Sunteți pe pagina 1din 9

UNIVERSIDAD ABIERTA PARA ADULTOS

UAPA

NOMBRE
Juan Marcos Fernández María

ASIGNATURA
Derecho Inmobiliario

MATRICULA
17-3684
Distinguido participante:

Consulte la bibliografía básica de la unidad y demás fuentes


complementarias del curso; luego realice la actividad que se describe a
continuación:

Ley No. 108-05 de Registro Inmobiliario,

Ley No. 51-07 que restituye la figura del abogado del estado

1. Elabora un cuadro sinóptico acerca de los órganos de la


Jurisdicción Inmobiliaria, con indicación de las facultades y
competencias de cada uno.

La Jurisdicción Inmobiliaria está compuesta por los siguientes órganos:

a) Tribunales Superiores de Tierras: Son tribunales colegiados que conocen


en segunda instancia todas las apelaciones que se interpongan contra las
decisiones que emanan de los tribunales de jurisdicción original dentro de su
jurisdicción. En la actualidad existen tres (3), con jurisdicción para conocer
asuntos de los diferentes departamento judiciales del país.

b) Tribunales de Jurisdicción Original: Son tribunales unipersonales que


conocen en primera instancia todas las acciones que sean de la competencia
de la Jurisdicción Inmobiliaria, mediante el apoderamiento directo por parte del
interesado y de acuerdo a su delimitación territorial. Se encuentran adscritos a
un Tribunal Superior de Tierras.

En la actualidad existen veintitrés (23) tribunales de Jurisdicción Original, uno


en cada Provincia sede de un Registro de Títulos.

c) Dirección Nacional de Registro de Títulos: Es un órgano de carácter


nacional que coordina, dirige y regula el funcionamiento de las Oficinas de
Registro de Títulos a nivel nacional; con sede en la ciudad de Santo Domingo,
Distrito Nacional.

Las Oficinas de Registro de Títulos son órganos subordinados a la Dirección


Nacional de Registro de Títulos y se encargan de registrar los derechos
inmobiliarios, expedir y/o cancelar los certificados de títulos que avalan la
existencia del derecho de propiedad dentro de su jurisdicción; realizar los
asientos de cargas, gravámenes, transferencias y modificaciones parcelarias.
Actualmente existen veintitrés (23) oficinas de Registro de Títulos a nivel
nacional.

d) Dirección Nacional de Mensuras Catastrales: Es un órgano de carácter


nacional, con su sede en la ciudad de Santo Domingo, Distrito Nacional, que se
encarga de coordinar y dirigir el desenvolvimiento de las Direcciones
Regionales de Mensuras Catastrales a nivel nacional. Asimismo ofrece soporte
técnico a la Jurisdicción Inmobiliaria, a fin de lograr que los inmuebles puedan
ser determinados, ubicados e individualizados y documentados a través de un
plano catastral.

Las Direcciones Regionales de Mensuras Catastrales son órganos supeditados


a la Dirección Nacional de Mensuras Catastrales y se encargan de conocer,
controlar, aprobar o rechazar los trabajos técnicos; y de otorgar la designación
catastral de las parcelas bajo su jurisdicción. En la actualidad existen tres
Direcciones Regionales de Mensuras Catastrales.

Dichos órganos y todos los procesos de su competencia, así como los servicios
que ofrece la Jurisdicción Inmobiliaria, son regulados complementariamente por
una serie de reglamentos emanados de la Suprema Corte de Justicia, atendido
a la facultad reglamentaria conferida por la Ley 108-05 para dictar los
reglamentos y normas complementarias requeridos para la aplicación y
desarrollo de las previsiones contenidas en dicha Ley 108-05; a saber:

• El Reglamento de los Tribunales Superiores de Tierras y de Jurisdicción


Original de la Jurisdicción Inmobiliaria, modificado por Resolución No. 1737-
2007 del 12 de julio de 2007; el cual regula el funcionamiento de los Tribunales
de la Jurisdicción Inmobiliaria y todas las actuaciones de su competencia;

• El Reglamento General de Registro de Títulos, instituido por Resolución No.


2669-2009 del 10 de septiembre de 2009, y sus modificaciones; el cual regula
el funcionamiento de la Dirección Nacional de Registro de Títulos y los
Registros de Títulos, así como el procedimiento y la forma en que se registran
los derechos reales inmobiliarios de conformidad con la Ley 108-05;

• El Reglamento General de Mensuras Catastrales, modificado por la


Resolución No. 628-2009 del 23 de abril de 2009; el cual normaliza el
funcionamiento de la Dirección Nacional de Mensuras Catastrales y sus
dependencias, así como el procedimiento y forma en que se registran los
trabajos de mensura, de modificaciones parcelarias y divisiones para la
constitución de condominio, de conformidad con la Ley 108-05;

• El Reglamento para la Regularización Parcelaria y el Deslinde, instaurado por


la Resolución No. 355-2009 del 5 de marzo de 2009; cuyo objeto es (i)
instaurar mecanismos ágiles y seguros que permitan la ubicación,
determinación e individualización de las porciones de parcela sustentadas en
constancias anotadas, y (ii) reglamentar la regularización parcelaria y el
deslinde en todo el territorio de la República Dominicana.

Estos últimos dos reglamentos regulan los actos de levantamiento parcelario;


es decir, aquellos actos de levantamiento territorial practicados con el fin de
constituir, modificar, verificar o reconocer el estado parcelario de los
inmuebles.

Entre los principales actos de levantamiento parcelarios encontramos: (i) la


mensura para saneamiento ; (ii) la modificación parcelaria ; (iii) la subdivisión ;
(iv) la refundición ; (v) la urbanización parcelaria ; (vi) la regularización
parcelaria; y (vii) el deslinde; estos dos últimos regulados en la Resolución No.
355-2009 de la Suprema Corte de Justicia, la cual contiene el Reglamento para
la Regularización Parcelaria y el Deslinde y que explicamos a continuación de
forma más detallada debido a su importancia en materia inmobiliaria.

Dicho reglamento define el procedimiento de regularización parcelaria como el


acto de levantamiento parcelario por medio del cual todos los titulares de
constancias anotadas de común acuerdo, ubican, determinan e individualizan
una o varias de sus porciones de parcelas por la vía administrativa, por
mediación y sujeto a la aprobación de la Dirección Regional de Mensuras
Catastrales, de conformidad a las condiciones y según el procedimiento
establecido en el Reglamento y otras disposiciones, para luego ser remitido al
Registro de Títulos correspondiente. Esta puede ser sometida conjuntamente
con otras operaciones técnicas, incluyendo modificaciones parcelarias y
división para constitución de condominios.

Para que el procedimiento de regularización parcelaria pueda llevarse a cabo


deben tipificarse las siguientes condiciones: (i) Existencia de un acuerdo o no
objeción voluntaria por escrito de todos los titulares de Constancias Anotadas
vigentes dentro del ámbito de la parcela a regularizar; y el (ii) Establecimiento
de la calidad de propietario en una Certificación de Derechos de Propiedad
Vigentes en la parcela objeto del procedimiento, expedida por el Registro de
Títulos correspondiente.

Por otra parte y contrario al procedimiento de regularización parcelaria que se


procesa de manera administrativa, el reglamento define el deslinde como un
proceso contradictorio mediante el cual se ubican, determinan e individualizan
los derechos amparados en Constancias Anotadas. El juez apoderado del
expediente establece la legalidad de la documentación que le sea sometida.

2. Redacta un ensayo sobre el papel del abogado del estado ante la


jurisdicción inmobiliaria.

El Abogado del Estado actúa como Ministerio Público ante el Tribunal de


Tierras cuando representa a la sociedad en los procedimientos penales o
represivos que se llevan por ante la Jurisdicción Catastral. Toda violación a la
Ley de Registro Inmobiliario que conlleve sanciones penales, requerirá de un
procedimiento que deberá ser canalizado a través de la oficina del Abogado del
Estado, que terminará con una sentencia sancionadora.

Posee las funciones de representación y defensa del Estado Dominicano en


todos los procedimientos que así lo requieran ante la Jurisdicción Inmobiliaria,
a la vez que ejerce las funciones de Ministerio Público ante esta Jurisdicción, lo
que lo faculta para recibir las denuncias y querellas de particulares en los
hechos punibles que tienen que ver con la propiedad inmobiliaria y participa en
el proceso de revisión por causa de fraude.
Toda persona afectada podrá dirigir una querella al Abogado del Estado en
contra de los autores de las infracciones, y una vez recibida en su despacho, la
enviará al Tribunal Superior de Tierras a los fines de apoderar un Juez de
Jurisdicción Original para que conozca la misma. Su objetivo es perseguir que
el Tribunal aplique las sanciones que estipula la ley.

Es competente para someter ante la jurisdicción que corresponda a los autores


de las infracciones castigadas por esta ley para que se les impongan, si
procede, las sanciones establecidas, emite dictámenes, opiniones,
mandamientos y todas las demás atribuciones que como Ministerio Publico le
correspondan, emite su opinión en el proceso de saneamiento, y participa
como Ministerio Público en el proceso de revisión por causa de fraude.

En las audiencias que conozca el recurso de revisión por causa de fraude, el


tribunal no estará válidamente constituido sin la presencia del Abogado del
Estado, quien deberá examinar los documentos y hechos planteados por las
partes, y en cierta forma posee un papel activo a los fines de comprobar la
existencia o no del fraude, siendo absolutamente necesario que el Abogado del
Estado produzca su dictamen, ya sea en la audiencia o en un plazo que podrá
solicitar para ello, en virtud del párrafo 5 del artículo 12 de la Ley de Registro
Inmobiliario.

En su función de fiscal o ministerio público, cumplirá la misión de brazo ejecutor


del Tribunal de Tierras, pues es a quien le compete ejecutar las sentencias que
requieran su concurso, debido a que se hace necesario la fuerza pública y la
coacción. Tiene la activa participación en el procedimiento de desalojo de
lugares. Toda persona que ocupe sin calidad jurídica un inmueble registrado,
podrá ser desalojada, y el afectado puede incoar dicho procedimiento a través
del abogado del Estado, ya que éste es el garante del Certificado de Título que
ampara los derechos de propiedad de ese inmueble.

Conforme a la Ley de Registro Inmobiliario 108-05, está en la obligación de


asistir al Estado a garantizar la fuerza ejecutoria del Certificado de Título, y
cualquier delito de violación, desconocimiento, alteración o falsificación de este
deberá ser perseguido por el Abogado de Estado, y sometido a la Jurisdicción
Inmobiliaria para que el Tribunal de Tierras aplique las sanciones
correspondientes a quienes resulten culpables de dichas violaciones.

En La Ley 108-05 de Registro Inmobiliario tenemos:

Artículo 11.- (Modificado por la Ley No. 51, del 23 de abril de 2007, G. O. No.
10416)Definición. El Abogado del Estado es el representante del Estado ante la
Jurisdicción Inmobiliaria.
11.1.- Para ser Abogado del Estado o adjunto del Abogado del Estado se
requieren las mismas condiciones que para ser Ministerio Público por ante la
Corte de Apelación en la Jurisdicción Ordinaria.

11.2.- Cuando deba participar el Abogado del Estado en un procedimiento o en


el ejercicio de sus funciones, éste podrá ser representado por sus adjuntos,
quienes deben reunir las mismas condiciones requeridas para el titular.
Normativa de la Jurisdicción Inmobiliaria 22

11.3.- Como mínimo habrá tantos Abogados del Estado como Tribunales
Superiores de Tierras. Dicho funcionario tendrá los abogados adjuntos que
fueren necesarios para asistirlo en el correcto desempeño de sus funciones por
ante los Tribunales de la Jurisdicción Inmobiliaria.

Artículo 12.- (Modificado por el artículo 2 de la Ley No. 51, del 23 de abril de
2007, G. O. No. 10416) Funciones del Abogado del Estado. El Abogado del
Estado tiene las funciones de representación y defensa del Estado dominicano
en todos los procedimientos que así lo requieran ante la Jurisdicción
Inmobiliaria, a la vez ejerce las funciones de Ministerio Público ante la
jurisdicción en función de esto.

12.1.- El Abogado del Estado es competente para someter ante la jurisdicción


que corresponda a los autores de las infracciones castigadas por la ley para
que se le impongan, si procede, las sanciones establecidas.

12.2.- Emite dictámenes, opiniones, mandamientos y todas las demás


atribuciones que como Ministerio Público le correspondan.

12.3.- Ejecuta las sentencias penales dictadas por la Jurisdicción Inmobiliaria, y


las demás decisiones que sean susceptibles de ejecución forzosa, pudiendo
requerir el auxilio de la fuerza pública. 12.4.- Emite su opinión en el proceso de
saneamiento. 12.5.- Participa como Ministerio Público en el proceso de revisión
por causa de fraude.

12.4.- Emite su opinión en el proceso de saneamiento.

12.5.- Participa como Ministerio Público en el proceso de revisión por causa de


fraude.

Corresponde, al Abogado del Estado el sometimiento penal a los autores de las


infracciones castigadas por la Ley No.108-05, sobre Registro Inmobiliario, a los
fines de que sean aplicadas las sanciones correspondientes y presentara
informe y conclusiones en todas las causas penales de que conozca por ante
los Tribunales de la Jurisdicción Inmobiliaria, en virtud de los artículos 113 y
114 de la citada Ley; podrá dictar todos los mandamientos de conducencia,
arresto o prisión que sean procedente de conformidad con la Ley de Registro
Inmobiliario; asimismo, dentro de sus funciones como fiscal, le corresponde la
ejecución de las sentencias penales dictadas por los Tribunales de la
Jurisdicción Inmobiliaria y de las ordenes que sean susceptibles de ejecución
forzosa, pudiendo para ello requerir el auxilio de la fuerza pública.

Artículo 113.- Infracciones en materia inmobiliaria. Las infracciones que se


pueden cometer en la Jurisdicción Inmobiliaria son las mismas contempladas
en el derecho común y conllevan las mismas sanciones.

Artículo 114.- Particularidades de las infracciones en materia inmobiliaria. En


lo referente a las siguientes infracciones deben contemplarse, además de las
características establecidas en el derecho común, las particularidades
precisadas en relación con el carácter de especialidad de la Jurisdicción
Inmobiliaria.

Párrafo I.- Delito de audiencia. En lo que se refiere al delito de audiencia, se


incluyen las audiencias celebradas en el terreno.

Párrafo II.- Perjurio. En lo que se refiere al perjurio incluye además, las


declaraciones falsas prestadas bajo la fe del juramento a los registradores de
títulos, y a los agrimensores cuando están investidos del carácter de oficial
público.

Párrafo III.- Obstaculización de los trabajos de mensura. Cualquier persona que


voluntariamente se niegue a proporcionar a los agrimensores que lleven a cabo
una mensura catastral, los informes que les deben ser dados de acuerdo con
esta ley y sus reglamentos, o que altere dichos informes o que en alguna forma
impida u obstaculice los trabajos de mensura, o que destruya o remueva los
avisos de mensura o los hitos colocados sobre el terreno, se castiga con una
multa equivalente de veinticinco por ciento (25%) a cinco (5) veces el salario
mínimo del sector público o prisión correccional de un (1) mes a dos (2) años, o
ambas penas a la vez.

Párrafo IV.- Obstaculización de medidas de publicidad. Cualquier persona que


voluntariamente destruya o impida la publicación de decisiones y/o
resoluciones en las instalaciones de los tribunales de Normativa de la
Jurisdicción Inmobiliaria 56 la Jurisdicción Inmobiliaria, se castiga con una
multa equivalente de veinticinco por ciento (25%) a cinco (5) veces el salario
mínimo del sector público o prisión correccional de un (1) mes a dos (2) años, o
ambas penas a la vez. El tribunal competente es el tribunal de la Jurisdicción
Inmobiliaria en el que se ejecute el hecho.
Bibliografía

 https://abogadosiglo21.blogspot.com/2017/01/funciones-del-
abogado-del-estado-en-la.html

 https://es.scribd.com/upload-
document?archive_doc=272481973&escape=false&metadata=%7B
%22context%22%3A%22archive_view_restricted%22%2C%22page
%22%3A%22read%22%2C%22action%22%3A%22download%22%2C
%22logged_in%22%3Atrue%2C%22platform%22%3A%22web%22%
7D