Sunteți pe pagina 1din 8

Clasificación Geomecanica(la Rock Mass

El Sistema tasando)

El sistema de medición de masa de roca (RMR), por otra parte conocido como
Clasificaciones geomecánicas, fue desarrollado por el autor durante 1972-1973
(Bieniawski, 1973).Este fue modificado durante los años como más historias del caso se
pusieron disponibles y en conformidad con las normas y procedimientos internacionales
(Bieniawski, 1979).Durante los últimos 15 años, el sistema de RMR ha resistido la prueba
de tiempo y beneficiado de las extensiones y aplicaciones por muchos autores a lo largo del
mundo. Estas aplicaciones variadas, sumando 351 casos historicos, apunta a la aceptación
del sistema y su facilidad inherente de uso y versatilidad en practica de ingenieria,
involucrando túneles, cámaras, minas, taludes, y fundaciones. No obstante, es importante
que el sistema de RMR se use para el propósito para que fue desarrollado y no como la
respuesta a todos los problemas designados.

La definición del Sistema.- Debido a que el sistema de RMR se habido modificado varias
veces, y desde que el método está intercambiablemente conocido como clasificaciones
geomecanicas o sistema de medicion de masa de roca. Es importante el estado en que el
sistema ha permanecido esencialmente el mismo en principio a pesar de los cambios. Así,
cualquier modificación y extensiones eran la raiz del mismo método básico y no deben
interpretarse equivocadamente como los nuevos sistemas. Para evitar cualquier confusión
las extensiones siguientes del sistema eran las valiosas nuevas aplicaciones pero todavía
una parte del mismo sistema de RMR global: las aplicaciones mineras. Laubscher (1977.
1984); agrietamientos. Tejedor (1975); la minería de la roca dura. El Kendorski el al.
(1983); la mineria de carbon Unal (1983). Newman y Bieniawski (1986); los fundamentos
del dique. Serafim y Pereira (1983); tuneles. González de Vallejo (1983); el estabilidad de
taludes. Romana (1985); y las minas de carbones indios (Venkateswarlu, 1986).

Es más, algunos usuarios del sistema RMR lista sus resultados como "CSIR RATING" o
habla del sistema geomecanico"CSIR". Esto es incorrecto y nunca se ha usado o endosó por
el autor. Las expresiones correctas son "Rock Mass Rating”(Descripción del macizo
rocozo) o el "sistema de RMR", o la "Clasificaciónes Geomecanicas." Mientras es verdad
que el autor ha trabajado para una organización cuyas iniciales son "CSIR", que la
organización no desarrolló el sistema, y de hecho, la mayoría del trabajo en este sistema fue
realizado después de que él dejó el CSIR hace unos 12 años.

4.1 PROCEDIMIENTOS de la CLASIFICACIÓN

Los siguientes seis parametros son usados para clasificar un macizo rocoso usando el
sistema RMR (Clasificación de Geomecanica):

l. Fuerza compresiva uniaxial del material de la roca.


2. Designación de la cualidad de la roca (RQD)., /
3. Espaciamiento de discontinuidades.
4. Condición de las discontinuidades.
5. las condiciones de Groundwater.
6. Orientacion de las discontinuidades.

Para aplicar la Clasificación de Geomecánica. El macizo rocoso debe ser dividido en varias
regiones estructurales tal que ciertos rasgos son más uniformes dentro de cada región.
Aunque los macizos rocosos son discontinuos en la naturaleza ellos pueden ser no obstante
uniformes en la región; cuando. por ejemplo. el tipo de roca o los espacios de
discontinuidad es el mismo a lo largo de la región. En la mayoría de los casos, los límites
de las regiones estructurales coincidirán con los rasgos geológicos mayores como las fallas,
Diques, shear zones y así sucesivamente. Después de que las regiones estructurales se han
identificado, la clasificación de los parámetros para cada región estructural son
determinados de las medidas en el campo y ingresados en una hoja de datos.

La Clasificación Geomecánica se presenta en la tabla 4. 1, se agrupan cinco parámetros en


cinco rangos de valores. Desde que varios parámetros no son igualmente importantes para
la clasificación global de una macizo rocoso, valores de importancia son asignados a los
diferentes rangos de valor de los parámetros, una alta valuación indica mejores condiciones
del macizo rocoso.

Las valuaciones de importancia se asignan a cada parámetro según la Sección A de la tabla


4.1. En este respeto, las medio condiciones típicas se evalúan para cada set de
discontinuidad y las valuaciones se interpolan, usando las cartas de Clasificación A-E. Las
cartas son útiles para los casos de limite y también quita una impresión que los cambios
abruptos en las valuaciones ocurren entre las categorías. La carta D es usado si el RQD o
los datos de discontinuidad les está faltando. Basado en los datos de la correlación de Priest
y Hudson (1976),la carta habilita una estimación del parámetro perdido. Además, debe
notarse que las valuaciones de importancia dadas para los espacios de discontinuidad se
aplican para equilibrar macizos rocosos que tienen tres juegos de discontinuidades. Así,
cuando sólo dos juegos de discontinuidades están presentes, una valoración conservadora se
obtiene. De esta manera, el número de juegos de discontinuidad es considerado
indirectamente. Laubscher (1977) presentó un concepto de la valuación para los espacios de
discontinuidad como una función del número de joint set. Esto puede mostrarse cuando
menos de tres juegos de discontinuidades están presentes, la valuación por los espacios de
discontinuidad puede aumentarse por 30%.

Después de que se establecen las valuaciones de importancia de los parámetros de la


clasificación, las valuaciones para los cinco parámetros listados en la Sección A de la Tabla
4.1 se suma para rendir el RMR basico (sin ajustar para las orientaciones de discontinuidad)
para la región estructural bajo la consideración.

El próximo paso es incluir el sexto parámetro, a saber, la influencia de la orientación del


rumbo y buzamiento de las discontinuidades ajustando el RMR básico según la Sección B
de la tabla 4.1. Este paso se trata separadamente porque la influencia de orientaciones de
discontinuidad depende de las aplicaciones de la ingeniería, como un túnel, mina, taludes, o
foundatión. Se notará que el "valor" del parámetro de la "orientación de discontinuidad" no
se da en las condiciones cuantitativas pero por las descripciones cualitativas dan como
"favorable." Ayudar a decidir si las orientaciones de rumbo y buzamiento son favorables o
no en túneles, la referencia debe hacerse en la tabla 4.2 que esta basado en estudios de
Wickham el al. (1972). para los taludes y fundations, Romana (1985) , Bieniawski y Orr
(1976), respectivamente.

El parámetro que la "orientación de discontinuidad" refleja en la importancia de la varios


discontinuidad pone el presente en una masa de la piedra. El parámetro "orientación de
discontinuidades" refleja la importancia de la diversos tipos de discontinuidades presentes
en un macizo rocoso. El tipo principal. normalmente designado como tipo No. 1, controla la
estabilidad de una excavación; por ejemplo, en túneles este debería ser el tipo cuyo rumbo
es paralelo al eje del túnel. las valuaciones adicionadas de los parámetros de clasificación
para este tipo de discontinuidad constituirán los RMR globales. Por otro lado, en las
situaciones dónde no hay tipos de discontinuidades este es dominante y de importancia
crítica, o al estimar fuerza y deformabilidad del macizo rocoso, se promedian las
valuaciones de cada tipo de discontinuidad para el parámetro de clasificación individual
apropiado.

En el caso de los proyectos de la ingeniería civil, un ajuste para las orientaciones de


discontinuidad le bastará generalmente. Para las aplicaciones mineras, otros ajustes pueden
requerirse, como la tensión a profundidad o un cambio en la tensión; éstos se han discutido
por Laubscher (1977) y por Kendorski et al. (1983). el procedimiento para estos ajustes se
muestra en la tabla 4.3.

Después del ajuste para las orientaciones de discontinuidad, el macizo rocoso es clasificada
según la Sección C de la tabla 4.1 en la cual el RMR final (ajustado) es ubicado en cinco
clases de macizo rocoso, el rango completo del posible RMR varia de 0 a 100. Notar que
las clases de macizo rocoso están en los grupos de 20 valuaciones cada uno. Este concepto
de tasar un macizo rocoso fuera de un valor máximo de 100 tiene una ventaja distinta
encima de un sistema abierto en eso permite al ingeniero o al geólogo conseguir el sentido
de una calidad relativa, o la falta de él, de un macizo rocoso dado en términos de este
potencial máximo.

Luego, En la Sección D de la tabla 4.1 da al significado práctico de cada clase de macizo


rocoso para la relación de esta a los problemas específicos de ingeniería. En el caso de
túneles, cámaras, y minas, el rendimiento de la clasificación geomecánica es el tiempo
stand-up y el máximo palmo de roca estable para un RMR dado, como se muestra en la
Figura 4.1.

Cuando condiciones de roca de calidad combinada son encontrados en la cara de la roca


excavada, como roca de buena-calidad y pobre-calidad que están presente en una área
expuesta, es esencial identificar la más critica condicion para la valoración de los estratos
de la roca. Esto significa que los rasgos geológicos más significante para los propósitos de
estabilidad tendran una influencia arrolladora. por ejemplo, una falla o cizallamiento en la
cara de la roca de calidad superior jugará un papel dominante independiente de la alta
fuerza del material de la roca en los estratos circundantes.

se recomienda que cuando hay claramente dos o más zonas diferentes en una cara de la
roca, un acercamiento a adoptar es obtener los valores de RMR por cada zona y entonces
computar el valor medido global por el área de superficie correspondiente a cada zona en
relación a la área completa, así como por la influencia que cada zona tiene sobre la
estabilidad de la excavación completa.

La Clasificación de Geomecanica provee las pautas para la selección de reforzamiento de


roca para túneles de acuerdo con la tabla 4.4. Estas pautas dependen de factores como la
profundidad debajo de la superficie (la tensión in-situ), tamaño del túnel y forma, y el
método de excavación. Nota que las medidas de apoyo dadas en la tabla 4.4 representa el
permanente y no el apoyo primario. La tabla 4.4 es aplicable a macizos rocosos excavados
usando taladrando convencional y destruyendo los procedimientos.

Recientemente, Lauffer (1988) presentó un diagrama revisado tiempo stand-up


específicamente para una maquina de sondeos de excavacion de tuneles (TBM) y lo
sobrepuso en el diagrama de RMR dado en la figura Figura 4.1. Esto se pinta en la Figura
4.2 que es muy útil porque demuestra cómo se cambian los límites de clases de RMR para
las aplicaciones de TBM. Así, un ajuste de RMR puede hacerse para una maquina
excavadora de macizos rocosos.
Puede determinarse la carga de apoyo del sistema de RMR de un propuesto por Unal
(1983):

(4.1)

Debe darse énfasis a esto para todas las aplicaciones como aquéllas que involucran la
selección de reforzamiento de roca y determinación de cargas de la roca o fuerza y
deformabilidad del macizo rocoso, este es el actual valor de RMR que debe usarse y no la
clase de macizo rocoso, dentro del cual este RMR valora las fall. En esta manera, el sistema
de RMR es muy sensible a los parámetros individuales, porque dentro de un clase de
macizo rocoso, como una buena roca, hay mucha diferencia entre RMR = 80 y RMR = 61.

Finalmente, notamos que los rangos en la tabla 4.1 siguen las recomendaciones del la
sociedad internacional de mecánica de rocas (ISRM) las Comisiones sobre la
Estandarización y la Clasificación.

4.2 APPLlCATIONS

La Clasificación geomecanica ha encontrado amplias aplicaciones en los varios tipos


diseños de proyectos, como los túneles, taludes, fundations, y minas. La mayoría de las
aplicaciones han sido en el campo de tuneles (Bieniawski, 1984).
Este sistema de clasificación también se ha usado ampliamente en mineria, particularmente
en los Estados Unidos, India, y Australia. Inicialmente, Laubscher (1977) aplico
la Clasificación de geomecanica a las minas asbesto en Africa. Más recientemente, el
sistema RMR se aplicó a la minería de carbón así como a la mineria en macisos rocosos
(Ghose y Raju, 1981,; El Abad et al., 1983; Unal, 1983,; El Kendorski et al.. 1983;
Newman, 1986,; Venkateswarlu, 1986).

La Clasificación Geomecanica también es aplicable a los taludes (Romana. 1985) y para


rocas fundations (Bieniawski y Orr, 1976). Éste es un rasgo útil que puede ayudar con el
plan de taludes cerca de los portales del túnel así como permite estimaciones de la
deformabilidad de fundations de roca para estructuras como puentes y diques.

En el caso de fundaciones de la roca, el conocimiento del módulo de deformabilidad del


macizo rocoso es de primera importancia. La Clasificación de Geomecanica demuestra ser
un método útil para estimar la deformabilidad in-situ del macizo rocoso (Bieniawski,
1978). Como es mostrado en la Figura 4.3, la correlación siguiente fue obtenida asi:

E M = 2 RMR - 100 (4.2)

donde EM es el módulo de deformación in-situ en GPa y RMR tiene >50.

Más recientemente, Serafim y Pereira (1983) el proveyeron muchos resultados en el


rango RMR <50 y propuso una nueva correlación:

EM = 10 (RMR-10)/40 (4.3)

En el caso de taludes. el rendimiento se da en la Sección D de la tabla 4.1 como la cohesión


y fricción del macizo rocoso. Romana (1985) ha aplicado el sistema de RMR
extensivamente para la determinación de estabilidad de taludes de roca.
Recientemente, Hoek y Brown (1980) propuso un método por estimar fuerza del macizo
rocoso que hace uso de la clasificación de RMR. El criterio para la fuerza del macizo
rocoso es como sigue:

4.4

donde = la mayor tensión principal al ruptura,


= la menor tensión principal aplicada,
= la fuerza compresiva uniaxial de el material de la roca,
m y s = constantes dependientes sobre las propiedades de la roca y la extensión a la
cual esta ha sido fracturadapor estar sujeto a y .
Para la roca intacta, m = m que es determinado de un encaje de la ecuación anterior a los
datos de la prueba triaxial de los especimenes del laboratorio, mientras tomando s = 1 para
el material de la roca. Para los macizos rocosos, las constantes m y s estan relacionados al
RMR basico (sin ajustar) como sigue (Hoek y Brown, 1988).

Para los macizos rocosos no perturbados (destrucción-lisa o las maquinas de excavaciones -


sondajes):

4.5

4.6

Para macizos rocosos perturbados (taludes o destrucción- daño excavaciones):

4.7

4.8

Moreno Tallon (1982) desarrolló una serie de correlaciones entre la deformación del túnel,
RMR, y el tiempo, basado en un caso de la historia en España. UnaI (1983) propuso a un
acercamiento integrado a cubrir la valoración de estabilidad en las minas de carbon,
incorporando RMR con el palmo del tejado, presión de soporte, el tiempo y la deformación.
Éste es diagramaticamente graficado en la Figura 4.4. Finalmente, una reciente
investigación por Nicholson y Bieniawski (1986), incorporando el sistema de RMR,
propuso una relación constitutiva empírica para los macizos rocosos.

4.2.1 fuerzas y Limitaciones

El sistema RMR es muy simple su uso, y los parámetros de la clasificación se obtienen


fácilmente de datos del testigo o cartografía del subsuelo (González
de Vallejo, 1983; Cameron-Clark y Budavari, 1981,; El Nakao el al., 1983).
Este método de la clasificación es aplicable y adaptable a muchas situaciones diferentes,
incluso la minería de carbón, al minando de roca dura, estabilidad del talud, fundamentos
de estabilidad y tuneles.

El sistema de RMR es capaz de ser incorporado dentro de los conceptos teóricos, como es
evidente en el trabajo de Unal (1983), Moreno Tallon (1982), Hoek y Castaño (1980), y
Nicholson y Bieniawski (1986).
La Clasificación Geomecánica es adaptable para el uso en los sistemas expertos de
conocimientos básicos. Con la introducción de metodología del fuzzy-set aplicada a la
Clasificación Geomecánica por Nguyen y Ashworth (1985) y por Fairhurst y Lin (1985), la
subjetividad, o fuzziness, inherente en una clasificación puede ser considerado y puede
incorporarse en el sistema especialista.

El rendimiento del metodo de clasificación RMR tiende ser bastante conservador que
puede llevar a la sobre designacion de sistemas de apoyo. Este aspecto se supera a lo mejor
supervisando la conducta de la roca durante la construcción del túnel y las predicciones de
clasificación de roca ajustandose a las condiciones locales. Un ejemplo de este
acercamiento es el trabajo de Kaiser et al. (1986), quién encontró que los nosupport
limitan dados en la Figura 4.1 era demasiado conservador y propusieron la corrección
siguiente a ajustar el RMR (Ningún Apoyo) al límite de nosupport para la apertura de los
efectos del tamaño:

RMR (NS) = 22 ln ED + 25 (4.9)

donde ED es la dimensión equivalente como es definido por la ecuación (5.2).

4.3 BASE DE DATOS

La base de datos usada para el desarrollo de una clasificación de macizo rocoso puede
indicar el rango de su aplicabilidad. Por ejemplo, el sistema de RMR originalmente
envolvió 49 historias del caso (los cuales fueron reanalizados por Unal, 1983). siguido por
62 historias del caso agregadas por Newman y Bieniawski (1986) y un extenso 78 casos
historicos de tuneles y mineria coleccionados entre 1984 y 1987. Fechan, según los
archivos del autor, el sistema de RMR se ha usado en 351 historias del caso (vea al
Muchacho. 10). fue encontrado que el sistema pudiera usarse con éxito en formaciones de
roca no mencionadas en las historias originales del caso (Fowell y Johnson, 1982,;
Sandbak, 1985,; Smith, 1986,; El Singh et al., 1986). al mismo tiempo, en algunos casos el
sistema no proporcionó los resultados realisticos (el Kaiser et al.. 1986).

El Nakao et al. (1983) hizo una contribución significante realizando una reconsideración
estadística de los parámetros para la Clasificación Geomecanica para aplicar el sistema de
RMR a las condiciones geológicas japonesas. en total, se estudiaron 152 casos del túnel.
Fue encontrado que los resultados del analisis del parámetro virtualmente acordaba con el
concepto RMR.

Finalmente, la clasificación de RMR (como cualquier otro) no será tomado como un


suplente por diseñar el plan. Esta clasificación es sólo una parte del acercamiento del plan
empírico, uno de los tres acercamientos principales del plan de diseño en roca (empírico,
observacional, y analítico). debe aplicarse inteligentemente y debe usarse junto con los
métodos observacionales y analíticos para formular una razón del plan global compatible
con los objetivos del plan y geología del sitio.
4.4 CORRELACIONES

Se propuso una correlación entre el RMR y el Q-índice (Bieniawski, 1976) así como entre
el RMR y el RSR (Rutledge y Preston, 1978). Basado en 111 historias del caso analizadas
para este propósito (involucrando 62 casos escandinavos, 28 casos de africa del sur, y 21
historias del caso de los Estados Unidos, Canadá, Australia, y Europa), la relación siguiente
se encontró para los túneles de ingeniería civiles (Bieniawski, 1976):

RMR = 9 ln Q + 44 (4.10)

Para mineria en tuneles, Abad et al. (1983) analizó 187 minas de carbon en las carreteras en
España, llegando a esta correlación:

RMR = 10.5 ln Q + 42 (4.11)

Rutledge y Preston (1978) determinaron la correlación siguiente de siete proyectos de


tuneles en Nueva Zelanda:

RSR = 0.77 RMR + 12.4 (4.12)

Moreno Tallon (1982) confirmo las relaciones anteriores en base a cuatro proyectos de
tuneles en España. El Jethwa et al. (1982) más allá probó la correlación por Bieniawski
(1976) en base a 12 proyectos en India, considerando que Trunk y Honisch (1989)
encontraron una correlación casi idéntica a eso dando la ecuación (4.10) basado en su
estudio de túneles en Alemania Oriental.