Sunteți pe pagina 1din 13

Ajedrez en Cuba - No 37

/////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////
3. CONFERENCIAS AJEDUNI
/////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

RADIOGRAFIA DEL ESQUELETO SICILIANO


(VARIANTE SCHEVENINGEN)
MI Ciro Angel Fernández

Seguramente como muchos que han trascendido la época en que vivieron, no


imaginó el maestro Italiano Cesar Polerio, hace 400 años, el significado que tendría
aquel manuscrito del siglo XVI, y que escribió en 1594 donde aparecieron los
primeros análisis de lo que él llamó el "giuocco siciliano" y que después Gioachino
Greco "el calabrés" considerado el padre de la escuela italiana, a principios del
siglo XVII le dió el nombre de Defensa Siciliana.
Esta defensa más bien, podría habersele llamado "contraataque siciliano" por su
enorme potencial dinámico desencadenante hasta la fecha, quizás del más grande
interés y esfuerzo investigativo que tema ajedrecístico alguno haya despertado
jamás; muchos métodos , sistemas de juegos e innumerables variantes han
caracterizado la brillante existencia de esta defensa que ha resistido el paso del
tiempo durante los años transcurridos desde su aparición, pero que es en el
presente siglo donde adquiere ribetes de monumentalidad y goza de la preferencia
de la mayoría de los maestros contemporáneos.
Debido a los diferentes sistemas de juego, innumerables variantes y sutilezas
que encierra esta defensa, la utilización efectiva de la misma requiere una gran
preparación teórica desde los mismos primeros movimientos, pues el poco
conocimiento o la carencia de actualidad, a menudo conduce a rápidas y
aplastantes derrotas.
Para una preparación adecuada en las aperturas, indudablemente, el factor
memoria será de vital importancia, pero no se puede subordinar todo a ella; lo
fundamental es la comprensión que se tenga de las ideas que la sustentan y muy
en especial el vínculo que tienen con las restantes fases de la partida como son el
medio juego y el final.
Esto lo puede facilitar, además de la memorización de variantes y conocimiento
de partidas, el familiarizarse con diversas posiciones típicas con elementos
comunes que se presentan regularmente. A ello y para los que pretenden internarse
en los laberintos del juego siciliano, someto a consideración algunas posiciones
típicas que frecuentemente aparecen en dichos esquemas, teniendo en cuenta la
configuración de peones, formas de maniobra y tipo de finales.
Como existen diferentes formas de encauzar la Siciliana y que difieren en sus
características, nos remitiremos a las posiciones que suelen aparecer en la variante
Scheveningen (1.e4 c5 2.Cf3 e6 3.d4 cd 4.Cd4 Cf6 5.Cc3 d6). Variante planteada
por primera vez en 1923 en una partida entre Geza Maroczy y el Dr. Max Euwe con
negras en un torneo internacional celebrado en la playa holandesa de
Scheveningen. De ahí su nombre.
La fundamentación principal del juego siciliano, prácticamente su piedra angular,
desde el punto de vista de las negras, es que éstas basan su juego en el ataque de

37
Ajedrez en Cuba - No 37

las minorías en el flanco dama, combinadas con la apertura de una o más columnas
en ese sector (c,b y a).
Para hacer más diáfana la comprensión responderemos

¿Qué es el ataque de las minorías?

Es aquel que se efectúa con un bloque de peones inferior en número sobre una
masa de peones superior cuantitativamente con el objetivo de vulnerarla creando
debilidades en la misma, ya sea creando peones doblados atacables, peones
aislados, peones retrasados débiles, casillas fuertes para nuestras piezas después
de obligar a avanzar alguno de los peones de la mayoría y abrir columnas.
Puede considerarse también como ataque de minorías aquellos avances de
peones que se realizan con el objetivo de atacar en el flanco donde se encuentra el
rey contrario con el fin de debilitar los peones que resguardan el mismo; pero
solamente vamos a considerar los clásicos ataques minoritarios que se producirán
en el ala contraria a la ubicación del rey enemigo.
Veamos algunas conformaciones típicas que caracterizan "el esqueleto
siciliano":

a) Blancas: h2,g2,f2,e4,c2,b2,a2
Negras : h7,g7,f7,e6,d6,b7,a6

Esta posición puede considerarse una de las posiciones base de la estructura


siciliana. El blanco posee un peón dinámico en e4 que combinado con el avance del
peón f ya a e5 o f5 prestan una valiosa ayuda en el ataque. Las negras preparan la
expansión en el flanco dama con b5; además, a6 sirve para impedir la ubicación de
un caballo en b5 que presionaría sobre d6 y también en su momento facilita la
ubicación de la dama en c7; la conformación de peones negros es sólida y flexible,
el aparente peón débil de d6 en la práctica no lo es, puesto que se defiende
economicamente con una pieza menor, el alfil rey, decimos económicamente porque
si el blanco dedicara sus esfuerzos a atacar este peón tendría que hacerlo con
piezas pesadas, especialmente las torres. Para que este peón se convierta en una
debilidad real sería necesario la ausencia del alfil, así como las damas fuera de
juego y la lejanía del rey negro que lo priven como defensor.

b) Blancas: h2,g2,f2,e4,c2,b2,a3
Negras : h7,g7,f7,e6,d6,b5,a6

Consideramos la posición b) 1 como una continuidad de la posición (a); el negro


ya tiene una posibilidad de ruptura en b4, donde podría retomar con un caballo, con
una torre que previamente haya sido colocada en la columna b o tambien con la
dama. Además de lo anterior el alfil dama puede ser situado en b7 presionando
sobre el centro blanco o en d7 defendiendo el peón de b5 y así preparar el
rompimiento minoritario con peones en base a a5 y b4.

1
La posición (b) encierra la primitiva concepción que el padre del esqueleto siciliano: Luis
Paulsen, ofreciera al ajedrez. El sistema original de Paulsen pretendía llegar a la siguiente
disposición del juego negro: a6-b5-d6-e6-f7-g7-h7,Cd7-f6,Ab7 y e7. Rey enrocado corto
con la Dama en c7 y Tac8

38
Ajedrez en Cuba - No 37

La posición de las piezas negras puede ser sumamente armónica si observamos


que al intentar el avance a b4 además de que el peón c blanco quedara retrasado
en la columna abierta, desalojará el caballo de c3 que protege el peón de e4, ésto
unido a la presión del alfil dama negro ya sea en b7 o en c6, en este último caso,
muchas veces la presión aumenta si la dama negra logra situarse en b7. El blanco
tendrá en cambio la posibilidad de atacar en el flanco rey debido al espacio que le
proporcionará el avance de su peón a e5 y la ubicación agresiva de sus piezas.
También hay que considerar que el avance de b4 ofrece algunas ventajas es
imprescindible reflexionar de que cuando se produce, la casilla c4, en ocasiones,
queda débil a merced del blanco.
En resumen, el blanco puede forjar un fuerte ataque so pena de debilitar su
estructura de peones; debe ganar por ataque o por ganancia de material, en finales
parejos, por lo general, son ventajosos para el negro. Las negras tienen muchas
posibilidades defensivas dado el caso que el blanco movilize sus peones del flanco
rey. Esto es cuestionable, su ataque debe basarlo en el avance e5 o f5; o ambos,
avanzar los peones g y h pudieran engendrar grandes debilidades en el propio
sector. Normalmente estos avances son más factibles cuando se ha efectuado el
enroque largo.

c) Blancas: h2,g2,e5,c2,b2,a2
Negras : h7,g7,f7,e6,b5,a6

Una de las posiciones críticas del esqueleto siciliano con el siguiente balance:

· Las blancas tiene ventaja de espacio en el sector rey con ataque en el mismo.

· Las negras tienen ventaja en el flanco dama, pueden atacar el peón de e5 lo


que hace que si la posición se simplifica se tornará débil, por ejemplo en un final
de torre, desde c5 o d5 con una o ambas torres puede ser atacado.

En esta posición no pasa a ser una excepción el hecho de que la simplificación


convenga al bando que se defiende.
En la posición se destacan algunas particularidades:

- Peón pivot en e5 (muchas veces es sacrificado para abrir línea)


- Casilla e4 como trampolín para el ataque.
- Columna f abierta.
- Diagonal b1-d3 como elemento agresivo contra el enroque.

Los finales más comunes presentan la misma estructura de peones


presentándose finales de piezas menores y torres. Para determinar que piezas
menores son ventajosas en relación con otras es necesaria la experiencia práctica.
Se van a producir muchos finales de piezas menores, por ejemplo de alfil y caballo
contra el par similar contrario lo que pudiera en un momento dado convertirse en
final de alfil contra caballo, en el caso particular, digamos el alfil rey blanco contra
caballo, se supone que el caballo sea mejor por la posibilidad de atacar e5, en
realidad será ventajoso en dependencia de la ubicación de dichas piezas; ya que la
mayoría de peones negros en el flanco dama puede tornarse muy vulnerable si el
blanco logra atacarla con a4, para neutralizar ésto el negro puede tratar de acercar
su rey a ese sector y en coordinación con el caballo crear amenazas sobre el peón

39
Ajedrez en Cuba - No 37

débil de e5. En relación con el ataque, debido a las incoveniencias que pudieran
surgir del cambio del alfil dama negro por el caballo cuando pase por e4, muchas
veces se ha maniobrado con el caballo que originalmente se encuentra en c3 sin
pasar por e4 evitando simplificaciones ; está lejos de estar demostrado si ésto es
favotable, sólamente la prática y la experiencia pueden dictar un juicio aceptable.
En un posible final de reyes y peones, sin animos de categorizar, y teniendo en
cuenta una situación natural de los reyes, la caracterísitica principal es que el negro
logra pasar un peón central normalmente en la columna e contra la mayoría blanca
en el flanco dama, es probable que en un porciento mayor sea favorable al negro
por la dificultad que tiene dicha mayoría en movilizarse.
Pero prosigamos con la siguiente posición:

d) Blancas: h2,g2,f4,c2,b2,a3
Negras : h7,g7,f7,e6,b5,a6

Esta posición se produce por lo general cuando el blanco retoma en e5 con una
pieza, ya sea para mantener abierta la gran diagonal o situarse como punto fuerte
en la partida. Lo cierto es que si el blanco no logra sus objetivos en el medio juego
como éxito en el ataque al flanco rey o ganancias de material, el final
probablemente se incline ligeramente al negro. La base principal de ésto radica en
que el negro posee el dominio de una de las columnas semi-abiertas (c), donde se
encuentra la mayoría de peones blancos retrasada, en cambio la columna semi-
abierta del blanco, la columna e, es de poca utilidad a los efectos de atacar alguna
posibilidad, pues la mayoría de peones negros es sólida, la posibilidad de ruptura
en f5 es facilmente evitable con g6. El dominio de la columna dama por el blanco no
es tan importante porque los puntos alcanzables en la 7ma o 6ta línea están
controlados en la mayoría de los casos por una pieza menor.
El plan a seguir por las negras no parece muy difícil de captar: combinar la
presión de las torres o torre en la columna c con el ataque de las minorías.

e) Blancas: h2,g5,f4,e4,c2,b2
Negras : h7,g7,f7,e6,d6,b4

Esta situación suele producirse cuando el blanco ataca con sus peones el ala del
rey, puede intentar rupturas en base a f5 y f6 o g6; otro plan existente puede ser el
paso de ladama a h5 y posteriormente la torre pasarla a la columna h vía f3. Por lo
general el alfil rey se ubica en g2 vía e2-f3-g2.
El negro puede basar su contrajuego en el avance d5, ésto como principio
general de la defensa: a un ataque en el flanco una acción en el centro.
Otras formas para defender la posición son: jugar el alfil a f8 y después g6 con la
posibilidad de situar el alfil en g7, combinado con la torre en e8 que pudiera tener
su objetivo si el balnco avanza a f5 y el negro toma con el peón de e6 abriendo la
columna e, además sobreprotege el punto e6. Puede haber variedad en la
estructura defensiva cuando el negro lleva a la torre a d8, ésto sucede a veces
cuando ha desarrollado su alfil a d7 reservando la casilla e8 para el mismo,
quedando libre d7 para el caballo de f6 despues de ser expulsado de esa casilla.
Este alfil desde e8 además de apoyar un avance a b5 custodia f7, así la diagonal
e8-h5.

40
Ajedrez en Cuba - No 37

f) Blancas: h2,g2,f4,e4,c2,b2,a4
Negras : h7,g7,f7,e6,d6,b6,a6

g) Blancas: h2,g5,f4,e4,c2,b2,a4
Negras : h7,g7,f7,e6,d6,b6,a6

h) Blancas: h2,g5,f4,e4,c2,b2,a4
Negras : h7,g7,f7,e6,d6,a6,a5

Las tres posiciones que podemos observar (f,g y h) están estrechamente


vínculadas teniendo un dominador común, el blanco con el fin de evitar el ataque
minoritario con b5 del negro ha realizado a4; en efecto, este movimiento evita por
largo rato la expansión negra, pero no es menos cierto que debilita las casillas
negras en ese sector (a5 y b4). Los sistemas defensivos en el ala del rey siguen los
mismos derroteros que en la posición e); el negro puede intentar b5, pero también
existe un plan que es el siguiente: por lo general en esta posición, el blanco ha
llevado su caballo de d4 a b3 con el fin de amenazar a5 fijando el flanco dama, así
como de evitar simplificaciones, es precisamente en esa posición que surge la idea
por parte del negro de jugar Ca5 precedido de Tb8 con el fin de situarlo en la
importante casilla de c4, -Qué sucede si el blanco toma? - es cierto que dobla los
peones en la columna a, pero el hecho de poseer la columna b semi-abierta y el
punto b4 es compensación más que suficiente, además debemos tener en cuenta
también que el blanco en un momento determinado tendrá que avanzar su peón de
b lo que acentuará las debilidades en esa ala; otro detalle importante es que se
puede utilizar la casilla b4 para la torre presionada sobre el peón de e del blanco.

i) Blancas: h2,g2,e4,c2,b2,a2
Negras : h7,g7,f7,d6,b7,a7

La anterior posición se ha producido cuando el negro ha hecho e5 atacando el


peón de f4 y casi siempre una pieza de d4, ambas simultáneamente, y así evitar que
el blanco bloquee la posición con f5 y posteriormente iniciar un ataque lateral de
peones con g4 y g5 lo que desalojaría el caballo de f6 que custodia la casilla d5.
Es necesario agregar otro posible cambio en la situación y es cuando el negro ha
cambiado en d5 y el balnco en e5 y ambos hayan retomado con peón, entonces se
producirán peones pasados simultáneamente para los dos bandos siendo la
posición resultante la siguiente:

j) Blancas: h2,g2,d5,c2,b2,a2
Negras : h7,g7,f7,e5,b7,a7

Para sopesar las ventajas y desventajas de ambos bandos es necesario que el


jugador lo compruebe en base a la práctica intensa y por ende su propia
experiencia, no obstante, puede asegurarse que generalmete la posición negra es
algo mejor si nos basamos en la siguiente deducción: al negro le es más fácil
bloquear la mayoría blanca que este a su similar. El negro puede bloquear con
su alfil de casillas negras y preparar la movilización de la mayoría con g6, para el
blanco evitar ésto por lo menos temporalmente se supone que deba hacer g4, lo
que representa debilitar peligrosamente su enroque. Al blanco le es más difícil

41
Ajedrez en Cuba - No 37

movilizar su mayoría por la presión que ejerce el negro en la columna c combinando


con la ubicación de sus peones en el flanco dama que caso de moverse no sería de
la misma gravedad que las que tiene que hacer el blanco en el flanco rey.
Hasta ahora hemos visto y señalado algunas características de posiciones
"standard" que suelen producirse en la variante Scheveningen de la Defensa
Siciliana. Veamos a continuación algunas posiciones tomadas en la práctica real
donde se manifiestan las características señaladas y los procedimientos utilizados
en las mismas para la consumación de la ventaja:

Diagrama 1
Blancas: Rg1,De1,Tf1,Ta1,Ae3,Cf3,Cc3,h2,g2,e5,c2,b2,a2
Negras : Rg8,Db7,Tf8,Ta8,Ae7,Cd7,Cb8,h7,g7,f7,e6,b5,a6
Balaschov-Beliavsky, URSS 74

Al observar esta posición podemos apreciar que la configuración de peones tiene


similitud con la que señalamos en la posición c), las blancas tienen un peón pivot en
e5 y la columna f abierta, el negro ha iniciado su ataque minoritario vinculado a la
columna c abierta. La última jugada del blanco fue 15.Cf3 dándole protección al
peón de e5, las negras continuaron 15...b4 expulsando el caballo aprovechando
que éste no puede trasladarse al flanco rey vía e4 donde ejercería gran presión
sobre las casillas f6-g5 y d6, la partida siguió 16.Ce2 Cc6 17.Dg3 Ac5 las negras
optan por simplificar, eliminando un potencial peligro para el enroque que sería el
alfil dama blanco 18.Ac5 Cc5 19.Tae1 Tad8 20.Cf4 Cc7. Por el momento las negras
dejan de presionar sobre el peón de e5 y trasladan su caballo hacia el flanco rey
para acciones defensivas, 21.Rh1 Db5 22.Ch5 Cg6 23.Dg4 Td5 24.Tf2 Cd7
25.Tfe2 Tc8 26.h4 Tcc5, observese como las piezas negras están en su máxima
eficiencia presionando sobre el débil peón de e5, 27.Cg7 Rg7 28.h5 Ce5 29.Ce5
Te5 30.Te5 Te5 31.Te5 De5 32.hg De1 33.Rh2 hg 34.Dd4 e5 35.Dc4 a5 36.Db5
Dh4 37.Rg1 Dd4 38.Rh2 e4 39.Da4 e3 40.Db5 Dh4 1-0

Diagrama 2
Blancas: Rh1,De1,Tf1,Ta1,Ad4,Cc3,h2,g2,e5,c2,b2,a2
Negras : Rg8,Dc7,Tf8,Ta8,Ae7,Ac8,Cd7,h7,g7,f7,e6,b5,a6
Ceshkovsky-Jansa, Sochi 1976

Después de 14...Cd7 arribamos a una posición similar a la posición señalada en


el Diag. 1 en cuanto al "esqueleto siciliano de peones" pero con algunas
diferencias, exactamente en lo que se refiere a la ubicación de las piezas menores;
las blancas jugaron 15.Af3 Ab7 16.Ab7 Db7 y también cambiaron su alfil rey por su
similar de la dama, pero con la posibilidad de jugar 17.Ce4 desde donde el caballo
podrá presionar puntos sensibles del sector rey del negro como f6, 17...Tad8 18.a3
Rh8 19.h3 Dc6 20.De3 f5, el negro busca aire, pero esta jugada pagará un alto
precio, de todas maneras, el plan del blanco parece claro, la jugada 20.De3 fue muy
importante porque evita simplificaciones, tranquilamente puede doblar sus torres en
la columna f con una presión muy grande 21.ef6 gf6 22.Tad1 e5 23.Ac3 De6
24.Td2 Tc8 25.Tdf2 Cb6 26.Cf6 Af6 27.Tf6 Tf6 28.Tf6 Tc3 29.Dh6 Th3 30.gh3
Dd5 31.Rh2 y el blanco se impuso unas jugadas más tarde en base a su ventaja
material posicional.

Diagrama 3
Blancas: Rg1,De3,Tf1,Ta1,Ad4,Ae2,Cc3,h2,g2,e5,c2,b2,a3

42
Ajedrez en Cuba - No 37

Negras : Rg8,Da5,Tf8,Ta8,Ae7,Ac6,Cd7,h7,g6,f7,e6,b7,a7
Spasov V_Petrov M. Sofía 1994

Después de 16.a3 el negro juega para la reducción del material 16...Ac5 y


cambia una pieza menor y las damas 17.Ac5 Dc5 18.Dc5 Cc5 19.b4 Cc4 20.Ce4
Ae4 21.c4 Tfd8 y hemos llegado a un final aproximadamente igual de muy difícil
predicción, puesto que el peón aislado blanco de e5 es inatacable y su mayoría ha
comenzado a movilizarse ya que el negro no había iniciado ningún ataque de
minorías, no obstante es necesario la precisión, porque la falta de ésto puede
alterar el resultado final 22.Tfd1 (mejor era 22.Tad1) f6 23.Td6 fe5 24.Te6 Te8
25.Te8 Te8 26.Td1 Te7 27.g3 Tf7 28.c5 Rg7 29.Ac4 Tf3 30.Te1 Af5 31.Ad5 Ta3
32.Ab7 Rf6 33.c6 Tc3 34.Ta1 e4 35.Ta5 e3 36.Tc5 Tc5 37.bc5 a5 38.c7 a4 39.Ad5
Re5 40.Ag8 a3 41.Rf1 Rd4 42.c6 Ag4 43.Aa2 0-1

Diagrama 4
Blancas: Rh1,Dg3,Tf1,Te1,Ad4,Ad3,Cc3,h2,g2,f4,e4,c2,b2,a3
Negras : Rg8,Db7,Tf8,Ta8,Ae7,Ac6,Cf6,h7,g7,f7,e6,d6,b5,a6
Shirov-Benjamin, Hagen 1994

En la posición ambos bandos han completado su desarrollo, el blanco tiene listas


donde sus piezas para iniciar un ataque, el negro por su parte tiene por su parte
una elástica configuración de peones y sus piezas aparentemente bien colocadas,
le corresponde jugar al negro y mueve 16..b4 17.Cd1!?, una jugada interesante, la
idea es trasladar el caballo dama hacia el flanco rey, considerando que su peón a
será más difícil de atacar que el de b2, 17...g6 18.Cf2 bxa3 19.bxa3 Ch5 20.De3
Cxf4, un sacrificio momentáneo que se ha visto mucho en esta variante, pero que
en este momento no responde a la realidad de la posición 21.Dxf4 e5 22.Cg4! una
sencilla, pero indudablente bella jugada 22...f6 23.Ac4 (22.Axe5 dxe5 23.Dxe5 f6
24.De6 Rg7 25.Cg4 Dd7! con compensación por la pareja de alfiles) Rh8 24.Cxe5
dxe5 25.Dxe5! Rg7 26.Df4 Tad8 27.c3 h6 28.Tb1 Da8 29.Tb6 Txd4 30.cxd4 Axe4
31.Te1! f5 32.De5 Af6 33.Tf6 1-0

Diagrama 5
Blancas: Rh1,Tf1,Td1,Ae2,Ab6,Cc3,h2,g2,e5,c2,b2,a2
Negras : Rg8,Tf8,Ta8,Ae7,Ab7,Cf6,h7,g7,f7,e6,b5,a6
Vogt-Andersson XII Cap-Cfgos.

El blanco hizo una ruptura en e5, pero tomó con una pieza y luego cambió las
damas, el final que se presenta aparentemente es parejo, sin embargo la columna c
semi-abierta de la cual será dueño el negro parece asegurar un prometedor final.
Veamos esta exquisita muestra técnica de Andersson, el blanco jugó 18.a3 evitando
b4, pero también debilitando sensiblemente ese sector como veremos 18...Tfc8
19.Aa5 (se amenazaba Aa3) g6 20.h3 h5 21.Af3 Af3 22.Tf3 h4 indirectamente hace
que el peón blanco de f4 se torne débil en un futuro 23.Td2 Tc4; regularmente la
casilla c4 es una casilla clave en casi todas las variantes de la Siciliana, aquí
podemos ver que no solamente presiona en la columna c, sino también en la cuarta
horizontal sobre f4, 24.b3 triste decisión que hace más débil ese sector 24...Tc6
25.a4 b4 26.Ce2 Tac8 27.c4 bxc3 28.Txc3 Cd5 29.Txc6 Txc6 30.Tb2 Af6 31.Ta2
Tc8 32.Ad2 Tb8 33.Cc1 Cb4 34.Axb4 Txb4 35.Tf2 Ae7 36.Tf3 Ad6 37.Ce2 Te4
38.Td3 Ac5 39.Tc3 Af2 40.Tc2 Rg7 41.Cg1 Txf4 42.Cf3 Ag3 43.Rg1 Te4 44.Rf1
Te3 45.Tb2 e5 46.Tb1 e4 0-1

43
Ajedrez en Cuba - No 37

Diagrama 6
Blancas: Rh1,Dd2,Tf1,Td1,Ae3,Af3,Cc3,Cb3,h2,g2,f4,e4,c2,b2,a4
Negras : Rg8,Dc7,Td8,Tb8,Ae7,Ae8,Cf6,Cc6,h7,g7,f7,e6,d6,b6,a6
W. García-C.A.Fernández, S. Clara 1975

Ante nosotros tenemos una posición donde el blanco ha efectuado a4 con el fin
de evitar la expansión negra en ese sector, asegurando el centro, intenta con su
última jugada 16.g4 iniciar un ataque contra el rey, las negras reaccionan en el
flanco dama con 16...Ca5! tocando c4 y preparando b5, 17.Ca5! movimiento dudoso
que ya habíamos advertido en el estudio de las posiciones modelos, dobla los
peones en la columna a, pero permite la aperura de la columna b y un punto fuerte
en b4, 17...ba5 18.g5 Cd7 19.Ad4 Af8 20.b3 Tbc8 21.Tf2 Ce5! sutiliza táctica que
inclina la balanza favorablemente al negro 22.De3 Cf3 23.Tf3 Db7 24.Th3 e5
25.Df3 un intento desesperado por acelerar el desenlace atacando al rey negro,
pero el dispositivo defensivo de éste es suficiente 25...ed4 26.Dh5 h6 27.Cd5 f5
(nótese la fuerza del alfil escondido) 28.De2 fe4 29.De4 Ac6 30.c4 dc 31.gh c2 0-1

Diagrama 7
Blancas: Rh1,Df2,Tf1,Th3,Ae3,Ag2,Cc3,Cb3,h2,g5,f4,e4,c2,b2,a4
Negras : Rg8,Dc7,Te8,Tc8,Ag7,Ab7,Cd7,Cb4,h7,g6,f7,e6,d6,b6,a6
Karpov-Kasparov (24) Match Moscú 1985

La posición surgida entre estos dos colosos, verdaderos especialistas, tiene


todas las características intrínsecas en la variante, las blancas con ventaja de
espacio en el sector del rey y las negras en el flanco dama, la tensión es mantenida,
las negras jugaron en este momento 23...Te7! una profunda jugada cuya idea
veremos más adelante 24.Rg1 (24.Ad4 e5, 24.Cd4 e5 25.Cde2 ef4! 26.Cf4 Tce8
24.f5 ef5 25.ef5 Ag2 26.Dg2 gf5 con posición compleja) Tce8 25.Td1 f5 gf6 (si
26.Dd2 e5!) Cf6! 27.Tg3 Tf7 28.Ab6 Db8 24.Ae3 Ch5 30.Tg4 (30.Tf3? Ac3!) Cf6
31.Th4!? g5 32.fg5 Cg4!? 33.Dd2 Ce3 34.De3 Cc2 35.Db6 Aa8 36.Td6?? Tb7
37.Da6 Tb3 38.Te6 Tb2 39.Dc4 Rh8 40.e5? (40.Te8 De8 41.Cd1 Ca3 42.Dd3 Ta2
43.Ce3 Df8!) Da7 41.Rh1 Ag2 42.Rg2 Cd4 0-1

Diagrama 8
Blancas: Rh1,De2,Tf1,Ta1,Ae3,Af3,Cc3,Cb3,h2,g2,f4,e4,c2,b2,a4
Negras : Rg8,Dc7,Tf8,Tb8,Ae7,Ad7,Cf6,Ca5,h7,g7,f7,e6,d6,b6,a6
I.Gurevich-Valerga. B. Aires 1985

Después de 14...Ca5 estamos ante un posición muy parecida a la del Diagrama


6, si friamente sólo tuvieramos en cuenta el esqueleto de peones, pero hay ciertas
diferencias; el blanco jugó 15.Cd2, aquí podemos observar como, en relación con el
Diag. 6, el caballo de b3 puede replegarse a la casilla d2 por no estar la dama
blanca situada en esa casilla como en aquel por lo que podemos llegar a la
conclusión de que no era buena su ubicación 15...b5 16.ab5 ab5 17.e5,
aprovechando que la dama negra está sobrecargada custodiando el caballo de a5,
el blanco se apodeera del espacio 17...Ce8 18.f5!? sacando partido del gran radio
de acción de loa alfiles blancos, el caballo en a5 defendido por la dama y la
debilidad de la casilla d5 que impide al negro tomar con el peón e; 18...b4? 19.fe6!
20.Cd5!! una brillante jugada que responde a la posición que se ha producido
20...ed5 21.Ad5 Rh8 22.Tf8 Af8 23.Df3 Cf6 (23...Ae7 24.Df7 con ventaja ganadora)
24.ef6 Cc6 25.Cc4! gf6 26.Ab6!? (ganaba 26.Dg3! Ag7 27.Cd6) Tb6 27.Cb6 Db6

44
Ajedrez en Cuba - No 37

28.Df6 Ag7 29.Ta8 Cb8 30.Df7 Dd8 31.Dd7! Dd7 32.Tb8 Af8 33.Tf8 Rg7 34.Tf7 1-
0

Diagrama 9
Blancas: Rh1,De1,Tf1,Ta1,Af3,Af4,Cc3,h2,g2,e4,c2,b2,a3
Negras : Rg8,Dc7,Tf8,Ta8,Ae7,Ab7,Cf6,h7,g7,f7,d6,b5,a6
Hernández J.C.- Damljanovic B, San Sebastián 1994

Ya en la posición (i) nos habíamos referido a esta posición donde el negro queda
con un peón d6 retrasado débil y por ende una casilla fuerte para el blanco de d5,
pero lo mismo pasa con el peón e blanco y la casilla e5 fuerte para el negro; las
posibilidades de ataque por parte del blanco prácticamente han desaparecido, en
especial, si el negro logra control sobre la casilla e5. La partida es aleccionadora
16...Cd7 17.Td1 Ce5 18.Ae5 de5 19.De2 Tad8 20.Td8 Td8 21.Td1 g6 22.h3 Rg7
23.Td3 Ac5 24.Td8 Dd8 25.Cd5 Dg5 26.Dd1 Ad5 27.ed5, y nos encontramos con
una situación ya referida en la posición (j) donde el negro le es más fácil bloquear el
peón pasado blanco y frenar la mayoría, los hechos lo demostrarán: 27...Ad6
28.Rg1 De3 29.Rh1 e4 30.Ae2 f5 31.c3 h5 32.Dd4 Dd4 33.cd4 Rf6 34.a4 Ac7
35.ab5 a5 36.b3 Re7 37.Rg1 Ab6 38.Rf1 Rd6 39.Ac4 Ad4 40.Re2 g5 41.Rf1 Ab6
42.Re2 Rc5 43.d6 a4 44.d7 a3 45.Af7 Rb4 0-1

A continuación se incluye una selección de partidas complementarias.

Partidas anexas:
///////////////////////////////////////////////////////
Vogt,L - Andersson,U [B85]
Cienfuegos, 1975
//////////////////////////////////////////////////////

1.e4 c5 2.Cf3 e6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 d6 6.Ae2 a6 7.f4 Dc7 8.0-0 Ae7 9.Rh1
Cc6 10.Ae3 Cxd4 11.Dxd4 b5 12.Tad1 0-0 13.e5 dxe5 14.Dxe5 Db8 15.Dxb8 Txb8
16.Aa7 Ta8 17.Ab6 Ab7 18.a3 Tfc8 19.Aa5 g6 20.h3 h5 21.Af3 Axf3 22.Txf3 h4
23.Td2 Tc4 24.b3 Tc6 25.a4 b4 26.Ce2 Tac8 27.c4 bxc3 28.Txc3 Cd5 29.Txc6 Txc6
30.Tb2 Af6 31.Ta2 Tc8 32.Ad2 Tb8 33.Cc1 Cb4 34.Axb4 Txb4 35.Tf2 Ae7 36.Tf3 Ad6
37.Ce2 Te4 38.Td3 Ac5 39.Tc3 Af2 40.Tc2 Rg7 41.Cg1 Txf4 42.Cf3 Ag3 43.Rg1 Te4
44.Rf1 Te3 45.Tb2 e5 46.Tb1 e4 0-1

//////////////////////////////////////////////////////
Balaschov - Beliavsky [B84]
Odessa, 1974
//////////////////////////////////////////////////////

1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 a6 6.Ae2 e6 7.0-0 Ae7 8.f4 0-0 9.Ae3
Dc7 10.De1 b5 11.Af3 Ab7 12.e5 dxe5 13.fxe5 Cfd7 14.Axb7 Dxb7 15.Cf3 b4 16.Ce2
Cc6 17.Dg3 Ac5 18.Axc5 Cxc5 19.Tae1 Tad8 20.Cf4 Ce7 21.Rh1 Db5 22.Ch5 Cg6
23.Dg4 Td5 24.Tf2 Cd7 25.Tfe2 Tc8 26.h4 Tcc5 27.Cxg7 Rxg7 28.h5 Cdxe5 29.Cxe5
Txe5 30.Txe5 Txe5 31.Txe5 Dxe5 32.hxg6 De1+ 33.Rh2 hxg6 34.Dd4+ e5 35.Dc4
a5 36.Db5 Dh4+ 37.Rg1 Dd4+ 38.Rh2 e4 39.Dxa5 e3 40.Db5 Dh4+ 0-1

45
Ajedrez en Cuba - No 37

////////////////////////////////////////
Stanciu - Ghitescu
Bucarest, 1976
///////////////////////////////////////

1.e4 c5 2.Cf3 e6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 d6 6.Ae2 a6 7.f4 Dc7 8.0-0 Cc6 9.Ae3
Ae7 10.De1 0-0 11.Dg3 Ad7 12.Tae1 d5 13.e5 Cxd4 14.Axd4 Ce4 15.Cxe4 dxe4
16.c3 Ac5 17.Td1 Aa4 18.b3 Ab5 19.c4 Tad8 20.Af2 Axf2+ 21.Dxf2 Ac6 22.Dc5 b6
23.De3 Ab7 24.b4 h6 25.a3 Tfe8 26.Rf2 a5 27.g3 axb4 28.axb4 Ac6 29.Txd8 Txd8
30.Td1 Txd1 31.Axd1 Da7 32.c5 Da1 33.Ae2 Db2 34.cxb6 Dxb4 35.g4 Ab7 36.Rg2
De1 37.Rh3 Aa6 38.b7 Axb7 39.Db3 Dxe2 0-1

////////////////////////////////////////////////////
Tal,M - Langeweg,K [B85]
Wijk aan Zee, 1973
////////////////////////////////////////////////////

1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cc6 5.Cc3 Dc7 6.Ae2 a6 7.0-0 Cf6 8.Ae3 e6 9.f4
Ae7 10.De1 0-0 11.Dg3 Cxd4 12.Axd4 b5 13.a3 Ab7 14.Tae1 Ac6 15.Ad3 Tad8
16.Rh1 Db7 17.Dh3 g6 18.f5 e5 19.Ae3 Tfe8 20.Ag5 Ch5 21.f6 Af8 22.Dh4 h6
23.Ac1 a5 24.Cd5 Td7 25.Tf3 Axd5 26.exd5 Dxd5 27.Dg4 Te6 28.Axg6 fxg6
29.Dxg6+ Cg7 30.Axh6 1-0

////////////////////////////////////////////////////
Ivanovic,B - Ribli,Z [B85]
Bugojno, 1984
////////////////////////////////////////////////////

1.e4 c5 2.Cc3 e6 3.Cf3 d6 4.d4 cxd4 5.Cxd4 a6 6.a4 Cf6 7.Ae2 Ae7 8.0-0 0-0 9.Ae3
Cc6 10.Cb3 b6 11.f4 Ab7 12.Af3 Dc7 13.De2 Tab8 14.g4 Tfe8 15.g5 Cd7 16.Ag2 Af8
17.Tf3 Ca5 18.Th3 g6 19.Tf1 Ag7 20.Df2 Tbc8 21.Cd2 Cc4 22.Cxc4 Dxc4 23.Dh4
Cf8 24.Axb6 Axc3 25.Txc3 Dxa4 26.De1 Txc3 27.bxc3 Dxc2 28.Ac7 Dd3 29.Db1
Dxc3 30.Axd6 Dd4+ 31.Tf2 Axe4 32.Db4 Dxb4 33.Axb4 Axg2 34.Rxg2 e5 35.Ac3
exf4 36.Txf4 Ce6 37.Te4 Tc8 38.Af6 a5 39.h4 Rf8 40.Rf3 Re8 41.Ta4 Tc5 42.Ta1
Rd7 43.Tb1 Rc7 44.Re4 Rc6 45.Rd3 Tb5 46.Tf1 a4 47.Tc1+ Rd5 48.Th1 Tb4
49.Re3 Tb3+ 50.Rf2 Cc5 51.Td1+ Td3 52.Ta1 a3 53.h5 gxh5 54.Ae7 h4 55.Re2 Tc3
56.Td1+ Re4 57.Th1 h3 0-1

////////////////////////////////////////////////////////////
Abramovic,B - Kurajica,B [B85]
Jugoslavija (ch), 1984
///////////////////////////////////////////////////////////

1.e4 c5 2.Cf3 e6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cc6 5.Cc3 a6 6.Ae2 d6 7.0-0 Cf6 8.Ae3 Ae7 9.f4
0-0 10.a4 Te8 11.Cb3 b6 12.De1 Ab7 13.Td1 Dc7 14.Df2 Cd7 15.Rh1 Tac8 16.Td2
Cb4 17.f5 Af6 18.Tfd1 Axc3 19.bxc3 Ca2 20.Txd6 Cf6 21.e5 Ce4 22.Dh4 exf5
23.Td7 Dxc3 24.e6 Txe6 25.Ag1 Dc6 26.Cd4 Dxd7 27.Cxe6 De8 28.Cd4 Cec3
29.Cxf5 Axg2+ 30.Rxg2 Dxe2+ 31.Af2 Cxd1 32.Ce7+ Rf8 33.Cxc8 Ce3+ 34.Rh3
Df1+ 0-1

//////////////////////////////////////////////////////////

46
Ajedrez en Cuba - No 37

Arnason,J - Cramling,P [B85]


Reykjavik (open), 1984
//////////////////////////////////////////////////////////

1.e4 c5 2.Cf3 e6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cc6 5.Cc3 a6 6.Ae2 d6 7.0-0 Cf6 8.Ae3 Ae7 9.f4
0-0 10.a4 Dc7 11.Rh1 Ad7 12.Cb3 b6 13.Af3 Tab8 14.De2 Cb4 15.Cc1 e5 16.Cd3
Cc6 17.Cd5 Cxd5 18.exd5 Ca5 19.Cb4 Dc4 20.Dd2 Dc8 21.b3 Af6 22.fxe5 Axe5
23.Ad4 Axd4 24.Dxd4 Dc5 25.Df4 Ta8 26.Tae1 b5 27.Te7 Ae8 28.Ae4 Db6 29.Tf3 h6
30.Tg3 1-0

/////////////////////////////////////////////////////
Maki,V - Schmidt,Wl [B85]
Sofia, 1985
/////////////////////////////////////////////////////

1.e4 c5 2.Cf3 e6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 d6 6.f4 Ae7 7.Ae2 0-0 8.0-0 a6 9.Rh1
Dc7 10.a4 Cc6 11.Ae3 Te8 12.Ag1 Cxd4 13.Dxd4 e5 14.Dd2 exf4 15.Txf4 Ae6
16.Cd5 Axd5 17.exd5 Cd7 18.Tc4 Dd8 19.Tb4 Dc7 20.Ta3 Af6 21.Tc4 Dd8 22.Tb3 b5
23.Tg4 h5 24.Tgb4 Cc5 25.Th3 Cxa4 26.Axh5 Cxb2 27.Tg4 Cc4 28.Dh6 Rf8
29.Dh8+ Re7 30.Dh7 Th8 31.Df5 Ce5 32.Te4 Tc8 33.Axf7 Txh3 34.Txe5+ Rxf7
35.De6+ Rf8 36.Te1 Th5 37.Ab6 Dxb6 38.Dxc8+ Dd8 39.Dxa6 0-1

///////////////////////////////////////////////////////////
Karpov,An - Kasparov,G [B85]
Moskva (m/24), 1985
///////////////////////////////////////////////////////////

1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 a6 6.Ae2 e6 7.0-0 Ae7 8.f4 0-0 9.Rh1
Dc7 10.a4 Cc6 11.Ae3 Te8 12.Af3 Tb8 13.Dd2 Ad7 14.Cb3 b6 15.g4 Ac8 16.g5 Cd7
17.Df2 Af8 18.Ag2 Ab7 19.Tad1 g6 20.Ac1 Tbc8 21.Td3 Cb4 22.Th3 Ag7 23.Ae3 Te7
24.Rg1 Tce8 25.Td1 f5 26.gxf6 Cxf6 27.Tg3 Tf7 28.Axb6 Db8 29.Ae3 Ch5 30.Tg4
Cf6 31.Th4 g5 32.fxg5 Cg4 33.Dd2 Cxe3 34.Dxe3 Cxc2 35.Db6 Aa8 36.Txd6 Tb7
37.Dxa6 Txb3 38.Txe6 Txb2 39.Dc4 Rh8 40.e5 Da7+ 41.Rh1 Axg2+ 42.Rxg2 Cd4+
0-1

////////////////////////////////////////////
Zapata - Mokry [B85]
Zenica, 1986
////////////////////////////////////////////

1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 a6 6.a4 e6 7.Ae2 Ae7 8.0-0 0-0 9.Ae3
Cc6 10.f4 Dc7 11.Rh1 Te8 12.Ad3 Cd7 13.Df3 Af6 14.e5 dxe5 15.Cxc6 bxc6 16.fxe5
Cxe5 17.Dg3 Ad8 18.Af4 f6 19.Tae1 De7 20.Axe5 fxe5 21.Txe5 Tf8 22.Txf8+ Dxf8
23.Th5 g5 24.Axh7+ Rg7 25.Ad3 Df4 26.De1 Aa5 27.h4 Tb8 28.Txg5+ 1-0

///////////////////////////////////////////////
Geller,E - Yap,A [B85]
Moskva, 1986
///////////////////////////////////////////////

1.e4 c5 2.Cf3 e6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cc6 5.Cc3 a6 6.Ae2 Dc7 7.0-0 Cf6 8.Ae3 Ae7
9.f4 d6 10.De1 0-0 11.Td1 Ad7 12.Dg3 Tac8 13.Rh1 b5 14.e5 Ce8 15.Ce4 d5

47
Ajedrez en Cuba - No 37

16.Cg5 Cxd4 17.Axd4 h6 18.Ad3 g6 19.Cxe6 Axe6 20.f5 Cg7 21.fxe6 Cxe6 22.Txf7
Txf7 23.Dxg6+ Rf8 24.Dxh6+ Re8 25.Dxe6 Dc6 26.Dg6 Dxg6 27.Axg6 Rf8 28.Axf7
Rxf7 29.c3 1-0

/////////////////////////////////////////////////////////////////
Dolmatov,S - Polugaevsky,L [B85]
Sochi, 1988
/////////////////////////////////////////////////////////////////

1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 a6 6.Ae2 e6 7.f4 Ae7 8.a4 Cc6 9.Ae3
0-0 10.0-0 Dc7 11.De1 Ca5 12.Rh1 b6 13.Td1 Ab7 14.Ad3 Cc6 15.Dg3 Cb4 16.Dh3
Tfe8 17.Cf3 Af8 18.Cg5 h6 19.Cf3 Tad8 20.Cd4 Cd7 21.Tf3 Rh7 22.Tg3 Cxd3
23.cxd3 Cf6 24.Tf3 Cg8 25.Tdf1 f5 26.Tg3 g6 27.Cf3 Ag7 28.Ch4 Ce7 29.Cxg6 Cxg6
30.exf5 Cf8 31.f6 Axf6 32.f5 Ag7 33.f6 Cg6 34.fxg7 Dxg7 35.Tf7! 1-0

///////////////////////////////////////////////////
Aseev,K - Lukov,V [B85]
Munster, 1990
///////////////////////////////////////////////////

1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 a6 6.Ae2 e6 7.0-0 Cc6 8.Ae3 Ae7 9.a4
0-0 10.f4 Dc7 11.Rh1 Te8 12.Af3 Tb8 13.Dd2 Ca5 14.Df2 b6 15.Tad1 Cd7 16.g4 Af8
17.g5 Ab7 18.Cde2 Cc4 19.Ac1 Dc5 20.b3 Ca5 21.Ae3 Dc7 22.h4 Aa8 23.Td2 b5
24.axb5 axb5 25.Tfd1 b4 26.Ca4 Ac6 27.Cb2 Db7 28.Cg3 f5 29.Dg2 e5 30.Cxf5 exf4
31.Axf4 Txe4 32.Cd3 Tbe8 33.Tg1 g6 34.h5 Cc5 35.hxg6 Cxd3 36.Ch6+ Axh6
37.gxh7+ Rxh7 38.Dh2 T4e6 39.g6+ Rg8 40.Dxh6 Axf3+ 41.Rh2 Cxf4 0-1

////////////////////////////////////////////////////////
Kotronias,V - Polgar,S [B85]
Corfu, 1990
////////////////////////////////////////////////////////

1.e4 c5 2.Cf3 e6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cc6 5.Cc3 Dc7 6.Ae2 a6 7.0-0 Cf6 8.Rh1 Ae7
9.f4 d6 10.Ae3 0-0 11.De1 Cxd4 12.Axd4 b5 13.e5 dxe5 14.fxe5 Cd7 15.Af3 Tb8
16.Ce4 Cxe5 17.Dg3 f6 18.Tae1 Rh8 19.Ag4 Ad7 20.Cg5 Ad6 21.Cxe6 Axe6
22.Axe6 Cc6 23.Dh4 Cxd4 24.Dxd4 Axh2 25.Af5 Ae5 26.Dh4 g6 27.Axg6 Ag3
28.Dh5 Axe1 29.Txe1 Tg8 30.Ad3 Dg7 31.g4 Tbd8 32.Te6 Td4 33.Ae4 Dc7 34.Df5
Dg7 35.Dh5 Dd7 36.Df5 Tg6 37.Rg2 Td2+ 38.Rg3 Da7 39.Ag2 Dc7+ 40.Rf3 Dh2 0-1

/////////////////////////////////////////////////////
Shirov - Benjamin [D85]
Horgen, 1994
/////////////////////////////////////////////////////

1.e4 c5 2.Cf3 e6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cc6 5.Cc3 a6 6.Ae2 Dc7 7.Ae3 Cf6 8.0-0 Ae7
9.f4 d6 10.De1 0-0 11.Dg3 Cxd4 12.Axd4 b5 13.a3 Ab7 14.Rh1 Ac6 15.Tae1 Db7
16.Ad3 b4 17.Cd1 g6 18.Cf2 bxa3 19.bxa3 Ch5 20.De3 Cxf4 21.Dxf4 e5 22.Cg4 f6
23.Ac4+ Rh8 24.Cxe5 dxe5 25.Dxe5 Rg7 26.Df4 Tad8 27.c3 h6 28.Tb1 Da8 29.Tb6
Txd4 30.cxd4 Axe4 31.Te1 f5 32.De5+ Af6 33.Txf6 1-0

//////////////////////////////////////////////////////////
Bouton,C - Langeweg,K [B85]

48
Ajedrez en Cuba - No 37

Oostende op (08), 1992


//////////////////////////////////////////////////////////

1.e4 c5 2.Cf3 e6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cc6 5.Cc3 Dc7 6.Ae2 a6 7.0-0 Cf6 8.Ae3 d6 9.f4
Ae7 10.a4 0-0 11.Cb3 b6 12.Af3 Ab7 13.De2 Ca5 14.Tad1 Tab8 15.Rh1 Tfe8 16.g4
d5 17.e5 Cxg4 18.Cxa5 Cxe3 19.Cxb7 Cxd1 20.Txd1 Txb7 21.f5 Ab4 22.fxe6 fxe6
23.Cxd5 exd5 24.Axd5+ Rh8 25.De4 Tbb8 26.Dxb4 Txe5 27.Tf1 De7 28.Df4 Td8
29.c4 Te1 30.Txe1 Dxe1+ 31.Rg2 De2+ 32.Df2 Te8 33.Af3 Dxc4 34.Dxb6 Dxa4
35.b3 Db5 36.Dd6 a5 37.Dd2 De5 38.Dd7 Tf8 39.Dd2 Df6 40.Dd3 g6 41.De3 Dxf3+
42.Dxf3 Txf3 43.Rxf3 g5 44.Rg4 h6 45.Rh5 Rh7 46.h4 gxh4 47.Rxh4 Rg6 48.Rg4
Rf6 0-1

/////////////////////////////////////////////////////
Suetin,A - Jaenig,R [B85]
Berlin Summer op(4), 1993
/////////////////////////////////////////////////////

1.e4 c5 2.Cf3 e6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 d6 6.f4 a6 7.Ae2 Dc7 8.0-0 Ae7 9.a4
0-0 10.Ae3 Cc6 11.Rh1 Cxd4 12.Dxd4 e5 13.Dd3 exf4 14.Axf4 Ae6 15.Dg3 Rh8
16.e5 Ce8 17.Tad1 dxe5 18.Axe5 Dc5 19.Ad3 f5 20.Tde1 Af6 21.Axf5 Axf5 22.Txf5
Axe5 23.Tfxe5 Db4 24.b3 Cf6 25.Ca2 Da3 26.Cc1 Tac8 27.c4 Tce8 28.Txe8 Txe8
29.Txe8+ Cxe8 30.De3 Cf6 31.h3 h6 32.Ce2 Dd6 33.Cd4 Dc5 34.g4 a5 35.Rg2 b6
36.Cf5 Dxe3 37.Cxe3 Rg8 38.c5 bxc5 39.Cc4 Rf7 40.Cxa5 Re6 41.Rf3 Rd5 42.Re3
Ce4 43.Cc4 Cg5 44.h4 Ce6 45.h5 Cd4 46.Cd2 Cc6 47.Rf4 Rd4 48.Rf5 Rc3 49.Ce4+
Rxb3 50.Cxc5+ Rb4 51.Cd3+ Rxa4 52.Rg6 Rb5 53.Rxg7 Rc4 54.g5 Ce7 55.gxh6
Cf5+ 56.Rg6 Ce7+ 57.Rf7 1-0
-------------------

49