Sunteți pe pagina 1din 5

asivo, sinotambién a los acreedores de la sucesión, el impedirse que los

herederos dispongan del activohereditario, sin estar antes garantizado el


pasivo, pues de lo contrario, lo harían en fraude o enperjuicio de dichos
acreedores. Al afecto, todo el sistema hereditario se orienta en el
sentidode que los herederos sólo podrán disponer de los bienes de la
herencia, una vez liquidado ogarantizado el pasivo de la misma. Por
último, no basta para que sea válida venta de bieneshereditarios, que la
consientan los presuntos herederos, antes de ser reconocidos con
talcarácter, en el juicio sucesorio, pues además de que debe concurrir el
albacea, es necesarioque el Juez haya hecho la declaratoria
correspondiente de herederos, y antes de taldeclaratoria, los que se
reputen con tal carácter de herederos sólo pueden disponer de susposibles
derechos hereditarios.Amparo civil directo 6043/51. Quintanilla Garza
José y coaga. 8 de mayo de 1952. Mayoríade tres votos. Disidentes:
Vicente Santos Guajardo e Hilario Medina. Relator: Rafael
RojinaVillegas.342194. . Tercera Sala. Quinta Época. Semanario Judicial de la Federación. Tomo CXII, Pág. 924.-
1-

BIENES HEREDITARIOS, VENTA DE LOS. Para que la venta de


bienes hereditarios seaválida, es indispensable que se efectúe con el
consentimiento de todos los herederos, asícomo que se este en alguno de
los casos en que la ley permita esa venta. El albacea debeintervenir en
toda venta o enajenación de bienes hereditarios, aun cuando concurran
todos losherederos judicialmente reconocidos, porque aquél representa a
todos aquellos que tienenintereses jurídicos en la masa hereditaria, como
son los acreedores de la herencia, losherederos y los legatarios. Por otra
parte, dado el sistema mismo del derecho hereditario, nopuede ser válida
una enajenación de bienes de la sucesión, sin que previamente se
hayanaprobado los inventarios y de los mismos resulte que existe un
haber líquido patrimonial, delcual sí podrán disponer los herederos, por
acuerdo unánime. Conforme al artículo 3701 delcódigo civil de 1884,
toda herencia se entiende aceptada con beneficio de inventario, aunqueno
se exprese, lo cual significa que no sólo se protege al heredero para que
no responda consus bienes propios de las deudas de la herencia, cuando
el activo sea inferior al pasivo, sinotambién a los acreedores de la
sucesión, el impedirse que los herederos dispongan del activohereditario,
sin estar antes garantizado el pasivo, pues de lo contrario, lo harían en
fraude o enperjuicio de dichos acreedores. Al afecto, todo el sistema
hereditario se orienta en el sentidode que los herederos sólo podrán
disponer de los bienes de la herencia, una vez liquidado ogarantizado el
pasivo de la misma. Por último, no basta para que sea válida venta de
bieneshereditarios, que la consientan los presuntos herederos, antes de
ser reconocidos con talcarácter, en el juicio sucesorio, pues además de
que debe concurrir el albacea, es necesarioque el Juez haya hecho la
declaratoria correspondiente de herederos, y antes de taldeclaratoria, los
que se reputen con tal carácter de herederos sólo pueden disponer de
susposibles derechos hereditarios.Amparo civil directo 6043/51.
Quintanilla Garza José y coaga. 8 de mayo de 1952. Mayoríade tres
votos. Disidentes: Vicente Santos Guajardo e Hilario Medina. Relator:
Rafael RojinaVillegas.342194. . Tercera Sala. Quinta Época. Semanario Judicial de la Federación. Tomo CXII,
Pág. 924.-1-

BIENES HEREDITARIOS, VENTA DE LOS. Para que la venta de


bienes hereditarios seaválida, es indispensable que se efectúe con el
consentimiento de todos los herederos, asícomo que se este en alguno de
los casos en que la ley permita esa venta. El albacea debeintervenir en
toda venta o enajenación de bienes hereditarios, aun cuando concurran
todos losherederos judicialmente reconocidos, porque aquél representa a
todos aquellos que tienenintereses jurídicos en la masa hereditaria, como
son los acreedores de la herencia, losherederos y los legatarios. Por otra
parte, dado el sistema mismo del derecho hereditario, nopuede ser válida
una enajenación de bienes de la sucesión, sin que previamente se
hayanaprobado los inventarios y de los mismos resulte que existe un
haber líquido patrimonial, delcual sí podrán disponer los herederos, por
acuerdo unánime. Conforme al artículo 3701 delcódigo civil de 1884,
toda herencia se entiende aceptada con beneficio de inventario, aunqueno
se exprese, lo cual significa que no sólo se protege al heredero para que
no responda consus bienes propios de las deudas de la herencia, cuando
el activo sea inferior al pasivo, sinotambién a los acreedores de la
sucesión, el impedirse que los
SUCESIONES TESTAMENTARIAS, EXCLUSIÓN DE INMUEBLES
DEL INVENTARIODE BIENES DE LAS. ES IMPROCEDENTE
CUANDO SE FUNDA EN CONTRATOSPRIVADOS DE
COMPRAVENTA.- Conforme al artículo 1713 del Código Civil para
elDistrito Federal, la extracción de un bien mueble o inmueble del
inventario de bienes de unasucesión testamentaria, sólo es procedente en
los casos en que la propiedad ajena conste enlos siguientes documentos:
a) En el mismo testamento; b) Por instrumento público; y c) Enlos libros
de la casa llevados en debida forma, si el autor de la herencia hubiere
sidocomerciante. Sin embargo, en el caso, no se está en ninguno de estos
supuestos normativos,pues en el testamento no se hizo una exclusión ni
se acompañó instrumento o escriturapública donde la propiedad ajena del
bien inmueble en controversia se hiciera constar demanera indubitable,
ya que al formular el inventario, la albacea sólo acompañó la
documentalsimple y después la certificación notarial donde consta la
existencia del original del contrato"privado" de compraventa del
inmueble, por la parte de la autora de la sucesión; y por último,tampoco
se está en la hipótesis legal de que la exclusión del inmueble se base en
los libros decasa, cuando el autor de la herencia hubiere sido
comerciante. Consecuentemente, auncuando la albacea haya presentado
la copia certificada del original del contrato "privado" decompraventa
que supuestamente acredita la propiedad del inmueble materia de la litis
enfavor de un tercero, ello no es suficiente para extraer del acervo
sucesorio del citado bienraíz, porque la existencia de ese instrumento
"privado" no encuadra en ninguna de lashipótesis legales de excepción
citadas. En todo caso, en la especie, se está en el supuestonormativo del
artículo 1714 del ordenamiento citado, en donde medularmente se
estableceque cuando la propiedad ajena de las cosas o bienes no consta
por medio indubitable según lodispuesto por el diverso numeral 1713 del
propio ordenamiento legal, su pertenencia debedilucidarse en el juicio
correspondiente, evitando mientras tanto, su sustracción de la
masahereditaria.QUINTO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA
CIVIL DEL PRIMER CIRCUITO.Amparo en revisión 525/93.-Sucesión
de Aurelia Rodríguez Rocha.-6 de mayo de 1993.-Unanimidad de votos.-
Ponente: Efraín Ochoa Ochoa.-Secretario: Walter
ArellanoHobelsberger.Semanario Judicial de la Federación, Octava
Época, Tomo XII, julio de 1993, página 304,Tribunales Colegiados de
Circuito, tesis I.5o.C.533 C.915058. 1450. Tribunales Colegiados de Circuito. Octava Época. Apéndice
2000. Tomo IV, Civil, P.R. TCC, Pág. 1065.-1-
asivo, sinotambién a los acreedores de la sucesión, el impedirse que los
herederos dispongan del activohereditario, sin estar antes garantizado el
pasivo, pues de lo contrario, lo harían en fraude o enperjuicio de dichos
acreedores. Al afecto, todo el sistema hereditario se orienta en el
sentidode que los herederos sólo podrán disponer de los bienes de la
herencia, una vez liquidado ogarantizado el pasivo de la misma. Por
último, no basta para que sea válida venta de bieneshereditarios, que la
consientan los presuntos herederos, antes de ser reconocidos con
talcarácter, en el juicio sucesorio, pues además de que debe concurrir el
albacea, es necesarioque el Juez haya hecho la declaratoria
correspondiente de herederos, y antes de taldeclaratoria, los que se
reputen con tal carácter de herederos sólo pueden disponer de susposibles
derechos hereditarios.Amparo civil directo 6043/51. Quintanilla Garza
José y coaga. 8 de mayo de 1952. Mayoríade tres votos. Disidentes:
Vicente Santos Guajardo e Hilario Medina. Relator: Rafael
RojinaVillegas.342194. . Tercera Sala. Quinta Época. Semanario Judicial de la Federación. Tomo CXII, Pág. 924.-
1-

BIENES HEREDITARIOS, VENTA DE LOS. Para que la venta de


bienes hereditarios seaválida, es indispensable que se efectúe con el
consentimiento de todos los herederos, asícomo que se este en alguno de
los casos en que la ley permita esa venta. El albacea debeintervenir en
toda venta o enajenación de bienes hereditarios, aun cuando concurran
todos losherederos judicialmente reconocidos, porque aquél representa a
todos aquellos que tienenintereses jurídicos en la masa hereditaria, como
son los acreedores de la herencia, losherederos y los legatarios. Por otra
parte, dado el sistema mismo del derecho hereditario, nopuede ser válida
una enajenación de bienes de la sucesión, sin que previamente se
hayanaprobado los inventarios y de los mismos resulte que existe un
haber líquido patrimonial, delcual sí podrán disponer los herederos, por
acuerdo unánime. Conforme al artículo 3701 delcódigo civil de 1884,
toda herencia se entiende aceptada con beneficio de inventario, aunqueno
se exprese, lo cual significa que no sólo se protege al heredero para que
no responda consus bienes propios de las deudas de la herencia, cuando
el activo sea inferior al pasivo, sinotambién a los acreedores de la
sucesión, el impedirse que los herederos dispongan del activohereditario,
sin estar antes garantizado el pasivo, pues de lo contrario, lo harían en
fraude o enperjuicio de dichos acreedores. Al afecto, todo el sistema
hereditario se orienta en el sentidode que los herederos sólo podrán
disponer de los bienes de la herencia, una vez liquidado ogarantizado el
pasivo de la misma. Por último, no basta para que sea válida venta de
bieneshereditarios, que la consientan los presuntos herederos, antes de
ser reconocidos con talcarácter, en el juicio sucesorio, pues además de
que debe concurrir el albacea, es necesarioque el Juez haya hecho la
declaratoria correspondiente de herederos, y antes de taldeclaratoria, los
que se reputen con tal carácter de herederos sólo pueden disponer de
susposibles derechos hereditarios.Amparo civil directo 6043/51.
Quintanilla Garza José y coaga. 8 de mayo de 1952. Mayoríade tres
votos. Disidentes: Vicente Santos Guajardo e Hilario Medina. Relator:
Rafael RojinaVillegas.342194. . Tercera Sala. Quinta Época. Semanario Judicial de la Federación. Tomo CXII,
Pág. 924.-1-

BIENES HEREDITARIOS, VENTA DE LOS. Para que la venta de


bienes hereditarios seaválida, es indispensable que se efectúe con el
consentimiento de todos los herederos, asícomo que se este en alguno de
los casos en que la ley permita esa venta. El albacea debeintervenir en
toda venta o enajenación de bienes hereditarios, aun cuando concurran
todos losherederos judicialmente reconocidos, porque aquél representa a
todos aquellos que tienenintereses jurídicos en la masa hereditaria, como
son los acreedores de la herencia, losherederos y los legatarios. Por otra
parte, dado el sistema mismo del derecho hereditario, nopuede ser válida
una enajenación de bienes de la sucesión, sin que previamente se
hayanaprobado los inventarios y de los mismos resulte que existe un
haber líquido patrimonial, delcual sí podrán disponer los herederos, por
acuerdo unánime. Conforme al artículo 3701 delcódigo civil de 1884,
toda herencia se entiende aceptada con beneficio de inventario, aunqueno
se exprese, lo cual significa que no sólo se protege al heredero para que
no responda consus bienes propios de las deudas de la herencia, cuando
el activo sea inferior al pasivo, sinotambién a los acreedores de la
sucesión, el impedirse que los