Sunteți pe pagina 1din 7

LA MISIÓN DE LA FAMILIA EN EL PLAN DE DIOS

PRESBITERIO BETHEL PUERTO INCA

Pr. Elvis Francisco Bravo - 1

I. TIENE UNA MISIÓN GLOBAL

El plan de Dios para la familia, es global o universal. Todos sabemos que Dios es quien diseñó la familia pero con un
propósito específico.

Ge. 1:28 Los bendijo Dios y les dijo: «Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra y sojuzgadla; ejerced potestad sobre los
peces del mar, las aves de los cielos y todas las bestias que se mueven sobre la tierra.»

Este mandato fue dado por Dios antes de que cayera en pecado

El orden en la cual están escritos es importantes considerarlos porque, las palabras no son sinónimos

FRUCTIFICAD

Procrear hijos de la misma clase espiritual. Criar hijos espirituales. Es decir, Adán y Eva deberían multiplicarse
espiritualmente. El énfasis es lo espiritual.

Y MULTIPLICAD

Aumentar en cantidad o número, pero con el carácter espiritual.

Es cierto que los hijos serán salvos por gracia, pero tenemos el mandato para desgastarnos en el trabajo de tener hijos
espirituales.

SOJUSGAR

Dios pone al cuidado de Adán y Eva la tierra. Dios es el amo, el dueño; ellos los administradores, mayordomos. Si Dios
es el Amo y Señor y nosotros sus administradores, deberíamos hacer lo que él nos manda.

Esta misma misión (global) Dios le dio a Abraham

Gn. 18:18
16
Los varones se levantaron de allí y miraron hacia Sodoma, y Abraham iba con ellos, acompañándolos. 17 Jehová dijo:
«¿Encubriré yo a Abraham lo que voy a hacer, 18 habiendo de ser Abraham una nación grande y fuerte y habiendo de
ser benditas en él todas las naciones de la tierra?

La nación de Israel debía ser bendición para todas las naciones.

¿Cómo va a funcionar esto?

Gn. 18:19 pues yo sé que mandará a sus hijos, y a su casa después de sí, que guarden el camino de Jehová haciendo
justicia y juicio, para que haga venir Jehová sobre Abraham lo que ha hablado acerca de él.»

Abraham tenía que impactar a sus propios hijos primero, y así en cadena.

II. LA CRISIS FAMILIAR EN EL MUNDO

Nosotros hemos tenido el privilegio de vivir en el siglo del gran cambio:

1. de las primeras fotocopiadoras

2. Los hologramas. Cambios como estos son buenos.

Pero muchos de los cambios que se han dado han afectado a las familias:
3. El aborto

4. El sistema laboral. Muchas horas de trabajo, sueldos bajos, mujeres trabajando abandonando a los hijos y no hay
tiempo para la familia.

5. Leyes de protección a menores. Hay leyes absurdos.

6. leyes de protección a animales. Hay hoteles, cementerios. La gente saca a pasear a sus perros, pero no a sus hijos.

7. el divorcio. Se ha flexibilizado el tema, aún en las iglesias.

8. la agenda LGBT. LGBT es la sigla compuesta por las iniciales de las palabras Lesbianas, Gay, Bisexuales y Transexuales.

Todo esto y más ha creado grandes crisis en las familias, pero, las cosas que vemos también las vivieron en el tiempo
de los profetas. Ejemplo:

Miqueas: 7:1-6«¡Ay de mí! porque estoy como cuando han recogido los frutos del verano, como cuando han rebuscado
después de la vendimia y no queda racimo para comer, ni uno de esos frutos que tanto desea mi alma. 2 Faltó el
misericordioso de la tierra; no queda entre los hombres ningún justo. Todos acechan en busca de sangre; cada cual
tiende una red a su hermano. 3 Para completar la maldad con sus manos, el príncipe demanda y el juez juzga por
recompensa; el poderoso habla según el capricho de su alma, y ellos lo confirman. 4 El mejor de ellos es como el espino,
el más recto, como zarzal. El día de tu castigo viene, el que anunciaron tus atalayas; ahora será su confusión. 5 No
creáis en amigo ni confiéis en príncipe; de la que duerme a tu lado cuídate, no abras tu boca. 6 Porque el hijo deshonra
al padre, la hija se levanta contra la madre, la nuera contra su suegra, y los enemigos del hombre son los de su casa. 7
Más yo volveré mis ojos a Jehová, esperaré al Dios de mi salvación; el Dios mío me oirá.

Miqueas observó la corrupción total de la sociedad que lo rodeaba. Los gobernantes exigían regalos; los jueces
aceptaban sobornos; la corrupción era universal. No había rectitud en el pueblo de Dios.

Como en los tiempos de los profetas, la sociedad le busca explicaciones racionales al pecado, e incluso en ocasiones los
cristianos aceptan tales pensamientos y rompen sus principios cristianos para poder hacer lo que quieren.

Al parecer nadie era confiable. El pecado afectó a los líderes del gobierno y de la sociedad en general. Engañaron e
incluso arruinaron la familia que es lo fundamental de la sociedad. Como consecuencia de eso, la única forma de
purificar al pueblo era por medio del castigo de Dios. Esto haría que la nación se volviera a Él y fuera restaurada desde
su interior.

Miqueas tenía nostalgia de las buenas costumbres espirituales. Él vio familias en guerra ¿qué pasó?

Los padres se olvidaron de criar hijos espirituales. ¿Qué tipo de familias estamos construyendo? ¿Qué tipos de iglesias
estamos construyendo?

¿Por qué llegaron a esta situación las familias? Porque están buscando la felicidad fuera de Dios.

Gn. 2:18 Después dijo Jehová Dios: «No es bueno que el hombre esté solo: le haré ayuda idónea para él.»

La mujer no le trajo felicidad al varón, porque la infelicidad es producto del pecado. Dios creó a la mujer para ser parte
de la multiplicación de seres adoradores a Dios.

Ejemplo, la mujer Samaritana se casó 5 veces, creyendo que la felicidad estaba en el matrimonio. Nunca encontró la
verdadera felicidad, hasta que tuvo un encuentro personal con el Señor. Dios es quien trae felicidad.

En el corazón y en la mente de Dios se originó la familia. Dios es quien planificó la existencia de la familia. Por eso, fue
atacado por Satanás desde el Edén hasta nuestros días.

¿Con qué motivo Dios fundó la familia? Miremos una vez más el capítulo 1 de Génesis.

Gn. 1:28 Los bendijo Dios y les dijo: «Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra y sometedla; ejerced potestad sobre los
peces del mar, las aves de los cielos y todas las bestias que se mueven sobre la tierra.»
Observe que en este momento, no hay pecado. Adán y Eva lo entregan toda su adoración a Dios. Y les dice que
reproduzcan muchos adoradores de corazón como ellos. ¿Cuál es la estrategia de Dios, para llenar de adoradores la
iglesia y la tierra? Las familias. Mi familia, tú familia, las familias que están en las iglesias. Pero como hemos visto, las
familias están en crisis.

III. LA SOLUCIÓN PARA LA CRISIS FAMILIAR

Escuchar a Dios. Dejar nuestra rebeldía y someternos a él.

Se ha preguntado ¿por qué los hijos de los cristianos no siguen los caminos de sus padres? ¿Por qué los hijos de los
pastores y líderes terminan viviendo lejos de Dios y muchas veces, para vergüenza de los padres? Te has preguntado
¿cuál es la situación de las familias en la cual pastoreas? ¿Cuál es tu situación familiar?

Gn. 1:31 termina diciendo: y vio Dios todo cuanto había hecho, y era bueno en gran manera.

Gn. 6:5 dice: Vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos
de su corazón sólo era de continuo al mal;

¿Qué ha pasado? los padres olvidaron enseñar a su generación tal como Dios había enseñado. ¿Qué hace Dios? Decide
castigar a la humanidad. Sin embargo, su plan continúa con una familia: Noé, es por ello, que le repite el mandamiento
dado a Adán bajo las mismas palabras:

Gn. 9:1 Bendijo Dios a Noé y a sus hijos, y les dijo: «Fructificad, multiplicaos y llenad la tierra.

La conexión entre el Antiguo y Nuevo testamento para cumplir con el propósito para la familia.

Primer mandamiento Gn 1:28 Los bendijo La gran comisión Mt. 28:19-20 Por tanto, id y
Dios y les dijo: «Fructificad y multiplicaos; haced discípulos a todas las naciones,
llenad la tierra y sojuzgadla; ejerced potestad bautizándolos en el nombre del Padre, del
sobre los peces del mar, las aves de los cielos Hijo y del Espíritu Santo, 20 y enseñándoles
y todas las bestias que se mueven sobre la que guarden todas las cosas que os he
tierra.» mandado. Y yo estoy con vosotros todos los
días, hasta el fin del mundo.» Amén.

Fructificad y multiplicad – Mi casa Haced discípulos – mi Jerusalén


Llenad la tierra A todas las naciones
Sojuzgadlo. Gobierno, autoridad Enseñándoles que guarden todas las cosas
que os he enseñado. Esto es, que vivan bajo
el gobierno de Dios

Dios no ha cambiado el propósito para la familia. Es hacer, adoradores a Dios, seguidores de Cristo.

¿Cuál es la tarea? Hacer que la siguiente generación sea un adorador de Dios, y sólo uno que es discípulo puede adorar
a Dios.

¿Quién es responsable de cumplir con esta tarea? El de hacer que la siguiente generación pueda amar a Dios y adorar
a Dios.

La doctrina de la jurisdicción.

Tiene que ver con un espacio donde tú tienes todo el derecho. Ejemplo, los alcaldes, gobiernos regionales, presidentes.
También pensemos en la iglesia, familias. ¿Por qué hablamos de esto? Porque vivimos en un mundo donde se ha
perdido el respeto por la jurisdicción, que tiene que ver con el principio de autoridad que Dios ha establecido.

La gente cree que el estado tiene el derecho de criar a sus hijos. Piden educación gratuita, desayuno, almuerzo escolar,
uniformes, etc. Que el estado tenga la iniciativa está bien, pero no debemos demandar tal cosa.

Lo grave, es que hay padres que dejan a sus hijos bajo la crianza del tío, la abuela, el vecino etc. No es correcto.
Hoy el estado enseña valores, religión. Desde la perspectiva de Dios, esta no es la tarea del estado. Esta es
responsabilidad de los padres.

¿Por qué es responsabilidad de los padres educar a los hijos?

Mateo describe una escena donde a Jesús le hicieron una pregunta mal intencionada: Mt. 22:35-37 35 Y uno de ellos,
intérprete de la Ley, preguntó para tentarlo, diciendo: 36 Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la Ley? 37 Jesús le
dijo: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente.”

¿De dónde sacó Jesús esta respuesta?

Dut. 6: 5-9 5 »Amarás a Jehová, tu Dios, de todo tu corazón, de toda tu alma y con todas tus fuerzas. 6 »Estas palabras
que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón. 7 Se las repetirás a tus hijos, y les hablarás de ellas estando en tu casa
y andando por el camino, al acostarte y cuando te levantes. 8 Las atarás como una señal en tu mano, y estarán como
frontales entre tus ojos; 9 las escribirás en los postes de tu casa y en tus puertas.

Tanto en el Antiguo y Nuevo testamento, el mandamiento supremo es amar a Dios con todo lo que somos. Con nuestra
mente, emociones, voluntad, fuerzas. Pide que le amemos completamente, porque él nos amó sin reservas.

¿En qué lugar vamos a mostrar que amamos a Dios? En el hogar. Los hijos tienen que ver nuestra pasión por Dios, en
la casa, fuera de casa, en la iglesia.

Algunas preguntas simples, pero complicadas

1. ¿cuál es nuestra responsabilidad como padres delante de Dios? Este gran mandamiento debe de estar
primeramente en nuestro corazón. Amar a Dios. No podemos enseñar a nuestros hijos que amen a Dios, si nosotros
no lo hacemos. No podemos pedirles que obedezcan lo que dice Dios, si nosotros las quebrantamos.

2. ¿Cuál es nuestra responsabilidad con la enseñanza bíblica? Nuestro primer llamado para enseñar, no es en la iglesia,
en las calles, en campañas, etc. Es a nuestra familia, a nuestros hijos. Y la enseñanza tiene que ser permanente. 7 Se
las repetirás a tus hijos, y les hablarás de ellas estando en tu casa y andando por el camino, al acostarte y cuando te
levantes.

¿Cuál debe ser el tema de nuestra conversación? Dios, por medio de su Palabra.

¿Cuál es el tema sobre el cuál más tiempo pasamos conversando en familia? No es pecado hablar otros temas, el
problema está, cuando no estamos discipulado a nuestra familia.

Ser predicador del evangelio, ya sea como pastor, líder, o anciano de la iglesia es un privilegio. Pero, sus exigencias
son altas, más no inalcanzables.

1 Tim. 3:1-7 “Palabra fiel: «Si alguno anhela obispado, buena obra desea.» 2 Pero es necesario que el obispo sea
irreprochable, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso, hospedador, apto para enseñar; 3 que no sea dado
al vino ni amigo de peleas; que no sea codicioso de ganancias deshonestas, sino amable, apacible, no avaro; 4 que
gobierne bien su casa, que tenga a sus hijos en sujeción con toda honestidad 5 (pues el que no sabe gobernar su propia
casa, ¿cómo cuidará de la iglesia de Dios?); 6 que no sea un neófito, no sea que envaneciéndose caiga en la condenación
del diablo. 7 También es necesario que tenga buen testimonio de los de afuera, para que no caiga en descrédito y en
lazo del diablo”.

Una de las características del siervo de Dios que está a cargo de guiar a la iglesia o cuidar de la iglesia, es que debe
cuidar, gobernar y guiar su propia familia. Este trabajo es constante y sacrificado.

¿Qué pasa si no cumplimos con esta responsabilidad? ¿Cuál es el peligro de caer en desobediencia?

Tendremos una generación incrédula.


El libro de Josué, en todas sus historias nos muestran a un pueblo que conquista tierras. Sin embargo, Josué ve que la
generación que ama a Dios está por morir. Por eso les desafía diciendo:

Josué 24:14-15. 14 »Ahora, pues, temed a Jehová y servidlo con integridad y verdad; quitad de en medio de vosotros los
dioses a los cuales sirvieron vuestros padres al otro lado del río y en Egipto, y servid a Jehová. 15 Si mal os parece servir
a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres cuando estuvieron al otro
lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a Jehová.

¿Qué pasó? Los papas no han discipulado. Los hijos no han escuchado. Es por ello, que Jueces 2:8-10 dice: 8 Pero murió
Josué hijo de Nun, siervo de Jehová, a la edad de ciento diez años. 9 Lo sepultaron en su heredad en Timnat-sera, en los
montes de Efraín, al norte del monte Gaas. 10 Y murió también toda aquella generación, por lo que la generación que
se levantó después no conocía a Jehová ni la obra que él había hecho por Israel.

Murió Josué, Caleb y toda la generación que amaba y servía a Dios, pero, la siguiente generación era incrédula. ¿Qué
significa que esta generación “no conocía a Jehová”? que voluntariamente no estaban dispuestos a servir a Dios. El
reto de Josué fue a que escogieran, decidan servir o no a Dios.

No podemos servir a alguien que no amamos. Jesús dijo que no se puede servir a dos señores, porque amaremos a
uno y aborreceremos a otro. Aunque está generación tenían líderes, pero, están más apasionados a vivir para sus
deleites.

Jueces es una historia donde todo está al revés. Ejemplo; Gedeón, un ateo. Jefte, quiere comprar el favor de Dios,
como castigo sale su hija. Sansón, desobediente a sus padres, lujurioso, tuvo relaciones sexuales con prostitutas, se
casó dos veces.

¿Cómo termina Jueces?


Jueces 19:30 Y todo
el que veía aquello decía: «Jamás se ha hecho ni visto tal cosa desde el tiempo en que los hijos de
Israel subieron de la tierra de Egipto hasta hoy. Considerad esto, tomad consejo y hablad.»

¿Por qué pasó esto? Porque la generación anterior no enseñó a amar a Dios con todo el corazón. ¿Dónde nace el
pecado? Mt. 7:21-22, nos dice que nace en el corazón.

Como podemos ver, los padres tenemos la responsabilidad de enseñar a nuestros hijos la Palabra de Dios. El deseo de
nuestro corazón para nuestros hijos debe ser como el de Pablo para los gálatas, a quienes él llamó “hijitos míos por
quienes vuelvo a sufrir dolores de parto hasta que Cristo sea formado en ustedes” (4:19).

¿Qué responsabilidad tienen los hijos?

Proverbios 6:20-23 (NTV)


20
Hijo mío, obedece los mandatos de tu padre, y no descuides la instrucción de tu madre. 21 Guarda siempre sus
palabras en tu corazón; átalas alrededor de tu cuello. 22 Cuando camines, su consejo te guiará. Cuando duermas, te
protegerá. Cuando despiertes, te orientará. 23 Pues su mandato es una lámpara y su instrucción es una luz; su disciplina
correctiva es el camino que lleva a la vida.

¿Qué debemos hacer frente a todo lo que Dios nos ha enseñado?

 Saber que la Biblia es un libro con un solo mensaje. Trata un solo tema: el evangelio
 Necesitamos un panorama completo de la Biblia (Libro- el gran panorama divino, por Roberts)
 Volver a los principios bíblicos. Establecer en nuestras casa un tiempo de adoración familiar o culto familiar.

Según lo aprendido

¿Qué vamos a enseñar? Amar a Dios, Deut. 6:5

¿Dónde vamos a enseñar? En la casa, Deut. 6:7. Es el mejor lugar para hacerlo, no tenemos que pedir permiso.
¿Por qué es mejor en la casa? Porque allí no fingimos, todos nos conocemos. Pero, también se puede hacer fuera,
“andando por el camino”.

¿Cuándo? Deut. 6:7-9, lo ideal debería ser todos los días, pero se puede empezar una vez y con frecuencia ir subiendo.

¿Cuánto tiempo? ½ hora, 1 hora, 1 ½, 2 horas. Debe considerarse las edades y las formas. No hacerlo por cumplir u
obligación.

¿Quieres tener un ministerio fuerte? Empieza por tener momentos de adoración en familia. Luego llévalo a la iglesia.

Propuesta para tu hogar

ELEMENTOS EN UNA ADORACIÓN FAMILIAR

1. Adorando con cánticos

El Señor debe ser adorado con cánticos. Sal. 69:30 dice: Alabaré con cánticos el nombre de Dios,
lo exaltaré con alabanza.

No se trata de entretener, ni hacer un concierto. Se debe considerar las letras.

2. Adorando con las Escrituras

Leer la Biblia sistemáticamente. De génesis a Apocalipsis

Mediante la memorización y el estudio de las Escrituras

Usando literatura cristianas.

3. Adorando mediante la oración

Este tiempo nos ofrece una oportunidad para confesar nuestros pecados juntos y pedir que Dios ayude a la familia.

¿Quién debe guiar la reunión? El varón como cabeza del hogar. Cuando no está, lo hace la mamá o el hijo mayor.

Propuesta para tu iglesia

1. iniciar un proceso constante de oración popara establecer en cada hogar la adoración familiar

2. iniciar una serie de estudios sobre la importancia de tener un tiempo de adoración familiar

3. plantear una fecha de inicio, para que juntos empiecen. Antes, el pastor o líder debe estar teniendo su culto
familiar.

4. El pastor o líder, debe hacer un seguimiento constante para que las familias no decaigan. En las visitas.

Esta propuesta de trabajo, puede salir como un acuerdo de la asamblea presbiterial, si lo es necesario.

¿Preguntas?

Oración
Cartilla de control de materiales – Presbiterio Bethel Puerto Inca - 1

Material usado
N° Nombre y apellidos Cargo e Iglesia N° celular Material entregado
Sí No