Sunteți pe pagina 1din 2

factores que contribuyen a que un negocio llegue al éxito

1. Tener claros los objetivos: humildes o ambiciosos, tienes que ponerlos por escrito
desde el principio y no perderlos de vista. No tomarás las mismas decisiones si quieres
tener un negocio que heredarán tus hijos, que si aspiras a hacer crecer tu idea para venderla
a 3-5 años vista. Tu negocio necesita foco.

2. Conocer la actividad: sin duda es de gran ayuda conocer la actividad de cerca antes de
plantear un nuevo negocio relacionado.

3. Invertir tiempo antes de invertir dinero: inevitablemente hay que conocer el mercado,
centrar los objetivos, estudiar las claves antes de plantearse invertir dinero. Estos son los
puntos básicos para definir tu modelo de negocio.

4. Estar atentos a las necesidades cambiantes del mercado: una de las fórmulas que
permiten acertar con un negocio es dar con necesidades no satisfechas. Aquí tienes
algunas ideas básicas para analizar tu mercado.

5. Diferenciarse de la competencia: sin duda es una clave obligatoria. Estas son las claves
para analizar a tu competencia.

6. Rápido reconocimiento de las oportunidades: buscar la oportunidad hasta encontrarla.


Estas son las técnicas más eficaces para detectar nuevas ideas de negocio.

7. Olvidarse de la improvisación: hay que tener rigor y tomar decisiones meditadas y


contrastadas. Aquí tienes 9 estrategias para reducir los riesgos en tu negocio.

8. Darse más de una oportunidad: quizás nuestra primera idea no es la más acertada,
quizás ideas sucesivas lo puedan ser.

9. Creer en el producto y saber cómo hacerlo: es importante no olvi darse de lo básico:


¿Cómo se hace? ¿Dominamos los procesos de transformación?

10. Rasgos del emprendedor innovador: apertura a nuevas ideas y una clara voluntad de
aprender, confianza en sí mismo, coraje para luchar, absoluta certeza sobre la validez de la
idea, visión a largo plazo, ser consciente de las implicaciones que conlleva ser emprendedor
y disfrutar siéndolo.

Factores de éxito
Claridad de objetivos: significa tener bien claro a qué se dedica el negocio y adonde se
quiere llegar, es fundamental para el éxito de una nueva empresa, no importa que tan
modestos o ambiciosos sean los objetivos siempre y cuando sean lo más claros posible.
Conocimiento del negocio: no se debe querer aprender en el camino los secretos del
negocio, por el contrario se debe adentrar en el tema central del negocio e investigar a
fondo.
Diferenciación: esto quiere decir que se tiene que tender o procurar diferenciarse del resto
de los competidores, de lo contrario se tendrán los mismos resultados que los demás
negocios y es poco probable que se llega al éxito.
Orientación al mercado: un emprendedor debe estar constantemente atento para poder
detectar fácilmente los cambios y necesidades esporádicos que pueda presentar su mercado.
Planificación: la parte de planear es importante, ya que debe llevarse a cabo con realismo y
lógica, ya que es un proceso sistémico, el cual guía las actividades a realizar y si estas
pierden el rumbo, el negocio estará en riesgo.

Factores de fracaso
Desconocimiento del mercado: en ocasiones resulta absurdo el establecerse en un
mercado que se desconoce, ya que se tiene que conocer y comprender en que mercado está
el negocio y como funciona.
Producto inadecuado (ya sea un bien o servicio): si el producto no cumple con los
requerimientos del mercado, el producto es inadecuado y estará condenado al fracaso.
Errores de comercialización: el ser emprendedores no quiere decir que todos sean buenos
comerciantes, por tal motivo se deben conocer las técnicas para la correcta
comercialización de un producto, ya puede ser un excelente negocio, pero sin clientes no es
viable.
Desconocimiento de las funciones de un negocio: es de suma importancia el conocer por
muy mínimo, lo básico de los fundamentos de gestión de todas las áreas que componen un
negocio.
Emprender un negocio lleva implícito diferentes riesgos que pueden llevar a la quiebra a un
negocio, el emprendedor debe afrontara y asumir estos riesgos a través de una correcta
toma de decisiones, si así se hace se pueden reducir riesgos e incrementar las posibilidades
de éxito del negocio.

El emprendedor es el encargado de la toma de decisiones, que en su caso, sean buenas o


malas decisiones, estas guiaran al futuro de la empresa.