Sunteți pe pagina 1din 3

Chile siempre ha mantenido una mirada idealizada que respalda el eurocentrismo, con la figura del

imponente hombre blanco, con aires de superioridad por delante que se ha mantenido desde la
colonia que reconocemos como un legado imaginario y como un fin utópico perseguir el poder ser
ese hombre, en un sentido metafórico. Y lograr alcanzar lo que este supuestamente tiene, después
de todo son los orígenes de esta figura los que son considerados como países del primer mundo y
no en “vías de desarrollo” como es Chile. Es a partir de alcanzar este ideal euro centrista, que se ha
trasladado a diferentes naciones como USA, lo que nos mueve como nación a la imitación de los
modelos de estado, economía, política e incluso cultura; si bien en algunos aspectos esto suele
resultar beneficioso en algunos aspectos como avances tecnológicos, científicos, tratados de libre
comercio o la apertura hacia los conocimientos sobre diferentes culturas que son capaces de
enriquecernos, en muchos otros puntos. Cosas como la dictadura que ocurrió aquí en chile
producto de una idealización de orden político y social son las que significan un retroceso para la
nación. Esto conlleva a preguntarme ¿hasta qué punto es buena la imitación? ¿Qué tan bueno ha
sido el constante plagio de la figura europea idealizada? Si nos enfocamos en el marco contextual
de los 70’ podemos ver como la influencia extranjera por parte de estados unidos (también
manchados por la figura eurocéntrica y al ser considerado como superior, obviamente lo seguimos)
nos guio prácticamente por miedo al socialismo, al ascenso de un dictador, a la imposición de un
sistema económico nunca antes utilizado (neoliberal) y que se mantiene hasta el día de hoy y a la
instauración de diferentes políticas anti comunistas para mantener su influencia y poder ideológico
en chile y que este último solo permitía por el hecho de llegar a ser como el magnate imperialista.
Si bien todo lo anterior suena como algo malo, sabemos que esta no fue la peor parte de los 17
años de dictadura en el país que cualquier persona con mínimo conocimiento sobre este tema
coincidiría en este punto. Las violaciones a los derechos humanos, las torturas, las humillaciones y
las desapariciones es el lema maldito que dejo esta época, la cifra cercana a las 35.000 personas
que padecieron violaciones a sus derechos por parte del gobierno, nos da una pista de la magnitud
que abarca este tema. Al considerar esta cifra, damos por sentado que todo lo perpetuado por el
gobierno no fue de manera desorganizada. La creación de organizaciones especializadas en este
tema, como la dina y la posterior CNI, la creación de centros de tortura y exterminio para presos
políticos tales como el estadio nacional, isla Dawson, Pisagua, Chacabuco, isla quiriquina, cuatro
álamos que eran de conocimiento público, mientras que a su vez existían otros de mayor magnitud
y de carácter secreto como villa Grimaldi, AGA, la firma, colonia dignidad, venda sexy, Londres 38,
José domingo cañas, muchos de estos terminaron alcanzando fama mundial, pero lo que deja
cicatriz en la historia de chile, es lo que ocurría dentro de estos centros, las torturas infligidas con
tanta inhumanidad de parte de los represores estas variaban desde los golpes y las amenazas, la
electrocución de zonas genitales, el confinamiento y abusos sexuales son algunos de los métodos
que utilizaban para llevar a cabo tales torturas. Este periodo de represión y sufrimiento que
lamentablemente chile tuvo que vivir marcó una etapa que aún no es finalizada, aunque se
asemeja mucho al sufrimiento de los países que vivieron la 2GUERRA MUNDIAL donde detrás del
GRAN DICTADOR ADOLF HITLER la gran mayoría de las personas sufrieron los mismos vejámenes y
torturas que aquí. La humanidad tenía la insensibilidad y la bestialidad muy impregnadas. Todo lo
que ocurrió por una ideología de orden que termino en represión y angustia. Los crímenes
cometidos contra la humanidad son brutales y deberían ser reconocidos como tales, CRIMENES.
Durante la segunda guerra mundial los derechos humanos fueron violados con tal brutalidad
innombrable lo que tuvo su castigo, aunque algún porcentaje de aquellas personas represoras, o
sea militares, saldados o como se le quiera llamarles abandonó su nación cuando esta cayo y busco
refugio en países conectados, tales como fue chile. Personajes alemanes participaron en centros
de concentración aquí durante la dictadura, como fue en la llamada “colonia dignidad” cometiendo
los mismos crímenes atroces que concretaron contra la humanidad durante la segunda guerra
mundial. Pero lo nombrado anteriormente no fue todo lo que ocurrió en chile, los fusilamientos ,
los detenidos lanzados al mar desde helicópteros en el sur de chile, la tortura de familiares de
detenidos, entre ellos niños, hasta mujeres embarazadas, la práctica de experimentos con presos,
el adiestramiento de perros para la violación de mujeres, la forzosa ingesta de heces y orina y sin
contar a las más de 1.000 personas desaparecidas, son algunas de las cosas más retorcidas que
perpetuo el gobierno con el fin de erradicar el “cáncer marxista” del país.

“Nos hacían esperar debajo de la sala de torturas, donde escuchábamos los gritos de los
torturados, los gritos de las mujeres que pedían que no las violaran. En la sala de tortura me
aplicaban electricidad, sufrí colgamientos, golpes de pies y manos y el submarino de excremento” [
CITATION gam \l 13322 ]

“Hombre, detenido en septiembre de 1974. Relato de su reclusión en el Estadio Fiscal: "se cumplió
con todo el rito de un fusilamiento. Levantada temprano, grillos en los pies y las manos, un
sacerdote (creo que falso, por las averiguaciones que hice posteriormente), sus rezos y sus
letanías, indicando los pocos minutos que me quedaban en este mundo terrenal y mi encuentro
con Dios. Me insistía en que confesara mis pecados, siempre le manifesté lo mismo, no tengo nada
de qué arrepentirme, a lo que me respondió en una oportunidad: "El Señor te quiere recibir con
las puertas abiertas". Me senté en lo que seguramente era el tradicional banquillo. Vendado nada
podía ver. Lo dramático lo pusieron con el silencio, allí sentí algunos tiritones. Se me pregunta por
mi último deseo y le manifiesto primero que quiero ver a mis hijos y mi señora. Eso es imposible,
te damos chance de otro. Bueno, le dije, que me fusilen sin vendas, a lo que respondió uno de
ellos: "el perla nos quiere conocer". Allí sentí una corazonada que me decía que no sería el final.
Silencio de nuevo, suena ese ruido típico de las pasadas de las balas de fusil y los disparos. Como
nada siento en el cuerpo, nada me duele. Se acerca un militar y me pone la pistola en la sien, o
puede ser también un dedo, y me dice, "te salvaste"..., en forma burlesca..."me toca a mí darte el
tiro de gracia y debo decirte que te quedan menos de 30 segundos de vida". Un disparo en el oído
me hace sentir de nuevo que estoy con vida. El militar dice finalmente: "se salvó este desgraciado,
retórnenlo a su aislamiento".[ CITATION mem \l 13322 ]

El solo hecho de describir algunos de los métodos de tortura no nos da un plano completo de lo
que esto se trataba. Es por esto que testimonios de algunos ex detenidos son capaces de darnos
una mayor comprensión de todas estas atrocidades y de lo que puso significar vivirlas.

“desde el momento que eres detenida, te ponen una venda en los ojos y te amarran, pierdes la
condición de ser humano. Yo sentí que me estaba muriendo, que caía en un hoyo en el que no
había presente, pasado y futuro; no había nada. Fue mi primera muerte”[ CITATION her10 \l
13322 ].

Hoy en día pensar en el hecho de que cosas como estas puedan darse es algo que consideramos
imposible y que en aquellos tiempos se mantenía como un secreto a voces, y que solo
recientemente lograron ver la luz. La barbarie humana en su máxima expresión tuvo su espacio en
chile.
Para concluir y cerrar la interrogante planteada al principio podemos coincidir en que claramente
toda la imitación tiene su límite, y este es alcanzado en el momento que comenzamos a dañarnos
los unos a los otros, en este caso el fin no justifica los medios, la tortura no era la justificación para
eliminar el marxismo de la nación, no si lleva consigo el coste humano. Considero que de tantas
cosas que chile pudo haber imitado de la Alemania, escogió el peor periodo y el peor modelo, que
en vez de admiración e imitación, hoy en día solo genera repudio y vergüenza. Ya finalizando este
ensayo, hay algo que aun despierta dudas en mi persona, y es sobre el hecho de como en chile
después de la vuelta a la democracia y la salida a la luz de muchos casos de tortura aun así hoy en
día esto se minimice y sea algo muerto en la memoria colectiva, solo siendo recordado por
instituciones como el museo de la memoria que no logran abarcar toda la magnitud de este tema,
aunque es realmente honorable lo que busca hacer, que es el recordar lo que paso, darle un lugar
a las personas que ya no tienen la voz para contar lo que les ocurrió y me imagino que ellos
querrían ser recordados para que la historia no se vuelva a repetir, que ninguna de aquellas
muertes haya sido en vano. Creo que a pesar de ser algo oscuro dentro de nuestra historia, es
merecido ser recordado para modificar nuestra visión de lo ocurrido, solo así seremos capaces de
avanzar en esto, ver el plano de forma más general y evitar que casos como estos se sigan
perpetrando en un futuro, creo que con ese fin, por primera vez dejaremos de imitar y
comenzaremos a crear nuestra propia realidad independiente del resto, dejando atrás la imitación.