Sunteți pe pagina 1din 6

República Bolivariana de Venezuela

Universidad Pedagógica Experimental Libertador


Instituto Pedagógico Rafael Alberto Escobar Lara
Subdirección de Investigación y Postgrado
Maracay. Estado Aragua.

Los Paradigmas de Investigación.

Autor.

Luis E. Aponte I. CI. 13.780.965

Diciembre de 2013
El paradigma es un modelo o ejemplo a seguir, por una comunidad
científica, de los problemas que tiene que resolver y del modo cómo se van a
dar las soluciones. Un paradigma comporta una especial manera de
entender el mundo, explicarlo y manipularlo.

Como dice Kuhn (1971) “Los paradigmas son realizaciones científicas


universalmente reconocidas que, durante cierto tiempo, proporcionan
modelos de problemas y soluciones a una comunidad científica”.

Desde esta perspectiva, el ser humano ha ido generando


planteamientos acerca de la manera adecuada para llegar a la solución de
dichos problemas, utilizando procedimientos de indagación, observación,
descripción y análisis de los fenómenos que le afectaban como ser humano y
social. Muchas veces estas soluciones implicaban un cambio radical en la
manera de ver el mundo conllevando a la generación de nuevos paradigmas
o formas de explicar los hechos cuestionables.

En un sentido muy real, los paradigmas son teorías elaboradas


bien sea sobre un aspecto particular o sobre una totalidad. Por lo tanto,
tenemos que en la investigación el paradigma constituye una concepción
intermedia entre los principios y conceptos teóricos propios de alguna
disciplina que fundamentan la investigación y los procedimientos de la
investigación como tal. Detrás de cada paradigma, se encuentran
concepciones filosóficas que lo sustentan y lo respaldan teóricamente.

Un paradigma expresa un conjunto de logros compartidos por una


comunidad científica, de tal manera que la evaluación paradigmática
circundará en definir problemas y buscar soluciones legítimas,
proporcionando modelos de problemas y soluciones a una comunidad
científica.
Existen diferentes paradigmas para abordar un problema, entre ellos
el paradigma cuantitativo o positivista, el cual se caracteriza por su
racionalidad, y pretende explicar los hechos a partir de las relaciones causa y
efecto, buscando el conocimiento y la objetividad, utilizando métodos
cuantitativos y estadísticos susceptibles de ser medibles aplicando análisis
matemáticos y el control experimental.

La investigación positivista asume la existencia de una sola realidad;


parte de supuestos tales como que el mundo tiene existencia propia,
independiente de quien lo estudia y que está regido por leyes, las cuales
permiten explicar, predecir y controlar los fenómenos. En consecuencia, la
finalidad de las ciencias está dirigida a descubrir esas leyes, a arribar a
generalizaciones teóricas que contribuyan al enriquecimiento de un
conocimiento de carácter universal. En el campo de las ciencias sociales en
general es considerada esta posición una limitante puesto que se aleja de los
problemas reales, de situaciones concretas en determinado contexto,
impidiendo ofrecer soluciones a los eventos particulares de la práctica.

Lo importante dentro de este paradigma es plantear una serie de


hipótesis que luego serán comprobadas o verificadas. Otra característica de
este paradigma es que la relación investigador-objeto de estudio es
aparente, en virtud de no reproduce el fenómeno estudiado tal cual éste se
da en la realidad externa. El objeto tiene existencia propia
independientemente de quien lo estudia. Aspira a la precisión, la exactitud, el
rigor y el control en el estudio de los fenómenos y su fin es alcanzar la
objetividad.

Por su pare el paradigma cualitativo también llamado paradigma


interpretativo, fenomenológico, naturalista, humanista o etnográfico, se
centra en el estudio de los significados de las acciones humanas y de la vida
social. Este paradigma surge como alternativa al paradigma cuantitativo
puesto que hay cuestiones problemáticas y restricciones que no se pueden
explicar ni comprender en toda su existencia desde la perspectiva
cuantitativa, como por ejemplo los fenómenos sociales, que son más
susceptibles a la descripción y análisis cualitativo que al cuantitativo.
El paradigma cualitativo es el apropiado para estudiar los fenómenos
de carácter social, al tratar de comprender la realidad circundante en su
carácter específico.
Bajo este modelo se trata de develar por qué un fenómeno ha llegado
a ser así y no de otro modo. De manera que focaliza su atención en la
descripción de lo individual, lo distintivo, la existencia de realidades múltiples,
lo particular del hecho que se estudia, sin la pretensión primaria de
establecer regularidades, ni el establecimiento de generalizaciones o leyes
universales por la vía de generalizaciones abstractas a partir de datos
estadísticos, más bien consideran que los postulados de una teoría son
válidos únicamente en un espacio y tiempo determinados.
Esto conlleva a que en la investigación cualitativa debe existir una
relación específica entre el investigador y su "objeto" de estudio. La
interacción entre las partes involucradas debe ser dinámica y flexible; donde
el diálogo es la vía ideal para la exteriorización de experiencias, vivencias y
otras informaciones que tributen a la concreción de lo que se indague.
Considera a la entrevista, observación sistemática y estudio de casos como
el método para producir conocimiento.
El paradigma sociocrítico surge como respuesta a las tradiciones
positivistas e interpretativas y pretenden superar el reduccionismo de la
primera y el conservadurismo de la segunda, admitiendo la posibilidad de
una ciencia social que no sea ni puramente empírica ni sólo interpretativa. El
paradigma crítico introduce la ideología de forma explícita y la autorreflexión
crítica en los procesos del conocimiento. Tiene como finalidad la
transformación de la estructura de las relaciones sociales y dar respuesta a
determinados problemas generados por éstas.
La investigación sociocrítica parte de una concepción social y
científica holística, pluralista e igualitaria. Los seres humanos son
cocreadores de su propia realidad, en la que participan a través de su
experiencia, su imaginación e intuición, sus pensamientos y acción; ella
constituye el resultado del significado individual y colectivo.
En la investigación sociocrítica se distinguen tres formas básicas: la
investigación-acción, la investigación colaborativa y la investigación
participativa. Todas tienen una visión activa del sujeto dentro de la sociedad,
por lo cual ponderan la participación como elemento base. Es decir,
participación en la praxis para transformar la realidad, mediante un proceso
investigativo en el que la reflexión crítica sobre el comportamiento de esa
realidad determina su redireccionamiento, su circularidad.
En Líneas Generales asumir uno u otro depende de la cosmovisión del
investigador, de sus presupuestos teórico-metodológicos y, por consiguiente,
resulte imposible la fusión de ambos paradigmas dada la naturaleza
contrapuesta de estos.
En ocasiones se estima que emplear métodos cualitativos en una
investigación de corte positivista o a la inversa, significa una fusión de
paradigmas. Pero conviene aclara que cuando se habla de metodología
entendemos la perspectiva metodológica y los métodos y técnicas a emplear,
y entre los dos existe una significativa diferencia.
La perspectiva metodológica compromete al investigador en su
totalidad: visión del mundo, traslado de esa concepción al problema elegido y
al proceso de investigación se trata de elegir entre una metodología lineal
propia del paradigma positivista y una circular, hermenéutica, interactiva
Referencias.

GARCÍA, L., (2004). Paradigma Cualitativo, Metodología Cualitativa o


Investigación Cualitativa. Disponible en:
htttp://www.monografias.com/trabajos19/paradigmacualitativo/paradigma-
cualitativo.shtml#filosof . (Consulta 11/012/2013).

Hernández, r., Fernández, c., y Baptista, p., (2003). Metodología de la


Investigación. McGraw – Hill/Interamericana Editores. México, D.F. México.

Khun, T. (1986): La estructura de las revoluciones científicas, Fondo


de Cultura Económica, México.