Sunteți pe pagina 1din 2

ECIALES » 2 ABR 2019

[MALVINAS]

La desconocida historia de
las mujeres de Malvinas: “El
olvido también es violencia”
20:17 | Alicia Reyonoso fue una de las 14 enfermeras del hospital de guerra. En
diálogo con El Teclado, habló sobre la pelea de las trabajadoras por ser
reconocidas: “La sociedad tiene una deuda de honor con la mujer”, advirtió.

A 37 años de la Guerra de Malvinas aún existe una historia que puja por salir a la luz: se trata
de las vivencias que atravesaron las veteranas, un grupo de 14 enfermeras de la Fuerza
Aérea que asistió física y anímicamente a los soldados heridos en el hospital que se emplazó
en el aeropuerto de Comodoro Rivadavia en abril de 1982. Allí, este grupo de mujeres brindó
atención a los combatientes que llegaban mutilados, hambrientos y desesperados. Sin
embargo, aún hoy, las trabajadoras no tienen un reconocimiento acorde a la tarea que
desempeñaron, como así tampoco recibieron nunca la pensión que les corresponde.

Estas 14 mujeres, que por aquel tiempo tenían entre 21 y 25 años, atendieron a cientos de
soldados que, pares en edad o incluso algo menores a ellas, ingresaban desesperados al
hospital móvil montado en el Aeropuerto Internacional General Enrique Mosconi.

“El hospital fue nuestra trinchera”, recuerda por estas horas Alicia Reyonoso, una de las
veteranas que trabajó allí entre el 6 de abril y el 10 junio de 1982, cuando tenía 24 años. Hoy,
a sus 63, es una de las referentes de la lucha por el reconocimiento al trabajo de las
enfermeras durante la Guerra. Por eso, después de más de tres décadas de silencio, decidió
comenzar a contar lo vivido e incluso se animó a publicar un libro titulado “Crónica de un
olvido”, en el que narra lo ocurrido en el hospital.

“Levantamos la bandera de la visibilidad porque el olvido también es violencia”, advirtió


Reynoso a El Teclado, y agregó que aunque en 1990 fueron distinguidas por el Congreso
Nacional, la sociedad argentina y la historia tienen “una deuda de honor con la mujer”.
Según contó la mujer a El Teclado, por aquellos días las enfermeras no sólo suministraron
calmantes, cambiaron vendajes o suturaron heridas, sino que fueron el pilar psicológico y
emocional de los soldados. Así, Reynoso recordó que muchos de los heridos ingresaban al
hospital pidiendo por sus madres y que, en las enfermeras, hallaban un rostro amable que los
contenía.

“Los que venían del infierno encontraban una mano cálida; hacíamos de madres, de
hermanas, de amigas. Hasta a veces de cartero: nos daban notas y nos pedían por favor que
las hiciéramos llegar a sus familias”, detalló la mujer, que en la actualidad forma parte de la
segunda brigada aérea de Paraná y trabaja en un centro asistencial.

Sin embargo, pese a la enorme tarea desempeñada en horas difíciles, la historia de las
veteranas aún puja por salir de las sombras y tener el reconocimiento que merece:
“Levantamos la bandera de la visibilidad porque el olvido también es violencia”, advirtió
Reynoso en un nuevo aniversario de la Guerra. Y detalló que, aunque en 1990 fueron
distinguidas por el Congreso Nacional, la sociedad argentina y la historia tienen “una deuda de
honor con la mujer”.

Las veteranas de Malvinas no perciben una pensión ni ningún tipo de subsidio pese al trabajo
que realizaron en aquellos días. No obstante, Reynoso dejó en claro que la cuestión
económica las afecta desde un lugar meramente simbólico: “Las mujeres de la Fuerza Aérea
no estamos atrás de un resarcimiento económico, no queremos plata. Esto es una cuestión de
olvido y violencia. Casi nos borran de la historia y aunque nos negaron la posibilidad de
mostrarnos, nosotras logramos darnos a conocer con nuestros testimonios y nuestra verdad”,
explicó.

Por último, a 37 años de la Guerra, la mujer habló sobre la necesidad de repensar Malvinas
más allá de las fechas: “Tenemos que recordar no sólo el 2 de abril. No se ama lo que no se
conoce, así que tenemos la tarea de conocer nuestra historia para honrar a los héroes que
tuvimos”, concluyó. [El Teclado]

Interese conexe