Sunteți pe pagina 1din 5

Aclaración Rectificación o Enmienda, Alcance Error

Numérico, Indemnización Años de Servicios


La ley no fija plazo a las partes para interponer el recurso de aclaración,
rectificación o enmienda que consagra el artículo 182 del Código de
Procedimiento Civil, es decir, a petición de parte puede hacerse uso de este
derecho aún cuando esté ejecutoriada la resolución reclamada; y la aludida
facultad no tiene otra limitación que la de no alterar la decisión de la sentencia
principal en términos de que por la aclaración se llegue a enervar la cosa
juzgada que de ella emana.

En la sentencia que se revisa no se advierte que los jueces al confirmar el fallo


rectificatorio hayan alterado, adicionado o cambiado los fundamentos
jurídicos de la sentencia definitiva, sino, por el contrario, a la luz de las
reflexiones que sustentan la decisión de acoger el reclamo por despido
injustificado y otorgar las indemnizaciones demandadas, aparece con toda
evidencia el error de cálculo numérico, pues se dice que se otorgarán las
indemnizaciones cobradas y entre ellas estaba precisamente la pretensión de
obtener la indemnización por dos años de servicios, lo que, además, está
acorde con los hechos establecidos por la sentencia en cuanto a la fecha de
ingreso y de término de la relación laboral.

Sentencia Corte Suprema

Santiago, veintitrés de julio de dos mil dos.

Vistos:

En estos autos, Rol Nº 1. 024-99, del Segundo Juzgado de Letras del Trabajo de
Valparaíso, caratulados Iohannes Dellepiane, Char con Administradora de
Fondos de Pensiones Santa María, la parte demandada ha interpuesto recurso
de casación en el fondo, en contra de la sentencia de la Corte de Apelaciones de
Valparaíso, de uno de marzo de dos mil dos, escrita a fojas 281 que, con mayores
fundamentos, confirmó la sentencia rectificatoria de veintitrés de julio de dos
mil uno, escrita a fojas 455 y siguiente, respecto de la definitiva de diecisiete de
octubre de dos mil, que se lee a fojas 413 y siguientes.
A fojas 497, se trajeron los autos en relación.

Considerando:

Primero: Que por el presente recurso de nulidad se denuncia la infracción al


artículo 182 del Código de Procedimiento Civil, fundado en que la sentencia
definitiva fue notificada a las partes del juicio y, por ende, se produjo el
desasimiento del Tribunal. Agrega que la sentencia fue confirmada por la Corte
de Apelaciones de Valparaíso y, una vez ejecutoriada, la parte demandante
dedujo recurso de rectificación, aclaración o enmienda, argumentando que
existía en ella un error de cálculo numérico, pues el monto que se ordenaba
pagar, no era al que ha tenido derecho su parte, ya que la indemnización fijada
corresponde a un año de servicio, teniendo derecho a dos años por tal concepto.
En opinión del recurrente, sólo los errores numéricos o de cálculo que aparecen
de manifiesto en el fallo pueden dar lugar al recurso de rectificación o aclaración
que autoriza la disposición citada, circunstancia que no se da en la especie.

Sostiene que la sentencia definitiva no contiene operaciones aritméticas y


tampoco elementos que permitan concluir que el demandante ha tenido derecho
a dos años de indemnización por años de servicios, no bastando para ello lo
expuesto en el considerando 12º de esa sentencia, pues los sentenciadores han
debido recurrir a otras piezas del expediente para arribar a la conclusión que se
ataca.

Indica que la sentencia, de acuerdo al artículo 170 Nº 6 del Código de


Procedimiento Civil, debe contener la decisión del asunto controvertido y
pronunciarse no sólo sobre el fondo del asunto, en la especie, si el despido fue o
no justificado, sino que debe expresar, también, claramente los rubros a que se
extiende la indemnización y los montos que corresponden por cada uno. Así lo
hizo el sentenciador, señalando en el considerando duodécimo que el despido
habría sido injustificado y en el considerando décimo octavo y en la parte
resolutiva del fallo, indicando los rubros que debían indemnizarse y los montos
a que tenía derecho el demandante.

De lo expresado el recurrente estima que no ha existido en el fallo un error de


cálculo numérico que aparezca de manifiesto en la propia sentencia, sino que
este error ha sido de otra naturaleza, ha incidido en la determinación de la
cuantía de la indemnización y que, por demás, este error ha debido advertirlo la
demandante al notificarse de la sentencia de primera instancia y debió
subsanarse a través de los recursos que la ley franquea, como el de apelación
que no fue deducido por el actor, quien se conformó con el contenido de la
sentencia.

Plantea, también, que la ley es clara en cuanto está vedado al juez que dictó
sentencia modificar o alterar su contenido, lo que, además, se encuentra en
armonía con la facultad que el artículo 775 del Código de Procedimiento Civil
otorga a los tribunales superiores de justicia, la que no fue ejercida en la especie.

Finalmente, indica que no existe razón que justifique un tratamiento diferente a


los errores que puedan cometerse por las partes, que en la causa consiste en el
no ejercicio oportuno de los recursos que la propia ley franquea para hacer valer
sus derechos.

Segundo: Que es necesario considerar los siguientes antecedentes que constan


de la presente causa:

a) la sentencia definitiva de primera instancia se dictó el diecisiete de octubre de


dos mil y, en lo pertinente de la parte resolutiva de la misma, se decidió Que ha
lugar a la demanda de autos sólo en cuanto, la parte demandante deberá pagar
al actor las siguientes prestaciones: a)$1. 247. 118 por indemnización sustitutiva
por falta de aviso previo. b) $ 1. 496. 594 por indemnización por años de
servicios incluido el 20% legal.

b) la sentencia fue notificada a las partes el 17 y el 19 de octubre de dos mil,


respectivamente, siendo impugnada a través de los recursos de casación en la
forma y de apelación, únicamente por el apoderado de la parte demandada.

c) por sentencia de segundo grado de dieciocho de mayo de dos mil uno, que se
lee a fojas 444, se rechazó el recurso de nulidad formal y, con mayores
fundamentos, se confirmó la sentencia en alzada, dictándose el cúmplase con
fecha ocho de junio de mismo año.
Tercero: Que el demandante, por presentación de 27 de junio de dos mil uno,
dedujo recurso de rectificación fundado en que la sentencia definitiva de primer
grado adolece de un error de cálculo numérico, según aparece de manifiesto en
la misma, específicamente en su parte resolutiva, en relación con su
considerando 13º. Explica que en ese motivo se tiene como última
remuneración del demandante la suma de $1.247.118 y al momento de aplicar
dicha base de cálculo al número de años de servicio se incurre en error, toda vez
que se llega a una suma diversa a la que corresponde por simple adición.

Cuarto: Que los jueces de segundo grado concluyeron que la sentencia, cuya
rectificación se solicitó, contenía un error de cálculo numérico, considerando
para ello lo pedido por el actor en su demanda, la fecha en que ingresó a prestar
servicios para la demandada, -10 de enero de 1997- y lo reflexionado en el
considerando 12º, donde se estableció que se daba lugar al pago de las
indemnizaciones solicitadas por el demandante por tratarse de un despido
injustificado.

Quinto: Que la ley no fija plazo a las partes para interponer el recurso de
aclaración, rectificación o enmienda que consagra el artículo 182 del Código de
Procedimiento Civil, es decir, a petición de parte puede hacerse uso de este
derecho aún cuando esté ejecutoriada la resolución reclamada; y la aludida
facultad no tiene otra limitación que la de no alterar la decisión de la sentencia
principal en términos de que por la aclaración se llegue a enervar la cosa
juzgada que de ella emana.

Sexto: Que en la sentencia que se revisa no se advierte que los jueces al


confirmar el fallo rectificatorio hayan alterado, adicionado o cambiado los
fundamentos jurídicos de la sentencia definitiva, sino, por el contrario, a la luz
de las reflexiones que sustentan la decisión de acoger el reclamo por despido
injustificado y otorgar las indemnizaciones demandadas, aparece con toda
evidencia el error de cálculo numérico, pues se dice que se otorgarán las
indemnizaciones cobradas y entre ellas estaba precisamente la pretensión de
obtener la indemnización por dos años de servicios, lo que, además, está acorde
con los hechos establecidos por la sentencia en cuanto a la fecha de ingreso y de
término de la relación laboral.
Séptimo: Que la sentencia definitiva rectificada contiene una operación
aritmética intelectual desarrollada por el juez de primer grado, pues, de otra
forma, no se explica como pudo consignar las sumas a que dio lugar, sobre todo
si se tiene presente que el monto otorgado por concepto de indemnización por
años de servicio contenía ya el incremento del 20% que la ley permite. De lo que
se viene diciendo no puede sino concluirse que los jueces del mérito dieron
correcta aplicación al artículo 182 del Código de Procedimiento Civil, toda vez
que el error en el cálculo numérico era evidente y se desprendía con toda
claridad de las motivaciones de la sentencia principal.

Octavo: Que por las consideraciones precedentes el recurso de casación en el


fondo en estudio debe ser rechazado.

Y de conformidad, además, a lo que disponen los artículos 764, 765 y 767 del
Código de Procedimiento Civil, se rechaza el recurso de casación en el fondo,
deducido en lo principal de fojas 485, en contra de la sentencia de uno de marzo
del año en curso que se lee a fojas 481.

Regístrese y devuélvase.

Nº 1. 396-02