Sunteți pe pagina 1din 2

1.- ¿QUE ES EL DELITO Y CUAL ES SU FUNDAMENTO LEGAL ?

La palabra delito deriva del verbo latino delinquiere, que significa abandonar,
apartarse del buen camino, alejarse del sendero señalado por la ley. Los
autores han tratado en vano de producir una definición del delito con validez
universal para todos los tiempos y lugares, una definición filosófica, esencial.
Como el delito está íntimamente ligado a la manera de ser de cada pueblo y a
las necesidades de cada época, los hechos que unas veces han tenido ese
carácter, lo han perdido en función de situaciones diversas y, al contrario,
acciones no delictuosas, han sido erigidas en delitos. A pesar de tales
dificultades, como se verá después, es posible caracterizar al delito
jurídicamente, por medio de fórmulas generales determinantes de sus
atributos esenciales. definiciones del delito, pero aquí sólo aludiremos a la de
Francisco Carrara, principal exponente de la Escuela Clásica, quien lo define
como la infracción de la Ley del Estado, promulgada para proteger la
seguridad de los ciudadanos, resultante de un acto externo del hombre,
positivo o negativo, moralmente imputable y políticamente dañoso. Su
fundamento.- El artículo 7° del Código Penal de 1931 para el Distrito Federal
en materia común y para toda la República en materia federal, ahora
denominado Código Penal Federal, establece en su primer párrafo: Delito es
el acto u omisión que sancionan las leyes penales.

2.- Que se entiende por presupuesto del delito?

Los autores que se refieren a los presupuestos, los consideran como las
circunstancias jurídicas o de hecho, cuya existencia debe ser previa a la
realización del delito.

Clasifican a los presupuestos en generales y especiales. Son generales cuando


necesariamente deben concurrir para la configuración de cualquier delito,
pues su ausencia implica la imposibilidad de integrarlo; mencionan como
tales a la norma penal, al sujeto activo, al pasivo y al bien jurídico. Estiman
como presupuestos especiales a los condicionantes de la existencia de un
delito concreto y cuya ausencia puede originar la no aparición del delito,
como la falta de preñez para la comisión del aborto; o la ausencia de relación
de parentesco en el delito tipificado en el artículo 323 (denominado
homicidio en razón de parentesco o relación).

La Teoría general del delito se ocupa de las características que debe tener
cualquier delito (comunes a todos); la presencia de esos elementos es
fundamental para la aparición del hecho punible. Para la sistemática finalista
el tipo es factor sobresaliente, pues en él concurren, como se verá más
adelante, la acción, la omisión, el dolo y la culpa; estos últimos son en el
sistema tradicional el contenido básico de la culpabilidad: en el causalismo, el
primer elemento del delito es la conducta y luego la tipicidad; para el
finalismo el elemento básico es la acción u omisión típicas.

4.- Quien es el sujeto activo del delito?

El sujeto de la conducta. Sólo la conducta humana tiene relevancia para el


Derecho Penal. El acto y la omisión deben corresponder al hombre, porque
únicamente es posible sujeto activo de las infracciones penales; es el único
ser capaz de voluntariedad.