Sunteți pe pagina 1din 2

Keidy Zorayma Laguna Rodríguez

Seminario profesional II
“hay una pluralidad en las relaciones del hombre con el mundo, en la
medida en que responde a la amplia variedad de sus desafíos (…) en las
relaciones que el hombre establece con el mundo existe, por eso mismo, una
pluralidad dentro de la propia singularidad. Y existe también una nota
de crítica. Captación tanto de los datos objetivos de su realidad como de
los lazos que unen un dato con otro, o un hecho con otro, es naturalmente
crítica, por ello reflexiva y no refleja (…) por otro lado, el hombre, y solamente
él, es capaz de transcender” (Freire, 1969: 28-29).
¿Qué se necesita para la construcción de un proyecto educativo en el que su eje
principal permita el desarrollo personal superando la dominación y la acumulación de
información?
La necesidad primordial para la construcción de un proyecto educativo se debe basar en la
implementación de espacios en los que el hombre sienta plena libertad de generar juicios de
valor de forma objetiva y coherente con su realidad, en donde el conocimiento adquirido en
la escuela le sea útil para afrontar los desafíos de la vida diaria.

“La cultura marca la aparición del hombre en el largo proceso de la


evolución cósmica. La esencia humana se existencia auto- descubriéndose
como historia. Pero esa conciencia histórica, al objetivarse, se sorprende
reflexivamente a sí misma, pasa a decirse, a tornarse conciencia
historiadora; y el hombre es conducido a escribir su historia. Alfabetizarse,
es aprender a leer esa palabra escrita en el que la cultura se dice, y
diciéndose críticamente, deja de ser repetición intemporal de lo que
pasó, para temporalizarse, para concientizar su temporalidad constituye,
que es anuncio y promesa de lo que se ha de venir. El destino, críticamente,
se recupera como proyecto” (Freire, 2007: 21).
¿En que se podría basar una sociedad que le permita al hombre su desarrollo
intelectual, evitando llegar al analfabetismo funcional?
Para que se pueda desarrollar de manera óptima el desarrollo intelectual del hombre en sociedad, es
importante contraponernos al proceso de dominación, conformismo y opresión por parte de aquellos
que solo buscar el poder. Es importante la construcción de una sociedad que no incapacite al
individuado a pensar de manera eficiente ante las situaciones habituales que puedan estar inmersas
en su vida personal, profesional y familiar, buscando siempre una sociedad más humana.
“La conciencia es conciencia del mundo: el mundo y la conciencia,
juntos, como conciencia del mundo, se constituyen dialécticamente en
un mismo movimiento, en una misma historia. En otras palabras: objetivar
el mundo es historizarlo, humanizarlo. Entonces, el mundo de la
conciencia no es creación, sino elaboración humana. Ese mundo no se
constituye en la contemplación sino en el trabajo” (Freire, 1974: 19).
¿Cuál es la importancia de la creación de una conciencia que se encuentre en contra
de la realidad opresora en la que está basada actualmente el sistema educativo?
Una conciencia que se encuentre en contra de una realidad opresora es aquella en la que
existe una fuerte relación entre la cultura y la educación. Es importante resaltar que la
creación de una conciencia opresora generará una serie de cambios positivos en donde el
hombre tendrá la capacidad de romper con las barreras de la ignorancia y la dominación.
Por ende, una transformación del sistema educativo impulsará a la creación de principios de
libertad e igualdad.