Sunteți pe pagina 1din 14

Accesorios para sistema de calefacción

Los sistemas de calefacción parecen estar compuestos por artefactos simples, y aunque es
cierto que la mayoría de ellos posee la única función de climatizar una dependencia, no
podemos asegurar que actualmente sean equipos sencillos. ¿Por qué decimos estos?,
sencillamente porque debido al paso del tiempo, los calefactores se han tornado más
complejos lo que implica, a su vez, que posean más accesorios, válvulas, tuberías, cuenten
con control remoto, reguladores, termostatos, etc.

Los accesorios para sistemas de calefacción son necesarios si deseamos aprovechar el


equipo al máximo y al mismo tiempo obtener el confort necesario en la vivienda; cuando
hablamos de accesorios nos referimos a todo aquello que incluya el sistema:
quemadores, purgador, llaves, sus componentes y aquellos elementos ornamentales
que ayudan a brindarle una imagen mucho más agradable a los aparatos, las
chimeneas, por ejemplo.

Características de los accesorios

Los accesorios para los sistemas de calefacción son fáciles de conseguir en cualquier
ferretería o tienda de calefacción, el problema se hace presente cuando los radiadores o
calefactores son muy antiguos; al contrario de los electrodomésticos tradicionales como
los televisores, tostadoras, cafeteras o lavarropas, los sistemas de calefacción antiguos
muchas veces carecen de repuestos al haber cerrado sus fábricas originales.

Es por esta razón que siempre se hace hincapié en el mantenimiento de los viejos radiadores,
calderas o estufas; tener un radiador antiguo no significa que haya que cambiarlo ante
cualquier avería, pero sí debemos ser conscientes que sus accesorios serán más complicados
de obtener. Existen casas que trabajan justamente para satisfacer la demanda de accesorios
para sistemas de calefacción antiguos, los mismos están destinados no solo a contribuir a la
reparación del equipo sino también a mejorar su aspecto y rendimiento; encontramos aquí
pinturas especiales, rodillos, temporarizadores, purgadores, llaves, etc.

El purgador es uno de los repuestos más tradicionales que debe cambiarse ya que
suele romperse con facilidad, podemos definirlo como un aparato que tiene la función de
eliminar las burbujas de aire que se producen en el circuito de agua caliente de los radiadores.
Entre los modelos que se presentan podemos elegir los automáticos o los manuales; los
primeros están incorporados en la mayoría de los radiadores, son parecidos a una llave de
paso cuya abertura elimina el aire automáticamente, su gran ventaja radica en su nulo
mantenimiento. Los manuales, por su parte, son similares a los anteriores exceptuando que
deben accionarse manualmente para poder eliminar el aire; este tipo de accesorios para
sistemas de calefacción son vitales si deseamos obtener un aire más puro y es por ello que a
partir del 2007 irán incorporados en la totalidad de los calefactores.

Las llaves forman también parte del mundo de la climatización, en el mercado podemos
encontrar una gran diversidad de modelos, las hay para radiadores con doble regulación de
caudal y para aquellos que cuentan con un sistema de control de temperatura; el precio
variará dependiendo del modelo que se desee adquirir: llaves monotubo, detentores, llaves
simples, llaves con cabezal termostático, etc.

Existen equipos tecnológicos que se emplean tanto para calentar gas en plantas reductoras,
como para calefacción de ambientes o calentamiento de fluidos, funcionan tanto con gas
natural limpio y con gas propano; los accesorios para sistemas de calefacción de este tipo son
más fáciles de conseguir debido a que los modelos se han vuelto muy populares. Los
accesorios más requeridos en estos casos son: gabinetes calefaccionados (incluyen
uno o dos calefactores, de allí radica el nombre), pre calentadores, válvulas, tubos
sellados, serpentina de doble o simple paso, filtro de gas y separadores. Para llevara a
cabo el cambio de los accesorios para sistemas de calefacción es necesario contar con
material vital, entre ellas las más necesarias son: grasa desoxidante para limpiar los metales,
soldador de gas, hilo de soldar, decapante para pintura, banda abrasiva para lijar, cinta de
teflón, placa corta fuegos o alfombras térmicas, tubos de cobre cromado, anillas para unir los
tubos de distinto grosor, destornillador y pinzas. Muchas veces el equipo lo único que necesita
es un simple “lavado de cara”, es decir una mano de pintura, las que se vayan a utilizar para
esta tarea deben ser resistentes y anticorrosivas, en lo posible, ya que estos artefactos son de
metal y muchos de ellos están en contacto con el agua.
Sistemas de Calefaccion
La regulación de las condiciones ambientales dentro de una vivienda, industria o comercio,
son procesos que implican sistemas de ventilación o calefacción. Un sistema de
calefacción permite elevar la temperatura de determinado espacio en relación con la
temperatura ambiental exterior para generar condiciones cómodas para la habitación de los
seres humanos. Con este objetivo esencial de combatir el frío y permitir un grado elevado de
calidad de vida se han desarrollado diversos sistemas de calefacción.

Al momento de adoptar entre los diferentes sistemas de calefacción existentes es fundamental


considerar ciertas variables para que los mismos resulten eficientes. La zona geográfica
donde está ubicada el espacio donde se va instalar el sistema de calefacción es la
primera de las condiciones que se deben atender; si se halla en una zona climática fría se
debe considerar la necesidad de un sistema de calefacción de flujo constante y en lo posible,
con combustible de red o que cuente con depósitos.

En caso de que el edificio se encuentre en zona anegada por nevadas o interrupciones de otro
tipo. En cuanto a las zonas de temperatura moderada se pueden utilizar sistemas de
calefacción básicos (incluso portátiles), con combustibles livianos.

componentes basicos del sistema de calefaccion eléctrico

Cálculo de calefacción para un ambiente

Otra de las variables para la elección de un sistema de calefacción acorde al espacio es,
obviamente, las dimensiones del mismo; los especialistas conocen de cálculos simples para
determinar las necesidades exactas y la conveniencia de cada sistema por cada metro
cuadrado a calefaccionar. También es importante la ubicación del edificio en cuanto a su
orientación geográfica; los edificios se relacionan con las condiciones macro y micro climáticas
de su zona, determinadas aquéllas por conceptos amplios como la región donde se ubica y la
latitud, y éstas por las temperaturas máximas, las lluvias, el viento, la radiación solar y los
accidentes del terreno; la ubicación ideal de un edificio para optimizar y ahorrar en sistemas
de calefacción debe orientar su superficie de captación (es la superficie donde se ubica el
acristalado, es decir, la superficie con mayor cantidad de ventanas) en sentido Este y el resto
de la construcción ubique su eje longitudinal Norte Sur. Otra de las variables para cualquier
sistema de calefacción consiste en la necesidad de proporcionar calor a toda el espacio o solo
a sectores, por lo que se deberá optar por un sistema centralizado o independiente o aquellos
que poseen capacidad de regulación individual por ambientes. Es importante tener en
cuenta si existió un sistema de calefacción anterior para aprovechar las instalaciones
abandonadas.

sistema de calefaccion por losa radiante

Es obvio que el sistema de calefacción depende esencialmente de si la zona de ubicación


posee red de distribución de su fuente de energía y si el edificio posee acometida o no. La
instalación de cualquier sistema de calefacción debe hacerse bajo las estrictas normas de
instalación y mantenimiento fijados, generalmente, por cada estado, y llevado a cabo por
especialistas. Es importante consultar no sólo a los técnicos especialistas en instalación de
sistemas de calefacción sino también con un arquitecto para realizar estudios sobre las
posibilidades técnicas y el coste de instalación, además de su mantenimiento y el valor del
combustible utilizado. A modo de ejemplo en caso de utilizar sistemas de calefacción
medianteplacas radiantes o acumuladores eléctricos y se utilizan durante ciertas horas del
día con tarifa reducida, suele ser más económico que sistemas con gas natural.

Calefaccion y ecología
En los últimos años y con el auge de la construcción en muchos países, las normas de instalación
de sistemas de calefacción ha incorporado criterios ecológicos y se ha intensificado la seguridad en
los aparatos en pos del cuidado de la salud. El almacenamiento de combustible está prohibido en
cascos urbanos o zonas con vecindarios próximos por los riesgos lógicos de explosión o fugas que
suponen. En síntesis, de acuerdo a la zona, las necesidades, la composición del grupo familiar o
de trabajo que va a ocupar el espacio donde se ubicará el sistema de calefacción, básicamente,
los más utilizados son los de caldera con radiadores de agua, de caldera con losa o suelo radiante,
de energía eléctrica por acumulación y eléctrica por sistemas directos. En España el sistema de
calefacción más utilizado y que va ganando terreno en todas partes del mundo es el de caldera
con radiador de agua.

Es una de las formas más económicas en caso de edificios donde la caldera conforma un
sistema de calefacción colectivo, con caldera de mayor tamaño que aportan proporcional
rendimiento, el combustible es más económico al poder adquirirse en cantidades, el coste de
instalación es menor que los individuales y brindan la posibilidad de regular la emisión a cada
espacio individual. Existen también sistemas de calefacción de caldera con radiadores de
agua individual, estándar o de condensación cuyo costo es mucho más elevado. Los sistemas
de calefacción de caldera con losa o suelo radiante posee las mismas ventajas y desventajas
que el anterior.

Para saber si nuestras necesidades de climatización estarán complacidas, tenemos


entonces que delimitar las dimensiones de la dependencia y así calcular la potencia o
frigorías que un climatizador debe tener para cubrir los requerimientos.

Como se elige un sistema de calefacción adecuado para cada


necesidad.

Como dijimos antes, un buen cálculo de calefacción es el que determinará la comodidad que
tengamos durante el invierno en nuestra casa; para llevar a cabo esta tarea primero debemos
calcular el espacio que deseamos climatizar. Conociendo los metros cuadrados y haciendo un
cálculo muy simple hallaremos las características necesarias del sistema que más nos
interesa para la estancia; existe una fórmula, ésta es la más empleada por aquellos que
desean instalar un aire acondicionado con bomba de calor. Los sistemas de climatización por
aire acondicionado son los más demandados en el mercado, esto se debe a su excelente
eficiencia a la hora de proporcionar los resultados deseados y a que pueden brindarnos dos
aplicaciones en un mismo artefacto. Pero elegir el correcto no es tarea sencilla, y es que el
mercado nos ha poblado de infinidad de modelos destinados a estancias específicas; existen
dos formas para conseguir que el cálculo de calefacción hecho previamente esté asegurado y
mantener así la temperatura que nosotros deseamos. Una de ellas es la manera tradicional,
seleccionando un artefacto que trabaje con “picos de potencia”, los mismos emplean el 100%
de su potencia para alcanzar la temperatura programada y cuando, la tarea se cumple, la
potencia se corta hasta que el sistema detecte que la temperatura ha bajado, cuando esto
ocurre, los picos de potencia vuelven a hacerse presente. El sistema inverter es la otra
posibilidad, éste no “corta” nunca la corriente y oscila de forma constante sobre la
temperatura programada; se consigue ahorrar hasta un 30% de energía y se amortiza su
costoso precio al cabo de tres años.

Se calcula 100 calorías por metro cuadrado, para comprender un poco mejor el trabajo que
estamos haciendo, decimos que las calorías hacen referencia a la potencia del equipo; para
hacer el cálculo de calefacción, cuando sepamos cuál es el tamaño de la estancia, solo
tendremos que multiplicar por 100, por ejemplo, para una habitación de 20 metros cuadrados
se necesitan 2,000 calorías de potencia. De todas formas esta fórmula cuenta con
excepciones, es que algunos lugares están expuestos a zonas de constantes bajas
temperaturas lo que implica un aumento en la potencia, de lo contrario, el sistema de
calefacción sería ineficiente; aquí la regla se modifica y se agregan 50 calorías más al
cálculo de calefacción inicial.

CALDERAS: Tipos, instalaciones y mucho más


Las calderas son utilizadas en casi todos los edificios comerciales y es extendido su uso en
edificios de viviendas y particulares. De las calderas de carbón se pasó paulatinamente al fuel
y luego al gas de red, mucho más económico y menos peligroso que los otros. Las calderas
funcionan por irradiación cuando la combustión del gas u otro elemento calienta las
paredes de metal de la caldera a temperaturas muy altas que se traslada al agua formando
vapor. Estos sistemas de calderas suelen ser automáticas con control de termostatos
individuales en cada ambiente o espacio, aunque la cámara de combustión y la caldera
propiamente dicha se hallen en un recinto aislado.

Tipos de calderas : electricas, a gas natural o gasoil

El conjunto consta, entonces, de una caldera ubicada en un ambiente separado, ductos o


tuberías de flujo, reguladores, termostatos, radiadores y convectores. Los radiadores de las
calderas son bloques de metal ferroso de gran calibre que sirven para disipar el calor y
en cuyo interior se ubican los convectores que no son más ni menos que tubos de pequeño
grosor de acero o de material plástico especial por donde circulará el vapor o el agua caliente.
Las industrias suelen llevar este tipo de convectores a los que se le adosa ventiladores que
desvían el aire hacia la superficie de radiación, método por el que transfiere el calor al
ambiente.

CALDERA QUE FUNCIONA A GAS NATURAL

Instalación de un sistema de caldera

Si bien el sistema de caldera es uno de los más sencillos su instalación debe casi
necesariamente realizarse al momento de la construcción de la obra. Además, las calderas
necesitan bastante mantenimiento aunque al resultar un sistema económico la amortización
de la instalación y el mantenimiento se verifica rápidamente. El calor tiende a elevarse por lo
que la caldera suele colocarse en subsuelos.Cuando el aire se calienta, humedecido por un
dispositivo con agua dentro de la misma caldera, el aire sube a las habitaciones y atraviesa
las rejillas que se abren o cierran para regular la temperatura de cada habitación.
PLANO DE INSTALACION PARA CALDERA CALDERA CONVENCIONAL A GAS TECNICO DE INSTALACION CALEFACCION

Se debe advertir al momento de la instalación que los tubos tengan un diámetro


considerable, cuenten con una inclinación ideal y se encuentren con el aislamiento
correcto, dado que cualquier deficiencia en este aspecto produce pérdidas de calor. De todas
formas las calderas permiten eliminar este problema a través de ventiladores o sopladores que
circulan gran cantidad de aire; también es útil agregar filtros para asegurar la limpieza de aire.

Las calderas constituyen un sistema de calefacción de comodidad que utilizadas con gas
natural de red resulta económico y limpio. Los radiadores del sistema de calderas lleva el
calor hasta el último rincón de tu casa de forma homogénea, con calor regulable con un simple
termostato, evitando cambios de temperatura agresivos de un espacio a otro. El sistema de
calefacción por calderas permite contar con AGUA CALIENTE ILIMITADA para baños y
cocina. El gas natural es la energía de suministro continuo más económica y proporciona a los
aparatos que lo utilizan el aprovechamiento máximo de la energía, lo que se traduce en
ahorro. El gas ocupa un puesto predominante entre los combustibles utilizados para
calefacción por calderas pues es un elemento limpio, no contaminante y eficaz, además de
que su costo es bajo.

ESQUEMA DEL FUNCIONAMIENTO DE UNA CALDERA

Caracteristicas de la calefacción eléctrica

La calefacción eléctrica suele ser más cara que la obtenida por la combustión de materiales
pero su bajo mantenimiento y limpieza justifican su uso. También es mucho más sencilla su
instalación, debido a que la calefacción eléctrica prescinde de grandes espacios para la
conducción del calor y los aparatos utilizados pueden ubicarse en los lugares más cómodos
del edificio. Es importante también la velocidad de producción del calor dentro del ambiente, a
diferencia de la calefacción a caldera. Economía, limpieza y seguridad son razones de peso
para la elección de calefacción eléctrica.
El aprovechamiento de la energía eléctrica es total; su rendimiento es el ciento por ciento
convertido en energía calórica y permite, en horarios de tarifa reducida, sacar ventajas
sustanciales frente a otros sistemas. Su falta de necesidad de mantenimiento la torna aún
más conveniente, además de instalarse con facilidad aún después de construido el edificio (en
caso de calefacción central). La calefacción eléctrica no produce emanaciones por lo que no
compromete la salud de los usuarios ni del medio ambiente. El único aspecto inseguro de la
calefacción eléctrica es la posibilidad de cortocircuito, presente en toda instalación eléctrica
que no recibe los cuidados necesarios, y que no debe considerárselo en desmedro de un
sistema de calefacción.

LOSA RADIANTE o SUELO RADIANTE


Los sistemas de calefacción por losa radiante o suelo radiante resultan invisibles dado
que su instalación procede dentro de la estructura del edificio. En vez de utilizar
radiadores externos los ductos de calefacción se ubican en el suelo o las paredes de la
construcción.

Los sistema de losa radiante o suelo radiante tiene la ductilidad de poder brindar frescura en
épocas de calor simplemente con hacer circular agua helada a través de los ductos en vez de
agua caliente, aunque nunca adquieren la frescura que pueden proporcionar otros artefactos.
La losa radiante o suelo radiante para el verano tiene la ventaja de no resecar el ambiente y
es mucho más económico que cualquiera de los otros sistemas. El sistema de losa radiante
o suelo radiante brinda calor uniforme a los ambientes, cualquiera sea la clase de
edificio, dirigiendo el calor al interior del espacio y reduciendo el de las paredes y
techos, pues únicamente se convierte en calor cuando contacta con una superficie más fría;
esto redunda en un ahorro importantísimo de energía, por ende, de dinero. Los sistemas
actuales de losa radiante o suelo radiante permite brindar calefacción a los diferentes espacios
de manera individual o simplemente admite la instalación de un termostato en cada ambiente
para su autorregulación.
INSTALACION DE SUELO RADIANTE EN OBRA

nstalación de losa radiante : cálculo de calorias para el suelo


radiante

Los sistemas de losa radiante o suelo radiante consiste en la instalación de calefactores


dentro de la estructura (suelo, techo o pared) conectados a una central de emisión
(caldera, eléctrica, etc.) o de ductos por los cuales se hace circular agua a diferentes
temperaturas calentadas o enfriadas por diversos métodos.

SISTEMA DE PARED
RADIANTE

La losa radiante o suelo radiante es el sistema de transmisión de calor más natural de todos,
fiel émulo del sol que irradia su calor bajo el mismo concepto. La calefacción por losa radiante
o suelo radiante se nutre de las ventajas de la radiación calórica entre cuerpos. Un cuerpo
posee más temperatura que los cuerpos que lo rodean tiende a eliminar el exceso; Existen
dos tipos de sistemas de losa radiante o suelo radiante: por folio y por cable y no se
recomienda para cualquier construcción a pesar de ser el sistema más confortable. El calor se
propaga hacia arriba y el agua se mueve por las tuberías a unos 45 grados, que en contacto
con la cubierta del suelo, techo o pared no supera los 30 grados centígrados. La losa radiante
o suelo radiante permite ganar espacio en virtud de no necesitar de radiadores externos y de
calefaccionar cada habitación por separado. Los últimos productos en materia de losa radiante
o suelo radiante han abandonado las calderas por placas solares. Las calderas de
condensación son económicas aunque lento para producir la temperatura deseada por lo que
a veces no se las apaga aún cuando la temperatura exterior no amerita que continúen
funcionando, por lo que no son aconsejables para casas de fin se semana o que no tengan
reguladores individuales de calor.

DETALLE DE LA INSTALACION DEL SUELO CON LOSA RADIANTE

Los principales componentes de un sistema de losa radiante o suelo radiante son la


caldera o fuente, la bomba de circulación, colector, válvulas, termostatos, caudalímetro,
serpentinas, sistemas de automatización, reguladores, etc. Lo descripto responde a un
sistema de circulación de agua tradicional al cual habrá que reemplazar ciertos componentes
en caso de utilizar placas solares o fuente eléctrica. Los sistemas de losa radiante o suelo
radiante eléctrico han cobrado mucho auge en los últimos tiempos debido a que la energía
de este tipo es económica en relación al alto rendimiento (100 por ciento) de la energía
utilizada y producida y por la posibilidad de contratación de tarifas reducidas, además
de que a futuro se prevé que sea la energía más económica de todas. Es más, los sistemas
de losa radiante o suelo radiante necesita de menor mantenimiento y mayor selectividad de
uso, además de no producir emanaciones perjudiciales para el medio ambiente.

CALEFACCION POR ENERGIA SOLAR

La calefacción solar activa como son los paneles instalados en el techo de una vivienda o
cualquier edificio y los calentadores solares de agua se diferencian en el costo. Un sistema
básico de calefacción solar es aquel en el que el sol calienta el agua contenida en tubos sobre
el techo de la construcción y ésta circula luego por todo el edificio transfiriendo su calor al
ambiente. El número de instalaciones solares activas ha crecido desde la década de los
setenta y aunque puede tener algunas complicaciones en la instalación el costo de producción
de energía es nulo por lo que la amortización se verifica rápidamente.

La intensidad de calor disponible en un punto determinado de la Tierra depende del día


del año, de la hora y de la latitud, lo cual puede ser predecible. Esto hace de la calefacción
solar un método que cuenta con bastante exactitud en cuanto a su eficacia. Más del
treinta por ciento de la energía que supera llega desde el Sol se utiliza para el ciclo del agua
mientras que el resto es capturada por los objetos o retorna tras rebotar al espacio exterior.

Los colectores de placa plana captan la radiación solar dentro de una placa de absorción que
contiene el elemento que hará de vehículo de transporte del calor que puede ser líquido (agua,
aceite, etc.) o gaseoso y que puede alcanzar más de ochenta grados centígrados. Para
minimizar las pérdidas de calor de la placa de absorción poseen una placa extra transparente
a modo de cubierta. Son los más utilizados en los sistemas de calefacción solar o para el
simple calentamiento de agua. De acuerdo al hemisferio donde se encuentre la construcción
los colectores se ubican orientados hacia el Sur, si se está en hemisferio Norte y viceversa,
mientras que la inclinación depende de la latitud.

Accesorios para la calefaccion con energia solar

Los sistemas de calefacción solar deben contar también con bombas de circulación,
sensores de temperatura, controladores automáticos de bombeo y un depósito para
almacenamiento. Algunos sistemas de calefacción solar utilizan paneles móvilespero
carecen de sentido si están bien ubicados y son mucho más caros que los fijos. Estos
sistemas no son demasiado útiles para grandes superficies como centros comerciales o
industrias pero cumplen un gran papel para la calefacción solar hogareña aunque el mercado
ofrece sistemas de mayor tamaño pero precios siderales.
Los sistemas de calefacción geotérmica
Los diferentes tipos de energía renovables están colmando casi a totalidad de las
naciones, es que con la progresiva desaparición de los combustibles fósiles el hombre
se ha visto en la necesidad de encontrar otras alternativas para suplir las demandas
energéticas.
De esta forma se ha incursionado en el desarrollo de la energía solar, hidráulica y
geotérmica, entre otras; esta última es muy utilizada en múltiples ámbitos, pero siempre
se ha destacado dentro de los diferentes tipos de calefacción. Actualmente, los avances
que se han logrado en cuanto a la energía geotérmica la cual parte del interior de la tierra, ha
dado lugar a distintos tipos de centrales que elaboran métodos para su mejor
aprovechamiento.

Los sistemas de calefacción geotérmicas solares son una variante de los climatizadores
geotérmicos convencionales, los primeros aprovechan el calor almacenado en el suelo
proveniente del sol. En algunas regiones, a un profundidad superior a 5 metros, la temperatura
del suelo es de unos 15ºC, la misma sube 2ºC si se excava 10 metros más; muchas viviendas
han instalado bombas de calor geotérmicas las cuales aprovecha este calor para climatizar las
estancias en invierno, refrigerarlas en verano y suministrar agua caliente. Aunque nos cueste
creerlo, los sistemas de calefacción geotérmicas se vienen utilizando en los Estados Unidos
desde 1950, mientras que en otras naciones como Suiza, Japón, Alemania y Suecia son
mucho más corrientes que los sistemas a base de electricidad. Es cierto que son bastante
más costosos que los pero la inversión logra amortizarse en un período de 5 años como
mucho gracias a su gran ahorro de energía, otras de sus grandes ventajas se relaciona con
su larga vida útil y escaso mantenimiento. Al mismo tiempo, evita esos molestos ruidos de
ventiladores y el impacto ambiental nocivo; podemos señalar también que debido a las
instalaciones de sistemas de calefacción geotérmicas como de energía en varios distritos, el
agua caliente del subsuelo es conducida a través de tuberías a los miles de edificios de un
área específica o, incluso, de una ciudad.
as ventajas de la energía geotérmica son múltiples y supone una alternativa limpia cuando se
la compara con los combustibles fósiles; los sistemas de calefacción que la utilizan brindan un
flujo de energía constante y no emite gases contaminantes. Sin embargo no todo es
beneficioso o tan sencillo como parece, el costo de instalación inicial es muy elevado,
esto se debe principalmente a que no existen muchas plantas que se dediquen a
fabricar instalaciones de este tipo de manera masiva.

Los expertos aseguran que esta energía podría ser muy importante para los países en
desarrollo que no cuentan con redes eléctricas suficientes como distribución de gas para
calefacción; el Banco Mundial anunció su intención de impulsar allí este tipo de energía
otorgando subvenciones.