Sunteți pe pagina 1din 4

1.

Caídas de altura

Una caída de altura es cualquier caída de un cuerpo humano de una altura que supera
su propia estatura. Las escaleras es uno de los elementos con más riesgo de las oficinas.
En ellas, ocurren alrededor de 5.000 accidentes al año y uno de cada 10 suele terminar en
incapacidad.

2. Caídas de misma altura

Uno de cada cuatro accidentes en la oficina se produce por este motivo. Como hemos
dicho anteriormente, el orden en el lugar de trabajo es muy importante. Este incidente se
suele dar por tropiezos, choques o al resbalar con algún líquido derramado en el suelo.

 RESBALONES: Ocurren si no hay tracción entre los pies y la superficie sobre la


cual se camina.
 TROPIEZOS: Ocurren cuando el campo de visión está obstaculizado. Si hay
desorden en lugares de tránsito, el pie golpea con un objeto y el impulso hace caer.
3. Contacto con electricidad

La mayoría de accidentes eléctricos se dan en el medio laboral y en el hogar, muchos


de ellos se producen por negligencias o falta de atención al usar la maquinaria. Conocer
sus causas ayuda a evitar descargas indeseadas.

Más de 2.000 accidentes se producen por el contacto con la electricidad. En una oficina,
se está siempre rodeado de enchufes, cables y máquinas. Los expertos aconsejan no tocar
nunca los aparatos eléctricos con las manos húmedas y no tirar nunca del cable al
desconectarlos.

4. Cortes y pinchazos

 Corte: Herida producida por un instrumente filosos


 Pinchazo: Herida producida al pinchar o pincharse con alguien o algo

Es otro de los incidentes más comunes en la oficina. Los materiales cortantes y


punzantes abundan en las oficinas. Por ello, hay que tener cuidado de su colocación y
guardarlos en sus correspondientes fundas.
5. Sobresfuerzos y lesiones musculares

Las lesiones provocadas por el sobresfuerzo muscular y la fatiga física son accidentes
muy presentes en todos los sectores laborales. En el caso de los trabajos que requieren
una constante actividad física, como la construcción, la industria, o la agricultura, los
accidentes laborales más frecuentes son las lesiones de espalda y las tendinitis.

En las oficinas, y otros lugares similares donde se trabaja sentado la mayor parte del
tiempo, son frecuentes, además de las de espalda, las lesiones de cuello y brazos,
provocadas por malas posturas. Unos correctos hábitos posturales y un mobiliario
ergonómico y acorde a la actividad, pueden evitar este tipo de accidentes laborales.

6. Estrés y ansiedad

En la definición de los accidentes laborales, se habla de lesión tanto física como psíquica.
La fatiga mental, el estrés, la ansiedad y la depresión están en el punto de mira de los
accidentes en el entorno laboral, ya que en los últimos años ha supuesto la segunda causa
de baja laboral.

Estos estados, pueden desencadenar en muchas ocasiones enfermedades físicas derivadas


del trabajo, como problemas cardiovasculares, digestivos, cutáneos o alterar la
concentración y la capacidad intelectual.
Es importante prestar tanta atención a esta tipología de accidentes laborales como a las
lesiones físicas. Por ello, la prevención de riesgos laborales debe incluir la dimensión
psicosociológica del trabajo, que se ocupa de la salud y el bienestar completo de los
trabajadores.