Sunteți pe pagina 1din 6

INTRODUCCIÓN

Para regular el actuar del ser humano en la sociedad a lo largo de la historia han existido

agrupaciones de personas encargadas de organizar, agrupar y conseguir derechos

profesionales, para construir una sociedad mejor, la calificación de profesional no solo está

vinculada a los conocimientos o al título, sino también al compromiso, la excelencia en el

desarrollo de las actividades laborales.

La ética profesional pretende regular las actividades que se realizan en el marco de una

profesión, sugiere aquello que es deseable y condena lo que no debe hacerse, hoy en día la

sociedad exige que nuestras actividades diarias tengan como directriz principal la moral y

la ética, en la actualidad el ser humano atraviesa una crisis de identidad, no otorga la

importancia necesaria a la actuación ética, moral, responsable y adecuada, hoy en día se ha

dado prioridad a los llamados antivalores y las consecuencia podemos palparlas en cualquier

ámbito.

El secretariado es una función esencial en cualquier tipo de actividad empresarial, tanto en

el mundo de los negocios como en la industria, sector público y profesionales

independientes.

La secretaria contribuye en el funcionamiento eficaz de una empresa por medio de una labor

discreta, organizada y metódica. La terminología tradicional, ve a la secretaria como una

persona que contesta correspondencia, elabora actas de reuniones, y da orientación tras un

simple escritorio. Pero en los últimos tiempos, el concepto de secretaria ha cambiado y hoy

es vista como una verdadera asistente de su jefe, al grado de asumir con ahínco algunas

responsabilidades del mismo.


DESARROLLO

Por lo tanto, el perfil profesional conlleva al conjunto de capacidades y competencias que

posee la persona. (Mussi, 2014) “el perfil de las secretarias evolucionó cualitativamente en

estos últimos años donde no es necesario contar con buena redacción, o conocimientos del

inglés, sino también, la manera de presentarse los gestos pueden reflejar la autenticidad de

lo que expresa”. Posteriormente la secretaria o la asistente ejecutiva es la imagen de lo que

se desea proyectar, por lo tanto deberá ser cuidadosa al momento de realizar una acción,

pues al estar en permanente contacto con otras personas y así mismo con otra

empresas, deberá asumir responsabilidades propias de su profesión como la presentación a

la hora de hablar o la atención ante el usuario.

La imagen de la secretaria que se tenía antiguamente, limitada a una mujer que sólo se

encargaba de llevar el café a su superior y de filtrar las llamadas de teléfono, hace tiempo

que cambió, afortunadamente.

Aún faltan muchas cosas que cambiar en la mentalidad de todos, empezando por algunos

empresarios que únicamente se fijan en el aspecto físico de una mujer para contratarla como

secretaria, pero el puesto de auxiliar administrativo es ahora un trabajo con más

reconocimiento y, al mismo tiempo, con una mayor exigencia profesional.

“En el ámbito de las secretarias que laboran en instituciones tanto públicas como privadas

adquiere durante el desempeño de sus funciones características actitudinales que le hacen

prevalecer a través de la ética profesional las decisiones y acciones que intervienen de manera

directa o indirecta, en el resultado de la aplicación de los programas o actividades que realiza.


Por ello, es necesaria esta aplicación, que permitan brindar confianza, estabilidad y

tranquilidad a la tarea que se realiza”. (Iborra, Coscollar, Dols, (2014))

Por otra parte “los principios éticos que debe conocer y tener una secretaria se deben valorar,

por encima de todo, la lealtad y la fidelidad, hacia la empresa, hacia su jefe, hacia sus

compañeros e incluso hacia ella misma” (Sáenz, 2009) Es primordial conocer que el

desempeño profesional de las secretarias/os vaya de la mano con la aplicación de la

ética profesional y valores que debe poseer, se implica en la reservación secreta de la

información, por el trabajo que realiza, ya que ella tiene acceso a la mayoría de las

documentaciones, que contienen en muchos casos comunicación reservada.

Sin embargo, en el contexto actual es nítida la multifuncionalidad, y el conocimiento del

Secretario Ejecutivo, el cual realiza actividades de secretaría, asesoría, gestión y, a menudo,

ejerce la consultoría aparecida, 2013 por esta razón es así como la secretaria se desenvuelve

en un sinnúmero de actividades o funciones diversas en las que posee visión generalista,

técnicas y muchos elementos esenciales para las diversas situaciones a las que se enfrenta

continuamente.

(Ludeña, 2015) La define como “Una capacidad efectiva para llevar a cabo exitosamente una

actividad laboral plenamente identificada. La 25 competencia laboral no es pues una

probabilidad de éxito en la ejecución del trabajo, es una capacidad real y demostrada” La

relación entre competencias laborales y Asistentes Administrativas es de vital importancias,

ya que son las competencias laborales que le permitirán velar y coordinar por el desarrollo

administrativo en su lugar de trabajo. Además, las competencias laborales permiten

establecer prioridades de trabajo, tener un buen manejo de la documentación, encomendar


trabajo en el personal de apoyo y garantizar que los plazos y trámites se cumplan, una buena

distribución de espacios físicos, realizar correctamente los inventarios e informes, así como

preparar la agenda de trabajo.

La imagen del profesional de secretariado ha cambiado mucho en los últimos años. La idea

de la secretaria (profesión vinculada al sexo femenino) ligada a la señorita encargada de la

agenda de su jefe, contestaba llamadas, atendía a las visitas, o mecanografiaba y enviaba

documentos ha sido superada. “En la institución la secretaria es la imagen y representación

de la misma, por lo que su misión es dar una excelente atención al público, desempeñarse en

su lugar de trabajo con absoluta perfección, y no debe distraerse, debe estar atenta y cortes

con todas las personas que llegan a la oficina a solicitar información relacionada con la

institución que representa”. (Recalde, 2011, pág. 23)

Hoy en día podemos ver profesionales varones en esta rama asumiendo altos puestos de

trabajo. Además el avance tecnológico ha dado lugar a que actividades administrativas

rutinarias den paso a otros campos de actuación más altos. “Ante todo lo mencionado, se

requiere una actitud abierta, dispuesta al cambio, al cultivo de la virtud de la fortaleza para

mantener siempre el temple ético ante las adversidades y evitar las fluctuaciones en el tono

vital y en el temperamento, ya que permite afrontar con tenacidad la consecución de los

bienes arduos en expresión clásica”. (Mora, 2013)


CONCLUSIONES

Los servicios de un profesional, no sólo debe ser competencia (dominio de los conocimientos
teóricos y prácticos de su profesión), sino también una utilización adecuada de esa
competencia, una conducta profesional ética.

El tema de la ética profesional es de gran actualidad y de elevada sensibilidad social, por las
faltas de moralidad de la vida pública y el ejercicio de las profesiones, lo mismo de los
problemas generados por algunas secretarias profesionales.

Existe una estrecha relación entre el compromiso con los valores éticos y la propia Existe
una estrecha relación entre el compromiso con los valores éticos y la propia. Muchas veces,
una secretaria termina siendo la ´´representante´´ de la empresa ante clientes y proveedores
que reciben su primera impresión, favorable o no, al tratar con ella. La ayudante de dirección
puede encarnar la buena o mala imagen de la empresa en la que trabaja.

Podemos afirmar que una verdadera secretaria ejecutiva, sólo puede considerarse como tal,
en la medida en que se desarrolla como persona íntegra, ya que, además de aportar los
conocimientos teóricos y técnicos de una disciplina; también usa estos recursos
indispensables a partir de los valores éticos fundamentales como son: la honestidad, justicia,
equidad, lealtad, respecto a la confianza que le otorga la sociedad al solicitar sus servicios;
es decir, hacer uso de su alto nivel de responsabilidad.

BIBLIOGRAFÍA

 Ludeña, A. (2015). NÁLISIS DEL DESEMPEÑO PROFESIONAL DE LAS

ASISTENTES. UNIVERSIDAD TÉCNICA DE BABAHOYO,

http://dspace.utb.edu.ec/bitstream/49000/50/1/T-UTB-FCJ-0001.pdf.

 Mussi. (2014). EL PERFIL PROFESIONAL DE LAS SECRETARIAS EN LAS

INSTITUCIONES DE EDUCACIÓN SUPERIOR DE PORTOVIEJO.

EUMED.NET, https://www.eumed.net/rev/atlante/2018/05/secretarias-instituciones-

educacion.html.
 Sáenz. (2009). EL PERFIL PROFESIONAL DE LAS SECRETARIAS EN LAS

INSTITUCIONES DE EDUCACIÓN SUPERIOR DE PORTOVIEJO.

EUMED.NET, https://www.eumed.net/rev/atlante/2018/05/secretarias-instituciones-

educacion.html.

 Recalde Mariana, S. M. (2011). Google. Recuperado el 25 de Agosto de 2012.

Mora, Vanegas, Carlos (2015). PERFIL DE LA NUEVA SECRETARIA

EJECUTIVA. Profesor titular de Área de Postgrado de Faces

 Ibarra, Juan María. Dasi Coscollar Ángel, DOLS. Dols Consuelo. (2014).

FUNDAMENTOS DE DIRECCIÓN DE EMPRESAS.

 Ferraz Sabino, R. (2013). Representaciones profesionales: El caso de los


secretarios ejecutivos en Brasil. Trabajo y sociedad, (21), 109-121.