Sunteți pe pagina 1din 3

“Seminario teológico Presbiteriano del

sureste”

Materia: cartas generales y apocalipsis

Profesor: Edwin Vásques Ramos

Alumna: Jennifer Castellanos Peregrino

Trabajo: investigación de la carta de Judas

Grado: 3º
Semestre: “VI”

Cedro Nacajuca a: 4 de septiembre del 2012


Autor:

En cuanto a quien le pertenece la autoría de este libro se desglosan muchos argumentos,


entre los cuales puede ser que en el nuevo testamento encontramos diferentes personajes
con el nombre de Judas, sin embargo solo uno de los mencionados es quien escribe esta
carta, son los que a continuación se mencionan:

Judas Iscariote el que entregó a Jesús, Judas el galileo un infame revolucionario, Judas hijo
de Jacobo uno de los doce discípulos del Señor Jesucristo, Judas llamado Barsabás un
antiguo profeta cristiano, y un hermano de Jesús llamado Judas, cada uno de ellos pudiera
ser el escritor de esta carta pero quien escribe es un Judas llamado siervo Jesucristo y
hermano de Jacobo, y según los textos (mateo 13:55 y marcos 6:3) nos estamos refiriendo a
Judas el germano de Jesús, por lo que a continuación surgen muchas preguntas entre las
cuales pudiera ser que si porqué entonces no se identificó como tal, sino que se denominó
como siervo Jesucristo; como lo denominó Clemente de Alejandría desde hace ya mucho
tiempo la respuesta a nuestra pregunta es que para nuestro autor era menos importante o de
menor relevancia el saber denotar que era hermano del Señor Jesús pues el propósito era
que tal título diera a su documento mayor autoridad.

Por otro lado Everest Harrisson dice en su libro de “introducción el nuevo testamento”
que ciertamente en una relación más humilde Judas se denominó de esa manera, pero que si
pudiésemos pensar en que esta carta fuese escrita de forma seudónima entonces creeíamos
que simplemente se trata de otro Judas quien decidió nombrarse como hermano de Jacobo,
lo cierto es que el autor lo podemos encontrar con tan solo saber la Fecha, es decir, del
Judas que hablamos no puede ser de un Judas posterior a la fecha apostólica.

De acuerdo con la concordancia que encuentro en el 1er verso de Judas en relación a lo que
podemos encontrar en cuanto a ello en los evangelios, pienso que el autor es Judas hermano
de Jacobo, y desde luego también hermano de Jesús, pero que se denomina como siervo de
Jesucristo dando todos los crédito de autoridad a quien es digno a Jesucristo.

Fecha:

Si hablamos de un Judas que no sea el hermano de Santiago, pues citaríamos a este, para las
fechas de los cien después de Cristo, pero si hablamos de Judas el hermano de Santiago
entonces abarcaríamos una fecha entre los 64 y 65, o algo menor que los 90 d. C. puesto
que por obvias razones ninguna persona podría vivir tanto tiempo, sin embargo por otro
lado se encuentra la estrecha relación que existe entre esta y la 2ª carta del apóstol Pedro,
por lo que podríamos asumir que estas se escribieron en los mismos tiempos.

A lo que Harrisson de igual manera atribuye que la fecha puede ser la de aproximadamente
los 66 d. C.
El texto bíblico de igual manera a simple vista nos arroja también información de la cual
pudiéramos pensar que se trata de una fecha temprana; la fe que ha sido dad una vez a
todos los santos, y tened memoria de las palabras antes dichas por los apóstoles. Ello me
indica que el texto es contemporáneo del ministerio de los apóstoles por lo que yo igual lo
incluiría en esas fechas.

Lectores y lugar:

En cuanto a los lectores o receptores pues estos fueron se pudiera pensar que son personas
gentiles por el término nuestra común salvación según Everest nos escribe, pero también
pudiera señalarse que se trata de personas de la circuncisión porque ellos se encontraban ,as
familiarizados , en cuanto al Antiguo Testamento y libros apócrifos se refiere, pero que así
mismo encontramos que los hechos mencionados ninguno de ellos habla acerca de los
cultos idólatras lo que sería repugnante para los lectores que en este caso serían todos de la
circuncisión.

Sin embargo D. A. Carson en su obra una introducción al Antiguo Testamento, nos dice
que el grado de relación que menciona de los personajes ve-testamentarios y lo de los
libros apócrifos debiera ser considerado como un punto a favor para pensar que se trata de
un pueblo Judeo –cristiano.

El receptor podremos encontrarlo al momento de ver cual es el estilo de vida en las


personas a las que se dirige nuestro autor.

En cuanto al lugar no puedo citar uno con exactitud.

Su enseñanza: cien por ciento advierte lo que sucede con los que introducen falsas
doctrinas, ejerciendo una sana doctrina aprendiéndola pero de igual forma ejerciéndola.
Resistir el error.

Herejías:

En cuanto a ello se pudiera notar que esta carta ataca a los antinomistas, es decir para
aquellos que van en contra de la ley.