Sunteți pe pagina 1din 15

EPIDEMIAS A TRAVÉS DE LA HISTORIA

La aparición de las epidemias en las diferentes épocas de la historia de la


humanidad ha sido de mucha importancia porque han jugado un gran
papel en algunos grupos sociales, su origen y desarrollo nos han dado una
visión de la historia que las vieron aparecer.

Se estima que casi 25 millones de personas murieron de peste, lo que


representaba en el siglo XIV la tercera parte de la población.

La palabra epidemia proviene de los vocablos griegos “epi” que significa


“sobre” y “demos” que significa “pueblo”.

La epidemia es una enfermedad que aparece repentinamente que


afecta a un porcentaje de la población más de lo común.

Las epidemias siempre han sido algo muy usual y típico en el mundo que
hemos creado. Desde siempre las comunidades han resultado ser focos de
infecciones y propagación de enfermedades debido a la falta de higiene
o a la sobrepoblación. Esto tampoco excluye las ciudades de nuestra
época, y es que el ser humano al igual que todos los animales se ha visto
enfrentado a enfermedades, epidemias y pandemias que han puesto en
peligro su propia existencia.

Las primeras epidemias de las que se ha escrito han sido las que aparecen
en la Biblia. El Viejo Testamento es una recopilación de información, y las
epidemias son algo común en este escrito. Se mencionan las pestes que
Moisés profetizó al faraón egipcio que esclavizó a los hebreos, y muchas
otras pestes más que han hecho historia.
EPIDEMIAS DE LA ANTIGÜEDAD
La viruela: más de 300 millones
La viruela es una enfermedad infecciosa causada por el virus Variola, y no
solo ha sido la pandemia que más muertos ha causado en la historia de la
humanidad sino que además ha dejado a millones de personas con
marcas imborrables en la piel ya que provoca la aparición de numerosas
pústulas por todo el cuerpo. La muerte llega por fiebre alta, deshidratación
y complicaciones derivadas. La viruela llegó a ser tan letal que solo el 30%
de los infectados lograba recuperarse, como recoge el bloguero Santiago
Campillo. El de la viruela es un virus que solo afecta a humanos (en su
variante infecciosa), y su transmisión es muy parecida a la del ébola:
mediante fluidos corporales y contacto directo. La enfermedad, según se
calcula, ha matado a más de 300 millones de personas a lo largo de su
existencia. Afortunadamente se actualmente se considera como una de
las dos enfermedades, junto a la peste bovina, 'erradicadas'.

El sarampión: más de 200 millones


El sarampión se caracteriza por causar marcas rojizas en la piel, altas
fiebres y malestar general. Además, es también el causante de la segunda
mayor pandemia de la historia. La muerte se produce por inflamación
pulmonar o de las meninges. Actualmente la mayoría de la población está
vacunada contra este mal, ya que entra dentro de la vacuna 'triple viral'.
Se contagia mediante contacto directo y por el aire. Se tienen registros de
este virus desde hace más de 3.000 años y, hasta el momento, ha matado
a más de 200 millones de personas.

Pandemia de gripe de 1918: entre 50 y 100 millones


También conocida como gripe española, esta letal pandemia fue una de
las más graves de la historia moderna. Esta gripe acabó con la vida de
entre el 3% y el 6% de la población mundial en solo un par de años. Es
decir, entre 1918 y 1920 se calcula que murieron entre 50 y 100 millones de
personas en todo el planeta, ahondando aún más los estragos causado
por la Primera Guerra Mundial.
España, fue el primer país en informar a su población de su existencia y
consecuencias, ya que otros países como Francia, donde podrían haberse
dado los primeros casos, censuraban la información para evitar
desmoralizar a la población.

La peste negra: 75 millones


La peste negra o bubónica está relacionada históricamente con la Edad
Media y los siglos posteriores a esta. La enfermedad está causada por la
bacteria Yersinia pestis, un agente todavía activo en poblaciones
pequeñas y zonas rurales y que provoca grandes y desagradables
ampollas. Se propaga a través de parásitos como las pulgas y necesita de
las ratas como reservorio.

Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH): más de 25 millones


También conocido como Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida o
SIDA. Este virus es la quinta pandemia mundial más importante, y también
parte notable de nuestra historia moderna. Es también protagonista de la
historia de la cultura pop. Está provocado por un retrovirus, y fue
descubierto por Luc Mantagnier en Francia. Provoca básicamente que el
sistema inmunológico funcione de manera deficiente. Por tanto, no es el
virus en sí el que provoca la muerte, sino las infecciones, incluso la más
mínima, que puedan contraer los afectados.

El VIH se ha cobrado la vida de más de 25 millones de personas y


actualmente todavía sigue siendo un peligro. Se transmite mediante
contacto directo con mucosas o la sangre. Además existen ciertos
tratamientos y algunos descubrimientos muy prometedores para mejorar la
calidad de vida o incluso tratar en cierta medida la infección.

La plaga de Justiniano: cerca de 25 millones


Esta pandemia, comenzó en el siglo VI en el Imperio Bizantino. Aunque no
se tiene la certeza absoluta, probablemente la peste fue causada por una
cepa de Yersinia pestis, la misma bacteria causante de la peste bubónica
o negra. Las últimas investigaciones relacionan abiertamente ambos
organismos, pudiendo ser incluso el mismo, de idéntica línea genética.
La tercera pandemia: aproximadamente 12 millones
Así se denomina comúnmente a la tercera pandemia de peste bubónica
que comenzó en la provincia de Yunnan en China en el siglo XIX. Esta
pandemia estuvo activa hasta 1959 y provocó en apenas una década la
muerte de más de 12 millones de personas. La Yersinia pestis vuelve a ser
protagonista, en esta ocasión en Asia, donde Manchuria y Mongolia han
sido las zonas más castigadas por la pandemia.

Tifus: cerca de 4 millones


El tifus, que no hay que confundir con las fiebres tifoideas, está provocado
por el género de bacterias Rickettsia y representa una de las pandemias
de la actualidad. Transmitido por vectores como los insectos y otros
artrópodos, el tifus provoca fiebres altas, exantema y otra serie de
desagradables consecuencias. Normalmente afecta a poblaciones rurales
o muy aisladas. Aunque el tifus ha matado a más de 4 millones de personas
a lo largo de su historia, no supone un peligro demasiado grave en el
mundo moderno.

El Cólera: unos 3 millones


El cólera es una pandemia actual causada por la bacteria Vibrio cholerae.
Además de fiebres y dolor abdominal, el cólera suele matar a los
afectados por deshidratación, que en muchos casos es prácticamente
imposible de parar debido a la velocidad a la que se pierde agua por la
diarrea. Para detener el cólera se deben tratar con cautela los alimentos y
el agua, principales focos de infección. El cólera ha tenido tres grandes
pandemias, ocurridas en el siglo XIX, y epidemias muy extensas en el siglo
XX cuya suma total supera los tres millones de muertos.

La gripe de Hong Kong: cerca de un millón


Fue una pandemia más de gripe, causada muy probablemente por una
variante de la gripe A H3N2. Aparecida durante el verano de 1968, podría
ser una cepa mutante que se propagó en muy poco tiempo por todo el
mundo siguiendo las mismas líneas de difusión que la llamada fiebre
asiática de 1957. Esta pandemia de gripe acabó con casi un millón de
personas en muy poco tiempo, y es una de las razones por las cuales saltan
las alarmas cada vez que se habla de la gripe, o de la gripe aviar.
AVANCES CIENTIFICOS Y TECNICOS
Vacunaciones
Dicho de forma breve, la vacunación es una
medida consistente en la administración de un
preparado ‒la vacuna‒, con el objetivo de evitar
la aparición de las enfermedades, habitualmente
infecciosas. causadas por el microorganismo
frente al que se vacuna. Se suele decir que la
persona vacunada está inmunizada frente a ese
microorganismo concreto.
La historia de las vacunas se remonta a la antigua
China, donde existen escritos del siglo XI en los
que se hace referencia a una forma primitiva de
vacunación, concretamente la conocida como
"variolización". La variolización es la inoculación
del pus de la viruela para provocar esta
enfermedad en una forma atenuada e inmunizar así al paciente. Esta
práctica no estaba exenta de riesgos, pues un cierto número de
vacunados contraían la viruela en una forma grave y morían. La
variolización fue introducida en Europa, concretamente en Gran Bretaña,
en 1721 por Lady Mary Wortley Montagu.
Sin embargo, la primera vacuna, concretamente contra frente a la viruela,
fue descubierta por Jenner, un médico rural inglés que en 1796 llevó a
cabo su experimento de inmunización con linfa de viruela vacuna; es
decir, de una forma de viruela propia de las vacas (de ahí el nombre de
vacuna). La idea se le ocurrió al escuchar a una granjera de su pueblo
decir que ella no cogería la viruela mala porque ya había cogido la de las
vacas. Esta mujer decía esto porque la viruela de las vacas era una
enfermedad que producía una erupción en sus ubres, y los ordeñadores de
las vacas podían contraer esta enfermedad, la cual les protegía frente a la
viruela de los humanos. Jenner, que era un profundo observador, estuvo
veinte años estudiando este fenómeno y la forma de desarrollar el método
de inmunización, que culminó con la creación de su vacuna.
Después de Jenner, fue Louis Pasteur el que dio un gran paso adelante en
la historia de las vacunas, al demostrar que, al administrar una forma
debilitada o atenuada del microorganismo que produce la infección se
consiguen unas defensas más puras que introduciendo un germen
productor de otra enfermedad similar a la que se quiere prevenir, como
había hecho Jenner.
Pasteur desarrolló la vacuna contra el cólera de las aves y contra el
carbunco aplicando su descubrimiento sobre la atenuación.
En 1885 Pasteur administró la vacuna de la rabia a Joseph Meister, un niño
de nueve años de edad. Este experimento armó un gran revuelo y fue muy
censurado porque suponía la introducción deliberada de un
microorganismo mortal en el cuerpo humano. Naturalmente, se trataba de
un microorganismo debilitado tratado de forma conveniente en su
laboratorio, y el éxito del experimento fue rotundo.
A finales del siglo XIX se registró el desarrollo de vacunas de
microorganismos muertos frente al tifus, el cólera y la peste.
El siguiente paso en el desarrollo de las vacunas fue la inactivación
química de toxinas. Así se consiguieron los primeros toxoides: tétanos y
difteria.
La vacuna contra la tuberculosis se desarrolló en 1909. Otras vacunas
desarrolladas en este periodo fueron la vacuna contra la fiebre
amarilla (1935) y la vacuna contra el virus influenza A (1936).
La edad de oro de la vacunación comenzó en 1949. Después de la
vacuna de la poliomielitis, se desarrollaron vacunas frente al sarampión, la
parotiditis y la rubéola. La vacuna contra la varicela se creó en la década
de los 70 en Japón.
Otra de las vacunas de microorganismos vivos introducidas en esa época
fue la vacuna antitifoidea.
Además de en el campo de las vacunas de microorganismos vivos, se
avanzó en el desarrollo de las vacunas inactivadas frente a la poliomielitis,
la rabia, la encefalitis japonesa y la hepatitis A. En 1954 se creó una vacuna
contra la poliomielitis.
Durante las décadas de 1970 y 1980 se introdujeron las vacunas formuladas
con proteínas purificadas o polisacáridos capsulares, que ya no aportaban
células o microorganismos completos, sino una pequeña parte de los
mismos, suficiente para crear respuesta defensiva frente a la enfermedad.
Ejemplos de ellas son la vacuna antimeningocócica, la vacuna
antineumocócica y la primera generación de vacunas frente
al Haemophilus influenzae tipo B.
Posteriormente se inició la era de las vacunas conjugadas, y más adelante
el uso de la ingeniería genética para la formulación de vacunas ADN
recombinantes, como la de la hepatitis B, autorizada en 1986.
En realidad, se puede decir que, como ocurre en otras áreas de la
Medicina, la historia de las vacunas no ha hecho más que comenzar, y se
continúa investigando para crear nuevas vacunas para viejas o nuevas
enfermedades, como es el caso del sida.
Microscopio

El microscopio (del griego μικρός


micrós, ‘pequeño’, y σκοπέω
scopéo, ‘mirar’)1 es una
herramienta que permite observar
objetos que son demasiado
pequeños para ser observados a
simple vista. El tipo más común y el
primero que fue inventado es el
microscopio óptico. Se trata de un
instrumento óptico que contiene dos lentes que permiten obtener una
imagen aumentada del objeto y que funciona por refracción. La ciencia
que investiga los objetos pequeños utilizando este instrumento se llama
microscopía.

Microscopio compuesto fabricado hacia 1751 por Magny. Proviene del


laboratorio del duque de Chaulnes y pertenece al Museo de Artes y
Oficios, París.

El microscopio fue inventado por Zacharias Janssen en 1590. En 1665


aparece en la obra de William Harvey sobre la circulación sanguínea al
mirar al microscopio los capilares sanguíneos, y Robert Hooke publicó su
obra Micrographia.

1590: Zacharias Janssen, un holandés de 10 años, se considera el creador


del primer microscopio compuesto, formado por varias lentes en un tubo.
(Sospechamos que su padre, fabricante de monóculos, quizá le echó una
manita.)

1609: Galileo llamó a su microscopio compuesto, con una lente cóncava y


otra convexa, occhiolino (ojito). El entusiasmo con este aparato le llevaría
pronto a experimentar con telescopios.

1625: Giovanni Faber, médico papal alemán y uno de los colegas de


Galileo en la Academia de los Linces, acuña el término microscopio. Desde
luego, suena más formal que occhiolino.
1665: El científico inglés Robert Hooke publica el primer best-seller científico,
Micrographia, donde aparecen dibujos de imágenes microscópicas.

1676: Antoine van Leeuwenhoek observa organismos unicelulares y otros


fenómenos diminutos con las lentes esféricas de súper aumento que
fabrica, y que mantiene en secreto.

1931: Los científicos alemanes Ernst Ruska y Max Knoll construyen el primer
microscopio de electrones.

1955: El físico alemán Erwin Müller y el estudiante Kanwar Bahadur fueron


los primeros en ver un átomo con un microscopio de iones en campo. La
declaración oficial de Müller: “Átomos, ja, átomos”.

1971: La amenaza de Andrómeda, una película apocalíptica basada en la


novela homónima de Michael Crichton, muestra al mundo que los mayores
horrores se pueden ver al microscopio.

2000: La serie de televisión CSI hace por el microscopio lo que el detective


Sherlock Holmes ya hizo en su día por la lupa.

2010: El microscopio se vuelve de verdad microscópico cuando el profesor


Aydogan Ozcan de la Universidad de California (UCLA) inventa una versión
sin lente que pesa lo mismo que un huevo grande. Con un led y un sensor
digital, crea imágenes holográficas.

2012: La Universidad de Victoria, en Canadá, instala el microscopio de


electrones más poderoso del mundo en su departamento de Microscopía
Avanzada. Con más de cuatro metros de alto y 50 lentes, puede aumentar
la imagen de la muestra más infinitesimal hasta 20 millones de veces. Pero
el tamaño sigue importando: las muestras tienen que ser de una milésima
de un pelo humano.
Edward Jenner

Fue un afamado investigador, médico rural y poeta de inglaterra, cuyo


descubrimiento de la vacuna antivariólicatuvo trascendencia definitoria
para combatir la viruela, enfermedad que se había convertido en una
terrible epidemia en varios continentes. Era también llamado como
el sabio-poeta debido a la pasión que sentía por escribir y manifestar sus
sentimientos a través de esta faceta de la Literatura. También amaba
la Música y la Naturaleza.

El gran descubrimiento

Por entonces la viruela se había convertido en una tremenda plaga que


azotaba fundamentalmente a Europa y América, y en forma
cuantitativamente seria; y si bien era difícil descubrir un método que la
pudiera combatir, fue que Edward Jenner estando de visita en una granja,
puso particular atencion al comentario de una joven que aseveró: Yo no
voy a enfermarme nunca de viruela porque estoy Vacunada (esto era
debido a que la muchacha se dedicaba a ordeñar a las vacas). De este
razonamiento Jenner hizo una profunda investigación llegando a
comprobar que todos los que realizaban esta tarea se habían inmunizado
contagiándose de "viruela boba".

La viruela boba es una leve manifestación de viruela que se produce casi


siempre en las ubres de las vacas. Jenner, notó entonces que los que
habían sufrido previamente viruela vacuna - enfermedad de las vacas que
causa sólo síntomas de poca importancia en el hombre- demostraban
resistencia cuando se exponían a la enfermedad, por lo tanto extrajo pus
de una pústula de la mano de Sarah Nelmes, una ordeñadora que había
contraído la viruela de su vaca lechera, y el 14 de mayo de 1796 inoculó a
un joven llamado James Phipps (el cual no había padecido la afección), y
a raíz de tal experimento dicho joven quedó inmunizado.

Información a destacar

Regaló a James Phips (el joven que se prestó a su primera experiencia con
la vacuna) una casa y, en torno a ella, plantó un jardín de flores que el
mismo se encargaba de cuidar. y asi se convirtió en un medico famo -so
Louis Pasteur

Químico y bacteriólogo francés. Sus investigaciones fueron un importante


aporte en el área de las ciencias naturales, específicamente, en
la Microbiología y la química. Su descubrimiento más conocido es el
proceso conocido como pasteurización, mediante el cual se eliminan las
bacterias patógenas por medio de la aplicación de calor.

Contribuciones para la historia

Las contribuciones de Pasteur a la ciencia fueron numerosas, y se iniciaron


con el descubrimiento de la isomería óptica (1848) mediante la
cristalización del ácido racémico, del cual obtuvo cristales de dos formas
diferentes, en lo que se considera el trabajo que dio origen a la
estereoquímica.

Descubrimientos

En 1865 Pasteur descubrió los mecanismos de transmisión de la pebrina,


una enfermedad que afecta a los gusanos de seda y amenazaba con
hundir la industria francesa. Estudió en profundidad el problema y logró
determinar que la afección estaba directamente relacionada con la
presencia de unos corpúsculos –descritos ya por el italiano Cornaglia – que
aparecían en la puesta efectuada por las hembras contaminadas. Como
consecuencia de sus trabajos, enunció la llamada teoría germinal de las
enfermedades, según la cual éstas se deben a la penetración en el cuerpo
humano de microorganismos patógenos. Después de 1870, Louis Pasteur
orientó su actividad al estudio de las enfermedades contagiosas, de las
cuales supuso que se debían a gérmenes microbianos infecciosos que
habrían logrado penetrar en el organismo enfermo. En 1881 inició sus
estudios acerca del carbunco del ganado lanar, y consiguió preparar una
vacuna de bacterias desactivadas, la primera de la historia. Fue elegido
en el año 1882 miembro de la Academia Francesa.

La continuación de sus investigaciones le permitió desarrollar la vacuna


contra la rabia, o hidrofobia, cuyo virus combatió con una vacuna lograda
mediante inoculaciones sucesivas en conejos, de las que obtenía extractos
menos virulentos. La efectividad de esta vacuna, su última gran aportación
en el campo de la ciencia, se probó con éxito el 6 de julio de 1885 con el
niño Joseph Meister, que había sido mordido por un perro rabioso y,
gracias a la vacuna, no llegó a desarrollar la hidrofobia. Este éxito
espectacular tuvo una gran resonancia, así como consecuencias de orden
práctico para el científico, quien hasta entonces había trabajado con
medios más bien precarios.
CONSECUENCIAS DE LAS EPIDEMIAS

SALUD

Las epidemias pueden ser consecuencia de otros desastres, como


tormentas tropicales, inundaciones, terremotos, sequías, etc. Pueden
afectar también a animales y causar desastres económicos locales.

En general, en la respuesta a epidemias, la Cruz Roja y la Media Luna Roja


dan prioridad a la sensibilización, la promoción de medidas eficaces, la
movilización social basada en actividades voluntarias y el apoyo de
logística (transporte, almacenes, etc.). En muchos casos, el apoyo de la
Federación complementa la actuación de los organismos de las Naciones
Unidas.

Raramente, la gripe aviar puede causar infecciones graves en personas.


Existen muchas cepas o variedades diferentes de virus de la gripe aviar.
Pertenecen a un subgrupo de virus de la gripe que incluye también al que
todos los años causa en todo el mundo los brotes estacionales entre las
personas.

ECONOMICOS

Evaluar las consecuencias económicas de una eventual pandemia de


gripe porcina es difícil por el momento, pero las estimaciones en cifras
realizadas en el caso de la gripe aviar y de la neumonía atípica (SRAS)
pueden dar una idea de su alcance.

En 2006, el Banco Mundial elaboró un registro con diversos indicadores que


ilustraban las consecuencias económicas de las enfermedades animales.

Estos medían, por ejemplo, las pérdidas de productividad, de ingresos de


los sectores que utilizan los recursos animales (agricultura, transporte...) el
impacto en sectores indirectos como el turismo o el ocio, y costos de la
prevención y del control (en el gasto público).
DEMOGRAFICOS

La mortalidad catastrófica es aquella en que el número de defunciones excede


lo habitual. Es producida por algún hecho excepcional, sea una epidemia, una
guerra o una devastación natural (terremoto, erupción volcánica, etc). Tiene
repercusiones sobre todos los niveles de la población, y no solo sobre los más
expuestos, como es el caso de los ancianos. Sus consecuencias económicas y
sociales son notables.

En la mortalidad catastrófica del Antiguo Régimen incidían especialmente


las epidemias, provocadas por enfermedades de carácter infeccioso y fácil
difusión, en un contexto de escasa higiene y mala alimentación. Una vez se
desataba una epidemia, ésta remitía únicamente de forma espontánea, sin el
concurso de una medicinaescasamente desarrollada y carente de suficientes
recursos científicos para atajar el mal.

A veces, los brotes epidémicos alcanzaban singular virulencia y extensión, dando


lugar a pandemias que trascendían las fronteras de regiones y estados,
originando un brusco y generalizado descenso demográfico.
Es clásico el ejemplo de la PESTE NEGRA, desencadenada en 1348 en la Europa
medieval y que alcanzó gran repercusión por su virulencia, duración y extensión.

POLITICOS

Estas políticas neoliberales del FMI, que están causando el enorme


empobrecimiento del sector público, incluyendo las infraestructuras de
saneamiento y sanitarias públicos, tienen un impacto muy negativo en los países
más desarrollados económicamente (la planta del Hospital Carlos III en Madrid
dedicada a enfermedades infecciosas –donde ahora está ingresada la
enfermera contagiada por el Ébola- había sido cerrada como consecuencia de
los recortes del gasto público, resultado de las políticas de austeridad de la
Comunidad de Madrid y del gobierno Rajoy), y tienen también un impacto,
repito, devastador en los países mal llamados pobres (como Liberia, Sierra Leona y
Guinea).
EPIDEMIAS DE LA ACTUALIDAD

Viruela
La viruela es una enfermedad causada por el virus Variola mayor. Algunos
especialistas dicen que a lo largo de los siglos mató a más personas que todas las
otras enfermedades infecciosas juntas. La vacunación en todo el mundo detuvo
la diseminación de la viruela hace tres décadas. El último caso se reportó en 1977.
Dos laboratorios de investigación aún guardan pequeñas cantidades del virus. Los
especialistas temen que los bioterroristas puedan utilizar el virus para diseminar la
enfermedad.
La viruela se disemina fácilmente de una persona a otra. Los síntomas se parecen
a los de la gripe e incluyen:

 Fiebre alta
 Fatiga
 Dolores de cabeza
 Dolor de espalda
 Una erupción en la piel con llagas rojas y planas
No existe tratamiento. Líquidos y medicinas para el dolor o la fiebre pueden
ayudar a controlar los síntomas. La mayoría de las personas se recupera, pero
algunas pueden morir. Aquellos que se recuperan pueden terminar con cicatrices
severas.

Estados Unidos interrumpió la vacunación de rutina contra la viruela en 1972. Los


militares y otros grupos de alto riesgo continúan vacunándose. Estados Unidos ha
aumentado el suministro de la vacuna en años recientes. La vacuna hace que
algunas personas se sientan enfermas, por ello los médicos las reservan para
aquellos con mayor riesgo de contagio.

Tuberculosis
La tuberculosis (TB) es una infección bacteriana causada por un gérmen
llamado Mycobacterium tuberculosis. La bacteria suele atacar los pulmones, pero
puede también dañar otras partes del cuerpo. La TB se disemina a través del aire,
cuando una persona con TB pulmonar tose, estornuda o habla. Si ha estado
expuesto debería consultar a un médico para someterse a los exámenes. Hay
más probabilidades de que usted se contagie con TB si tiene un sistema
inmunitario debilitado.
Los síntomas de la TB pulmonar pueden incluir:

 Tos severa que dure tres semanas o más


 Bajar de peso
 Toser y escupir sangre o mucosidad
 Debilidad o fatiga
 Fiebre y escalofríos
 Sudores nocturnos
Si no se trata adecuadamente, la TB puede ser mortal. Por lo general la TB activa
puede curarse con varios medicamentos durante un período largo de tiempo. Las
personas con TB latente pueden tomar medicamentos para no desarrollar TB
activa.

VIH y sida
VIH significa virus de la inmunodeficiencia humana. Éste daña el sistema
inmunitario mediante la destrucción de los glóbulos blancos que combaten las
infecciones. Esto lo pone en riesgo de contraer infecciones graves y ciertos tipos
de cáncer. Sida significa síndrome de inmunodeficiencia adquirida. Es la etapa
final de la infección con el VIH. No todas las personas con VIH desarrollan sida.
El VIH suele contagiarse a través de relaciones sexuales sin protección con una
persona infectada. También puede propagarse por intercambio de agujas para
inyectarse drogas o por contacto con la sangre de una persona infectada.
Las mujeres pueden infectar a sus bebés durante el embarazo o el parto.
Los primeros síntomas de la infección por VIH pueden ser inflamación de los
ganglios y síntomas parecidos a la gripe. Estos pueden aparecer y desaparecer
dentro de dos a cuatro semanas. Los síntomas graves pueden no aparecer hasta
meses o años después.

Con un análisis de sangre se puede saber si una persona tiene una infección por
VIH. El profesional de la salud puede realizar la prueba o llamar para una
derivación a la línea nacional 1-800-CDC-INFO (en español y en inglés, las 24
horas del día, 1-800-232-4636; 1-888-232-6348 - TTY).

Una prueba de sangre puede determinar si usted tiene la infección por VIH. Su
médico puede hacerle la prueba, o se puede utilizar un kit en casa. Para
encontrar sitios de prueba gratuitas, llame a la línea de referencia nacional al 1-
800-CDC-INFO (1-800-232-4636 en inglés y en español; 1-888-232-6348 TTY). No
tiene cura, pero hay muchos medicamentos que combaten la infección por VIH y
reducen el riesgo de infectar a otros. Las personas que reciben tratamiento
temprano pueden vivir con la enfermedad durante un largo tiempo.
Las estrategias para reducir el riesgo de infección por VIH incluyen no tener
relaciones sexuales, limitar el número de parejas sexuales, nunca compartir agujas
y usar condones de la manera correcta cada vez que tenga relaciones sexuales.
Las personas que están en alto riesgo pueden tomar medicamentos para la
prevención del VIH.
Influencia
La gripe es una infección respiratoria causada por cierto número de virus. El virus
se transmite por el aire e ingresa al organismo a través de la nariz o la boca. Entre
el cinco y 20 por ciento de las personas en los Estados Unidos tiene gripe todos los
años. La gripe puede ser grave, incluso mortal, entre los ancianos, recién nacidos
y personas con ciertas enfermedades crónicas.

Los síntomas de la gripe aparecen súbitamente y son peores que los del resfrío.
Pueden incluir:

 Dolores en el cuerpo y los músculos


 Escalofríos
 Tos
 Fiebre
 Dolor de cabeza
 Dolor de garganta
¿Es un resfrío o una gripe? Los resfríos raramente causan fiebre o dolores de
cabeza. La gripe casi nunca provoca malestar estomacal. En inglés, a veces se
habla de "stomach flu" ("gripe estomacal") pero esto no es realmente una gripe
sino una gastroenteritis.
La mayoría de la gente se recupera de la gripe sin tratamiento médico. Las
personas que tienen síntomas, aunque no sean muy severos, deben evitar el
contacto con otras personas y quedarse en casa. Sólo deberían salir para recibir
tratamiento médico si es necesario. Puede ser que el proveedor de cuidados de
salud le recete medicamentos para ayudar a su cuerpo a combatir la infección y
sobrellevar los síntomas.

La principal forma de evitar que se contagie la gripe es aplicarse


una vacuna anual. Una buena higieneincluyendo el lavado de manos también
puede ayudar.