Sunteți pe pagina 1din 1

¿Colombia podría entrar en recesión económica?

El 2018 no fue un buen año en el desempeño económico mundial. La competencia comercial


entre Estados Unidos y China, desaceleró las tasas de crecimiento del comercio mundial
hasta un 3,5%. De igual forma la política fiscal estadounidense, impulsada por recortes de
impuestos y el aumento del gasto público, han generado incertidumbre en los mercados
financieros internacionales, afectado las tasas de interés y la volatilidad de los flujos de
capital, impulsado la apreciación del dólar y por ende, causando la depreciación de muchas
modas de varias economías emergentes como la colombiana, ejerciendo presión sobre la
deuda externa.

Colombia llegó en 2018 a un déficit en la cuenta corriente del 3,9% del Producto Interno Bruto,
y para corregirlo, es necesario aumentar el ahorro a través de la recolección de impuestos y
disminuyendo el gasto público. De igual manera, otra solución sería aumentar la producción
para el mercado exportador, reduciendo los niveles de importaciones.

La Ley de Financiamiento es otro punto clave para hacer al país económicamente vulnerable,
ya que se depende en gran medida del comportamiento del precio del petróleo y de la
economía estadounidense, lo que dificultaría el financiamiento del Gobierno.

A esto se suman los gastos económicos a los que se debe enfrentar la nación debido a los
bloqueos por la comunidad indígena en Cauca y Nariño, los cuales han generado importantes
pérdidas económicas que superan los COP$2.300 millones1, principalmente en el sector
agropecuario. El desabastecimiento de bienes básicos de consumo generó también que el
Gobierno tuviera que comprar 705.000 galones de gasolina “extra” y 450.000 galones de
diésel “2”2, a la empresa estatal Petroecuador, aumentando así el gasto.

Aunado a lo anterior, la crisis en el vecino Venezuela ha repercutido en gran medida a la


economía de las ciudades fronterizas como Cúcuta (Norte de Santander), donde el comercio
se encuentra paralizado3, lo que demuestra la dependencia de esta economía a las dinámicas
venezolanas. También es una de las ciudades con mayor tasa de desempleo e informalidad
laboral.

Así pues, para concluir se puede evidenciar que las dinámicas internacionales tienen mucha
influencia en el desarrollo económico colombiano. El gasto en el que debe incurrir el Gobierno
para sobrellevar la crisis migratoria y la dependencia del mercado estadounidense y del
petróleo, jugarán un papel fundamental en el comportamiento fiscal del país. No obstante, la
capacidad productiva de Colombia tiene el potencial para que el Gobierno maneje una posible
crisis financiera sin llegar a una recesión de la economía.

Julián Eduardo Meneses Oliveros

1
Consultado en RCN Radio (2019). Se agudiza crisis económica en Nariño por bloqueos en el Cauca.
http://bit.ly/2FWcAwn
2
Consultado en Portafolio (2019). Por paro indígena, este fin de semana entrará combustible de Ecuador.
http://bit.ly/2OJbQh3
3
Consultado en Infobae (2019). Cúcuta, víctima de la crisis de Venezuela al otro lado de la frontera.
http://bit.ly/2K3oYPu

WWW.ANTICIPACIONESTRATEGICA.COM