Sunteți pe pagina 1din 4

1 LA GUASA DE BLAS Y BLASA (MARICASTAÑA)

HACE MUCHO TIEMPO, EN UN PAÍS NO LEJOS DE AQUÍ, VIVÍAN BLAS Y


BLASA, UN MATRIMONIO JOVEN QUE TENÍA UNA BONITA CASA DE PIEDRA
CON UN CORRAL ENORME, MUCHOS ANIMALES Y UN FRONDOSO HUERTO
DE ÁRBOLES. A BLAS Y BLASA NO LES FALTABA DE NADA, PERO SE
ABURRÍAN PORQUE SÓLO SABÍAN DIVERTIRSE A COSTA DE LOS DEMÁS Y,
CLARO, LOS FAMILIARES, HARTOS DE SUS GUASAS, SUS BURLAS Y SUS
BROMAS, NUNCA IBAN A VISITARLOS, Y LOS CRIADOS NO DURABAN ALLÍ
NI UN DÍA.
UNA BUENA MAÑANA, ACERTÓ A PASAR POR ALLÍ UN MUCHACHO
DISCRETO Y PACIENTE LLAMADO JUAN, QUE BUSCABA TRABAJO
HONRADO PARA AYUDAR A SU MADRE, LLAMÓ A LA PUERTA Y BLAS SALIÓ
A ABRIR CON CARA DE PERSONA SERIA.
-BUENOS DÍAS, SEÑOR AMO -SALUDÓ JUAN CON BUENOS MODALES-.
¿HACE FALTA UN CRIADO EN ESTA CASA? -SI, SÍ, -CONTESTÓ BLAS CON
UNA RISITA DISIMULADA, PENSANDO QUE YA TENÍA OTRA VÍCTIMA PARA
DIVERTIRSE UN RATO-. PERO NO ME LLAMO AMO -AÑADIÓ, INICIANDO LA
PRIMERA GUASA DEL DÍA-, ME LLAMO .... GUASATIS.
-¿GUASATIS? PERDONE, NO LO SABÍA -SE EXCUSO JUAN. ENTONCES
APARECIÓN BLASA Y JUAN DIJO:
-ESTA SEÑORA DEBE SER SU MUJER ¿NO?
-¡CHICO! -REPITIÓ BLAS-. ¿ES QUE NO HAS APRENDIDO A HABLAR? NO SE
LLAMA MUJER, SE LLAMA... -Y, MIENTRAS SE INVENTABA UN NOMBRE,
TUVO QUE DARSE LA VUELTA PARA NO REÍRSE EN LA CARA DE JUAN-, SE
LLAMA BURLATIS.
-¿BURLATIS? -DIJO EL BUENO DE JUAN, UN TANTO EXTRAÑADO-. DE
ACUERDO, NO SE ME OLVIDARÁ. -DE PRONTO VIO PASAR UN GATO RUBIO
POR DELANTE DE LA PUERTA-. ¡CARAMBA! -EXCLAMÓ-. ESE GARO ES
IGUAL QUE EL DE MI MADRE. -¡PERO MIRA QUE ERES TONTO, RAPAZUELO!
-REPLICÓ BLAS, PARA SEGUIR CON LA TOMADURA DE PELO-. NO SE
LLAMA GATO, SE LLAMA.... CAZALORRATIS
-¿CAZALORRATIS? -REPITIÓ JUAN SIN COMPRENDER-. BIEN, ASÍ SERÁ.
PERO AHORA DÍGAME QUÉ TENGO QUE HACER.
ENTONCES, BLAS LE MANDÓ A LIMPIAR EL CORRAL Y EL HUERTO.
MIENTRAS LIMPIABA EL GALLINERO, LAS CONEJERAS Y LA POCILGA DE
CERDO, JUAN SONREÍA PENSANDO QUE EL AMO Y SU MUJER TENÍAN
NOMBRES RAROS Y USABAN PALABRAS MUY CUIOSAS, PERO QUE
PARECÍAN BUENAS PERSONAS. ADEMÁS, COMO LA CASA ERA GRANDE,
SEGURO DE DARÍAN TRABAJO TODOS LOS DÍAS SI HACÍA BIEN LO QUE LE
MANDARAN; DE ESA FORMA, NI SU MADRE NI ÉL PASARÍAN ESTRECHECES
EN UNA BUENA TEMPORADA. SIGUIÓ TRABAJANDO ALEGREMENTE Y, AL
CABO DE CINCO HORAS, CUANDO TERMINÓ, ENTRO DE NUEVO EN LA
CASA, HELADO, CANSADO Y HAMBRIENTO, PERO CONTENTO.

-¡QUÉ FRÍO TENGO! -EXCLAMÓ-. VOY A CALENTARME UN POCO JUNTO A


LA LUMBRE.
PERO ALLÍ ESTABA BLAS, ESPERÁNDOLE PARA SEGUIR CON SUS
GUASAS.
-MOZALBETE -LE DIJO RIÉNDOSE PARA EL CUELLO DE SU CAMISA-, ERES
MÁS TONTO QUE ABUNDIO. NO SE LLAMA LUMBRE, HOMBRE, SE
LLAMA...CONSUMENCIA.
-¿CONSUMENCIA? -CONTESTÓ EL MUCHACHO CON CARA DE ASOMBRO-.
DE ACUERDO, PERO, DÍGAME, ¿NO HABRÁ UN POCO DE CHORIZO POR
AHÍ, QUE TENGO MUCHA HAMBRE?
-¡SEÑOR, SEÑOR! -SE QUEJÓ OTRA VEZ EL HOMBRE, QUE NO SABÍA QUÉ
HACER PARA DISIMULAR LA RISA-. ¿ES QUE NO SABES HABLAR? ¡NO SE
LLAMA CHORIZO, CARAY! SE LLAMA....ETERNO PADRE. -¿ETERNO PADRE?
-REPITIÓ JUAN ASOMBRADÍSIMO-.
BUENO, SI USTED LO DICE... PERO DÉME USTED UN POCO Y, SI NO HAY
ETERNO PADRE, DÉME UN PAR DE MORCILLAS, QUE ME RUGEN MUCHO
LAS TRIPAS.
-¡NO SE LLAMAN MORICILLAS, ZOQUETÓN! -REPLICÓ BLAS LEVANTENDO
MUCHO LA VOZ PARA NO SOLTAR LA GRAN CARCAJADA-. SE LLAMAN....
LAS ONCE MÍL VÍRGENES.
-LAS ONCE MIL VÍRGENES, BIEN, BIEN. NO SE PREOCUPE USTED -
CONTESTÓ JUAN, ROJO HASTA LAS OREJAS-, QUE YA IRÉ APRENDIENDO
TODAS LAS PALABRAS POCO A POCO.
-¿ME DA USTED UN POCO DE AGUA? -PIDIÓ JUAN DESPUÉS DE CENAR.
-¡HAY QUE VER LO BURRO QUE LLEGAS A SER, ZAGAL! -DIJO BLAS, A
PUNTO DE REVENTAR DE GANAS DE REÍRSE-. NO SE LLAMA AGUA,
CABEZA DE ALCORNOQUE, SE LLAMA.... ABUNDANCIA. -¿ABUNDANCIA? -
DIJO JUAN-.
BIEN, PUES ABUNDANCIA, PERO ¿NO PODRÍA DEJARME DESCANSAR UN
RATO EN UNA CAMA? ES QUE ESTOY DESLOMADO.

-¡BURRO, MÁS QUE BURRO! -EXCLAMÓ BLAS NUEVAMENTE, DANDO UN


PUÑETAZO EN LA MESA Y PASÁNDOSE DE LA RAYA EN SUS GANAS DE
REÍRSE DEL PACIENTE JUAN-. NO SE LLAMA CAMA, SE LLAMA....,
RECREANCIA.
-¿RECREANCIA? ESTÁ BIEN, DE ACUERDO. PERO NO SE PONGA USTED
ASÍ, QUE NO HAY PARA TANTO, HOMBRE -CONTESTÓ JUAN SIN PERDER
LA PACIENCIA.
POR FIN, JUAN SE ACOSTÓ EN UNA CAMA, PERO, CUANDO ESTABA A
PUNTO DE DORMIRSE, OYÓ UNAS FUERTES CARCAJADAS EN EL OTRO
EXTREMO DEL PASILLO Y SALIÓ SIGILOSAMENTE DE SU HABITACIÓN A
VER QUÉ PASABA. AL LLEGAR A LA PUERTA DEL DORMITORIO DE BLAS Y
BLASA, OYÓ LA VOZ DE LA MUJET.
-¡JA, JA, JA, JA,JA! -SE REÍA ELLA A MANDÍBULA BATIENTE-.
¡GUASATIS Y BURLATIS! ¡ES PARA MORIRSE DE RISA! Y EL MUY TONTO SE
LO CREYÓ. ¡QUÉ BIEN LO VAMOS A PASAR A COSTA DE ESE ZANGOLOTÍN!
-¡JO, JO, JO, JO! ¿TE FIJASTE QUÉ COLORADO SE PUSO CUANDO LE DIJE
LO DE LAS CIEN MIL VÍRGENES? -AÑADIÓ BLAS DOBLÁNDOSE DE RISA-.
¡JO, JO, JO, JO! ¡COMO UN TOMATE A PUNTO DE ESTALLAR! SÍ, SÍ, YA
VERÁS, NO LO VAMOS A PASAR EN GRANDE A SU COSTA.
JUAN SE QUEDÓ BLANCO DE SORPRESA AL DESCUBRIR QUE BLAS Y
BLASA SE HABÍAN PASADO EL DÍA TOMÁNDOLE EL PELO, DE MODO QUE,
DISPUESTO A PAGARLES CON LA MISMA MONEDA, VOLVIÓ A SU
HABITACIÓN, SE VISTIÓ Y SE FUE A LA COCINA SIN HACER RUIDO.
EN LA COCINA, LLENÓ UN CESTO DE MORCILLAS Y TODO LO QUE
ENCONTRÓ DE COMER; LUEGO COGIÓ AL GATO, LE ATÓ UN BUEN
MONTÓN DE ESTOPA AL RABO CON UNA CUERDA LARGA Y PRENDIÓ
FUESGO A LA ESTOPA. EL GATO, AL OLER EL HUMO, SE ASUSTÓ Y ECHÓ A
CORRER POR TODA LA CASA ARRASTRANDO LA ESTOPA ENCENDIDA.
ENTONCES, JUAN SALIÓ DE LA CASA CON EL CESTO Y SE DESPIDIÓ A
VOCES DICIENDO:
-LEVÁNTATE GUASATIS, Y TAMBIÉN TÚ, BURLATIS, QUE POR AHÍ CORRE
EL CAZALORRATIS REPARTIENDO CONSUMENCIA, Y SI NO LE ECHÁIS
ABUNDANCIA, QUEMARÁ HASTA LA RECREANCIA. AHÍ OS QUEDÁIS, QUE
YO ME VOY CON EL ETERNO PADRE Y LAS ONCE MIL VÍRGENES, A
COMÉRMELO TODO CON MI MADRE. ¡HASTA NUNCA!
JUAN SE FUE MUY SATISFECHO CON ALGO MÁS QUE LO COMIDO, POR LO
SERVIDO Y..., COLORÍN, COLORETE, HASTA MAÑANA A LAS SIETE.

Interese conexe