Sunteți pe pagina 1din 5

OBRAS CIVILES

Universidad Técnica Particular de Loja.

ANÁLISIS DE TENSIÓN
EN ESTRUCTURAS DE
ACERO- JACK C.
McCORMAC

Autor:

• Katherine Mishell Carreño Vázquez


Tutor:
✓ MSc. Henrry Vicente Rojas Asuero

2019
ANÁLISIS DE TENSIÓN EN ESTRUCTURAS DE ACERO

INTRODUCCIÓN

Es común encontrar miembros sujetos a tensión en armaduras de puentes y techos, torres, sistemas
de arriostramiento y en situaciones donde se usan como tirantes. La selección de un perfil para
usarse como miembro a tensión es uno de los problemas más sencillos que se encuentran en el
diseño de estructuras. Como no hay peligro de que el miembro se pandee, el proyectista sólo
necesita determinar la carga que va a sustentarse, luego se calcula el área requerida para sustentar
esa carga y finalmente se selecciona una sección de acero que proporcione el área requerida.

En las primeras estructuras construidas con acero, los miembros a tensión consistían en barras de
sección transversal diversa y a veces en cables. Actualmente, aunque el uso de cables se ha
incrementado en estructuras de techo suspendido, los miembros a tensión consisten generalmente
en ángulos simples, ángulos dobles, secciones T, canales, secciones W o secciones armadas a base
de placas o perfiles laminados. Estos miembros tienen mejor apariencia que los antiguos, son más
rígidos y se conectan más fácilmente. Otro tipo de sección a tensión usada con frecuencia es la
placa soldada a tensión, o barra plana, cuyo uso es muy satisfactorio en torres de transmisión,
anuncios, puentes peatonales y estructuras análogas.

Fig1. Tipo de miembros a tensión.


Fuente: Diseño de Estructuras de Acero-McCormac/ Csernak.
En la Figura 1. se ilustran algunos de los diversos tipos de miembros a tensión de uso general. En
esta figura, las líneas punteadas representan las barras o placas de unión intermitentes que se usan
para conectar los perfiles.

Los miembros a tensión en puentes y armaduras de techos grandes pueden consistir en canales,
secciones W o S, o incluso secciones armadas a partir de alguna combinación de ángulos, canales
y placas. Las canales simples se usan con frecuencia, ya que tienen poca excentricidad y son fáciles
de conectar. Aun cuando para el mismo peso, las secciones W sean más rígidas que las secciones
S, tienen una desventaja desde el punto de vista de su conexión debido a su variación en los
peraltes.

1. Resistencia nominal de los miembros a tensión

Un miembro dúctil de acero, sin agujeros y sometido a una carga de tensión puede resistir, sin
fracturarse, una carga mayor que la correspondiente al producto del área de su sección transversal
por el esfuerzo de fluencia del acero, gracias al endurecimiento por deformación. Sin embargo, un
miembro a tensión cargado hasta el endurecimiento se alarga considerablemente antes de la
fractura; un hecho que muy probablemente le restará utilidad, pudiendo además causar la falla del
sistema estructural del que forma parte el miembro.

Por otra parte, si tenemos un miembro a tensión con agujeros para tornillos, éste puede fallar por
fractura en la sección neta que pasa por los agujeros. Esta carga de falla puede ser más pequeña
que la carga requerida para plastificar la sección bruta sin considerar los agujeros. Se debe tener
en cuenta que la parte del miembro que tiene un área transversal reducida por los agujeros, es muy
corta comparada con su longitud total.

2. Áreas netas en miembros a tensión

La presencia de un agujero en un miembro sujeto a tensión incrementa el esfuerzo unitario, aun si


el agujero está ocupado por un tornillo. Se tiene menos área de acero sobre la que puede distribuirse
la carga, y habrá concentración de esfuerzos a lo largo del borde del agujero.
La tensión se supone uniformemente distribuida sobre la sección neta del miembro, aunque
estudios de fotoelasticidad demuestran que existe un incremento en la intensidad del esfuerzo
alrededor de los bordes de los agujeros, que en ocasiones puede alcanzar varias veces el valor del
esfuerzo que se tendría si los huecos no estuvieran presentes. Sin embargo, para materiales
dúctiles, es razonable suponer una distribución uniforme de esfuerzos cuando el material se carga
más allá de su esfuerzo de fluencia.

La influencia de la ductilidad en la resistencia de miembros a tensión atornillados se ha demostrado


claramente en ensayos. Los miembros a tensión (con agujeros para tornillos) fabricados de acero
dúctil han resultado entre un quinto y un sexto más resistentes que miembros similares, hechos de
aceros frágiles con las mismas resistencias.

El término “área neta de la sección transversal”, o simplemente, “área neta”, se refiere al área bruta
de la sección transversal menos la de agujeros, ranuras u otras muescas. Al considerar el área de
éstos, por lo general es necesario restar un área un poco mayor que la nominal del agujero.

3. Áreas netas efectivas

Si un miembro que no sea una barra o una placa plana se somete a tensión axial hasta que ocurre
la falla en su sección neta, el esfuerzo real de falla a tensión probablemente será menor que el
obtenido en una probeta, a menos que las diversas partes que conforman la sección estén
conectadas de manera que el esfuerzo se transmita uniformemente a través de la sección.

Si las fuerzas no se transfieren uniformemente a través de la sección transversal de un miembro,


habrá una región de transición de esfuerzo no uniforme que irá de la conexión al miembro a lo
largo de cierta distancia

Ésta es la situación mostrada en la Figura 2(a), en donde un miembro a tensión de un ángulo


individual está conectado únicamente por un ala. En la conexión la mayor parte de la carga es
soportada por el ala conectada y se requiere la distancia de transición mostrada en la parte (b) de
la fi gura para que el esfuerzo se reparta uniformemente a través de todo el ángulo.

Fig2. Retraso del cortante


Fuente: Diseño de Estructuras de Acero-McCormac/ Csernak.

En la región de transición, el esfuerzo en la parte conectada del miembro puede fácilmente exceder
Fy y entrar al rango de endurecimiento por deformación. A menos que la carga se reduzca, el
miembro podrá fracturarse prematuramente. Entre más nos alejamos de la conexión, más uniforme
se vuelve el esfuerzo. En la región de transición, el esfuerzo cortante se ha “retrasado” y el
fenómeno se conoce como retraso del cortante. En una situación así el flujo del esfuerzo de tensión
entre la sección transversal del miembro principal y la del miembro más pequeño conectado a éste,
no es 100% efectivo.

Consecuentemente, la Especificación AISC (D.3) estipula que el área neta efectiva, Ae, de dicho
miembro se determine multiplicando el área A (que es el área neta o el área bruta o el área
directamente conectada) por un factor de reducción U. El uso de un factor tal como U toma en
cuenta de manera sencilla la distribución no uniforme del esfuerzo. El valor del coefi ciente de
reducción, U, está afectado por la sección transversal del miembro y por la longitud de su conexión.

BIBLIOGRAFÍA:

• Jack C. McCormac, Stephen F. Csernak. Quinta edición. Diciembre 2012. “Structural Steel
Design”, México, Alfaomega Grupo Editor.