Sunteți pe pagina 1din 6

See

discussions, stats, and author profiles for this publication at: https://www.researchgate.net/publication/288485756

Carme Pinós: dos apuntes del natural

Chapter · May 2015

CITATIONS READS

0 79

2 authors, including:

Magdalena Jaume Adrover


University of the Balearic Islands
23 PUBLICATIONS 0 CITATIONS

SEE PROFILE

Some of the authors of this publication are also working on these related projects:

Sombras sonoras View project

DE L'HORT A L'ART. El camp com a material artístic, musical i de coneixement del medi natural. View
project

All content following this page was uploaded by Magdalena Jaume Adrover on 28 December 2015.

The user has requested enhancement of the downloaded file.


Carme Pinós:
dos apuntes del natural
MAGDALENA JAUME
JOSEP QUETGLAS

250
1. LA MIRADA DE LA GORGONA

Pude presenciar la lectura de la tesis doctoral de no haber trabajo. Habría que ir hasta la definición
Enric Miralles. Fue en la gran sala de la hoy desa- de ‘duende’ que dio Lorca en su conferencia para
parecida Escuela de arquitectura de Barcelona. acercarse a ese coqueteo o baile entre técnica y
Llena. Creo que el título venía a ser algo tomado de arte, donde la técnica parece apartarse para mejor
Erik Satie. Recuerdo poco del acto, confuso y tumul- dejar pasar a un arte que se aguanta solo, un arte
tuoso, porque desde donde yo estaba sólo podía ‘que no se puede aguantar’ – y no pasa nada si a
ver a parte de los asistentes, entre ellos a Carme veces eso es literal.
Pinós. Nunca me he cruzado con la mirada de una
Gorgona, pero sé que debe de ser como la de los Estoy escribiendo acerca de Enric Miralles, a riesgo
ojos de Carme cuando miraba al tribunal. de volver a despertar la mirada de la Gorgona, pues-
to que, si tengo algo que decir, ha de ser acerca
Muy negativos todos. Escuché, y uno estaba de la arquitectura de Carme Pinós. Pero valga este
diciendo que en la tesis de Enric no había trabajo. inicio para subrayar que entiendo la arquitectura de
Que cualquier trabajo, daba igual si picar piedra, Carme como despego, y no como continuación, de
amasar harina o escribir tesis doctorales, suponía la arquitectura del estudio Miralles+Pinós, y que es a
enfrentarse a un material resistente, al que había que partir de esta diferenciación como con más eficacia
dar forma, oponiéndosele, forcejeando. Que escribir podemos intentar acercarnos a la definición de la
era insistir en la lucha de Jacob contra el ángel, para obra de Pinós.
hacerle decir su nombre. Que escribir era conseguir
sentido peleando contra las palabras y contra las Una de las técnicas de análisis preferidas por Sk-
cosas. Y, en cambio, en el texto de Enric todo era lovski y los formalistas rusos ya era la de enfrentar
gratis, nada costaba, era una secuencia de palabras dos obras a primera vista semejantes, para resaltar
que habían salido de paseo sin mancharse la ropa, su diferencia y fundar en ésta sus definiciones; o
a vuelapluma, sin referencia, sin nada a lo que de manifestar la similitud entre obras divergentes y
enfrentarse, esperando que por sí solas el lector les contrapuestas. Sólo mirar atrás, desde la popa del
hiciera cobrar algún sentido, algún valor. Era un texto barco, deja ver en la estela el trayecto, del que la
irresponsable, incapaz de ser medido, que quedaba nave trata de despegarse a cada instante. Delante
por tanto académicamente en suspenso. En no hay nada, indeterminación. La forma sólo se
suspenso!... Lo que salía de los ojos de Carme era reconoce mirando atrás.
algo más corrosivo que un ácido. Me fui antes de
acabar, por el calor y la incomodidad de la sala, sin Hay dos palabras que pueden servir de piedra de
comprobar si los miembros del tribunal se estaban toque en esta identificación de la arquitectura de
convirtiendo efectivamente en piedra, por si acaso Pinós: trabajo y lugar.
no lo eran ya antes de empezar el acto.
Creo que el peso de la mano de Carme Pinós se
Hasta muchos años después no comprendí lo que siente ya en la escuela de Morella, de Miralles+Pinós,
en aquella ocasión no supo ver el tribunal: que tan lejana. Hay algo que pasa de Morella al puente
aquella gratuidad irresponsable de Enric, que no de Petrer o a la plaza de toros de Móstoles, y que se
procedía ni del ocio ni del trabajo, constituía una mantiene y afirma en el resto de la obra de Carmen,
de las mejores características, incluso una de las y es la concepción de la arquitectura como, a un
cualidades profundas, de su obra y de su modo tiempo, receptiva y determinante del lugar. La arqui-
de hacer. En su arquitectura, en sus dibujos, en su tectura ocurre en un lugar previo, que el proyecto
escritura, la forma se desprende ‘al aire de su vuelo’, prospecciona e interroga, pero la arquitectura
no es perseguida, ni se compone, ni se construye. establece ese mismo lugar, lo resuelve. La arqui-
En él, al dibujar, coinciden el gesto y la forma. La for- tectura no coincide con la obra construida sino que
ma ocurre, no es un resultado ni tiene causa. Debe ocupa más espacio, funda más lugar, coincide con
251

el territorio reconocido. Los Smithson dirían que la


arquitectura es un signo de ocupación, entendiendo
lo ocupado como todo aquel espacio antes inerte
que ha cobrado sentido y uso humano por la acción,
a veces materialmente muy tenue, de la arquitectura.

Creo además que la arquitectura de Pinós puede ser


intuitiva, pero que la intuición no es sino la primera
condición necesaria para desarrollar el proyecto,
es decir para enfrentarse mano a mano con el uso,
el material, su forma, su resistencia. Es un trabajo
reiteradamente reiniciado, un trabajo continuado que
vuelve a la intuición primera tras chocar con cada
nueva dificultad, y que va destilando y conduciendo
hacia la forma. Contra la arquitectura gratuita, contra
el espejo y la ocurrencia que reflejan la majeza del
autor o el tiro de dados, la arquitectura de Pinós
aparece tras el trabajo, en la insistencia, por la com-
probación, con el esfuerzo, el tanteo... Pero, aquí,
trabajar no cansa. No siempre el sudor es signo de
penalidades.
252
2. LA CHAQUETA DE RICK OWENS

Si hay un oficio afín al hacer del arquitecto, podría de ropa, pertenece a la generación que sigue a la de
convenirse que, por encima de cualquier otro, es ese Rei Kawakubo (1942), graduada en filosofía y letras,
otro oficio que también tiene que ver con el envolto- y Yohji Yamamoto (1942), graduado en derecho,
rio y protección del cuerpo humano: el de sastre. La doctor por la Universidad de Londres. Aunque su
ropa no es sino la más próxima de las fundas con mito fundacional sea Balenciaga y su mito de socia-
que el espacio alrededor ampara a nuestro cuerpo. bilidad sea Chanel, creo que, para aproximarnos a
La ropa, además, como el espacio arquitectónico, la arquitectura reciente de Carme Pinós, puede ser
tampoco es inerte: cada una sugiere o conviene a más conveniente ir a la obra de un sastre más joven,
una gestualidad determinada, propone acciones, es como Rick Owens (1962).
vivida por dentro y percibida por fuera.
Algunos adjetivos que describen el trabajo de Ow-
Cada época tiene alguna forma artística idónea para ens, pueden trasladarse sin más a la arquitectura de
manifestarla, para ser su portavoz. Si queremos Carme Pinós.
comprender la sensibilidad de los años que llevan a
la Gran Guerra, deberemos preguntarle a la pintura; La ropa de Rick Owens es tribal, como la arquitectu-
al cine, si lo que nos interesa es el mundo del siglo ra de Carme Pinós. Eso no significa que se recubran
XX. Cada época tiene una forma capaz de hablar de quincallería étnica, sino que una chaqueta, un
en nombre de todos y de contaminar al resto. Es mueble o un edificio no son expresión personal,
posible que, en nuestra época, desaparecidas en el invención individual, sino que convocan a la tribu, se
vientre del mercado las viejas artes, hoy máscaras reconocen como acción colectiva. No hay visitante
histriónicas de cuanto fueron, sólo la ropa sea capaz solitario ni dandy singular, sino que va latente la invi-
de mirar cara a cara al mundo y traducirlo. tación a la actividad del grupo, es arquitectura coral.

Una razón más para hablar de ropa y arquitectura: La ropa de Rick Owens es oscura, como la arqui-
¿acaso no es advertible la correspondencia entre tectura de Carme Pinós. No es sólo un bloqueo del
el modo de vestir de Loos, Wright, Le Corbusier, color, ni un modo de dirigir la atención hacia manos
Mies y la arquitectura de cada uno de ellos? Un y rostro, es decir hacia el usuario, sino que, aquí,
traje de Knizé con un dry Martini en la mano, ¿no oscuridad significa sombra, profundidad. Hay ropa
es ya un Mies? ¿Podría vestir cada uno de ellos que toda ella existe en la superficie del tejido, y la
de otro modo? No, no pueden, cuando se trata de hay insondable, como hay arquitectura que coincide
verdaderos arquitectos, es decir de personas cuyo y se agota con su render, y la hay multiplicada en la
oficio es dar sitio y sentido a los gestos humanos: el- superposición inagotable de sus usos.
los mismos no pueden dejar de participar de cuanto
proponen a los demás. Su arquitectura reviste así La ropa de Rick Owens es salvaje, como la arqui-
como ellos se visten. tectura de Carme Pinós. La cristalería fina tintinea y
estalla al paso de un Rick Owens. No hay preciosis-
La definición y el concepto de una arquitectura que mo. El valor de un material o de una forma procede
se nos escape pueden ser percibidos, a veces, aten- de la dificultad de su confección, de la dureza del
diendo al modo de vestir de su autor: es su proyecto corte, del espesor de la chapa. El trabajo, como
cultural, su definición de sociedad y de individuo, su quería Loos, es el de las tijeras, no el de la aguja de
propuesta de envolvente arquitectónico, su modelo coser y el ganchillo. Cuero y hierro.
de forma, su identificación con los materiales, lo que
ahí queda encerrado. La ropa de Rick Owens es un arnés, como de un
caballo o como de un soldado griego. Sugiere una
Carme Pinós, que simultaneó en su juventud el defensa activa contra cualquier hostigamiento. Avisa
estudio de arquitectura con el de corte y confección que habrá respuesta. La arquitectura de Carme
253

Pinós está en su lugar, sin complacencia hacia el


entorno, al que exige la misma dignidad de compor-
tamiento que ella. Alrededor de uno y otra, queda
denunciado lo blandengue.

La ropa de Rick Owens es pagana. No hay


repetición del credo, acomodo a la institución,
cálculo a la rentabilidad futura. Todo es ahora. El
sustantivo con derecho a acompañar a ‘pagana’
es ‘fiesta’: fiesta pagana, puro presente, gozo sin
intermediarios ni delegación, y sí con participantes.
La arquitectura no da la imagen de lo que ha de
ser, sino que hace hacer, ahora. Son cuero y metal,
pero sin ascetismo ni mortificación ninguna. Cuero
y sedas, metal y maderas. El cuero contra la piel
desnuda, el metal contra la carne: ésta le dará su
calor. Una sensualidad irrefrenable recorre y atraviesa
toda la obra de Carme Pinós; una sensualidad que
no es espectacular, sino sentida, presentida, hasta
el punto de diferenciarse de la obra de cualquier otra
arquitectura, incluso de las otras mujeres que hayan
trabajado en arquitectura.

Cuentan que, cuando todo estaba a punto de


empezar, Horatio Greenhough y/o Louis Sullivan acu-
ñaron el lema de “Forms follows function”, la forma
sigue a la función. Ilustraban la frase con la imagen
de un Baltimore clipper, una de aquellas elegantísi-
mas embarcaciones a vela que servían la ruta de la
costa este norteamericana. Cada cuaderna, cada
vela, cada cabo está en su lugar y con su forma
exacta: una ecuación planteada y resuelta entre
tres variables independientes y elásticas: la embar-
cación, el viento y el mar. Pero, ¿hay un ser vivo más
hermoso que un clipper? ¿Ha bailado alguna vez Sa-
lomé con más sensualidad que el velero cortando el
mar? ¿Qué siente el mar cuando la quilla ha rasgado
su piel y se aleja?

Magdalena Jaume, licenciada en Bellas Artes y doctora por la


Universitat de Barcelona; profesora de la Universitat de les Illes
Balears.

Josep Quetglas, arquitecto. Ha sido catedrático de la Universi-


tat Politècnica de Catalunya hasta su jubilación.
ÍNDICE

5
6 PAISAJES ELOCUENTES - Daniela Colafranceschi
8 PENSAMIENTOS QUE ME ACOMPAÑAN - Carme Pinós
12 CUANDO LO CONSTRUIDO HABLA DE QUIEN LO CONSTRUYÓ - Rafael Moneo
14 Polideportivo y piscina descubierta. Mouans-Satoux, Francia.
20 Dos casas unifamiliares. Roses, España.
26 Plaza de toros y centro de ocio. Mostoles, España.
32 Centro cultural. Benidorm, España.
38 Puente peatonal. Petrer, España.
46 A SALTO DE MATA - Pedro Azara
50 Paseo marítimo “Juan Aparicio”. Torrevieja, España.
56 Centro administrativo. Hamelín, Alemania.
62 Instituto “La Serra”. Mollerussa, España.
70 “Parc de ses Estacions”. Palma de Mallorca, España.
78 Hotel Pizota. Puerto Vallarta, México.
84 Torre “CUBE I”. Guadalajara, México.
100 A VISTA DE ÁNGEL - Rafael Argullol
102 Residencia “Maison d’Algerie”. París, Francia.
110 Ciudad deportiva Sarriguren. Valle de Egüés, España.
116 Intervención en el “Lago Verde”. Lanzarote, España.
120 Escuela primaria “Lluis Vives”. Castelldefels, España.
130 Torres Caixa Galicia. A Coruña, España.
136 Vivienda unifamiliar. Barcelona, España.
144 Parque aromático. Torreblanca, España.
152 Edificio de 75 viviendas VPO. Vallecas, España.
160 Pabellón Rio Blanco. Guadalajara, México.
172 Torre “CUBE II”. Guadalajara, México.
186 Edificio universitario de departamentos. Viena, Austria.
204 Caixaforum. Zaragoza, España.
232 CAIXAFORUM. JANO CONTEMPORÁNEO - Daniela Colafranceschi
236 CUIDAR LAS ARTICULACIONES DE LA CIUDAD - Francis Rambert
240 Objects by Estudio Carme Pinós
246 BREVÍSIMA HISTORIA DEL PAVIMENTO HIDRÁULICO - Juan José Lahuerta
250 CARME PINÓS: DOS APUNTES DEL NATURAL - Magdalena Jaume y Pep Quetglas
254 Biografía

View publication stats

Interese conexe