Sunteți pe pagina 1din 717
TESIS DOCTORAL ENTRE EL MODERNISMO Y LA VANGUARDIA: LA REVISTA CERVANTES [1916-1920) EMILIO QUINTANA Bajo la direccién del Dr. D. Andrés Soria Olmedo UNIVERSIDAD DE GRANADA Granada 1997 1, INTRODUCCION En esta introduccién no pretendemos més que bosquejar los perfles exteriores mas sobresalientes que nes permitan enmmarcar en su contexto a la revista CERVANTES Lindmeros editados, cambios en los consejos de direccién, tendencias teméticas més notables, colecciones de libros paralelas a la revista, ete), ‘Todo lo que en esta introduccién se apunta-asi como el andlisis en profundidad de los contenidos de la revista- queda desarrollado con mayor amplitud en el grueso de la tesis. punto 4: «indice por autores»). A él nos remitimos. La revista CERVANTES [1916-1920] ocupa un lugar de privilegio en la encrucijada del modemismo y la vanguardia. La critica ha privilegiado el estudio de su «etapa ultrafsta» que comienza con la publicacién del famoso «manifiesto de la juventud literaria» en :I ndimero de enero de 1919. No sorprende leer afirmaciones como ésta de Abelardo Linares (1983, 24): «En 1919, Cansinos toma la direccién de la revista CERVANTES, que se convierte en un baluarte dei Ultrafsmo», que, siendo ciertas, no toman en consideracién que CERVANTES era y fue tnucho mas que eso. Durante la «etapa ultrafsta» {1919-1920}, por ejemplo, se mantuvo plenamente la ‘«secci6n americana» dirigida por César E. Arroyo. Y habia también secciones de Pintura, politica o teatro, entre otras. Si nos fijamos, por ejemplo, en la nibrica de «Poetas hispanoamericanos» del inimero de agosto de 1920 nos encontramos con que los nombres de Gabriela tral, Jorge Barreto Roldn o Arturo Borja [el gran poeta del modernismo ‘ecuatoriano] altemnan junto a poemas «ultrastas» de los hermanos Rello, César A. Comet o Juan Las. Incluso nos topamos con «Paisaje» del chileno Arturo Torres Rioseco, un canto sentimental a la naturaleza que dedica con ironia a su compatriota Vicente Huidobro. Este era el resultado de la direccién bicéfala de la revista, Hemos, por tanto, incidido en la complejidad de CER ANTES, en lo cambiante de su trayectoria, marcada por la personalidad de sus sucesivos directores y en la heterogeneidad de una de sus etapas e incluso de cada nimero, El caso excepcional de César E. Arroyo, que es el tinico de los fundadores de la revista que permanece hasta e! nero final de diciembre de 1920, recibe el tratamiento especial que merece, Pero, en definitiva, no hay una revista CERVANTES sino varias. Por lo demés, el estudio sin intermediarios de los 47 ntimeros de la revista nos ha permitido trazar su auténtico perfil. Errores incomprensibles como los de Guillermo de Torre (1925, 53) han hecho demasiada fortuna: Paralelamente fa Grecal,sedesarola la vida de CERVANTES en su segunda época. Pues ta primers, de 1917 a 1919, bajo la direceién de Villaespesa y Vargas Vila, es curioso jobservar que también posee un cardcter totalmente antpoda al que luego, bajo la direccién {de Cansinos-Assens, desde enero de 1919 a fn de 1920 hubo de adguri> CERVANTES no se inicia en 1917 y Vargas Vila nunca la dirigié, En este sentido, nos parecen especialmente valiosas las aportaciones de Victor Garcia de la Concha (1981) y Soria Olmedo (1988). Los 47 niémeros de la revista CERVANTES. No he dado con ninguna coleccién completa de la revista CERVANTES. He cconsultado ejemplares de la Biblioteca de Cataluita la Biblioteca Nacional de Madrid, la Biblioteca de la Casa de Juan Ramén Jiménez en Moguer [Huelval y la de la revista «Razén y fe» [Madrid]. El librero y editor Abelardo Linares me ha permitido la consulta de dos niimeros [julio y diciembre de 1918] que no se hallan en ninguna de estas bibliotecas. CERVANTES publicé un total de 47 mimeros desde agosto de 1916 a diciembre de 1920. Los nimeros fueron siempre mensuales. Tuvo dos etapas separadas por un intervalo en que dejé de editarse [de octubre de 1917 a marzo de 1918). La ignorancia de este intervalo unida a la inexistencia de colecciones completas de la revista han provocado errores como el de Juan Manuel Bonet en su Diccionario de las vanguardias en Espaiia [1907-1936] (1995, 155): «Salieron $3 niimeros». Esta ¢s la lista de todos los ntimeros editados de CERVANTES en sus dos etapas. Los catorce de la primera aparecen numerados en la portada [con ntimeros romanos}, no asf los de la segunda. Por eso, los numeramos nosotros entre corchetes. Indicamos también el niimero de paginas, sin incluir las de indice y publicidad: