Sunteți pe pagina 1din 4

Alejandra Caicedo

Caterine Rodríguez
Fabian Morales
Taller ética.
1. A partir de este documento y del video de Alberto Cortez, plantee Quién es el ser
humano, cuáles son sus características, por qué es una obra maestra. Qué es lo
maravilloso de los seres humanos. ¿Por qué el ser humano es pura potencia?,
analice desde la historia de la ciencia.
El ser humano es un sujeto que, como ser racional y constitutivamente portador de la
palabra, se hace libre cuando es capaz de pensar lo correcto, hablar lo correcto obrar lo
correcto, porque no se deja manipular por lo atractivo de los intereses privados y egoístas.
El hombre, a diferencia de los animales, posee como característica exclusiva la racionalidad.
Esta le permite pensar, evaluar y actuar de acuerdo a ciertos principios para satisfacer algún
objetivo o finalidad, con los recursos que tiene a su alrededor. Este atributo humano hace
que la conducta de nuestra especie sea consciente, en lugar de la instintiva animal, por lo
que somos capaces de hacer frente de forma innovadora a problemas que no habíamos
tenido anteriormente. El ser humano también ha sido definido como un animal social
porque somos capaces de construir formas comunitarias de relación con los demás, por
ejemplo la familia, una ciudad,… Pero los animales también forman grupos (manadas,
bandadas….) o “sociedades” para ir a las charcas de agua o emprender migraciones a otros
climas. Entonces ¿en qué se diferencia la sociedad humana de la animal? Se diferencian en
que la sociedad humana consiste en un grupo de personas que cooperan y que dependen
unos de otros con el fin de cumplir los objetivos de una vida. Para ello cada individuo
desarrolla una actividad diferente, de modo que se cubran todas las necesidades de los
miembros. Además nuestras sociedades evolucionan y se adaptan a los tiempos, por lo que
también tienen una visión de futuro.
El filósofo Jean-Paul Sartre lo dijo en el siglo pasado con una frase contundente: «Estamos
condenados a la libertad». Es decir, somos libres pero no disfrutamos de libertad para
renunciar a la libertad. Esta necesidad de elegir es característica del ser humano, y no
podemos desdecirnos de ser humanos. Estamos destinados a inventar nuestro destino, sin
segundas oportunidades. Por eso los hombres nos equivocamos y nos defraudamos, y
cometemos atrocidades, pero también, gracias a eso, podemos transformar nuestra vida,
inventar sus contenidos. Y reflexionar sobre esta naturaleza y buscar los motivos adecuados
y las mejores explicaciones por las que hacemos una cosa en lugar de otra es parte de la
tarea de la ética.
Lo maravilloso del ser humano y el porqué es una obra maestra radica en nuestra forma de
pensar las cosas, en nuestra racionalidad, en la belleza de la vida, en la belleza de nuestro
mundo; aunque muchas veces esto se vea opacado por actos que se podrían llamar
inhumanos, a pesar de estos somos seres de vida, que ojalá algún día pensemos en un bien
colectivo, en un mejor futuro, en un mejor mundo.
Tal como lo narra Alberto Cortez: más allá de las ideologías, más allá de lo sabio y lo profano,
somos parte del espacio, somos la vida, por el hecho de ser un ser humano.

2. Analice cuál es el riesgo de “esta obra maestra” frente a los poderes políticos,
económicos, científicos y tecnológicos que evidencian cómo se ha doblegado el
hombre a los intereses que le han convertido en un medio y en un objeto. Sustente
con dos citas del texto. ¿Qué pasa con el ser humano en esta modernidad líquida e
individualista? ¿Por qué se ha dejado atrapar por la racionalidad instrumental y
cientificista, a partir de la revolución industrial y del capitalismo, que especializó la
razón como razón utilitaria, pragmática y económica?
El riesgo que tiene el ser humano en este ambiente actual es bastante grande. Donde se
manejan intereses políticos, económicos y tecnológicos que buscan someter al hombre a
ser un objeto simplemente. Por este motivo todos nos convertimos en seres vulnerables
como lo menciona el texto el ser humano sujeto de la ética donde describen al ser el hombre
tan permeable, el sistema nos puede afectar con mucha facilidad. Además, indican que ante
esta fragilidad nos podríamos hacer daño físico, moral o sentimental y nos permite hacer lo
que se nos antoje con los demás.
Otro punto muy importante que también refleja el impacto de los poderes abrumadores de
la sociedad es nuestra falta de decisión, como lo menciona el texto, donde nos dice que nos
falta tomar criterio ante las decisiones que tomamos
Como lo denuncia William Ospina en el texto: “Del ser humano como obra maestra”: “El
hombre ha sido capaz de llevar su tremendo poder científico y tecnológico hasta el diminuto
corazón de las semillas, donde está oculto el secreto, ha sido capaz de alterarlas con el fin
de potenciar la productividad y de mejorar, desde su perspectiva parcial, las especies, pero
en el fondo lo que quiere es hacerse dueño del secreto de la reproducción y la multiplicación
de los bienes de la tierra, ponerles un precio, y para poder traficar con ellos amparado en
los derechos ilimitados del conocimiento y escudado por la lógica de las patentes.

Nos encontramos es una dramática disparidad en el acceso a la información y al


conocimiento, que hace que las conquistas de la ciencia y de la industria caigan en manos
de los traficantes mucho antes de ser debatidas por la humanidad.

El capitalismo, y todos los sistemas análogos, industrialistas, mercantiles, consumistas,


saqueadores de la naturaleza, aunque a veces se llamen socialistas o comunistas, todos los
sistemas que al mismo tiempo anulan la individualidad y desprecian a la comunidad, han
pretendido convertir a la sociedad humana en un hormiguero. Como William Ospina lo dice
“donde quiera que miremos hace crisis la civilización” donde se refiere a La destrucción de
la naturaleza por obra del lucro, por obra de la tecnología, por obra de la industria, el modo
como nuestros méritos se vuelven contra el mundo, estamos en una sociedad donde vemos
el fenómeno del calentamiento global, de la degradación de la atmósfera, de la
contaminación de los aires y de los mares, de las basuras letales, de la muerte de los
glaciares, de la creciente peligrosidad de los rayos del sol, y entendemos que tenía razón
Neruda cuando escribió “La tierra hizo del hombre su castigo”.

Como bien se puede decir somos robotizados y tenemos un chip con logaritmos que nos
dicen que hacer, como hacerlo; como pensar y cómo actuar. Estamos sujetados a un sin fin
de mecanismos burocráticos, tecnológicos, económicos, políticos y sociales; y hasta que no
despertemos de ese sueño profundo en el que nos encontramos por el momento,
seguiremos siendo somnolientos de saber y critca.

3. ¿Quién es el ser humano, pese a esta situación contemporánea en la modernidad


líquida? ¿Cuáles son sus características, cuáles son sus facultades y cuál es su recurso
para resistir los regímenes de poder, de saber y de verdad que le mantienen sumiso?
¿Qué dicen los pensadores: Savater, Sartre, Aristóteles, Spinoza, Erich Fromm y
Georg Gadamer?
De acuerdo al texto, el ser humano es un ser que viene al mundo con una gran capacidad
cognitiva, pero que no tiene una habilidad en general que lo caracterice como a muchos seres
vivos, es un sujeto que como ser racional y constitutivamente portador de la palabra se
caracteriza por ser libre cuando es capaz de pensar lo correcto, hablar lo correcto, obrar lo
correcto, que no se deja manipular por lo atractivo de los intereses privados y egoístas.

Su recurso para combatir los regímenes de poder, de saber y de verdad es el poder de la palabra
y de la lengua.

Savater: habla acerca de cómo la ética puede ayudarnos a tener una mejor convivencia con los
demás a pesar de que no exista un protocolo uniforme por medio de ideas útiles y solidas que
permitan apoyarnos para reflexionar sobre lo que queremos en la vida. “Y como los problemas
se renuevan casi a diario, debemos reflexionar constantemente, la vida razonada no termina
nunca, y dura lo que dura la existencia”.

Sartre: «Estamos condenados a la libertad». Es decir que nunca disfrutamos de varias cosas por
miedo a perderlas, ya que el hombre puede crear su destino solo una vez, a eso de debe los
errores que se cometen en la vida pero esto también sirve para ir mejorando nuestras vidas a
medida que vamos reflexionando sobre las cosas que vamos haciendo.
Aristóteles: El hombre no se limita a estar viviendo, es decir que el hombre es un ser racional
y eso es lo que le permite seguir viviendo, ya que la razón es lo que controla todas sus acciones
de tal manera de que salgan bien.
Spinoza: “Un ser humano no se define por sus órganos, por sus funciones, por la razón, sino
por los afectos de que es capaz”, es decir que el ser humano se esmera por alcanzar y que
posee una fuerza interior que le ayuda a continuar viviendo y dicha fuerza se vigoriza cuando
hay un pensamiento correcto.

Erich Fromm: El hombre: Es viva conciencia de sí mismo, porque siempre entra en dilema entre
seguir avanzando o retroceder en su camino, se enfrenta entre lo bueno y lo malo, entre lo que
le da y lo que le quita en su vida, aunque el objetivo del hombre está en dejarse llevar por las
cosas que son vivas y apartarse de todo lo muerto y mecánico.

George Gadamer: habla sobre la estrategia ética, estética y formativa como la formación del
gusto y que además construye la capacidad de juicio, de tal manera que se enfatiza en el ser
humano como un ser que siente, que tiene deseos y emociones y que crece en medio del
consumismo científico y tecnológico.