Sunteți pe pagina 1din 2

Introducción

El uso del microscopio es un instrumento de precisión que permite al estudiante


identificar y describir a través de uso de las partes que componen el sistema
mecánico, óptico y de iluminación observar y describir la estructura de
microorganismos.
El microscopio es un instrumento que permite a través del uso de las partes
ópticas y mecánicas que facilita observar estructuras microscópicas de los seres
vivos, que el ojo humano no puede ver ni describir, amplifica la imagen de un
objeto pequeño, siendo el instrumento más utilizado en los laboratorios donde se
estudian microorganismos.

En general, un microscopio está compuesto de dos elementos, los cuales


constituyen un sistema similar a un telescopio: a) lentes primarias amplificadoras y
b) lentes secundarias. Estos sistemas se denominan objetivo y ocular,
respectivamente, y están montados en los extremos opuestos de un tubo cerrado,
de forma que el primero se encuentra en el punto focal del segundo.
Microscopio óptico simple la lente convexa doble, cuya distancia focal es corta.
Estas lentes pueden aumentar un objeto hasta 15 veces. También se les
denomina microscopios de bajo poder. Existen pal menos dos tipos de
microscopios de bajo poder: monoculares y binoculares.
Microscopio óptico complejo disponen de varias lentes con las que se consiguen
aumentos mayores, pudiendo inclusive aumentar un objeto más de 2.000 veces.
Hipótesis

Vamos a averiguar las partes del microscopio, fijándonos en todas las partes que contiene
desde el principio al
final.
Si se aprendiera el correcto uso del microscopio en esta práctica entonces se
evitarían accidentes y además se observarían los diferentes microorganismos en
el transcurso del curso.