Sunteți pe pagina 1din 141

Página | 1

Página | 2
Página | 3

COSMIC BOUNTY

The Quads of Galafrax

Angela Castle
Capítulo uno

Página | 4

Distraído por sus pensamientos, Lord Gol X'Hani de Galafrax se chocó con uno de los
muchos extraterrestres que vagabundeaban por el mercado de operaciones interespecies de
Highbrin. Cuando el Gerrob giró para fulminarlo con la mirada, su enojo rápidamente se
transformó en miedo al darse cuenta de quién era al que había insultado.

-"Oh, lo lamento", murmuró el Gerrob, el miedo brillando en sus ojos amarillos.

Gol vio a la criatura escabullirse.

Hul empujó al hombro de Gol, la diversión brillando en sus brillantes ojos dorados.
"Haciendo amigos de nuevo, hermano?"

Otros alienígenas sabiamente les dieron un amplio espacio, ya que era bien sabido que los
machos de las especies Demos de Galafrax eran famosos como soldados formidables. Con
una piel endurecida y de color rojo oscuro y grandes cuerpos, se mantenían firmes y
orgullosos.

Atados a la cintura de sus uniformes rojos y negros más oscuros estaban sus láseres de batalla
y algunas cuchillas ocultas. Todos los soldados de Demos eran entrenados en combate con
cuchillas, porque si la tecnología les fallaba, una espada nunca lo hacía.

El viaje lateral al mercado era tan necesario como el entrenamiento y la lucha, pero tenía un
efecto secundario. Los hombres de Demos anhelaban y necesitaban liberación sexual, tanto
como ansiaban la batalla; las consecuencias los dejaban necesitados y con ganas.

Se estaba convirtiendo en un problema creciente. Las hembras Demos podían tener hasta
cuatro pares de quads1 masculinos en sus vidas emparejadas. Las familias grandes se estaban
volviendo más raras. Y tristemente, cuando nacía una mujer, era un evento singular y cada
vez menos frecuente en los siglos pasados.

Con tantos quads de Demos en comparación con las mujeres, había cada vez más luchas
Página | 5
internas entre los quads y las viviendas, así como un mercado clandestino en mujeres
secuestradas.

Como de costumbre, los traficantes de droides sexuales obtendrían grandes ganancias con un
escuadrón de soldados Demos en la estación. Muchos hermanos quad se dirigian
directamente a los puestos de droides de placer en el momento en que atracaban, ansiosos por
saciar su lujuria antes de regresar a la soledad de sus cápsulas cuádruples.

Desde la invención de los droides sexuales, se ayudó a aliviar gran parte de las peleas y
tensiones creadas al tener menos mujeres para satisfacer sus necesidades. Ahora había un
droide de placer en casi todas las cápsulas Demos en Galafrax.

En este momento, necesitaba mantenerse al mando de su cuerpo y sus tropas. No podía dejar
que los deseos de su cuerpo lo controlaran. Él era el comandante de su escuadrón, ¡maldita
sea!

La mirada de Gol recorrió la mercancía en los puestos de los comerciantes. Cada puesto
estaba unido a una escotilla grande y ovalada. Los transbordadores más pequeños
simplemente se acoplarían, abrirían sus escotillas y organizarían su mercancía para la venta.

Una pequeña multitud se reunia alrededor del puesto de un vendedor. Gol podía escuchar
gritos elevados, lo que llamó la atención de Hul y la de él.

-"¿Problema? ¿Piensas? "Hul, su hermano, empujó hacia adelante, tratando de ver de qué se
trataba la conmoción.

Gol se abrió paso entre la multitud, deteniéndose en el borde del semicírculo para ver un
Piclar Water Fish y un Felino Kalen en una acalorada discusión. Entre ellos, tiraban de una
criatura pequeña y pálida. Largos, cabello castaño oscuro caía sobre sus hombros y su
espalda.

Estaba claro que la criatura era mujer. Gol la miró, aturdido por su belleza. Su mirada
1
(Quads, cuartetos)
recorrió su cuerpo, claramente visible a través del material puro y dorado que la cubría.
Globos llenos y redondeados se sacudían y se movían con cada tirón empujando de su
cuerpo. Gol sabía que si los tocaba serían suaves. Le picaban los dedos por hacer eso, tocarla.

Las mujeres de Demos eran muy parecidas a sus homólogos masculinos, solo que eran más
Página | 6
delgadas y ligeramente más bajas. Gol no podía apartar su mirada de sus redondeadas y
peligrosas curvas.

Aspirando con fuerza, su cuerpo reaccionó. Su vara se engrosó contra la sujeción de sus
pantalones. Comenzó a palpitar con una necesidad dolorosa. Sabía que los lubricantes
naturales ya estarían cubriendo su longitud, listos para penetrar a la hembra. A su lado, podía
oler la profunda excitación de su hermano, quien también se vio claramente afectado por la
vista de la exuberante hembra. Sus cuerpos y mentes ya estaban de acuerdo. Ellos la querían.
Gol miró a Hul con comprensión. La tendrían.

Gol podía ver el oscuro triángulo de cabello entre sus piernas. Las similitudes visuales entre
sus especies eran evidentes. Gol apostaría que ella sería compatible sexualmente con ellos.

Las bandas de oro alrededor del cuello de la atractiva criatura indicaban que estaba en venta.
Aunque no había mercados de esclavos en la estación del comerciante, eso no significaba que
no ocurrieran de vez en cuando.

Mientras el alienígena para la venta no formara parte de la Alianza Galáctica, los esclavos
podían ser comprados y vendidos libremente. Como Gol nunca había visto este tipo de
especies antes, sabía que ella cayó fuera de la jurisdicción Hellious.

Lo que llamó la atención de Gol fue la manera molesta en que rodó sus grandes y
cautivadores, claros ojos verdes, mientras los aliens tiraban de ella entre ellos. El brillo de
inteligencia era obvio. Las bandas alrededor de sus muñecas le impedían moverse o
contraatacar, y había un inhibidor vocal presionado contra su garganta.

¿Por qué la silenciaron?

-"No se puede superar mi apuesta por la mujer después de que mi oferta fue aceptada", gruñó
el Kalen. "¿De qué sirve una criatura como esta para un Piclar?" El Kalen tiró con fuerza
sobre la parte superior del brazo de la cautiva. La vio hacer una mueca de dolor antes de
tropezar, derrumbarse pesadamente en el sucio piso del mercado.
La ira rodó en Gol más rápido que una tormenta de fuego. Tomaría medidas antes de perder
el delicioso premio que tenía ante él. Avanzando hacia adelante, empujó a los alienígenas que
se peleaban fuera del camino y recogió a la hembra.

Sus ojos se abrieron en pánico. Ella luchó en sus brazos.


Página | 7

-"Tranquila, pequeña, estoy aquí para ayudarte", susurró cerca de su oreja.

Un claro escepticismo brilló en su mirada, mientras lo miraba fijamente, pero ella calmó sus
forcejeos, colgando contra él.

Gol dirigió su atención al vendedor en el puesto.

-"Vendedor", le espetó al Jorval. Su robusto cuerpo se apresuró a ir hacia adelante, sus orejas
se elevaron por encima de su cabeza y se crisparon sus nervios, lo que indicaba su angustia.
Los Jorvals eran conocidos por ser los carroñeros de las galaxias. Muchos de los puestos en el
mercado eran administrados por ellos.

-"Soy Norp, dueño de la mascota", dijo el Jorval, dándole una rápida reverencia de respeto.

Gol desenganchó su bolsa de crédito y arrojó todo hacia la escoria. Lo atrapó con obvio
júbilo en su rajados, ojos oscuros. "Tres mil créditos. ¿La mujer es mía, a menos que alguien
desee disputar mi compra? "Dirigió una mirada fulminante a los que observaban. Hul
intervino también, de pie junto a Gol, con la mano apoyada en la empuñadura de su arma.

-"¡Se vendió la hembra, no más ofertas!" Norp declaró lo suficientemente alto para que los
reunidos lo escucharan.

El felino Kalen parecía completamente irritado por la interferencia de Gol, pero parecía
entender mejor que enojar a un soldado Demos. Siseó a los espectadores. Se separaron para
dejarlo pasar. El Piclar simplemente se escabulló entre la multitud.

La mujer lo miró con los ojos muy abiertos, el cansancio y el miedo mezclados en sus claras
profundidades verdes. Ella mordisqueó su labio inferior, y su pequeño cuerpo tembló en sus
brazos. Le gustaba la sensación suave y sedosa de ella contra él. Deseó no llevar puesto su
Página | 8
uniforme de batalla, para cosechar todos los efectos de ella, mientras la apretaba contra su
pecho.

-"No temas, estás a salvo ahora", intentó tranquilizarla.

Gol respiró su olor; nunca había olido nada tan fresco y dulce en todos sus días. Sus brazos se
apretaron alrededor de la pequeña y temblorosa hembra.

-"Dispérsense, no hay nada más que ver aquí", ladró Hul a los que todavía miraban. La
multitud se apresuró a volver a sus asuntos, aunque algunos todavía les lanzaban miradas
persistentes.

Gol se volvió hacia el vendedor, no deseoso de dejar a la mujer en sus brazos. Su pequeño
cuerpo era suave, pero muy cálido.

-"Quiero deshacer sus uniones".

-"Mi señor, tal vez debería advertirle...”

-"¿No oíste su orden, vendedor?", Espetó Hul.

Gol la puso de pie con un brazo alrededor de su pequeña cintura, mientras el vendedor se
apresuraba y con manos temblorosas obedecía.
-"Pero esté sobre su cabeza, mi señor, no se diga que no le advertí. La mujer es peligrosa”.

Página | 9
-"¿Peligrosa?" Volvió a mirar a la mujer. Lo único peligroso que podía ver era la capacidad
de tenerlo duro. En el pasado, él codició mujeres, pero nunca a alguien le afecto así, con cada
pequeño movimiento, cada pequeño, suave gimoteo o airada mirada. Lo llevaba casi más allá
de la razón, deseando joderla, aquí y ahora, tomarla, reclamarla.

Con sus muñecas libres, ella inmediatamente las frotó.

Él colocó un dedo debajo de su barbilla, inclinándolo hacia arriba para quitar el inhibidor de
voz de su garganta. Se lo arrojó al Jorval, quien lo atrapó, antes de metérselo en el bolsillo.

-"¿Eres peligrosa, pequeña mascota?"

-"Solo para aquellos que me cabrean", dijo, su voz suave y ronca.

El sonido lavó sobre su cuerpo, enviando más sangre a su polla, haciéndola palpitar casi hasta
el punto del dolor. Un dolor que dio la bienvenida, mientras luchaba mentalmente para
mantener el control de su cuerpo. Soy un soldado, no perderé el control. Gol apretó los
puños, manteniéndose rígido, repitiendo sus palabras una y otra vez en su mente.

Ella dirigió una mirada enojada en dirección del vendedor.

Los ojos rasgados del vendedor se abrieron y se retiró a su puesto. Gol soltó una carcajada.
La mujer saltó hacia atrás, sorpresa registrándose en su rostro expresivo. Gol la soltó, y ella
retrocedió varios pasos y tropezó. Hul se movió rápidamente, atrapándola antes de llegar al
suelo.

-"Ahh, gracias". Ella lo miró.


La sonrisa de Hul se ensanchó. "De nada, pequeña mascota".

Página | 10
Sus bonitas y delicadas cejas fruncidas. Ella se encogió de hombros de los brazos de Hul.

Gol pudo ver que Hul era tan reacio a dejarla ir, pero lo hizo. Ambos la miraron mientras se
tambaleaba un poco, antes de estabilizarse.

Ella se enderezó, mirando entre ellos.

-"Um, ¿me disculpan un momento?", Preguntó, aunque su tono sugería que a ella le
importaba poco si lo hicieran.

Los hermanos asintieron. La pequeña mujer acechó al vendedor y desapareció en la


lanzadera. Gol y Hul se miraron curiosamente el uno al otro. No les preocupaba que intentara
escapar, ya que no había forma de salir de la cápsula de transporte, excepto por la forma en
que entró. "Nunca he visto gente como esa mujer. Ella es muy similar a la nuestra si no es por
lo pálida, suave y pequeña que es ", anotó Hul. "Quiero probar en ver si ella es compatible,
entonces podemos...”

Un fuerte estrépito y un grito de dolor hicieron que los hermanos saltaran a la acción. Gol se
abrió paso primero hacia la lanzadera. Se detuvo en seco al ver a la mujer de pie junto al
vendedor, que gemía con sangre en su rostro. La pequeña mujer sostenía un trozo de tubo en
su mano temblorosa.

-"¡La próxima vez, lo pensarás dos veces antes de secuestrar a un humano, alíen-hijo
de-perra!", Gritó y pateó el Jorval con su pie desvestido y delicado. El vendedor Jorval chilló
de dolor; ella lo pateó directamente en su órgano sexual. Incluso Gol no pudo evitar
estremecerse.

-"Creo que es posible que hayamos comprado una víbora de fuego". Hul se rió entre dientes,
mirando por encima del hombro de Gol, mirando por detrás.

Con un profundo suspiro, arrojó la tubería a un lado, y Gol relajó su postura. Al menos ella no
Página | 11 había planeado atacarlo con eso. No quería dañar a su nueva mascota si tenía que desarmarla.
Rebuscó alrededor de la basura que el vendedor había amontonado, antes de sacar una bolsa
cuadrada, que parecía estar cubierta con un material rojo oscuro y sintético. El color era casi
del mismo tono que la piel Demos. Ella lo colocó en un banco cercano y lo abrió.

Miraron con fascinación cómo sacaba las prendas, antes de arrancarse el material
transparente en el que había sido vestida. Verla completamente desnuda amenazó con el poco
control que Gol había mantenido sobre su cuerpo. Apenas pudo contener su gemido de puro
deseo. Hul no era tan sutil; ella giró sus brillantes ojos verdes hacia ellos ante el gruñido
lujurioso de su hermano.

-"Ni siquiera lo piensen", espetó, cubriendo su piel pálida y suave con tela. Una tela apretada
que ahora cubría sus piernas y la mitad inferior, mientras que una parte superior cubría sus
pechos llenos.

¿Cómo fue que Gol no lo pensó? Era una belleza, con una piel suave y pálida, cada curva
exuberante que rogaba ser tocada, lamida y explorada, hasta que se retorciera bajo su toque y
les suplicara que hundieran sus duras varas en ella. No había forma de controlar esos
pensamientos.

Cada uno y todos los demás estarían sobre el hielo. ¡Controlate! Tenía que mantener el
control por su bien y por el suyo. Todavía no tenían idea de esta hembra, su especie o incluso
si ella podía tomarlos como amantes. Pero el simple hecho de pensarlo lo hizo sentir
dolorosamente duro.

-"¿Son dos gemelos grandes?", Preguntó ella, deslizándose sobre finos zapatos, con mirada
cautelosa mientras los estudiaba con medio ojo.

-"Somos dos de cuatro", respondió Hul.


-"¿Dos de cuatro qué?". Se encontró con la mirada de Gol, su expresión cautelosa todavía en
su lugar.

Página | 12

-"Cuatro hermanos".

-"Cuatrillizos, está bien. Bien, "dijo, entregándole su bolso a Hul, quien lo tomó. "Mi nombre
es Katrina o Kat, para abreviar. Soy una humana de la Tierra, y solo qué diablos son ustedes
dos gigantes?

-"Soy Gol, este es mi hermano Quad Hul. Somos Demos de Galafrax ".

-"¿Demonios? Caramba, y yo solía pensar que los aliens eran historias fantásticas. Lo siento,
normalmente no soy una persona violenta, pero fui secuestrada por este imbécil aquí. Ni
siquiera se molestó en darme de comer. "Ella le dio una patada al vendedor una vez más.

-"Es comprensible." Gol suavizó su tono, no queriendo asustarla.

Ella les dio una expresión de esperanza. "Entonces, ¿por casualidad vas a llevarme de regreso
a mi planeta?"

Los hermanos intercambiaron miradas; ambos sabían que no tenían ningún deseo de dejarla
ir. Tenían otros planes.

-"Pagamos un buen crédito por ti, pequeña mascota, no deseo ..."


Ella agitó su pequeña mano desdeñosamente hacia ellos. Estaba claro que ya no les tenía
miedo. "Bien, bien, lo entiendo. Estoy realmente atrapada aquí con ustedes, ¿verdad?"

Página | 13 -"Tranquilízate, estás a salvo con nosotros". Gol quería que se sienta segura. Quería hacerla
sentir segura y atesorada, tanto como él quería enterrar su dolorosa vara profundamente en
ella y cabalgarla con fuerza hasta que ella gritara de placer. Pero, aún no sabía si ella sería
capaz de tomar un macho Demos.

Ella suspiró y se balanceó peligrosamente sobre sus pies. "Lo siento, muchachos, muchachos
rojos, casi me muero de hambre por un idiota alienígena. Tendrás que despertarme más
tarde." Katrina palideció aún más.

Él vio que sus párpados se agitaban y su cuerpo se hundía hacia el suelo. Gol se adelantó
rápidamente, tomándola en sus brazos mientras ella se derrumbaba.

-"Tengo en mi mente matar al Jorval por su maltrato", gruñó Hul, mirando por el hombro de
Gol, estudiando a la mujer ahora inconsciente. La preocupación de Hul por ella era evidente.

-"Debemos llevarla de regreso a la nave; la alimentaremos y haremos pruebas. Quiero saber


todo sobre nuestra nueva y pequeña mascota ".

Hul asintió con la cabeza. Sin perder otro momento, llevaron su compra de regreso a las
principales bahías de atraque.
Capitulo dos

Página | 14

La pesadilla de alguna manera se había convertido en un delicioso sueño erótico. Atrás


quedaron las extrañas criaturas, reemplazadas por gloriosos y musculosos tíos, cuya piel roja
querías lamer, solo para ver si era dulce de manzana.

Una voz profunda penetró en sus sentidos, enviando deliciosos escalofríos sobre su espina
dorsal, junto con algo cálido, acariciando su piel en un movimiento lento y acariciante.

-"Estaba severamente deshidratada y desnutrida, sin duda por el abandono del Jorval, pero
estará bien". La voz formal y seria la hizo tomar conciencia. Ella estaba acostada sobre algo
suave.

Oh, ¿cómo se llamaban de nuevo, Gol y Hul? Sí. ¿Cómo podía olvidar a los enormes
alienígenas de dos metros trece de alto y piel roja, con pelo negro y ojos del color del oro
fundido? Hmm, un sueño rubí y húmedo si alguna vez hubo uno.

Recordó los uniformes sin mangas que llevaban, que mostraban una gran cantidad de
músculos, que le contaban su inmensa fuerza. Y allí estaba, la pequeña Katrina Greendale, a
su merced. Ahora mismo debería estar absolutamente aterrorizada de lo que iban a hacer con
ella, sobre ella. Pero la mirada en los ojos de Gol de alguna manera sacó todo su miedo,
haciendo que deseara confiar en él, a pesar de todo.

De acuerdo, entonces ella estaba completamente loca. Secuestrada por aliens, y luego
confiando en los próximos que pagaron por ella, nada menos. Sí, sus sentidos estaban agudos
en este momento.

-"¿Y las otras pruebas?" Era la voz de Gol que se filtró por su mente.
-"Todos los escaneos son positivos. Físicamente, ella difiere muy poco de nuestras propias
mujeres, a excepción de sus montículos del pecho demasiado grandes ".

Página | 15 -"Considero que sus montículos son muy atractivos. Me gusta cómo se sienten en mis
manos".

Obviamente, él había tenido una buen toque de sus pechos mientras ella había salido de
cuentas. Por alguna razón, no se sintió repelida por la idea.

El otro alienígena sonaba igual que Gol, pero podía oír una pequeña diferencia. Aun así, era
una conversación extraña para estar despertando. Kat mantuvo los párpados cerrados,
deseando escuchar todo lo que pudiera antes de enfrentar la realidad y abrir los ojos.

-"¿Podemos montarla?"

Kat sintió que su estómago se apretaba ante su palabra 'montar'. Estaba claro que querían
tener sexo con ella. Su sexo se apretó ante la sola idea de eso. Maldita sea, ¿por qué su cuerpo
hambriento de sexo tenía que alegrarse con la idea? Incluso si, mentalmente, la asustaba,
bueno, un poco.

-"Ella tiene una estructura ósea frágil; si se intenta realizar el montaje, debe hacerse con
cuidado. No queremos causarle angustia o incomodidad ".

Con cuidado. Al menos les importa mi comodidad. Tal vez no sería tan malo después de
todo? Kat quería devolverle a su cerebro cordura.

-"¿Qué hay de hacerla nuestra Sheraz? Pagué más que el precio requerido por una novia
requerida. Ella ya nos pertenece ".
-"Sabes tan bien como yo, que una Sheraz tiene que ser una mujer libre, no una propiedad.
Deben elegir al conjunto de quad al que desean unirse. Además, no sé si ella es
genéticamente capaz de tomar nuestra descendencia. Ella es demasiado pequeña y delicada
para gestar quads ".
Página | 16

-"Me temo que si la liberamos, ella puede no elegirnos, pero la quiero tanto. Ya monté el
jodido droide dos veces. No estoy nada cerca de satisfecho. Alértame cuando ella se recupere
".

Kat ahora sabía que era la mano de Gol la que la había estado acariciando, haciendo que su
cuerpo hormigueara.

¿Qué es un jodido droide, y la follarían? Eran tan grandes, si el resto de ellos estaban en
proporción ... ¡Oh, Dios!

Al oír pasos y un zumbido de la puerta, Kat esperó que estuviera sola, pero por el movimiento
que la rodeaba sabía que no era así. Esto la excitó y la puso nerviosa.

¡Maldita sea, no podía pretender estar dormida por siempre! El hambre profunda y ardiente
en la boca de su vientre la obligó a actuar.

Respiró profundamente y abrió un poco los párpados, complacida de ver que las luces no
eran brillantes y cegadoras, sino suaves. Parpadeó varias veces para aclarar su visión,
enfocando la misma cara hermosa y roja del alienígena, que la había comprado en el
mercado.

Sus ojos dorados la miraron con una mezcla de curiosidad y calor crudo.

Su lengua salió para lamer sus labios secos; ella estaba desesperadamente sedienta. Ella
también notó que su mirada siguió su movimiento. Tragó saliva, pero terminó tosiendo,
inclinándose sobre la cama en un intento por aclararse la garganta.

-"Tranquila, pequeña mascota, aquí." Gran hombre rojo Alien levantó la cabeza, presionando
el borde de un recipiente. Líquido dulce se precipitó sobre su lengua y en la parte posterior de
su garganta. Se encontró agarrando la botella y tragando el líquido con avidez.
-"No mucho, me temo que lo saques para fuera." Había humor en su tono profundo y rico.

Respirando pesadamente y con ligera irritación por su diversión, le devolvió la botella roja.
Página | 17

Ella aclaró su garganta. "Gracias."

Su mandíbula bien definida y sus labios sensuales y llenos se crisparon en una sonrisa
completa, haciendo que lo que quedaba de su cerebro se volviera cortocircuito. Kat tragó
saliva, tratando de recuperar su ingenio. Maldita sea, ¿quién sabía que los alienígenas rojos y
grandes podían ser tan malditamente sexys? Kat estaba segura de que si fuera humano con la
piel más clara, haría que cada mujer humana jadeara por su belleza innatamente masculina.

-"¿Hambrienta ahora?"

Kat asintió con entusiasmo y fue recompensada con otra amplia sonrisa. Con aparente
facilidad, se inclinó sobre la cama, la levantó en sus fuertes y musculosos brazos, llevándola
a una mesa, que sobresalía del mamparo de la nave.

En lugar de dejarla en la silla demasiado grande, obviamente diseñada para acomodar sus
grandes cuerpos, se sentó y la sentó en su regazo.

-"¿Eres mi silla?" Ella giró su cuello para mirarlo.

-"Eres demasiado pequeña para nuestras sillas. Estarás más cómodo de esta manera.
Adelante, come hasta el cansancio ".

No fue difícil dirigir su atención a la gran fuente de comida que tenían delante. No tenía idea
de qué era nada, pero no le importaba, agarrando los extraños utensilios que había junto al
plato. Ella recogió una sustancia pálida y amarilla que se parecía mucho a huevos revueltos.
Sabía a carne de res y coco. Extraño, pero la comida era comida.

Ella comió la mitad del plato antes de que su estómago se sintiera estirado y satisfecho por
completo.
Página | 18

-"Esto está bien", murmuró, tratando de no hablar con la boca llena.

-"Me complace que lo disfrutes. Mi hermano me dice que te llamas Kat y eres de un planeta
llamado Tierra."

-"Hermano", la palabra rebotó en la mente de Kat. "¿Qué hermano eres?"

-"Creo que ya conociste a Gol y Hul. Soy Ric, designado curandero del Quad ".

Su cabeza latía con el conocimiento, cuatrillizos, cuatro ... uno, dos, tres ...

-"Entonces, ¿eres como el médico de familia? ¿Son todos idénticos?"

Su sonrisa fue amistosa. "Sí, soy el médico de la familia, y sí, todos los quads nacidos en
Galafrax son idénticos".

-"Todos los cuatros, ¿cuántos cuatros nacen en tu mundo?"

-"Todos los machos nacen en quads, solo las hembras nacen singulares", Ric le informó, con
total naturalidad.
Si bien no parecía importarle, se sentía muy importante para ella. Era un concepto difícil de
entender, pero demonios, después de ser secuestrada por aliens y vendida en un mercado
alienígena, comenzaba a darse cuenta de que su conocimiento del universo era
extremadamente limitado y que casi todo era posible.
Página | 19

-"Eso es, um, increíble. Los múltiples nacimientos en la Tierra no son infrecuentes, pero son
raros ".

-"Cuéntame sobre tu mundo, pequeña mascota. ¿Cómo fue que el Jorval logró capturar a una
pequeña tan hermosa como tú?"

Kat debería haberse sentido ofendida por seguir llamándola "mascota", pero en cambio
estaba encantada de que la llamaran bella.

Una mezcla de ira y pena la recorrió, pensando en su secuestro.

No es que su vida haya sido un granero de felicidad en la tierra tampoco.

Recién divorciada, debido a que su ex marido prefería follar mujeres flacas en lugar de su
figura redondeada de tamaño catorce, Katrina decidió dejar atrás la vida de la ciudad y tomar
un trabajo simple como asistente de enfermería en un remoto pueblo minero en el interior de
Australia.

Cuando se hizo de noche, oscureció, el viejo Holden pinchó una llanta. Ella estaba varada en
medio de la nada. Pensó que su suerte había cambiado cuando lo que pensó que era un
helicóptero aterrizó no muy lejos del borde de la carretera.

Kat agarró su maleta de su auto y caminó hacia el helicóptero, solo para darse cuenta por el
tamaño y la forma de la nave, que era diferente a todo lo que había visto alguna vez. Sin
mencionar que las criaturas que surgieron la hicieron gritar y correr en la otra dirección. Los
pequeños bastardos rata la golpearon con una especie de arma paralizante.

Rápidamente, le abrocharon un collar alrededor del cuello y le colocaron bandas en las


muñecas y los tobillos.

Lo que sea que fueran, hizo que sea imposible luchar. Como una muñeca a control remoto, la
llevaron a su nave y la metieron en una jaula, donde se quedó con un recipiente con agua.
Cuando la sacaron de su sucia jaula, ella pasó por todo tipo de emociones; conmoción y
negación de ser secuestrada y de que existían alienígenas y que no eran amistosos; dolor y
culpabilidad, preguntándose si había algo que podría haber hecho para evitar ser secuestrada;
y luego reflexionando sobre su vida, cómo y dónde había ido tan mal. Finalmente, se
Página | 20 hundió en un pozo de desesperación, su hambre creciendo y sin comida próxima.

Pero en el fondo de su mente, no abandonó la esperanza de que de alguna manera encontraría


un camino de regreso a casa y tener un poco de venganza por quienes la tomaron.

-"Estaba sola y varada; me disparó con algo, y no pude moverme. Luego puso un collar
alrededor de mi cuello ".

Ric asintió en comprensión.

-"¿Tu familia te dejó sin protección?"

-"No tengo ninguna familia. Estaba viajando a un nuevo trabajo cuando se averió mi
automóvil ".

-"¿Sin familia? ¿Quién te protege?

-"Las mujeres en mi planeta no tienen protectores. Bueno, yo no. Tenía un marido, pero ya no
".

-"Tienes un mundo extraño, si las mujeres están desprotegidas. Veo lo fácil que es
capturarlas ".

-"¿Eso significa que me llevarás de regreso a la Tierra?"


-"Solo el Jorval, que te robó, sabría la ubicación de tu mundo natal. Pero no tengas miedo.
Serás custodiado con nosotros. Ya no estás solo ".

Página | 21

-"¿Qué es un Sheraz?" La pregunta estaba fuera, antes de que ella pudiera detenerla.

Ric se rió entre dientes. "Sabía que te habías despertado durante nuestra discusión. ¿Lo oíste
todo?"

No había forma de que Kat tuviera esta conversación con la enorme erección de Ric
metiéndose en su trasero.

Ella se empujó de su regazo, sus pies descalzos tocando el metal vibrante del piso de la nave
espacial. Él no hizo ningún movimiento para detenerla, solo la miraba.

Sus piernas estaban débiles, pero ella las cerro para mirarlo, feliz de que todavía tuviera
puesta su ropa en este punto.

-"Escuché la parte de 'montaje'. Entonces, ¿qué voy a ser, la esclava sexual de tu hermano?"

-"Gol pudo haberte comprado, pero no eres un esclavo, pequeña mascota".

Ella notó que omitió el 'sexo' en su oración. Ella enganchó su mano en su cadera. "Entonces
déjame ir".

-"¿Y a dónde irías? Tu planeta seguramente estará lejos de la galaxia Hellious. Las mujeres
que no están protegidas son rápidamente robadas, como ya lo has experimentado, y son
vendidas, usadas y maltratadas. Siéntete agradecida de que fueron Gol y Hul quienes te
encontraron en el mercado, o tu destino podría haber resultado realmente terrible ".
No había forma de que Kat pudiera discutir eso, bueno, con casi todo. "¿Y quién puede decir
que no va a ser tan malo como cualquiera de esos otros alienígenas? Es grande, gigante rojo
comparado conmigo ".
Página | 22

-"¿El color de nuestra piel te ofende?", Preguntó, la primera expresión de preocupación


estropeó sus hermosas facciones.

Kat resopló. Ella nunca había sido acusada de ser racista y no estaba por comenzar, solo
porque eran extraterrestres. Demonios, ellos eran los extraterrestres más sensuales a los que
había visto hasta la fecha.

-"No, no es así, pero eres realmente grande y yo soy tan pequeña. Podrías lastimarme".

Kat podría haberse reído de llamarse pequeña. En una escala humana, ella tenía sobrepeso y
era poco atractiva. Pero aquí, al lado de este gigante rojo, ella era pequeña. Se sentía delicada
y muy femenina junto a su masculinidad dura y tonificada.

Ric se levantó a su altura y dio un paso adelante. Kat tomó uno de nuevo hacia atrás.

-"Mis hermanos y yo somos soldados. Las únicas criaturas que deberían temernos son
nuestros enemigos. Nos preocupamos por lo que nos pertenece, pequeña mascota. Luchamos
para proteger lo que es nuestro y lo que nos importa ".

No pudo evitar quedarse aturdida por la manera apasionada en que hablaba. "Para aliviar sus
temores acerca de nosotros, puede hacer cualquier pregunta que desees. Pero nos perteneces,
¿está claro?"

Lo había dejado muy claro. Kat tragó saliva, reflexionando sobre las implicaciones de sus
palabras. Ni él ni sus hermanos la lastimarían, y ella le creyó. Pero ser llamado propiedad
rallaba en contra de su humanidad y orgullo. Podía discutir hasta que su cara fuera azul, pero
no cambiaba el hecho de que estaba atrapada aquí y dependía de estos aliens Demos para su
supervivencia. Esperaba que pertenecer a ellos no fuera tan malo.
Página | 23
Espera, ¿pertenecer a ellos? Algo aquí no estaba del todo bien.
Capítulo tres

Página | 24

-"Entonces, pertenezco a Gol, ¿no?", Preguntó ella, después de un momento de vacilación,


queriendo ser clara, y medio aceptando el hecho de que era 'propiedad'.

Pero eso no significaba que tuviera que acostarse y tomar lo que fuera que iban a repartir.

"Tú nos pertenece a todos nosotros; ninguno de nosotros tiene una posesión solos. Todas
nuestras acciones impactan en nuestros hermanos. Cuando él te compró, te compró para
todos ".

-"¡Oh, mierda!" El impacto de sus palabras se hundió. "Cuatro ..." Su respiración se hizo
rápida, y se estremeció de miedo. Ya era bastante malo contemplar tener sexo con uno de
estos hombres enormes, musculosos, aunque extravagantes, ¡pero los cuatro!

-"¿Kat? ¿Estás enferma? "Ric rápidamente agarró sus brazos, antes de hundirse en un charco
de pánico en el suelo. Él la agarró por la cintura, su otra mano grande atravesando su pelo,
sosteniendo su cabeza firmemente en su mano, mientras estudiaba su rostro.

-"Yo ... no puedo".

Él pareció desconcertado por sus palabras. La levantó en brazos, la llevó a la cama y la


acostó. Ric la dejó para recuperar un instrumento que no había visto antes desde un panel en
la pared.
Pasó el instrumento sobre su cuerpo tembloroso, la preocupación evidente en sus rasgos.

-"El escaneo no muestra signos de enfermedad".


Página | 25

-"No puedo ser lo que quieres", chilló, luchando por mantener el miedo y el pánico bajo
control.

La comprensión de repente iluminó sus rasgos. "He visto esta mirada antes." Ric bajó su gran
cuerpo a la cama, arrojando su instrumento a un lado, inclinándose sobre ella. "Es miedo lo
que veo en los ojos de nuestro enemigo cuando los enfrentamos en la batalla. Dime qué es lo
que te asusta tanto? ¿Cómo puedo aliviar tu miedo? "

En un sorprendente movimiento tierno, él la levantó, la tendió contra su pecho, acunándola


en sus brazos. Sus manos acariciaron su cabello, su espalda y sus brazos. La calidez de su
cuerpo la reconfortó y la hizo sentir tan segura que no pudo evitar ablandarse en sus brazos.
Ella apoyó la cabeza en su duro pecho y respiró un aroma divinamente masculino.

Su cuerpo hormigueó mientras la acariciaba, su mano por su espalda. A pesar de que su


acción era de consuelo, su piel se calentó, haciéndola sensible a su más mínimo contacto. Sus
pechos se sentían pesados, y sus pezones se endurecieron en brotes duros. Dolían con la
necesidad de ser tocados, acariciado y pellizcados.

No pudo detener la forma en que su estómago inferior se apretó, ni la humedad que se


acumuló entre sus muslos, preparando su cuerpo para tomar una larga y dura polla. ¡Oh mí!
La confusión nubló su mente, sin saber si debería continuar luchando contra las reacciones de
su cuerpo, especialmente cuando se sentía tan bien.

Kat se obligó a contener su gemido, cuando su mano rozó el costado de su pecho sin
sujetador.

Oh Dios, ¿cómo podría su cuerpo reaccionar a un nivel tan volátil como un simple toque?
¿Qué pasaba con ella? Quizás había algo en la comida o el aire extraño que afectaba su libido.

Cuatro.
La palabra todavía rebotaba alrededor de su cerebro. ¿Joder con cuatro grandes hombres
aliens? Podría ella? ¿Se atrevería?

Ella luchó por mantener su mente concentrada.

Página | 26

-"¿Quieres ... quieres que duerma con los cuatro?"

-"Ese es tu miedo? ¿Nos tiene a todos nosotros para darte placer?"

-"¿Complacerme? A mí ... nosotros ... quiero decir, no hacemos tal cosa en mi mundo. Solo
un amante es suficiente ".

-"Entonces, ¿has tenido amantes?"

-"Bueno, sí, estuve casada una vez, pero ... pero ... ¡no puedes esperar que tenga sexo con
todos ustedes!"

-"Sé que eres frágil. Instruiré a mis hermanos para que sean amables contigo. Prestaré un
juramento solo para darte placer, y sé que mis hermanos lo cumplirán, como soldados y
somos Demos, hombres de honor ".

Desde luego, Kat era certificable de estar pensando en tener relaciones sexuales con uno, y
mucho menos con cuatro alienígenas. Ella se apartó para mirarlo.

-"¿Cómo funciona, um, en tu mundo, teniendo solo una mujer? ¿Se toman turnos?"

-"Sí, uno de nosotros está siempre con nuestra mujer. Ella nunca está sola, nunca está
desprotegida, y hay momentos en los que compartimos el placer ".

-"Nunca me dejaran sola, ¿alguna vez?"


Página | 27

Él asintió con su confirmación. "Uno de nosotros estará contigo, en todo momento".

-"Estoy acostumbrada a estar sola, mucho. Esto es mucho para que me acostumbre ".

-"Te ajustarás. No es nuestra manera estar solos, desde el nacimiento hasta la muerte. Los
Demos siempre están unidos como hermanos ".

Kat luchó con el concepto de nunca quedarse sola. Podría volverla aún más loca de lo que ella
misma creía.

-"¿Qué pasa si me niego a tener relaciones sexuales con alguno de ustedes?"

La perversa sonrisa que serpenteaba en la cara de Ric hizo que su pulso se duplicara.

-"¿Quién dice que podrías rechazarnos?"

Otra acometida de pánico la golpeó. "¿Me obligarías?"

Su sonrisa permaneció mientras sacudía lentamente su cabeza. Levantó su mano para


mantener su cabeza quieta, mientras él se inclinaba para acariciar su garganta.
-"Forzar a una mujer a tener relaciones sexuales es un pensamiento aborrecible. En Galafrax
atesoramos a nuestras mujeres. "Respiró hondo al lado de su piel, y sus bragas húmedas se
volvieron más mojadas. "Por el olor que estás emitiendo, sé que nos quieres. Tu pequeño
cuerpo humano está emitiendo cada señal de necesitar nuestro toque ".
Página | 28

El calor calentó sus mejillas. Ella quería negar sus palabras, enojada por la traición de su
propio cuerpo. ¿Era realmente loco querer al alienígena sexy y rojo? ¡Dios, cuatro de ellos!

¿Qué tendría si volviera a la Tierra, en cualquier caso? Pensando que ya había perdido la
cordura, no había nada más que perder.

-"Tal vez sí, pero eso no significa que todavía no tenga miedo en mi mente".

La lengua ardiente y húmeda de Ric se deslizó por su garganta, haciéndola estremecerse, un


suave gemido escapó de sus labios.

-"No me temas. Quiero aprender cuán receptiva eres, pequeña mascota, "sus labios
murmuraron sobre su piel, antes de colocar besos suaves y abiertos en su garganta. La cabeza
de Kat se inclinó hacia atrás, permitiéndole un mejor acceso. Su mano se deslizó por su
cabello, agarrando su scull con fuerza mientras movía sus labios sobre los de ella. Ella gimió
suavemente, sus manos se deslizaron sobre sus hombros, cerrándose en puños, mientras
agarraba el material de su camiseta sin mangas, oscura. Él lamió y mordió su labio inferior.

Cualquier hilo de la realidad se hizo añicos cuando selló su boca sobre la de ella. ¿A quién
demonios le importaba si era un alien? Podía besar como si nada le importara.

En el fondo de la verdad de todo, ella había dejado que la sedujera. Podría haber luchado más
y haber hecho que se mantuviera lejos, pero realmente no quería.

Estaba sola y asustada, y él había sido la mejor cosa que había encontrado desde su secuestro.

Su mirada ardiente hablaba de un hombre o un alien que realmente la deseaba.

Mientras su boca la pillaba en un profundo y apasionado beso, sus manos estaban ocupadas
empujando la parte superior de su camiseta. Sus manos calientes, ásperas y callosas
exploraron su piel caliente.

Se sintió tan bien. Rompió el beso solo por un momento. Kat aspiró una bocanada de aire,
mientras él subía su parte superior sobre su cabeza, descartándola a lo largo de la litera en la
Página | 29
que se sentaron. Él tomó sus muñecas, tirándolas detrás de ella y sosteniéndolas con una
fuerte mano, manteniéndola inmóvil. Un escalofrío recorrió su cuerpo ante la idea de ser
sujetada, incapaz de moverse.

Tener sus brazos y los suyos debajo de su espalda hicieron que su pecho se empujara,
dándole acceso completo a sus pechos grandes, del tamaño de una DD. Sus pechos siempre
habían sido las únicas partes de su cuerpo que le gustaban a su ex marido.

-"Nunca había visto montículos de pecho tan grandes".

Ella parpadeó confundida. Montículos?

Sin aliento, ella preguntó: "¿Sus mujeres no tienen senos?"

Él le dio una sonrisa malvada. "No, aunque tienen un pecho definido, son planos, muy
parecidos a nuestros machos; ellas no tienen estos hermosos botones. ¿Para qué sirven en tu
cuerpo?"

Pasó su mano sobre su pecho derecho, hundió la carne suave antes de tomar un pezón entre
sus dedos, apretando, haciéndola gemir en respuesta.

-"Se llenan de leche cuando nacen nuestros bebés para alimentarlos ..."

-"¿Ellos se amamantan con el brote?" Su cálida mirada dorada se encontró con la de ella.
Kat logró asentir.

-"Hummm, veo el atractivo que tendrían para los hombres humanos. Los vientres de nuestras
Página | 30 hembras permanecen ligeramente hinchadas después del parto. Tienen una glándula del
cordón, a la cual los bebés están unidos dentro del útero. Secretan fluido nutritivo durante
seis ciclos lunares. ¿Cuándo termina el lactante humano? "

Él movió su mano hacia su otro pecho, pellizcó el otro pezón. Ella gimió, arqueando su
espalda.

-"Aaah, alrededor de un año a dos años de edad ..." logró decir.

-"¿Tus machos disfrutan de tus montículos?"

-"Sí", jadeó, mientras le pellizcaba rítmicamente los pezones. "Los hombres están
obsesionados con los senos de las mujeres, por placer".

Kat gritó cuando él bajó la cabeza, tomando el pezón del que se había estado burlando en su
boca. Su lengua se arremolinó alrededor del brote, saboreando, explorando. Él chupó con
fuerza, haciéndola jadear y retorcerse, cada tirón tenía una conexión directa con su clítoris.

Levantó su cabeza para estudiar su forma altamente excitada por un breve momento, antes de
bajar a atormentar su otro pecho.

Él le soltó las manos y la empujó hacia la litera, chupando, lamiendo, mordiendo sus pechos.
Ni siquiera se había dado cuenta de que sus manos ahora estaban enhebradas a través del
cabello suave y corto en su cabeza.

Desesperada, intentó empujar su sexo contra su pierna, deseando desesperadamente dejarse


ir. Si tan solo ... si solo él ...

Como si respondiera a su demanda no expresada, una de sus manos la acarició a través del
material de sus pantalones negros. Era todo lo que ella necesitaba. Su cuerpo se tensó por un
breve segundo, antes de que el clímax la atravesara. Kat gritó en éxtasis.

Página | 31 -"Asombroso ..." Continuó acariciándola, montándola a través del pico, lentamente
derribándola.

Su cuerpo se convirtió en una masa laxa de gelatina bajo su toque.

-"Nunca me he encontrado con una mujer tan receptiva". Su tono era profundo y ronco por
necesidad. Al abrir los ojos, ella contempló sus oscuras profundidades doradas. Sus manos y
su poderoso cuerpo temblaban de necesidad.

Antes de que ella pudiera preguntar si él terminaría lo que comenzó, la puerta se abrió. Un
segundo de los cuatro hermanos entró. Su mirada cayó sobre ellos medio acostados en la
litera.

-"Maldición en las Llanuras de Hielo, ¿por qué soy siempre el último en saber las cosas? ¿Por
qué nadie me dijo que Gol compró una mujer en los mercados?"
Página | 32

Capítulo cuatro

Kat se quedó sin aliento ante la intrusión, luchando por agarrar las sábanas rojas y sedosas de
la litera sobre la que yacía, cubriendo su parte superior del cuerpo.

-"Bien sabes por qué. Eres el más joven".

-"Aun así, me gustaría saber algo primero para variar", refunfuñó la viva imagen de Ric.

Ric se apartó de ella, moviéndose de la litera, poniéndose de pie y mirando a su hermano


menor.

-"Te digo que Gol ha encontrado algo especial. No creerías lo sensible y receptiva que es", se
jactó Ric.

-"¿Él te dejó para descubrir esto? ¿Por qué no la has montado todavía?" El quad se movió
alrededor de la litera para mirarla.

-"La pequeña mascota está asustada y confundida. Fue maltratada por el comerciante Jorval".
-"Alguien tiene que darles una lección a aquellos Jorval", gruñó el otro hermano con
amenazante amenaza.

Página | 33

De repente le mostró una sonrisa sexy. Se puso en cuclillas junto a la litera, extendiendo la
mano para alejar su mano de donde agarraba el material contra su pecho.

-"Hola, pequeña mascota, eres notablemente adorable. No hay necesidad de ser tímida a mí
alrededor. Soy Div y de lejos el de mejor aspecto de todos mis hermanos".

Kat se quedó atónita, mientras le daba un beso en los nudillos.

-"Aaah, un placer conocerte". Ella logró encontrar su voz después de un momento.

-"Me encantaría saber qué estaban haciendo ustedes dos antes de entrar". Le hizo un guiño
con su párpado rojo, antes de volver a mirar a Ric.

-"Muestra tus adorables montículos, pequeña mascota. Te digo, querrás comer y cenar esas
cosas hermosas. Tienen un sabor divino. Tan suave y flexible en tu boca y en tu lengua.
Simplemente la hice venirse casi mamándolas. Solo con eso. Ella necesitaba muy poco
estímulo de su sexo ".

Kat se quedó boquiabierta ante la franqueza de Ric para compartir sus hazañas sexuales con
su hermano y luego se preguntó por qué. Era típicamente masculino.

-"Realmente, debo ver esto".


Antes de que pudiera protestar, Div arrancó la sábana de sus garras, mirando ávidamente sus
pechos.

Página | 34 -"Impresionante, ¿qué especie dijiste que era?"

-"Humano, de un planeta que ella llama Tierra. No se lo conoce en el SectorHellious , ni más


allá de lo que yo sé, de todos modos". Todavía le agarraba la mano y tiraba de ella hacia
adelante.

Kat logró apartar su mano de su agarre y trepar a la cama, mirando a los dos hombres. ¿Cómo
se atrevían a tratarla como ... como una propiedad?

Incluso si ella perteneciera 'técnicamente' a estos hermanos, ¡no había manera de que los
aguantara tratándola como si no estuviera allí, o soportase que la pasasen como un juguete!

Ella aceptó la seducción de Ric, pero no había conocido a este hermano antes.

-"Si me llamas mascota una vez más, voy a gritar". Bueno, ella podría amenazar con cortar
algo vital, pero dudaba por su tamaño y fuerza obvia de que nunca sería capaz de llevarlo a
cabo. "Tengo un nombre, es Katrina, ¡así que úsala! Puede que tenga que aceptar que tu
hermano me compró, pero eso no significa que puedas tocar, y no me importa si están
acostumbrados a compartir. No estoy acostumbrada a ser compartida".

La expresión de asombrada sorpresa en el rostro de Div no tenía precio. Ric, que estaba
apoyado contra el borde de la mesa en la que había comido, se estaba riendo.

-"Oh, hermano, puedo haber omitido mencionar que nuestra pequeña Katrina tiene una
mente propia. Los dejaré a ustedes dos para que se conozcan. Ten cuidado con ella. A pesar
de su comportamiento feroz, es frágil. Y recuerden que no puedes montarla hasta que Gol la
tenga ".
Ric se enderezó y se dirigió hacia la puerta.

Página | 35
-"¿A dónde vas?" Div preguntó, ahora mirándola con cautela.

-"Encontrar al jodido droide, y dejar que Gol sepa que ... um, la humana está despierto y aquí
contigo, solos".

La puerta metálica negra se abrió y Ric la atravesó, antes de que volviera a cerrarse.

-"¿Qué quiso decir con que no puedes montarme hasta que Gol lo haya hecho?" Kat
cuestionó, antes de que ella pudiera detenerse.

No fue difícil descifrar que Div era prácticamente un pícaro. Él se volvió hacia ella con una
sonrisa traviesa y sexy. Se encogió de hombros, se levantó antes de sentarse casualmente en
la cama.

-"Gol tuvo la suerte de nacer primero, lo que le da el rango superior sobre el resto de
nosotros. Incluso si yo, o alguno de mis hermanos te hubiera comprado, él todavía puede
montarte primero. Entonces, no lo tenemos permitido hasta que él lo haya hecho ".

-"Genial, es como tomar un número y hacer cola".

Él sonrió. "Me gusta tu fuego, pequeña ..."

Kat saltó hacia adelante, golpeándose la boca con la mano. "¡No te atrevas a decir mascota,
no soy una maldita mascota!" ella le gruñó, mirándolo a los ojos, mientras estos centelleaban
con diversión. Su mirada bajó, mientras la sábana que ella agarraba cayó. Tardó un momento
en darse cuenta de que estaba doblada sobre sus rodillas, lo que mostraba su pecho colgando
a su vista.

Antes de darse cuenta de su error, la había agarrado por la cintura y la había volteado,
inmovilizándola sobre su espalda en un abrir y cerrar de ojos.
Página | 36

-"Humm, veo el atractivo de tus montículos en el pecho. ¿Ric realmente te hizo venir solo por
chuparlos?" Su rostro se cernió sobre sus pechos. Se lamió los labios, como si quisiera
probarlos por sí mismo.

Kat habría pensado que, después de haberse venido, se habría sentido satisfecha, pero
¡demonios, no! Su cuerpo tenía una mente completamente propia. Nuevamente se calentó
bajo su intensa mirada. ¿Qué pasaba con estos alienígenas rojos? Bueno, para ser sinceros,
ella sabía exactamente lo que era. Para los estándares humanos, eran el epítome de la belleza
masculina, la fuerza y la sensualidad absoluta, todo en uno, incluso si eran rojos. Su cuerpo
estaba reaccionando en un nivel primitivo y sexual.

¡Y no tenía solo un Adonis rojo con el que lidiar, sino cuatro! Esclava sexual? Demonios, con
más de su atención experta, ella sería una esclava sexual deseosa, sin sentido.

-"Se llaman senos y lárgate de mí. Solo porque Ric ..." Maldición. Ella se sonrojó,
avergonzada de casi admitir lo que Ric había hecho. "No es asunto tuyo".

-"Oh, ahí es donde te equivocas. Los negocios o el placer de mis hermanos son nuestro.
Déjame adivinar, ¿vienes de una raza donde todo es de a dos? ¿No estoy acostumbrada a ser
compartida? Bienvenido al mundo de los quads, linda Katarina , todo se comparte. No hay
secretos, no se guarda nada para uno mismo. Y solo porque Gol te montara primero, no
significa que no pueda jugar contigo de antemano. Creo que es un motivo de orgullo ver si
puedo hacerte venir aún más duro que mi hermano". Su sonrisa era pura travesura, mezclada
con un deseo ardiente en sus ojos dorados.

-"Apuesto a que te metiste en muchos problemas cuando eras niño, ¿verdad?". Su


declaración salió como un jadeo entrecortado, mientras se resignaba a la exploración de Div.
Con cuidado, él se sentó a horcajadas sobre su cintura, solo permitiendo suficiente presión
para mantenerla inmovilizada. Su mano rozó su estómago y sus pechos en las palmas de sus
manos, moldeándolos, exprimiéndolos.
Página | 37
Incluso a través del grueso material que cubría su parte inferior del cuerpo, podía sentir la
dureza de su polla golpeando contra su estómago.

-"Nací como el cuarto. Tengo poca responsabilidad, lo que me permitió jugar más. Sí,
adivinas correctamente. Algunos problemas también pueden ser los más divertidos ".

Kat gritó y se rió mientras él enterraba su rostro entre sus pechos. Donde Ric era un
explorador lento y seductor, Div se lanzaba directamente, lamiendo sus pezones, chupando
cada seno a su vez en la boca con gusto apreciativo.

Ella se retorció y jadeó bajo su atención. "Div?

-"¿Sí, Katrina?"

-"Puedes llamarme Kat, pero ¿tienes baño?"

Él levantó la cabeza. "Ciertamente."

Soltando su pecho, él grácilmente se bajó de la cama y la tomó en sus brazos.

-"Sabes que puedo caminar".


Él mostró una sonrisa de malcriado. "Lo sé, pero ¿dónde estaría la diversión para mí, si te lo
permitiera?"

Página | 38 Caminó directamente hacia una pared de metal. Con un gesto de su mano, la pared
desapareció, reemplazada por una gran puerta abierta.

Kat lo miró, aturdida. "¿Cómo hiciste eso? ¿Hacer que aparezca la puerta?"

-"Siempre ha estado allí. Acabo de abrirlo agitando mi mano sobre el panel de la puerta ".

-"Oh, está bien". Tenía mucho que aprender. Sus entrañas volvieron a hundirse al recordarle
cuán fuera de sí estaba en este mundo extraño.

Div se rió, llevándola a un baño enorme y lujoso, con una bañera grande, toallas mullidas y
más objetos que no pudo identificar.

-"Wow, no hacen nada a medias, ¿verdad?"

Él se rió entre dientes. "Esta es la cabina del alto comandante. Mis hermanos y yo somos
comandantes de los Lords sobre el ejército permanente de Demos".

Kat parpadeó sorprendida. "No lo sabía. Hay tanto que no sé". Una sensación de sentirse
fuera de su profundidad la inundó. "Comparado contigo, no soy de una raza muy avanzada.
Hay tanto que no sé".

Él le dio un pequeño apretón de consuelo y la puso de pie. "No temas, pequeña Kat, mis
hermanos y yo te enseñaremos todo lo que necesitas saber".
-"Gracias, ¿podrías empezar diciéndome dónde estoy?"

Página | 39
-"Veamos tus necesidades, luego responderé a tu pregunta".

Kat se encogió de hombros, era lo suficiente bueno para ella.


Capítulo Cinco

Página | 40

Gol levantó la vista cuando Ric entró en el puente. Estaba caminando un poco más rígido que
de costumbre. Gol pudo ver en el bulto en sus pantalones, la razón de su estado de mal
humor.

-"¿Con quién has dejado a nuestra mascota?" Gol exigió.

-"Div y Katrina se están conociendo. ¿Sabes dónde está el maldito droide? Si me pongo un
poco más duro, te juro que voy a quemarme internamente por mis sacos doloridos",
refunfuñó Ric.

El temperamento de Gol hirvió a fuego lento. "¿Y por qué no me avisaste en el momento en
que despertó?"

Ric lo miró con una media sonrisa. "Tenía hambre, así que la alimenté y descubrí los placeres
de sus montículos en el pecho. Es muy sensible y receptiva, solo por chupar solo sus brotes
y con un pequeño toque de su sexo, la llevé a término en mis brazos " La jactancia de Ric
habría molestado a Gol, si no hubiera sido por Ric frotando su varilla a través del material de
sus pantalones, luciendo aún más incómodo.

-"Entonces, ¿no la montaste?"

-"No he roto rango, maldita sea, hermano de los Llanos de Hielo. Ella es algo excepcional.
Estuve muy tentado. Si Div no hubiera entrado, creo que la habría montado primero. No
puedo volver allí. Por el bien de todas nuestras sanidad, es mejor que te apures con el
montaje. En segundo lugar, no dejaría a Div solo con ella demasiado tiempo, o él
seguramente la montará primero."
Página | 41

Gol gruñó. Si Div se atrevía a montar a la cautivante pequeña humana primero, Gol se
aseguraría de que lo lamentara por el resto de su vida. Pero, tenía que estar seguro.

-"Entonces, estás seguro de que puede tomarnos".

-"Si tienes cuidado, creo que su cuerpo se ajustará a nosotros. Por el bien de todos nosotros, y
para acelerar tu habilidad y la mía para montarla, impartiré lo que he aprendido hasta ahora.
Hagas lo que hagas, no la llames tu mascota, no le gusta. No es como nuestras mujeres. La
seducción tiene que ser suave, palabras suaves, muchas sonrisas y mucho tacto. Si cargas allí
y comienzas a exigir, no tengo dudas de que te echara en tu culo rojo, y todos estaremos
alineados para usar el jodido droide ". Ric le agarró el hombro. "Ella es especial, así que no lo
arruines". Sabes tan bien como yo que es la indicada para nosotros ".

Desde el momento en que Gol la vio golpear las entrañas fuera del Jorval, supo que la
pequeña humana de feroz corazón era la que habían estado buscando.

Todavía quedaba un miedo. "¿Qué pasa si la liberamos y ella no nos elige?"

Ric lo miró con una media sonrisa. "¿No somos Demos? ¿Qué hacemos mejor por nuestras
mujeres? Con una tan receptiva, la complaceré tan a fondo que ningún otro quads entrará en
su mente. Es posible que hayamos comprado su cuerpo, hermano, pero tenemos que ganar su
corazón ".

#####################################################################
Una vez que le mostró el baño, le explicó que estaban en un barco de batalla, uno utilizado
Página | 42 para transportar tropas hacia y desde guerras y batallas. Cuando ahondó más, descubrió que
los soldados Demos trabajaban para algún tipo de Consejo Intergaláctico, que estaba
compuesto de todo tipo de razas. A menudo se los llamaba para mantener la paz galáctica en
su sector del espacio Hellious.

-"Oh ... ooh eso es muy bueno, un poco más duro ... mmmm ¡sí, allí mismo!"

Kat estaba segura de que no podía sentirse mejor de lo que lo hizo en este momento. Ella
sonrió ampliamente al hermoso alien rojo masajeando sus pies, mientras se empapaban en
extremos opuestos de una versión alienígena de un baño de burbujas. El agua estaba teñida de
azul, y vaya figura, las burbujas jabonosas eran rosadas.

A pesar de ser un pícaro y encantador, Div también era dulce y estaba ansioso por ver todo lo
que quisiera.

-"Sé que Gol me compró, incluso si ese Jorval no tenía derecho a venderme, pero ¿qué tipo de
futuro puedo esperar o no? Y por favor, se totalmente honesto conmigo".

Ella no pudo evitar hacer la pregunta más obvia.

-"En este momento, podemos hacer todo lo que queramos. Se te considera propiedad y no
ciudadano Demos. Pero también significa que no podemos convertirte en nuestra sheraz
tampoco".

-"Ric me dijo que Sheraz era como una esposa". Ella se erizó aún, no le gustaba que fuera
simplemente 'propiedad'. Sin embargo, sus acciones y palabras a su alrededor la hicieron
sentir como si fuera algo más que una cosa para ellos.
-"Ella es el corazón y el alma de los hermanos quad, los suyos para complacer, placer, y será
quien lleve a sus hijos, y si los dioses bendicen a los hermanos, una hija".

Página | 43

-"Entonces, no tengo ninguna esperanza de convertirme en sheraz de alguien, porque soy


propiedad".

Div parecía pensativo, mientras sus manos fuertes y dedos ágiles continuaban frotando la
planta del pie derecho.

-"No, podrías convertirte en un ciudadano Demos, pero eso significa que primero tendríamos
que liberarte, entonces tendrías que ser adoptada por una unidad familiar establecida".

Kat se lamió los labios y se encontró con su mirada dorada, con una pregunta muy importante
en su lengua. "¿Crees que alguna vez seré liberada?"

-"Por mi cuenta, no puedo darte una respuesta. Mis hermanos y yo tendríamos que discutir
ese asunto. Valoramos a nuestras mujeres en Demos, libres o no". Él puso su pie a un lado, y
el agua chapoteó mientras avanzaba, colocando su cuerpo sobre el de ella, presionándola
contra la pared de la bañera, su rostro flotando a una pulgada de distancia. Sosteniéndola,
dijo: "Eres una visión, como nunca antes había visto. Pertenecernos, como verás, no es una
prueba, sino un placer para disfrutar. Pero ¿disfrutarás de todo lo que tenemos? tenemos que
ofrecer? "

Kat no vio otro recurso más que aceptar lo que ofrecían. Seguridad contra los daños y cuatro
hermanos cachas para adorarla. Diablos, ¿dónde estaba la desventaja de eso?

La aceptación se instaló en su cerebro. Ella levantó el brazo y pasó una mano húmeda y
jabonosa sobre su pecho bien definido. Tenía un cuerpo que incluso los dioses envidiarían.
-"Sí, quiero todo lo que tienen que ofrecer".

-"No te arrepentirás, pequeña Kat". Su sonrisa era pecaminosamente sexy, mientras rozaba
Página | 44 sus labios con los de ella en un beso sensual y provocador. Kat se arqueó para presionar su
boca más fuerte contra la suya, queriendo saborearlo por completo. Él no la decepcionó.

Magistralmente, él ahuecó la parte de atrás de su cabeza, manteniéndola cautiva, mientras


exploraba su boca con la suya en un profundo beso de sondeo.

Ella gimió y se arqueó, cuando su mano libre ahuecó y jugueteó con su pecho, todavía
sumergido en el agua. La dureza de su polla erecta presionó su pierna.

Ella vislumbró su polla dura de color rojo oscuro; decir que era enorme habría sido una
subestimación. También tenía una serie de crestas lisas, siguiendo su longitud, y su cabeza
parecía una flecha roma. Señalando directamente hacia donde quería ir.

El calor se fusionó con las mejillas de Kat. Div sonrió, se hundió en el agua, extendió la mano
sobre la bañera y la agarró del pie. La sensación de sus dedos masajeándola la hizo derretirse.
Maldita sea, él era bueno.

Ahora, ella envolvió sus brazos alrededor de su pecho. Él lanzó un gemido de aprobación. Su
brazo rodeó su cintura; el agua se deslizó de su cuerpo cuando la levantó, sin darse cuenta de
que se había movido de la bañera.

Un cálido rocío golpeó su espalda; ella apartó su boca de Div en un grito ahogado. Sus ojos se
abrieron de golpe.

-"Lavando los aceites de limpieza". Su voz y su rostro delataban el hambre crudo.

Saber que realmente la quería hizo que su estómago revolotee de anticipación.

-"Shhh, pequeña Kat, cierra los ojos, disfruta". Ella obedeció su orden y él se apartó para
hacerla girar sobre el agua que fluía desde arriba de sus cabezas. Su toque fue acariciante,
mientras rozaba sus grandes manos por todo su cuerpo, limpiando las burbujas del baño.
Sus manos la dejaron por un momento, antes de regresar, Kat frunció el ceño, sintiendo algo
diferente al tacto de Div. Cuando ella trató de darse la vuelta, él la sostuvo en su lugar.

Era como si sus manos la tocaran por primera vez, deslizándose sobre su piel en una
acalorada exploración.
Página | 45

-"¿Algo se siente diferente, Div?"

-"Tan suave, tan hermosa". Inmediatamente, Kat sabía que este no era Div, ni era Ric.
Entonces eso solo dejó dos hermanos para elegir.

Su toque era exigente, posesivo.

-"Gol?"

-"Ya nos puedes distinguir, estoy impresionado". Él la giró en sus brazos, y ella miró la cara
idéntica. Todos se veían exactamente igual, pero sus toques, modales, incluso la forma en
que hablaban diferían ligeramente, mostrando su individualidad.

Echó un vistazo alrededor de Gol para ver a Div retrocediendo, con los brazos cruzados,
haciendo que los músculos de sus brazos se abultaran. Dos Lord Demos desnudos; hizo que
el gran baño pareciera repentinamente pequeño y su cuerpo se sintiera caliente.

Las palabras que Div le dijo acerca de que Gol llegaría para tener su primera respuesta
regresó rápidamente.

Ya muy excitada por el contacto de Div, se inclinó hacia Gol cuando él la atrajo más cerca.
Ella levantó la cara para encontrarse con su beso.

Al igual que el hombre, al mando y en control, ella se dejó fundir en la dureza de Gol. Él
envolvió sus fuertes brazos alrededor, agarrando sus caderas, inmovilizándola contra la fría
pared de metal a su espalda.

Se maravilló de la fuerza que se necesitaba para mantenerla allí. Ella no era una pequeña
mujercita. Estos hombres Demos la hicieron sentir delicada y femenina.

Kat jadeaba por aire cuando él se echó hacia atrás, dejando besos sobre su cuello y hombro,
mordiendo y lamiendo su piel recién lavada.

Página | 46

-"Katrina ..." Él levantó la cabeza. "No eres una esclava. Te doy una elección. ¿Estás segura
de que quieres esto? Porque cuando comencemos, no nos detendremos, no hasta que todos te
tengamos".

Ella pensó que era dulce que le estuviera dando una elección. Su cuerpo temblaba con miedo
y excitación ante la idea de tomar a los cuatro hermanos.

Una vez tomada la decisión, audazmente deslizó su mano por su estómago y envolvió sus
dedos alrededor de su larga y gruesa polla, viéndolo silbar suavemente y sus ojos se
oscurecieron con pura lujuria.

-"Quiero esto."
Capítulo Seis
Página | 47

Las palabras le fallaron a Kat, mientras la tiraba de la cascada de la ducha. Gol y Div
trabajaron en equipo para secarla rápidamente, antes de que Gol la llevara de regreso a la
cabina principal, tumbándola en la cama grande.

-"Sé que no estás al tanto de nuestras prácticas sexuales. Si hacemos algo para asustarte, o en
cualquier momento tienes dolor, dínoslo y nos detendremos".

Ella estaba profundamente conmovida por su preocupación, pero a esta altura ardía de lujuria
por él, lo que la sorprendió y conmocionó. Demasiado para buenos modales, Kat era de
huesos grandes. Se sentía más como la tigresa ansiosa por complacer a sus tigres rojos.

-"Lo haré", susurró.

Para sellar el trato, él colocó su cuerpo grande y rojo al lado de su lado izquierdo. Fue una
visión tentadora ver su mano roja contra el contraste de su piel pálida y cremosa, pero solo la
hizo sentir más ardiente.

Ahuecó su pecho derecho, jugando con él, y luego bajó la cabeza para tomar el brote en su
boca. Ella gimió cuando la probó, moviendo su lengua sobre el pezón hinchado, antes de
chuparlo completamente en su boca. Su otra mano acarició su estómago, por encima de sus
muslos, y luego otra vez.

Ella gimió y se arqueó hacia atrás, sintiendo el pulso de cada tirón de su boca, hasta el centro.
Se puso más húmeda y no creía poder hacerse más exigente, hasta que un segundo par de
manos se unió a Gol. Div acarició su cuello, colocando besos húmedos y calientes a lo largo
de su escote y sobre su hombro. Su mano palmeó su otro pecho.
-"Estos montículos son una delicia, ¿verdad, hermano?" Div proclamó, antes de bajar la
boca, chasquear la lengua sobre el brote. Entre ellos, chupaban, golpeaban y mordisqueaban
su pecho, una y otra vez. Ella jadeaba y gemía, completamente insensata por la necesidad.
Página | 48

Una mano se ahuecó entre sus muslos; de cual, ella no sabía y no le importaba. Los dedos se
deslizaron entre sus pliegues mojados, acariciando su clítoris.

-"Oooh. ¡Aaaaah, oh Dios! "Su cuerpo se distendió como un resorte en espiral, su respiración
se detuvo, justo cuando dejó escapar un gemido quejumbroso. El placer la saturaba en cada
terminación nerviosa.

-"Me gusta la forma en que su piel se sonroja cuando alcanza su punto máximo." Div
mantuvo su asalto sobre sus pechos; Gol agarró sus temblorosas rodillas, empujando sus
piernas hasta su pecho, exponiéndola por completo a su mirada. Nunca se había sentido tan
vulnerable, pero de alguna manera fue en un buen sentido, una forma emocionante.

Gol acarició con su mano sus rizos, usando su dedo para separar por completo los labios de su
sexo.

Ella abrió los ojos y siguió sus miradas; ambos hombres estaban estudiando sus pliegues.

-"Su klei está en su cuerpo en el exterior", Gol gruñó. Kat miró hacia abajo para verlos
estudiar su clítoris.

-"¿Tus mujeres no tienen clítoris?"

-"Sí, pero está justo dentro del cuerpo, aquí." Gol hundió un dedo grueso en su lloroso calor,
doblando su dedo hacia arriba para golpear justo en su punto G. Kat gimió con una ola de
placer puro que la envolvió, cuando su dedo se frotó contra él.

-"Oh Dios, eso es lo que llamamos el punto G", logró jadear.


Página | 49

-"Parece muy sensible cuando se lo estimula". Continuó frotándolo, observando


cuidadosamente su reacción.

Iba a venirse más rápido de lo que nunca, si él no se detenía.

-"Y su klei, me pregunto?" Div se unió, bajó la cabeza y movió su lengua sobre su clítoris
muy sensible e hinchado.

Sobrecargada de sensaciones crudas, echó la cabeza hacia atrás y cerró los ojos al tiempo que
se venía.

Duro.

Su cuerpo se sacudió con temblores y ordeñó los dedos de Gol. Lentamente, sacó su dedo.
Ambos hermanos acariciaban su sensible piel, susurrando palabras suaves de lo hermosa que
era, llevándola desde la cima. Ella yacía agotada como un fideo cocido y flácido.

-"Ella está mojada, muy mojada. Estoy sorprendido de cuántas veces ha llegado a su punto
máximo. Toma horas de trabajo solo para complacer a una de nuestras mujeres, entonces solo
puede alcanzar el pico una vez ", dijo Gol. "Mira cómo ella fluye con jugos, con nuestros
lubricantes y los suyos, creo que su cuerpo puede tomarnos ahora".

Kat apenas registró las palabras de Gol, pero sintió algo más grande que solo un dedo
conectando con la boca de su sexo. Ella gimió suavemente mientras él lentamente se
presionaba dentro de ella. Su carne cedió, estirándose alrededor de su circunferencia. Se
retiró un poco, solo para deslizarse más profundo, repitiendo la acción hasta que estuvo
asentado profundamente dentro.

Kat nunca antes había experimentado una polla tan larga y gruesa dentro. Podía sentirlo en la
entrada de su útero.

Página | 50 Se sentía completamente empalada, maravillosamente indefensa, y amaba cada maldito


segundo de eso. Abrió los ojos a rendijas para ver la cara tensa de Gol. Ella quería, necesitaba
que se moviera y trató de sacudir sus caderas.

-"Pero Llanuras de Hielo, hermano, ella se siente como la llama misma, tan caliente, apretada
y húmeda, como su funda me agarra". Gimió, moviendo las caderas, retirándose antes de
sumergirse en ella. Ambos gemían más fuerte de pura dicha, ante la maravillosa sensación
que la fricción creaba.

Él enganchó sus piernas alrededor de su gruesa cintura musculosa y la tomó en sus brazos, su
cabeza metida debajo de su barbilla. Se sentía protegida allí, envuelta en sus brazos, como si
no existiera ninguna otra alma en la galaxia, sino solo los dos. Casi se retiró antes de volver a
empujar, comenzando un ritmo lento y constante, llevándola al borde de la locura. Kat luego
sintió el oleaje de otro orgasmo. Si alguna vez ella iba a morir de sexo, diablos, este era el
camino a seguir.

Los empujes de Gol se volvieron más frenéticos. La penetró, buscando su propia


satisfacción. Ella era una pasajera dispuesta.

Gol sintió que su columna hormigueaba mientras se apresuraba a golpear en la pequeña


humana, incapaz de controlar cómo la estaba tomando, tal era su desesperación. Su grito de
finalización apenas audible en sus oídos, una poderosa oleada recorrió su cuerpo, felicidad de
los fuegos que lo tocaban, como nunca antes había conocido. Su semilla se derramó para
cubrir sus paredes internas.

Gol gruñó bajo, colapsando hacia adelante.


-"Fuera, hermano, la aplastarás" Div se apoderó de su hombro, sacándolo de su hembra.

Página | 51
Embriagado por el placer, tardó un momento en darse cuenta de que había perdido el control.
Él parpadeó hacia la mujer abajo. Un miedo repentino lo golpeó mientras yacía sin fuerzas.
¡Maldición en las Llanuras de Hielo, él la lastimó!

Gol se retiró de su calidez, suavemente levantándola en sus brazos.

-"Pequeña belleza, háblame. ¿Estás bien? Fui demasiado rudo; eres tan pequeña y frágil ".

-"Estoy bien, no es rudo, fue bueno", fue su respuesta somnolienta, somnolienta.


"Demasiados orgasmos, no me puede mover ahora".

Gol soltó un suspiro de alivio. Sus ojos se abrieron, y él miró hacia abajo en sus preciosas
profundidades verdes. Ella le dio una sonrisa soñolienta, haciendo que su corazón se
apretara. No había forma de que alguna vez la dejaran ir. Ella sería su sheraz.

-"¿Puede ella tomarme?"

Gol fulminó con la mirada a Div, queriendo arrancarle la cabeza por ser tan insensible a su ...
la palabra 'sheraz' y 'nuestra' estaba estampada en su cerebro. Ella podría ser nada más.

-"Claro, simplemente no esperes que haga mucho". Giró la cabeza para sonreír a Div.

-"Dulce, pequeña Kat, deja todo en mí".


Gol entregó a la mujer en los brazos a su hermano, saltando de la cama; no le llevó mucho
tiempo a Div trepar entre sus piernas y empujarse dentro de ella.

Ella gimió por el placer de estar llena de nuevo.

Página | 52 La puerta de sus cuartos se abrieron. Ric y Hul entraron, haciendo una pausa para ver a Div
follar a su mujer.

-"Me alegra ver que tomaste mi consejo." Ric sonrió.

Hul selló la puerta, antes de que ambos comenzaran a quitarse los uniformes.

-"¿Ella fue buena?" Hul le preguntó a Gol.

-"Las palabras no pueden describir cómo se siente estar dentro de ella, hermano. Tendrás que
esperar y verlo por ti mismo. "Gol luego delineó rápidamente las diferencias sexuales de su
klei estando afuera, escondido entre los pliegues de su sexo y su punto G, donde el klei estaba
en las mujeres Demos.

Hul se acercó a Div, le dio un golpe en la espalda y le instó a "darse prisa".

-"Vamos a necesitar encontrarle un padrino, tan pronto como aterricemos", Gol le dijo a Ric,
con los ojos puestos en Div y el intenso placer en la cara de su hermano. Cuando su mujer se
retorció bajo Div, emitió un pequeño y agudo gemido cuando se vino por cuarta vez. Div
rugió, estremeciéndose cuando llegó. A diferencia de Gol, rodó rápidamente hacia un lado
para evitar caer sobre ella. Hul se apresuró a empujar a Div completamente por el camino y
tomar su lugar entre los muslos de Kat.

Sus ojos se abrieron, mirando a Hul. "Hola", murmuró, y luego gimió cuando él la empujó.
-"Hola, pequeña mascota".

Página | 53
Div, quien aún luchaba por controlar su respiración, se rió entre dientes cuando ella gruñó e
intentó golpear el pecho de Hul.

-"Llámala Kat, hermano. No le gusta que la llamen una mascota ", informó Div al hermano
que ahora follaba con su mujer.

Hul agarró sus muñecas, inmovilizándolas a los costados, manteniéndola inmóvil.

Gol notó cómo sus músculos se tensaron y sus ojos se oscurecieron, mientras arqueaba las
caderas para encontrarse con las embestidas de Hul. Pensamientos e ideas interesantes se
formaron en su mente, unos que debería probar en una fecha posterior.

-"Tengo a alguien en mente para adoptarla. La unidad familiar Kle-Fir trabaja en el palacio.
Sus hijos acaban de ingresar al entrenamiento, por lo que estarán ausentes durante la estadía
requerida de Kat con sus padres adoptivos. "La mirada de Ric se clavó en la vista de Hul
tomando, reclamando su hembra.

-"Pónte en contacto con ellos, arregla la adopción. Una vez hecha, la liberaremos. Por mucho
que no desee separarme de ella ahora, sé que es necesario ".

-"¿Y nuestro plan para ganar su corazón?" Ric le recordó.

-"Todavía tenemos cinco días para convencerla de que nos pertenece, antes de aterrizar e
iniciar el proceso".
La vara de Gol se puso dura de nuevo. La acarició a tiempo con la frenética embestida de Hul.
Por mucho que quisiera, sabía que no podría montarla de nuevo esta noche. Ella ya había
dado tanto y él no quería abrumarla. Ric ya estaba dando un paso adelante para tener su turno
con Kat, mientras Hul se empujaba, gruñendo su clímax. Ric se movió y empujó a Hul fuera
Página | 54 del camino.

-"Ric, no creo que pueda venirme más ..."

-"Shhh, pequeña, todo estará bien." Ric se arrodilló sobre sus talones y giró a Kat,
levantándola y plantando sus rodillas, antes de montarla por detrás. Div ahora se unió a Gol,
viendo a Ric follarla con golpes fuertes y constantes.

-"Ella es nuestra sheraz, ¿verdad?" El entusiasmo en la voz de Div era obvio.

-"Sí, se harán arreglos".

-"Bien, porque si alguna vez hubiera algo que rompería nuestro vínculo de hermandad, es
esta mujer". Las palabras de Div colgaron pesadamente en el aire. Un enlace cuádruple
Galafraxian era casi irrompible. Para que Div hiciera tal afirmación, hizo que Gol cayera en
sus cimientos, y miró a su hermano menor y se dio cuenta de cuán profundos eran sus
sentimientos hacia Kat.

-"Ella es nuestra. Nos aseguraremos de que se mantenga así." Div asintió con la cabeza,
golpeando a Gol en la espalda, su mirada regresando a Ric y Kat en la cama. Su suave
gemidos llenaron el aire junto con el fuerte olor a sudor y sexo.

-"Pensar que nos lleva a los cuatro llevar a una mujer Demos al clímax." Div negó con la
cabeza.
Gol comprendió que la pequeña mujer los había embrujado hasta el punto de la obsesión, y
que no habría marcha atrás.

Página | 55
Capítulo siete
Página | 56

El término "ser follada a ciegas" ahora tenía sentido completo para Kat. Respiró hondo e hizo
una mueca ante sus doloridos y tiernos músculos, protestando por cada movimiento. ¡Hacía
tiempo que no tenía relaciones sexuales, y mucho menos había tenido relaciones sexuales
con cuatro hombres extraterrestres tremendamente musculosos, extremadamente fuertes,
apuestos y con largas pollas del tamaño de grandes pepinos! Ella luchó contra el impulso de
reírse histéricamente. Era como estar atrapado dentro de un extraño sueño, uno del que no
quería despertar.

Se desmayó después de su último clímax con Ric y no tenía idea de cuánto tiempo estuvo
dormida. A pesar de eso, nunca se había sentido tan saciada y extrañamente contenta.
Pequeños pitidos electrónicos le hicieron saber que ella no estaba sola en la habitación.

Su cuerpo se sentía limpio y la cama en la que ella yacía también olía fresco, libre del olor a
almizcle del sexo. Obviamente, se habían ocupado de ella. Abrió un ojo y vio que las luces de
la cabina se atenuaban. Se dio la vuelta y echó un vistazo a los cuartos.

Al otro lado de la sala se sentaba uno de los hermanos, estudiando una especie de cuadro
tridimensional, que estaba sobre la mesa. Ella observó, fascinada, mientras él usaba su mano
para manipular la imagen, volteando las cosas y eliminando algunas cosas, antes de hablar
suavemente a la computadora para agregar algo.

Kat se sentó y se estiró, atrayendo la atención del hermano hacia ella.

-"Hola, pequeña mascota".

Kat apretó los dientes. "Hul, sabes que no me gusta que me llamen así".
-"Sí, me han informado", dijo simplemente y volvió a su tabla. Claramente, él no iba a dejar
de llamarla mascota pronto.

Página | 57 El retumbar de su estómago rápidamente detuvo la réplica en la punta de su lengua.

Hul apagó su tabla y pidió luces más brillantes en los cuartos.

-"Ric pensó que disfrutarías de la comodidad de tu propia ropa." Hul asintió con la cabeza al
final de la cama grande, donde yacía algo de ropa de su maleta. Uno de sus ligeros vestidos
florales de verano descansaba encima.

-"Aunque, preferiría mantenerte como estas". Su labio lleno se alzó en las comisuras de su
boca.

Tan sexy, él le sonrió así.

Echó un vistazo bajo la sabana rojo ciruela que la cubría, no sorprendida de encontrarse
desnuda.

Suspiró, haciendo caso omiso de la mirada divertida de Hul, y se aferró con fuerza a la sábana
de su pecho, extendiéndose para tomar su vestido amarillo con estampado floral. Ella la deja
caer la sábana para tirar del vestido sobre su cabeza.

-"¿Es la modestia algo común en tu planeta?" Hul preguntó desde el otro lado de la
habitación. Él había abierto un panel del tamaño de un microondas en la pared.

-"Sí lo es."

-"Creo que tendremos que curarte de eso, tarde o temprano".


Kat frunció el ceño, preguntándose qué más planeaban hacer con ella.

Hul habló al panel de pared abierto. Ella parpadeó, aturdida cuando la máquina zumbó y una
bandeja de comida con una taza apareció en una neblina brillante.

Página | 58

-"¿Qué es eso?" Se arrastró hacia adelante sobre la cama, gimiendo de dolor por sus
músculos en protesta. Estaba más dolorida de lo que se había dado cuenta.

-"Un modulador de alimentos. Le dices lo que quieres comer y transforma las moléculas en
alimentos comestibles ", explicó, llevando la bandeja a la mesa en la que se había sentado
antes.

-"Apuesto que reduce la cocción".

-"Todavía preparamos comidas en Galafrax. Los moduladores facilitan el viaje espacial a


larga distancia." Sus ojos dorados vagaron por su cuerpo de la cabeza a los pies.

-"¿Fuimos demasiado rudos contigo la última noche, pequeña mascota?" La tierna


preocupación en su rostro la sorprendió.

Los recuerdos de lo que le habían hecho llegaron inundando su cerebro, haciendo que sus
mejillas se calentaran.

-"No diría demasiado rudo. Ha pasado mucho tiempo desde que tuve relaciones sexuales y
ustedes cuatro no son exactamente de un tamaño pequeño, en comparación con los hombres
que lo son ". Deslizó sus piernas sobre el borde de la cama, con los pies colgando. Cada
mueble de aquí fue construido para acomodar una altura más alta. Ella se sentía frágil y
pequeña en comparación.
Hul todavía vestía el mismo uniforme forrado en negro y rojo, botas gruesas en los pies,
pantalones ajustados con lazos y aros, sin duda para atar las armas. Su chaleco superior
mostraba su sinfonía de abultados músculos rojos de los hombro. Una serie de correas rojas a
lo largo de los lados y debajo de sus brazos se unían a las dos piezas del chaleco.
Página | 59
Suspiró, sabiendo lo bien que su cuerpo duro y tonificado se sentía presionado contra su piel
suave, lo maravilloso que era pasar sus manos sobre sus músculos.

Ahhh, diablos, una ronda con cuatro de este universo de sexo, ¡y habían logrado convertirla
en un idiota!

Hul se volvió, se movió a lo largo de la pared y agitó su mano. Kat se dio cuenta de que todo
el mamparo era una gran área de almacenamiento.

Abrió otro panel y buscó un instrumento largo, plateado y cilíndrico. Luego le tendió la
mano. "Ven", ordenó con firmeza, en un tono que no tenía poder para discutir.

Ella vaciló, todavía no estaba segura de este hermano, pero dejó la duda en el fondo de su
mente. Puso sus pies sobre el frío suelo de metal e inmediatamente sintió las vibraciones de la
nave deslizándose por sus piernas, a través de su cuerpo.

Caminó por los cuartos y colocó su mano pálida y temblorosa en su profundo color rojo.

La mano de Hul se cerró sobre la de ella. Él la tiró hacia la silla. Ella jadeó cuando él la
levantó, colocándola en el asiento, sus piernas colgando unos centímetros del suelo. Hul se
arrodilló frente a ella, empujando hacia arriba el dobladillo de su vestido de verano. Ella se
tensó, mirándolo, insegura de su intención.

"Relájate", dijo en un tono bajo y ronco. "Esto te hará sentir mejor".

Él arrugó solo un lado de su vestido sobre su cadera antes de presionar el dispositivo contra
su piel. Siseó y sintió un leve cosquilleo, que se extendió por todo su costado.

Unos segundos más tarde, la incomodidad que sintió alivió antes de desaparecer por
completo. Bajó su falda tomándola de las manos y poniéndola de nuevo en pie. Ella se estiró
y se sintió bien. Él debió haber visto la pregunta en sus ojos.
-"Es un inhibidor del dolor", explicó.

Página | 60
-"Oh, um, gracias".

Él se puso de pie, antes de inclinarse para capturar sus labios en un beso sorprendentemente
tierno. Kat se inclinó hacia él, gimiendo suavemente, sintiendo que el beso rápidamente se
calentaba más. Su lengua exigió la entrada más allá de sus labios, y voluntariamente se abrió.
Él exploró, probó y provocó, dejándola sin aliento cuando finalmente se retiró.

Cuando se despejó su nube llena de pasión, Kat se dio cuenta de que el zumbido constante del
suelo ya no susurraba contra sus dedos. De repente, se sentó en la silla en la que ella había
estado asentada un momento antes, con ella en su regazo. Al igual que Ric lo hizo antes.

Ella respiró profundamente y parpadeó para ayudar a aclarar sus pensamientos acalorados y
confusos. Hul se acercó y tomó algo parecido a una salchicha verde, levantándolo a sus
labios.

-"Come ahora."

-"Puedo alimentarme por mí misma, sabes", gruño bajo, cruzando los brazos a su frente. Su
cuerpo se movió rápidamente, la irritación se apoderó de él.

Él debió haber recuperado su estado defensivo. "¿Te ofende que quiera alimentarte?"

-"Depende de por qué quieres alimentarme", respondió ella.

-"Me da placer verte comer de mi mano. ¿No es eso razón suficiente?"


-"No, no si solo soy una mascota simple para alimentar".

-"¿Vas a discutir sobre todo lo que elijo hacer?"


Página | 61

-"Sí, así entenderás mi punto". Intentó levantarse de su regazo, pero él dejó caer la salchicha
verde y la inmovilizó en su lugar. Ella sintió su aliento caliente en la parte posterior de su
cuello.

-"¿Las mujeres Demos son mansas y sumisas?" Kat no pudo evitar preguntar.

-"No, lejos de eso. Tenemos que luchar y demostrar que somos dignos incluso de intentar un
montaje ".

Su declaración aturdió a Kat en silencio momentáneo, y su cerebro se aceleró.

-"Oh, ¿debería haber luchado contigo?" No es que Kat quisiera, cuando su única arma a su
disposición era su lengua afilada.

-"No. No, intentábamos convencerte de ser nuestra Sheraz. Nos complace que sea fácil de
aceptar y fácil de complacer ".

-"Así que, eso es lo que soy, una mascota fácil de aceptar", espetó.

Las vibraciones del bajo gruñido de desaprobación de Hul solo probaron despertar su cuerpo
a la vida. Su piel picaba con sensual piel de gallina y su coño se inundó de crema. Sí,
definitivamente era una idiota cachonda. ¡Maldición!
Hul recogió la salchicha otra vez. "Come", ladró en un tono dominante e intransigente.

Algo en el cerebro de Kat hizo clic. Sin pensarlo, se inclinó hacia adelante y dio un mordisco,
Página | 62 masticó y tragó. Ella jadeó, y luego comenzó a toser y ahogarse, agitando violentamente sus
brazos, cuando la horrible salchicha le prendió fuego en la boca y la garganta.

Lágrimas llenaron sus ojos. "Agua", jadeó en un pánico ciego.

Un borde de taza presionaba contra sus labios; ella lo aprovechó, tragando dulce y fresca
agua.

-"Tranquila, pequeña mascota." Hul la levantó y la sentó en la cama, rápidamente volviendo


a llenar la taza. Pero el agua hizo poco para aliviar la quemadura.

Kat se esforzó por llevar aire a sus pulmones, tratando de toser al mismo tiempo, las lágrimas
ahora corrían por sus ardientes mejillas.

El ruido de fuertes pasos al otro lado de la puerta la alarmó, cuando la puerta se abrió de
golpe, admitiendo a uno de los hermanos. Ella no podía decir por su visión borrosa cuál era.

-"¿Qué en los Llanos de Hielo le has hecho?"

-"Ossisso no va con ella, parece", explicó Hul, con demasiada calma para su gusto.

-"¡Maldición, Hul! Dudo que tenga tu pozo de fuego. Ella necesita alimentos blandos".

-"Solo quería compartir mis favoritos con nuestra pequeña mascota". La preocupación
comenzó a encajar en el tono de Hul.
Ric empujó a Hul fuera del camino. Ella lo escuchó gruñir a su hermano.

-"Toma respiraciones lentas y profundas, Kat", ordenó Ric, suavemente. "Tráeme leche de
Página | 63 Yolick; calmará su garganta y le tranquilizará el estómago ".

Hul murmuró por lo bajo, mientras Ric le secaba las lágrimas de la cara. Un momento
después sintió otra taza sobre sus labios. Tragó una leche dulce, espesa y con sabor a coco.

Ric tenía razón; la leche cubrió y calmó su boca y garganta ardientes, como un bálsamo
sanador.

-"Gracias", logró susurrar, antes de mirar a Hul. "Si no lo supiera, juraría que estaba tratando
de matarme".

Hul se levantó, luciendo formidable con las piernas separadas y los brazos cruzados sobre el
pecho, mirándola.

-"Nadie tiene la intención de hacerte daño". La elección de alimentos de Hul no es para todos
los gustos. Ric sonrió amablemente. Ella se encontró devolviéndole la sonrisa. Hul, en una
aparente bufido, dio media vuelta y salió pisando fuerte de los cuartos, la puerta
silenciosamente se cerró detrás de él.

-"Oh querido, no quise molestarlo", dijo como una ocurrencia tardía.

-"No lo hiciste, pequeña Kat. Él se recuperará. ¿Te sientes mejor ahora?"

Ella asintió. Ric extendió la mano, tocando la tela de su vestido de verano. "Esto te queda

muy hermoso. ¿Este tipo de ropa es común en tu planeta?"


-"Um, en las partes más cálidas, sí". Sintió que se sonrojaba por su cumplido, de repente
sintiéndose bastante tímida, incluso después de todo lo que habían compartido.
Página | 64

-"Nuestro planeta es cálido. No del sol, sino de los grandes lagos de fuego que arden noche y
día. Veré si puedo tener una ropa similar hecha para ti, y ¿qué deberíamos hacer con tu
melena? "

Las manos de Kat volaron hacia su cabello, mortificadas. Su cabello debía ser una masa
absoluta de enredos.

-"Um, tengo un cepillo de pelo en mi bolso, ¿si todavía tienes mi bolso?"

Ric se levantó de la cama y caminó hacia la misma área de almacenamiento invisible,


moviendo su mano sobre la parte inferior de la pared, revelando su maleta de color burdeos.
Él se lo trajo.

Una punzada de melancolía la recorrió, mientras estudiaba lo único que le quedaba de su


casa. Se tragó el nudo de emoción y abrió la cremallera del bolso, hurgando en su ropa para
sacar una brocha de cerdas antes de volver a volver a cerrarla. Ric lo tomo y lo volvió a
colocar en la unidad de almacenamiento.

Empezó a trabajar en los nudos, alisando su cabello mientras Ric observaba con evidente
fascinación.

-"¿Tus mujeres no tienen el pelo largo?"

-"Así no. Fuera de la tradición, el cabello es corto, mejor para luchar. Incluso nuestras
mujeres lo mantienen corto, por lo que no hay necesidad de cuidarlo más que de lavarlo".
-"En la Tierra, el cabello puede ser la gloria suprema de una mujer, o eso he escuchado. Nos
gusta hacer todo tipo de cosas con él, usarlo de muchas maneras diferentes ".

Página | 65

-"Es hermoso, muy suave. Es una fusión de diferentes tonos de color. Es bastante fascinante,
pero de nuevo, tú también ".

De nuevo, no pudo evitar el sonrojo de sus mejillas. Ric se rió entre dientes, tomó la mano y
retiró el cepillo de su mano.

Ella estaba un poco confundida por su acción hasta que la giró levemente sobre la cama,
haciéndose cargo de la tarea de cepillar su largo cabello.

Ella suspiró al ver lo maravilloso que se sentía.

-"Hul me dijo que tienes que pelear por las mujeres en Demos. ¿Es eso cierto?"

-"¿Qué más te ha estado diciendo?" Deslizó el cepillo por su cabello con movimientos largos
y suaves.

-"No mucho, aparte de darme órdenes".

-"No te preocupes por tu adorable cabeza sobre Hul. Podemos ser quads, pero somos tan
individuales como podemos obtener en algunos aspectos. Hul es más, um ... " Vaciló.

Adivinó que estaba pensando si debía contarle o no.

-"¿Serio, dominante?" Ella ofreció.


Escuchó la sonrisa en la voz de Ric. "Eres muy astuta. Debo recordar eso ".

Ella sintió que sus labios se crispaban en una sonrisa.


Página | 66

-"Y tú eres el cuidador de la familia; a Gol le gusta estar a cargo, y Div es un escandaloso
coqueto. No, no es difícil ver tus rasgos de personalidad. Incluso caminas y hablas un poco
diferente. Entonces, ¿vas a responder mi primera pregunta?"

Nuevamente pareció dudar, como si lo pensara antes de responder finalmente.

-"Es cierto, las mujeres Demos tienen altos estándares. Cuando una mujer está lista para
convertirse en Sheraz, a menudo elegirá de uno a tres conjuntos de quads que consideren
dignos. Entonces les corresponde a ellos demostrarse en el combate y en la cama lo valiosos
que son para proteger y cuidar sus necesidades ".

Otra ola de nostalgia y tristeza la recorrió, al sentir la diferencia en sus culturas.

-"Ya veo, pero esa no será una opción para mí. Después de todo, sigo siendo solo una
propiedad." Kat luchó por contener las lágrimas.

Los golpes en su cabello se detuvieron. Los fuertes y cálidos brazos de Ric la rodearon,
levantándola y poniéndola sobre su regazo. Ella suspiró mientras él acunaba su cabeza contra
su pecho, ofreciéndole la comodidad que necesitaba desesperadamente.

-"Gol puede muy bien destrozarme por decirte esto, pero eres una criatura inteligente y
mereces saberlo".
Ella se tensó en sus brazos, preguntándose qué era lo que Gol no quería que supiera.

-"Tenemos planes para liberarte cuando lleguemos a Demos dentro de unos días".
Página | 67

Su estómago se apretó con repentino pánico. ¿Iban a dejarla? "Pero pensé que las mujeres
tenían que estar protegidas, ¿qué haré?"

Ric colocó su gran dedo medio sobre sus labios, interrumpiéndola.

-"Hemos hecho arreglos para que seas adoptada por una familia respetada. No tienes nada
que temer."

-"¿No quieres mantenerme?" Ella levantó la cabeza para encontrarse con su mirada.

-"Oh, dulce pequeña Kat, qué equivocada estás. Todos queremos mantenerte,
desesperadamente, y es por eso que te estamos liberando ".

-"Pero, pero ... no entiendo".

Ric se rió entre dientes. "¿De qué otra forma podemos hacerte nuestro Sheraz?"

De repente ella se dio cuenta. Su mandíbula se abrió y la sonrisa de Ric se ensanchó. Su


corazón comenzó a derretirse junto con su cuerpo, mirando la ardiente mirada de Ric.

-"¿Por qué quieren hacer eso?" Su voz sonó baja y ronca, incluso para sus oídos.
-"¿Por qué no nosotros? En este universo, cuando encuentras algo raro y especial, lo sujetas y
nunca lo dejas ir ".

Página | 68

-"¿Crees que soy rara y especial?", Preguntó ella, incrédula. "No sabes nada de mi raza,
aparte de lo que has visto de mí. Yo podría ser el la mujer más fea de la Tierra, por lo que
sabes. Mi propio marido no me quería porque mi cuerpo estaba demasiado gordo para su
gusto". Las palabras brotaron de su boca antes de que pudiera detenerlas.

La frente roja de Ric se arrugó. Maldita sea, era hermoso incluso cuando la miraba con el
ceño fruncido. Eran tan humanos, si no fuera por su piel roja y enormes cuerpos.

-"¿Demasiado gordo?" Ric la miró con incredulidad. "¿No te has dado cuenta de lo pequeña
que eres en comparación con nosotros? Temo que cualquier mujer humana más pequeña que
tú simplemente no lo haría, sumada al hecho de que ninguna otra criatura en el universo
podría ser tan hermosa como todos te veamos que eres. "

Las lágrimas brotaron detrás de los ojos de Kat ante las entrañables palabras de Ric. Tocó una
cuerda profunda en su corazón. Cada momento que pasaba con uno o todos los hermanos, el
cariño que sentía por ellos aumentaba. Nunca nadie, o mejor dicho, "nadie", la había hecho
sentir tan querida, tan especial.

-"Eso es muy dulce de tu parte, pero ... ¿por qué Gol te haría pedazos por decírmelo?"

-"Una vez que eres libre y se completan los trámites de adopción, muchos otros hermanos
competirán por ti para que seas su Sheraz. Gol teme, como todos tememos, que no nos
elegirás ".
Página | 69

Capítulo Ocho

¿Encontraría ella otra ronda de cuatro hermanos más atractivos que las que ya tenía? De
alguna manera, lo dudaba mucho. La situación le dio un gran poder. Bueno, una vez que ella
fuera libre.

-"Creo", dijo lentamente, girando en los brazos de Ric para enfrentarlo, "que todos tenemos
que sentarnos y tener una charla. Si voy a ser parte de tu mundo y de sus vida, entonces
quiero saber todo al respecto ".

-"¿Eso significa que nos elegirás?", Preguntó, con tono y expresión esperanzados.

-"Eso depende de la información que obtenga y de cómo funcione todo este proceso". Tú y
tus hermanos no han sido nada más que agradables, y lo agradezco, los quiero mucho a todos
". Más como un idiota cachonda y loca de babas sobre los hermanos. "Entonces, por favor
entienda, me han arrebatado de mi mundo, sin mi permiso, maltratada, vendida, metida a un
mundo que nunca hubiera podido imaginar".

Ric acarició suavemente su mejilla. "Lo estás haciendo muy bien, para alguien tan pequeño.
Eres fuerte de voluntad y mente. Llamaré a los demás y hablaremos contigo, te diremos todo
lo que necesitas saber ".

Kat sonrió, saltando sobre sus rodillas y lanzando sus brazos alrededor de él. "Gracias",
Página | 70 susurró, plantando un beso en sus labios, lo que pareció sorprenderlo.

Rápidamente, sus brazos se envolvieron alrededor de ella. Inmediatamente tomó el control


de su simple beso, lo profundizó y lo convirtió en algo candente y carnal.

#####################################################################

Ric no pudo evitarlo cuando se trataba de esta hembra en sus brazos. ¡Ella lo besó! Nunca una
mujer lo había besado o iniciado el primer toque. Era el hombre que debía dar el primer paso.

Su oh-tan-suave-forma se sentía tan bien presionando contra los planos más duros de su
cuerpo. No quería dejarla salir de sus brazos. Incluso por su menor estatura, encajaba
perfectamente con él y sus hermanos. No había nada en su mujer que no pudiera ver como
perfecto; su disposición, algunas palabras de su elección y toques tiernos, y se derretía en
complacer. ¡Perfecta!

Le gustaba la facilidad de Katrina, en comparación con lo mucho que tenían que trabajar para
atraer a una mujer Demos a sus camas. A pesar de un poco de disputas de vez en cuando, por
diferencias culturales, no tenían que demostrar su fuerza y capacidad para darle placer. Las
mujeres Demos no estaban obligadas a levantar un dedo cuando se trataba de placer. Era su
obligación tocarla, probarla, besarla y llevarla a término. Entonces, incluso después de todo
el esfuerzo, no garantizaba que ellas aceptarían ser su Sheraz.

Miedo rodó a través de Ric. Agarró a Kat con más fuerza, gruñendo suavemente ante la idea
de otros quads descubriendo lo hermosa y complaciente que era. No quería que ningún otro
quad tocara lo que era suyo. Emociones crudas y posesivas se apoderaron de él. Él y sus
hermanos se asegurarían de que ningún otro pudiera alejarla de ellos. Ella era de ellos!

Gimoteos suaves y femeninos penetraron su cerebro borracho de lujuria. Su vara estaba tan
dura que estaba seguro de que podía golpear remaches espaciales con ella. Quería estar
dentro de ella otra vez. El recuerdo de lo bien que se sentía, la forma en que su calor caliente
Página | 71
y húmedo envolvía su larga y dolorida vara. Fue pura dicha en una escala que nunca antes
había sentido.

Apartó su boca de la de ella para probar su dulce y salada piel a lo largo de su línea de
mandíbula y garganta. Encontraba cada parte de ella adictiva. Sintió que sus pulmones se
expandían en un profundo y desesperado aliento.

-"Oh, Ric", fue su suave súplica, "quítate esto, déjame tocarte". Estaba tirando de la parte
superior de su uniforme.

-"Cualquier cosa por ti, mi pequeña Kat." Se apartó para ver sus ojos, oscuros con la misma
pasión. Ella lo quería a él. Ninguna mujer lo había mirado con tanto deseo.

En un tiempo récord, se quitó la parte superior del uniforme. Le tomó todo su autocontrol no
zambullirse en ella, cuando ella sacó su pequeña lengua rosa, dejando un rastro de humedad
húmeda en sus labios rosados, llenos y carnosos.

Sus pequeños dedos se arrastraron. Él gimió ante la sensación de sus manos corriendo por
encima de su hombro, a través de su pecho, hasta su estómago inferior.

-"Tienes un cuerpo increíble; todos lo hacen ".

Ric no pudo evitar su sonrisa de orgullo masculino, al darse cuenta de que él y sus hermanos
eran atractivos.

-"¿Eso es todo lo que quieres, pequeña Kat?", Bromeó ligeramente.


-"Hummm, para empezar. Déjame levantar y te mostraré qué más me gusta. Quítate las botas
y los pantalones ".

Página | 72

No era una demanda, solo una solicitud amable, que estaba más que feliz de cumplir.

Saltando de la cama, disfrutó el sonido de su suave y musical risa, mientras lo veía casi
tropezarse mientras se quitaba rápidamente las botas de combate y se desgarraba los
pantalones.

Ella trepó a la cama, sus ojos fijos en él, sus profundidades casi coincidían con el hambre que
sentía en su interior.

-"Acuéstate, por favor, en tu espalda. ¿Me dejarás explorar, como tú? "

Él encontró su mirada cálida y verde. Casi podría matarlo, pero en las Llanuras de Hielo,
valdría la pena.

-"Todo lo que desees. Trataré de controlar mi impulso de arrojarte y montarte ".

-"Ya veo." Sus ojos oscurecidos por la lujuria brillaron con malvada intención. Hizo lo que
ella le pidió, preguntándose qué iba a hacer. Su mirada bajó por su cuerpo. "Dios mío, este
tipo grande parece un poco enojado". Su mano se extendió, enroscándose alrededor de su
palpitante y dura vara.

Él siseó ante su toque dándole escalofríos, tan bueno. "Pequeña Kat", advirtió.

Ella movió su cuerpo sobre el suyo, su pelo cayendo sobre su hombro, rozando su estómago,
mientras ella lo tocaba cuidadosamente, explorando su piel.
Quemaba más caliente que los pozos de fuego más profundos, y gimió cuando bajó la boca,
lamiendo el pezón de su pecho. Tuvo que apretar las sábanas, para no agarrarla y voltearla,
enterrando su vara en su apretada vaina.

Parecía disfrutar de su exploración, y no había forma de que fuera a detenerla. Era una
Página | 73
experiencia completa y novedosa, ser complacido en lugar de dar placer.

Dio pequeños 'hummms' y 'coos' de apreciación con cada parte que probó.

-"Tann delicioso." Su voz vibró contra su piel. Ella desvió su atención hacia abajo.
Nuevamente ella tomó su vara en su mano, examinándola.

Ric casi se atragantó con su propia saliva cuando, inesperadamente, bajó la cabeza y le lamió
la cabeza de la vara.

Él abrió los ojos y vio su expresión de sorpresa cuando levantó la cabeza. La preocupación se
disparó a través de él. "Kat, tú no ..." Su voz se apagó cuando vio la traviesa sonrisa extendida
en su rostro.

-"Sabes a chocolate oscuro, ligeramente amargo, pero también dulce".

No tenía idea de qué era el "chocolate negro".

-"¿Eso es bueno o malo?" Maldición, parecía estar sin aliento y necesitado. Estaba aturdido
por lo que ella le podría hacer.

Su sonrisa se amplió. Ella bajó y le dio otra larga lamida, que le hizo echar la cabeza hacia
atrás, arqueando las caderas y gimiendo en voz alta.

-"En la Tierra, el chocolate es mi dulce favorito. Pero creo que tú eres mi nuevo. "Su voz
envió vibraciones a través de su eje. Ella lo tomó profundamente en su boca, chupando con
ardiente fiebre. La succión caliente y húmeda fue increíble; cuando ella lo tomó por la
garganta y tragó contra su eje, casi se vino.

Ella se retiró e inspiró profundamente. "Delicioso."


Página | 74

-"Kat, si sigues haciendo eso ...", advirtió.

-"Humm, sí, quiero esto. Sé un buen chico y no te muevas ".

Ella lo tomo en su boca otra vez, chupando y lamiendo en un ritmo fuerte y constante. Ric
estaba perdido. Su cuerpo hormigueó con su inminente liberación. Corrió de su cerebro por
su cuerpo hacia su vara en explosivo éxtasis. Su semilla se disparó en su boca.

La escuchó gemir, pero ella continuó succionándolo antes de que se suavice en su boca, y ella
liberó su longitud semi-dura de su boca.

Ella apoyó su cabeza contra su muslo, respirando pesadamente.

-"Maldita sea, nunca pensé que pudieras saber tan bien", dijo después de un momento.

Ric se esforzó por levantar la cabeza, tan poderoso había sido su liberación. Se sentía
saciado, letárgico. Cada momento que pasaba con Kat revelaba nuevas experiencias, como la
sensación de absoluta satisfacción.

Tomando una respiración profunda, él la alcanzó, tirando de ella en sus brazos.

-"Me impresionas; nunca me he sentido tan ... tan feliz ".

Ella arqueó una delicada ceja. "¿Nunca has tenido una mamada?"
-"¿Mamada?"

Página | 75
Ella soltó una risita, su piel sombreada mientras se sonrojaba hermosamente. "Sí, te habían
chupado la polla. Aprendí a hacerlo como estrella porno para uno de los cumpleaños de mi
esposo; a juicio, no era tan grande como tú ".

-"Qué hombre tan tonto al dejarte ir".

Ella apoyó la barbilla en su pecho, sonriéndole.

-"Asegúrate de que no somos tan tontos. ¿Qué es una estrella porno? "

Ella soltó una risita y le dio un beso en el pecho. "Algo que espero que nunca descubras. Me
encanta tu gusto y te absorberé a todos, si quieres que lo haga ".

-"¡Oh, pequeña Kat, una vez que mis hermanos se enteren de esto, lo exigirán!"

Su sonrisa de repente cayó, sus ojos se abrieron, y rápidamente se sentó. "¡Oh, Dios, soy un
idiota!"

-"¿Qué pasa?" Preocupado, se sentó.

-"Yo um, nosotros, no usamos ningún método anticonceptivo ayer. Podrían dejarme
embarazada, ¿verdad?"
Ric se dejó caer sobre la cama, el alivio lo recorrió. "¿Eso es todo?"

-"¿Eso es todo?", Chilló casi histéricamente.


Página | 76

-"Hasta que seas nuestro Sheraz, serás incapaz de concebir nuestra descendencia".

-"¿Por qué?"

-"Porque cada hombre Demos, cuando alcanza la mayoría de edad, recibe una inyección para
evitar que impregne a las hembras. Una vez que nos hayamos unido, se nos dará otra
oportunidad para activar nuestra semilla, para que crezca dentro de ti y nos traiga muchas
bendiciones de la llama ".

-"Wow, así que cada, eh, hombre sin pareja está en control de natalidad".

-"¿No tienes tales cosas en tu mundo?"

Ella sacudió su cabeza. "En su mayor parte, es responsabilidad de la mujer, o el tipo usa un
condón".

-"¿Condón?"

-"Una cubierta de látex que recorre tu pene y atrapa tú, eh, semilla".

Ric hizo una mueca ante tal sugerencia, que su vara se cubriera sonaba horrible; quería toda
la sensación de estar dentro de una mujer. "Qué bárbaro".
Kat se encogió de hombros. "Bueno, también detiene muchas enfermedades de transmisión
sexual. Tal vez nuestro planeta se arrepentirá un día y obtendrá un control de natalidad
masculino. "Ella sonrió.
Página | 77

El silbido de una puerta indicó que ya no estaban solos.

-"¿Por qué Kat está vestida, mientras tú estás completamente desnudo?"

Ric sonrió a su hermano.

Kat giró su cuerpo para mirar a Div. Ella soltó una risita y se sonrojó hermosamente.

Div se quitó la parte superior y la dejó caer sobre la silla mientras se dirigía a la cama. "Es una
cosa muy buena que hice para remediar el descuido de Ric." Sonrió diabólicamente.

-"Le he dicho la verdad, hermano", dijo Ric mientras llegaba a la cama.

Div se congeló. Su respiración se detuvo, sus manos descansando sobre la abertura de sus
pantalones, como si esperara algún tipo de respuesta de ella.

-"Creo que es muy dulce de todos ustedes".

-"¿Nos elegirás?", Preguntó Div.

Ella le dio una sonrisa descarada. "Humm, tal vez necesito un poco más de persuasión sobre
por qué debería elegirte a ti y a tus hermanos".
-"Bueno, hermano, ¿vas a dejarla esperando?" Ric se encontró con la expresión silenciosa de
su desafío.

Página | 78

-"Oh, ustedes dos, no hay sexo hasta que hayamos tenido esa charla. Y todavía tengo hambre
".

La expresión de Div se volvió triste. "Pero, mi querida Kat, ¿vas a dejarme así?" Señaló hacia
abajo el obvio y grande bulto en los pantalones de su uniforme.

Ric la vio salir de la cama y pararse frente a Div. Ric continuó mirándolos, sonriendo.

-"Oh, está bien, entonces ven ..." Chilló cuando Div la levantó. Ric rodó desde la cama y se
puso de pie.

-"Pídele una mamada, hermano. Es algo que no quieres perderte ".

-"¿Mamada?" Div miró a Kat.

-"Ven aquí, muchachito". Enganchó su dedo en Div. "Quítate el resto de la ropa y recuéstese
sobre la cama boca arriba. Esto va a ser divertido."

Ric negó con la cabeza, todavía sonriendo mientras Div rápidamente obedecía. El gemido de
Div llenó el aire, y la vara de Ric recuperó su atención, conociendo la sensación de su
ardiente boca en su vara. Con un suspiro, se dio vuelta para limpiar los restos de comida que
Hul habia dejado. Sí, ahora que tenían a su Kat, la vida era casi perfecta.
Página | 79

Capítulo Nueve

¿Qué, en las malditos Planicies de Hielo, estaba mal con él? Hul pisoteó como un niño
malhumorado a través de la nave. A través de la conexión que compartía con sus hermanos,
podía sentir el eco del placer que les brindó su nueva y pequeña compañera.

¿Por qué no podría ser más como Ric y Div? Querer complacer y disfrutar sin tener que
controlar todo. Como soldado, necesitaba estar al mando de su mente, su cuerpo y, sin duda,
los que estaban bajo su mando. Cuando se trataba de la hembra, ¿se esperaba que
simplemente olvidara su condición de guerrero y se doblegara y rasguñara a su antojo? Él no
podía hacerlo.

La voluntad de Kat de cumplir con sus deseos le hizo olvidar todas las lecciones que le
enseñaron sus padres. Quería abrazarla, doblegarla a su voluntad, mientras la follaba a
ciegas. Él quería hacer que ella lo amara. Poco sabía, que su corazón y su alma ya yacían en
sus manos suaves y frágiles. En su mente ya no podría haber otra.

Hul siempre luchó con la aceptación de su sociedad de lo que era normal, cuando se trataba
de Demos quads y relaciones femeninas. A pesar de que el impulso estaba allí por aparearse y
producir herederos, tener que luchar con su compañera todos los días por el resto de su vida,
bueno, realmente estaba en contra de su ser. Kat ofreció una salida. Él sinceramente dudaba
de que adoptara la forma de las mujeres Demos. Le hacía desearla aún más.

Sabía que otros hombres en su planeta tenían opiniones similares. Pero la sociedad estaba con
lo que era la norma por más de mil rotaciones del sol rojo Demos.
Página | 80
No importaba si los Demos tenían el ejército permanente más fuerte de la galaxia; nada
podría protegerlos de ellos mismos. Eran una raza que moría lentamente.

Aun así, actuó como un bruto. Kat era frágil y preciosa. Debería haber sabido mejor que ser
tan contundente con ella. Ella ya estaba abierta y dio mucho de sí misma. Hul se
comprometió a suavizar su camino en el futuro y tratarla con el respeto que se merecía,
incluso si lo mataba. Quería retenerla tanto como sus hermanos y haría cualquier cosa por
ella.

La puerta de la sala de entrenamiento se abrió. El choque de espadas y gruñidos de golpes,


carne en lucha lo saludó. Hul inhaló el sudor almizclado de la habitación, mientras cada
quads se entrenaba con fuerza. Se quitó la parte superior de su torso y agarró una espada de
práctica del estante de armas.

Sus compañeros soldados y subordinados le dieron breves y respetuosas reverencias cuando


pasó junto a ellos. Apuntó con un dedo a los hermanos Far.

-"Vengan, vamos a entrenar".

Se movieron para obedecer.

Un entrenamiento duro ayudaría a mantener su mente alejada de la pequeña y exuberante


mujer que ahora daba placer a sus hermanos. Más que eso, ayudaría a mantenerse bajo
control-o eso esperaba.
Kat se enteró de que todos los buenos hermanos Demos hacían lo que su Sheraz ordenaba.
Gol explicó que, como altos señores, tenían que dar el ejemplo al resto de la población de
Galafrax. Estaban decididos a mostrarle lo bueno que era pertenecerles. Todo lo que tenía
que hacer era dar una orden y saltaban para cumplir todos sus caprichos. La única orden que
Página | 81 realmente los ofendió fue la solicitud de regresarla a su planeta de origen. En este momento,
Kat no tenía ningún deseo real de regresar a la Tierra, en cualquier caso. La elección de una
vida larga y solitaria en la Tierra, o una vida llena de hombres extraterrestres adoradores y
mimosos. No era pan comido. Les pertenecía y ellos a ella, un hecho que fácilmente aceptó.
Contuvo la risa cuando finalmente preguntó por este droide que a menudo escuchaba
mencionar. Le mostraron un video rápido, en la pantalla holográfica del humanoide informe
cubierto en el mismo tono de piel roja, de pie solo unos centímetros más pequeño que un
hombre Demos. Le recordó a Kat las muñecas hinchadas que algunos hombres usaban en la
Tierra. Solo que estos eran robots. Un juguete inventado para ayudar a aliviar las necesidades
sexuales de los Demos.

Los cuatro hermanos juraron que nunca volverían a utilizar un jodido droide, una vez que
notaron su decepción. Le aseguraron que satisfacía sus deseos, como ninguna otra lo había
hecho, o lo haría alguna vez.

La hacía feliz que pudiera complacerlos en ese nivel. No se le permitió salir de sus
habitaciones, debido a que la nave tenía un complemento de soldados Demos, pero la idea la
asustó lo suficiente como para obedecer y permanecer dentro de la seguridad de sus
habitaciones de sus hombres.

Cuando describió los vibradores y los juguetes sexuales que alguna vez había tenido en la
Tierra, se quedaron en silencio aturdido, hasta que Gol declaró que no podía vibrar, pero que
podía complacerla mucho mejor que cualquier juguete que alguna vez haya tenido. Kat se rió
con ganas, acordó que nunca había estado más satisfecha en toda su vida.

El maldito droide no era el único dispositivo mecánico extraño en la nave. Cuando un


dispositivo parecido a una araña con un cuerpo redondo, negro y brillante con brazos y
piernas largos y delgados salió corriendo de un pequeño agujero en la pared, Kat gritó de
miedo, llevando a que todos los hermanos corrieran hacia su rescate. Sus sonrisas divertida y
la explicación del robot de limpieza la dejaron algo avergonzada.

Para mantenerla ocupada, mientras la máquina limpiaba, Gol la arrojó sobre la mesa y la
follo hasta que ella se vino y se sintió demasiado soñolienta para preocuparse.

El apetito sexual de los cuatro hermanos era insaciable. Entre comer, dormir, bañarse y
aprender sobre Galafrax, la tomaron a posiciones que no sabía que existían. Ellos preferían
que ella chupara a uno de los hermanos, mientras que otro hermano la follaba por detrás hasta
que se viniera. Lo tomaban como un desafío para ver quién podría llevarla a término más
rápido. Los cuatro hermanos trabajaban como una máquina bien engrasada. Aprendiendo de
su cuerpo y haciéndola gemir y gritar en éxtasis, antes de que ella colapsase de cansancio,
Página | 82 demasiado saciada para moverse más.

Sin embargo, desde el incidente de la salchicha, Hul se había vuelto reservado en lo que hacía
con ella. Su toque era casi demasiado suave cuando era su turno de hacerle el amor. A
menudo vio la mirada salvaje en sus hermosas profundidades doradas, mientras veía a sus
hermanos follarla. Pero la enmascaraba cada vez que se acercaba. Aun así, no podía evitar
tocarla.

Kat sabía que necesitaba resolver sus problemas, y antes había acordado con Gol tener un
tiempo a solas con Hul. Gol le dio un asentimiento aprobatorio a su pedido. Se mordió la
lengua para no reír, cuando Gol marchó hacia las comunicaciones del barco y ladró,
ordenando a Hul que entrara en sus habitaciones, como si fuera una cuestión de vida o
muerte.

-"Gracias." Tiró de su gran alfa por un beso de gratitud. Ella gritó, cuando sus fuertes brazos
se envolvieron alrededor de su cintura, levantándola de sus pies. ¿Alguna vez se
acostumbraría a la facilidad con la que sus muchachos la recogían, como si fuera una muñeca
de trapo? Ella seguramente esperaba que no.

Gol devastó su boca, dejándola sin aliento y con ganas cuando él la puso de pie, liberándola
de sus brazos.

Antes de que ella pudiera protestar por la pérdida de sus brazos seguros, le guiñó un ojo,
caminando hacia la puerta. Se abrió para mostrar a Hul en el otro lado.

-"Tengo trabajo que hacer, protege a Kat", le espetó a Hul, mirándolo furioso mientras
pasaba junto a su hermano.

Kat sofocó otra risita ante la expresión confundida de Hul.

Cuando Hul entró por la puerta, Kat vio su encantadora piel roja brillando en un brillo de
sudor. La puerta se cerró y él volvió su mirada curiosa hacia ella.

-"¿Has estado ejercitándote?" Kat rompió el silencio primero.


Página | 83

-"En entrenamiento", corrigió.

-"Me gustaría verte entrenar alguna vez; ¿Permitirías eso?"

-"Lo que quieras, Sheraz".

Enojada con su respuesta frívola, frunció los labios y lo miró. En los últimos ciclos, Hul se
desvió de su camino para asegurarse de que no estaría a solas con ella. Se paraba de pie
rígidamente, mientras ella se acercó, y la miró con una expresión de hambre.

A pesar de que no había pronunciado palabras, su necesidad fluía silenciosamente de él con


cada mirada en su dirección. Mostró en cada movimiento depredador de su poderoso cuerpo.

Hul se alejó de ella, caminando hacia la mesa de la cabina, bajando su gran cuerpo sobre la
silla, antes de encender la pantalla del holograma.

-"¿Vas a seguir ignorándome para siempre?", Gruñó Kat molesta por su comportamiento de
evitación.

-"No te ignoro". Su mirada parpadeó sobre su posición en el medio de la habitación. "¿Hay


algo que necesites?"

-"Sí, lo hay". Se acercó a la mesa. "Que dejes de ser un asno y me digas cuál es el problema".
Apagó la pantalla de holo, prestándole toda su atención. Su ceja se arqueó de manera
inquisitiva.

Página | 84 -"Gol me dijo que a las mujeres de tu planeta les gusta estar a cargo y mandar por todas
partes".

-"Esa es una forma de resumirlo".

-"No creo que seas del tipo de Demos a quien le gusta ceder el control".

Su rostro era una máscara en blanco, ilegible, mientras la miraba fijamente y no decía nada.

Ella se lamió los labios; de repente se sintieron extremadamente secos. "Sabes, no soy una
mujer Demos y aunque a veces me gusta ser mandona, también me gusta cuando mis
hombres se hacen cargo. Me hace sentir protegida, cuidada y, sobre todo, amada. Creo que
debería haber un balance de dar y recibir en cualquier relación. ¿No lo crees?"

-"¿Deseas que me haga cargo de ti?" Él tragó visiblemente. "¿Ya no me he probado indigno?
Fui un bruto por tratar de forzarte a comer el Ossisso. Cometeré más errores. Tú debes
mandarme, y no yo a ti ".

Kat sonrió y negó con la cabeza. Ella podía ver en sus ojos que luchaba con el esfuerzo por
mantenerse bajo control. Qué extraño que una simple salchicha pueda causar tal problema.

Ella se acercó más y le puso la mano en el brazo. El leve toque la atravesó. Ella sintió la
tensión sexual en el aire.

-"No se trata de quién está a cargo o quién no; se trata del equilibrio en una relación.
Físicamente, estamos lejos de ser iguales. Está claro que tienes una tecnología superior, de lo
que estoy acostumbrada, pero eso no significa que no pueda aprender. Me encanta que seas
más grande y más fuerte. Me da una sensación de seguridad. Cada acción que has tomado,
desde que me rescataste del Jorval, ha demostrado cuánto te importa. A pesar del Ossisso, sé
Página | 85 que solo querías compartir tu comida y cuidarme ".

Avanzando, ella se arrastró hasta su regazo. Sus brazos se curvaron alrededor de ella,
sosteniéndola en su lugar. Ella vio que su aliento se aceleraba, su cuerpo se tensaba y sus ojos
se oscurecían con un deseo ardiente. Ella sonrió seductoramente, aunque tímidamente.

-"No se lo digas a los demás, pero me gusta cuando estás al mando y a cargo. Me enciende."

-"Kat". Su nombre sonó con un profundo gemido. Él extendió la mano, ahuecando su rostro
en su gran mano. "Para alguien tan pequeño, ¿cómo sabes tanto de nosotros? Traes alegría a
mi corazón, nunca creí posible ". Sus ojos buscaron los de ella. "Prometí siempre ser amable
contigo; No confío en mí mismo para no lastimarte. No es el modo Demos para nosotros
someter a nuestras mujeres a nuestros caprichos ".

-"Confío en ti, Hul, y eso es todo lo que importa. Y creo que ya has notado que no soy una
mujer Demos. Incluso si aprendo tus caminos, siempre seré humana. No siempre voy a ser
obediente, pero tampoco estoy exigiendo. Mientras los tenga a ustedes cuatro, soy una mujer
feliz. Hace semanas, me habría reído de cualquiera que pensara que la vida más allá de las
estrellas existía, y mucho menos la idea de que terminaría casada con quads alienígenas. Pero
ahora, creo que todo es posible. Y quiero que también lo creas y, sobre todo, que creas en ti
mismo ".

En ese momento Hul perdió su batalla interior. Su mano se clavó en su cabello, agarrándolo
con fuerza y girando su cabeza para su beso profundo, posesivo y dominante.

Ella, sin querer, se frotó la mitad inferior contra su pierna en necesidad. Él le quitó el vestido
y se lo tiró al cuerpo, dejándola desnuda. A horcajadas sobre él, su coño mojado y desnudo
empujando contra el bulto duro en sus pantalones.
-"Kat, mi mascota, te necesito mucho". Él gimió contra sus labios. Él se movió debajo de ella,
liberando su larga y dura polla.

Página | 86

-"También te necesito, Hul. Tómame, hazme tuya".

Él la agarró de las muñecas, tirándolas detrás de ella, dejándola indefensa. Hul tenía el
control total y amaba cada segundo de eso. Fácilmente, la levantó, movió sus caderas hacia
adelante antes de bajarla sobre él. Sintió que la punta roma de su pene grueso se conectaba
con la boca de su coño. Ella se dejó caer, estirando sus paredes interiores, obligándose a
tomar todo lo que tenía para dar. Y ella lo quería; quería todo y no solo a Hul.

En la parte posterior de su mente embriagada de placer, se dio cuenta de que no solo


necesitaba a Hul, sino a los cuatro hermanos como ella necesitaba respirar. Tal vez se debió
en parte al Síndrome de Estocolmo, y tal vez estuviera mal, poniendo su corazón y felicidad
en manos de otros. Kat siempre estaba demasiado necesitada. Era parte de su naturaleza,
querer amar y cuidar a alguien y hacer que la amaran y se preocuparan por ella, a cambio.
Cautiva en los poderosos brazos de Hul, no podía obligarse a preocuparse.

Con una mano, sujeto ambas muñecas juntas, antes de inclinarla hacia atrás sobre su brazo.
Él la levantó, dándole más espacio para empujar hacia ella, mientras la tiraba hacia abajo,
empalándola una y otra vez.

El ángulo de su espalda arqueada le daba un mejor acceso a sus pechos. Kat se quedó sin
aliento y llorisqueó, mientras tomaba un pezón endurecido en su boca y chupó. Él acunó su
cabeza cuando cayó hacia atrás, incapaz de soportar su peso. Él la sostuvo firme, follándola
como si fuera un juguete sexual, para ser usada para su placer. La hizo arder por más.

Cada tirón de su caliente y húmeda boca en su pecho enviaba sensaciones que bajaban a su
clítoris, haciéndolo palpitar. Ella iba a venirse en un tiempo récord.

-"¡Oh, Dios, Hul, sí, sí!" Su grito hizo eco en la habitación; su cuerpo tembló mientras ella se
acercaba al clímax. Liberó su pecho y se deslizó por su garganta.
-"Nos perteneces, Kat, nuestra mascota, nuestra mujer. Solo nosotros te poseeremos." Sus
palabras vibraron contra su piel. Perdió el control y gritó el nombre de Hul cuando se vino.
Ella tembló cuando el placer inundó cada una de sus terminaciones nerviosas.

Página | 87
Las embestidas de Hul se hicieron más rápidas, más urgentes. Él levantó la cabeza.
"Mírame."

Su orden la hizo abrir los ojos; sus miradas se enfrentaron. Sus ojos eran un ardiente y
fundido dorado de intensa pasión. Él aplastó su boca contra la de ella en un beso brutal; su
gruñido fue bajo en su garganta, y su cuerpo tembló. En el siguiente momento, se estremeció
y ella sintió su caliente semen inundar su interior.

La empujó hacia adelante, soltando sus muñecas. Kat colapsó contra él, chupando oxígeno
que tanto necesitaba en sus pulmones. Permanecieron juntos, ni inclinados a moverse.

-"¿Estás bien? ¿Te lastimé? "Su profunda voz rompió la felicidad post-sexual.

Kat obligó a sus brazos a moverse, envolviéndolos alrededor del cuello de Hul. Ella levantó
la cabeza de sus hombros, sonriendo ampliamente.

-"Mejor que bien. Puedes hacerme eso cuando quieras, mi gran chico ".

La sonrisa que dividía su hermoso rostro hizo que su corazón se derritiera. Sí, ella
definitivamente estaba condenada.
Página | 88
Página | 89

Capítulo Diez

Tres semanas con los hermanos fueron el momento más maravilloso de su vida. Quién sabría
que al ser secuestrada se enamoraría. Los cuatro hermanos se desvivieron por asegurarse de
que ella tuviera todo lo que deseaba. Cuando declaró que la estaban mimando, los hermanos
se unieron, sonrieron y besaron sus protestas.

Parecían casi dolidos cuando no pudieron proporcionarle algunas de sus peticiones, como
una visita a la nave. En cambio, Hul le dio un recorrido holográfico, explicando una vez más
que no era seguro dejarla salir de sus habitaciones. Kat se acostumbró bastante a tener uno o
dos de los hermanos con ella todo el tiempo.

Cuando estuvieron todos juntos durante una comida, fue un disturbio verlos interactuar,
burlarse y molestarse mutuamente. Los hermanos estaban más que felices de contarle
historias de sus grandes victorias en batalla.

Tres de sus hombres estaban sentados a su alrededor en la cama, mientras Hul estaba de
servicio. Su espalda descansaba en el frente de Gol mientras explicaban el proceso de
adopción. En sí mismo, era simple y rápido, pero para hacerlo oficial, tenía que irse a vivir
con su familia adoptiva durante dos semanas en Galafrax. Una semana en Galafrax igualaba a
ocho días terrestres. Después, se le otorgaría la ciudadanía completa y se le otorgarían los
mismos derechos que cualquier mujer Demos.

-"Ahí es cuando tenemos permitido cortejarte", explicó Gol.


Ella sonrió. "¿Qué tan romántico, y cómo hacen eso? ¿Citas para cenar y baile?"

Página | 90
Los hombres la miraron perplejos. "Me encantaría verte bailar, pequeña Kat". Div se sentó en
su otro lado. Estaba dándole pequeños trozos de fruta jugosa que cortaba con una daga que se
veía decadente, mientras Ric frotaba suavemente sus tobillos.

-"El cortejo implica pelear para impresionar a la mujer, mostrarle que somos capaces de
protegerla y crear una descendencia fuerte".

-"Oh, realmente no me gusta lo de pelear. Ya soy suya de todos modos. ¿No podemos saltear
la pelea e ir directamente a la boda? "

-"Sabemos que eres nuestra." La sonrisa de Gol fue reconfortante. "Pero es nuestro camino.
Descubrirá que no somos los únicos que querremos cortejarte. Cada mujer debe tener más de
una unidad quads para cortejarla, para asegurarse de que tenga una buena opción ".

Kat alzó una ceja ante eso. "¿Tiene qué? ¿Qué pasa si nadie quiere cortejarla, entonces qué
hace ella?"

-"En la larga historia de Galafrax, esto nunca ha sucedido. Los machos siempre han superado
en gran medida a nuestras hembras. Nuestro deseo de tener relaciones sexuales y de
reproducirnos es un fuerte instinto ".

-"Bueno, puedo ver por qué, pero todavía puedo elegir. No me veré obligada a aceptar otro
grupo de hermanos, si azotan sus culos ", ella bromeo.
-"Somos Lords Demos, el mejor, el más rápido y el más fuerte de todos en Galafrax". Ric
habló con naturalidad. "No seremos derrotados, y siempre es elección de la mujer, sin
importar el ganador".

Página | 91
-"Estoy contenta con eso. ¿Hay algo más que deba saber sobre este cortejo? ¿Alguna sorpresa
escondida?"

-"Además de demostrarnos como guerreros fuertes, también debemos demostrar que somos
capaces de complacer a la mujer de nuestra elección".

Kat se sentó ante las palabras de Gol. "No tengo que dejar que nadie más me toque, ¿verdad?"
Se giró para mirar a Gol. "No quiero que nadie pruebe si pueden complacerme. Son todo lo
que quiero, todo lo que necesito ".

Los hermanos se miraron el uno al otro antes de que Gol la tomara en sus brazos.

-"No permitiremos que nadie te toque. Nos pertenece. Esto es simplemente una formalidad
que debemos atravesar. Nos elegirá para que primero lo disfrutemos, luego de esa noche,
declare a los oficiales que estás satisfecha con nuestro desempeño y nos has elegido. Los
otros nunca tendrán una oportunidad. Entonces habrá terminado y podremos tener, como
dices, nuestra boda ".

Kat se relajó contra Gol. "Uf, me tenías preocupada por un momento".

-"No sabes lo mucho que nos agrada oírte decir que no quieres a otros".

-"No lo diría si no lo dijera en serio. Me preocupo por todos ustedes. Simplemente no podría
imaginar pertenecer a nadie más ".
Como si no pudiera detenerse, Gol la besó. Fue un beso apasionado y reverente, dejándola sin
aliento.

Página | 92 Aturdida, ella le sonrió. Ahora, feliz en su papel de boba cachonda, Kat se sintió fortalecida
por lo mucho que sus hombres siempre la querían y ella a ellos.

-"En la próxima rotación, llegaremos a Galafrax", interrumpió Ric, sacándola de los brazos
de Gol y poniéndola sobre su regazo. Automáticamente, ella envolvió sus brazos alrededor
de su cuello. "Sugiero que hagamos lo mejor de nuestro tiempo, antes de tener que separarnos
de ti".

-"Pero solo por un corto tiempo, ¿cierto?"

-"Correcto". Div se colocó a su izquierda, apartando su pelo de la nuca, colocando besos con
la boca abierta por su espina dorsal.

-"Entonces nos pertenecerás por el resto del tiempo", declaró Gol. Los otros gruñeron en
acuerdo, más deseosos de amar a Kat hasta que una vez más no tenía huesos y carecía de
sentido.

Desde la pantalla holográfica frente a ella, que estaba conectada a la pantalla del puente
delantero, Kat tuvo una visión clara del planeta, que se convertiría en su nuevo hogar. Era un
planeta remolino con rojo, negro, marrón, amarillo y toques de verde. Uno de los extremos
estaba cubierto de blanco y azul, como glaseado como un pudín de ciruela. En las áreas más
oscuras, los puntos de luz brillaron e iluminaban desde el lado oscuro del planeta, mostrando
una gran población. Era exótico y misteriosamente hermoso.
-"¿Qué piensas?"

Página | 93
Miró a través de la pantalla holográfica a Div, que había ganado el sorteo para quedarse con
ella hasta que el barco atracara. "Muy diferente de mi mundo natal, pero es magnífico".

La sonrisa de Div era de orgullo. "Con el tiempo, te sentirás como en casa aquí como
nosotros".

La nave se estremeció bajo sus pies. Div se levantó y agarró la ropa que usaría una vez fuera
del barco. "Ven, vamos a prepararte".

Kat suspiró y dejó que Div envolviera la pesada tela alrededor de su cuerpo, colocándose la
capucha de la capa sobre su cabeza, casi bloqueando su visión.

La puerta se abrió bruscamente y el resto de los hermanos esperaban.

-"Permítenos llevarte a casa." Gol lo atravesó, ofreciéndole su mano.

Ella le sonrió nerviosamente y le puso una mano temblorosa en la cálida. En silencio, rezó
para que se acostumbrara a los extraños modos de Demos y fuera capaz de llamar hogar a
este extraño mundo.

-"Me siento como una bolsa de alfombras en movimiento".

-"Estoy seguro de que eres una alfombra en movimiento muy bonita, si supiera lo que es una
alfombra", dijo Div, moviendo sus cejas hacia ella. Ella soltó una risita, atrayendo la atención
de los soldados Demos que pasaban.
La escoltaron a través del barco hasta las naves de atraque del barco. Hul y Gol tomaron el
delantera mientras Div y Ric caminaban detrás de ella, como guardias armados que la
llevaban a la sala de ejecución.
Página | 94
Podía ver a otros quads alineándose para abordar las lanzaderas de transporte, todos
mirándola con curiosidad.

No había asientos, solo correas colgando de los barrotes encima de ellos. Cada soldado se
acercó, agarrando una correa. Pero no había forma de que ella pudiera alcanzar esa altura. Un
fuerte brazo rodeó su cintura, tirando firmemente de ella contra uno de los cuerpos duros del
hermano. Levantó la vista para ver a Hul mirándola, una pequeña sonrisa jugando en sus
labios.

-"No te alarmes por la caída. Te tenemos y no te dejaremos caer ".

Luchó contra el creciente pánico de tantos soldados grandes en un espacio pequeño. Si se


volcaran como fichas de dominó, sin duda ella sería aplastada en el proceso. No había otra
opción que confiar en que sus quads evitarían que eso sucediera, y nadie más parecía estar
preocupado.

Sin previo aviso, la puerta del transbordador se cerró. Escuchó un zumbido, y luego hizo
exactamente lo que Hul dijo, cayeron. Kat chilló alarmada, girando en el abrazo de Hul para
envolver sus brazos alrededor de él, tratando de evitar que su estómago terminara en su
cabeza. Enterró su rostro en el uniforme de Hul, aferrándose a él para salvar su vida,
esperando a que se detuviera la sensación de desgarro.

-"Tranquila mascota, pequeña," le susurró al oído, dándose cuenta de que la levantó de sus
pies, acunándola contra su pecho. "Terminará pronto".

Después de cinco largos minutos, la caída se detuvo y la nave se deslizó con un suave
balanceo de un lado a otro.
-"¿Vas a revelar lo que tienes, Lord Gol? Todo el barco sabe que has estado manteniendo a
una esclava alienígena en tu alojamiento. Queremos saber qué especie es ella ".

Página | 95 -"Cuidado con tus palabras, Til, la mujer no es de tu incumbencia", gruñó Gol, con una
amenaza mortal. "Hasta que el transbordador se acople, todavía estás bajo mi comando".

Kat se sintió aliviada cuando volvió a caer el silencio, pero aún podía sentir las pesadas
miradas de los hombres a su alrededor. Hul la apretó contra él.

La lanzadera aterrizó con un ruido sordo, las puertas se abrieron y los cuatro soldados
salieron, dejándolos hasta el final.

-"Gracias", le murmuró a Hul, mientras la soltaba y la ponía de pie. Ella se tambaleó, todavía
se sentía temblorosa.

-"Deberíamos habernos dado cuenta de que la caída atmosférica sería difícil para ti".

-"Estoy bien. Me alegro de tenerte para aferrarme". Le sonrió a Hul.

-"Katrina, bienvenida a Galafrax." Gol la tomó de la mano y la sacó de la lanzadera. Una


ráfaga de viento cálido golpeó su cara, haciendo que su pelo se moviera. Ella inhaló el aire;
su mente luchó por encontrar símiles para comparar los aromas. Por un lado, se sentía
tropical, un sabor ligeramente afrutado con un toque de especias. El color del cielo estaba
teñido de rojo púrpura y sentía el calor del gran sol rojo que brillaba sobre ellos.

Mirando a su alrededor, se dio cuenta de que la lanzadera había aterrizado en un edificio alto.
Ella caminó hacia adelante, mirando por primera vez sobre la vasta y extraña ciudad.

Kat miró con asombro. Las calles estaban bordeadas de tonos tierra de rojo y marrón; las
casas y los edificios eran una mezcla de estructuras pirámides de diferentes tamaños. Las
calles se colocaban uniformemente, una detrás de la otra y se extendían por millas, rodeando
una pirámide central. Kat estaba segura de que sería cinco veces más grande que las
pirámides de Giza en Egipto.

Página | 96
-"Tenemos ese tipo de edificios en la Tierra".

-"Edificios-Qyi?" Hul cuestionó.

-"En la Tierra, los llamamos pirámides, construidas por una antigua civilización llamada
Egipcios. Creo que también habia algunos Qyi-Buildings, construidos por otras culturas en
varias partes del planeta. Pero eso fue hace mucho tiempo. Los humanos ya no construyen
pirámides como esta ".

Ric la tomó de la mano, alejándola del borde del edificio, hacia una gran entrada en la que
otros quads Demos desaparecieron.

-"¿A dónde vamos ahora?"

-"Deseamos iniciar el proceso de adopción de inmediato", afirmó Ric. "Cuanto antes se haga,
antes podremos formalmente cortejarte y reclamarte".
Página | 97
Capítulo Once

Kat forzó una sonrisa e intentó no mirar boquiabierta a su nueva 'familia adoptiva', P'Tala.
Ella sería conocida como Katrina P'Tala. No sonaba demasiado raro.

-"Katrina, este es Tev, Yuv, Riv, Oul, y su Sheraz Sarrbeem, tus nuevos padres y madre".

-"Um, encantada de conocerles y gracias por hacer esto por nosotros", dijo Kat cortésmente.

Esta era la primera mirada apropiada de Kat a una mujer Demos. Era casi tan alta como los
hombres, pesados con un pecho plano. No era extraño que sus hombres estuvieran tan
cautivados con sus pechos, ahora que lo pensaba. Su cabello negro estaba teñido de matices
grises, al igual que los hombres mayores que la flanqueaban. Aparte de la forma del cuerpo,
sus rasgos eran más delicados y femeninos. Sus ojos eran de un dorado más claro, casi de
color amarillo claro, mientras miraba fríamente a Kat.

-"Es un placer, pequeña humana". Tev habló primero.

Kat recordó que por lo general siempre era el mayor que era el vocero.
-"Habla en voz muy baja", dijo Sarrbeem audazmente con el ceño fruncido, mirando
críticamente sobre ella, haciendo que Kat se sintiera cohibida, casi como un error en la
pantalla. "Y muy pálidas. No esperaba que fuera tan pálida; se ve frágil. ¿Están seguros de
que es adecuada para ser una Sheraz? "Se dirigió a Gol y Hul.
Página | 98

-"Muy adecuada. No hubiéramos preguntado esto si no lo hubiera hecho ", defendió Gol,
luciendo más que molesto.

-"Oh, muy bien, mientras ella no se interponga en mi camino", dijo la mujer, bastante
groseramente. Luego giró sobre sus talones y se alejó. La puerta se abrió y se cerró detrás de
ella.

Ninguno de sus 'maridos' se molestó por su comportamiento.

Esta vez Kat se quedó boquiabierta. "¿Estás seguro de que esto está bien? No quiero ser la
causa de ningún problema ".

Sus padres pronto a adoptarla la miraron atónitos, pero se recuperaron rápidamente.

-"Nos sentimos honrados de tener una hija", dijo Yul con una sonrisa. "Es raro encontrar una
mujer tan ... educada".

-"¿Raro?" Kat parpadeó confundida. "Lo siento, pero estoy encontrando que su mundo y sus
costumbres son confusas. En mi planeta, es una cortesía común ser amables el uno con el
otro, sin importar el género ".

-"Has estado faltando en educar a tu ser humano, Gol", dijo Tev, antes de volver a dirigirse a
ella. "Las mujeres Demos pueden hablar, actuar y hacer lo que quieran, y es nuestro deber ver
que se cumplan todas sus demandas".

-"¿Incluso si ofenden a todos los que los rodean?"


Página | 99

-"Aprendemos a nunca ofendernos por lo que nuestras mujeres dicen o hacen", dijo Oul.

Se giró y miró a sus hombres. "Ustedes cuatro. ¿Por qué no me dijeron eso?"

Los cuatro hermanos parecían avergonzados, mirándose el uno al otro.

-"Te atesoramos por tus rasgos humanos, Kat. Pensamos que si supieras ... "comenzó Gol.

-"Te gustaría ser como ellas", terminó Ric.

Kat negó con la cabeza. "Soy lo que soy, y no puedo ser nada más. Me lástima que no hayan
confiado en mí lo suficiente como para decirme la verdad. "Ella enganchó sus manos en su
cadera. "¿Realmente pensaron que me convertiría en una perra de primera clase?"

-"¿Qué es una perra?" La pregunta vino de los hermanos detrás de ella.

-"Alguien que actúa desagradable y no se preocupa por los sentimientos de los demás".

Div se arrodilló, la atrapó por el medio y la estrechó entre sus brazos. Él presionó su rostro en
su pecho.
-"Perdónanos, belleza, no tenemos ningún deseo de perderte".

Ella levantó la vista para ver expresiones idénticas de remordimiento y preocupación. Tocó
Página | 100 su corazón que les importara tanto y, al mismo tiempo, estaban tan desorientados. No era de
extrañar que la quisieran tanto si tuvieran que enfrentarse a una perra Demos como Sheraz.

Seguramente, no todas las mujeres Demos podrían ser tan malas. ¿Podrían ellas serlo?

-"No hay nada que perdonar, Div, no te preocupes. No quiero dejarte ir tampoco. Me
preocupo mucho por todos ustedes. Creo que deberían comenzar a tener un poco de fe en mí
".

-"No es un error que cometeremos de nuevo", se acercó Ric desde su costado, girando
suavemente la cabeza con los dedos, inclinándose para rozar sus labios con los de ella. Era
suave y gentil, a diferencia de los cálidos besos a los que estaba acostumbrada con sus
hombres. Sintió a Gol en su otro lado, acariciándola, haciendo que su piel se calentara.
Rodeada por sus hombres, se sentía segura, protegida, pero lo más importante, sentía que
estaba donde pertenecía.

Alguien aclaró su garganta y sus hombres retrocedieron a regañadientes, dejándola sin


calidez y comodidad. Volvió a mirar a los otros, sus 'padres'.

-"Vemos claramente el afecto que tienes por tus elegidos. Nos esforzaremos por terminar el
proceso lo más rápido posible, para que ella pueda ser su Sheraz ".

-"Es apreciado. Cuídenla por nosotros; ella es nuestro tesoro ", dijo Gol, dándole a Tev y a su
hermano una reverencia respetuosa.

-"Tenemos que dejarte ahora, pero regresaremos en unos días. Será peor separarse de ti que
enviarnos a las llanuras de hielo ", le dijo Ric.
Ella asintió con la cabeza, sin embargo, todavía luchaba por mantenerse quieta y luchar
contra las lágrimas, ya que cada uno se despidió de ella antes de darse la vuelta para irse.

Página | 101 Permaneció allí por un momento mirando fijamente la puerta por la que sus hombres se
habían ido, deseando desesperadamente correr tras ellos.

Kat casi saltó un metro cuando una mano le tocó el hombro. Ella se giró.

-"Te mostraré tu habitación. ¿Hay algo que deseas? ", Preguntó Yuv, recogiendo su maleta.

-"Um, estoy un poco hambrienta y me gustaría refrescarme, si está bien".

Todos los hermanos sonrieron con obvio placer.

-"Será un honor hacer una comida para ti." Tev desapareció rápidamente a través de otra
puerta de la habitación central.

-"Tendrás que disculparme, hija mía", dijo Riv, "debo volver a mis deberes".

-"Oh, no dejes que te retenga, por favor; um, ¿debería llamarte papá, padre o algo así?"

La sonrisa en los tres hombres mayores se amplió.

-"¿La palabra 'papá' es otro término para padre?"

-"Sí". Ella le devolvió la sonrisa. Qué fácil era hacer felices a estos hombres. "Papá se usa
como un término de afecto".

Tev hizo una pausa, su sonrisa rápidamente reemplazada por un ceño preocupado.
Página | 102

-"Haríamos que nos llamaras con lo que te sientas cómoda".

-"Me gusta papá; nunca tuve un padre propio. Mi padre real nos dejó a mi madre y a mí
cuando aún era joven ".

Idénticas expresiones de horror cruzaron sus rostros. "¿Cómo puede el padre de uno dejar a
su hijo? Tal criatura no tiene honor ", dijo Oul.

Eran realmente grandes en lo del honor, bueno, para los hombres al menos.

-"Oh, no te preocupes, no es tan raro en mi planeta. Mi madre y yo nos llevamos bien sin él ".

-"Pero Gol nos dijo que estabas desprotegida y te robaron los comerciantes Jorval".

-"Algo que me gustaría olvidar", dijo con un triste suspiro. "Gol y Hul me rescataron de un
destino peor, estoy segura".

Los tres hermanos restantes se miraron el uno al otro, como si no supieran qué hacer o decir.
Probablemente estaban acostumbrados a manejar a su grosera y exigente Sheraz.

-"Eres oficialmente libre. Firmé el documento yo mismo, así que no tienes motivos para
temer. Estamos más que encantados de tener una hija. A su manera, sé que Sarrbeem también
".

Esto aún estaba por verse. Kat no pudo evitar la idea. Ella no quería preocupar a sus nuevos
Página | 103 papás.

Papás.

Ella sostuvo una risita. Apenas tenía uno en la Tierra y aquí estaba ella con cuatro. Cómo
habían cambiado las mareas.

-"Sí, gracias, si tienes que irte, papá", se enfrentó a Tev, "por favor ve".

Eran apuestos cuando sonrieron. Tev asintió y rápidamente salió por la misma puerta que
dejaron sus hombres, dejándola con Yuv y Oul.

-"Por aquí, Hija." Oul sonrió, guiando el camino hacia otra puerta corredera. Todos se veían
muy parecidos. Se deslizó en la abertura, revelando un largo corredor con algunas otras
puertas, de nuevo con el mismo tono de amarillo. "Estos son los dormitorios. Nuestros hijos
van por ese otro lado". Oul señaló hacia la izquierda. "Están fuera por el entrenamiento y no
volverán hasta la próxima semana. Nuestra cámara está junto a la de ellos y la tercera es la de
Sarrbeem. Esta habitación, hija mía, es tuya ".

Ella lo siguió varios metros hacia la derecha y lo observó mientras colocaba su mano sobre el
panel, deslizando la puerta para abrirla. Retrocediendo, Oul le permitió entrar primero.

Entró en una habitación enorme y opulenta; el centro estaba hundido con una cama grande.
Estaba cubierto por las mismas sábanas rojas y amarillas que en las habitaciones de sus
hombres en su barco. También había una sala de estar con un cómodo sofá negro, una gran
pantalla en la pared, que sabía que era el dispositivo de comunicación. Había una pequeña
mesa con una silla aún más pequeña, y cerca del otro extremo había una sola ventana, que se
elevaba desde el suelo, metro ochenta de altura y un metro de ancho.
-"Wow, podrías caber toda mi casa en la Tierra en esta habitación individual".

-"¿Estás contenta, entonces?" Dijo Yuv detrás de ella, mientras paseaba por la suite.
Página | 104

-"¿También son pequeños los edificios en tu planeta?" Oul la estaba estudiando con la misma
expresión de curiosidad que Yuv.

Ella le sonrió. "No todos ellos. Nos gusta construir enormes y grandes para aquellos que
pueden pagarlo. Y sí, gracias, estoy muy contenta ".

Se movió hacia la ventana para mirar las luces de la ciudad. "Es hermosa", murmuró
asombrada. No había visto gran parte de la ciudad cuando sus hombres la condujeron hasta
allí, a su familia adoptiva en un transporte aéreo sin ventanas, que parecía una lanzadera en
forma de frijol gigante y negra.

-"La sala de baño está por allí." Oul dejó su maletín sobre la mesa, mirándolo
inquisitivamente.

Kat se acercó, abrió la cremallera de su bolso y lo abrió para dejarlos mirar. "Estas son las
únicas ropas que tengo. El comerciante de Jorval fue lo suficientemente considerado como
para tomar mi bolso cuando me secuestró."

-"Necesitarás más ropa", dijo Yuv de forma práctica. "Sarrbeem disfruta gastando nuestros
créditos. Ella disfrutará llevándote a los mercados, para conseguir lo que desees ".

-"Y mucho para ella", agregó Oul con fuerza, mirando a su hermano.
Parecía que los gastos de Sarrbeem eran un problema, por la irritación que veía parpadear en
su expresión.

Página | 105 -"No necesito mucho, realmente. Estoy feliz con lo que tengo. Tu familia está siendo más que
generosa al adoptarme ".

Nuevamente parecían aturdidos pero rápidamente lo ocultaron. "Insistimos en que tengas lo


que quieras. Además, tus quads cubrirán cualquier gasto ".

Sospechaba que estaban esperando que ella comenzara a exigir cosas y ser mandona.

-"No deseo insultarlos, si eso es lo que quieren,"

-"Lo que queremos es que seas feliz con nosotros. Puedes tener todo lo que desees ".

Kat negó con la cabeza y sonrió. La confundió ver cómo estos soldados grandes, fuertes y
dominantes eran tan azotados por sus mujeres.

-"Lo que quiero es que no complazcan mis deseos. Mientras tenga lo que necesito, estoy
feliz. Sean hombres, por el amor de Dios. Estoy acostumbrada a que los hombres sean
exigentes, no cuestionen todo. ¿No son guerreros, formidables en el campo de batalla?"

-"Lo somos". Se pararon más erguidos y orgullosos.

-"Haré un trato con ustedes. Trátenme con el mismo respeto y cortesía que a un hombre en
Galafrax y haré lo mismo a cambio ".
Los hombres dudaron. "Hablemos primero con nuestros hermanos".

Página | 106
Kat asintió. Riv entró con una bandeja grande, llena de alimentos y una gran jarra de líquido.

-"Dejaremos que te instales. Uno de nosotros siempre estará aquí para ver tú ... "Oul hizo una
pausa. "Tus necesidades. Nunca dudes en pedir cualquier cosa ".

-"Gracias". Kat sonrió. Los hermanos le dieron un extraño asentimiento simultáneo antes de
darse la vuelta, siguiéndose el uno al otro.

Por primera vez desde que fue comprada por Gol y Hul, estaba sola. Se había acostumbrado
tanto a que uno o más de sus hombres estuvieran a su alrededor, sintió su pérdida
agudamente.

Dos semanas en Galafraxian, ella entendió que eran ocho días para la Tierra siete, iban a ser
un infierno en su cuerpo. Los hermanos la habían hecho adicta a tener relaciones sexuales
varias veces al día y en la noche. Kat caminó hacia la mesa, olfateando la deliciosa comida.

Sin duda, dos semanas no serían tan malas. Ella podría hablar con sus hombres, tocarlos y
follarlos, antes de que pasen las dos semanas, ¿no?
Página | 107

Capítulo Doce

Dos días más tarde, Kat sintió el peso de ser una alienígena de piel pálida entre una masa rojo,
cuando todos los ciudadanos de Demos que pasaron se detuvieron para mirarla. Oul y Riv la
escoltaron a través de la ciudad hasta el edificio Qyi de la autoridad civil. Ella entendió que
era similar a las cámaras de nacimientos, muertes y matrimonios. Parecía que este consejo
también manejaba otras cosas, como las adopciones.

En la primera oficina, los oficiales la bombardearon con preguntas sobre su planeta y el tipo
de civilización del que provenía. Ella los miró nerviosamente, mientras anotaban todo en
brillantes y transparentes libretas de datos. Una vez que los cuatro quads del consejo
estuvieron satisfechos con sus respuestas, la ordenaron que fuera al edificio médico, porque
uno de los quads del consejo dudaba de su habilidad para reproducirse sanamente, niños
Demos, indicando que parecía demasiado pálida y frágil.

En el edificio de medicina, el equipo quads la pinchó y la empujó, haciendo rayos láser


extraños sobre su cuerpo y tomando muestras de su sangre con un artilugio sin aguja.

-"Su fisiología es única, solo unas pocas diferencias genéticas propias", le informaron los
cuatros médicos, ya que la ayudaron a bajar de la mesa de exploración.

-"¿Eso es algo bueno o malo?"

Los quads médicos sonrieron. "Vamos a enviar un mensaje de nuestros hallazgos después de
que hayamos examinado los datos más a fondo".

En otras palabras, no iban a decirle nada. El miedo se apoderó de su corazón; ¿y si no fueran


Página | 108 especies compatibles? Claro, el sexo era una cosa, pero tener hijos era otro problema.

Si no podía tener hijos, ¿lo querrían Hul, Gol, Ric y Div? Ella era una mujer solitaria y
humana en un mundo raro y extraño, ahogándose en extrañas costumbres, calles extrañas y la
lista continuaba.

Kat luchó por contener las lágrimas y el impulso de correr, esconderse y encogerse en una
pelota y llorar a gritos. Ella quería a sus hombres. El impulso de sollozar como un niño se
hizo más fuerte, cuando el temido pensamiento la golpeó. Si ella no pasaba su examen
médico, ¿la querrían todavía?

-"Hija, estás más pálida de lo normal. ¿El equipo médico te lastimó?"

Kat se sobresaltó al oír la voz de Oul, que la sacó de sus pensamientos.

-"Oh, no, está bien, de verdad". Ella plasmó una sonrisa falsa en sus labios.

Tev le ofreció su brazo, y caminaron de regreso al gran ascensor en el que habían llegado,
antes de dirigirse al frente del edificio. Un negro, liso, auto-lanzadera en forma de frijol los
esperaba.

-"¿Estás bien? ¿Necesitas descansar?" Tev la ayudó a entrar al coche frijol.

Mentalmente, Kat se sentía cansada, preocupada por su futuro, pero lo último que quería era
preocupar también a sus nuevos padres.
-"Estoy bien. ¿Por qué?"

-"Sarrbeem desea llevarte a los mercados del sur para comprar ropa nueva. Ella y los otros ya
Página | 109 están allí esperando nuestra llegada ".

-"Oh, está bien, mejor no hacer que esperen".

Tev ordenó al auto que los llevara al mercado sur. Kat respiró profundamente. Con suerte, la
distracción de un mercado la ayudaría a sentirse mejor; después de todo, a qué mujer no le
gusta comprar.

El mercado era una masa de piel roja y cabello negro. Se agitaba con voces que gritaban,
motores que rechinaban y música extraña que venía de detrás de puertas cerradas, cuando
pasaban. Deliciosos aromas de cocina flotaban a través del aire caliente. Pasaron lo que Kat
supuso que era la versión Demos de bares y restaurantes. Vio a las mujeres de Demos
reunidas en grupos, en las mesas hablando, riendo y bebiendo, mientras los hombres se
paraban a su alrededor, feroces y protectores.

Kat aún no había visto a nadie, que no fuera el equipo médico, con ningún tipo de mangas.
Llevaba su vestido amarillo de verano, ya que el clima variaba de cálido en la noche a sauna
durante el día.

Kat no pudo evitar mirarlos. A su vez, la miraron fijamente, muchos hermanos quads le
dedicaron toda su atención, algunos incluso llegaron tan lejos como para seguirlos por un
momento, para ver mejor.

Afortunadamente, los cuatro de sus padres salieron con ellos, dos delante de ella y dos detrás
de ellos.

Kat estaba demasiado atrapada en el bullicio de la actividad a su alrededor para realmente


notar que Sarrbeem tiraba de ella junto a ella, como una apreciada mascota. Se mudaron de
un puesto a otro. Sarrbeem recogió la prenda después de ropa, amontonándolas en los brazos
de Kat. Kat miró angustiada a Yuv y Tev.

Perceptivamente, le hicieron un gesto de comprensión y le susurraron algo a sus hermanos.


Página | 110
Oul y Riv se movieron detrás de Sarrbeem y le susurraron algo al oído, mientras Riv y Tev
sacaban a Kat del camino. Lo que sea que le susurraran a su esposa, eso hizo que sus ojos se
iluminaran con avidez. Miró una vez a Kat, antes de dejar que sus hombres se la llevaran.

Desconcertada, Kat miró a Riv y Tev. "¿A dónde van?"

-"Prometimos tratarla con un Krindlic. Es una delicadeza rara y costosa en Galafrax ".

-"Oh, no quería que te metieran en ningún problema por mi cuenta". Kat volvió a colocar la
pesada pila de ropa sobre la mesa.

Los dos hermanos sonrieron cálidamente. "No eres un problema, hija. Elije lo que necesita;
los otros no regresarán por un tiempo. Los Krindlic deben ser atrapados y asesinados frescos
".

-"Um, está bien". Kat tan segura como el infierno no quería saber qué era un Krindlic, si era
necesario atraparlo y matarlo para que se alimentaran de él.

Kat se adentró más en la tienda en la que entraron. Dos de los vendedores le miraron con
malicia, mientras recogía la ropa, haciéndola sentir incómoda y cohibida. Se probó dos de las
prendas que colgaban de los estantes a su alrededor. Desafortunadamente, todo era hecho
para adaptarse a las mujeres del tamaño de Demos. No había nada para acomodar su gran
tamaño de senos.

Kat suspiró. "Nada me va a quedar bien". Es posible que necesite algunas prendas hechas a
medida ".

-"Eres una fiesta para los ojos, bonita mujer." Los ojos del vendedor estaban clavados en sus
Página | 111 pechos. "Nunca he visto especie con una mujer tan generosa. ¿Eres una mujer sin pareja?
Para ti, crearía la ropa que desearas ".

-"Ella no lo está, y está bajo nuestra protección", gruñó Yuv, inclinándose hacia adelante,
mirando al vendedor.

Los ojos del hombre se abrieron de par en par y miraron a su hermano, antes de asentir
respetuosamente. Kat notó que el vendedor observaba los emblemas en la ropa de Yuv y Tev.
Hizo una nota mental para preguntarles sobre eso más tarde.

-"Disculpas, solo estábamos curiosos." Se volvió para mirar a Kat, el hambre aún evidente en
su mirada. Kat se movió incómoda bajo su escrutinio. "Puedo hacer un ajuste y hacer que la
ropa sea digna de tu belleza".

Insegura, Kat miró a Yuv y Tev. "Si es lo que necesitas, hija". Sus padres adoptivos sonrieron
con genuina calidez.

-"Sí, es lo que necesito. Me siento como un pulgar dolorido en esto. "Ella hizo un gesto hacia
su vestido amarillo.

Tev frunció el ceño con preocupación. "¿Te has lastimado el dedo?"

Kat soltó una risita. "No, significa que me destaco, solo una expresión humana. Tenemos
muchos dichos tontos ".
Los hombres se relajaron. "Dale lo que quiera", ordenó Yuv a los comerciantes de ropa.

Página | 112
Los hombres asintieron.

Con Yuv y Tev mirando, los comerciantes de ropa rápidamente la midieron, proclamando
que pronto tendría ropa nueva, digna de su belleza. La única ropa que Kat tomó fue una capa
ligera de color rojo oscuro, para cubrir su vestido amarillo, queriendo algo que la ayudara a
mezclarse. Yuv la acompañó hasta la calle del mercado, mientras Tev pagaba las compras.

-"Necesitarás un moonush adecuado en el que entrar".

-"¿Moonush?"

Yuv señaló sus pies.

Kat sonrió. "Zapatos."

-"Zapatos", repitió Tev en inglés, viendo sus labios coincidir con la palabra.

-"Tu lenguaje es musical. Disfrutaré aprendiéndolo. Nuestra familia se especializa en


idiomas alienígenas ".

-"Estoy más que feliz de ayudar. Hay tanto que todavía tengo que aprender. Pero todavía no
estoy segura de lo que se espera que haga en su planeta ".

-"Pronto serás declarado Demos femenino. No se espera que hagas nada, aparte de
proporcionar hijos y una hija ".

Tev se reunió con ellos y reanudaron un ritmo pausado pasando por otros puestos del
Página | 113 mercado. Prestó poca atención a las extrañas mercancías, pensando en lo que sus padres le
contaron.

-"Entonces, en otras palabras, ¿mis hombres quieren mantenerme descalza y embarazada?",


Preguntó, después de un momento de silencio.

-"No tienes que ir sin 'zapatos'", dijo Yuv desde su otro lado.

Kat soltó un aliento molesto. "¿Qué pasa si deseo aprender una ocupación en Galafrax? ¿Se
me permitirá trabajar? No estoy acostumbrada a estar inactiva ".

Los hermanos intercambiaron miradas por encima de su cabeza. "Creo que es mejor que lo
discutas con tus quads, una vez que te reclamen".

Antes de que pudiera hacer otra pregunta, un fuerte sonido de trompeta de repente estalló en
el mercado, lastimando los oídos de Kat. Ella observó, asombrada mientras el canto se
separaba, limpiando la calle. Sus padres la empujaron hacia la entrada de un bullicioso bar.

Yuv se inclinó más cerca de su oreja. "Encontrarás esto interesante, Kat. Es una procesión
formal al derecho de reclamo ".

Kat vio una lanzadera frijol abierta y flotante que bajaba por la calle. Dentro de ella, una
mujer Demos se sentaba con cuatro hombres. La mujer sonrió con aire de suficiencia,
mientras pasaba a toda velocidad. Detrás, a paso rápido, marchaban dieciséis hombres,
cuatro conjuntos de quads de aspecto orgulloso, cada uno engalanado como un gladiador con
correas de cuero.

-"Detrás del crucero de aire están los quads que desean reclamar a la mujer. Se dirigen hacia
Página | 114 el Centro Qyi, el Gran Palacio de los Altos Señores y los gobernantes de Galafrax. Dentro del
palacio está la arena donde lucharán, demostrando su valía para reclamar a la mujer elegida ".

Tev señaló la gran pirámide central en el centro de la ciudad. El enorme edificio se alzaba
sobre cualquier otra estructura.

-"¿Eso me va a pasar a mí también?"

-"Cada mujer Demos pasa por ese derecho. Sí, tendrás que hacer esto también; es un gran
honor, y cuantos más quads sigan en la batalla, mayor será el honor ".

A Kat no le gustaba la idea de ser paseada por la calle, pero soportaría cualquier cosa con su
conjunto de quads. Los echaba de menos, deseando estar en el mercado con ella, ayudándola
y enseñándola a aprender sobre su mundo. Algo extraño la golpeó mientras estudiaba a los
hombres y mujeres que la rodeaban.

-"Yuv, ¿qué pasa si un hermano muere y ya no son un conjunto de Quads?"

-"Tenemos la banda de hermanos perdidos. Si uno o más se pierden en una batalla o guerra,
buscan y adoptan más en una familia. Aprendimos temprano en nuestra civilización, no nos
las arreglamos bien en nuestros cuatros."

-"Entonces no te iría bien en la tierra. Mientras buscamos a otros por compañía, tenemos un
dicho: dos son compañía, tres son multitud ".
Yuv sonrió. "Entonces seamos una multitud".

Página | 115
Kat se rió de su sonrisa.

Antes de que él pudiera responder, un grupo de quads repentinamente estalló entre la


multitud, justo detrás de ellos, golpeando a Yuv y Tev, parados a cada lado de ella. Más
hombres se unieron y de repente estalló una pelea.

De pronto, una mano sudorosa se cerró sobre su nariz y boca y un brazo se envolvió alrededor
de su cintura. La arrastraron hacia atrás a través de la multitud de espectadores. Ella luchó
salvajemente, mientras el pánico la inundaba. No podía respirar. Sus dedos se hundieron en la
mano sobre su boca, mientras luchaba por aspirar aire. Manchas comenzaron a nadar ante sus
ojos, y su fuerza la abandonó. Ella se aflojo contra su secuestrador antes de desmayarse.

Capítulo Trece

-"¡Los mataré!"

Ric y Gol agarraron a Hul antes que atacara a Yuv y Tev. "¿Cómo pudieron haberla dejado
desprotegida? ¡Por qué no estaban todo el tiempo con ella! "Hul bramó a los hombres que se
suponía que estaban resguardando y cuidando de su tesoro.

-"Oul y Riv se llevaron a Sarrbeem, estaba angustiando a Kat. Fue entonces cuando nos
emboscaron. Nos golpearon y comenzaron una pelea, y luego se escabulleron, antes de que
pudiéramos volver con ella, "Yuv trató de explicar.

Página | 116 -"Nunca deberíamos haberla dejado en manos de otros. Somos los únicos que podemos
protegerla adecuadamente. Si algo le sucede, te juro que destruiré a toda tu familia ".

-"Tranquila, hermano, no servirá de nada para encontrar a nuestra Kat." Gol soltó su brazo, se
paró frente a él agarrándolo del cuello y presionó su cabeza contra la de su hermano.

-"¿No crees que también siento enojo? En este momento, tenemos que mantener la calma.
Regresaremos a nuestra vivienda y activaremos el bio rastreador. Ric no nos dejó sin medios
para encontrarla, si esto ocurría alguna vez ".

Hul levantó su cabeza, mirando a los ojos de su hermano. "Sabías que esto sucedería,
¿verdad?"

-"No, recé para que no fuera así, pero ella es exótica y no es como nuestras mujeres. Una vez
que se corriera la voz de que una mujer así llego a Galafrax, temía que otros intentaran
robarla ".

-"Entonces, ¿por qué estamos esperando aquí? Vamos a buscarla. "Hul, seguido por sus
hermanos, salió furioso. No mostraría piedad si alguien hubiera dañado su tesoro.
Kat parpadeó contra las luces brillantes cuando sacaron el saco de su cabeza. Ella aspiró una
bocanada de aire rancio, mohoso, manchado con el asqueroso hedor a sudor y cuerpos sucios.

Dondequiera que la trajeron, hacía más calor que en cualquier otro lugar desde su llegada a
Galafrax. Su sudor corría por la parte posterior de su cuello y también desde su frente.
Página | 117
Tenía la garganta seca por intentar respirar a través de la tela podrida del saco, ahora
afortunadamente eliminada.

-"¿Qué premio tan delicioso has traído esta vez? ¿Qué sabrosa de piel veo, blanco cremosa
como la leche de lirio?"

Kat entrecerró los ojos para ver mejor al hombre gordo, rojo, Demos que descansaba en una
gran silla acolchada de color rojo. Detrás de él, en las sombras, había dos hombres más, solo
podía adivinar que eran sus hermanos.

-"Escuché de uno de los soldados quad regresados que una nueva belleza de piel pálida había
llegado a Galafrax. Pasé por los mercados hoy y allí estaba, protegida por dos. Fue una
captura fácil ".

Ella giró la cabeza para mirar a sus secuestradores. Extraño que solo parecían tres de ellos, no
cuatro.

-"Lástima de aquellos que no pueden proteger adecuadamente a sus mujeres. No se lo


merecen ". El jefe rojo sonrió.

Kat se lamió los labios. "No sé quién diablos eres, pero si no me llevas ahora mismo, mis
hombres te van a arrancar de una extremidad a otra".

-"Ella tiene el mismo fuego que uno de los nuestros. ¿Cuál es tu nombre, pálida? Yo soy el
Gran Abeto, o también conocido como la Lágrima Oscura de Galafrax. Me ocupo del lado
oscuro de la vida, satisfaciendo ciertas necesidades de los machos Demos ".

Página | 118 -"Personalmente no me importa quién eres. Obviamente no tienes idea de a quién me robaste
".

-"Solo estabas protegida por los servidores de clase baja de los Altos Señores de Galafrax".
Sus secuestradores resoplaron.

La ira hervía en sus venas. Rápidamente, se puso de pie y todos dieron un paso atrás, cuando
señaló con su dedo índice a uno de sus secuestradores.

-"¿Para quién crees que me estaban protegiendo? ¿Alguna vez te has parado a pensar en eso,
idiota sin cerebro? Me han prometido a los Altos Señores X'Hani, y sé que no se detendrán
ante nada para recuperarme ".

-"¡Silencio, mujer! No importa a quién fueras prometida. Lo que importa ahora es cuán rico
seré. Sin duda, alcanzarás el precio más alto en la historia de nuestra pequeña operación. Para
entonces, estarás lejos de aquí, resguardada y nunca más se te encontrará." Fir sonrió
malévolamente.

Los hombres se rieron a su alrededor. "Hasta entonces, nunca he tenido una mujer que no
fuera una mujer Demos. ¿Qué dicen, mis hermanos, vamos a probar las delicias de esta antes
de la venta? "

Desde el fondo de la habitación, dos hombres se adelantaron, altos, larguiruchos y no tan


regordetes como su hermano. Sus ojos profundos, casi hundidos la hicieron temblar de
miedo.
-"Sí, hermano, me gustaría probar el calor de sus incendios".

-"Bien, llévenla a nuestras recámaras. No te preocupes demasiado, pequeña y pálida. Una vez
Página | 119 que concluya nuestro negocio, estaremos listos para hacerte compañía, muy pronto ".

Más risa resonó, cuando sus brazos fueron agarrados y la arrastraron fuera de la habitación.
Luchó contra los hombres, pero eran demasiado fuertes. La llevaron a través de oscuros y
lúgubres pasillos. Las rejillas de ventilación rotas crujían a un lado de los pisos sucios.

No dudaba de que sus hombres ya la estuvieran buscando. Ella solo oraba para que ellos
pudieran encontrarla antes de que fuera demasiado tarde.

-"¿Qué está tomando tanto tiempo?", Se quejó Ric, sus ojos explorando el entorno, mientras
se adentraban en un territorio oscuro, hogar del elemento criminal de la ciudad de Galafrax.

-"Hay mucha interferencia en la señal; Supongo que la llevaron a algún lugar subterráneo."
Gol golpeó el escáner.

-"¿Estás recibiendo una señal o no?" Exigió Hul.


-"Lo estoy, sin embargo, es débil".

Detrás de ellos, los seis grupos de Ejecutores Quad los siguieron, esperando sus órdenes,
Página | 120 mientras marchaban decididamente a través de las calles negras y sucias.

El ardiente sol de Galafrax se estaba poniendo, pero el calor de esta parte de la ciudad aún
permanecía, el aire era asqueroso.

La tensión de enojo, espesando el aire a su alrededor, hizo eco entre sus mentes, y sabían que
no se resolvería hasta que Kat fuera encontrada y segura en sus brazos.

-"Por aquí". Gol tomó el punto, apresurándose por las calles estrechas. Ojos dorados
asomaron por detrás de las cortinas. Otros se apresuraron a cerrar sus puertas y ventanas, y
oyeron el ruido bajo y uniforme de los pasos de los soldados detrás de ellos.

Gol sonrió triunfante cuando la señal se hizo más fuerte. Su ritmo se aceleró, y habría
chocado contra una pared si Hul no lo hubiera agarrado, deteniéndolo.

Gol levantó la vista. "Ella está más allá de estas paredes." Una gran puerta de metal uiron, se
interponía para impedirles el paso.(Uiron es la clase de metal, por lo que hace entrever la
autora es extremadamente fuerte.)

-"Debería haberlo sabido." Hul sacó su Phase Disruptor 2 . "Esta es la fortaleza de los
Hermanos de las Lágrimas Oscuras. El guardia de la casa sospecha desde hace tiempo que se
trata de un mercado clandestino de mujeres Demos secuestradas ".

-"Si el escáner dice que Kat está allí, entonces tenemos todo el derecho legal de hacer una
búsqueda forzada", dijo Hul.

2
Comunicador
-"Debemos tener cuidado. Si ella está allí, entonces pueden tratar de matarla para encubrir el
secuestro". La cara de Div era una máscara de inquietud por la seguridad de Kat.

Página | 121 -"Soldados adelante." Gol se volvió hacia sus tropas. " Phase Canon adelante. Vamos a
golpearlos y golpearlos fuerte y rápido. Hay mujeres allí. Cuídate de protegerlos y llevarlos a
un lugar seguro ".

-"Sí, mi Lord". El soldado principal inclinó rápidamente la cabeza antes de volverse hacia los
demás y volver a emitir las órdenes. Los hombres se organizaron, tomando ciertos puntos
para rodear el edificio, asegurándose de que nadie escapara durante el ataque. Gol y sus
hermanos tomaron un punto en frente de la puerta, mientras esperaban que llegara el Phase
Cannon.

-"¿Crees que está bien?", Preguntó Ric.

Gol observó la mandíbula de su hermano apretarse, reflejando la tensión que todos sentían.

Echó un vistazo al escáner, mostrando los signos de vida de Kat. Si se detenía, entonces
sabría que estaba muerta. Hasta entonces, le dio esperanza.

-"Ella es fuerte y luchará contra ellos, si es capaz. Aún así, ella es pequeña y frágil". Gol tragó
saliva, el miedo hizo que su pecho se apretara.

-"Lo sé, hermano, ella es el regalo de las llamas. El destino nos la entregó, y no podemos
estar sin ella. "La voz de Hul era solemne.

-"Entonces, estamos de acuerdo." Gol asintió, antes de mirar a cada uno de sus hermanos a
los ojos. "Si la han perjudicado de alguna manera, nada impedirá que les separemos,
extremidad por extremidad sangrientamente".
Página | 122
Capítulo Catorce

No habría importado si ella solo estuviera peleando contra uno de ellos, ¿pero tres? Ella tiró
del collar alrededor de su cuello, tratando de encontrar algún vínculo débil. Gruñó de
frustración y se rindió con el cuello. En cambio, comenzó a tirar de la cadena. Ellos unieron
la cadena en el extremo de un poste de la cama.

No había forma en el infierno de que fuera a caer sin luchar. Justo cuando pensaba que había
encontrado algo de estabilidad en su vida, desde su secuestro de la tierra, esto tenía que
suceder.

-"¿Vida normal?" Ella resopló. "Despierta, niña. ¿Desde cuándo algo en tu vida ha sido
normal? Kat dudaba seriamente de que existiera tal cosa. No significaba que tuviera que
darse por vencida y tomar la mierda que le arrojaban.

-"¡Auugh!" La frustración y la ira la hicieron gritar. Ella se dejó caer al suelo, respirando con
dificultad, sus dedos y manos palpitando por tratar de sacar la cadena de su agarre. Ella no
iría a ninguna parte a toda prisa.

Su mirada recorrió la habitación, buscando algún tipo de arma. El brillo de un cuchillo llamó
su atención. Estaba sobre un plato, sobre una rústica mesa negra. Pero, estaba demasiado
lejos, ya que no podía moverse sino un pie en cualquier dirección.

Un arma. Todo lo que tenía eran sus palabras, y si la liberaban por un segundo, también
usaría el cuchillo.

La puerta se abrió. Kat sintió un nudo en el estómago, sabiendo que su tiempo se estaba
agotando.

Página | 123 Fir entró en la habitación, flanqueado por sus dos hermanos. Sus miradas hambrientas y
llenas de lujuria la hicieron estremecer de disgusto.

-"Qué amable de tu parte haber esperado." Fir se rió de su propio chiste.

Ella lo miró furiosa. "Última advertencia, mis hombres te despellejarán vivo, si me pones un
dedo encima".

-"Oh, no tenemos intención de poner un solo dedo sobre ti, pequeña. Pondremos muchos
dedos sobre ti ".

Ella quería darle una bofetada a la sonrisa arrogante de su cara. Mantenlo hablando. Por el
tiempo que puedas; es todo lo que tienes

-"Pensé que los hombres de Demos venían en grupos de cuatro; sin embargo, solo hay tres de
ustedes ".

Las caras de Fir y de sus hermanos se oscurecieron. "No hablamos de nuestro perdido".

-"Déjenme adivinar, fuerón rechazado por el proyecto de la banda de hermanos. No había


nadie lo suficientemente bajo como para querer ser parte de su hermandad ", se burló.

La rabia se filtró sobre las expresiones de los hermanos.


-"Basta de hablar, prepárenla para mí. Yo la montaré primero. Entonces veremos qué tan
rápida y aguda es su lengua ".

Página | 124

Kat retrocedió tanto como la cadena lo permitió y los dos hermanos se movieron. Ella les dio
una patada. Un hermano atrapó su pierna, antes de que ella pudiera darle un golpe en la ingle.
El otro sujetó sus frías y húmedas manos alrededor de sus muñecas. Sacarón la cadena,
mientras que el collar permaneció en su cuello.

Ella gritó y luchó, mientras la levantaban y la colocaban en la cama. Fir se dirigió a un cofre
y sacó unas pulseras pequeñas de aspecto plástico. Cada uno tenía varias luces pequeñas y
brillantes.

-"¿Alguna vez has visto esto antes, mi pequeña pálida? Son puños gravísimos, más útiles
cuando tenemos a personas como tú a quienes les gusta luchar. Los hombres de Demos están
tan acostumbrados a luchar para obtener placer de las mujeres. Es un lujo raro que no puedan
hacerlo ".

Él rompió dos esposas alrededor de sus tobillos, antes de colocar las otros dos en sus
muñecas. En el momento en que estuvieron en su lugar, los hermanos de Fir dieron un paso
atrás. Una pequeña sonrisa jugaba en sus caras normalmente inexpresivas.

En el momento en que estuvo libre, Kat se apresuró a darse la vuelta sobre la cama y correr
hacia el final, hacia el cuchillo. Un pequeño pitido y ella se detuvo repentinamente, tirando
de sus muñecas.

Ella gritó de frustración, mientras era arrastrada lentamente por la fuerza alrededor de sus
brazos y tobillos.

Estaban juntos, su cuerpo levantándose del suelo. ¿Que demonios?

-"Divertido, ¿no es así?"


Ella giró su cabeza para ver a Fir con un pequeño dispositivo de control en la palma de su
mano.

Él se echó a reír al ver cómo la depositaban de nuevo en la cama, incapaz de moverse, con los
miembros extendidos, hasta que yacía extendida sobre la cama, con el pecho agitado por el
Página | 125
esfuerzo de respirar. La lucha era completamente inútil.

-"Grita todo lo que desees, nuestra recámara está insonorizada", dijo Fir, subiendo sobre la
cama. Puso su mano sobre su pierna y la deslizó, agarrando el dobladillo de su vestido y
llevándolo con él.

Abrió su mano y uno de los hermanos colocó una hoja brillante y afilada en su palma.

La respiración de Kat se atoró por el miedo, y sus músculos se tensaron, mientras miraba la
hoja encrespada que se acercaba a sus pechos abultados.

Él se rió de su miedo. "No lastimare externamente tu cuerpo; Devaluará tu precio." Puso la


hoja debajo de la tela de su vestido y la deslizó hacia abajo. Fácilmente, el material cayó en
pedazos por el corte de la cuchilla, dejándola en sus bragas y sujetador.

-"Oh, esto es muy tentador." Fir apartó los restos de su vestido de verano para ahuecar uno de
sus grandes pechos a través del material de su sujetador. "¿Cómo los llamas en tu mundo?
¿Son tus hombres aficionados a ellos?"

Kat se estremeció de disgusto ante su toque y giró la cabeza, negándose a responderle.

-"No importa. Sé que cada comprador de Demos estará tan fascinado como yo. "Dejó caer la
cuchilla a su lado junto con los controles, tomándose el tiempo para apretar y jugar con sus
pechos.
Ella apretó sus dientes contra su toque, pero se quedó sin aliento cuando sus bragas fueron
repentinamente arrancadas de ella. Kat giró la cabeza hacia atrás para ver a uno de los
hermanos mirando su sexo expuesto.

Abe recogió el cuchillo y le cortó el sujetador por la mitad, liberando sus pechos. Arrojó a un
Página | 126
lado el cuchillo e inclinó su cabeza hacia adelante, acariciando su cara entre sus pechos,
mientras sus manos vagaban por su cuerpo.

Kat gimió en humillación, mientras que otra mano le rozaba las piernas.

-"Por favor, detente, no puedes hacer esto", suplicó. "Soy humana y más frágil que tus
hembras Demos".

-"Entonces nos haremos cargo. Es una buena nota para pasar en el mercado de compradores
". Fir se puso de pie y comenzó a quitarse la bata. Sus hermanos hicieron lo mismo. Los tres
hombres estaban desnudos alrededor de la cama.

Su corazón latía en su pecho, tanto en miedo como en pánico. Oh, Dios, esto era todo. Iban a
violarla, y no había nada que pudiera hacer para detenerlos.

Todos saltaron cuando sonó un fuerte estruendo y las puertas de la habitación volaron de
repente. Los fragmentos de metal fueron en todas direcciones, enganchando al hermano a la
izquierda en el hombro. La sangre roja rezumaba de su herida abierta.

Abeto agarró la espada y los controles, mientras sus hermanos atacaban a los dos primeros
hombres que entraban a la habitación.

-"Están en problemas ahora". Kat sonrió, al ver las expresiones feroces de Gol y Hul, cuando
esquivaron el primer golpe de puños. Las cuchillas en sus manos cortaron fácilmente a los
hermanos.

Fir, obviamente sabiendo que estaba en problemas, golpeó con una palanca las esposas, y de
repente ella se liberó de la fuerza, solo para ser tomada. Fir la arrastró contra su cuerpo. Sintió
la fría nitidez de la hoja presionada contra su garganta.

Hul y Gol se detuvieron cuando Div y Ric entraron, levantaron sus armas y apuntaron a la
cabeza de Fir. Su mirada fija volando hacia ella y hacia la hoja que el Abeto sostenía en su
garganta.
Página | 127

-"Entonces, ella dijo la verdad. Los Altos Señores de Galafrax; den un paso más y su
adorable y pequeño premio ya no existira ".

Kat intentó no entrar en pánico. Seguramente, sus hombres habían estado en situaciones de
rehenes antes, y sabrían cómo sacarla.

-"Déjala ir ahora. No tienes a dónde correr; tus hermanos están muertos. "La voz de Gol
parecía tranquila, casi demasiado calmada.

Kat dejó caer su barbilla, colocando su boca debajo de la carne del brazo que sostenía el
cuchillo. Miró a sus hombres, guiñándole un ojo a Gol, esperando que lo que estaba a punto
de hacer funcionara.

Un ceño frunció su frente por una fracción de segundo, pero eso era todo lo que tenía. Kat se
movió rápido. Ella agarró el puño que sostenía el cuchillo y al mismo tiempo abrió la boca y
mordió con fuerza el brazo.

Fir maldijo. Ella dejó caer su peso, hundiéndose bajo su brazo, lejos del cuchillo y en el
suelo.

Un agudo sonido de trino le atravesó las orejas. En el momento siguiente, Fir cayó al suelo
junto a ella, con los ojos muy abiertos, y un gran agujero le recorria el cráneo.

Su grito atrapado en su garganta. Ric y Div estuvieron repentinamente a su lado. Div la tomó
en sus brazos y la sacó rápidamente de la habitación. Su cuerpo tembló en estado de shock.
Ella envolvió sus brazos alrededor de su cuello, enterrando su cara contra su pecho.

-"Te tenemos ahora, mi dulce. Nadie volverá a hacerte daño. Lo juramos." Besó la parte
superior de su cabeza y la sacó de la habitación. "Aquí, debemos cubrirla".

Div la puso de pie, mientras Ric ponía una manta alrededor de su cuerpo, antes de que Div la
Página | 128 levantara de nuevo, llevándola fuera del horrible lugar, donde casi la violaron.

Afuera, escuchó los profundos ruidos de sus voces, mientras sus hombres comandaban una
flota de soldados. Kat suspiró y se consoló al escuchar el ritmo constante de los latidos del
corazón de Div.

-"Kat, mi amor, ¿estás herido? ¿Ellos lo hicieron?"

Ella levantó la cabeza para mirar a la mirada preocupada de Hul.

Ella tragó saliva. "Estoy un poco magullada y dolorida, pero no, no llegaron tan lejos.
Vinierón por mí justo a tiempo ", susurró. "Iban a venderme. Hay otras mujeres en el lugar,
en alguna parte ".

-"Lo sé, amor, las hemos encontrado. ¿Ves? "Hul señaló a un grupo de soldados quads,
llevando con cuidado a varias mujeres Demos en sus brazos.

-"Hemos encontrado ocho mujeres. Serán identificadss, sus declaraciones serán tomadas, y
serán devueltos a sus familias ". Gol se unió a ellos. "La operación de Fir, sin duda, ha estado
ocurriendo durante un tiempo. Hemos cerrado esto, pero ¿cuántos más todavía están por
allí?" Gol negó con la cabeza, su mirada se levantó para encontrarse con la de Kat.

-"No dejaras de buscar, ¿quieres?", Preguntó Kat "¿En los otros mercados de esclavas?"

-"No, nosotros no lo haremos. Es un delito grave vender una mujer Demos. Pero si bien hay
una escasez de mujeres para los hombres, los hombres se desesperan. Lo siento, mi preciosa,
te hemos traído a un planeta desesperado y moribundo ".

Página | 129 -"No pierdas la esperanza, Gol, siempre hay un camino por delante".

Gol se inclinó y besó sus labios tiernamente. "Déjanos llevar nuestro Sheraz a casa".

-"Por mucho que me gusten los hermanos P'lala, no quiero regresar. Por favor, quiero
quedarme con ustedes ".

-"No tenemos intención de llevarte de vuelta a la familia P'laa. Nos perteneces; nunca más
nos separaremos de tu lado ".

Kat sonrió con alivio, acurrucándose en los brazos de Div. "Entonces, por favor, llévenme a
casa".
Capítulo Quince

Página | 130

Se turnaron para quedarse con ella y la volvieron loca con su sofocante sobreprotección. Ric,
como médico de familia, la examino cuidadosamente y cuidó de todos sus moretones y
arañazos. La bañaron y la vistieron, con almohadas mullidas a la espalda en un gran y
opulento dormitorio, y la alimentaron con un bocado a la vez, hasta que estuvieron
satisfechos de que comiera lo suficiente. Para el segundo día de este tratamiento, estaba a
punto de gritar. Ninguno de ellos la tocó sexualmente, ya que la habían traído a sus
habitaciones en el Gran Palacio, Qyi.

-"Debemos hablar sobre el desafío". Gol abordó el tema primero, cuando todos estaban
sentados a su alrededor.

Kat negó con la cabeza. "No."

Los cuatro la miraron con curiosidad.

-"Debe hacerse para que podamos reclamarte", agregó Hul.

-"No." Kat se puso de pie y puso algo de distancia entre ellos.

-"¿No quieres que te reclamemos?"


-"Sí, pero no así. No les he exigido nada, y he aceptado que nunca volveré a ver mi planeta de
origen y mi vida está aquí con ustedes ".

Página | 131 -"Queremos que te sientas a gusto", dijo Div.

-"Sí, solo queremos que seas feliz con nosotros".

-"Los amo a todos, pero deben comprender, aunque mi corazón es suyo, mi mente y mi
cuerpo siguen siendo humanos y siempre lo serán".

-"Es lo que más nos gusta de ti. Sea lo que sea que quieras, haremos que suceda." La esquina
de los labios de Ric se inclinó hacia arriba en una sonrisa que derretía el corazón, haciendo
que quisiera derretirse en un charco de baba caliente.

-"Ric, por favor, todos ustedes, déjenme terminar".

Se miraron el uno al otro, pero cumplieron con su deseo.

-"Mis demandas son simples. Si vamos a ser una familia, entonces no voy a ser sometida a
ningún desfile público por las calles. Además, no me sentaré y miraré a nadie pelear, tratando
de ganarme. Simplemente da falsas esperanzas a los otros pobres hombres. Son mi elección,
simple y llanamente ".

Fue recibida con cuatro idénticas y satisfechas sonrisas de satisfacción.

-"En segundo lugar, se que no es mucho, pero significa mucho para mí, una vez que
tengamos nuestro matrimonio o ceremonia de unión, no quiero ser llamada por ustedes como
su Sheraz,pero ustedes me llamaran su mujer y yo te llamaré mis maridos. Es el camino de
mi gente, y me gustaría tener un poco de mi casa conmigo, aquí con ustedes ".

Página | 132 -"¿Son tus únicas demandas?", Preguntó Gol, después de un momento, poniéndose de pie.

Kat le dedicó una seductora sonrisa. "No soy una persona codiciosa. Nunca he necesitado
mucho. ¿Por qué debería hacerlo cuando todo lo que siempre he querido está aquí? Su amor
es todo lo que necesito."

Ella abrió los brazos y Hul estaba allí, entrando en ellos, envolviendo sus grandes y fuertes
brazos alrededor de ella.

-"Te amo siempre, hasta el fin de los tiempos". Div se movió para girar la cabeza y rozar sus
labios con los de ella.

-"Te hemos extrañado, amor. ¿Puedes tomarnos de nuevo?"

Ella gimió cuando el calor de Gol se apretó a lo largo de su espalda. "Sí, también te he echado
de menos, por favor". Ella gimió cuando Ric colocó besos calientes y húmedos a lo largo de
su cuello expuesto.

-"Podemos tener la ceremonia de unión terminada para mañana", Gol gruñó, sus manos se
deslizaron para ahuecar sus pechos. "Podemos comenzar nuestra familia. Quiero muchas
hijas como tú ".

-"Humm, buenas palabras, hermano." Hul se movió detrás de ella. Colocando una mano en
cada hombro, la empujó hacia atrás hasta que ella estaba apoyada contra su pecho y luego
deslizó sus manos hacia abajo a lo largo de sus brazos lentamente y le tomó las manos. Con la
misma lentitud, él la alzó por los brazos, la colocó alrededor de su cuello y luego deslizó sus
manos suavemente por la parte inferior de sus brazos, acariciando oleadas de sensaciones,
mientras hacía que su sensible piel adquiriera una sensación de hormigueo.

Página | 133
Sus párpados se cerraron cuando él ahuecó sus pechos, los masajeó y movió sus dedos
índices sobre sus pezones hasta que se mantuvieron erectos, duros, palpitando con sangre
que los engordaba. Calor se encrespó en su vientre cuando él liberó sus pechos y deslizó sus
manos por su cuerpo. Se quedó sin aliento en la garganta, mientras deslizaba ambas manos
entre sus muslos y separaba los labios carnosos de su sexo, tirando de ellos hacia atrás para
exponer su clítoris. Pasó un grueso dedo sobre el diminuto y exquisitamente sensible brote,
hasta que ella comenzó a luchar por respirar.

Se dejó caer pesadamente contra él, la intoxicante euforia de pasión que ardía en su interior,
dejándola sin aliento con una sensación de anticipación.

La decepción la llenó cuando él se detuvo, pero levantó sus manos nuevamente con la misma
caricia ligera como la de antes, moviéndolas con más calor cuando se detuvo para masajear
sus pechos una vez más. Ella levantó la cabeza para encontrarse con la mirada de Hul y vio el
deseo y el amor allí. Bajando la cabeza, rozó sus labios ligeramente, casi burlonamente sobre
los de ella, haciéndolos hormiguear con una gran sensación, incluso antes de que él los
pellizcara, intensificando las sensaciones y haciendo que su corazón golpeara contra su caja
torácica. Él levantó un poco la cabeza, se encontró con su mirada por un latido del corazón y
luego se cubrió la boca, empujando con fuerza la lengua dentro, acariciándola
hambrientamente a lo largo de la suya.

Sus rodillas se convirtieron en agua. Ella se habría vuelto hacia él, pero la sostuvo, una mano
en su mejilla, su brazo se apretó en la parte superior de sus pechos, la sostuvo y la aprisionó al
mismo tiempo.

Lanzando un gemido, ella le devolvió el beso, y luego levantó su boca una fracción de la
suya, cubrió su boca otra vez, una y otra vez hasta que su deseo se convirtió en un intoxicante
en su sangre.

Otra mano ahuecó primero un seno, y luego el otro, masajeándolos. Ella apartó sus labios de
Hul para mirar a Ric y a Div, mirándolos bajar la cabeza mientras cada uno chupaba un pezón
en su boca. Las sensaciones de debilitamiento agudo la atravesaron, mientras sentía el calor
de sus bocas cerca de los brotes tensos. Lanzó un gemido, cuando Hul empujó su mandíbula
hacia arriba otra vez y se cubrió la boca, inhalando los suaves sonidos.
Si no la hubieran estado sosteniendo, se habría derretido en un charco crepitante en el piso,
antes de sentir los dedos agarrando sus piernas por encima de sus rodillas. Gol levantó su
cabeza, y ella se movió cuando sacaron sus pies de debajo de ella. Ric y Div soltaron sus
pezones y levantaron sus cabezas, cada uno deslizando una mano debajo de sus hombros,
Página | 134 levantándola más. Sus piernas se separaron hasta que pudo sentir los labios de su parte
sexual. Borracha de placer ya la golpeaba, sintió manos acariciar sus labios inferiores y
abrirlos de par en par. El aire fresco barrió su hendidura. Hul estaba de pie entre sus piernas,
su mirada dorada ardía por la necesidad, centrándose en su sexo.

Sintió el calor de su aliento, mientras se inclinaba más cerca, colocando una mano en su
montículo y usando sus dedos para extender sus pliegues aún más. Ella gimió más fuerte,
sintiendo la punta de su lengua deslizarse hacia arriba y sobre su raja.

Se le puso la carne de gallina cuando sintió que la textura de su lengua se rasgaba sobre su
clítoris. El calor de su boca la invadió, incluso antes de que él cubriera su clítoris con su boca
y chupara la pequeña protuberancia.

Ella jadeó en respiraciones cortas y agudas, sintiendo que Hul se alimentaba de ella con
avidez. Las sacudidas duras viajaron hacia arriba en su vientre con cada tirón de succión y
cada movimiento de su lengua.

Gol, Div y Ric observaron a Hul por muchos momentos, antes de que volvieran a su propio
pedazo de carne. Kat lloró bruscamente, cuando Div atrapó su pezón entre sus dientes,
mordiéndolo bruscamente y luego chupándolo. Antes de recuperar el aliento, Ric chupó el
otro pezón en su boca, jugueteando con su lengua, enviando otra oleada de sensaciones en
espiral a través de ella.

Sollozó por respirar, cuando Gol bajó la cabeza para cubrir su boca otra vez. Su cuerpo se
tensó y se sacudió, y una dura ola de deliciosa sensación tras otra la atravesó. Con la cabeza
sacudiéndose de un lado a otro, ya no podía distinguir qué boca le causaba más tormento,
hasta que su cuerpo alcanzó su punto máximo, al borde del estallido de éxtasis. Su cuerpo se
convulsionó, sacando un grito de su garganta.

Ellos tocaban y acariciaban su sensible carne. Apenas era consciente de que la habían bajado
a la cama. Todos los hermanos se apartaron, a excepción de Gol, que se cernía sobre ella y se
acomodaba entre sus piernas.

Moviéndose como un trapo mojado, lo alcanzó, cuando él lentamente empujó su dura


longitud dentro de ella.
-"Oh, Gol". Respiró hondo, acariciando con las manos los contornos de su duro cuerpo,
sintiendo que lentamente comenzaba a moverse dentro. Exquisitas oleadas de placer la
atravesaron, pero no fue suficiente; necesitaba sentir que la atravesaba.

Página | 135
Ella movió sus caderas. "Por favor, Gol", susurró, sin aliento. Ella levantó sus piernas,
envolviéndolas alrededor de su cintura y cerrando sus tobillos juntos, él respondió cuando se
empujó dentro de ella más rápido, llevando su placer hacia arriba a nuevas alturas. Luego aún
más rápido, su propio placer aparentemente lo llevó a una búsqueda sin sentido de liberación,
hasta que la golpeó a un ritmo furioso.

La tensión de Kat estalló. Ella gritó, su cuerpo se apoderó y se sacudió en felicidad no


diluida.

Los sonidos de su éxtasis y los ataques convulsivos de sus paredes interiores lo arrastraron al
borde. Él lanzó un gemido profundo y gutural, una mezcla de angustia y éxtasis, cuando su
cuerpo se tensó en el precipicio y se vinó. Él apretó su pelvis contra la suya, su polla se
sacudió y bombeó su semilla dentro.

Gol rodó a un lado, su pecho jadeando mientras luchaba por recuperar el aliento.

Hul ya estaba en su lugar; el calor, nacido de su deseo, la envolvió mientras él se posicionaba


y se empujaba dentro, respirando en cortos y ásperos jadeos. Después de un momento, él le
agarró el pelo y tiró de su cabeza hacia atrás, para que ella pudiera mirarlo.

-"Se siente tan bien dentro de ti, pequeña mascota", murmuró con voz ronca y reclamó sus
sorprendidos labios separados antes de que pudiera hablar. Empujó su lengua profundamente
en su boca y empujó su polla en su paso, apretando su ingle contra su clítoris. El efecto de la
doble penetración fue la aniquilación total de sus sentidos. Ella gimió, chupando su lengua
cuando él se retiró levemente y se hundió profundamente dentro una y otra vez, marcando un
ritmo al hablar de una necesidad desatada y salvaje.

Kat sintió que su cuerpo respondía a otra llamada. La acumulación vino tan rápido, que no
tuvo tiempo de saborear las sensaciones, no tuvo tiempo de saborear su posesión, antes de
que su cuerpo alcanzara su crescendo, cogiéndola totalmente por sorpresa. Ella apartó su
boca de la suya, gritando.
Él lanzó un gemido gutural, luego enterró la cara contra su cuello y se estremeció con su
propia liberación.

No fue hasta que ella yació jadeante, luchando por recuperar el aliento después de eso, que
notó que Div y Ric se movían sobre ella, retirando el pesado peso de Hul de ella. La voltearon
Página | 136
suavemente y la colocaron sobre sus manos y rodillas. Div mantuvo sus caderas firmemente
mientras Ric presionó su miembro hinchado contra sus labios. Div penetró en ella desde
atrás, mientras ella succionaba Ric en su boca, amando el estallido de sabor agridulce en su
lengua. Un gemido crudo se escapó de Ric, mientras ella acariciaba y bromeaba con su
lengua y su boca. Fue empujada hacia adelante por las embestidas de Div y gimió alrededor
de la polla de Ric, enviando una ola de exquisita sensación a través de ella. Div envolvió un
brazo alrededor de su vientre, deslizando sus dedos a través de los pliegues de sus labios
inferiores, acariciando su capullo excesivamente sensible. Sus hábiles, dedos gruesos
acariciaron y pellizcaron su clítoris entre ellos, detono un nudo duro de éxtasis comprimido
dentro de ella con una fuerza que arrastró un grito de sus labios.

Una ráfaga de fuego llenó sus venas y le fritó el cerebro. Comenzó a chupar y acariciar a Ric
febrilmente, mientras su cuarto clímax la golpeaba.

Su ferviente ardor rompió el control de Ric y su polla se sacudió en su boca. Él se tensó y


tembló por todas partes. Estaba casi inconsciente, el éxtasis se estrelló contra ella en olas
duras. Kat dejó de permitir que el pene entrara y saliera de su boca y lo chupó con avidez,
como si pudiera sacarle la semilla. Él se movió, apretó los dientes y luego gimió cuando su
cuerpo renunció a su semilla, derramando todo el jugo con sabor a chocolate en su garganta.

Cuando finalmente lo liberó, él cayó de espaldas contra la cama, luciendo como si le hubiera
chupado la vida directamente. Jadeando, Kat se desplomó contra la cama, escuchando a Div
proferir un profundo gemido y detenerse estrepitosamente, apoyándose pesadamente en su
espalda, mientras luchaba por recuperar el aliento.

Saciada y lánguida como un fideo cocido después de otra sesión de sexo maratónico, era
consciente de poco más que los latidos de su corazón tronando en sus oídos. Kat se dejó caer
sobre el colchón. Div, arrastrando una última respiración temblorosa, se retiró de sus
profundidades y se dejó caer en la cama junto a ella. Sus grandes manos se deslizaron sobre
su piel, acariciándola, y todos sus hombres susurraron palabras tranquilizadoras de amor.

-"Para siempre, vamos a atesorar nuestro regalo de las llamas", susurró Gol, sentándose junto
a ella, como su derecho de primogénito y estrechándola en sus brazos. Rodeada de sus
hombres, se sentía más segura que en cualquier otro lugar del universo.
Página | 137

Epílogo

Diez meses después.

-"¿Dejarás de quejarte? Sydney está bien, está hambrienta. "Kat extendió sus brazos para
sacar a su hija de Ric, luego tiró y desenganchó la correa de su top, exponiendo su pecho.
Colocando a su pequeña hermosa hija en su pecho, observó su boca buscando con avidez el
pezón. Pronto, los sonidos de succión satisfechos llenaron la habitación. En ese momento, su
hermana gemela Adelaide comenzó a gemir, queriendo tomar también la leche de su madre.
Página | 138

Ric miró con hambre en sus ojos dorados, mirando a su hija chupando su pecho.

-"¿Te he contado cuánto me gusta verte alimentar a nuestras hijas?"

Kat se rió. "Muchas veces, y no, no puedes tener un turno, hasta que sean un poco mayores.
Necesitan que la leche se haga más fuerte".

El gemido de Ric se mezcló con los gritos de hambre de Adelaide.

-"Crece, Ric" Div se acercó para colocar Adelaide a su lado, ayudando a quitar el otro lado de
la parte superior y llevar a Adelaide a su otro pezón.

El color de la piel de Sydney y Adelaide sorprendió a todos, siendo de un tono profundo


rosado, en lugar del profundo rojo caramelo de sus padres.

Sus cabellos, suave y negro azabache, contrastaba contra la piel rosada, con sus ojos una
mezcla de manchas doradas verdes y brillantes. El nacimiento de las gemelas fue proclamado
como un milagro en todo Galafrax.

Gol les informó que muchos Quads querían saber dónde podrían conseguir una mujer
humana. El Alto Consejo de Galafrax envió un mensaje, proclamando que las hembras
humanas ya no eran una especie vendible y ahora están bajo la protección de Galafrax y la
gente de Demos.

La puerta se abrió bruscamente y Gol y Hul, con sus túnicas oficiales, entraron. La dureza
que vio en sus rostros se desvaneció, suavizándose en una de devoción y amor, viendo a sus
bebés amamantando sus pechos.
-"Traigo noticias, bella esposa. Una banda de comerciantes de Jorval ha sido atrapado con
muchas hembras humanas, robadas de la tierra".

Página | 139

-"Oh, no, ¿están bien?" La preocupación la atravesó. Sabía que era una experiencia
angustiosa ser secuestrada por los comerciantes de Jorval. "Pobres mujeres".

-"Los Jorval fueron arrestados y las mujeres están siendo tratadas y están en camino a
Galafrax, mientras hablamos. Estábamos esperando que con otro rostro humano amistoso
para encontrarlas les ayudara a aliviar sus miedos".

-"Gol, esa es una gran idea, pero ¿y si las mujeres no quieren quedarse aquí? No todas las
mujeres estarán abiertas a la idea de tener más de un marido. ¿Qué pasa si algunas de ellas ya
están casadas?"

-"Vamos a resolver ese problema cuando lleguen aquí. Llegarán al final del octavo día, el
próximo ciclo. Si ninguno realmente quiere quedarse con nosotros, entonces, como ahora
tenemos las coordenadas para su planeta, podemos enviarlas casa ".

La preocupación llenó las caras de sus hombres y se miraron el uno al otro. "¿Deseas
regresar, ahora que sabemos de dónde vienes?"

No hubo vacilación en su mente; ella sonrió tranquilizadoramente a sus maridos."Nunca en


un millón de años. Estoy aquí para quedarme, como tsu esposa, para siempre".

Div la besó desde un costado, sacando a Adelaida de su pecho. Los cinco se rieron entre
dientes, mirando a sus hijas. Eran una familia, para bien o mal, y permanecerían juntos para
siempre.
Página | 140

Fin
Página | 141