su risa Don Luis?


Quiero comprársela.

Están haciendo falta


los hornos de su risa en las ciudades.

Le pido que la embolse


para llevarla lejos
donde vender por camionadas
su corazón calcinado por el frío de junio.

¿Quiere el embolse para hoy?

Hoy no hay embolse.


Debe acercarle fuego al amor de su mujer
que lo espera saliendo del carbón
con su pollera de humo.

Don Luis
no son las ciudades lejanas
las que más lo requieren
soy yo, su vecino
que estoy necesitando como nunca
calentarme con su risa de carbón encendido.
73
REQUIEM AL CARRERO FACUNDO
VELAZQUEZ

El rancho de Facundo Velázquez tenía dos cuartos, en uno lo


velaban a él y en el otro, estaba en cama su hermana, Camila, de
casi un siglo y como ya no tenía noción de lo que pasaba a su
alrededor, a cada rato preguntaba: «¿Le han dado de comer ya a
Facundo?».

Su carro se ha quedado empantanado en mi corazón


en el horizonte de mi voz
cargado hasta crujir
con toneladas de su silbido.

Siento que estoy enredado en su sombra


ratos soy su camisa
porfiada de caminos
ratos la caricia del rebenque
animando el tranco del paisaje.

Tengo mulas en mi sangre


tirando del amor de sus tonadas.

Cuando usted hizo el último viaje


su hermana, centenaria
perdida ya como senda borrada por el tiempo

74
me decía:
-Usted se parece al silencio de Facundo.

Me quedé sin contestarle


porque yo era Facundo
el silencio de Facundo
y ella estaba perdida.

Claro, soy el que ha visto


ir y volver la vida
cargada de lo mismo
y en algún alto del regreso
si de noche
ser sombra en los ojos soñolientos del vino.

Te cuento, hermana Camila,


que de tanto pisar médanos
le hice un hijo a la huella.

Usted se parece a Facundo


tiene la misma ausencia.

Sí, hermana, yo soy la ausencia de Facundo


de Pedro Berón
el pocero de las tres muertes
que cavó su propia tumba
de Vicente Llanos

75
el de la cuchara sonora y musical.
Hubieran querido que fuera poeta
me quedé en carbonero
como don Luis Fernández
el que siempre reía a carcajadas
y quemaba su risa en los hornos
me quedé en hachero
como Alfredo Palma
el que volteaba árboles de diez metros de leña
me quedé en la música sangrante de sus nombres
me quedé en ellos y con ellos
quemando poesía
cavando poesía
hachando poesía
azotando poesía.

Usted se parece a Facundo


con los ojos cerrados.
¿Le han dado de comer ya a Facundo?

Yo soy Facundo, hermana,


y aunque nunca te enteres
hoy he muerto.

76
EL HACHERO PALMA COBRA EL SABADO

No te enojes conmigo, no me culpes


son otros los que se quedan con tus vainas, algarrobo,
cuando mis hachas te desatan la sombra.

Al derribar tu plegaria de ramas


vuela un coro de ángeles cantores
en exilio de nidos y de alas.

Yo, Alfredo Palma,


que te quito la vida
lo que hacho es mi sangre regada de vinchucas
y no vendo tu madera;
prostituyo mis músculos
mi corazón chagásico
la tos escarlata de la madrugada.

Y quedará sin bosques


la comarca de mis manos
y estériles mis bolsillos.

Ese grito triunfal que me sacude el pecho


cuando te inclinas quejumbroso

77
herido de muerte
es el quejido de mis huesos derrotados.

Este fin de semana


cobraré por tu caída
y el alcohol en la cantina
nos volteará a los dos.

78
EGLOGA AL ARADOR
DON DIEGO IBAÑEZ

-Don Diego,
está «rejucilando» para el sur.
¡Se viene una tormenta!
-Entonces, niño,
tendremos arada.

Tabaquera en mano
él armaba su cigarro;
tarea de gente mayor.

De alpargatas y pantalones cortos


yo revoleaba mi bolsita sembradora;
cosa de niño.

El tomaba la mancera
y animaba la tropa.
Yo, contaba en los dedos mis pocos años
y jugaba a ser hombre.

Cuánto sol se desplumaba sobre su sombrero


con las garras de un carancho herido

79
y se incendiaba en mis cabellos.
Nunca pudo vencernos ese sol
con su rebenque lo espantaba el arador
yo con mi maíz.

Cuando Don Diego surcaba la amelga


araba su tabaco
y yo sembraba mis bolsillos de semillas amarillas
floreciéndome en maizales.

Aquellas mañanas
que cosechaban mi infancia cereal en las chacras
siguen atándome a la tierra arada.

Conservo los rebuznos de las mulas


como bolitas de cristal.

Aunque se fue hace mucho don Diego


sigue conmigo
mejor yo voy tras de él
sembrador tras arador.

Con la reja de ese arado


que fue toda su vida
Don Diego roturaba los veranos
con un viejo vals
silbando entre chalas y corontas

80
madurándole las tardes
en cielos de mazorca.

Aquí
sigo sembrándolo.

81
ELEGIA A LA CASA PATERNA

Cuando niños, por las noches jugábamos a que uno tenía las
llaves del cielo para hablar lo que quisiera y el resto debía perma-
necer en silencio, caso contrario recibía en castigo, por lo común,
besar las paredes tiznadas de la vieja cocina. El tizne de esas pare-
des de adobe se ocuparon los años de pasarlo a nuestros rostros.

Al final de este poema, todavía en borrador, escribí que dos


hermanos míos ya habían partido. Me tocó hacerlo conocer en el
encuentro de poetas LETRARTE, que anualmente se realiza en
Tucumán. Terminaba de mencionar esto cuado sonó mi celular,
salí de la sala donde estaba el público y escuché a mi esposa que
me comunicaba que en ese momento terminaba de fallecer mi her-
mano, Edgardo Benjamín, regresando de inmediato.
De manera que debí reemplazar la partida de dos hermanos
por la de tres. Un mes después, fallecía mi hermana María Elsa,
debiendo reemplazar nuevamente el número, esta vez de tres por
cuatro hermanos.

«Tengo las llaves del cielo


para hablar lo que yo quiera».
El primero que esta noche
abra la boca junto al fogón de la cocina
tendrá por castigo
besar las paredes hoy rugosas de nuestros rostros
tiznados por el hollín de los años.

82
Aparadores y trinchantes
desaparecieron de la vieja casa
y hoy ni nombrarlos cabe.

Ahora lo recuerdo
tenía cierta fama jugando al truco.

Con mis padres y mis hermanos


apostamos a las cartas
la eternidad de aquel tiempo tan feliz
y perdimos.
Alguien mintió
o será que tenía el as de espada.

Cuando del árbol tras la casa


el pavo real bajaba
era un abanico luminoso
la mañana en su plumaje.

Las tardes primaverales


florecían en silbos de perdices
y el verano maduraba en cantos
que venían a posarse sobre el techo de zinc
entonces en el aljibe
cosechábamos el agua de aquellos cantos.
Al ausentarse las lluvias de nuestras risas infantiles
no hubo más tarde sentada en el brocal.

83
Un amanecer
vi llenarse de luna la represa.
A esa hora buscaba mi caballo
lo enfrené y no me acuerdo
si lo ensillé porque tenía urgencia de caminos.

A lo lejos unos ladridos


¡nuestros perros!
el tocón, el topo, el chirino.
Cómo no reconocerlos
si ellos son los guardianes del templo del ayer.

Esta noche voy y vengo por la amplia galería


desierta de almas
y a ratos dudo si estoy vivo.
Como en el galpón hay un sótano abandonado
haber si algún grillo
me toma todavía por fantasma.

La música de los primeros discos


los de pasta
las cajitas de lata con púas RCA Víctor
y las revistas Para Ti
con tan hermosos rostros de mujer
¿a qué basural fueron a dar?

84
Empieza a correr viento.
¿Quién anda ahí fuera?
Es mi sombra
la he reconocido
por la manera de asustarse
de miedo al chabacán.

Sin leña para el fuego


apagada la brasa que nos doraba el día
el horno cacarea batarás
y es un nidal su boca.

Manos agradecidas
conservan aún la vieja casa.
Uno que sobreviva
algo guardará de los demás
recuerdos que florecen
al caer una lágrima
sobre el patio de tierra.

Por ahora
dos hermanos se han ido
digo mal
tres hermanos
vuielvo a equivocarme
cuatro hermanos se han ido
tras nuestros padres

85
y no han vuelto.
¿Habrá que ir a buscarlos
a ellos también?

De los otros cuatro hermanos que aún vivimos


con el último que se vaya
acabará la casa
y aún cuando quede en pie
mas no seamos quienes la habitemos
nuestra casa será
otra casa.

86
SOLO UN MES

Frente al cementerio de Villa Nidia, pasando la calle, hay


una tranquera, la que diariamente abría mi hermano para que la
hacienda saliera hacia el bebedero. El día del entierro un séquito
sorprendido vio a las vacas en fila tras la tranquera y al trasponer
el cajón la puerta del cementerio, la hacienda comenzó a mugir.
Un mes después, fallecía nuestra hermana María Elsa.

Edgardo Benjamín Gatica (l4-07-l0)


María Elsa Gatica (l3-08-l0)

Solo un mes de diferencia


entre las nevadas y los vientos.

Solo un mes
entre el mugido de las vacas
despidiendo la entrada de julio
al campo santo en Villa Nidia
y entre nuestra mirada silenciosa
sellando para siempre
la partida de agosto en Chilecito.

Solo un mes de diferencia


para separar definitivamente
el abrazo fraternal de dos hermanos.

Solo un mes y no es nada

87
para poblar de ausencias
nuestro palomar.

Solo un mes
entre la tierra y Dios.

Era invierno en Villa Nidia


y corría viento.

88
TERCERA PARTE

89
90
DIMENSION HUMANA

El domingo subí la cuesta por un lugar que


antes no lo había hecho, acompañado por mi com-
padre Santos Jiménez, mis ahijados Eude Cabañéz
y Florentino Bustos, don Honorio Arabel,
«Chiquinillo» y «Cuco» Velázquez, Ramón Gauna
y Carlos Arabel.
A dos o tres de mis acompañantes hizo bastan-
te mal la subida, muy empinada. Mi mula respondió
bien. He disfrutado de este viaje, deseaba vivirlo con
intensidad. Había unas carreras en lo de Reyes Avila,
al otro lado de la cresta de la piedra, donde se co-
mienza a descender.
Echamos los mulares a un corral. En la enra-
mada, desde unos ganchos colgaba carne gorda de
vaca recién carneada. El agua salía de los tarros go-
zando del carnaval y las serranas con los del bajo
corrían y mojaban la siesta.
Comimos un cabrito a la sombra de la enrama-
da. Más tarde se tiró la taba ,luego sacaron los pin-
gos a la cancha y se corrieron dos cuadreras.
Bajaba el sol y las cabras andaban saltando so-
bre las piedras. El tronco de un gigantesco algarro-
bo seco caído me conmovió profundamente, en su
esqueleto de madera procuraba leer una historia

91
inenarrada, tal vez si hubiera puesto mi oído en el
corazón del tronco habría percibido un enjambre de
memorias.
Todo lo estuve observando sin saber por qué,
tratando de desentrañar algo del conjunto: la piedra,
el hombre, las bestias, las mujeres –unas ardientes
sin poder sofocarlas el agua, otras, encinta o con
hijos en los brazos-.
La razón de la reunión de aquella gente estaba
motivada seguramente por un ansia festiva, por cual-
quier cosa que rozara la piel para distinguir un día
entre los días en aquellas soledades altas.
Y estuve y anduve cavilando para extraer la
esencia de ese viaje.
Comenzamos el regreso caída la tarde, debien-
do bajar un buen trecho de a pie por la oscuridad y
la pendiente brusca. Cuando estuvimos en el bajo la
noche se aplastaba sobre el llano.

Los cantos que ahora entrego de Dimensión


Humana me aparecieron luego de este viaje a caba-
llo por «Sierra de las Minas», respondiendo a esa
lucha del hombre, esa larga y gran pelea entre su
mediocridad y una orden secreta, profunda, divina
digamos, que lo mueve al intento de la sublimación.
- Mis Sueños de Aquellos Días, (1956-1969) -.

92
Solo el hombre prosaico se aferra todavía a la oscura y
ponzoñosa superstición de que el mundo se acaba en la
colina más cercana, su universo llega hasta la orilla del río,
su humanidad queda encerrada en el estrecho círculo de
aquellos que comparten su ciudad, sus puntos de vista o el
color de su piel.
- ROBERT KENEDY -

Porque las fuerzas movilizadas no son únicamente nues-


tras fuerzas personales, ni tampoco fuerzas puramente hu-
manas; en el impulso que tomamos para saltar se liberan en
nosotros fuerzas de tres clases: Fuerzas personales, fuer-
zas del hombre en sí y fuerzas más antiguas que el hombre.
En el momento en que el hombre se pone tenso como un
resorte para dar el salto, toda la vida del planeta se pone
tensa en él, y toma impulso (…).
El hombre no es inmortal; pero está al servicio de Algo o
Alguien inmortal.
- NIKOS KAZANTZAKIS -

93
Canto primero:

DESAFIO

Andaba conmovido
recorriendo la tierra para herirla
me postraba a veces
mordía la distancia
y cuando el viento sacudía mi existencia
escondía la frente por miedo a la alta noche.

Qué ruin parecían mis rezos así carnosos


la voz del alma se me quedaba
en el grosor de los labios;
mas, adentro, resplandecía el nervio.

Faltaba la insolencia para sostener


aquello que habría de salvarme.

Intentar la búsqueda es puesto de vigía


penetrar la cáscara del tiempo
hasta darle un candil a la garganta.

94
Canto segundo:

ATADURA ANCESTRAL

Continuaba impuesto por la misma torpeza


emitía un lamento
una especie de asomo
procurando construir la luz
desde un andamio de palabras.

Noches de estar con un ardor


de piel y pesadumbre
sin poderme liberar de los tobillos.

Ay, este afán de querer remontar al hombre


porque un amor más grande espera
o tal vez una muerte mejor remunerada.

95
Canto tercero:

IMPULSO POSTERGADO

Será no más que acudí sin oficio al grito


maltratando el sueño
hasta quitarme el ave de la boca.

Caminos de ídolo caído


con esa triste vanguardia de lo que ya no avanza
frenándole impulso a mis pies.

Dolor de estrella en la mitad del cuello


por la actitud de un polen constreñido.

Ladera de sol en retirada


por esa senda estrecha del que teme y retrocede
torpe cobardía vuelta jirón de lágrima.

96
Canto cuarto:

GRAVEDAD TELURICA

Apreté la luz contra las sienes


y me puse a medir el encuentro.

No resistí la fuerza del clamor


presionaba la tierra
la amada tierra
desde el reino violento y amoroso de sus senos.

Duele
desterrar el beso
de la tarde cercana.

Es más dulce esta forma


familiar de un rostro
al menos es palpable
y no lo lejano y arriesgado
de los días fronterizos.

97
Canto quinto:

NUEVO INTENTO

Aquí se respira la orilla


y si bien es insultante
llegar reventando caballos
sólo un despegue así engendra y crece
razón para ponerme la mano sobre el hombro
y comenzar desde ahí por emprender el vuelo
en esplendente resurrección del brazo torpe.

98
Canto sexto:

REGRESO

O si advertir que estaba sin viaje


con el tiempo enredado en los días
pues comprendo lo estéril de quedarme
como también
mi incapacidad de alzarme en vuelo.

Así vuelvo con huellas del intento


sintiendo más fuerte la fatiga
dado que inventé una estrella
para fraguarla en un crepúsculo de migas.

99
Canto séptimo y último:

INTENTO FINAL

El arte es un método de levitación;


separa a uno de la esclavitud de la
tierra. –ANAIS NIN-

Como quisiera penetrar mi arcilla


hasta ofenderla
alzar los brazos
intentando la altura que más duela
y establecer definitivamente
mi verdadera dimensión humana:
Si condenado
al destino rampante del terrón
o liberado
en el vuelo fragante de la flor.

100
CUARTA PARTE

101
102
TU AMISTAD AHORA
(Poesías dedicadas)

Sentía que adeudaba un gesto de agradecimiento a


quienes me honraron dedicándome un poema (fue-
ron más de cuarenta).
Es esa la razón por la cual incluyo aquí algunas de
esas poesías y nombres de autores de otras más.

A todos, muchas gracias.

David, amigo:

Pisé tu tierra una vez tan sólo


y la encontré fraterna, austera, hospitalaria
como su gente. Antes de conocerla,
tu poesía y la de Ariel Ferraro
me habían hablado de ella -o ella había hablado por
la poesía de ustedes dos- igual que por la gubia
dramática de Pedro Molina. Esa Argentina histórica
era la misma allá que en los profundos
Sur y Oeste pampeanos,
y el amable verdor de algún oasis con música
de acequias me recordó los valles y ocultas

103
rinconadas del Alto Colorado: viñedos y alfalfares
y silbo de alamedas
de mi comarca Austral.

El monte de tu tierra
era hermano del monte que -aún saqueado- custodia
todavía mil leguas de estos lares,
con sus toldos misérrimos de hacheros,
con su heroísmo anónimo y su historial de lástimas.

La vida nos ofrece su ambrosía y su acíbar,


su trigo y su cizaña,
y de vivir se trata, David, mientras brindamos
nuestra mejor canción al solitario, al pretérito, al tris-
te, al decoro raigal y a la hidalguía
del pueblo, que no pueden mancillar el desdén
ni la soberbia de los infatuados,
ni la codicia sórdida de ciertos argonautas
encandilados tras su vellocino,
ni el sinuoso trepar de los mediocres laureados
por su astucia.

Nuestro camino es otro


y todo finca, poeta, en ser fieles al rumbo
que elegimos. Ahora, que transito años altos
de mi existir, e hilvano esta misiva en versos
desaliñados, grávidos de afecto y confluencia,

104
el ventanal que mira al patio muestra
el festín de los pájaros. El árbol
está desnudo aun bajo el invierno,
pero las ramas finas ya prodigan sus yemas
que abrirán en Agosto,
y remolinos de pequeñas alas
-gorriones y chingolos, pititorras, torcazas, diucas
y hasta cotorras-
picotean los prietos botones de las flores
futuras.

Es la vida, David, es la alegría


inclaudicable, vencedora, prójima
de la mujer y el hombre de limpio corazón, y de este
niño
pretérito, que desde el fondo de mi sangre mira la
ronda de los pájaros.

Que la luz ancha de la primavera siga ardiendo


en tu canto, y que un ángel llanisto te acompañe
en la huella.

Edgar Morisoli
La Pampa

105
Elegía innominada

a David,
tan sólo por el hecho de haberlo sentido así

Héctor David Gatica con sus cristos de barro


le medirá las sienes al charco de la noche,
después, como si un ángel le cruzara a los tumbos
su niñez de algarrobo
escribirá un poema para que el polvo de La Rioja
que duerme sueñe en los arenales un espejo de agua.

Niño de mil diciembres,


allá viene Berón desde la misma tierra,
la muerte le ha llenado de terrones los ojos
y en la voz de la chaya que enharina febrero
Ramoncito Navarro la irá resucitando.
Poeta y degolladora,
tu sombra en Villa Nidia despertará los pasos del
viento y la corzuela,
el tintinear del nombre de Facundo Velázquez y la
huella en los médanos de su carro
de miedo,
la guitarra que extraña en los boliches el arpegio y
rasguido de don Alfredo Leyes,
la achira, los helechos que vuelven del recuerdo
para que el fuego,
madre,

106
espante las cenizas de tu nombre,
Delia Duran,
abismada ternura,
en la luz de las cañas y el cometa que fuga andarán
mis hermanos destramando
la rosa.

Héctor David Gatica, Memorias de los Llanos


¿Quién Fundará el Olvido en tus ojos de mica?
Levísimo en tu sangre la orillará Ferraro o Moyano,
le hieda con sus tigres sonoros o quizá, de la copla
y del vino duermevela, Pancho Cabral, le mienta su
ausencia verdadera.

Héctor David Gatica, la Carpeta Vacía a desborda-


do al mundo,
Noelia es una gota de lluvia derramada, es una hoja
suelta de todas las distancias,
los niños de esos días regresan dulcemente
cada vez que un poema se moje en tu mirada.

Hubo Francisco Rivella


Córdoba, 20 de Diciembre de 2007
El Año de la Espada y la Rosa

107
Serenata para David (Ramón Navarro)

Agua olvidada de cielo


amor curtido de empeño,
Villa Nidia en el viento
pozo de balde en el sueño.

Viene agrietando esperanzas


el tiempo de tus represas
mansas de lluvia esperada
fieras de antiguas promesas.

Quise aprender tu silencio


y me colmé de tus voces
porque un poeta cantaba
el nombre de tus entonces.

Dócil la sombra de tu árbol


brava la luz de tu siesta
rica tu noche de estrellas
sobria la paz de tu fiesta.

Vengo de un pueblo pequeño


Allá de azul y montañas
Nos ha igualado el silencio
En la flor de tus mañanas.

108
David andaba en su casa
con tanto cariño añejo,
que puedo decir querencia
mírándome en su reflejo.

Agua quebrada de cielo


amor curtido de empeño,
Villa Nidia en el viento
pozo de balde en el sueño.

Héctor David Gatica - Año 2004

El hombre, el quirquincho y el quebracho.

Cuentan los lugareños que cuando las fogatas de


San Juan se apagaban huyendo del tridente, sólo la
humanidad como pecado, un hombre depositó
su pena de cristal de roca, indefensa, al pie de un
gran quebracho.
Conocedor de la maraña humana.
Testigo del espanto y de la muerte, de atroces exterminios,
en su corteza, cada arruga nueva era un dolor antiguo,
las bestias, muchas veces, son más piadosas que los
hombres.

109
Pero, es de árbol poder reconocerlo, lágrimas de tanino
derramó cuando en las tibias tardes de La Rioja,
vio florecer el corazón humano.
Eran hombres tan buenos, como la hierba buena.
En sus brazos se posaban los pájaros y sus manos
desgranaban memorias.

Un quirquincho viejo acompañaba.


Compartían la tierra, la soledad del llano y el milagro.

Vigilaron los puntos cardinales del día y de la noche.


Cuando la polvareda, precursora de las hordas salvajes
hería el horizonte,
el quirquincho improvisaba un canto de tierra entre
sus manos.
El quebracho, en enhiesta quietud, vigilaba.

Pasaron las vendimias calladas, el tiempo montaraz de los


miedos secretos.
No volvió la metástasis del odio.
Pero llegó la lluvia ¿otro sepulcro de agua?
El quirquincho se desangró las uñas, el quebracho
las ramas.

En el útero bendecido de la tierra,


construyeron un santuario de pircas y de ideas.

110
Un día volvió el hombre.
En su pena, toda la mansedumbre del niño cuando
duerme.

Las jarillas reverentes se inclinan


dando paso a la procesión del hombre, del quir-
quincho y del quebracho.
... en el cáliz de cristal de roca yace, vivido, el
5º mandamiento.

«La voz del Cuyun», Amelia Arellano


San Luis

Amigo ...

A veces, cuando el urgente torbellino de los días,


las cosas, las palabras, los mitos, los engaños
me envuelve, me arrastra, me dispersa,
me refugio en tu patio.

Allí, tu limonero recogiendo la calma, gota a gota,


desde un cielo sin pausas,
que cae y cae, sin llegar a tocarnos.

111
Allí, el pájaro, irguiéndose en su alminar de trino,
al aire firme y cálido.

Y allí tu voz
en contenido viento de entusiasmo;
y el hontanar jocundo de la vida
creciendo en tu palabra;
y tu gesto que recoge la emoción de los astros
y la transmite en vértices de canto;
y tu poema
temblando en ese dejo de brisa entre los álamos.

Y tu amistad que amela el corazón


y que se tiende, madura dulcedumbre
con pecho de durazno.

Por eso, hoy que esta vorágine oscura


de cosas, risas, lágrimas,
personas, exigencias, soledad sin sosiego
me arrastran a la orilla del rojo acantilado,
te agradezco tu patio, la luz del limonero,
tu poema, tu afecto,
y tu amistad que calma la sed de tanta angustia
con tu clara presencia, dulce como un durazno.

Rosita Pereyra
Mendoza

112
Raco, Tucumán, 18 de mayo de 2004
Don David, usted, ¿Da Vid?

Sin dudarlo.
Y aquellos sarmientos, cimbreantes al viento
cuajando racimos van por los caminos
de una Rioja-Pueblo, de nietos y abuelos
que si en lontananza lo vichan venir
se dicen contentos: ¡Miren quién ha vuelto!
¡Ahí viene Gatica!
¡Cargado de rimas... parece una Vid!

Perdone mis dislates surgidos en una tarde ventosa


y soleada, en este Raco casi de invierno.

Cómo le va, compañero.


Yo, recordándolo.
Con su libro siempre cerca de mis anteojos.
Vea socio, de a ratos se me pone el gustito de una
comida que comparto con usted en su Villa Nidia,
ahumada con firme leña de sus campos, a la luz de
la ventana, o al umbrío de los tamarindos que
fueron colosos, acorazados vehículos de su infan-
cia. De a ratos, también, me conmueve la tonada
de aquellos paisanos que parece que navegan
traqueteando carros, los que alambraron
cementeras, o buscaron la médula jugosa de la

113
tierra al grito de ¡Agua!

Quien no le dice y se concreta, en algún momento,


un viajecito por allí.
Juntos los dos, por supuesto.
Podríamos hacer una travesía Villa Nidia - Nueva
Baviera.
Nueva Baviera - Villa Nidia.
«Levante el guante», compañero.

Néstor Soria

A Héctor David Gatica

Amigo ...

Para nombrarte, amigo,


Pienso en los paraísos periféricos,
y si nombro a los pájaros
un bosque se aproxima.

Si digo «necesito»
asoma la amistad
sus ojos mansos.

114
Ahora,
que es de felpa la tarde
y de oro
el papel en que escribo
la música de la palabra «GRACIAS».

Gracias por tu libro de hoy,


por tu talento y por tu
amistad.

Un abrazo de
Teresita Flores, La Rioja, 22/X/99

Para el poeta y amigo David Gatica, un recuerdo


de mi viaje a La Rioja y su encuentro con mi
padre, su colega el doctor Horacio Luna Dávila,
junto con mi agradecimiento y mis deseos de
prosperidad para el año que se inicia.

Aprendí que el alma


no conoce de distancias,
de tiempos del ayer
ni del mañana.

115
De su mano, que sabe de poesías
y su paso lento y su espíritu de fiesta,
cabalgué en su corcel emocionado
toda la magia de su «Rioja Prometida»,
donde la tierra guarda aquellas voces
y los sueños que él un día
empacara en su maleta de poeta
y que lo hicieron partir sin nunca irse.

El guadal, el patay el algarrobo,


el chañar, la chaya, las montañas,
Los Colorados, Guandacol, su Vichigasta,
Samay Huasi, San Nicolás, El Talampaya,
El Chacho, Juan Facundo, Chilecito,
el jarillal, la aloja, algunas zambas
y hasta un rayo de sol guardó en su barca
para navegar en el cemento del mañana.

Buscó afanoso en las miradas nuevas


alguien que supiera de esa historia
que su espíritu febril un día dejara
para ir en busca de un destino de nostalgias.

Y encontró su amistad,
David Gatica, ofreciendo
en las mieses de su alma
el lenguaje común de la poesía.

116
Y brillaron los dos en ese encuentro
con la voz de la tierra en sus miradas.

Elizabeth Luna Dávila


Buenos Aires

Gijón, 3 de septiembre de 1964


Sr. D. Héctor David Gatica
Chepes (La Rioja, Argentina)

Querido amigo: siempre tu palabra


acercándose a mi -a mi remanso-
y en el dejando el sueño corpulento,
dilatado y seguro, de tus cantos.

Siempre tu alegre Poesía Amiga


rozando con sus alas mis tejados,
siempre tus viajes, tus andanzas todas
como una lluvia fina acariciando.

Siempre el desvelo de tus años mozos


convertidos en obra y en trabajo,

117
por ese corazón que late fresco
y el trajinante duende de tus manos.

A todos entregando la Alborada


riojana de tu sangre, de esos campos
que verso a verso lumbreando recio
con esa luz tan tuya de milagro.

Y cuando menos lo esperaba, llega


-fiebre de gaucho herido por el canto-
a sorprender mis pájaros de agosto
tu reciente MEMORIA DE LOS LLANOS.

Adolfo Gustavo Pérez


España

Miniatura de sol

A Héctor David Gatica

Como doña Jesús,


también llego a la siesta.
Villa Nidia es un pájaro de arena
que anida en el costado más salitre,

118
más árido y agreste que te viera,
-Rioja, de aquel amor que te hizo mía-.
Como un gorrión, (por lo pequeño),
jubilosa, me da la bienvenida.
Me saluda tan tímida y prolija,
tan inocente y blanca, y sin embargo,
cobra vuelo de cóndor su hermosura,
con la voz del Poeta que le canta.
Es «Don Rioja» (como quiso Atahualpa),
el que la viste,
quien la engalana y la pone de Domingo,
y la envuelve en su luz para nombrar.

Villa Nidia es la Voz de aquel aljibe


donde aún hoy, al compás de alguna ronda,
juega un niño que sueña ser poeta.

Es la «Música del Viento».


Es la represa.
Un quebracho, o las vainas de algarrobo.

MINIATURA DE SOL. ARCA DE AUSENCIAS,


que me clava en el pulso su simiente,
donde yo, para su sed, entre desvelos

119
broto,
transformada
en
Poema y
en
ver
tien
te.

Nury. Córdoba, septiembre de 1990


Ana María Cristina González
Córdoba

Los Fundadores del Olvido o


la preñez de la palabra

Quiero decir la prosa de Gatica y me sale la poesía


del «Viejo», la dulzura de la Petrona, la muerte de
Teresita, las arrugas de Pedro Miranda; se me esca-
pan, atropellándose, la partida de Rosas Tello, la
ternura de Rosaura, la fortaleza de Ña Edrulfina, el
alma de carro de Facundo Velázquez, la devoción
del hacha de Alfredo Palma, la vocación felina del
Tío Enrique, la raigambre de Los Pereyra... y se me
ocurre que HECTOR DAVID GATICA tiene la pa-

120
labra preñada y que esos cuentos no han sido escri-
tos, sino paridos por una pluma macha y un suelo
fecundante.

Podría decir, además, que los suyos son relatos


emoción, aunque esto no responda a los cánones
literarios vigentes. Pero es evidente que la metáfora
de Gatica no es clásica ni estereotipada. Es la metá-
fora de Los Llanos. Es la palabra mágica que brota
en los carreros, los hacheros, los poceros, los peo-
nes golondrinas, esos héroes sin estatua a quienes
les debemos -sin embargo- los cimientos de la Pa-
tria, ésa que se apuntala también con trabajo silen-
cioso, encallecido, dolorido, para el cual no existe,
siquiera, la herencia del recuerdo.

Y Villa Nidia, entre esos retazos todo sabor, todo


dolor, toda labor, que Héctor David sabe pintar en
Los Fundadores del Olvido se yergue, fundacional,
genésica, Tierra Madre, dadora de Vida y de desti-
nos, ombligo de Latinoamérica y sin dejar de ser
Villa Nidia, pasa a ser País, América, Universal y a
formar parte de los lugares míticos desde donde
surgirá -seguramente- otra mítica raza, la del Arte,
que nos redima por siempre.

Lic. Ivana Alochis de Rodríguez


Córdoba, octubre de 1989
121
Coplas para David

Allá va David Gatica


Ha salido de los llanos
Lleva el camino detrás
Justo detrás de sus pasos.

Tan solo por ver su andar


El aire salió a esperarlo
Y verlo pasar nomás
Para irse con el andando.

Allá va David Gatica


Lleva en su voz a Ferraro
Tienen la mismas distancias
Dejan los dos mismo rastro.

Calandrias lleva en el pecho


Urpilas lleva en sus manos
Chorlopes, diucas, jilgeros
Le van volando un costado.

El mismo del corazón


El costado más golpeado
La orilla que más le duele
La que más le va sangrando.

122
Pero lo mismo David
En su boca lleva un canto
Porque es nacido en La Rioja
Y allí se nace cantando.

Bajo el amparo de un tala


Un viejo carro arrumbado
Tiene las ruedas de olvido
Los herrajes herrumbrados.

Las varas que hurgan el suelo


Semejan vencidos brazos
Que en un yuyal de pañuelos
Dicen adiós al riojano.

Berón se acerca al camino


Bote de vidrio forrado
Repleto de aguita fresca
Para mojarle los labios.

Y David bebe tranquilo


Bebe y se queda callado
Que no hacen falta palabras
Cuando hay que seguir andando.

Cada monte es un saludo


Cada trino es un halago
Cada repecho es bajada
123
Por la fuerza de sus pasos.

Allá va David Gatica


La patria lo está mirando
Anda diciendo la suya
La que le están olvidando.

La patria de los obrajes


La de un monte devastado
Por hachas de acero gringo
Monedas de oscuro pago.

Allá va David Gatica


Como quisiera quedarlo
Porque me cuente sus cosas
Porque me tienda sus manos.

Tenerlo bajo mi alero


Con un candil alumbrarlo
Pero él es puro camino
Donde no alcanzan mis pasos.

Allá va David Gatica


La pucha con el riojano.

JUAN MIGUEL BUSTOS

124
Autores de más poesías dedicadas

Juan Antonio Giménez


María del Pilar Lencina
Gerónimo Castillo
Jorge Roldán
Bety Aguilera
Jorge Acosta
Horacio Arturo Oliva
Pablo D´alexandro
María Teresa
Rodolfo Rivarola
Lara Franco
Alberto Hidalgo
Fernando Albarracín Vega
Juan Carlos Fuentes
Alfredo M. Quiroga
Lucía Vives
Rafael Mario Altamirano (Ninalquin)
Oliver Mercado
Luis Ricardo Furlan
Lily Franco

125
126
QUINTA PARTE

Ultimos Datos

127
128
LIBROS PUBLICADOS

MEMORIA DE LOS LLANOS. Poesía, 1961. Quince


ediciones. Traducido al francés y al italiano.
LOS DIAS INSOLITOS. Poesía, 1986. Cuatro ediciones. Faja
de Honor de SADE, Bs. As., 1987. Desgarrado testimonio
del genocidio del denominado «Proceso».
LOS DIAS DEL AMOR. Poesía, 1988. Cinco ediciones.
Tiempos del noviazgo, el casamiento y la llegada de los
hijos, en convivencia con la flora y la fauna del lugar.
HIMNOS FARISAICOS. Poesía, 1988. Cuatro ediciones.
Testimonios bíblicos.
PAIS DESVELADO. Poesía, 1988. Cuatro ediciones. Que
cuenta lo que ocurría en los días anteriores al golpe
militar del 76. Escrito antes de Los Días Insólitos y
publicado después.
LOS FUNDADORES DEL OLVIDO. Cuentos, 1989. Cuatro
ediciones y cuatro premios nacionales: «Roberto J. Payró»,
1982, Bs. As.; Primer Premio Fondo Nacional de las Artes,
1988, Bs. As.; Faja de Honor de SADE, 1990, Bs. As.; Faja de
Honor de ADEA, 1994, Mendoza. Que narra la vida de
hombres de trabajo rudo en los llanos de La Rioja, con
temática similar a la de Memoria de los Llanos.
MAPA DE LA POESIA RIOJANA. Ensayo, 1989. Que trata de
poetas riojanos en 17 capítulos y 300 págs., desde la
fundación de La Rioja hasta fines del siglo XX, movimientos
literarios e instituciones culturales.
DIARIOS DESDE VILLA NIDIA. Prosa, 1990.

129
EL LIBRO DE LOS POETAS JOVENES. Poesía, 1991. En 159 págs.
La poesía de veinte autores riojanos jóvenes.
ESTE CANTO ES AMERICA. 1993. En dos tomos de un total de
840 págs., la poesía de América país por país, incluida Centro
América. De la Argentina, región por región y provincia por
provincia y al final el canto de España, acompañado por
crónicas de viajes del autor por alguno de los países
americanos visitados (Uruguay, Chile, Paraguay, Bolivia,
Perú).
GEOGRAFIA POETICA DE AMERICA. 1993. 73 Págs. Viajes por
América.
UNA AVENTURA EN TRES TIEMPOS. 1993. 42 Págs. Historia de
tres revistas.
UNA VOZ PARA MI TIERRA. Prosa, 1997. En 45 capítulos de 175
págs. Cuenta la increíble aventura de las revistas «Alborada»
y «Poesía Amiga», editadas en una zona rural denominada
Villa Nidia.
ANTOLOGIA POETICA RIOJANA, 1998. En 315 págs. Una
muestra cronológica de la poesía riojana.
CANTATA RIOJANA, 2001. Siete ediciones, llevada al disco por
Ramón Navarro en música y letra de H. D. Gatica, en 1985,
presentada en 13 provincias argentinas, 18 departamentos
riojanos y en los teatros más importantes de Bs. As.: San
Martín, Cervantes, Colón. También en el escenario mayor de
Cosquín. En el libro se cuenta de su creación, viajes y
representaciones.
INTEGRACION CULTURAL RIOJANA, 2001, 2002, 2003, 2004.
Obra en cuatro tomos de un total de 2.650 págs. Declarada
por la Cámara de Diputados «Patrimonio Cultural de la
Provincia de La Rioja» –Ley Nº 7639 (20-04-04)- donde están

130
contenidos culturalmente los 18 departamentos provinciales.
-TOMO I: Lamadrid, Sanagasta y Capital. -TOMO II: Los ocho
departamentos de los llanos: Independencia, Chamical,
Belgrano, Ocampo, Angel V. Peñaloza, Quiroga, Rosario Vera
Peñaloza y San Martín. -TOMO III: Vinchina, Varela, San Blas,
Arauco y Castro Barros. -TOMO IV: Chilecito y Famatina.
CUENTOS Y RELATOS DE LA RIOJA, 2002. Dos ediciones. En 420
págs. La excelente cuentística de 54 autores riojanos, cuya
primera edición fue realizada por la Universidad Nacional de
La Rioja (UNLAR).
BREVE ANTOLOGIA, 2004, Edit. Vinciguerra, Bs.As.
NUEVO MAPA DE LA POESIA RIOJANA, 2005. En 375 págs. y 24
capítulos, actualización del «Mapa de la Poesía Riojana».
LA CARPETA VACIA, 2006. Que cuenta las experiencias de un
docente riojano en Educación del Adulto en una villa miseria
de Mendoza y en una escuela primaria de La Rioja.
EL CANTO DEL CANARIO. Cuentos, 2007. Con temática rural y
urbana.
ANTOLOGIA POETICA, 2008. En 250 págs., una selección de la
poesía de 7 libros de su autor.
EL VIAJE, 2009. Poesías clasificadas en 5 jornadas, escritas a lo
largo de medio siglo.
OBRAS COMPLETAS. Tomo I. 2º Edición 2010. Siete libros, 566
págs.
OBRAS COMPLETAS, 2010. Tomo II. Seis libros, 617 págs.
MIS SUEÑOS DE AQUELLOS DIAS. Tomo I – Diario – Mayo 2013
– 427 págs. (1956/1969)

131
MIS SUEÑOS DE AQUELLOS DIAS. Tomo II. 2014 – 429 a 603
págs. (1970/1976). Edición restringida.
MIS SUEÑOS DE AQUELLOS DIAS. Tomo III. Primavera 2014 –
605 a 752 págs. (1977/1985). Edición restringida.
MIS SUEÑOS DE AQUELLOS DIAS. Tomo IV. Verano 2014 – 753 a
893 págs. (1985/1990). Edición restringida.
MIS SUEÑOS DE AQUELLOS DIAS. Tomo V. Otoño 2015 – 895 a
1048 págs. (1981/1995). Edición restringida.
MIS SUEÑOS DE AQUELLOS DIAS. Tomo VI. Invierno 2015 –
1049 a 1176 págs. (1996/2000). Edición restringida.
MIS SUEÑOS DE AQUELLOS DIAS. Tomos VII y VIII. Primavera
2015 – 1177 a 1454 págs. (2001/2010). Edición restringida.
Quedan en corrección y tipeado para ser editados, los tomos
correspondientes hasta completar las 2000 pags escritas
hasta 2014.

REVISTAS
ALBORADA. Cuarenta y cinco ediciones, durante once años:
1954- 1965. (Fundada con su hermano Omar).
POESIA AMIGA. Revista Internacional de poesía, cinco años,
trece ediciones. Con viajes por Uruguay, Chile, Paraguay,
Bolivia y Perú, visitando poetas y recogiendo su poesía para
esta revista. Dedicándole un número por país.
CAMINANDO. (1985-2015) Tercera revista nacida en Villa
Nidia y la más antigua, vigente, de la provincia. Dir. Omar
Gatica.

132
JUNTOS EN LA CULTURA. Boletín cultural al permanecer al
frente de la Dirección General de Cultura de La Provincia de
La Rioja.
INTEGRACION CULTURAL. Trece ediciones. Se trata de una
publicación cultural que cubrió la provincia de La Rioja
departamento por departamento (1989-2000). El número 12
de 265 págs.

GRABACIONES
CANTATA RIOJANA. Emi Odeón, Bs. As., 1985. Y en disco
compacto en 1993, con música de Ramón Navarro. En 2015 es
grabada por el coro de la Legislatura.
MEMORIA DE LOS LLANOS. Primera y segunda parte del libro,
grabado en «La Galera», La Rioja, 1994, con música de Ramón
Navarro (h).
RIOJA ESCONDIDA. Chaya, grabada por «Arraigo», con música
de Ramón Navarro.
TU GRITO. Grabado en «La Galera», con música de Ramón
Navarro. (Pertenece a la grabación «En Familia»).
GATICA POR GATICA. Audiovisual de la obra del autor, por
Martín Ptasik.
DE MI INFANCIA EN VILLA NIDIA. Con música y participación
de Ramón Navarro.
LOS DIAS INSOLITOS. Con participación y música de Ramón
Navarro

133
SEIS CICLOS CULTURALES
Tras una primera incursión por la provincia a lo largo de 1973 y
luego de un paréntesis de 12 años, durante más de 2 décadas
(1985-2003) dimos vida a un total de 6 ciclos culturales
recorriendo 7 veces toda la provincia. Hay pueblos visitados
hasta en 10 oportunidades.
He aquí esos ciclos:
Primer Ciclo
CREAR (1973). Campaña de Reactivación de Educación del Adulto
para la Reconstrucción. Creación de más de 300 centros
educativos. Un año de duración con presencia en toda la
provincia, recorriéndola permanentemente.

Segundo Ciclo
JUNTOS EN LA CULTURA (1985-1988). Desde la Dirección General
de Cultura, recorriendo la provincia en dos oportunidades; en
la primera, visitas de un día; en la segunda, quedándonos una
semana en cada departamento, acompañados de alrededor de
10 instituciones, provinciales y nacionales, dictando cursos de
teatro, danza, música, conferencias sobre distintos temas;
espectáculos con artistas locales y delegaciones de Capital;
entrega de distinciones, etc.

Tercer Ciclo
CANTATA RIOJANA (1986). Presentación de esta obra con los
intérpretes originales por los 18 departamentos, 13 provincias
y en los principales teatros de Bs. As.: Colón, Cervantes, San
Martín.

134
Cuarto Ciclo
INTEGRACION CULTURAL (1989-2000). Bajo el lema "Los pueblos
que se conocen se aman", más de una década recorriendo la
provincia con delegaciones artísticas, publicando una revista
homónima, reconociendo valores locales, impulsando
inquietudes.

Quinto Ciclo
FERIA ITINERANTE DEL LIBRO RIOJANO (1983-1984). Dos años
llevando a los pueblos del interior libros de autores riojanos,
charlas diversas, recitales poético musicales y dando
participación a intérpretes y autores de cada lugar visitado.
Tarea conjunta con el Lic. Miguel Bravo Tedín.

Sexto Ciclo
INTEGRACION CULTURAL RIOJANA (2001-2006). Haciendo la
presentación de los 4 tomos de esta obra (2.650 págs.), declarada
por la Cámara de Diputados "Patrimonio Cultural de la Provincia
de La Rioja". Se alcanzó la sorprendente cifra de treinta
presentaciones, acompañados estos actos por poetas
representativos de diversos departamentos, autoridades
municipales y numeroso público.

135
DISTINCIONES - PREMIOS - NOMINACIONES
Primer Premio al poema ilustrado, NOA, Tucumán (Con el
plástico M. A. Guzmán), 1971.
Beca F. N. A. En letras, 1972.
Primer Premio Nacional «R. J. Payró», de Gente de Letras, Bs.
As., 1962.
Por dos veces Faja de Honor de SADE, Bs. As., En poesía y
cuento, 1987, 1994.
Faja de Honor de ADEA, Mendoza, 1994.
Gran Premio de Honor de la Fundación Argentina para la
Poesía, Bs. As., 1994.
Ciudadano Ilustre de La Rioja, 1995.
Distinción Homenaje Grandes del Nuevo Cuyo, San Luis,
1995.
Diploma: En su carácter de escritor y periodista, se le
confiere el grado de Miembro Activo Correspondiente de
esta Institución, en reconocimiento a sus relevantes méritos
en el ARTE Y LA CULTURA UNIVERSALES. México en el Arte y
en la Cultura.
Visitante Distinguido de la Ciudad de Tarija – Bolivia. 22/11/
2008.
Visitante Ilustre. Andalgalá, Catamarca. 25/04/2013.
Mención de Honor por el Poema «Hosanna a la lluvia»,
Cartagena – España. 28/11/2014.

136
DISTINCIONES DE LA PROVINCIA DE LA RIOJA
DPTO. FAMATINA – 1992 – Año del cuarto centenario (1592/
1992). Reconocimiento a su meritoria labor cultural y la
sensibilidad de su verbo que supo llevar generosamente a
todos los rincones de la provincia.
DPTO. CAPITAL – 1995 – Ciudadano ilustre de La Rioja.
DPTO. FELIPE VARELA – Villa Unión – 1998 – Imposición
nombre Héctor David Gatica al Centro Cultural de Villa
Unión–
DPTO. CAPITAL -2000 – Pueblo y Gobierno de La Rioja en
homenaje a los creadores e intérpretes de la Cantata Riojana.
DPTO. GRAL. BELGRANO –Olta – 2002 – Caballero de la
literatura riojana.
DPTO. INDEPENDENCIA – Patquía – 2002 – Huésped de Honor.
DPTO. SAN MARTIN –Ulapes – 2003- Declarado Huésped de
Honor.
DPTO. ROSARIO VERA PEÑALOZA – Chepes – 2003 – Visitante
Ilustre –
ROSARIO VERA PEÑALOZA – 2003 - Por contribuir con su
valioso aporte a la cultura de los llanos. Centro Cultural «Luis
Fernández Zárate» –
DPTO. CASTRO BARROS – Aminga – 2003 – Visitante Ilustre.
Por presentar valiosísima obra Integración Cultural Riojana
Nº III.
DPTO. ROSARIO VERA PEÑALOZA – 2003 – Visitante Ilustre. Se
dispone la publicación de un folleto educativo con la vida y
obra del escritor Héctor David Gatica para ser distribuida en
establecimientos escolares del Departamento.

137
DPTO. CAPITAL -2003 – Impónese nombre de Héctor David
Gatica a una avenida de la ciudad de La Rioja.
DPTO. CAPITAL –2004 – Declárase Patrimonio Cultural de la
Provincia de La Rioja a Integración Cultural Riojana en sus 4
tomos (2.650 págs. Ley Nº 7639 (20. 04. 2004) .Cámara de
Diputados de la Prov. De La Rioja.
DPTO. FELIPE VARELA – Villa Unión - 2005 – Declárase de
Interés Departamental y Cultural a Integración Cultural
Riojana Nº III.
DPTO. ARAUCO –Aimogasta -2005 – Reconocimiento por su
trayectoria literaria.
DPTO. SAN BLAS DE LOS SAUCES – 2006 – En reconocimiento a
su labor, obra y trayectoria como hombre destacado y en
particular por su obra Integración Cultural Riojana. Gobierno
del pueblo de los Sauces.
DPTO. GRAL. SAN MARTIN – 2008 – La Cámara de Diputados
de La Rioja a Héctor David Gatica en reconocimiento a su
destacada labor que enorgullece al Dpto. Gral. San Martín –
Sesión en Ulapes.
DPTO. CAPITAL – 2009 – El Gobierno del Pueblo de La Rioja Al
Sr. Héctor David Gatica en reconocimiento por su aporte a la
cultura provincial y nacional-
DPTO. FAMATINA – 2011 – Escritor Ilustre y Visitante Ilustre.
DPTO. CAPITAL- 2015- La Cámara de Diputados rinde
homenaje a Héctor David Gatica al cumplirse 30 años de la
Cantata Riojana.

138
BREVE BIOGRAFIA
Héctor David Gatica nació en Villa Nidia, Dpto. San Martín,
Prov. de La Rioja, en 1935, hijo de Celso Gatica y Delia Durán.
Fueron ocho hermanos.
Cursó sus estudios primarios en la Esc. 112 de la misma
localidad, abandonando los mismos por prescripción médica
(problemas de visión).
A los treinta años comenzó su carrera docente, como alumno
libre en La Rioja y regular en Mendoza, recibiéndose de
maestro en 1968.
En la Universidad de La Rioja cursó primer año en Ciencias de
la Educación, debiendo abandonar su carrera universitaria
por el golpe militar.
Se desempeñó de maestro de Educación del Adulto en el Bº.
San Martín, Mendoza y en primaria, en la Esc. 112 de Villa
Nidia y en la Esc. 177 de La Rioja.
Fue coordinador Provincial de la CREAR (Campaña de
Reactivación del Adulto) al frente de más de trescientos
coordinadores de centros educativos.
Director General de Cultura de la Prov. de La Rioja.
Miembro del Directorio de Radio y Televisión Riojana (RTR,
Canal 9).
Creador de EL FAMATINA DE PLATA, habiéndose entregado
más de 100 distinciones.
Asesor Cultural ad honorem del municipio capitalino.
Casado con Noelia Carrizo. Sus hijos: David Gabriel, Pablo
Esteban (ambos escriben) y Daiana Macarena.

139
140
INDICE

141
142
Indice

TIEMPO DE REGRESO

E - MAIL .................................................................................................. 5
LETANIAS A LA CENIZA DE LA VIDA Y DE LA MUERTE ................................ 7
NOCTURNO A SU MANO ...................................................................... 10
HOSANNA A LA LLUVIA ......................................................................... 12
PARARRAYOS DE LA POESIA ................................................................. 14
GRITO DE ADVERTENCIA ...................................................................... 16
LITURGIA DE LAS CAMPANAS ............................................................... 18
PARABOLA DE LA VUELTA A CASA .......................................................... 23
MESTER DE MIS PIES ........................................................................... 25
NEGACION DE LA FLOR ........................................................................ 28
HIMNO DE MI PREOCUPACION ........................................................... 30
VISITACION DE LA MUSICA .................................................................. 32
FABULA DEL MILAGRO DE UN BESO ..................................................... 33
PRIMEROS Y ULTIMOS SINTOMAS DEL DESAFINADO ........................... 34
VUELO DE REPTIL ................................................................................. 36
MADRIGAL DEL PAJARO Y LA AURORA .................................................. 37
INFORME DE UN ENFERMO TERMINAL ................................................ 38
UN PROLOGO AL GENESIS .................................................................... 39
EN ........................................................................................................ 42
PRELUDIO DE UN ABORTO CREATIVO .................................................. 43
AMOR EN CRECIMIENTO ..................................................................... 45
RESPONSO POR LA SOMBRA DEL ARBOL ............................................ 47
CELEBRACION DE LA PALABRA POETICA .............................................. 49
OTOÑO DE TUS PASOS ......................................................................... 51
SANTUARIO DE LA FUERZA ................................................................... 53
CONJURO DE LA PALABRA .................................................................... 54
BODAS DE PLATA DE LA CANTATA RIOJANA (2010) ................................ 55
PROVOCACION A LA VIDA .................................................................... 59
PARODIA DEL SER ................................................................................ 61
EXEGESIS DE LA FUNDACION ............................................................... 62
EPIFANIA DEL CANTO ........................................................................... 64

143
SEGUNDA PARTE

ESTOY DE VUELTA ................................................................................. 67


PEDRO BERON CAVANDO POESÍA ........................................................ 68
ALABANZAS A LA CUCHARA SONORA Y MUSICAL DE VICENTE LLANOS .. 71
A LA RISA CALCINADA DEL CARBONERO DON LUIS FERNANDEZ ........... 73
REQUIEM AL CARRERO FACUNDO VELAZQUEZ ..................................... 74
EL HACHERO PALMA COBRA EL SABADO .............................................. 77
EGLOGA AL ARADOR DON DIEGO IBAÑEZ ............................................ 79
ELEGIA A LA CASA PATERNA .................................................................. 82
SOLO UN MES ...................................................................................... 87

TERCERA PARTE

DIMENSION HUMANA ......................................................................... 91


Canto Primero: DESAFIO ..................................................................... 94
Canto Segundo: ATADURA ANCESTRAL ................................................. 95
Canto Tercero: IMPULSO POSTERGADO .............................................. 96
Canto Cuarto: GRAVEDAD TELURICA .................................................... 97
Canto Quinto: NUEVO INTENTO .......................................................... 98
Canto Sexto: REGRESO ........................................................................ 99
Canto Séptimo y último: INTENTO FINAL .......................................... 100

CUARTA PARTE

TU AMISTAD AHORA (Poesías dedicadas) ........................................ 103

QUINTA PARTE .................................................................................. 127

LIBROS PUBLICADOS ........................................................................ 129


REVISTAS ........................................................................................... 132
GRABACIONES .................................................................................. 133
SEIS CICLOS CULTURALES ................................................................. 134
DISTINCIONES - PREMIOS - NOMINACIONES ................................. 136
BREVE BIOGRAFIA ............................................................................ 139

INDICE .............................................................................................. 141

144
Se terminó de imprimir en Enero de 2016
en Editorial Alta Córdoba Impresos
Juan B. Justo 2381 - Bº Alta Córdoba
Córdoba - Argentina
Tel./Fax: 0351 - 4740924

145
146