Sunteți pe pagina 1din 2

El argumento del señor Cano es válido, puesto a que, la estructura financiera de la

empresa esta inclinada con gran fuerza hacia el pasivo, representando un 85% de
endeudamiento, lo cual es algo negativo para poder invertir. Si hablamos del
patrimonio actual de la empresa $58.500 frente al pasivo, solo representa un
17.64% ante el mismo, debido a esto, no sería viable destinar toda la estructura
patrimonial de la empresa para disminuir el pasivo, puesto a que, podría
declararse el estado de quiebra, ya que no sería suficiente para cubrir la deuda y
que de igual manera quedarían obligaciones pendientes. Si se considera como
segunda opción, el ingreso mensual de la empresa que es de $2100, frente al
pasivo solo representa un 0,63% y si se calcula un ingreso anual sería de $25.200
y frente al pasivo solo representaría un 7.60% anualmente, lo cual es negativo
para reducir las obligaciones en un corto o mediano plazo, si se destina todo el
ingreso mensual o anual de la empresa. Si dentro de la negociación, se planteara
una tercera opción, seria, elaborar una nueva estructura financiera en combinación
de patrimonio e ingresos y tomar ciento porcentaje de ambos y destinarlo al
pasivo, inmediatamente se crearía una desventaja o peor aún, se agrandaría la
herida de la empresa, puesto a que, se descapitalizaría mas la organización y su
iliquidez seria aún más crítica.

De acuerdo a la tercera opción en el análisis del señor Cano, desde el punto de


vista del señor Verlander, se plantearía lo siguiente:

La inversión ha sido amortizada a 15 años, el patrimonio actual es de $58.500,


para el primer año se destinara el 34.18% del patrimonio lo cual es equivalente a
$20.000 y el 50% de los ingresos anuales que representarían $12.600 para
disminuir la obligaciones. A partir del segundo año, solo se destinara a la
disminución del pasivo el 50% de los ingresos anuales y el resto será direccionado
al patrimonio y así sucesivamente hasta llegar al año 15, en el año 8 el patrimonio
estará en $139.300 y se destinara el 71.78% lo que representaría $100.000 del
valor patrimonial para disminuir el pasivo, quedando un valor de $39.300 y una
diferencia de $800 con relación al año 1. En el año 11 el patrimonio de la empresa
será $77.100 y el pasivo estará en $72.900 existiendo una diferencia de $4.200 lo
que representaría dos meses de ingresos libres, hasta ese año la empresa
comenzaría a recuperar su rentabilidad y una estructura financiera aceptable. En
el año 15, el patrimonio estará $127.500 y el pasivo en $22.500, en este punto,
viendo que el valor patrimonial se encuentra en un buen nivel y las condiciones de
ingresos siguen estable, se destinara en ingreso anual para la extinción del pasivo,
quedando un saldo de $2.700, lo que representa un mes y 8 días de ingresos,
quedando al final un patrimonio de $130.200.