Sunteți pe pagina 1din 9

Directoras Nivel Inicial

Documento JUEGOS EN EL PATIO

JUEGOS EN EL PATIO

“Jugar para un niño es la posibilidad de recortar un trocito de mundo y


manipularlo, solo o acompañado de amigos, sabiendo que donde no
puede llegar, lo puede inventar.

Así define el juego, el juego libre que es la verdadera necesidad del niño,
Francesco Tonucci”.

Pensar el juego en el nivel Inicial siempre fue un


desafío que asumimos quienes transitamos a
diario los diferentes escenarios institucionales de
nuestra provincia; entendiendo al juego como la
actividad privilegiada de la infancia.

1
Directoras Nivel Inicial
Documento JUEGOS EN EL PATIO

Haciendo un poco de historia.

Desde el momento en que se creó el Jardín de


Infantes, el juego se definió como el método para
enseñar a los niños pequeños. Federico Froebel, María
Montessori, Ovide Decroly, Rosa y Catalina Agazzi,
todos los que solemos llamar “precursores” de la
Educación Inicial, vieron al juego como el modo en
que se debían pensar las propuestas de enseñanza
para niños menores de 6 años.

Reconocemos a Froebel como el primero que estableció un sistema de trabajo para los
Jardines de Infantes. Su concepción, más filosófica que didáctica, sostenía el principio
del juego como base de la educación.

Por su parte, Rosario Vera Peñaloza, junto a un grupo de jóvenes maestras


kindergarterinas, le otorga al juego una función primordial, desarrolla una serie de
materiales didácticos y adapta los aportes de los pedagogos europeos (Froebel,
Decroly y Montessori).

Entre los juegos libres que menciona Rosario Vera Peñaloza, encontramos aquellos que
se realizan en la sala, en el momento de ingreso y los que se juegan en el patio o
parque. Haciendo hincapié en los juegos libres en el parque, resulta interesante
remarcar como en los primeros Jardines, así como en
los actuales, todo el espacio y no solo el áulico, es
sujeto a la intervención del maestro, con el objeto de
generar propuestas creativas. Señala además, la
presencia de calesitas, columpios, hamacas, areneros y
aparatos para trepar y balancearse apuntando a la
educación y cuidado físico, tratando de evitar toda
forma de inmovilidad en el niño. Por esto, el juego y

2
Directoras Nivel Inicial
Documento JUEGOS EN EL PATIO

las actividades al aire libre se constituyen en medios para educar.

Con el paso del tiempo, el patio se convirtió en el espacio vital donde los niños
descargaban su energía, y su valor residía en el supuesto de que garantizaba que la
jornada transcurriera en un clima ordenado, dado que permitía que el niño tuviera
mejores niveles de atención e interés luego de realizar juegos libres en el patio.

La visión del juego en el patio atravesó distintos criterios:

- La idea del juego como actividad en la que el niño usa y descarga la energía
excedente que no es utilizada en otro tipo de actividad.

- La idea de la alternancia entre períodos de tarea - descanso, donde el patio se


constituye como el espacio reservado para la actividad lúdica. Aquí el juego se
plantea con la función de recuperar la energía consumida en otras actividades

- La idea de la importancia del esparcimiento y cierto nivel de libertad,


posibilitado por un tiempo menos pautado por las consignas del docente.

- La relación del juego y el desarrollo infantil, donde la actividad lúdica es


entendida como un recurso psicopedagógico.

Desde el marco de la política educativa actual, donde se entiende al juego como


patrimonio privilegiado de la infancia y derecho inalienable; como una construcción
social que se trasmite y recrea entre generaciones, como un área de enseñanza con
contenidos específicos y estrategias docentes
definidas, el juego en el patio también requiere
de un nuevo re encuadre.

El patio de Juegos hoy, como espacio cotidiano


de juego que se pone a disposición de los niños,
requiere de una planificación y preparación
previa, transformándose así en un verdadero
escenario lúdico, revalorizando su uso dentro
del marco de la enseñanza.

3
Directoras Nivel Inicial
Documento JUEGOS EN EL PATIO

Fundamento teórico

El espacio del patio tiene características específicas que habilitan posibilidades


diferentes a otros espacios del jardín, por lo tanto, el juego en el patio, al aire libre,
asume características diferentes al juego en la sala o en otros espacios institucionales.
Los niños tienen la posibilidad de efectuar un gran despliegue motriz –correr, saltar y
así desarrollan diferentes habilidades motoras y en muchos casos tienen la posibilidad
de interactuar con elementos naturales como la tierra, la arena, el agua, etc.

La propuesta de juego en el patio debe ser una actividad que implique desafíos y
convoque a la imaginación, que permita afianzar nuevas conquistas y facilite la
comunicación con los otros: adultos y pares. Por ello es importante realizar una
criteriosa selección al momento de planificar.

El patio desde el punto de vista arquitectónico es un lugar físico dentro del jardín,
concepto que debe ser superado a partir de su enfoque didáctico, siendo necesario
que se transforme en un lugar de encuentros mediatizados por lo lúdico, en un espacio
cotidiano de juegos disponibles para los niños.

El patio como espacio privilegiado de juego nos interpela a pensar qué queremos que
pase allí, cómo organizarlo, cómo planificarlo institucionalmente; lo que implica tomar
decisiones sustentadas en criterios didácticos.

El patio debe ofrecer a los niños múltiples escenarios lúdicos y propuestas de juego, las
que se desarrollarán de manera simultánea, y donde cada niño podrá elegir libremente
a qué quiere jugar, con quién y con qué materiales.

Los escenarios lúdicos son un importante


espacio de socialización para los niños, cuando
el docente crea estos espacios ayuda al alumno
a desplegar su imaginación, a adentrarse en el
juego, explorar e indagar el mundo. Algunos
ejemplos de posibles escenarios lúdicos en el
patio son: juegos fijos, hamacas, toboganes,
diferentes tipos de rayuelas, tatetí, ludo, canchitas de futbol, pistas para autos,
recorridos, laberintos, juego de la oca, caminos y
puentes confeccionados con cajas y cintas, tubos para
embocar, cajas para construir castillos y casas, telas,
carpas, arena y embudos, cotidiáfonos, sogas etc.

Partiendo de la organización y diseño del espacio físico


del patio, en nuestros jardines contamos con los que
poseen un sector equipado con toboganes, trepadoras,

4
Directoras Nivel Inicial
Documento JUEGOS EN EL PATIO

hamacas, y otros que solo cuentan con pisos de baldosas o cemento. En ambos casos
se deben tomar decisiones institucionalmente para intervenir sobre estos espacios,
mejorándolos, transformándolos. Por ejemplo, quien cuenta con una trepadora u otros
elementos, además de pensar la seguridad del mismo, debe pensar como planificar su
intervención para optimizar su uso, transformándolo en parte de un circuito al agregar
en su entorno aros, sillas, bancos, etc. En el caso de los jardines que cuentan con
espacios despojados, las decisiones serán las que transformen sus limitaciones en
escenarios de juego que inviten a los niños a desarrollar distintos tipos de juego
enriqueciéndolo.

Las propuestas de escenarios lúdicos para los juegos en el patio, se pueden enriquecer
utilizando la creatividad del equipo docente, otros ejemplos son: aros de básquet,
arcos de futbol (pueden ser pintados en la pared) , juegos de mesa gigantes, pizarrones
pintados en la pared, entre otras propuestas que inviten a los niños a jugar en
pequeños grupos de manera simultánea.

A estos se suman los Juegos tradicionales como rondas,


rayuelas, escondidas, juegos de persecución como
manchas, y otras propuestas que no son juegos como
pizarras individuales para dibujar con tizas, elementos
para explorar por ejemplo trasvasados, con agua, arena u
otro elemento que lo reemplace, vasos o envases de
distintos tamaños, esto también generara la posibilidad de modelar, también se
pueden prever elementos para realizar construcciones.

La planificación del juego en el patio requiere analizar y reflexionar en equipo los


criterios y condiciones para la organización anual de su enseñanza. En ese sentido es
importate considerar el juego en el patio como una actividad permanente. Se deben
lograr acuerdos institucionales tanto para la planificación institucional como áulica de
los juegos en el patio, tales como: la organización de los espacios, la selección de
materiales, el tiempo destinado en cada jornada y su frecuencia, las modificaciones al
sistema de reglas de cada juego, la organización grupal, la articulación entre secciones,
entre otros.

La frecuencia con que se ofrecen propuestas de juego es una


condición central para que los niños y las niñas construyan
experiencias y enriquezcan sus posibilidades lúdicas. En este
sentido, organizar la enseñanza considerando la diversidad,
la continuidad y la progresión en relación con los diferentes
tipos de juego requiere que se establezcan y sostengan
acuerdos sobre el tiempo que se destina a cada uno de ellos
en la agenda escolar.

5
Directoras Nivel Inicial
Documento JUEGOS EN EL PATIO

Esta planificación conjunta incrementa el


repertorio lúdico que se puede brindar a los
niños en el momento de juego en el patio.
Aquí juega un papel relevante el material con
que se cuenta, esto implica un compromiso
colectivo por su previsión y cuidado, teniendo
en cuenta que este último aspecto involucra
tanto a los adultos como a los niños.

El juego en el patio permite la enseñanza de contenidos del Área de Formación


Personal y Social, ya que es una gran oportunidad para ejercer prácticas sociales de
iniciación en la ciudadanía.

El momento de juego en el patio ofrece a los niños la oportunidad de elegir en libertad,


de iniciarse en el camino hacia la autonomía, debiendo ellos tomar decisiones, resolver
las situaciones de conflicto que puedan surgir, comprender que hay que acordar con el
otro, construyendo normas de convivencia, tanto en relación a los vínculos con el otro,
como en el cuidado de los materiales, comprendiendo por qué se deben cuidar y
ordenar los materiales que el docente pone a su disposición. Durante el juego en el
patio se producen alianzas entre los niños, se
crean escenarios en donde intercambian ideas,
comparten conocimientos, resuelven diferentes
situaciones, negocian. Al compartir el juego en
pequeños grupos, tienen la oportunidad de
pensar, intercambiar puntos de vista, modificar
acciones, realizar acuerdos.

El espacio debe ser funcional: accesible, con los materiales al alcance de los niños.
Debe ser apropiado a la edad de los niños y a sus características: higiene, seguridad y
practicidad.
Se debe tener en cuenta el gusto estético: ha de ser estimulante y sencillo, sin que
haya pobreza de materiales o decoración pero tampoco exceso de materiales.
La creación de un “espacio imaginario”, la construcción de escenas mentales, la
importancia que tiene la experiencia previa como fuente para dotar al juego de sentido
y significado hacen que, para cada tipo de juego, resulte prioritario el modo en que se
considera específicamente el espacio.
Hacer espacios potentes, interesantes y bellos es parte de nuestra responsabilidad en
la tarea de enseñar y de brindar a todos los niños que asisten a las instituciones,
oportunidades educativas ricas, desafiantes y acordes a sus derechos.

6
Directoras Nivel Inicial
Documento JUEGOS EN EL PATIO

Problemas con los que nos encontramos

 Primer problema: LA PLANIFICACIÓN DEL JUEGO EN EL PATIO.


Si planificar es pensar la enseñanza, nos encontramos ante el primer problema
común en las instituciones del nivel. Si bien existen proyectos de juego,
acuerdos institucionales y se asumen decisiones que los enmarcan, se
observan aún debilidades que hacen del juego en el patio un mero espacio de
vigilancia y descarga de tensiones por parte de los niños y donde el docente
sólo toma el rol de cuidador sin ningún tipo de intervención con
intencionalidad pedagógica.

 Segundo Problema: EL JUEGO COMO ÁREA DE CONOCIMIENTO


El Juego es un Área de aprendizaje, según prescribe nuestro Diseño curricular.
Ahora bien, si el juego es una construcción social, no un rasgo natural de la
infancia, significa que a jugar se aprende por lo tanto los docentes deben
enseñarlo.
A partir de esta afirmación podemos decir que estamos transitando un camino
de reflexión sobre el juego en el patio considerándolo como un espacio de
enseñanza.
 Tercer problema: LA EVALUACIÓN DEL JUEGO EN EL PATIO es sin lugar a dudas
el tercer problema común, no se puede evaluar aquello que no se enseñó.

 Cuarto problema: LOS MATERIALES Y LOS ESCENARIOS LÚDICOS: la selección


de materiales y objetos, es un aspecto duro al momento de pensar el juego en
el patio, siendo este un obstáculo o problema a superar, diferenciando las
demandas de: infraestructura y recursos. Para ello es preciso pensar que la
teoría del déficit nos limita y debe ser superada por la teoría de posibilidad. Y
que la escuela es una gran generadora de posibilidades. La creación, el armado
de diversos escenarios lúdicos muchas veces depende de un docente que
“invita a jugar al patio” y no simplemente dice “salgan al patio”; que brinda la
posibilidad de elegir a qué jugar, con qué y con quién hacerlo y/u optar por
otras actividades que no son juego; que transforma un montón de material de
desecho en elementos valiosos para llevar adelante su propuesta o
simplemente logra, a partir de la participación de la comunidad educativa,
modificar la ambientación de otro espacio de aprendizaje: el patio.
Esto se ve facilitado si se cuenta con un equipo docente que comprende que el
espacio se construye entre todos, que la institución es de todos.

7
Directoras Nivel Inicial
Documento JUEGOS EN EL PATIO

Para finalizar.

Como Directivos del Nivel Inicial nos interesa resaltar que los patios no son “espacios
congelados” de propuestas. Los juegos que allí suceden no dependen exclusivamente
de la presencia de aparatos o la iniciativa espontánea de los niños. Es la mediación del
docente que interviene con intencionalidad pedagógica la que logra que las cosas
sucedan.

Una institución abierta, en donde todos los espacios estén habilitados para que los
niños puedan moverse en ellos con autonomía, donde el equipo docente logre ampliar
la mirada y ver más allá, es una institución que genera ambientes propicios para el
aprendizaje.

Los ambientes expresan a aquellos que los habitan, portan, contienen y promueven.
Gracias a la acción de los docentes y a la participación de las familias, el patio de
juegos puede convertirse en un lugar donde lo que resulta singular a la infancia: jugar,
aprender, explorar, descubrir, conocer, tenga lugar en un clima de alegría y de
intercambio con otros, permitiendo la enseñanza y el aprendizaje.

“Pensar el juego en el patio como un momento potente desde el punto de vista de los
aprendizajes, fértil para algunas enseñanzas, extremadamente rico desde la
perspectiva de la interacción social y la inserción en la vida cultural comunitaria, obliga
al maestro a asumir la responsabilidad que le toca en la construcción, dentro de la vida
cotidiana del jardín, de lugares de encuentro genuino del niño con los otros niños, con
los adultos, con la cultura”
(Rodríguez Sáenz, 2008.)

“Es así como trabajamos, aunque parezca que jugamos”


Rosario Vera Peñaloza

8
Directoras Nivel Inicial
Documento JUEGOS EN EL PATIO

Bibliografía

 Diseño Curricular para la Educación Inicial.

 “El patio como espacio d juego en el Jardin de Infantes” Documento de trabajo


N° 3/2015

 Juego y aprendizaje escolar. Los rasgos del juego en la educación infantil.


Patricia Sarlé. Novedades Educativas

 Enseñar en clave de juego. Enlazando juegos y contenidos.


Patricia Sarlé [coordinadora]
Novedades Educativas.

 Jugar de un modo lúdico.


Víctor Paiva [coordinador]

 El patio escolar: el juego en libertad controlada.


Víctor Paiva [coordinador]