Sunteți pe pagina 1din 5

Ediciones Jurisprudencia del Trabajo, C.A. L.

Laboral
A. Extraordinario Nº 13
2014

AVANCE EXTRAORDINARIO Nº 13

LAS ORGANIZACIONES SIN FINES DE LUCRO NO SON APORTANTES INCES

En fecha veinticinco (25) de junio de 2014, el Tribunal Superior de lo Contencioso


Tributario de la Región Central, dictó sentencia por medio de la cual ratificó que las
asociaciones sin fines de lucro no son aportantes INCES, aun cuando efectúen
actividades económicas para alcanzar los fines para los cuales fueron creadas.

A continuación resumimos la sentencia, anteriormente referida:

INCES. CONTRIBUCIONES AL

Los aportantes al INCES siempre han estado vinculados de forma


directa con el desempeño de actividades económicas de naturaleza
mercantil. Esto permite afirmar que sólo las actividades realizadas con
fines de lucro y no las sociedades civiles sin fines de lucro, han sido
objeto de la obligación de hacer aportes al INCES.

Tribunal Superior de lo Contencioso Tributario de la Región Central (25-


06-2014)

El 11 de julio de 2013 la abogada (…) en su carácter de apoderada judicial de la


(…), asociación civil sin fines de lucro encargada de la dirección y operación del (…)
interpuso recurso contencioso tributario contra el acto administrativo contenido en la
resolución administrativa n° 283-2013-04-183 del 30 de abril del 2013, emanada del
INSTITUTO NACIONAL DE CAPACITACIÓN Y EDUCACIÓN SOCIALISTA
(INCES), mediante la cual sancionó a la contribuyente (…) de conformidad con lo
establecido en los artículos 186 y 111 parágrafo segundo del Código Orgánico
Tributario por aportes insolutos del 2% establecidos en el numeral 1 del artículo 14 del
Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley del Instituto Nacional de Capacitación y
Educación Socialista (INCES) (…)
II
ALEGATOS DE LA CONTRIBUYENTE
(…)

1
Ediciones Jurisprudencia del Trabajo, C.A. L. Laboral
A. Extraordinario Nº 13
2014

Afirma la contribuyente que: “…LA RESOLUCIÓN IMPUGNADA SE


ENCUENTRA VICIADA DE NULIDAD ABSOLUTA, TODA VEZ QUE LA GERENCIA
DE TRIBUTOS DEL INCES INCURRIÓ EN EL VICIO DE FALSO SUPUESTO DE
HECHO Y DE DERECHO AL RATIFICAR EN TODAS Y CADA UNA DE SUS PARTES
EL ACTA DE REPARO Y, POR TANTO, EL REPARO FISCAL FORMULADO A LA
ASOCIACIÓN CIVIL POR CONCEPTO DE APORTES DEL 2% AL INCES
CORRESPONDIENTES AL PERÍODO REPARADO. ELLO EN VIRTUD QUE A
EFECTOS DE SU RATIFICACIÓN, LA GERENCIA DE TRIBUTOS DEL INCES
ERRÓNEAMENTE DECLARÓ QUE MI REPRESENTADA “NO ES UNA
ASOCIACIÓN SIN FINES DE LUCRO” Y, EN CONSECUENCIA, ERRÓNEAMENTE
DECLARÓ QUE MI REPRESENTADA ES SUJETO PASIVO EN CALIDAD DE
“CONTRIBUYENTE” DE LOS APORTES DEL 2% AL INCES, DEJANDO ASÍ DE
APLICAR LA NORMA CONTENIDA EN EL ARTÍCULO 17 DE LA LEY DEL INCES,
APLICABLE RATIONE TEMPORIS AL PERÍODO REPARADO, QUE LA EXCEPTÚA
DE LA OBLIGACIÓN DE DECLARAR Y PAGAR LOS APORTES DEL 2% AL
INCES…”.
(…)
IV
MOTIVACIONES PARA DECIDIR

En virtud del contenido del acto administrativo impugnado dictado por el


Instituto Nacional de Capacitación y Educación Socialista (INCES), así como del
examen de las objeciones formuladas en su contra por la representación judicial de la
Asociación Cultural Internacional, el Tribunal observa que en este caso concreto la
controversia se circunscribe a determinar si la contribuyente que se califica de
asociación sin fines de lucro es o no aportante el INCES.

El Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley del Instituto de Capacitación y


Educación Socialista (INCES) en su artículo 14 señala:

Artículo 14. Del Patrimonio del Instituto. El Instituto Nacional de


Capacitación y Educación Socialista dispondrá para sufragar los
gastos de sus actividades, de las aportaciones siguientes:

2
Ediciones Jurisprudencia del Trabajo, C.A. L. Laboral
A. Extraordinario Nº 13
2014

1. Una contribución de los patronos, equivalente al dos por ciento


(2%) del salario normal, pagado al personal que trabaja para
personas naturales y jurídicas, de carácter industrial o comercial y
todas aquellas formas asociativas cuya finalidad sea la prestación
de servicios o asesoría profesional, no pertenecientes a la
República, a los Estados ni a las Municipalidades (…)”
(…)
A su vez, los artículos 15 y 17 eiusdem expresan:
Artículo 15. Todas las personas naturales y jurídicas, así como todas
aquellas formas asociativas cuya finalidad sea la prestación de
servicios o asesoría profesional, que dan ocupación a cinco (5) o más
trabajadores, están en la obligación de cotizar ante el Instituto
Nacional de Capacitación y Educación Socialista el dos por ciento
(2%) del total del salario normal, pagado a los trabajadores que les
presten servicios.
Queda prohibido el descuento de cualquier cantidad de dinero a las y
los trabajadores para el cumplimiento de la obligación establecida en
el numeral 1 del artículo anterior.
Son contribuyentes del aporte señalado en el numeral 2 del artículo
anterior, los obreros y empleados que trabajan para personas
naturales y jurídicas, pertenecientes al sector privado, y quienes se
desempeñen en todas aquellas formas asociativas cuya finalidad sea
la prestación de servicios o asesoría profesional.
Artículo 17. Quedan exceptuados de los aportes establecidos en el
artículo 15 del presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley
los órganos y entes del Estado, los medios de producción de
propiedad colectiva, cooperativas, fundaciones, unidades económicas
asociativas, cajas rurales y mutuales, unidades productivas
familiares, empresas de producción social, empresas de cogestión,
bancos comunales, unidades comunales de producción y cualquier
otro tipo de asociación sin fines de lucro y que desarrolle los
principios y valores de la economía social, solidaria, participativa y
comunal.
(…)

3
Ediciones Jurisprudencia del Trabajo, C.A. L. Laboral
A. Extraordinario Nº 13
2014

La disyuntiva planteada se concreta a definir si la Asociación (…) es sin fines de


lucro a pesar de que pueda ejercer actividades lucrativas y que está o no exceptuada de
ser aportante al INCES.

(…)

Son sociedades sin fines de lucro (o de fines no económicos) aquellas


agrupaciones colectivas unitarias que, aún poseyendo bienes para cumplimiento de sus
fines, no se propone la ganancia como objetivo, y menos el lucro. A esta especie
pertenecen las cooperativas, las proveedurías, las asociaciones de toda índole: religiosas,
políticas, deportivas, literarias, etc. (Diccionario de Derecho Usual de G. Cabanellas).

Los aportantes al INCES siempre han estado vinculados de forma directa con el
desempeño de actividades económicas de naturaleza mercantil. Esto permite afirmar que
sólo las actividades realizadas con fines de lucro y no las sociedades civiles sin fines de
lucro que tienen su causa en el desempeño de una industria o comercio, o en una
actividad de servicio que sea afín con cualquiera de éstas, en tanto actividad de
naturaleza mercantil o de interposición en el tráfico económico, han sido objeto de la
obligación de hacer aportes al INCES, sin que tenga este Tribunal conocimiento que
actividades de naturaleza civil hayan sido incluidas en Venezuela por esta vía en calidad
de aportantes.

Por otra parte, las actividades de naturaleza cultural jamás han tenido naturaleza
mercantil, el Código de Comercio, (…), establece de forma expresa cuáles actividades
son en Venezuela consideradas de naturaleza mercantil al enumerar, en su artículo 2,
todas las actuaciones económicas que según el legislador nacional son actos objetivos de
comercio, y al señalar, en su artículo 3, que se repuntan como actos subjetivos de
comercio cualesquiera otros contratos y cualesquiera otras obligaciones de los
comerciantes, si no resulta lo contrario del acto mismo, o si tales contratos y
obligaciones no son de naturaleza esencialmente civil.

Tal regulación mercantil permite afirmar, que todos los demás actos o negocios
jurídicos cuyo objeto sea valorable económicamente que no puedan ser subsumidos en
ninguno de los dispositivos legales referidos, bien porque no sean actos objetivos de

4
Ediciones Jurisprudencia del Trabajo, C.A. L. Laboral
A. Extraordinario Nº 13
2014

comercio, bien porque no sean realizados por comerciantes o bien porque aun siendo
comerciante el sujeto que la realiza cae en alguna de las excepciones contenidas en el
artículo 3, son de naturaleza esencialmente civil y, por tanto, se encuentran regulados
por las disposiciones del Código Civil, como es el caso de la Asociación (…), que en sus
estatutos prohíbe especialmente la distribución de dividendos entre sus miembros.

Es importante señalar que la concepción histórica del impuesto sobre actividades


lucrativas obliga a entender cuando se trata de servicios, que se refiere a servicios
conexos a actividades industriales y comerciales, pues es ese tipo de actividad, en
definitiva, la que genera verdadera riqueza, al extremo que doctrinariamente el beneficio
económico que se obtiene de cada una de ellas se denominan de forma diferente si se
trata de una u otra.

Por otra parte, se desprende de los propios estatutos de la Asociación que está
compuesto por miembros asociados principales integrados por un grupo importante de
empresas y de miembros asociados vitalicios también compuesto por instituciones
privadas, religiosas y sociedad civiles, que se trata de una sociedad civil sin fines de
lucro. Así se declara.

Como consecuencia del análisis previo, este Tribunal declara improcedente


exigir por parte del INCES a la Asociación (…) los aportes del 2% establecido en el
ordinal 1° del artículo 10 de la Ley del INCES. Así se decide.

El Juez, José Alberto Yanes García.